La voz de las vencidas

Troyanas, de Carme Portaceli
Sagunt a Escena
Teatre Romà de Sagunt (Valencia)
Jueves 3 y viernes 4 de agosto de 2017

Dar voz a las mujeres de los pueblos vencidos a lo largo de las innumerables guerras de la historia. Expresar sus lamentos y también su resistencia ante las pérdidas y el dolor. La plena vigencia de los clásicos se muestra en la pieza ‘Troyanas’, dirigida por la valenciana Carme Portaceli y protagonizada por Aitana Sánchez-Gijón, Ernesto Alterio, Maggie Civantos, Alba Flores, Gabriela Flores, Miriam Iscla y Pepa López. Tras su estreno en el Grec y Mérida con gran éxito se representa el 3 y 4 de agosto en Sagunt a Escena sobre una versión de Alberto Conejero de la obra de Eurípides.

“En Troyanas damos voz a todas esas mujeres míticas que los ganadores se repartieron después de la guerra de Troya como un botín, decidiendo impunemente sobre su vida y su futuro”, dice Portaceli. “Les pedimos que se expliquen, porque, además de sufrir un trato violento e injusto,  pasaron a la Historia como si ellas hubieran elegido su destino con gusto y placer, o con maldad.  Queremos darles la oportunidad de que nos expliquen qué pasó de verdad, qué sintieron. Y después de haberlas escuchado, tendremos, finalmente, la oportunidad de juzgarlas”.

Troyanas, de Carme Portaceli. Imagen cortesia de Sagunt a Escena.

Troyanas, de Carme Portaceli. Imagen cortesia de Sagunt a Escena.

La obra comienza tras el saqueo de Troya, cuando los vencedores están a punto de partir y las troyanas están siendo sorteadas. Hécuba muestra la desesperación de los vencidos y pregunta por el destino de cada troyana que no puede ser otro que ser malcasada con uno de los vencedores. Casandra, Helena, Andrómaca, Hécuba, Políxena, Clitemnestra, Ifigenia, Hermione, las mujeres del pueblo aterrorizadas ante el destino que les aguarda. Y Taltibio, el pobre mensajero que recibió las órdenes y el dolor que producían.

Es la tercera vez que Portaceli dirige en el Teatro Romano. Muy joven presentó un Shakespeare y el año pasado estuvo con ‘Només són dones’,  ganadora este año de dos Max, a la Mejor Dirección (la segunda vez en 20 años que lo recibe una mujer) y al Mejor Espectáculo.  Entre sus proyectos para la próxima temporada,  ’Frankenstein’ un montaje del Teatre Nacional de Catalunya (TNC), versión de la novela de Mary Shelley de Guillem Morales y ella misma, y una zarzuela estreno mundial, ‘Policías y ladrones’, de Alvaro del Amo con música de Tomás Marco.

Troyanas, de Carme Portaceli. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Troyanas, de Carme Portaceli. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Tras más de sesenta montajes a su espalda Portaceli reconoce que “cada obra es un reto especial, como si nunca hubieras hecho otra en la vida, casi como si fuera la primera vez. En este caso era un reto complicado cómo transmitir el texto de forma directa al corazón, transmitiendo la actualidad que tiene hoy, dejando salir únicamente la esencia y, a la vez, crear un escenario lleno de imágenes que representen el mundo en el que vivimos”.

De Sánchez-Gijón, con quien ya ha trabajado en otras ocasiones, destaca que “es una gran actriz, una mujer que ha dedicado su vida entera a esta profesión arriesgándose cada momento, tirándose de cabeza a cualquier lenguaje nuevo, llena de sentido común, de vida y de inteligencia. Me encanta trabajar con ella. Tiene una especie de bicho en el pecho que ves cómo sale y piensas: ahí está.

La escenografía de Paco Azorín se inspira en imágenes de ciudades sirias como Alepo o Hula asoladas por la guerra, ¿Qué es lo que no ha cambiado desde tiempos de Troya? “El trato a las mujeres como botín de guerra, como esclavas sexuales, las violaciones masivas, etcétera, son cosas que, desgraciadamente, siguen existiendo”. responde Portaceli. “Hoy se sabe aunque no se hace mucho eco de ello. Pero ya hay muchas voces que se levantan contra esto y muchas mujeres que hablan de la injusticia y la ilegalidad de este comportamiento indeseable. Hoy hablamos de los refugiados, pero nadie nombra siquiera que las mujeres sirias están sufriendo violaciones y violencia en este éxodo vergonzoso que vemos cada día, como si ese fuera un problema menor ante el hambre de los niños, la injusticia hacia un pueblo desgraciado que tiene que huir de su país. ¡Las mujeres y las niñas no pueden ni ir al baño por la noche en los campos de refugiados! Hay mujeres a las que queman vivas por no querer tener sexo con los yihadistas y no se dice en las noticias”.

