«El apoyo a los músicos es lo que hace falta»

Entrevista a Daniel Negro, director del Harlem Jazz Club y de Zingaria Producciones, con motivo del trigésimo aniversario del club de jazz
Harlem Jazz Club
Comtessa de Sobradiel 8, Barcelona

El Harlem Jazz Club, uno de los locales más emblemáticos de la Ciudad Condal, acaba de cumplir 30 años de historia y de saber hacer. Este aniversario viene cargado de reconocimientos y su trayectoria ha sido alabada por Down Beat, la Biblia del jazz, que les considera entre los mejores clubes de jazz del mundo. Otras distinciones recibidas recientemente son el certificado de excelencia de TripAdvisor y el Recommended Award 2017, de la revista Time Out.

En Makma hemos tenido la feliz ocasión de entrevistar a Daniel Negro, director del Harlem Jazz Club y de Zingaria Producciones, quien programa cada año algunos de los conciertos más aclamados de Barcelona.

¿Cual es el origen del Harlem Jazz Club, es un negocio familiar?

Llevamos 30 años haciendo jazz, somos la sala más antigua de Barcelona. Lo empezamos Sonja y yo. Cuando vivíamos en Estocolmo veníamos a Barcelona de vacaciones, y no entendíamos muy bien, porque la parte más antigua, céntrica y más emblemática de la ciudad era también la más abandonada. Así que nos salía barato, y abrimos el local los dos. Le llamamos club por el aforo reducido y para programar estilos de música compatibles con el jazz. Así empezó, con la ilusión de dos personas que se enamoraron de Barcelona (y sin subvenciones).

Instate de uno de los conciertos en el Harlem Jazz Club. Fotografía de Daniela Giannangeli.

Instate de uno de los conciertos en el Harlem Jazz Club. Fotografía de Daniela Giannangeli.

¿Programáis otros estilos de música?

Gracias al Taller de Músics del Raval, empezaron a salir una generación de músicos catalanes y valencianos, hoy ya consagrados, como Perico Sambeat, Jordi Rossi, Eduard Tharrats, Ignasi Terraza, etc., que tocaban en la Cova del Drac con artistas internacionales, y les trajimos aquí para que mostraran su talento europeo a un estilo musical nacido en América.

También empezamos a programar música brasileña a partir de los Juegos Olímpicos, cuando aquí aún nadie la programaba. Había gente que no la conocía. Por ejemplo, la bossa nova se susurra, y Euclides Matos tocaba bonito. Era muy lindo y la gente pedía que cantara más fuerte, cuando en realidad es un estilo basado en el susurro.

Lo mismo con la música africana, los músicos que tocaban la Kora, una especie de arpa, con un sonido muy acuático, era precioso y la gente se asombraba porque era algo que no había escuchado nunca.

También programábamos tango. Tenía bastante aceptación.

¿Cuál es vuestro target de lientes?

Solo estamos en zona considerada turística desde el año 2000, y nuestro público es local y fiel, pero con el boom turístico la gente internacional que nos llega viene con el mismo espíritu de escucha y de respeto que un cliente barcelonés. Tienen una actitud correcta. Lo bonito es que todo el mundo se siente cómodo aquí. No hay uniformidad de criterio, ni edad concreta, para venir a escuchar buena música. Solo se necesita sensibilidad.

Las salas de música en vivo no son una moda pasajera. El público se renueva, porque los músicos están mejor preparados y el público lo aprecia.

¿En estos 30 años, cual es el concierto que recuerdas mejor y por qué?

Sean Lewitt vivía en Valencia y vino instalarse en Barcelona. Era el mejor guitarrista de be-bop pero era yonqui, y siempre venía a tocar por aquí para sobrevivir. Además, Josep Cucurela era un habitual, así como Quico Pi de la Serra y Pep Pla. Les propusimos que actuasen juntos.

La sala estaba a reventar y el pacto era intercalar canciones de cada uno. Pero al final, Sean Lewitt y Cucurela terminaban los temas como les parecía. Fue tan brutal ese concierto en el 96, que ellos mismos se asombraron de que la gente ni aplaudía. ¡Fue una catarsis brutal! Un momento inesperado que me sorprendió, que nos sorprendió a todos. Fue la cúspide. El amor, la complicidad musical absoluta. No se puede ni recrear, ni preparar, ni explicar. Fue lo más.

¿Tenéis previstos algunos festivales para el verano?

Nosotros somos sede de casi todos los festivales. Ahora es el festival BarnaSants, de canción de autor; el Festival Internacional de Jazz; el Festival Inauditus, el Simfónic para escuelas, el GREC, etc.

¿Crees que la ciudad ha reconocido el valor de la sala suficientemente, o se reconoce más la cultura en el extranjero?

Barcelona tiene un presupuesto para cultura. El 70% se lo llevan los grandes equipamientos: Liceo, TNC, Palau de la Música, Auditori, MNAC, etc., es decir, que con el 25% restante hay que hacer todo lo demás. Hasta el año 2006, las salas de conciertos no tenían la posibilidad de pedir ayudas y ahí nos plantamos. Hicimos una rueda de prensa para reclamar la música en vivo con el regidor de cultura de la época, Ferran Mascarell, del PSC, y por esas empezaron a darnos una pequeña partida. Pero la normativa municipal nos dice que una sala de conciertos es una industria molesta. La ciudad hace un agravio comparativo entre equipamientos culturales.

Con eso lo que quiero decir es que, si la inversión en cultura es tan vergonzosa, es curioso que la gente aún tenga criterio y capacidad para apreciar los conciertos en directo. Los músicos saben de esta situación y cobran muy poco. Sin la complicidad de los músicos, las salas de concierto en directo no existirían. Pero si Harlem tuviese el equivalente proporcional de lo que le correspondería, por ejemplo al Liceo, entonces los músicos podrían cobrar bien.

