SINDOKMA y las Tierras Áridas

Festival del Libro SINDOKMA
Centre Cultural La Nau (Valencia)
Del 25 al 28 de octubre de 2018

El festival del Libro SINDOKMA, va tomando forma para consolidarse como destacado evento en el panorama cultural de otoño. Un año más, aportará una amplia visión del mundo editorial independiente y dando cabida a los trabajos más delicados y cuidados de entre los realizados habitualmente en una producción artística y contemporánea minuciosa. Por lo que hemos podido saber de SINDOKMA, -entre otras novedades- se incorporará la exposición ‘Tierras Áridas’, que seguirá siendo visitable  pasadas las fechas de encuentro entre editores, diseñadores, dibujantes, ilustradores, tipógrafos, encuadernadores y público previstos para los días 25, 26, 27 y 28 de octubre de 2018. Así, mientras el grueso de programación se celebrará entre las citadas fechas, ‘Tierras Áridas’ permanecerá abierta al público del 26 de Octubre hasta el 23 de Noviembre del presente año 2018, en la Sala Oberta del Centre Cultural La Nau de la Universitat de València, ubicado en el corazón de la ciudad de Valencia (España).

La exposición, ‘Tierras Áridas’ mostrará de manera individual, pieza por pieza, la obra gráfica sobre papel que conforma un proyecto común de Publicación Ensamblada, y donde cada obra, pone de manifiesto el sentimiento que invocan diferentes paisajes desérticos del mundo.

Hay una gran diversidad geográfica, son 25 los autores que provienen de diferentes universidades y editoriales, como Arizona, Phoenix (EEUU), Ciudad Juárez, Chihuahua, (México), Bristol y Londres (Inglaterra), Valencia, Jaén y Granada, (España), aunque pueden incorporarse algunos artistas más de otros países, que están organizados en 4 grupos de trabajo formados cada uno de ellos por 6 artistas.

El grupo de Jaén, cuyos componentes son los artistas, Antonio Alcaraz, Antonio Damián, Antonio Gómez, Antonio Terrada, Christian Walter, y Jim Lorena, se levanta en torno a la Asociación Cultural Librodeartista.info Ediciones. Iniciativa que vio la luz hace una década con una finalidad clara, poner en contacto a artistas interesados en la edición contemporánea y la creación en formato libro de los cinco continentes. Para ello se creó la red social redlibrodeartista.org, con la que vincular intereses y tejer dichos contactos, intercambiar conocimientos y desarrollar colaboraciones profesionales. La citada Red de libro de Artista fue fundada y conducida por Jim Lorena y Antonio Damián. Esta sería la génesis de un proyecto que desemboca en Tierras Áridas.

En cuanto al grupo de Ciudad Juárez, (Cuerpo Académico Gráfica Contemporánea, adscrito a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, México) está formado por: Hortensia Míguez, Ioulia Akhmadeeva, Ireri Topete y Carles Méndez Llopis, entre otros artistas todavía por revelar.

Imagen: Cortesía de Antonio Damián

Imagen: Cortesía de Antonio Damián

El grupo de Phoenix, en torno al Herberger Institute for Design and the Arts de Arizona, EEUU, está formado por: Heather Green, Miriam Del Saz, y Rogelio Gutiérrez entre otros.

De la ciudad donde se desarrolla Sindokma, Valencia, (España) encontramos el grupo formado en torno al Departamento de Dibujo de la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de València, con nombres como Agnieszka Marcelak, Alejandro Rodríguez León, Fernando Evangelio y José Manuel Guillem.

El listado de artistas para participar en Tierras Áridas no está cerrado, puesto que las propuestas colaborativas siguen abiertas en virtud de la calidad de propuestas y coherencia de nuevos equipos de otras nacionalidades que enriquezcan más si cabe el mensaje.

Cada grupo creado por seis integrantes, realizará un libro de artista compuesto por seis hojas de 60×30 centímetros, que se ensamblarán en una pieza a modo de libro de artista, siguiendo un modelo normalizado, y dando como resultado un total de dieciocho ejemplares (hasta el momento del cierre de redacción).

Expuestos lo parámetros técnicos, si nos paramos a reflexionar un segundo, descubriremos que una de las muchas características que hacen realmente cautivadora esta iniciativa, radica en la mirada condicionada por las circunstancias personales, culturales y geográficas de cada artista. Mirada que desentraña la nada, lo inhóspito, y lo convierte en algo tan grande y tangible como el propio desierto.

El festival del libro, donde se enmarca la exposición, Sindokma, coorganizado por MAKMA, La Nau de la Universitat de València y La Generalitat Valenciana a través de la Direcció General de Cultura i Patrimoni, cuenta con el patrocinio del Ajuntament de València y Gandía Blasco, así como con la colaboración de la Universitat Politècnica de València, el Colegi Mayor Rector Peset, ESAT, IVAM, EASD, Museu Joan Fuster, Masquelibros, El Caballero de la Blanca Luna, ECOMUNICAM, y Pinta Valencia.

Editores y colaboradores de SINDOKMA 2017

Imagen cortesía Makma: Editores y colaboradores de SINDOKMA 2017

SINDOKMA, conforme a lo referido anteriormente, propone la puesta en valor de proyectos editoriales poco convencionales, pero de una calidad excelsa en sus producciones. En este festival, se concentran ejemplares que dan minuciosa muestra de detalles especiales, en la mayoría de los casos, auto ediciones, foto libros, libros de artista, libros objeto, encuadernaciones y ediciones contemporáneas o revistas alternativas por citar algunos ejemplos.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Fotografía de archivo, Vicente Chambó

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma. La Zua. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma. La Zúa. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del Libro Sindokma 2017. Arce de la Cage. Fotografía de Archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del Libro Sindokma 2017. Arce de la Cage. Fotografía de Archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Canibal. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Canibal. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Barlin Libros. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Barlin Libros. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del  Festival del libro Sindokma 2017. ESAT. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. ESAT. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Escuela de Arte y Superior de Diseño. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del Libro Sindokma 2017. Punto de Papel. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del Libro Sindokma 2017. Punto de Papel. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. L'horta gràfica. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. L’horta Gràfica. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Libros del Zorro Rojo. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Bizco Books. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del festival del libro Sindokma 2017. Grafito Editorial. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro Sindokma 2017. Grafito Editorial. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro SINDOKMA. Editorial Pensaré Cartoneras. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Algunos de los Stands del Festival del libro SINDOKMA 2017. Editorial Pensaré Cartoneras. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Imagen del montaje de la exposición Tipografía y Dadá libros de la pasada edición de SINDOKMA 2017. Fotografía, archivo Vicente Chambó

Imagen del montaje de la exposición Tipografía y Dadá libros. SINDOKMA 2017. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Como ya ocurrió en 2017, el festival SINDOKMA programa una completa relación de actividades, mesas redondas y presentaciones para todos los públicos. Sin olvidarse de los más pequeños, para los que prepara talleres didácticos gratuitos.