Troyanas, de Carme Portaceli. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Troyanas, de Carme Portaceli. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Del cúmulo de discriminaciones y vejaciones que todavía sufre la mujer los que más le irritan  son los que tienen que ver con los abusos sexuales, “esas actitudes en las que, después de sufrir la violencia, siempre queda en el aire la pregunta de si ella quería, si le apetecía. También me irrita lo enfadados que están algunos señores porque salgamos a los espacios públicos, que nos digan qué tenemos que hacer, por qué tenemos que luchar, de qué manera,  para poder acercarnos a la ‘verdad’”.

Que las mujeres también vayan a la guerra como soldados y pilotos le  parece “una película de ciencia a ficción”. “Todo el mundo puede hacerlo todo pero hay cosas que no valen la pena para nadie, ni hombres ni mujeres. De todas maneras, creo que la presencia de mujeres en el mundo de los hombres siempre es buena porque, por una cuestión de educación, podemos ayudar a humanizar las cosas, a ponernos en el lugar del otro, a mirar un poco más a largo plazo, a imprimir otra escala de valores que creo que harían más feliz a los seres humanos. Y eso también limará el exceso de testosterona, que como ya hemos visto no tiene consecuencias muy positivas”, concluye la directora valenciana.

Carme Portaceli

Carme Portaceli. Imagen cortesía de la autora.

Bel Carrasco

Clásicos y héroes

Sagunt a Escena
Teatro Romano de Sagunto y otros espacios
Del 18 de julio al 8 de septiembre de 2017

La ciudad que se ganó a sangre y fuego la reputación de heroica se llena este verano de clásicos, de héroes y de antihéroes, lema de la 34 edición del festival que cubre los meses más cálidos del año. “Estamos en un momento en el que deberíamos reflexionar cómo creamos a nuestros héroes y antihéroes”, dice Juan Vicente Martínez Luciano, director del evento. “Y los clásicos nos ayudan a pensar en ello. Nuestro propósito es mostrarlos con nuevos lenguajes escénicos”.

Con un sustancioso cóctel de grandes figuras que incluye a Carme Portaceli, Aitana Sánchez Gijón, Silvia Pérez Cruz, Mario Gas, Joan Amèric o Ximo Tébar, entre otros artistas, Sagunt a Escena ofrece más de 50 días repletos de propuestas, 32 espectáculos de teatro, danza, música y circo, entre el 18 de julio y el 8 de septiembre. Con una trayectoria consolidada en torno al relato, el festival aspira, en palabras de su director, “a ser más que un escaparate de grandes espectáculos y generar conocimientos y reflexión”. Mérida, Almagro o el Grec son los ejemplos a seguir.

Escena de Sukei a Naima. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Escena de Sukei a Naima. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Se inició con una serie de piezas protagonizadas por mujeres. De Sukei a Naima, coproducción del Institut Valenciá de Cultura y La Dependent, un texto de la dramaturga alcoyana Gemma Miralles, dirigido por Cristina Lügstenmann, que  profundiza en la pérdida de la identidad y la cultura de los moriscos tras su expulsión y aborda diversas temáticas relacionadas con las migraciones, los desplazados, la integración y el perdón.   Siguió Silvia Pérez Cruz, Vestida de nit, y el ballet Man Ray inspirado en el fotógrafo surrealista, que fue también bailarín, y su relación con sus  modelos. Como muestra de espectáculos fronterizos entre el teatro, la danza y otras disciplinas, Amazonas de la compañía Andanzas, dirigida por Juana Casado, que se presenta con carácter de estreno absoluto el 26 de julio.

Tras un intervalo musical, la Jove Orquestra de la Generalitat  y el flamenco de  Israel Galván, La Fiesta, llega a principios de agosto el plato fuerte del menú: Troyanas, Calígula, Dead Hamlet y Tao Dance Theatre con 6 y 7 máximo exponente de la danza minimalista.

