‘La capilla de los niños’, ficción y realidad salvaje

La capilla de los niños, de Perros Daneses
Sala Off
C / Turia, 47. València
25, 26 y 27 de mayo y 1, 2 y 3 de junio de 2018

La compañía valenciana Perros Daneses presenta en la Sala OFF de Valencia ‘La Capilla de los niños’, excepcionalmente escrita y dirigida por Javier Sahuquillo, candidato a los XXI Premios Max 2017 como mejor Dirección. En la interpretación se encuentran Laura Sanchis, candidata también al Max a la mejor Interpretación femenina, y Juan de Vera, protagonizando este original montaje que mezcla realidad y ficción. Esta historia toma como trasfondo uno de los sucesos más trágicos que conmocionaron a la España de los noventa, el famoso crimen de la niñas de Alcàsser, para contarnos una historia personal e íntima a través de la figura de Sahuquillo.

La pieza ha obtenido además el Premio del Público de la VII Edición del Festival Cabanyal Íntim donde desarrolló su trabajo ‘work in progress’ y fue Texto Premiado por el VI Programa de Desarrollo de Dramaturgias Actuales del INAEM.

La capilla de los niños. Imagen cortesía de Sala Off.

La capilla de los niños. Imagen cortesía de Sala Off.

Entre la autoficción y el teatro documental, ‘La  capilla de los niños’ trata la relación  entre nuestro hoy y nuestra memoria a corto plazo. Se fundamenta en la autoficción salvaje y la realidad pública más oscurecida por la memoria colectiva. El individuo lucha contra su  recuerdo, contra el relato que han construido para él y, así, pasado y presente se  abrazan, como la experiencia de lo vivido con la ficción teatral, de una forma siniestra.

Estrenada en el Marco del Festival Tercera Setmana (2017) en el Teatro Rialto de Valencia, ‘La Capilla de los Niños’ llega a su tierra en medio de una gira comenzada en abril, que le ha llevado a visitar las grandes capitales del teatro como Barcelona o Madrid y que finalizará en noviembre.

En los primeros pasos de su gira ha obtenido numerosas críticas y reconocimiento: la ambientación sonora, el magnífico diseño de luces, la escenografía que recuerda la atmósfera palermitana en la que se enmarca la obra, el olor de la pasta siciliana en escena, las referencias directas y simbólicas a la muerte, a las estructuras de poder, a lo cinematogràfico, a lo vouyeur, a la violencia, a la provocación, a lo bello, a Fellini, a Passolini, Borges, a Valle Inclán… Un juego de equilibrios medido que tendrá lugar durante dos fines de semana seguidos, después de casi un año sin pisar la ciudad de Valencia.

La capilla de los niños. Imagen cortesía de Sala Off.

La capilla de los niños. Imagen cortesía de Sala Off.

Despedida con perros

Tercera Setmana. Festival de artes escénicas
Diversos espacios de Valencia
Del 8 al 18 de junio de 2017

Danzarines húngaros, un Quijote espacial y un concierto para perros. Es el sugerente postre del Festival València Tercera Setmana que baja el telón tras diez jornadas de intensa actividad escénica en toda la Comunidad. Un balance positivo, con varios espectáculos llenos a tope y la voluntad de dar un paso más para ser, además de pasarela y escaparate de exhibición, fuente de creación y foco de procesos artísticos. Y, además, el lógico deseo de permanencia. “Ojalá que el crecimiento del festival permita establecer un compromiso seguro por parte de las instituciones públicas más allá del color político de quien gobierne”, dice su director Salva Bolta.

La capilla de los niños, de Javier Sahuquillo. Imagen cortesía de Tercera Setmana.

La capilla de los niños, de Javier Sahuquillo. Imagen cortesía de Tercera Setmana.

La fiesta continúa el fin de semana tanto en salas como al aire libre de este cálido junio. En el Rialto se estrena ‘La capilla de los niños’, de Javier Sahuquillo, galardonado este año con el Premio de la Crítica Literaria de València por su obra Alimento para mastines. En esta pieza reflexiona sobre la telebasura, a traves de un sobrecogedor suceso que impactó en la sociedad, el crimen de las niñas de Alcàcer. “La gente está aturdida por el exceso de información y las redes sociales y necesita historias que le hablen de la realidad y le ayuden a descifrarla”, dice Sahuquillo. También se presentan ‘Les Solidàries’, pieza de teatro político protagonizado por un grupo de anarquistas feministas y ‘Hakanaï’, un psicodélico espectáculo de danza contemporánea con hologramas de  la compañía francesa Adrien M & Claire B.

