Susana Lloret deja la presidencia de Les Arts

Patronato del Palau de Les Arts de Valencia
Incorporación de nuevos miembros
Lunes 23 de diciembre de 2019

El Patronato de Les Arts ha aprobado la incorporación de nuevos miembros de la sociedad civil y ha nombrado como presidente a Pablo Font de Mora. Abogado de profesión, profundo conocedor de Les Arts, enamorado de la música clásica y la ópera, presidente de la entidad Amics de l’Òpera i les Arts de la Comunitat Valenciana y miembro del Patronato de Les Arts desde 2018, ha trabajado junto a la actual presidenta, Susana Lloret, y es uno de los pilares que ha marcado la apertura de Les Arts a la sociedad. 

Al equipo del Patronato de la Fundación se suma Diego Lorente, director general de AVE, miembro del Consejo Rector de EDEM y director territorial para la Comunitat Valenciana del Instituto de la Empresa Familiar. Lorente sustituye a José Alejandro Remohí, copresidente del Instituto Valenciano de la Infertilidad (IVI).

La consejera delegada del grupo PAVASAL e integrante de diversas fundaciones valencianas de la esfera económica, Mónica Quesada, es otra de las personalidades que pasan a formar parte del organigrama de decisión de Les Arts. También se incorpora al órgano como patrona la fiscal especialista en derecho civil Felisa Alcántara. 

Susana Lloret deja la presidencia del patronato por motivos personales, pero continúa su estrecha vinculación con Les Arts como patrona de honor. También se suman al proyecto como patronos de honor: Trinidad Roig, una de las responsables de la Fundación Roig Alfonso, que tiene por objetivo mejorar la calidad de vida de las personas con diversidad funcional y sus familiares; y Vicente Ruiz, vicepresidente de la Cátedra de Cultura de la Universitat de València y fundador y responsable de relaciones corporativas de RNB Cosméticos. 

De esta forma, junto al presidente de la Generalitat Ximo Puig, se suman tres personas más como patronos de honor a la estructura orgánica de la institución. Estos son nombrados por su especial contribución al funcionamiento de la Fundación de Les Arts y estarán liderados, desde la vertiente de la sociedad civil, por Susana Lloret.  

Miembros del Patronato de Les Arts, con Susana Lloret en primer plano. Imagen cortesía de Les Arts.

Cabe recordar que Lloret ha sido presidenta e integrante del Patronato de Les Arts desde mayo de 2018. Es una referente valenciana de promoción artística mediante la Fundació Per Amor a l’Art y el centro de arte Bombas Gens. Permanecen en el Patronato la ex gerente del Centro de Investigación Príncipe Felipe, Isabel Muñoz y el responsable de la empresa Dulcesol, Rafael Juan, nombrados patronos de Les Arts en mayo de 2018.

Los miembros de la Generalitat y entes autonómicos que, junto al presidente Ximo Puig, conforman el Patronato de Les Arts son: el conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, en calidad de vicepresidente; la secretaria autonómica de Cultura y Deporte, Raquel Tamarit, en calidad de secretaria; el secretario autonómico de Hacienda, Francesc Gamero; la subsecretaria de la Consellería de Educación, Cultura y Deporte, Eva Coscollà; la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga; la directora general de Sector Público y Patrimonio, Isabel Castelló; el director general del Institut Valencià de Cultura, Abel Guarinos; y el miembro del Consell Valencià de Cultura, Ramón Roselló. 

Iglesias Noriega sacará Les Arts a la calle

Presentación del nuevo director artístico del Palau de les Arts
Palau de les Arts Reina Sofía
Avda. del Professor López Piñero, 1. Valencia
Lunes 29 de octubre de 2018

Jesús Iglesias Noriega aseguró, durante su presentación como nuevo director artístico del Palau de les Arts, que el reto del coliseo valenciano era diferenciarse del resto de recintos operísticos europeos, mediante una programación singular e innovadora, al tiempo que manifestaba su intención de acercarlo a la sociedad sacándolo a la calle con conciertos al aire libre. También destacó la necesidad de ampliar el repertorio lírico y abrirlo a otros géneros musicales como el jazz, el flamenco o la canción popular.

El conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà y la presidenta del Patronato de Les Arts, Susana Lloret, acompañaron a Jesús Iglesias Noriega en la presentación de sus principales líneas de trabajo como director artístico del coliseo operístico valenciano. Cabe recordar que Iglesias Noriega fue elegido para ocupar este cargo mediante un concurso público siguiendo el Código de Buenas Prácticas en la Cultura Valenciana, con una comisión evaluadora conformada, entre otros, por Christina Scheppelmann y Joan Matabosch. La decisión de la comisión fue ratificada por el Patronato de Les Arts.

El trabajo del nuevo director artístico de Les Arts viene avalado por su trabajo de dirección en el departamento artístico de la Dutch National Opera & Ballet de los Países Bajos y su labor de coordinación artística en el teatro Real, donde ha demostrado capacidad de innovación, de atraer nuevos públicos, amplia agenda, capacidad de desarrollo de proyectos educativos y habilidad para sacar el máximo partido conjugando en un mismo espacio todo aquello que tenga relación con la voz y la música, entre otras cualidades.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.

Susana Lloret destacó “la solvencia de Jesús Iglesias Noriega para llevar a cabo este proyecto, sin duda ilusionante, ambicioso, valiente, innovador, comprometido y absolutamente necesario para Les Arts. La solvencia de Iglesias Noriega es ampliamente reconocida en el sector”. Y dijo más: «Siempre tuvimos claro en este patronato que partíamos de un teatro de ópera singular, vanguardista y con un gran potencial que estaba en cierta medida desaprovechado artísticamente y desconectado socialmente, así de simple. Iglesias nos acaba de presentar el antídoto”.

“Estamos seguros de que con Jesús Iglesias Noriega, Les Arts allana el camino hacia la apertura social, su singularidad como coliseo operístico en el contexto internacional, así como la calidad y la excelencia requeridas con un proyecto sólido”, destacó el conseller Marzà. Y añadió: “El elemento diferenciador que tenemos con respecto a otros espacios operísticos es que nosotros contamos con una calidad excepcional de todas las artes que acompañan a la ópera: música con la Orquestra de la Comunitat Valenciana; canto con el Centre de Perfeccionament Plácido Domingo y el Coro de la Generalitat; el Ballet de la Generalitat, así como la posibilidad de desarrollar la innovación con las artes escénicas. Eso nos da un valor diferenciador y es un potenciador de la excelencia operística”.

Iglesias Noriega destacó que el gran reto del coliseo valenciano era «dotar de singularidad e identidad propia a Les Arts en el ámbito internacional que lo diferencie de los grandes coliseos operísticos de nuestro continente”. “Solo así, con una personalidad definida, conseguiremos que no imite, sino que fidelice aún más a su público y, sobre todo, que lo amplíe en número y diversidad, hasta conseguir que la sociedad valenciana se identifique en lo que debe ser un gran centro cultural en el sentido más amplio del término: un lugar de intercambio de ideas y encuentro entre las obras, los artistas y el público”, agregó.

En este sentido, detalló diversas acciones encaminadas a aumentar el número de actividades y la calidad de estas, así como afianzar un proyecto pedagógico y social sólido: “Trabajaremos para ampliar el campo artístico de Les Arts a través de una programación original e innovadora que tendrá su base en una serie de contextos temáticos en cada temporada. Con ello vertebraremos de una forma rica la programación general e incentivaremos la creación artística de un festival que incluya diferentes espectáculos dedicados a un compositor, a una temática concreta o a una forma”.

Asimismo, expuso su intención de ampliar las actividades que complementan la programación en las áreas de participación ciudadana, encuentros y debates, actividades infantiles, exposiciones y diferentes géneros musicales, “para desarrollar la idea de ópera ciudadana, expresada en términos de intercambio y apertura”.