Una de las mesas redondas de la pasada edición del Festival del Libro Sindokma. Fotografía de archivo Vicente Chambó.

Una de las mesas redondas de la pasada edición del Festival del Libro Sindokma. Fotografía de archivo, Vicente Chambó.

Fuentes de la organización han indicado que la Sala Duc de Calàbria albergará además otra exposición de edición contemporánea del fondo de la UPV con lo que el Centre Cultural La Nau convertirá a Valencia en capital de interés internacional de la edición contemporánea.

ESAT presenta en Bellas Artes proyectos fin de carrera

Presentación de proyectos de fin de carrera de ESAT
Salón de Actos del Museo de Bellas Artes
C / San Pío V, 9. Valencia
Del 5 al 7 de junio de 2018, de 10.30 a 14.00h

El Salón de Actos del Museo de Bellas Artes de Valencia acoge los días 5, 6 y 7 de junio la presentación de los proyectos de fin de carrera de los estudios del HND de Arte & Diseño de la Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT), donde se expondrán ante un jurado de reconocido prestigio. Un evento que pone fin a su formación de tres años y donde podrá apreciarse el nivel de estos jóvenes talentos, lo que supone para ellos el inicio de una nueva andadura profesional.

El martes 5 presentarán sus proyectos David de la Torre, Ana Sora, Alberto Martínez y Antonio Cubel. El proyecto de David de la Torre, ‘Kenopsia’, es un estudio de la relación que existe entre los artistas urbanos y el espacio que van a intervenir. Este estudio ha concluido en un libro y diferentes audiovisuales que dejan constancia de estas intervenciones.

ESAT

The White Shadow, proyecto de Jorge Juan Garzón. Imagen cortesía de ESAT.

Ana Sora presentará ‘At night’, un libro que ilustra las experiencias de diferentes personas afectadas por la parálisis del sueño. El libro ha sido posible tras una exhaustiva labor de investigación que incluye entrevistas personales que han inspirado los diferentes capítulos del mismo.

Por su parte, Alberto Martínez hablará de ‘Bohemian Media’, una agencia que ha creado con la intención de apoyar a cantantes y grupos musicales que necesitan desarrollar su imagen desde una primera identidad corporativa hasta video clips, pasando por cartelería, difusión de conciertos, portadas de discos o  diseño web.

Antonio Cubel ha encontrado su inspiración en la carretera, más en concreto en la fotografía nocturna de la misma, en el juego de las luces de los vehículos y en la potencia visual de los materiales reflectantes que se utilizan en ese entorno. El proyecto ‘Interacción lumínica’ consiste en un libro fotográfico de autor y tres piezas escultóricas en las que integra materiales reflectantes y luminiscentes.

El miércoles 6 será el turno de Anabel Povo, Carmen Silvestre, David Bahilo y Jorge Juan Garzón. Anabel Povo hablará de ‘Behind the mask’, un proyecto que consiste en el desarrollo gráfico de un videojuego partiendo de una idea propia. Después del desarrollo de la historia, de sus entornos y sus personajes, ‘Behind the mask’ es un artbook, que incluye también una edición de coleccionista del juego y un potente teaser promocional. ‘The White Shadow, el proyecto de Jorge Juan Garzón, es un libro de arte, germen de una futura animación y un cuento ilustrado escrito por el propio Garzón.

‘Odyssey’ es el título del proyecto de Carmen Silvestre. Se trata de una instalación que gira en torno al concepto de la luz y el efecto que tiene sobre la realidad. Se ha inspirado en el movimiento aparente que tienen la luces del sol y la luna sobre la tierra. David Bahilo presenta ‘Leshly’, una marca de ropa propia diseñada para un público joven. La seña que identifica la marca es el cuidado de las ilustraciones.

El jueves 7 defenderán sus proyectos Erika Andrada, Héctor Giménez y Marta García. Erika Andrada ha enfocado su proyecto ‘NQN Perception AR’ hacia la creación de contenidos de vídeo, imagen, 360º y 3D para ser visualizados a través de la realidad aumentada, aplicados, en este caso, a un hotel.

Héctor Giménez hablará de ‘Noa’, el desarrollo gráfico de un largometraje que se plasmará en un libro de arte y un teaser promocional. Marta García presenta ‘FugitiVe’, un proyecto en el que fusiona dos estéticas en apariencia opuestas pero que conceptualmente comparten elementos comunes, el minimalismo y el punk. Esta simbiosis ha concluido en una línea de ropa innovadora e inusual.

Kenopsia, proyecto de David de la Torre. Imagen cortesía de ESAT.

Kenopsia, proyecto de David de la Torre. Imagen cortesía de ESAT.

Lo digital y el factor humano

La enseñanza de las artes en la era digital: el factor humano
Las Naves
C / Joan Verdeguer, 16. Valencia
Jueves 31 de mayo de 2018, a las 19.00h

La tecnología y las redes sociales han cambiado la forma de ver el arte. La tecnología, para inducir a un significativo cambio de apoyo, y las redes sociales, democratizándolo.

Haría falta un debate profundo que analizara las consecuencias que ha generado el digital en la enseñanza de la creación en general y la de las artes aplicadas en particular. De momento, en esta mesa redonda el debate se centrará en la importancia del factor humano en la enseñanza de las artes en la era digital. Sobre todo en un momento en el que la información se encuentra fácil a golpe de clic.

Posiblemente sea ahora, cuando en cualquier tutorial puede encontrarse la manera de hacer algo, cuando más necesario se haga el factor humano. No deja de ser una tesis que resulta verosímil si atendemos al auge y proliferación de cursos y carreras artísticas.

Se trata de indagar, a través de la exposición y la mesa de debate, sobre las relaciones, vínculos e influencias que todavía se generan entre profesorado / profesionales de la materia que imparten y su alumnado. Y es en el ‘todavía’ donde encontramos la necesidad de abordar un tema no suficientemente explorado ni analizado. Y es en el ‘todavía’ donde toman relevancia estos vínculos y estas influencias citadas debido, precisamente, a esta individualidad hacia la que nos conduce el mundo digital, con sus vídeo-conferencias, cursos online y tutoriales de todo tipo.

Cartel de la mesa redonda. Imagen cortesía de ESAT.

Cartel de la exposición ‘Revolutum’. Imagen cortesía de ESAT.

Participantes

Ricard Huerta: Profesor en la Universidad de Valencia. Educador en artes. Investigador del Institut Universitari de Creativitat e Innovacions Educatives. Director de ERARI y eMuseari. Presidente de Avalem.