Al final yo creo que en el extranjero hay más inversión en cultura y, por lo tanto, se reconoce más.

Instate de uno de los conciertos en el Harlem Jazz Club. Fotografía de Daniela Giannangeli.

Instate de uno de los conciertos en el Harlem Jazz Club. Fotografía de Daniela Giannangeli.

¿Cómo habéis sobrevivido a la crisis iniciada en 2008 y que aún sigue coleando?

No redujimos personal, ni conciertos, ni horarios, ni salarios, lo único que hicimos fue aumentar el precio de las entradas un 5%. En realidad, siempre quienes pagan las crisis son los ciudadanos.

Los grandes equipamientos hicieron justo lo contrario, recortaron por todas partes y despidieron a mucha gente, porque solo saben gastar. No tienen ni pizca de imaginación para adaptarse a nuevas realidades. No saben gestionar.

¿Que debe hacer un artista para poder tocar en vuestro club?

Que me envíen un email con música, y su propuesta. Me siento un privilegiado porque en lugar de tener que salir a buscar o a inventar grupos o artistas, ya me vienen y tengo que escoger. Eso es un privilegio. Bueno, una suerte. Y debo decir que contesto a todo el mundo. Incluso a los que no me interesan, como un grupo de trash-metal de Nueva Zelanda que me contactó recientemente. Forma parte de la realidad.

¿Y a alguien que quiera emprender un negocio como el tuyo, que recomendación le darías?

Que la oferta de las grandes ciudades está bastante saturada. Es más fácil empezar un proyecto de este tipo en provincias, donde no hay tanto riesgo ni tanta competencia. Existe la posibilidad de ser el único.

Y que no se preocupe, porque músicos no le van a faltar. Hay que tener criterio para seleccionar con olfato y sensibilidad, para marcar una línea de estilo, pero ofertas y propuestas de grupos no les van a faltar nunca. La cultura nunca muere.

¿Cuales son los proyectos de futuro más inmediatos que tenéis?

Venderlo (risas). ¡Noooooo, ya no sabría que hacer sin el Harlem!

Mientras me siga emocionando, seguiré programando –sin que se vayan clonando las programaciones–. Siempre intento que la programación sea mejor. Primero, por la continuidad del negocio y, después, porque si hay un grupo que es bueno, pues que actúe con frecuencia, pero que no sea el único que actúe.

El apoyo a los músicos es lo que hace falta y así todo irá bien.

Muchas gracias por tu tiempo, Daniel, y ¡hasta el próximo concierto!

Daniel Negro, director de Harlem Jazz Club. Fotografía de Manuel Pérez.

Daniel Negro, director de Harlem Jazz Club. Fotografía de Manuel Pérez.

Neus Flores

 

JazzEñe ya tiene sus músicos seleccionados

JazzEñe
Teatro Rialto
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Del 29 de septiembre al 1 de octubre de 2016

Ya se conocen los músicos seleccionados que participarán en JazzEñe 2016, que se celebrará del 29 de septiembre al 1 de octubre en el Teatro Rialto de Valencia. La muestra, organizada por la Fundación SGAE, con la colaboración de Culturarts Música  de Generalitat Valenciana, Acción Cultural Española (AC/E) y Radio 3, tiene como objetivo la internacionalización del jazz de nuestro país.

Chiqui Cienfuegos Trío, Ernán López-Nussa, Ernesto Aurignac Quintet, Javier Vercher, Joan Monné Trío, Joaquín Chacón “Skytrain”, Luis Verde, Marta Sánchez Quintet, Noesis Trío, Ramón Díaz Group, Sinouj y Verónica Ferreiro han sido los músicos elegidos de un total de 158 propuestas recibidas. Destaca la presencia de dos grupos valencianos: el del saxofonista Javier Vercher y Noesis Trío, el nuevo proyecto del saxofonista Perico Sambeat.

Jazz Eñe. Imagen cortesía de Fundación SGAE.

Jazz Eñe. Imagen cortesía de Fundación SGAE.

El comité artístico -formado por el compositor y arreglista Joan Albert Amargós, en representación de la Junta Directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y el Patronato de la Fundación SGAE; el compositor y músico Miguel Ángel Chastang, miembro del grupo de trabajo de jazz de la SGAE; el director de JazzEñe, Javier Estrella; Jorge García, en representación de CulturArts Música – Generalitat Valenciana; y la fundadora de la revista Cuadernos de Jazz, María Antonia García- ha destacado la “gran calidad de las propuestas recibidas” y que se “ha primado la diversidad, la confluencia de propuestas consagradas y emergentes, así como la viabilidad de las propuestas”.

A lo largo de tres días, los autores y los grupos de jazz participantes ofrecerán conciertos en formato showcase al público asistente, del que formarán parte un total de 15 directores y programadores de festivales europeos, interesados en conocer la realidad del jazz español.

Además, se organizarán encuentros entre directores de festivales y programadores de jazz europeos, invitados por la Fundación SGAE, y managers de autores y grupos, para fomentar así nuevas vías de colaboración entre ellos. La edición 2015 de JazzEñe, una iniciativa que arrancó en 2014 en la Sala Berlanga de Madrid, contó también como sede con el Teatro Rialto de Valencia.

Festival Jazz Eñe. Imagen cortesía de Fundación SGAE.

Festival Jazz Eñe. Imagen cortesía de Fundación SGAE.

Titanes del jazz

Vicente Espí Trio New Sound
La Fábrica de Hielo
C / Pavía, 37. Valencia
Jueves 21 de julio, 2016, a las 19.30h

Vicente Espí Trio New Sound ofrecerá un concierto con entrada libre el jueves 21 de julio (19.30 horas) en La Fábrica de Hielo de Valencia. El grupo interpreta un repertorio de composiciones originales, con un lenguaje abierto a todas las influencias, dejando un gran margen para la improvisación, el virtuosismo y la imaginación creativa de sus componentes. Crean un mundo musical repleto de emociones y sentimientos que generan un viaje en el ritmo, el contrapunto y todo lo demás.