Por lo que respecta a la programación, Jesús Iglesias Noriega avanzó que “queremos convertir Les Arts en un teatro musical que abarque la música lírica en todas sus manifestaciones: ópera, zarzuela, musicales, conciertos sinfónico-corales y de cámara, conciertos líricos y Lied; pero también abrir la posibilidad a otros géneros o músicas como el ‘jazz’, el flamenco, la canción popular y músicas de otras culturas”.

Una de las prioridades en el nuevo proyecto artístico será la ampliación del repertorio lírico de Les Arts, hasta ahora muy focalizado en el siglo XIX italiano y francés y el barroco casi exclusivamente italiano. También se pretende potenciar espectáculos y representaciones líricas innovadores con un espacio propio en la programación para captar nuevos públicos. Para esto se iniciarán colaboraciones con las entidades más relevantes del panorama europeo que trabajan en este sentido.

Otro de los aspectos novedosos del nuevo desarrollo artístico de Les Arts es que la ópera salga con más actividades a la calle y se acerque aún más a la sociedad. “En este caso se trata de salir a los exteriores de Les Arts y llegar también a diferentes zonas del territorio valenciano con retransmisiones de óperas y ‘ballets’ en exteriores, y la programación de conciertos al aire libre de la Orquestra, el Cor y el Centre de Perfeccionament”, explicó Iglesias Noriega.

El director artístico de Les Arts también hizo hincapié en “mantener un mayor contacto y una mayor colaboración con otros teatros de ópera estatales y europeos con el objetivo de establecer un fluido intercambio de información y una adecuada coordinación de las programaciones y desarrollo de proyectos conjuntos, no solo en lo que se refiere a las producciones de la temporada lírica, sino también en cuanto a las de pequeño formato y las actividades que integran el proyecto de desarrollo cultural”.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.

ARCO premia a la Colección Per Amor a l’Art

Colección Per Amor a l’Art
Bombas Gens Centre d’Art de Valencia
Premio «A» al Coleccionismo por la Fundación ARCO
Enero de 2018

La Fundación ARCO, impulsada por IFEMA, ha otorgado los Premios “A” al Coleccionismo. En esta vigésimo segunda edición, ha concedido a la Colección Per Amor a l’Art uno de los seis galardones que reconocen el valor artístico de los fondos de coleccionistas e instituciones, así como su labor en el apoyo a la difusión del arte contemporáneo.

Concretamente, el Patronato y el Consejo Asesor de la Fundación ARCO han querido premiar esta colección por la puesta en marcha de Bombas Gens Centre d’Art en Valencia, donde se exhibe la misma. La colección premiada es propiedad de José Luis Soler y Susana Lloret. En 2014 el matrimonio creó la Fundació Per Amor a l’Art, con la misión de sensibilizar y compartir en tres áreas: ayuda social, enfermedades raras y arte.

“Nos sentimos muy honrados por recibir este premio. Per Amor a l’Art es una colección privada que iniciamos mi marido y yo hace años con el compromiso de construir una colección de calidad, sin ánimo de lucro y con un destino público. Hicimos realidad este sueño poniendo la colección a disposición de la Fundació Per Amor a l’Art y de su centro de arte, Bombas Gens, que dirige Nuria Enguita. Este reconocimiento nos transmite más ilusión todavía por continuar en el camino de compartir la colección con el público”, ha afirmado Susana Lloret, directora de la Fundació Per Amor a l’Art.

Per Amor a L’Art es una colección de arte moderno y contemporáneo con inclinación a la abstracción en pintura, escultura y cine. Gran parte de la colección, que cuenta con el asesoramiento de Vicente Todolí, la componen autores nacionales e internacionales que trabajan con fotografía, muchos de ellos representados en profundidad. Se podría definir como una colección de exposiciones, que actualmente cuenta con más de 1.800 obras de más de 140 autores.