Acorar. Fotografía de Francesc Meseguer por cortesía de Tercera Setmana.

Acorar. Fotografía de Francesc Meseguer por cortesía de Tercera Setmana.

El sábado llega al Teatre Micalet ‘Acorar’, de Produccions de Ferro. Escrita y protagonizada por Toni Gomila, la obra fue gestada en la efervescencia cultural de la ciudad de Buenos Aires y reflexiona sobre la identidad colectiva de los pueblos. Más allá del folclore, la tribu impone una manera de hacer las cosas y de afrontar la vida. Gomila reflexiona sobre ello con mucho humor en un escenario mínimo, habla sobre la herencia de un pueblo que quiere seguir siéndolo pese a la pérdida de valores culturales.

Oskara. Fotografía de Gorka Bravo por cortesía de Tercera Setmana.

Oskara. Fotografía de Gorka Bravo por cortesía de Tercera Setmana.

En el Principal, también el sábado, a las 21 horas, ‘Oskara’ de Kukai Dantza,  una cuidada producción en la que la danza, la interpretación, el espacio escénico, la iluminación y el vestuario, otorgan un brillo universal a algunos pasajes del folklore vasco. Mitos, tradiciones y símbolos.  Una relectura dirigida por Jon Maya con la elegante voz en directo de Erramun Martikorena, al que han comparado con Sinatra. Ganadora de tres Premios Max, posee toda la fascinación y el atavismo del harrijasotzea (levantamiento vasco de piedras).

El domingo, a las 19 horas en el Teatre Musical, la compañía húngara de danza Hodworks eleva la prosaica realidad liberándola de tabúes. Deseos desnudos, dos hombres y dos mujeres, y todas las combinaciones posibles. ‘Conditions of being a mortal’, es una pieza que sitúa la insoportable levedad del ser en un territorio de goce y disfrute no exento de brutalidad. Las únicas voces son las de sus jadeos, gritos, susurros y la música de Franz Liszt. Un lenguaje universal que la coreógrafa Adrienn Hód ya exploró en la carnal Dawn.

Fantasía Canina.

Fantasía Canina, de Jesús Salvador ‘Chapi’. Imagen cortesía de Tercera Setmana.

Cantata canina

Todo el mundo sabe que el olfato de los perros es mucho más sensible que el humano y que también su oído es más fino. ¿Serán capaces de disfrutar de una buena melodía musical? La respuesta se verá el domingo, a las 19,30, en los Jardines del Palau con la presentación de ‘Fantasía canina’, posiblemente la primera sinfonía compuesta para perros. El compositor Jesús Salvador (Chapi)  escribió un concierto para perros y humanos estrenado y producida en Rafelbunyol en el Projecte Rafel Festival. Pueden asistir todos los perros, excluidas las razas potencialmente peligrosas. Un aforo máximo de 75 canes y 300 personas para corear la pieza. El perro no paga entrada, ventajas por su fidelidad.

Quixote, de Puja! Imagen cortesía de Tercera Setmana.

Quixote, de Puja! Imagen cortesía de Tercera Setmana.

Seleccionado como finalista en la categoría de Mejor Espectáculo de Calle, en los Premios Max 2017, ‘Quixote’, de Puja!, será el colofón del festival en la Plaza del Ayuntamiento, a las 23 horas.  Con una puesta en escena más próxima a ‘La Guerra de las Galaxias’ que a las llanuras manchegas, la obra transcurre en el aire más que en la tierra. Cobijados por media esfera retrofuturista, las acrobacias aéreas y el trabajo interpretativo de los seis performers, junto a la potencia de la música, suponen un sugestivo cóctel narrativo.