El trío de jazz está compuesto por Vicente Espí, batería y compositor; Jesús Santandreu, arreglista, compositor y saxofonista; y Mathew Baker, contrabajista. Los tres músicos tienen una gran trayectoria profesional. Vicente Espí estudió en el Conservatorio Superior de Música d´Íssy Les Molineaux. A los catorce años forma su primer grupo de Jazz con N´Guyen Lee, llegando a la final del Concurso Internacional de Jóvenes Intérpretes de la Défense (París, 1978). Además recibe clases del percusionista Daniel Humair y participa con músicos como David Rose y Stefan Persiani, entre otros. También ha impartido clases en Montpellier y ha colaborado con músicos de la talla de Perico Sambeat, Kirk McDonald, Fabio Miano, Joan Soler, Jordi Vilá, Mario Rossy y Santi Navalón.

Jesús Santandreu es experto en diferentes medios como música de cámara, big band, orquesta sinfónica y orquesta de vientos y ha compuesto piezas sinfónicas estrenadas o interpretadas en Brasil, EEUU, Portugal, Alemania, Colombia, China, Taiwán y España. Además, ha sido docente en varias universidades europeas, norteamericanas, asiáticas y latinoamericanas.

Matthew Baker, nacido en Maine (Estados Unidos), empezó a trabajar a los trece años como contrabajista en la Orquesta Sinfónica de Sioux City. Antes de llegar a España, Matthew Baker tocó con grandes orquestas como la London Symphony Orchestra, Philharmonia Orchestra, y BBC Philharmonic. Actualmente tiene plaza como profesor de la orquesta de Palau de les Artes, fundado por Lorin Maazel y Zubin Mehta. Matthew ha trabajado con grandes conocidos del jazz como Dave Samuels, Bob Mintzer, Terri Lyne Carrington, Ryan Kisor, Jorge Pardo y Víctor Mendoza, entre otros.

Vicente Espí Trio.

Jesús Santandreu (izda), Vicente Espí y Mathew Baker, Vicente Espí Trio New Sound. Imagen cortesía de La Fábrica de Hielo.

 

El Jazz del Palau de Valencia hace equilibrios

XX Festival de Jazz del Palau
Palau de la Música y otros espacios de la ciudad de Valencia
Del 3 al 16 de julio de 2016

“El mundo nos mira”, recordó Francesc Colomer, secretario autonómico de la Agencia Valenciana de Turismo, evocando la repercusión de festivales como el FIB de Benicàssim (Castellón). Lo dijo mientras se presentaba la marca Musix con la que la Generalitat quiere promocionar las grandes citas musicales de la Comunidad Valenciana. Una marca de prestigio que permita la “remontada reputacional” (Colomer dixit) de una tierra yerma por culpa de la corrupción. De manera que un chute de autoestima, rayana en el chauvinismo, no venía mal.

Y entre esas citas musicales ofrecidas como espejo de admiración foránea, el nuevo Festival de Jazz de Valencia muestra su candidatura. Lo hace con una fórmula sencilla, auspiciada por un músico y el propietario de un club con años de vuelo. El músico se llama Francisco Blanco Latino, saxofonista del colectivo Sedajazz, y el propietario es Chevi Martínez, dueño del Jimmy Glass, local ubicado en el barrio del Carmen de la capital valenciana. Ambos, espoleados por mucha gente de la profesión, decidieron presentar su proyecto al nuevo equipo del Ayuntamiento de Valencia. Y salió elegido.

El saxo Charles Lloyd. Festival Internacional de Jazz de Valencia.

El saxo Charles Lloyd. Festival Internacional de Jazz de Valencia.

“Con el tiempo nos copiarán”

No proponen ninguna revolución, para eso ya están otros. Lo que sí proponen es un “equilibrio” (palabra que no dejan de repetir) “entre artistas internacionales, nacionales, diferentes estilos de jazz y la participación de músicos autóctonos en nivel de igualdad con el resto”. Ese cóctel bien agitado y servido “por todos los rincones de Valencia”, además de los tradicionales conciertos en el Palau de la Música, dibujan el perfil del nuevo festival: “Creo que con el tiempo nos copiarán otros festivales de fuera”, señalan convencidos.

Glòria Tello, concejala del Cultura del Ayuntamiento de Valencia, lo tuvo siempre muy claro: “Quería darle un giro al festival, que se acerque a los barrios, que potencie a nuestros músicos y que cuente con la gente que programa jazz en la ciudad el resto del año”. Por eso piensa que esta vigésima edición es “totalmente diferente a las anteriores”, ya que “empapará de jazz a toda Valencia”. “Es un festival más abierto, diverso, dinámico, participativo y con mayor presencia de músicos de la tierra”, agrega.

Perico Sambeat. Fotografía de Miquel Monfort por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Perico Sambeat. Fotografía de Miquel Monfort por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Aunque Chevi Martinez y Blanco Latino saben que festivales señeros como los de San Sebastián o Vitoria ya sacan el jazz a la calle, “lo hacen en dos o tres sitios y casi siempre con algunas de las figuras internacionales que traen”. En su caso, proponen casi todos los barrios de la ciudad y con los músicos locales protagonizando los conciertos. “Estamos hablando de músicos autóctonos que gozan de gran prestigio internacional”. Y citan a Perico Sambeat, Carlos Gonzálbez, Ramón Cardo o Fabio Miano, presentes en la edición de este año.