Elías Pérez: Profesor titular en el Departamento de Escultura de la Facultad de Bellas Artes de San Carlos, Universidad Politécnica de Valencia. Decano de la Facultad de Bellas Artes de San Carlos de la Universidad Politécnica de Valencia de 2004 a 2009.

Victoria Contreras: Artista multimedia y profesional freelance especialista en herramientas electrónicas e integración de recursos digitales. Socia fundadora de DES.AR.ME. (Desarrollo artístico de los Medios).

Moderador: Alberto Adsuara. Director adjunto de Art & Design en ESAT. Profesor de Fotografía y Narración Visual. Ha publicado cinco ensayos, entre los que destacamos el último por su vinculación a la imagen sintética, tan presente en los creadores contemporáneos.

Profesores y alumnos en franco ‘Revolutum’

Revolutum. 12 Profesores + 12 Alumnos
Las Naves
C / Joan Verdeguer, 16. València
Del 10 de mayo al 2 de junio de 2018

El proyecto ‘Revolutum’ se abre con una exposición, aunque es más que eso. Las Naves y la Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT) se han unido para mostrar el trabajo de esta última con su alumnado, y para reflexionar sobre la docencia artística en una época, la actual, cada vez más digitalizada.

Obra de Victoria Contreras. Imagen cortesía de ESAT.

Obra de Victoria Contreras. Imagen cortesía de ESAT.

Con ese leit-motiv, ‘Revolutum’, inaugurará el jueves 10 de mayo la exposición que muestra las obras del profesorado de ESAT y los trabajos académicos de su alumnado. Esta exposición será muy visual y multidisciplinar (escultura, pintura, print-digital, ilustración, diseño, fotografía y vídeo).

Cartel de Revolutum. Imagen cortesía de ESAT.

Cartel de Revolutum. Imagen cortesía de ESAT.

Además se celebrará una mesa redonda que debatirá sobre arte y pedagogía. ‘La enseñanza de las artes en la era digital: el factor humano’ será la temática de un debate que tendrá lugar el próximo 31 de mayo, y que se centrará en cómo la tecnología y las redes sociales han cambiado la forma de ver el arte, democratizándolo y también provocando consecuencias en la enseñanza artística. En esta mesa redonda participarán docentes de la Universitat de València, la Universitat Politècnica de València, artistas y profesorado de ESAT.

‘Revolutum’ indagará también sobre las relaciones, vínculos e influencias que se generan entre el profesorado y el alumnado en el ejercicio de la docencia y cómo el mundo digital las determina, reflexionando sobre la importancia del factor humano en la enseñanza.

Ilustración de Carlos Ortín. Imagen cortesía de ESAT.

Ilustración de Carlos Ortín. Imagen cortesía de ESAT.

Emulando a David La Chapelle

Trabajos fotográficos de alumnos de ESAT
Cuatro Monos
Carrer de la Reina Na Maria, 7. Valencia
Viernes 23 de febrero de 2018, a las 19.00h

El barrio de Ruzafa de Valencia acogerá el viernes 23 de febrero una muestra de los trabajos fotográficos realizados por los alumnos de la Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT) pertenecientes a su primer curso, tras un intensivo de dos meses. Nunca antes había trabajado ninguno de ellos con cámaras profesionales ni en platós profesionales. Responde a una manera particular de entender el aprendizaje artístico. No a la vieja usanza, con asignaturas transversales que duran todo el año, sino de forma modular y con una inmersión absoluta que dura dos meses por asignatura.

Obra de alumnos de ESAT. Imagen cortesía de la Escuela Superior de Arte y Tecnología.

Fotografía de alumnos de ESAT. Imagen cortesía de la Escuela Superior de Arte y Tecnología.

Por cuarto año consecutivo se podrá visitar esta exposición de fotografías comisariadas por Alberto Adsuara, Responsable de Audiovisuales de ESAT y Profesor  de la asignatura Fotografía de Estudio, que el fotógrafo imparte a los alumnos de primer curso de la carrera Arte&Diseño de la escuela www.esat.es.

El referente artístico desarrollado en el plató fotográfico de ESAT, por lo que respecta a la práctica grupal, es David La Chapelle, fotógrafo y director norteamericano, un creador de atmósferas coloristas, un artista irreverente provocador e inquietante. Dicha práctica consiste en realizar una fotografía emulando lo más posible al definido y personal estilo del prestigioso fotógrafo LaChapelle. Un estilo caracterizado por ese sentido Pop revisionado, actualizado, con colores muy saturados y composiciones entre lúdicas y surreales.

Cartel de la exposición de alumnos de ESAT en Cuatro Monos. Imagen cortesía de Escuela Superior de Arte y Tecnología.

Cartel de la exposición de alumnos de ESAT en Cuatro Monos. Imagen cortesía de Escuela Superior de Arte y Tecnología.

Algunas de estas imágenes, así como otras pertenecientes a prácticas académicas diversas pertenecientes a la misma asignatura, se podrán ver en esta exposición, que muestra la obra de Inés Borao, Ana Cots, Andrea de Pool, Andrea Garfellá, Manfredi Mazzarella, Sandra Olivares, Mireia Sánchez, Vicente Torner, Mario Villanueva, Laura Villaplana. La inauguración será el viernes 23 de febrero, a las 19.00 h, en el local de ‘Cuatro Monos’ ubicado en el barrio de Ruzafa.

Fotografía de alumnos de ESAT. Imagen cortesía de la Escuela Superior de Arte y Tecnología.

Fotografía de alumnos de ESAT. Imagen cortesía de la Escuela Superior de Arte y Tecnología.

El desarrollo (bien explicado) de un videojuego

El desarrollo de un videojuego, por Alejandro Macharowski
Revista Eufonía
Editorial Graó
Octubre de 2017

La editorial Graó, a través de su revista Eufonía, publica un completo e interesante artículo de Alejandro Macharowski sobre videojuegos donde se explica todo el proceso de creación y desarrollo en la Escuela Superior de Arte y Tecnología ESAT.

‘La audiovisión entra en las aulas’ es la temática principal del último número de esta publicación. Una revista dirigida al mundo docente, profesorado de primaria, secundaria y bachillerato, donde se explica de un modo sencillo este largo proceso, motivo por el cual el artículo se ha incluido en este número de Eufonía, Didáctica de la Música.

Alejandro Macharowski. Imagen cortesía del autor.

Alejandro Macharowski. Imagen cortesía del autor.

Los videojuegos, desde hace unos años, son motivo de estudio y de interés social, por ello forman son parte de una industria que factura más que el cine y la música juntos, debido a ello, el mercado necesita de profesionales especializados en su creación y desarrollo vinculados con la creatividad digital.