La Fundación ARCO ha premiado también a cinco  importantes colecciones más. Por la calidad de sus obras y las exposiciones realizadas en Madrid y París, a la colección Alicia Koplowitz – Omega Capital; de Portugal se distingue la labor de Armando Martins y su familia, que cada mes de mayo muestran sus obras en el Palacio de Correio Mor; a la Colección Ella Fontanals Cisneros por la visibilidad que su colección y la Fundación CIFO han dado a los artistas de Latinoamérica.

Vista de una de las salas de Bombas Gens.

Vista de una de las salas de Bombas Gens. Imagen cortesía de la Fundació Per Amor a l’Art.

Y también por su acervo latinoamericano del siglo XX se ha premiado a la Colección de Arte Latinoamericano de The Museum of Fine Arts Houston, que próximamente inaugura una nueva ala dedicada a la misma. Por último, se ha premiado a Luis Paulo Montenegro (Brasil), cuyas obras pueden verse en la Fundación Banco Santander hasta el mes de mayo de 2018.

El acto de entrega de los premios tendrá lugar en el Teatro Real de Madrid el martes 20 de febrero, tras el que se celebrará una cena patrocinada por el Grupo Canalejas en la que se recaudarán fondos destinados a la adquisición de obras para la colección en ARCOmadrid.

El refugio antiaéreo de Bombas Gens ya es visitable

Refugio antiaéreo de Bombas Gens
Fundació Per Amor a l’Art
Viernes 22 de diciembre de 2017

La Fundació Per Amor a l’Art añade un nuevo atractivo a su centro de arte. Tras la restauración del refugio antiaéreo descubierto en las instalaciones de Bombas Gens, este importante elemento patrimonial será ya visitable. Así lo anunció la directora de FPAA, Susana Lloret, en la presentación para medios de comunicación que organizó la entidad. “Al principio, cuando lo encontramos durante las obras de recuperación de la antigua fábrica, pensamos que era una carbonera porque estaba lleno de escombros. Pero cuando descubrimos lo que era en realidad y tomamos conciencia de su importancia, decidimos que teníamos que restaurarlo para compartirlo con el público”.

Y es que nos encontramos ante un refugio de especial valor, puesto que es uno de los pocos ejemplos que quedan en Valencia de tipología fabril y el único visitable. Construido con una estructura de hormigón armado, consta de una sala principal de 21,64 m2 y 2,78 m. de altura con dos accesos: desde el interior de una de las naves y desde el patio.

Refugio antiaéreo. Imagen cortesía de Bombas Gens.

Refugio antiaéreo. Imagen cortesía de Bombas Gens.

“El refugio conserva elementos característicos de este tipo de construcciones, tales como los letreros con mensajes dirigidos a los ocupantes del mismo. En ellos se dan una serie de recomendaciones de uso e higiénicas y de seguridad. Han sobrevivido también al paso del tiempo el zócalo original de pintura, los tubos de cerámica que actuaban como respiraderos, la roza por donde iba el cableado de la luz y algunos soportes de madera de las bombillas”, explicó Paloma Berrocal, arqueóloga del proyecto.

Los trabajos de rehabilitación han consistido principalmente en una limpieza en profundidad para eliminar la gruesa capa de hollín que presentaba como resultado de su uso como carbonera durante años, y una extracción de sales producidas por la humedad y el abandono. También se han consolidado los rótulos originales y se ha efectuado una reintegración cromática de la policromía del espacio. “Simplemente lo hemos rescatado del abandono en que estaba, porque la verdad es que goza de un excelente estado. Todo es original, no ha sufrido ninguna intervención posterior. Ha sido como encontrar una cápsula del tiempo”, aseguró la restauradora Sofía Martínez.

De izda a dcha, Paloma Berrocal, Susana Lloret y Sofía. Imagen cortesía de Bombas Gens.

De izda a dcha, Paloma Berrocal, Susana Lloret y Sofía Martínez. Imagen cortesía de Bombas Gens.