Los 60.000€ de presupuesto que aporta el Ayuntamiento de Valencia son insignificantes, comparados con los de otras grandes capitales, “20 veces superior al nuestro”. Pero aunque la necesidad obliga, lo cierto es que la filosofía, de contar con mayor dotación económica, “no cambiaría”. Lo dicen satisfechos ya del cartel que han presentado en esta edición 20 que hasta el 16 de julio cuenta con figuras como Hermeto Pascoal, Vein Trio & Dave Liebman, Juan Perro y el que consideran el mayor reclamo del festival: el saxo Charles Lloyd (Memphis, Tennessee, 1938).

Charles Lloyd. Imagen cortesía del Festival Internacional de Jazz de Valencia.

Charles Lloyd. Imagen cortesía del Festival Internacional de Jazz de Valencia.

La única oportunidad de ver a Charles Lloyd

“Para los amantes del jazz es la única oportunidad que tienen de verle en la península, porque tenía todas las fechas ocupadas”. Será quien cierre el festival el sábado 16 de julio (22.00h) en el Palau de la Música, dotándolo del espíritu que trasluce el nuevo modelo de certamen: un jazz para todo tipo de públicos, que llegue a todos los rincones (de la ciudad, del alma) y que vaya calando, “de manera que la gente se acerque al jazz, lo conozca y favorezca nuevos públicos a futuro”.

Y Lloyd se presta a ello. Viene del Memphis que mamaron Elvis Presley o B. B. King, “seres espirituales a quienes se dio una existencia material”, por utilizar una expresión del propio Lloyd al referirse a nuestra condición humana. Abanderando esa espiritualidad con su saxo, que tiene por la mejor arma para cambiar el mundo, llega en exclusiva a Valencia en cuarteto: Jason Moran (piano), Reuben Rogers (bajo) y Eric Harland (batería) le acompañan. Viene a demostrar que su música “no es blanda, sino tierna”, convencido de que es lo que necesita el mundo: “ternura”. Lo repite cada vez que puede y, cuando no, coge su saxo y hace que suene a madera partiendo del metal.

Charles Lloyd es la figura, la estrella, de un Festival de Jazz de Valencia que se ofrece para el que lo quiera imitar: “Que no se destine todo el presupuesto público a las figuras internacionales”, subrayan Blanco Latino y Chevi Martínez. Se trata de buscar el “equilibrio” (de nuevo la palabra) entre los ingredientes de su fórmula jazzística: músicos locales, nacionales e internacionales dispuestos a subirse al escenario del Palau de la Música con la misma naturalidad que patean los barrios de la ciudad. Ahora que “el mundo nos mira”, Valencia irradia ternura.

Salva Torres

Las ‘Voces’ de Perico Sambeat

Voces, de Perico Sambeat
Perico Sambeat Big Band, con Carme Canela y Viktorija Pilatovic
Sala Iturbi del Palau de la Música
Paseo de la Alameda, 7. Valencia
Sábado 9 de julio, 2016, a las 22.00h

El saxofonista valenciano Perico Sambeat, presentará el sábado 9 de julio en la Sala Iturbi del Palau de la Música y dentro del XX Festival de Jazz, su último proyecto Voces, en el que vuelve a demostrar su interés por trabajar con la formación jazzística más espectacular, la big band.

En ‘Voces’, además de las piezas escritas especialmente para la ocasión, da también nueva vida a algunos temas anteriores, como ‘Matilda’, que ahora muestra de una manera muy sorprendente y diferente.

Sambeat dirigirá una formación numerosa, con una gran orquesta de jazz formada por músicos de primera línea, en la que también destacan con luz propia los temas acompañados por la cantante Carme Canela.

Sin duda una de las voces más reconocidas y prestigiosas del jazz español, con una dilatada carrera que avalan sus trabajos en solitario y sus múltiples colaboraciones con los mejores músicos del jazz nacional e internacional. También Viktorija Pilatovic, cantante que se ha ganado a pulso su lugar en la escena del jazz, por su extraordinaria y prometedora carrera profesional tanto dentro como fuera de España.

Las próximas citas del Festival serán el domingo 10 de julio, con la actuación de las ‘Dómisol Sisters’ en la Sala Iturbi, con su último trabajo ‘Get on board’ y la actuación de la Sedajazz Kids Band, en el vestíbulo de la estación Adif Valencia Norte a las 12.00 horas.

Perico Sambeat. Imagen cortesía de Festival de Jazz de Valencia.

Perico Sambeat. Imagen cortesía de Festival de Jazz de Valencia.

Jazz se escribe con V

XX Festival de Jazz de Valencia
Palau de la Música
Passeig de l’Albereda, 30. Valencia
Julio de 2016

Si, como dijo el compositor Leonard Bernstein, para conseguir grandes logros dos cosas eran necesarias, “un plan y no demasiado tiempo”, entonces Francisco Blanco ‘Latino’ y Chevi Martínez están de enhorabuena. Hacia finales de abril supieron que serían ellos los encargados de poner en marcha el 20 Festival de Jazz de Valencia. He ahí el poco tiempo. Pero como tenían un plan, con el que se presentaron a principios de año y por el que el Ayuntamiento de Valencia finalmente se decantó, el logro estaba asegurado.

Su plan es muy sencillo: “Dar la oportunidad a la gente que se lo merece”. Y esa gente está bien cerca: “Los músicos valencianos, que hay muchos y muy buenos, merecían nuestro apoyo; que tengan la puerta del festival abierta, cosa que antes no tenían”. Se acabó aquello de que nadie es profeta en su tierra. Ahora el Jazz se escribe con V, la que llevan incorporados los músicos valencianos que, como Perico Sambeat, Ramón Cardo, Carlos Gonzálbez o Fabio Miano exportan internacionalmente su creatividad.