Bel Carrasco

Retrato íntimo de una reina

Sofía, de Ignacio García May
Teatro Español de Madrid
Estreno: miércoles 1 de junio de 2016

Es habitual que una actriz se enfunde en regios ropajes para interpretar a una reina histórica o imaginaria. Encarnar a una  soberana viva que, tras reinar durante décadas en España, mantiene incólume su prestigio y ha sabido granjearse el respeto de la gente, la Reina emérita Sofía, es harina de otro costal. Ese es el desafío al que se enfrenta la actriz valenciana Victoria Salvador, protagonista absoluta de Sofía que se estrena el 1 de junio en el Teatro Español de Madrid. Escrita y dirigida por Ignacio García May a partir de un encargo de Juan Carlos Pérez de la Fuente, la obra es un retrato íntimo de la enigmática personalidad de la Reina emérita en el que no se eluden temas escabrosos, como los líos de faldas de su marido Juan Carlos,  la cacería en Botswana o el caso Nóos. A lo largo de la función Salvador realiza una auténtico tour de force desdoblándose en varios personajes: la Reina emérita, su enérgica madre Federica o una cronista de sociedad.

Lola Salvador en una de sus obras. Imagen cortesía de la autora.

Victoria Salvador en una de sus obras. Imagen cortesía de la autora.

“Un reto así sólo puede plantearse desde una palabra que es sacrosanta para nosotros los actores: la concentración”,  dice Salvador. “Hay que estar absolutamente concentrado para recorrer el itinerario de palabras, emociones, acciones que constituyen el texto teatral. Es como un viaje: lo emprendes con la decisión y la energía necesarias para que los espectadores te sigan en ese recorrido vital que vas a compartir con ellos en esa hora larga. Y me preparo adquiriendo seguridad y soltura en cada ensayo, pasando cada día el texto en mi cabeza, animándome con el estímulo que supone contar a los demás una hermosa historia. Está siendo un trabajo muy enriquecedor para mí. Desde el primer momento, May ha ido dándome claves para entender el tipo de interpretación que desea, y también me ofrece un tipo de acciones escénicas y de músicas que me ayudan mucho a entrar en la acción del texto. Es una relación muy fluida en la que los dos estamos muy abiertos a lo que propone el otro”.

Desde niña a María Victoria o Mavi, como la llamaban entonces, le encantaba disfrazarse y sorprender a su familia y amigos. Un traje de marciano, confeccionado por ella misma y otro de oveja hecho con ayuda de su abuela Pepa, fueron sus primeros atuendos teatrales. En esta ocasión la diseñadora de vestuario Almudena Rodríguez Huertas se encarga de darle un look apropiado a base de joyas y complementos, aunque no existe una deliberada intención de que se parezca a Sofía, al contrario. Fue elegida por este papel porque no guarda ninguna semejanza fisonómica con ella, además de ser una excelente actriz con potencial necesario para llevar adelante el exigente proyecto. Que no sea una cara famosa (todavía) también jugó a su favor.

“El papel llegó a mí a través del ayudante de dirección de Ignacio García May que es Javier Sahuquillo,  mi director, junto a Gonzalo Azcona en una obra llamada Nagg i Nell que estrenamos en Valencia el noviembre pasado. Javier le habló al director de mí como posible candidata al papel; él vio el vídeo de la función, le pareció que me ajustaba al perfil de la actriz que estaba buscando y contó conmigo. Mi primera impresión que se mantiene todavía es la de un regalo caído del cielo pues supone una gran oportunidad presentarme en Madrid con un papel de este calibre”.

Lola Salvador, en escena. Imagen cortesía de la autora.

Victoria Salvador, en escena. Imagen cortesía de la autora.

Salvador confiesa que nunca ha tenido una visión demasiado hecha sobre Sofía por lo que no ha interferido en su trabajo. “No soy gran lectora del ¡Hola!, sólo leo esta revista de vez en cuando en la peluquería, y voy muy poco. A la peluquería, digo. Pero bueno, siempre me ha parecido una mujer muy elegante, muy correcta, muy discreta. Algunas cosas que he sabido de ella, como que es vegetariana, me han hecho gracia pues yo misma lo he sido durante mucho tiempo. Es verdad que he leído algún libro sobre su vida para conocerla más antes de interpretar su vida. Pero el trabajo de esta función no es exactamente interpretar a la persona real en sus dos acepciones, de realidad y de realeza, sino más bien encarnar unas palabras que hablan de ella”.