Una cápsula prácticamente virgen que llevará a los visitantes hasta 1938, fecha probable en que se construyó el refugio para dar cobijo a los trabajadores de la antigua fábrica. Según los testimonios orales que han llegado a nuestros días, esto es así porque la factoría fue incautada durante la Guerra Civil por el bando republicano para fabricar bombas de mortero, y por tanto se convirtió en un objetivo militar. La fábrica, dedicada hasta entonces a la elaboración de bombas hidráulicas, estaba preparada para fundir metales y eso fue aprovechado en el conflicto bélico.

Después de años en el olvido, esta historia se volverá a contar en Bombas Gens a través de actividades didácticas para escolares, y de visitas guiadas por mediadores patrimoniales. Desde la organización se ha advertido que, por el limitado aforo del espacio, sólo se podrá visitar previa reserva.

Refugio antiaéreo. Imagen cortesía de Bombas Gens.

Refugio antiaéreo. Imagen cortesía de Bombas Gens.

El centro de arte Bombas Gens, cada vez más cerca

Bombas Gens. Centro de Arte Contemporáneo
Fundació per Amor a l’Art
Barrio de Marxalenes. Valencia
Visita del presidente de la Generalitat, Ximo Puig
Julio de 2016

El proyecto Bombas Gens continúa avanzando a paso firme. Tras haber superado la fase de consolidación de las instalaciones, se ha iniciado la rehabilitación de este singular espacio de Marxalenes de Valencia que permaneció abandonado durante décadas, y que recientemente ha sido declarado Bien de Relevancia Local.

El Presidente de la Generalitat, Ximo Puig, acompañado de la Consellera de Obras Públicas, Vivienda y Vertebración del Territorio, Mª José Salvador, visitó recientemente la antigua fábrica para conocer de primera mano el desarrollo de las obras. Durante la visita, la Directora de la Fundació Per Amor a l’Art, Susana Lloret, explicó que la palabra clave que aúna todos los elementos que van a conformar Bombas Gens es ‘compartir’: “Esperamos compartir una colección de arte que venimos configurando desde hace años bajo la dirección de Vicent Todolí. Compartiremos además tiempo, afecto y recursos en el centro social que se construirá, y también los resultados que se vayan derivando de nuestra investigación en materia de enfermedades raras. Y todo ello en un espacio espectacular que va a servir para hacer brillar un barrio que lo necesita”.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat, junto a responsables de Bombas Gens.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat, en el centro, junto a José Luis Soler, presidente de la Fundació per Amor a l’Art, Susana Lloret, directora de la Fundació, y Mª José Salvador, consellera de Obras Públicas. Imagen cortesía de Bombas Gens.

En este sentido, el Presidente de la Generalitat reconoció a la Fundació su trabajo por revalorizar el barrio: “Esta es una operación que no se queda en sí misma, sino que se abre a todo su entorno. Bombas Gens va a ser un polo de referencia en la ciudad de Valencia, un nuevo símbolo artístico en nuestra comunidad, y también a nivel internacional”.

El valor patrimonial de este conjunto es indudable, ya que nos encontramos ante uno de los escasos ejemplos de arquitectura industrial de la década de 1930 que permanece en pie, y el único vestigio de un antiguo barrio en el que han desaparecido la mayor parte de las viviendas originales. Precisamente por esta singularidad, se está salvaguardando el diseño original. Se mantendrá la fachada art déco y aquellos elementos que recuerden su pasado industrial, preservando así la memoria de la ciudad. “En nombre de la Generalitat agradezco esta iniciativa. Si no fuera por la Fundació hubieran podido ser derribadas estas instalaciones que, sin duda, forman parte de nuestra cultura industrial; del legado de la ciudad de Valencia”, declaró Ximo Puig.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, junto  al arquitecto Eduardo de Miguel. Imagen cortesía de Bombas Gens.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig (izda), junto a José Luis Soler, presidente de la Fundació per Amor a l’Art. Imagen cortesía de Bombas Gens.