Cartel de Dani Nebot. Imagen cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Cartel de Dani Nebot. Imagen cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

El Fijazz de Alicante, con el triple de presupuesto que Valencia

Está por ver lo que sucede con el Fijazz de Alicante, que sale por primera vez a concurso público con una dotación presupuestaria tres veces superior a la de Valencia. La que será su XVIII edición sigue en el aire, a expensas del proyecto ganador. Paralelamente, acaba de nacer Jazz on the Med, iniciativa privada impulsada por Esatur (Jorge Rodríguez) y El Refugio (Dani Barbieri) con la colaboración de Fundación Caja Mediterráneo.

Y nace Jazz on the Med, complemento al Fijazz

“No lo vemos como competencia al Fijazz, porque es bueno que pasen cosas en junio y julio, de manera que se complementan”, explica Toni Navarro, coordinador del Jazz on the Med, que ha arrancado con alrededor de 20.000€ y una propuesta atractiva. Por el Aula de Cultura de la CAM de la Alicante pasaron los días 2, 9 y 16 de junio Tino di Geraldo Sextet, Jorge Pardo y Javier Massó, y Perico Sambeat y Fabiano Miano Quartet. “Tuvimos una buenas respuesta de público, sin llegar a llenar, pero demostrando que están pasando cosas en Alicante aparte del reggaetón”, señala Navarro. Y el año que viene “más y mejor, esperemos que con la ayuda de algún patrocinador”.

Mientras, el Festival de Peñíscola sigue fiel al modelo que hasta el pasado año dirigía en Valencia Julio Martí: estrellas internacionales y el complemento de músicos valencianos. Así, actuarán en el Palau de Congressos de Peñíscola, del 21 al 28 de julio, la vocalista Cécile McLorin, Kenny Barron y John Abercrombie, reservando los conciertos gratuitos del Jazz a la Serena, que se reparten entre el Palau y la plaza de Santa María, para Grant Stewart, Yei Yi&co, Arantxa Domínguez, Ricardo Belda, Kiko Berenguer y Tat!, en un festival patrocinado por Transportes Monfort Belda.

Fabio Miano. Fotografía de Antonio Porcar por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Fabio Miano. Fotografía de Antonio Porcar por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

“La realidad jazzística en Valencia ha cambiado radicalmente en los últimos años: ahora hay un público entregado al jazz y que apoya a los músicos de aquí”, dicen al unísono Blanco ‘Latino’ y Chevi Martínez, ambos a su vez celebrando, oh! casualidad, los 25 de años del colectivo Sedajazz y del club Jimmy Glass, respectivamente. “Llevamos años dedicándonos a crear afición”, añaden. Por eso ahora, con el cambio de gobierno (“la sensibilidad es otra”), decidieron presentar su plan al Ayuntamiento de Valencia.

Hermeto Pascoal. Fotografía de Aline Morena por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Hermeto Pascoal. Fotografía de Aline Morena por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

“Apostamos por el cambio y por una iniciativa de futuro”

“Lo hacemos animados e impulsados por mucha gente, casi obligados por ellos, que han confiado en nosotros para sacar adelante el festival”. De manera que Latino y Chevi compaginan ahora el trajín diario con todo lo del festival. “Ya casi no tenemos vida privada”, se lamentan con ironía, pero con el acicate de “apostar por el cambio” y de saberse al frente de “una buena iniciativa y de futuro”. Eso sí, el proyecto es para este año, aunque confían en la posibilidad de continuar desarrollándolo más tiempo.

Porque ideas tienen muchas, aunque la falta de tiempo les haya obligado a centrarse en la vigésima edición, para la que cuentan con 60.000€ de presupuesto municipal, más los 15.000 del 17 Seminario Internacional de Jazz. No es mucho teniendo en cuenta que habrá 24 actuaciones (10 más que el pasado año) y 169 músicos participando en ellas, lo que da una idea del exiguo dinero destinado a cada artista. “En el Palau nos la jugamos a taquilla”, dicen. Asumen el riesgo que supone no llegar a cubrir los gastos derivados de los respectivos cachés, por eso animan a la gente a acudir a los conciertos.

Sant Andreu Jazz Band. Foto de Lilli Bonmati por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Sant Andreu Jazz Band. Foto de Lilli Bonmati por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

“Este festival es un caramelo, porque aúna estilos diferentes y para todos los públicos”

El primero de todos, de entrada libre, será el domingo 3 de julio en los Jardines del Palau con la Sant Andreu Jazz Band. Joan Chamorro dirige esta banda de Barcelona formada mayoritariamente por jóvenes de entre 7 y 20 años, y de la que Ramón Tort realizó la película documental A film about kids and music ganadora del premio al mejor largometraje en el Festival de Cine de Austin (Texas). Latino habla de “caramelo” para definir el Festival de Jazz de Valencia, porque reúne “diferentes estilos, desde lo clásico a lo más vanguardista, y para todos los gustos”.

He ahí otra de las señas de identidad del nuevo modelo. “Dar siempre lo mismo no es educar a la gente, que tiene que conocer lo nuevo que se está haciendo”, subraya Chevi Martínez, harto de lo que alguien ha llamado la “nombrecitis”, esa obsesión por los grandes nombres del jazz, en detrimento de los nuevos solistas y formaciones. “Los grandes nombres tienen fecha de caducidad y los jóvenes han de conocer aquellos otros que empiezan a despuntar y nosotros dárselos a conocer”, como dicen que ya comienza a verse incluso en festivales tan prestigiosos como los de San Sebastián y Vitoria.

Carlos Gonzálbez. Imagen cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Carlos Gonzálbez. Imagen cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

“Ojalá sirva de modelo a otros festivales”

Desean que su proyecto de jazz para todos los públicos, abierto a los diferentes barrios de la ciudad y con músicos de la propia tierra “ojalá sirva de modelo a otros festivales”. Y lo dicen seguros de que en otras ciudades “ya nos están mirando”, por las referencias que tienen. Y puesto que el festival tiene carácter internacional, su apuesta también se desmarca de la línea general, incidiendo en nombres “menos mediáticos pero de indudable calidad”.