La lectura de El teatro y su doble de Antonin Artaud en un viaje a Formentera catalizó su vocación dramática y decidió presentarse a las pruebas para entrar a la Escuela de Arte Dramático de Valencia. “Quería que el teatro me ayudara a conocerme más a mí misma, a expresar la auténtica persona que habitaba en mí y que el miedo, la inseguridad y mi congénita timidez no me permitían mostrar”, confiesa. “Entré en el teatro por la vena mística, como si a través de aquel ritual fuera a revelárseme el conocimiento de mí misma, mi auténtica esencia”.

Lola Salvador, en una de sus obras. Imagen cortesía de la autora.

Victoria Salvador, en una de sus obras. Imagen cortesía de la autora.

Como si se tratara de una premonición del futuro que le esperaba, siendo una entusiasta veinteañera  siguió en el Teatro Español un taller de teatro clásico impartido por José Luis Gómez en el que participaron actores de gran prestigio como Joaquín Hinojosa, Isabel Ordaz y Antonio Banderas, “que tuvo que irse a rodar una película”, recuerda.  Con 23 años debutó en el Escalante interpretando a Toneta en El malat imaginari, una versión de la pieza de Molière dirigida por Carles Alfaro con quien colaboró en Moma Teatre y otros proyectos. “Durante los tres primeros minutos en escena tenía la boca seca como el esparto, no sé cómo conseguía articular palabra”, comenta.

“Pero poco a poco fui cogiendo confianza y empecé a salivar. Es algo que aún ahora en determinados momentos me ocurre. El exceso de tensión bloquea las glándulas salivares y hasta que la cosa no se relaja, hablar se convierte en una proeza. Aquella mi primera aparición en escena fue reveladora: me impregné de la presencia del público, sentí que el teatro es un maravilloso acto de comunicación donde se une la energía del actor y la del espectador y se alimentan mutuamente. Yo sentía la energía de ese público y me cargaba de ella para devolverla crecida con mi propia energía. Tanto era así que incluso el final de la función, que apenas estaba ensayado, supe cómo hacerlo y mis últimas intervenciones salieron redondas, contundentes”.

En busca de nuevos horizontes y de una didáctica teatral más completa  siguió unos cursos en Milán  con el gran maestro Strehler. Su trayectoria ha estado unida a la compañía Pavana de Rafa Calatayud cuyo último montaje fue Hora y media de retraso de Gerald Syblerias. También ha trabajó recientemente con Lola Moltó en una comedia de Vicente Marco dirigida por Manuel Maestro, Si yo fuera rica montada con una compañía formada  para la ocasión, Guanchuzrí. Esta año hizo  bolos con La Hostalera de Goldoni, dirigida por Vicente Genovés, producción de Culturarts, y con Nagg i Nell, de Laura Sanchis, dirigida por Gonzalo Azcona y Javier Sahuquillo, de Perros Daneses por la que  estuvo nominada al premio de  la Asociación de Actores Valencianos (AAPV). Esta vez lo ganó Juli Mira, pero ella lo obtuvo hace unos años.

Lola Salvador. Imagen cortesía de la autora.

Victoria Salvador. Imagen cortesía de la autora.

Bel Carrasco

Europa, cabaret del desencanto

Europa, cabaret del desencant
Escena Erasmus
Centre Cultural La Nau de la Universitat de València
C / Universidad 2. Valencia
Sábado 4 de julio 2015, a las 22.30 horas

En el verano de 1932, Federico García Lorca y Eduardo Ugarte, con el apoyo del gobierno de la Segunda República, pusieron en marcha La Barraca, un grupo ambulante de actores universitarios  que llevaban el teatro clásico a las zonas más deprimidas de la península Ibérica. En 2009,  surgió en la Universitat de València Escena Erasmus, un proyecto que recoge el testigo de aquella iniciativa cultural pero con un contenido más amplio, pues los actores y actrices que participan proceden de distintos países de Europa con el único requisito de estar disfrutando una beca Erasmus.

Aunque la crisis económica redujo su radio de acción, no logró enterrar esta singular iniciativa que ha sido copiada por otras universidades europeas como la de Cagliari, Padua, Marburg y Ankara. Cada curso se elige una pieza específica, casi siempre un clásico adaptado a los tiempos actuales, sobre la que los alumnos y actores trabajan.