El encargado de reinventar Bombas Gens para el siglo XXI es el arquitecto Eduardo de Miguel, con la colaboración internacional de la especialista en espacios dedicados al arte, Anabelle Selldorf. Por tener entre manos un edificio catalogado como “Bien de Relevancia Local”, y debido al mal estado de conservación en el que se encontraban las instalaciones, el primer paso fue la realización de un proyecto de consolidación estructural y de rehabilitación de las cubiertas, con la finalidad de recuperar el conjunto primigenio, y teniendo especial cuidado en la zona protegida.

Tras la mítica fachada, las cuatro naves principales albergarán un centro de arte contemporáneo dirigido por Nuria Enguita. Además, se levantará un edificio con una estructura integrada en el conjunto que comprenderá un centro de día y la sede del equipo investigador de la Enfermedad de Wilson. Y todo comunicado por pasillos y patios ajardinados donde se instalará un kiosco con refrescos y aperitivos.

Esta actuación se suma a las muchas otras de iniciativa privada que se están realizando últimamente en Valencia, y que persiguen devolver su esplendor a diferentes edificios emblemáticos de la ciudad. Según el Presidente de la Generalitat: “Esta es una de las ejemplificaciones más notables de lo que puede ser la aportación a la cultura y el bienestar social desde el sector privado. La alianza en este caso entre cultura y solidaridad , tan poco habitual, lo convierten en un proyecto único”.

Bombas Gens.

Vista de la fábrica Bombas Gens, actualmente en proceso de rehabilitación. Imagen cortesía de Bombas Gens.

Buenas prácticas: nombrarlas no significa aplicarlas

SOBRE EL COMITÉ DE EVALUACIÓN DEL CONSORCIO DE MUSEOS

Desde la Consellería de Cultura de la Generalitat Valenciana se ha hecho pública la composición de la comisión evaluadora que se encargará de la selección del órgano de dirección del Consorcio de Museos. Desde AVVAC exponemos nuestra disconformidad con la selección de este comité evaluador, puesto que en él se percibe una forma de gestión y organización continuista y anclada en políticas del pasado que no hacen honor a la declaración de intenciones de su Código de buenas prácticas.

A pesar del énfasis que desde la Consellería se ha puesto en la equidad de la distribución de los porcentajes que componen este comité (33,3% sector profesional, 33,3% sociedad civil, y 33,3% administración), desde AVVAC recordamos que una de las reivindicaciones fundamentales que el sector del arte viene haciendo es la desvinculación del poder político de la cultura para garantizar de esta forma su independencia ideológica. Por esto, no entendemos que se plantee un comité evaluador con un 33,3% de miembros políticos ligados a la administración compuesto por Vicent Marzà, Conseller de Cultura; Carmen Amoraga, Directora general de Cultura y Patrimonio; Xavier Rius, diputado provincial de Cultura de la Diputación de Valencia. Desde nuestro punto de vista el sector político debe tener representación en estos comités con voz pero sin voto. La Administración tan solo debería velar por el buen funcionamiento de dicho comité, y asegurar así su profesionalidad y neutralidad.

La toma de decisiones debe quedar reservada exclusivamente a los profesionales o expertos en la materia que deberían ser siempre de reconocido prestigio. Además cabria esperar la designación de profesionales que aportaran nuevas visiones y criterios renovados que propiciarán el cambio demandado en esta nueva etapa. En este sentido nos sorprende la elección de algunos miembros vinculados a anteriores gobiernos y formas pretéritas de administrar la cultura. Es el caso de Manuel Muñoz representando a la Academia de San Carlos y especialmente de Felipe Garín, anterior director de la institución, apartado de su cargo por la propia Consellería y ahora encargado de valorar a su sucesor. Esta designación nos parece esperpéntica, dado que desde los primeros encuentros que las asociaciones profesionales hemos mantenido con los órganos de gobierno, se reclamó su destitución por la opaca y controvertida gestión de los recursos al frente del Consorcio de Museos.