La inclusión de este texto de Macharowski en Eufonía, una revista indexada en directorios, catálogos y bases de datos como Dialnet, Latindex, Carhus, etc., habla de ello: brindar información en revistas educativas, donde la la tecnología, la imagen y la música tienen un papel protagónico en su desarrollo, entendiendo que los videojuegos, se nutren de estas importantes disciplinas.

Un texto divulgativo donde se explica de forma didáctica, para el público general, cómo se desarrolla un videojuego. Un texto elocuentemente titulado ‘El desarrollo de un videojuego’, en el que se subraya el papel crucial que cumplen la innovación y la creatividad digital en todo ese desarrollo al que alude el título del artículo minuciosamente perfilado por Alejandro Macharowski.

El desarrollo de un videojuego, por Alejandro Macharowski. Revista Eufonía.

El desarrollo de un videojuego, por Alejandro Macharowski. Revista Eufonía.

El festival del libro Sindokma da el salto

Festival del libro Sindokma
La Nau de la Universitat de València
Del 27 al 29 de octubre de 2017

Las editoriales independientes y los sellos dedicados al libro de artista tuvieron un escaparate privilegiado en Sindokma, el festival del libro que celebró en Valencia su tercera edición del 27 al 29 de octubre. Lo hicieron dando un gran salto. Primero, porque se abrió a Iberoamérica teniendo este año como país invitado a México. Segundo, porque estrenó sede en La Nau de la Universitat de Valéncia, en cuyo claustro acogió los expositores y un buen número de actividades que dieron forma al festival. Y tercero, porque duplicó la participación, alojando a medio centenar de editoriales y sellos independientes tanto locales como nacionales y del extranjero.

De izquierda a derecha, Vicente Chambó, Jose Ramón Alarcón, Merche Medina e Ismael Teira. Foto: José Cuéllar.

De izquierda a derecha, Vicente Chambó, Jose Ramón Alarcón, Merche Medina e Ismael Teira. Foto: José Cuéllar.

“Quien vino al festival pudo encontrar ejemplares y libros que es difícil ver en las librerías tradicionales”, subrayó Vicente Chambó, uno de los miembros del equipo organizador, junto a Jose Ramón Alarcón, Merche Medina e Ismael Teira. “Sindokma cubre una parcela del mundo editorial que la gente no suele ver”, apuntó Medina. “Es una radiografía del mapa editorial independiente”, precisó Alarcón. “Los niños de la generación de la pantalla supieron a través de este festival que existe el papel”, agregó Teira.

Es ese papel, dado por muerto con atrevida antelación, el que protagonizó el festival del libro coorganizado por MAKMA, revista de artes visuales y cultura contemporánea, la Direcció General de Cultura i Patrimoni de la Generalitat Valenciana y el Centre Cultural La Nau, y al que asistió un numeroso público durante los tres días que duró el evento. Un papel convertido en pieza de arte gracias al trabajo de editores que apuestan por él como medio de expresión distinto al estrictamente comercial. “Está destinado a los amantes del arte, porque quienes se acercaron pudieron ver piezas únicas”, destacó Chambó. También ha cumplido “una labor pedagógica”, señaló Alarcón, puesto que el festival está pensado para un público infantil semilla de futuros y singulares lectores.

Los surrealistas ya vieron en la modalidad del libro de artista fuente de inagotable creatividad. Lo mismo que después sucedió con el grupo Fluxus o el Pop Art. Robert Filliou teorizó sobre Fluxus diciendo que se trataba antes que nada de un “estado del espíritu”, de cuyo nacimiento nunca se supo, “luego no hay razón para que termine”, concluyó. Sindokma, en cambio, se sabe que nació hace tres años y sus organizadores apuestan igualmente por las razones que ya atesoran para pensar en su larga vida, tras el refrendo alcanzado en su edición recién finalizada en La Nau.

De izquierda a derecha, Jose Ramón Alarcón, Ismael Teira, Merche Medina y Vicente Chambó. Foto: José Cuéllar.

De izquierda a derecha, Jose Ramón Alarcón, Ismael Teira, Merche Medina y Vicente Chambó. Foto: José Cuéllar.

En el festival han colaborado las dos universidades públicas valencianas (UV y UPV), las escuelas ESAT (Escuela Superior de Arte y Tecnología) y EASD (Escola d’Art i Superior de Disenny), así como múltiples editoriales, entre las que cabe destacar Canibaal, Contrabando o Denes. El espíritu de Sindokma se caracteriza igualmente por su “carácter inclusivo”, según remarcó Chambó, como lo prueba el hecho de que haya participado Masquelibros, la feria de libro de artista de Madrid que cerró sus puertas y de la que vinieron a hablar Raquel de Prada, Malile Crespo y Ángel Cajal.

“Queremos que cada año sigue habiendo un país invitado”, señaló Chambó, quien subrayó la importancia que supone para el festival su apertura este año a Iberoamérica. Jim Lorena, Antonio Damián y Antonio Alcaraz acercaron la experiencia editorial de México mediante conferencia vía streaming, que se realizó en diferido permitiendo la conexión con más de 10.000 profesionales de la Red Libro de Artista. Alcaraz y Damián repitieron participación como responsables de la exposición Tipografía y Dadá Libros, que coordinó el propio Vicente Chambó y que ha permanecido en la Sala Oberta durante los días del festival.

De izda a dcha, Vicente Chambó, Jose Ramón Alarcón, Merche Medina e Ismael Teira. Foto: José Cuéllar.

De izda a dcha, Vicente Chambó, Jose Ramón Alarcón, Merche Medina e Ismael Teira. Foto: José Cuéllar.

La muestra homenajeó al gran tipógrafo alemán Emilio Sdun, de quien Alcaraz recordó que formó “a un montón de gente” en los talleres que impartió en la Universitat Politècnica de València, “entre ellos a Marta Pina y Eva Mengual, a quien llegó a regalar gran parte de lo que ahora tiene”. “Muchos han conocido aquí la letra por él, letras que trabajaba de forma poco ortodoxa”, agregó Alcaraz. Esa heterodoxia forma igualmente parte del espíritu de Sindokma, al acoger editoriales y sellos que se caracterizan por su libertad creativa y singular propuesta dentro del mundo del libro.

La Plaza del Patriarca, por medio del proyecto La Plaza Se Mueve del restaurante Mar de Avellanas, acogió una serie de talleres destinados a ese público infantil al que se quiere atraer por su futuro potencial. Así, Pinta Valencia ofreció la oportunidad de crear sus propios libros a los niños mediante la práctica Una historia: papel-libro-artista: “A través de un recorrido por esa historia del papel, desde sus orígenes árabes a Xàtiva, hemos querido que los chavales terminaran haciendo su libro objeto que luego se pudieron llevar a casa”, comentó Ismael Teira.