Troyanas. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Troyanas. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Víctimas y verdugos

Las mujeres no iban a luchar pero el destino que esperaba a las del pueblo vencido era incluso peor que el de los hombres. Convertidas en botín de guerra, las derrotadas acababan sometidas y ultrajadas como esclavas sexuales. El grito de las troyanas viaja a través de los siglos hasta la ciudad siria de Alepo en el montaje dirigido por la valenciana Carme Portaceli y protagonizado por Aitana Sánchez-Gijón en el papel de Hécuba, que se estrenó en Mérida y estará en Sagunto el 3 y 4 de agosto.

Con escenografía de Paco Azorín inspirada en una dramática imagen de Hula, otra ciudad siria arrasada por la guerra, y sobre un texto de Alberto Conejero, la pieza da voz a esas mujeres vencidas que claman por sus hijos, maridos y padres muertos. Sobre su dolor se alza la fortaleza de Hécuba que las insta a la resistencia dándoles un aliento de esperanza.

Cartel de Calígula. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Cartel de Calígula. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

El Calígula nihilista de Albert Camus dirigido por Mario Gas y protagonizado por Pablo Derqui es otro peso pesado del festival, el 18 y 19 de agosto. Camus se inspiró en la compilación de biografías de Suetonio, Vida de los doce césares, pero sin cargar las tintas en la figura del emperador famoso por su locura y depravación. Su texto ahonda en el absurdo existencial, la enajenación metafísica, el sufrimiento y la lógica del poder. Tras la muerte de su hermana y amante, Drusila, el caprichoso tirano somete a sus súbditos a una serie de aterradoras demostraciones de lo que él considera su verdad absoluta.

Dead Hamlet. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Dead Hamlet. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Entre ambos títulos, el 12 de agosto, aterriza una vistosa versión libre de Hamlet para teatro físico y danza a cargo de Sennse Teatro Laboratorio, Dead Hamlet. Ataviados con un impresionante vestuario, los intérpretes encarnan la venganza, la traición, la hipocresía, la locura…Son fantasmas en una oscura pesadilla en la que todos están muertos o agonizando, pero anhelando una vida auténtica.

Tao Dance Theatre. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Tao Dance Theatre. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Como muestra de espectáculos internacionales, la mencionada danza china de Tao Dance Theatre y el estreno de la ópera La Brecha (3 de septiembre), una apuesta por la internacionalización que se quiere consolidar en futuras ediciones. Dirigida por Paco Azorín, esta ópera cuenta  con patrocinios públicos y privados de  relevancia como la del Parlamento Europeo o la Fundación Hulencourt.

Bel Carrasco

Arden, el que a buen árbol se arrima…

20 años de la compañía Arden
Exposición comisariada por Isabel Mañas
Jueves 16 de abril
Gala conmemorativa
Viernes 24 de abril
Sala Russafa
C / Dènia, 55. Valencia

La compañía Arden toma su nombre de un bosque cercano a la ciudad natal de Shakespeare, Stratford-upon-Avon, del que hoy día solo queda un árbol. Desde 1995, cuando la fundaron Juan Carlos Garés y Chema Cardeña, el panorama cultural nacional y valenciano también se ha ido despoblando. Pero, como el árbol del bosque por el que paseó el dramaturgo inglés, esta formación veterana de la escena valenciana resiste y celebra su vigésimo aniversario con una exposición y una pequeña gala.

En dos décadas ha llevado a escena 24 montajes que incluyen grandes éxitos como ‘La puta enamorada’, ‘El idiota en Versalles’, ‘RIII’, ’8 Reinas’ o la reciente ‘Alicia en Wonderland’, entre otros. Espectáculos en los que ha ofrecido nuevas visiones sobre personajes históricos entre los que se encuentran William Shakespeare, Isabel La Católica, Molière, Velázquez, Casanova, Sócrates o Robespierre y por los que ha recibido más de 70 reconocimientos en certámenes nacionales y autonómicos como los Premios de las Artes Escénicas de la GV, los Premios Abril, los Premios Max Aub, el Premio de la Crítica de Barcelona y los Premis Butaca, así como los Premios Max.

La compañía Arden al completo. Fotografía: Juan Terol. Cortesía de Sala Russafa.

Imagen de los profesionales técnicos, artísticos y administrativos de la compañía valenciana Arden Producciones. Fotografía: Juan Terol. Cortesía de Sala Russafa.