De manera que junto a la Perico Sambeat Big Band, Ramón Cardo & The Nyora Boppers, Carlos Gonzálbez & Fabio Miano Quartet y la Orquestra de València, que por primera vez abre su repertorio al jazz en agrupación, figuran en el programa ilustres como Hermeto Pascoal, Charles Lloyd, Vein Trio & Dave Liebman o Juan Perro. Nombres quizás menos sonoros que los de Wynton Marsalis, Chick Corea o Diego El Cigala, pero que a juicio de Latino y Chevi Martínez merecían estar por ese compromiso hacia lo más emblemático.

Perico Sambeat. Fotografía de Miquel Monfort por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Perico Sambeat. Fotografía de Miquel Monfort por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

“Perico Sambeat es uno de los valores europeos más importantes”

“El saxo Charles Lloyd fue el primero que vendió un millón de ejemplares por su disco Forest Flower de 1966”, destaca Chevi Martínez, anunciando el que será su único concierto en la península. Y de Hermeto Pascoal dice que nunca había estado en Valencia, siendo uno de los grandes músicos a nivel mundial, con “discos cinco estrellas, mientras aquí parece como si no existiera”. De hecho, Miles Davis dijo de este albino brasileño que era “el músico más importante del mundo”. Vein Trio, que ya ha estado en Valencia, concretamente en el Jimmy Glass, es la apuesta de vanguardia igualmente para todos los públicos. Como Juan Perro o Santiago Auserón (Radio Futura).

Domisol Sisters. Imagen cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Dómisol Sisters. Imagen cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

En cualquiera de los casos, insisten en recordar que Perico Sambeat “es uno de los valores europeos más importantes, por sus arreglos y composiciones increíbles”, al igual que Gonzálbez, Miano o Cardo, “que están en un cartel de gran nivel”. Latino aprovecha para destacar también a las Dómisol Sisters, “que sorprenderán seguro, porque tienen un espectáculo muy bonito y de gran calidad”, sin olvidar a Iván ‘Melón’ y su swing cubano o The Big Team, compuesto por Jesús Santandreu, Michael Mossman, Abe Rábade, Carlos Martín, Nelson Cascais y Eric Ineke.

Y como en el espíritu del nuevo Festival de Jazz de Valencia está su despliegue por toda la ciudad, Russafa, el Cabanyal, Benimaclet, El Carme o el Mercado de Colón acogerán diversas actuaciones. También habrá jam sessions en otros espacios habituales de la ciudad, como El Vitti, El Deslunao, Café El Musical, No Hay Nada Mejor que 27 Amigos, Gestalguinos, Café Bigornia o el propio Jimmy Glass, a modo de cartel complementario al festival.

Juan Perro. Fotografía de Daniel Pérez por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Juan Perro. Fotografía de Daniel Pérez por cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

“Los festivales llenos de estrellas parece que fueran a dejarnos ciegos”

“Queremos que sea un festival con conocimiento, didáctico y, por supuesto, respetuoso con la música”. Nada que ver con esos “festivales llenos de estrellas, con las que parece que fuéramos a quedarnos ciegos”, ironiza Latino. El diseñador Daniel Nebot ha sido el encargado del cartel del XX Festival de Jazz de Valencia, calcando el espíritu de sus nuevos responsables. “El jazz se escribe con la J del saxo”, dijo durante la presentación.

Convencidos del largo recorrido del nuevo modelo de festival, confían a su vez en que “con el tiempo sea incluso un atractivo turístico”. Chevi Martínez apuesta por ese “turismo jazzístico”, porque considera que hay mucha gente que cuando viaja a otra ciudad “busca jazz”, apoyándose en la prueba objetiva del Jimmy Glass, donde “cada vez hay más público de ese tipo”. Y vaticina: “En poco tiempo veremos una explosión jazzística importante”. Explosión que, como diría Bob Marley, es lo que tiene de bueno la música: “Cuando te golpea, no sientes dolor”.

Charles Lloyd. Imagen cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Charles Lloyd. Imagen cortesía del Festival de Jazz de Valencia.

Salva Torres

Javier Colina honra al gran Bebo Valdés

Javier Colina & Pepe Rivero
Recordando a Bebo
Jimmy Glass Jazz Bar
C / Baja, 28. Valencia
Miércoles 9 de diciembre de 2015, a las 20.45h (14€)

El prestigioso contrabajista Javier Colina honra la memoria del gran pianista cubano Bebo Valdés, con quien grabó el célebre disco Lágrimas negras y el directo Bebo Valdés y Javier Colina-Live at the Village Vanguard, con un concierto en el Jimmy Glass el miércoles 9 de diciembre.

Colina se presenta en la sala a dúo con el pianista Pepe Rivero, uno de los más reconocidos y brillantes pianistas cubanos de la nueva generación.

Javier Colina. Fotografía de Antonio Porcar cortesía de Jimmy Glass.

Javier Colina. Fotografía de Antonio Porcar cortesía de Jimmy Glass.

Perteneciente a la élite de los contrabajistas internacionales, Javier Colina ha tocado con músicos consagrados como George Cables, Tete Montoliú, Chucho Valdés, Bebo Valdés, Jerry González, Perico Sambeat, Jorge Pardo, Pat Metheny o Michel Camilo, entre muchos otros.

Fuera del jazz ha tocado con artistas flamencos como Tomatito, el Bola, Pepe Habichuela, Diego el Cigala o Enrique Morente. Sus trabajos con el CMS Trio (Colina, Miralta, Sambeat), Colina Serrano Project (con Antonio Serrano) o su trío con la cantante Silvia Pérez Cruz lo sitúan en la primera línea del jazz de este país.