El Museo Joan Fuster propuso también un acercamiento al modo en que trabajaba el escritor Joan Fuster, mediante una máquina de escribir parecida a la utilizada por el autor de Sueca. Y l’Horta Gràfica se encargó de enseñar a quienes participaron en su taller Huellas Frescas, y a través de una imprenta Minerva, el modo en que se compone letra a letra un texto, para que luego pudieran imprimirlo. Una experiencia única de elaboración artesanal de un libro.

De izda a dcha, Salva Torres, Begoña Siles, Paloma Corpas, Carolina Hermida, Mikel Labastida y Áurea Ortiz, durante el encuentro sobre las teleseries. Imagen cortesía de Sindokma.

De izda a dcha, Salva Torres, Begoña Siles, Paloma Corpas, Carolina Hermida, Mikel Labastida y Áurea Ortiz, durante el encuentro sobre las teleseries. Imagen cortesía de Sindokma.

Hubo más actividades paralelas que vinieron a completar el carácter expositivo del festival. Además de las reseñadas que tuvieron lugar en la Plaza del Patriarca, hubo muchas otras en el Aula Magna de La Nau. Por ejemplo, el encuentro entre expertos en teleseries que abordaron el fenómeno de su eclosión en los últimos años. Hablaron de ello, Paloma Corpas, Carolina Hermida, Mikel Labastida, Áurea Ortiz y Begoña Siles.

Paz Fernández, directora de la Biblioteca Juan March, puso el acento en el tema digital, en una conferencia que llevó por título El acceso digital a los catálogos de arte de la Fundación Juan March, mientras que Sergio Guillem relacionó lectura y deporte infantil, dos ámbitos aparentemente alejados entre sí. Y del deporte a la música, especialidad de la que se hizo cargo Juanjo Mestre a la hora de presentar su libro 1040 discos cardinales, en el que repasa ese millar de temas que deben formar parte del espíritu humano.

Javier Valenzuela compareció en Sindokma para introducirnos en la corrupción que atraviesa su última novela Tánger. Isla Tortuga literaria, un viaje al fondo de uno de los males que aquejan las sociedades opulentas contemporáneas. Las revistas también tuvieron su hueco en el festival, con D(X)I Magazine, Eme Magazine, Revista Mètode, Revista Valenciana d’Etnologia (Museu Valencià d’Etnologia) y Canibaal, revista de arte, literatura y filosofía (del colmillo).

“El perfil vocacional del editor y su carácter emprendedor”, señaló Chambó, es figura clave de Sindokma, como lo es su público, del que Teira apuntó en tono bíblico: “Dejad que los niños se acerquen al papel”. Y lo hicieron llenando su taller. Un papel igualmente clave para entender lo que se juega en un festival del libro que se proclama altavoz de los resistentes a su desaparición. Umberto Eco llegó a decir: “El mundo está lleno de libros preciosos, que nadie lee”. Sindokma ha nacido también para enmendarle la plana al ensayista italiano.

De izda a dcha, Jose Ramón Alarcón, Ismael Teira, Merche Medina y Vicente Chambó. Foto: Jose Cuéllar.

De izda a dcha, Jose Ramón Alarcón, Ismael Teira, Merche Medina y Vicente Chambó. Foto: Jose Cuéllar.

Salva Torres

Cita con el festival de libro Sindokma en La Nau

SINDOKMA. FESTIVAL DEL LIBRO
Centre Cultural La Nau
Carrer de la Universitat 2/Plaça del Patriarca, Valencia
Del viernes 27 al domingo 29 de octubre de 2017

El festival del libro acoge del 27 al 29 de octubre en La Nau a medio centenar de editoriales independientes y sellos de libro de artista.

El festival del libro Sindokma, que tendrá lugar del 27 al 29 de octubre en el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València y contará con medio centenar de editoriales independientes y sellos de libro de artista, se abre a Iberoamérica. Será una de las novedades de la tercera edición (segunda bajo esta denominación, tras la génesis de Russafa Book Weekend en 2014), que busca de esta forma consolidarse como encuentro de referencia para el sector del libro.

Sindokma se abre a Iberoamérica

Sindokma reafirma su presencia anual emplazándose por primera vez en el Centre Cultural La Nau, histórica sede de la Universitat de València desde su fundación a finales del siglo XV, erigiéndose en un enclave arquitectónico y urbanístico estratégico que permitirá solidificar la apuesta del festival a la hora de visibilizar a sus expositores y asegurar la presencia de público heterogéneo allegado desde múltiples áreas de la ciudad, de la provincia y de España, tendiendo puentes con Iberoamérica en esta tercera edición.

En este sentido, Sindokma inicia un ciclo de presentación en abierto para reivindicarse como puerta de entrada de la edición contemporánea de Iberoamérica en Europa, y como puerta de salida de Europa a Iberoamérica. El primer contacto en la presente edición 2017 se establecerá con México y concretamente con Ireri Topete, Hortensia Mínguez, Ioulia Akhmadeeva y Alejandro Villalbazo, con los que Antonio Damián, Antonio Alcaraz, Jim Lorena, Agnieszka Marcelak, Alejandro León y Evangelio, realizarán comunicación virtual para abordar la actualidad del sector editorial, y mostrar fórmulas de colaboración a distancia, tomando como modelo el proyecto ‘Publicaciones ensambladas’, a la vez que se transmitirá la realidad del festival online vía streaming a diversos países de Iberoamérica.

SINDOKMA. ORGANIGRAMA

ACTIVIDADES EN EL AULA MAGNA Y CLAUSTRO DE LA NAU

Sindokma, festival coorganizado por Makma, la Generalitat Valenciana, a través de la Direcció General de Cultura i Patrimoni, y el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València, cuenta con una programación que se repartirá entre el Aula Magna y el Claustro de La Nau, y en la que destacan la presencia de Javier Valenzuela, que presentará su último libro, ‘Limones Negros’;  Paz Fernández, directora de la Biblioteca de la Fundación Juan March, que pondrá el acento en el tema digital, con la conferencia que lleva por título ‘El acceso digital a los catálogos de arte de la Fundación Juan March’; Malile Crespo, Angel Cajal y Raquel de Prada, coorganizadores de la Feria del libro MASQUELIBROS; y otra vez Angel Cajal, que también presentará su libro de artista Pre-posiciones; Juanjo Mestre, que presentará su libro ’2020 discos cardinales’,  o Verónica Alarcón, Enrique Ferré y Andrea Familiar, que hablarán de ‘Los lindes del libro de artista’.