Atendiendo a la diversidad que el proyecto del Consorcio supone, no termina de entenderse el solapamiento de perfiles vinculados fundamentalmente a la historia del arte y a la gestión del patrimonio en relación a la ausencia de miembros dedicados a la gestión de la producción cultural contemporánea. La presencia de una experta en Sorolla (su biznieta) Blanca Pons Sorolla, de una restauradora y experta en patrimonio Victoria Vivancos, Sebastià Miralles de la Universitat Politècnica de València; Susana Lloret, directora de la Fundación Por amor al arte y de dos expertos como Garín y Manuel Muñoz ligados a las políticas culturales del anterior gobierno. Además contrasta con la ausencia de profesionales con experiencia en la gestión de alguna institución foránea y de prestigio similar al Consorcio.

En este sentido otra propuesta de AVVAC que ha sido obviada, es la necesidad de una diversidad geográfica de los miembros de la comisión. Al menos dos tercios deberían ser de fuera de la comunidad, al objeto de procurar la máxima independencia posible en cuanto a vínculos personales o intereses profesionales con los candidatos. En este punto queremos destacar que todos los miembros propuestos por Conselleria pertenecen al ámbito valenciano, por lo que se corre el riesgo de que su decisión esté más ligada a afinidades personales con los participantes que a un criterio profesional, justo y ecuánime.

Por otro lado lamentamos la escasa presencia en el comité de selección de miembros que ejerzan su labor en las provincias de Castellón y Alicante, limitando la presencia en representación de la administración a Rosa María Castells, registro y conservación de MACA. Al segregar a las provincias de Castellón y Alicante de la comisión evaluadora no se ha tenido cuenta el carácter autonómico de la propia institución.

A estos diez nombres propuestos desde la administración, se suman los representantes de AVVAC y AVCA, quedando en inferioridad numérica el voto que representa al sector profesional.

Queremos subrayar que las premisas que han determinado las propuestas que desde AVVAC hemos barajado, han sido la independencia y el rigor profesional. Es por esto por lo que se decidió invitar a Iñaki Martínez Antelo, director del MARCO de Vigo desde el 2005, y primer director de museo de este país designado a través de un concurso público. Se trata de un defensor de las buenas prácticas tal y como lo demuestra su gestión al frente de los distintos centros que ha dirigido: Centro Galego de Arte Contemporánea de Santiago de Compostela (1996-1998), coordinador de exposiciones en el Auditorio de Galicia (1998-2002) y coordinador de actividades culturales en Casa Asia, Barcelona (2002-2003). En febrero de 2011 fue elegido presidente de la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España. La gestión de Martínez Antelo se caracteriza ante todo por un marcado perfil actual, y una apuesta constante por el arte emergente.

Creemos que la fórmula planteada desde la administración no es la más adecuada y dificulta la profunda renovación de una institución fallida y obsoleta como el Consorcio de Museos, creada para Consuelo Ciscar. Urge la necesidad de generar desde las administraciones nuevos modos de funcionar en red, trabajar en estrategias que faciliten recursos y dotar de autonomía a los diversos espacios, para que sus contenidos se gestionen desde la libertad e independencia.

Los nuevos planteamientos políticos, no pueden desarrollarse sin profundizar en el carácter público de convocatorias y concursos, un derecho que hasta ahora se había arrebatado a la sociedad. Por ello, desde las asociaciones profesionales, nos afanamos en exigir el rigor necesario en los procesos, imparcialidad y respeto territorial. Desde AVVAC exigimos a los representantes políticos que velen por la profesionalidad de este comité, y lleven a cabo un riguroso proceso de baremación que estudie con la debida profundidad y atención cada una de las propuestas presentadas, para que la decisión que finalmente se tome se traduzca en progreso y enriquecimiento cultural.

Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló

Bombas Gens renacerá como centro cultural en 2017

Centre d’Art Bombas Gens
Antigua fábrica de bombas hidráulicas del barrio de Marxalenes de Valencia
Apertura prevista para marzo de 2017

Ya hay fecha: Fallas de 2017. Y presupuesto: seis millones. La rehabilitación de la antigua fábrica Bombas Gens ubicada en el barrio de Marxalenes ya está en marcha. Susana Lloret, directora general de la Fundació Per Amor a l’Art impulsora del proyecto, y el arquitecto Eduardo de Miguel, presentaron la maqueta y los planos de lo que será el futuro Centre d’Art Bombas Gens, que supondrá el regreso del ex director artístico del IVAM Vicente Todolí a Valencia. Nuria Enguita, que será quien lo dirija, aseguró que se expondrá obra de la colección privada del centro, compuesta por 1300 piezas de alrededor de 100 artistas, “mostrada de modo singular y de forma extensa”.

Fotografía de la ubicación de la antigua fábrica del barrio de Marxalenes de Valencia donde irá el futuro Centre d'Art Bombas Gens.

Fotografía de la ubicación de la antigua fábrica del barrio de Marxalenes de Valencia donde irá el futuro Centre d’Art Bombas Gens.

El inmueble diseñado por Cayetano Borso di Carminati y construido en 1930 albergará también un Centro de Día de Atención al Menor y un Centro de Coordinación de la enfermedad de Wilson. “Queremos devolver a la sociedad lo que ella nos ha dado”, aseguró Lloret, para lo cual se servirán de las tres actividades puestas en marcha en cada uno de esos centros. “Compartir y sensibilizar”, sintetizó Lloret. La licencia municipal para empezar con los trabajos de consolidación, demolición de elementos impropios y rehabilitación de la cubierta fue concedida hace un par de semanas. Falta la de obra nueva, cuya concesión llegará más tarde.

La intención es recuperar el diseño original de uno de los referentes de la arquitectura industrial de Valencia. Así, se mantendrá la fachada Art Decó y aquellos elementos que recuerdan su pasado industrial. Los usuarios del futuro centro también podrán disfrutar de un restaurante, jardines y patios exteriores, así como de un aparcamiento subterráneo que vendrían a completar los usos previstos. “Se trata de recuperar la memoria de una parte de la ciudad”, destacó Eduardo de Miguel, sorprendido por el buen estado del edificio pese a llevar abandonado 30 años y haber sufrido recientemente un incendio.

Plano diseño del futuro centro cultural de Bombas Gens.

Plano diseño del futuro centro cultural de Bombas Gens.

El Centre d’Art Bombas Gens tendrá “vocación pública aunque su origen sea privado”, indicó Enguita, en la línea de lo apuntado por Susana Lloret. Los seis millones que costará la rehabilitación del edificio “salen del patrimonio familiar”, descartando Lloret que hubiera ayuda pública alguna. Y desmintiendo a su vez que fuera Ubesol, marca asociada a Deliplus como proveedora de alimentos a Mercadona y propiedad de José Luis Soler, presidente de la Fundació Per Amor a l’Art, la fuente de financiación.

El Centro de Día de Atención al Menor, que ocupará la superficie de la nave añadida con posterioridad al conjunto original, pretende ayudar a niños con riesgos de exclusión social. Dentro de las tres plantas previstas, habrá un comedor. “Se dará de comer actuando en coordinación con los servicios sociales”, precisó Lloret. El otro centro, dedicado a las personas que padezcan la enfermedad de Wilson, completará esa triple faceta educativa, investigadora y cultural que pretende abarcar el futuro edificio de la Avenida de Burjassot.

Para el Centre d’Art Bombas Gens, Enguita contará con Vicente Todolí, ahora en el Hangar Bicocca de Milán y patrono de la Fundació Per Amor a l’Art, que se encargará de la programación. Su experiencia artística y sus numerosos contactos permitirán la realización de proyectos colaborativos. Los artistas Bleda y Rosa ya están trabajando para el centro de arte contemporáneo llamado a ser uno de los referentes de la ciudad de Valencia.

Maqueta del futuro centro cultural en la antigua fábrica de Bombas Gens.

Maqueta del futuro centro cultural en la antigua fábrica de Bombas Gens.

Salva Torres