Escena Erasmus y su Europa, cabaret del desencant. Imagen cortesía de la Universitat de València.

Escena Erasmus y su Europa, cabaret del desencant. Imagen cortesía de la Universitat de València.

Este año una pieza informal y desenfadada con un toque musical al estilo cabaret sirve para poner en solfa las políticas de austeridad imperantes en Europa. Europa, Cabaret del Desencant, es el grito esperanzado de unos jóvenes convencidos de que es posible forjar un futuro mejor, aunque la Europa que habitan incite al desencanto. Desde su perspectiva personal cuentan las miserias de su país en un espectáculo con muchos contrastes cuyo formato es un alegre cabaret berlinés. Destapa el lado más acre de la realidad europea: la austeridad, la crisis, la inmigración, la desigualdad, la injusticia, etcétera.

Aparte de la puesta en escena y representación teatral propiamente dicha, Escena Erasmus supone una inmersión de los estudiantes y actores en la vida de los pueblos que visitan. Un estimulante intercambio entre los jóvenes europeos y los habitantes de distintas zonas rurales que favorece a ambas partes. Por otra parte, se da una sinergia con la escena teatral valenciana como demuestra la colaboración de dramaturgos de la tierra que participan este año en la escritura de los textos.  Son: Maribel Bayona, Xavier Puchades, Guada Sáez, Patri Pardo, Eugenia Sancho, Pasqual Alapont, Javier Sahuquillo, Josep Lluís Sirera y Daniel Tormo.

Europa, cabaret del desencant. Imagen cortesía de la Universitat de València.

Europa, cabaret del desencant. Imagen cortesía de la Universitat de València.

Once actores, seis pueblos

El pasado fin de semana se inició en Gátova la gira estival de Escena Erasmus en la que participan once actores y actrices de diversos países europeos. Nueve son mujeres, las más exóticas una de Bulgaria y otra de la República Checa, y por una vez no hay italianos entre los estudiantes e intérpretes. Con una obra crítica sobre la actual política de austeridad, Escena Erasmus recorrerá seis municipios valencianos: Alcublas (28 de junio), L’Eliana (1 de julio), Ontinyent (2 de julio), Cullera (3 de julio) y Montesa (5 de julio). En el Centre Cultural La Nau se representará el día 4 de julio, a las 22.30 horas, dentro del Festival Serenates 2015.

Esta iniciativa es posible gracias al apoyo de la Universitat de València y del Área de Cultura de la Diputación de Valencia. Desde 2010, más de 20.000 personas han visto los espectáculos en las distintas giras en las que han participado a lo largo de la geografía española. Desde hace tres años recorren municipios valencianos. Hasta la actualidad se han llevado a cabo más de 40 representaciones en la provincia de Valencia que han sido vistas por 8.000 espectadores.
Además de la implicación de distintos vicerrectorados de la Universitat de València (Cultura e Igualdad, Internacionalización y Cooperación, Participación y Proyección Territorial), el proyecto cuenta con el patrocinio de la Fundació General de la Universitat de València y la colaboración de la Fundación SGAE.

Escena Erasmus. Cortesía de la Universitat de València.

Escena Erasmus y su Europa, cabaret del desencant.  Cortesía de la Universitat de València.

Bel Carrasco

Russafa Escènica reestrena siete de sus obras

Ciclo Russafa Escènica
Sala José Sancho del Teatre Rialto
Plaza del Ayuntamiento, 4. Valencia
Hasta el 31 de enero, 2015
Jueves y domingo, a las 19.00h. Sábados, a las 20.30h. Precio: de 5 a 10€

Russafa Escènica, el festival de otoño de las artes escénicas en Valencia, comienza el año con la presentación del ‘Ciclo Russafa Escénica’ en el Teatro Rialto de Valencia que se extenderá hasta el 31 de enero. Un proyecto creado en colaboración con CulturArts y compuesto por seis de los estrenos absolutos que se pudieron ver en su cuarta edición el pasado mes de septiembre, más la incorporación de ‘Troya’, producción propia del festival estrenada en 2013.