 TALLERES DE ‘LA PLAZA SE MUEVE’ Y SALA GONZALO MONTIEL

El festival del libro ofrecerá igualmente talleres infantiles gratuitos para el público en familia, que se llevarán a cabo en la Plaza del Patriarca en el marco del proyecto La Plaza se Mueve del restaurante Mar de Avellanas; ‘Joan Fuster i les máquines d’escriure’, elaborado por la casa Museu Joan Fuster, y ‘Huellas Frescas’ del colectivo L’Horta Gràfica de la mano de Andrea Familiar.

Igualmente, en la Sala Gonzalo Montiel se desarrollarán diversos talleres infantiles continuos enfocados en la elaboración de un libro de artista, titulados ‘Una historia: papel-libro de artista’ y realizados por Pinta Valencia.

Cronograma de actividades del Festival del Libro Sindokma.

Cronograma de actividades del Festival del Libro Sindokma.

 EXPOSICIÓN EN SALA OBERTA

La Sala Oberta del Centre Cultural La Nau acogerá la exposición ‘Tipografía y Dadá Libros’, que representa una formulación de contenidos del libro como espacio de creación y cuyo título lo dice todo. Muestra comisariada por Antonio Alcaraz y Antonio Damián en homenaje al artista y tipógrafo Emilio Sdun.

Sindokma acogerá decenas de actividades paralelas, entre charlas, conferencia y talleres, erigiéndose así en un punto de encuentro entre los diferentes agentes del mundo de la edición especial, como tipógrafos, diseñadores, encuadernadores, grabadores, curadores, autores, editores y, por supuesto, ciudadanos, compradores y consumidores de libros.

Atendiendo a los índices de consumo cultural que se desprende de los últimos informes emitidos por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, como son el ‘Anuario de estadísticas culturales 2016′ y la ‘Encuesta de hábitos y prácticas culturales en España 2014-2015′, se antoja decisivo la consolidación de un cauce de colaboración entre iniciativas ciudadanas e instituciones públicas, en pro de la materialización de un corpus cultural que disemine y acerque sus contenidos al ámbito y radio de acción cotidianos de los individuos y diferentes colectivos que componen el mapa social de cada región de nuestro país.

El festival del libro Sindokma cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de València, Gandía Blasco y Cervezas Alhambra, así como con la colaboración de ECOMUNICAM, El Caballero de la Blanca Luna, Pinta Valencia, Universitat Politécnica de Valencia, Col.legi Major Rector Peset, ESAT, IVAM, Museu Joan Fuster, Tapinearte y Masquelibros.

Sindokma

 

El patchwork de Carlos Ortin

Elegí un mal día para dejar de fumar, de Carlos Ortin
Galería Estudio64
C / Benicolet, 2 bajo. Plaza de Benimaclet. Valencia
Hasta el 28 de septiembre de 2017

Cuando se acaba de confeccionar una prenda siempre queda algún fragmento de tejido sin utilizar. Los sastres y modistas conservan esos retales para reciclarlos o montar una colcha patchwork. Es el cajón de sastre. Los artistas, a lo largo de su producción, también van acumulando material inédito que por diversas circunstancias no llega a ver la luz. El cajón de sastre de Carlos Ortin rebosaba material de este tipo y, a instancias de sus galeristas y por gusto propio, decidió que ya era hora de airearlo.

Así surgió su propio patchwork, ‘Elegí un mal momento para dejar de fumar’, una colección de 44 obras de pequeño y mediano formato que tapizan las paredes de Estudio 64 hasta el 28 de septiembre. Es una selección de sus remanentes de la última década que incluye viñetas e ilustraciones para periódicos y libros para niños, como ‘Sueños ilustrados’ una serie de 33 títulos bilingües, uno de ellos realizado por Ortin, y el libro colectivo también infantil, ‘El sueño del caracol’.

Detalle de la ilustración del cartel de la exposición 'Elegí un mal día para dejar de fumar', obra de Carlos Ortin. Imagen cortesía del autor.

Detalle de la ilustración del cartel de la exposición ‘Elegí un mal día para dejar de fumar’, obra de Carlos Ortin. Imagen cortesía del autor.

“El título de la exposición es un homenaje a mi admirado Steve McCroskey, el supervisor de la torre de control en ‘Aterriza como puedas’, la película fetiche de todos los insensatos”, dice Ortin. “Sucede que en el preciso momento en que te planteas dar un giro a tu vida, a tu carrera, a tus relaciones, a lo que sea, pasa algo. Algo tremendo o no, pero que hace que tengas que desistir de tus planes. Por culpa de mis amables galeristas, tuve que revisar mis ilustraciones de los últimos años para preparar la muestra, tarea que, como todo el mundo sabe, no se puede acometer sin fumar. He abierto muchas carpetas y he encontrado de todo. Desde proyectos muy prometedores pero nunca acabados, a encargos con los que disfruté mucho y otras cosas con las que estoy muy emocionado porque están a punto de publicarse”.

Barbazul, obra de Carlos Ortin. Imagen cortesía del autor.

Barbazul, obra de Carlos Ortin. Imagen cortesía del autor.

Carlos Ortin empezó a publicar sus historietas en Madriz y Cairo en los años ochenta, una etapa reflejada en el álbum recopilatorio ‘Calor Humano’ editado por La General. También ha hecho ilustraciones de libros infantiles, carteles, diseño editorial y viñetas para distintos medios. El Ministerio de Cultura ha premiado en dos ocasiones sus libros ilustrados y durante los últimos años ha combinado sus trabajos de ilustración con actividades de comisariado en exposiciones como ‘Ilustrísimos’ para las ferias de Bolonia, Beijing y Bogotá y ‘Los hoteles de la imaginación’ para el MuVIM, y con la presidencia de la Federación de Asociaciones de Ilustradores Profesionales (FADIP). Dirige el Curso Avanzado de Ilustración Profesional en la Escuela ESAT de Valencia y es profesor del Master de Diseño e Ilustración de la UPV.

“Llevo a cabo mi trabajo en dos fases”, indica. “La primera, de creación, documentación y boceto, y la segunda de realización propiamente dicha, lo que llamo fase de cocina. De las dos la que más me gusta siempre es la primera. Combino lo analógico y digital porque el ordenador está muy bien para finalizar un trabajo pero me gusta empezar dibujando a mano sobre papel. En cuanto los colores que uso, depende del tema y el destinatario. Para los más jóvenes suelo aplicar colores más vivos e intensos”.

Carlos Ortin en su exposición de Estudio64. Imagen cortesía del autor.

Carlos Ortin en su exposición de Estudio64. Imagen cortesía del autor.