Dos décadas en las que han contado con la colaboración de grandes profesionales de las artes escénicas valencianas, nacionales e internacionales, como Michael McCallion, Carme Portaceli, Vicent Vila, Carles Alfaro o Josep Solbes, entre muchos otros, ya que sólo la lista de actores que ha intervenido en sus montajes incluye a nombres destacados de la escena valenciana como Amparo Vayá, Toni Aparisi, Juan Mandli, Josep Manel Casany, Ruth Lezcano, Rosa López, Jerónimo Cornelles, Pascual Peris, Álvaro Báguena, Enric Juezas, Rafa Alarcón, Iria Márquez y un larguísimo etcétera.

Además, la formación ha impulsado la creación de Sala Russafa, un centro cultural con 2.000 m² destinados a la producción, docencia y exhibición de las artes escénicas. Y, sobre todo, Arden ha sobrevivido al teatro. “Mantener viva una compañía teatral en Valencia durante 20 años es casi un milagro, así que queremos celebrarlo”, reconoce Cardeña. Su aniversario coincide con el de formaciones como Albena, La Hongaresa o El Micalet. “A mediados de los años 90 se desmanteló el Centro Dramático de la Generalitat y los profesionales de las artes escénicas nos dimos cuenta de que teníamos que generar nuestras propias compañías para poder trabajar en Valencia. La suerte es que aquella cantera era increíble y de allí surgió gente que hoy día, a base de mucho esfuerzo, seguimos en pie” apunta el dramaturgo, profesor, actor y director.

La otra cara reconocible de Arden es Juan Carlos Garés, aunque todavía hay quien no los distingue. “Cuando no nos conocíamos, la gente me confundía con Chema, me decía que me había visto en obras en las que salía él, era bastante curioso. Al fin nos encontramos y supe que a él le pasaba lo mismo, hasta me enseñó el borrador del primer acto de una obra inspirada en aquella situación. Era el germen de ‘La Estancia’, que se convirtió en nuestro primer espectáculo y fue uno de los momentos creativos más bonitos de mis 33 años en esta profesión”, recuerda Garés.

Escena de 'La puta enamorada', una de las obras de Arden Producciones.

Escena de ‘La puta enamorada’, una de las obras de Arden Producciones.

A sus 50 años, sigue teniendo las mismas inquietudes que cuando empezó: “Sin carácter emprendedor, es absurdo querer dedicarse a las artes escénicas porque en esta profesión hay que buscarse la vida. Lo bueno es que estamos en contacto con la gente joven, tanto en la Sala como en nuestros montajes, donde intentamos que siempre haya un nuevo talento entre el reparto, y vemos que hay relevo en las nuevas generaciones “, afirma el actor y productor.

La tercera pata de la compañía, quizá menos visible, es el músico David Campillos. “Empecé a trabajar con Arden cuando cumplían diez años y una década más tarde he de reconocer que me han permitido crecer muchísimo profesionalmente”, comenta Campillos, quien se dedica a la producción y gestión tanto del centro cultural como de la compañía, siendo responsable de la programación de conciertos en Sala Russafa y de la ambientación musical de muchas de las piezas de Arden. “Solo pongo la cara cuando salgo al escenario para tocar en algunos montajes, el resto del tiempo estoy en los miles de detalles que necesita una obra para salir a escena cada día. La gente no se imagina cuánto trabajo supone, pero los que nos quedamos en las bambalinas también estamos enganchados al veneno del teatro” reconoce el tercer socio de la compañía valenciana.

Elenco de 'Alicia en Wonderland', obra de Arden Producciones.

Elenco de ‘Alicia en Wonderland’, obra de Arden Producciones.

Exposición y gala conmemorativa

Con la apertura en 2011 de Sala Russafa, Arden ha podido llevar a las tablas propuestas con mayor riesgo artístico y económico, haciendo evolucionar el sello de esta compañía de autor, que va a la raíz del teatro, centrando el peso de las producciones en el texto y la interpretación actoral. “Creo que es inevitable evolucionar si estás 20 años creando espectáculos, pero nuestras obras siguen teniendo un carácter propio y muy reconocible”, afirma Cardeña, dramaturgo y director artístico de la compañía. El suyo es teatro que se inspira en el pasado, retomando personajes históricos, autores y estilos del teatro clásico, combinando realidad y ficción. Las obras de Arden miran atrás para entender el presente y ofrecer un punto de vista con el que enfrentarse al futuro.