Pepe Rivero

El pianista y compositor Pepe Rivero, miembro esencial de la banda de Celia Cruz, a la que aportó numerosos arreglos, forma parte de la nueva hornada de grandes músicos cubanos que han irrumpido en la escena internacional del jazz.

Rivero ha colaborado con Paquito d´Rivera, David Murray, Omara Portuondo, Jerry González, Javier Colina, Perico Sambeat, Gerardo Núñez o el Cigala, y ha participado en grandes festivales como los de Montreux, Montreal, Jazz Middelheim, Dinamarca, Tokio, Francia, Alemania, Australia, Washington, New Haven o Nueva York.

Javier Colina. Jimmy Glass Jazz Bar.

Javier Colina rinde tributo a Bebo Valdés en Jimmy Glass Jazz Bar.

 

La ‘Senda Nova’ de Miquel Asensio

Senda Nova, de Miquel Asensio
Jimmy Glass
C / Baja, 28. Valencia
Miércoles 2 de diciembre de 2015, a las 20.45h. 12E

El baterista valenciano Miquel Asensio presenta el miércoles 2 de diciembre en el Jimmy Glass su primer disco como líder: Senda nova, un inspirado trabajo en el que, a través de sus propias composiciones, experimenta con nuevos colores y texturas musicales desde el jazz más puro hasta la apertura más conceptual, con un tratamiento libre y orgánico.

Para este estreno en Jimmy Glass estará acompañado por los músicos que participaron en la grabación, un excelente grupo de reciente formación que reúne a grandes del jazz valenciano como el saxofonista Javier Vercher (con quien ha mantenido una complicidad importante en la gestación de este proyecto), el guitarrista Joan Soler, los contrabajistas Rubén Carlés y Ales Cesarini, el pianista Santi Navalón y el trombonista y percusionista Carlos Martín.

Miquel Asensio. Fotografía de Antonio Porcar cortesía de Jimmy Glass.

Miquel Asensio. Fotografía de Antonio Porcar cortesía de Jimmy Glass.

Miquel Asensio, actualmente residente en Madrid, tiene el Título Superior de Jazz por el Conservatorio de Valencia. Toca regularmente en las formaciones de mayor prestigio de la Comunidad Valenciana: Perico Sambeat Big Band, Sedajazz Big Band, Ramón Cardo Quartet, Toni Belenguer Quintet, Greg Hopkins Sextet, Breacking Brass o Carlos Martín Quintet, entre otras.

Así mismo, el baterista colabora con otros grandes músicos como Jesús Santandreu, Albert Palau, Joan Soler, Vicent Macián, Voro García, Javier Vercher, David Pastor o Ricardo Curto, y ha participado en las producciones propias del festival del Jimmy Glass The Black Saint & The Sinner Lady (2013), el Electric Bath Ensemble / Don Ellis: The Trip of the Sixties (2014) y recientemente el Hot Rats Ensemble / Frank Zappa´s Alchemy (2015). Senda Nova es un sorprendente trabajo, atractivo y moderno, con grandes dosis de creatividad.

El baterista valenciano Miquel Asensio. Fotografía de Antonio Porcar cortesía de Jimmy Glass.

El baterista valenciano Miquel Asensio. Fotografía de Antonio Porcar cortesía de Jimmy Glass.

 

Tributo a Frank Zappa en Jimmy Glass

Frank Zappa’s Alchemy, por el octeto Hot Rats Ensemble dirigido por Perico Sambeat
Jimmy Glass
C / Baja, 28. Valencia
Miércoles 18 de noviembre, 2015, a las 20.45h.

El Jimmy Glass presenta el miércoles 18 de noviembre Frank Zappa’s Alchemy, a cargo del octeto Hot Rats Ensemble, que interpretará lo más emblemático de la obra del genial compositor estadounidense en una producción propia del Festival de Jazz Contemporáneo dirigida y arreglada por Perico Sambeat.

El propietario del Jimmy Glass, Chevi Martínez, vuelve a encargar un proyecto original concebido especialmente para la ocasión, a Perico Sambeat, ya habituado a dar forma a las propuestas del Jimmy Glass para la clausura de su festival de otoño, como ocurrió con los montajes The Black Saint and The Sinner Lady y Electric Bath / Don Ellis: The Trip of the Sixties, en las ediciones de 2013 y 2014 respectivamente.

Hot Rats Ensemble, dirigido por Perico Sambeat, durante el ensayo de Frank Zappa's Alchemy. Fotografía de Josep Sogues cortesía de Jimmy Glass.

Hot Rats Ensemble, dirigido por Perico Sambeat, durante el ensayo de Frank Zappa’s Alchemy. Fotografía de Josep Sogues cortesía de Jimmy Glass.

Frank Zappa’s Alchemy ha conseguido llevar la música de este compositor y músico de culto al terreno del jazz, conservando todo el sabor y la esencia, gracias a los acertadísimos arreglos y el laborioso trabajo de transcripción de Sambeat y al notable esfuerzo y numerosos ensayos del ensemble formado por el propio Sambeat, además de Javier Vercher, Voro García, Toni Belenguer, Santi Navalón, Iván Cebrián, Julio Fuster y Miquel Asensio, para convertir esa noche Zappa en algo difícil de olvidar”, asegura Chevi Martínez.

Temas pertenecientes a sus emblemáticos discos Hot Rats (que da nombre al ensemble), Over Nite Sensation o The Grand Wazoo, entre otros, serán interpretados por esta gran formación de músicos valencianos.

Portada del disco Hot Rats, de Frank Zappa.

Portada del disco Hot Rats, de Frank Zappa.