Atilio y Blanquita, de Juan Mandli. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Atilio y Blanquita, de Juan Mandli. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Las tablas de la sala José Sancho acogerán un conjunto de propuestas que, en concordancia con la filosofía del festival de innovar y buscar nuevas formas de hacer teatro, fueron creadas para desarrollarse en formatos reducidos y espacios no convencionales como talleres, galerías de arte, estudios y pequeños comercios ubicados en el tradicional barrio valenciano de Ruzafa, cuya principal peculiaridad es la relación que se establece entre público y artistas.

De esta forma, las obras que componen el ciclo han sido readaptadas para responder al esquema propio del teatro a la italiana, lo que supone para las compañías participantes una oportunidad de consolidar sus propuestas y de abrirse a un nuevo público.

Fedra, de Javier Sahuquillo. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Fedra, de Javier Sahuquillo. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Entre las piezas seleccionadas hay un protagonismo de las tragedias griegas como ‘Edipo VLC’, dirigida por Ximo Flores e interpretada por la compañía Teatro de los Manantiales; ‘El eco de Antígona’ dirigida por Tannina;  ‘Fedra’, obra de Javier Sahuquillo y la compañía Perros Daneses y ‘Troya, la conquista de la felicidad’, de la mano de Chema Cardeña. Pero también se incorporan al cartel propuestas de danza como ‘Dementiae-La Folie’, una reinterpretación de ‘El Carnaval de los animales’ dirigido y coreografiado por Toni Aparici; de cabaret  como ‘Motel Damm’ de Lucía Aibar al frente de Volandera Teatre, y de teatro textual como ‘Atilio y Blanquita’, bajo la dirección de Juan Mandli con la compañía Tributeatro.

Dementiae-La Folie, de Toni Aparisi. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Dementiae-La Folie, de Toni Aparisi. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Con el propósito de acercar el teatro al mayor público posible, el ciclo Russafa Escénica con la ayuda de CulturArts hará descuentos a grupos y también a quienes presenten los carnets +Cultura, Jove, Universitario y Tercera Edad. Por otra parte, el ciclo incluirá una serie de sesiones ‘aftertalk’ después de los pases, organizados para alumnos de las distintas universidades y escuelas de teatro valencianas.

Russafa Escènica es un festival de carácter social y espíritu innovador que se ha consolidado en sus cuatro años de existencia como el festival por excelencia de las artes escénicas de nuestra comunidad y tiene el reconocimiento de ser el primer festival interdisciplinar nacido en España que fusiona las artes escénicas con las plásticas. Con todo ello, en su pasada edición logró congregar a más de 10.300 personas.

Programa del Ciclo Russafa Escènica:

Jueves 8. Edipo VLC, de Ximo Flores. 19 horas

Sábado 10. El eco de Antígona, de Taninna. 20.30

Jueves 15. Atilio y Blanquita, de Juan Mandli. 19.00

Sábado 17 y domingo 18. Troya, de Chema Cardeña. 20.30 (sábado) y 19.00

Jueves 22. Fedra, de Javier Sahuquillo. 19.00

Sábado 24. Motel Damm, de Lucía Aibar. 20.30

Sábado 31. Dementiae-La Folie, de Toni Aparisi. 20.30

Motel Damm, de Lucía Aibar. Cortesía de Russafa Escènica.

Motel Damm, de Lucía Aibar. Cortesía de Russafa Escènica.

Mentides o la ilusión por sobrevivir de Assaig

Mentides, de Assaig, Grup de Teatre de la Universitat de València
Dirección: Pep Sanchis
Texto: Maria Josep del Amo y Miquel de Val
Sala Matilde Salvador de La Nau
C / Universitat, 2. Valencia
Días 30 de abril y 2 de mayo, a las 19.30h

Assaig (Grup de Teatre de la Universitat de València) estrenó ayer, en la Sala Matilde Salvador del Centre Cultural La Nau, su nuevo montaje Mentides, un texto de Maria Josep del Amo i Miquel de Val, bajo la dirección de Pep Sanchis. La obra se representará también los días 30 de abril y 2 mayo. Todas las funciones comienzan a las 19:30 horas. La entrada -para los tres días- es gratuita con invitación que habrá que recoger desde una hora antes del inicio en la conserjería de La Nau.