‘The Valencianer’

En diciembre de 2016 Ortin creó la revista digital The Valencianer a imagen de otras semejantes que han nacido inspiradas en la mítica The New Yorker. De periodicidad mensual anda ya por el séptimo número. Incluye ilustraciones y textos en tres idiomas (valenciano, castellano e inglés) y pretende dar otra imagen de Valencia.

“TheValencianer.com revista digital, mensual, trilingüe y gratuita pertenece a la misma familia que The Parisianer y The Tokyoiter todas hijas de The New Yorker. Tratamos de difundir el aroma de la otra València. Esa ciudad semitropical que tanto nos gusta, pero que está tan escondida que parece imaginaria. Una mezcla de esta ciudad en diferentes épocas: la València de los tebeos, la de la exposición, la de los merenderos, la de los suelos hidráulicos de colores, la capital de la República, la de los miramares, la de la falla King-Kong”.

Elvis, de Carlos Ortin. Imagen cortesía del autor.

Elvis, de Carlos Ortin. Imagen cortesía del autor.

Ortin tiene varios proyectos entre manos.  “El que más me ilusiona es un guión de novela gráfica que está siendo dibujado por uno de los más brillantes artistas urbanos de Europa. En estos momentos como más cómodo me siento es escribiendo. De hecho, el próximo año aparecerá mi primer libro solo como escritor. Estará ilustrado por Raquel Catalina, una de mis artistas favoritas”, concluye Ortin.

Frida, de Carlos Ortin. Imagen cortesía del autor.

Frida, de Carlos Ortin. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

Pérez Contel, comprometido con su tiempo (y II)

En torno a Rafael Pérez Contel
Segunda parte

Al acabar la Guerra Civil en 1939 la dictadura encarcela a Rafael Pérez Contel -como represalia por defender la democracia- y le quita la plaza docente que ganara en el concurso público realizado en Madrid en 1933, plaza que recupera en 1950, con el Ministro de Educación Ruiz Giménez.

El arte en nuestra Guerra Civil (JPG) pag 9

Prólogo del libro 'Artistas en Valencia 1936-1939 escrito por Ciprià Ciscar. conseller de Cultura, Educación y Ciencia, publicado en el año 1986 por la Conselleria de Cultura, Educació i Ciència de la Generalitat Valenciana.

Prólogo del libro ‘Artistas en Valencia 1936-1939 escrito por Ciprià Ciscar. conseller de Cultura, Educación y Ciencia, publicado en el año 1986 por la Conselleria de Cultura, Educació i Ciència de la Generalitat Valenciana.

Rafael Pérez Contel lo relata del siguiente modo:

Al final de la Guerra, apenas transcurrida una semana de la “liberación” de Valencia por las tropas franquistas fui denunciado, detenido, encarcelado y juzgado por auxilio a la rebelión. En 1942 salí de la cárcel sin ser juzgado, en libertad provisional, se llamaba, y en 1944 fui juzgado por el Tribunal Militar y condenado a tres años y un día, por la eximente de obediencia debida. Por cierto, que como una muestra de la “imparcialidad” de los Tribunales de Urgencia he de decir que, cuando se retiraron a deliberar los miembros del Tribunal, mis denunciantes entraron en la Sala de Deliberaciones, con la sana intención de que por una mínima condena perdiese mis derechos legales y dejara libre una plaza de profesor para poderla ocupar ellos. (Contel, 1986: 234)

Vuelto a la docencia diecisiete años más tarde, Rafael Pérez Contel es destinado por el Ministerio de Educación al instituto ‘Josep de Ribera’ de la ciudad de Xàtiva, vinculándose durante más de veinte años a una ciudad y a una institución que llegó a amar profundamente, fue allí donde hallará el ambiente académico, intelectual y humano que estaba buscando desde hacía tiempo, a pesar de que fue enviado allí con la intención de apartarlo de la vida pública, alejarlo de las ciudades -como hacía el régimen con los represaliados- estuviera marginado y tenerlo controlado. Pese a todo ello no sucumbió y siguió desarrollando sus ideas.

Las clases de dibujo de Rafael Pérez Contel no se limitaban solo a su asignatura, sino también a diversas actividades curriculares y extracurriculares, entre ellas, realizar salidas y excursiones para investigar el patrimonio arqueológico de la región, fomentando el conocimiento del arte íbero, las pinturas rupestres, los abrigos y las cuevas. También le interesaba que sus alumnos conocieran la cerámica y las diversas técnicas que se podían aplicar al barro, como el «socarrat», técnica de la cual se hizo especialista.

La música, las fallas, los juegos infantiles y el folklore también ocupaban un lugar importante en su labor pedagógica, como puede verse en sus libros. En sus clases de dibujo le interesaba desarrollar diversas técnicas gráficas como el grabado, para ello les hacía utilizar a sus alumnos las herramientas específicas del grabado con la idea de dominar una técnica que les posibilitaría dominar otra forma de expresión por medio del dibujo.

En cuanto a su faceta como artista él mismo nos explica el momento que se vivía en Valencia por aquellos años:

…en Valencia, donde se inició la contestación del Arte oficial académico, como era natural, por ex alumnos de la Escuela de la Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. El primer antecedente de expresión de rechazo del academicismo se produce cuando Genaro Lahuerta y Pedro Sánchez organizaron una Exposición de Arte Joven en la primera y única galería de arte, Sala Imperium de la calle Pascual y Genís. Tan poca inquietud existía en Valencia, entre los artistas, que solamente colaboraron a esta idea otros tres, Beltrán, Cuñaty Mulet. Como entre todos ellos no había número suficiente para hacer exposición, hubieron de invitar a artistas catalanes para poder llevarla a efecto. 

Esta exposición tuvo el mérito de enfrentarse con el academicismo sorollista tan defendido por los que se decían discípulos de Sorolla. Dos años después de esta Exposición, en el año 1930, se efectuó la que en realidad puede ser considerada como la Exposición de auténtica renovación artística en Valencia y que se ha dado en conocer como la Exposición de Vanguardia Valenciana. El grupo expositor estaba integrado por Manuela Ballester, Francisco Carreño, José Renau, Francisco Badía, Pérez Contel, Antonio Ballester, José Sabina, Vicente Beltrán, Salvador Vivó, Enrique Cuñat y el primer pintor pop-art de Valencia, Jiménez Cotanda. 

Las repercusiones de la quema y destrucción de obras de arte por el nazismo en Alemania, en donde fueron quemadas miles de obras de arte en el año 33, fue el hecho determinante de que nos concienciáramos los integrantes del Grupo de la Sala Blava, de que en aquellos momentos históricos para combatir al fascismo y sus aliados no servía un arte idealista, frente a las hordas que asesinaban y destruían para detentar el poder dictador e inhumano. Siempre he creído que la concienciación político-social antifascista tuvo como móvil inicial el impacto de los acontecimientos fascistas en la Alemania nazi y su antecesor italiano: el fascio.” (Contel, 1986: 39)

Nuestro Instituto. Imagen cortesía del autor.