“El nuestro lo vemos complicado, sinceramente. Lo llevamos viendo así desde que empezamos, pero ahora la precariedad de las artes escénicas es muchísimo mayor, así que queremos celebrar este aniversario porque no sabemos si vendrán otros después”. Para hacerlo, el 16 de abril inauguran una pequeña muestra comisariada por Isabel Mañas en la que se incluyen carteles originales, recortes de prensa, vestuario, galardones y fotografías que sintetizan la experiencia de las más de 2.000 funciones que ha ofrecido la compañía valenciana desde el 95 en ciudades de toda España y en giras por Latinoamérica.

Además, el 24 de abril realizarán en el centro cultural de Ruzafa una pequeña gala en la que harán repaso a su trayectoria con la colaboración de una veintena de representantes de la escena valenciana entre los que se incluyen Juan Mandli, Mª Ángeles Marchirant, Cristina Pitarch o Amparo Vayá, entre otros.

Además, se ofrecerá un adelanto de la película del realizador Vicente Monsonís que ha llevado al cine uno de sus últimos espectáculos, ‘Matar al Rey’. Ése es uno de los proyectos más inmediatos de Arden para 2016. También está la realización de una nueva pieza que siga la estela marcada por ‘Revolución!’ y ‘Alicia en Wonderland’, combinando música en directo y análisis político. Y la creación de un nuevo espectáculo para niños basado en un popular personaje de la historia española. “Pero nuestro proyecto más importante, el que nos hace más ilusión, es cumplir 21 años en activo. Y 22, 23… todos los que podamos”, confiesa Cardeña, quien se muestra absolutamente convencido de que siempre hay alguna manera de levantar el telón.

De izquierda a derecha, Juan Carlos Garés, Chema Cardeña y David Campillos, socios de la compañía Arden. Foto: Juan Terol.

De izquierda a derecha, Juan Carlos Garés, Chema Cardeña y David Campillos, socios de la compañía valenciana Arden Producciones. Foto: Juan Terol.

 

TV & Miseria de la II Transición

TV & Miseria de la II Transición de Carme Portaceli
En la Sala Russafa
C/ Denia, 55. Valencia
Del 5 al 8 de diciembre de 2013

Vuelve a Sala Russafa Carme Portaceli con el nuevo espectáculo de su compañía, Factoría Escénica Internacional. Afincada en Barcelona, esta valenciana trabaja habitualmente con el CDN (Centro Dramático Nacional) o el Teatre Nacional de Catalunya en la dirección de montajes. Pero su trabajo más personal lo realiza con su compañía, que en 2012 pasó por el centro cultural de Ruzafa con el espectáculo Nuestra clase, seleccionado entre los mejores de la temporada por la crítica valenciana.

Esta semana estrena en la Comunitat TV&Miseria de la II Transición, con cuatro únicas funciones (5-8 de diciembre en Sala Russafa). Se trata de un montaje ácido, un ataque en clave de humor al sistema social y político actual.

Momento de la obra. Imagen por cortesía de la Sala.

Momento de la obra. Imagen por cortesía de la Sala.

Este texto, escrito por Albert Boronat para Factoría Escénica Internacional, se inspira en la lucidez del periodista y escritor Manuel Vázquez Montalbán. La obra critica el papel homogeneizador de la televisión, sobrevenido por el nacimiento de una nueva Europa tras la segunda Guerra Mundial y de la caída del Muro de Berlín. Con la llegada de la globalización, reina el lema “piensa globalmente y actúa localmente”. Pero el ansiado sueño de crear un mundo mejor se ve destronado por una realidad con crecientes desequilibrios financieros y desigualdades sociales.

Momento de la obra. Imagen por cortesía de la Sala.

Momento de la obra. Imagen por cortesía de la Sala.

Tv&Miseria de la II Transición los retrata inteligentemente y desde el humor. A través de una escenografía sencilla pero efectiva, los actores David Bagés, Lluïsa Castell, Gabriela Flores y Albert Pérez transportan al espectador a lugares tan cotidianos como el comedor de un hogar, un colegio o un hospital. Allí, se recrean situaciones delirantes, pero no irreales, que retratan la extraña realidad a la que nos hemos acostumbrado.

Momento de la obra. Imagen por cortesía de la Sala.

Momento de la obra. Imagen por cortesía de la Sala.

Desde la comedia alocada y el gag, la nueva propuesta de Carme Portacelli no abandona en ningún momento la ironía para provocar en el espectador una reflexión al tiempo que ríe en su butaca. Una de las escasas ocasiones para disfrutar del teatro de calidad y con sustrato de Factoría Escénica Internacional en Valencia.

Momento de la obra. Imagen por cortesía de la Sala.

Momento de la obra. Imagen por cortesía de la Sala.