Cartel de la obra 'Mentides', de Assaig, Grup de Teatre de la Universitat de València, dirigida por Pep Sanchis. Imagen cortesía de La Nau.

Cartel de la obra ‘Mentides’, de Assaig, Grup de Teatre de la Universitat de València, dirigida por Pep Sanchis. Imagen cortesía de La Nau.

“¿Quién no se engaña alguna vez en la vida o engaña a otros?”, se pregunta Pep Sanchis. Esta obra nos invita a reflexionar sobre el miedo a la soledad, la necesidad de la esperanza, del amor o de las ilusiones fugaces para sobrevivir. A su vez, cada uno percibe la realidad de los otros a su manera y también la propia, y esto plantea Mentides. Porque, según explica Sanchis, los personajes, “no son mentirosos, pero construyen ficciones”, y se aferran a estar, para subir a algún tren en esta estación que es la vida.

La estación de tren, como metáfora vital, es el escenario elegido para recrear esta atmósfera donde el viaje, a veces es compartido por gusto o a la fuerza.

Más de veinte años del Grup de Teatre de la Universitat

A lo largo de más de veinte años de trayectoria (1990), más de mil estudiantes de la Universitat de València han pasado por los talleres y espectáculos de Assaig. Estos talleres sirven para elegir a los actores y las actrices que formarán parte del reparto de cada montaje. Durante este tiempo, Assaig (Grup de Teatre de la Universitat de València), dirigido por Pep Sanchis, ha representado una veintena de montajes diferentes y ha ganado distintos premios, entre los que destaca el Premi de Teatre Vila de Mislata.

Estas historias las han escrito autores relevantes en nuestra literatura, tanto clásicos (Joanot Martorell, Joan Timoneda, William Shakespeare o Tirso de Molina) como contemporáneos (Max Aub, Joan Brossa, Sergi Belbel, Yukio Mishima, Francesc Pereira, Quim Monzó, Carles Pons, Rodolf y Josep Lluís Sirera, Juli Disla, Jorge Picó, Arturo Sánchez, Xavier Puchades, Anna Marí, Patricia Pardo, Javier Sahuquillo y Laura Núñez, entre otros.

Detalle del cartel anunciador de la obra 'Mentides', del grupo de teatro Assaig. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Detalle del cartel anunciador de la obra ‘Mentides’, del grupo de teatro Assaig. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

 

Homenaje a Estellés en Sala Russafa

Un entre tants, de Vicent Andrés Estellés, por la compañía Perros Daneses Dirección: Javier Sahuquillo
Sala Russafa
C / Denia, 25. Valencia
Del 1 al 3 de mayo, a las 20.30h.

La compañía valenciana Perros Daneses otorga una nueva vida a los versos del escritor y periodista valenciano Vicent Andrés Estellés. Un entre tants es su particular homenaje a una de las figuras más reivindicativas de la lengua y cultura valenciana. Sala Russafa estrena el cuarto espectáculo de esta joven compañía local, surgida de los cursos de interpretación del Teatre Escalante. Una propuesta que muestra su maduración creativa y para la que han contado con la colaboración del Ayuntamiento de Burjassot, ciudad donde nació Estellés.

En Un entre tants (1-3 de mayo), Gonzalo Azcona y Javier Sahuquillo proponen una dramaturgia que combina el teatro con la poesía, utilizando la expresión corporal para dar vida a las palabras del poeta valenciano. Pasajes biográficos, versos e historia se unen en una puesta en escena imaginativa, con un fuerte componente visual.

Los cuerpos y movimientos de los actores Pau Gregori, Santiago Martínez, Laura Sanchis, José Juan Sevilla y Paloma Villardepablo ofrecen nuevos matices y potencian la expresividad de los poemas en una original pieza en la que los versos de Estellés se hacen corpóreos, encontrando sobre las tablas una nueva voz, distinta a la que ofrece la lectura silenciosa de sus libros.

Escena de 'Un entre tants', de Vicent Andrés Estellés, por la compañía valenciana Perros Daneses. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘Un entre tants’, de Vicent Andrés Estellés, por la compañía valenciana Perros Daneses. Imagen cortesía de Sala Russafa.