Artista inclasificable, el autor, guitarrista, cantante, productor discográfico y director de cine Frank Zappa (Baltimore, 1940), compuso rock, jazz, blues progresivo, electrónica, música clásica y música concreta. Mientras tanto, para no aburrirse, grabó más de ochenta álbumes con su grupo Mothers of Invention o en solitario.

Desde muy joven se interesó por la composición avant-garde, que, dentro del género del rock progresivo (por definirlo de alguna forma), dio expresión a la alquimia musical que caracteriza su obra, una genial amalgama de rock, jazz o clásica, ecléctica y experimental pero increíblemente atractiva, que hizo que se convirtiera en una estrella de culto durante tres décadas.

Las ácidas letras de sus canciones criticaban lo políticamente correcto con humor e inteligencia. Su legado es impresionante. Muchos de sus álbumes son considerados esenciales en la historia del rock, y es reconocido como uno de los guitarristas y compositores más originales de su tiempo. Aun hoy en día constituye una referencia para un gran número de artistas.

Ensayo del homenaje a Zappa. Fotografía de Josep Sogues cortesía de Jimmy Glass.

Hot Rats Ensemble, dirigido por Perico Sambeat, durante el ensayo de Frank Zappa’s Alchemy. Fotografía de Josep Sogues cortesía de Jimmy Glass.

Wallace Roney abre el Festival del Jimmy Glass

V Festival Internacional de Jazz Contemporáneo del Jimmy Glass
Jimmy Glass Jaz Bar
C / Baja, 28. Valencia
Del 13 de octubre al 20 de noviembre de 2015

Músicos procedentes de Estados Unidos, Europa y diversos puntos de España, incluida la Comunidad Valenciana, confluyen en el V Festival Internacional de Jazz Contemporáneo del Jimmy Glass (del 13 de octubre al 20 de noviembre), en un cartel que reúne jazz de diferentes estilos, tendencias y orígenes para mostrar la actualidad internacional del género.

El Jimmy Glass incluye en la sección oficial del festival a la gran estrella del jazz Wallace Roney con el legendario Lenny White, el maestro del órgano Hammond durante cinco décadas Dr. Lonnie Smith, la presentación de los nuevos discos de Jeremy Pelt, de Walter Smith III y Laurent Coq, y de Marc Miralta, la vanguardista propuesta del trío Digital Primitives, la alianza formada por el grupo Vein con el maestro Greg Osby, así como el cuarteto de Jorge Rossy y Michael Kanan con su homenaje a Gershwin.

Carátula del Frank Zappa's Alchemy. Cortesía de Jimmy Glass.

Carátula del Frank Zappa’s Alchemy. Cortesía de Jimmy Glass.

Producción propia

Como todos los años, el festival presenta un concierto de producción propia concebido especialmente para la ocasión por el programador y propietario de la sala, Chevi Martínez, y dirigido y arreglado por Perico Sambeat. Este último liderará el Hot Rats Ensemble, en un homenaje al genial Frank Zappa, en la sesión Frank Zappa’s Alchemy.

Off Festival

En su sección Off, el Jimmy Glass propone otros doce conciertos, todos ellos con entrada libre, a cargo de grupos procedentes de España, Italia, Canadá y Brasil, y con una notable presencia valenciana, como Albert Sanz / Gabriel Dalvit Duo, Vicente Macián Quartet, Santi Navalón Trio, Javier Vercher´s Deep into the Forest, Andrea Do Guimarães, Kinship Trio, Albert Sanz & Alberto Palau Duo, Myriad 3 Trio, Dino Massa & Pedro Alarcón Duo, Naima, Valverde / Santandreu / Baker, Kontxi Lorente & Lucho Aguilar Duo, así como una jam session de clausura del festival.

Un club con 24 años de trayectoria

El Jimmy Glass, el local de jazz en activo de más antigüedad y mayor trayectoria musical de la Comunidad Valenciana, abrió sus puertas en 1991. En sus veinticuatro años de existencia, el Jimmy Glass ha adquirido una merecida reputación en el mundo del jazz y ha prestado especial atención a los valores emergentes situados en la avanzadilla del género.

En el club han actuado entre muchos otros: Kenny Garrett, Lou Donaldson, Pat Martino, Mark Turner, Greg Osby, Larry Grenadier, Al Foster, James Carter, Jeff Ballard, Antonio Sánchez, Charles McPherson, Perico Sambeat, George Garzone, Eric Harland, Jerry Bergonzi, Jorge Pardo, Scott Hamilton, Lionel Loueke, Jesse Davis, Peter Bernstein, Ambrose Akinmusire, David Binney, Donny McCaslin, Linda Oh, Nasheet Waits, Aaron Parks, François Moutin, Aaron Goldberg, Miguel Zenón, Luis Perdomo, Bill McHenry, Melissa Aldana…

The Black Saint.

Portada de The Black Saint & The Sinner Lady, de Charles Mingus.

Proyectos propios

El Jimmy Glass emprende con frecuencia proyectos de producción propia. Entre ellos se encuentran su Festival de Jazz Contemporáneo y dentro de este marco The Black Saint & The Sinner Lady (2013) y Don Ellis: The Trip of the Sixties (2014) y ahora Frank Zappa’s Alchemy (noviembre de 2015), así como iniciativas originales durante el resto del año que encarga a músicos solventes, como la conmemoración de la mítica sesión del Jazz At Massey Hall revisited o el Homenaje a Gerry Mulligan (2005), que posteriormente pasó por el festival Xàbia Jazz (2006), así como TrasColtrane 2006), que fue el origen de un registro discográfico y de una gira por toda España, o el Ornette Coleman Tribute: The Shape of Jazz to…Go Ahead (2015).

Wallace Roney. Cortesía de Jimmy Glass.

Wallace Roney, en el V Festival Internacional de Jazz Contemporáneo del Jimmy Glass. Cortesía de la organización.