Portadas de las revistas ‘Nuestro Instituto’ (años 1958/1970). Imagen cortesía de Alejandro Macharowski.

Entre los años 1958 y 1971 se implicó en reforzar la presencia de la revista ‘Nuestro Instituto’ publicación del IES Josep de Ribera con un formato moderno y colorido influenciadas por la estética del momento en Europa. El trabajo de sus alumnos se vio de este modo destacado cuando sus trabajos plásticos componían la parte central de un libro sobre la didáctica de las artes visuales. Una voz que el alumnado de ese momento no debería tener dado que el régimen franquista gobernaba de forma que lo jóvenes no pudieran expresarse, recordemos que no existía la democracia. Pérez Contel tuvo que enfrentar muchos problemas para hacer lo que hacía, no tenia apoyos del ministerio de educación.

Arte infantil. Imagen cortesía del autor.

Portada y contrapartida del libro ‘Arte infantil’ (año 1971).

Arte infantil.

Portada del libro ‘Arte infantil’ (año 1969) y revista del Instituto N.E.M. ‘José de Ribera’ (1967). Imágenes cortesía de Alejandro Macharowski.

La sublevación provocada por el fascismo nacional e internacional -Alemania e Italia- acaeció en el verano de 1936, por lo que no se comenzó el curso 1936-1937, lo que no fue óbice para que los rectores del Ministerio de Instrucción Pública, especialmente el Director General de Bellas Artes, José Renau Berenguer, designase una Comisión de especialistas a la que encargó el estudio y confección de nuevos planes para la educación artística, en los cuales se suprimían todo tipo de enseñanza desfasada y a cambio se implantarían nuevas enseñanzas alineadas con criterio de las nuevas formas artísticas de vanguardia. Prácticamente desaparecían en el nuevo plan las clases excesivamente teóricas para poner mayor énfasis en las prácticas de taller. 

En los talleres dirigidos por maestros -varios de ellos para pintura y escultura- se impartían todos los secretos del oficio, asimismo la teoría que acompaña a la práctica. Todo quedó en proyecto, y olvidado al final de la guerra. Los jóvenes estudiantes no comprendidos en edad militar, con algunos profesores, pintaron y esculpieron temas que, expuestos a la contemplación pública, cooperaron a mantener la moral y el espíritu tenso para la lucha, al enfrentarse a la agresión del fascismo nacional e internacional. La creación del Instituto para Obreros fue una modélica experiencia de acceso a enseñanza superior para los trabajadores.” (Contel, 1986: 44)

Una de las pasiones de Rafael Pérez Contel era editar libros, varios de estos textos fueron publicados con grabados de sus alumnos. El más importante de estos trabajos fue ‘Linoleografía, expresión gráfica con linóleo’ un libro dedicado a su mujer e hijos, prologado por el Director de Grabado de la «Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando» de Madrid, Luis Alegre Nuñez. En el inicio del libro Pérez Contel escribe:

El arte es la piedra de toque de la cultura de una época y de un pueblo, y puede medirse por la comprensión del arte del momento en que se vive. El arte es también un medio educativo del que no podemos prescindir en los planes de la educación general de los hombres de mañana. (Contel, 1966: 4)

Linoleografía.

Portada del libro ‘Linoleografía, expresión gráfica con linóleo’ (año 1966).

‘Linoleografía’ es un libro de casi trescientas páginas, impreso con ciento diez estampas originales realizadas por sus alumnos en las clases de grabado. Una forma de destacar la importancia de la educación artística en la enseñanza pública. Para su trabajo como editor contaba con el apoyo de las imprentas de los hermanos Bellver, y Ricardo Mateu de la ciudad de Xàtiva y Manuel Soler de la ciudad de Valencia. En el grabado Rafael Pérez Contel encontró no solo un medio de expresión para sus alumnos sino también una forma de poder comunicar a la sociedad la importancia de la función del arte en la formación de los jóvenes.

Porqué escribir sobre los artistas republicanos:

Volver la vista atrás sirviéndose de testimonios -muy limitados- que han llegado hasta nosotros (escritos o gráficos), son punto menos que imposibles para aclarar las incógnitas de cuanto realizaron los artistas durante 1936-1939….Honradamente, por lo que a mí respecta, cuanto escriba, referente a las artes plásticas y a los artistas de aquel entonces en Valencia recogerá nombres, hasta ahora desconocidos, y obras asimismo desconocidas. Nada más lejos de mí que basar las afirmaciones como hace la mayoría de críticos jueces en el empleo de testimonios escritos por otros -la historia como producto de la tijera- cuando no amasada por invenciones y embustes. 

Me circunscribiré a las obras realizadas en Valencia y a los artistas, valenciano so residentes forzosos por haber sido evacuados en el período de la guerra; la mayoría de los cuales ya conocía y me había relacionado con ellos en Madrid y en otros lugares de la geografía española; así como los valencianos que participaron conmigo; primero en el anhelo de renovación estética en el adocenado medio de la mediocridad valenciana y con los que se concienciaron políticamente antes del 18 de julio.

Ignoro la importancia así como la trascendencia que pueda tener todo cuanto aporte de mi esfuerzo; pero, quiero asegurar que como persona honrada y amante de la verdad, cuanto escriba llevará siempre el marchamo de aludir a cosas vistas y vividas directamente. Acháquese a la mengua de facultades y no a mi deseo, cuando algún fallo advierta el lector porque ya llevo acumulados más de siete decenios. El libro tendrá como motivo principal las biografías ilustradas de los actores más prolíficos con obras más o menos importantes realizadas durante la Guerra Civil en Valencia y otras biografías más esquemáticas, también ilustradas más parcamente, de artistas que participaron de manera directa o indirecta con sus obras o acción durante los años 1936-1939. (Contel, 1966: 55 y 56)

Plaza del Ayuntamiento en el año 1937. Imagen publicada en 'Artistas en Valencia 1936-1939'. Imagen cortesía de Alejandro Macharowski.

Plaza del Ayuntamiento en el año 1937. Imagen publicada en ‘Artistas en Valencia 1936-1939′. Imagen cortesía de Alejandro Macharowski.

Para mí, tanto los que poseen una elevada cota en la apreciación estética al uso como los más modestos, son merecedores de que se les traiga a primer plano y que se les recupere como personas que forman parte de nuestro acervo cultural, aunque fue truncado en la más ilusionada apertura de nuestra Patria. Por eso, en justicia, no hemos discriminado a ninguno con enfoques o juicios de valor, porque todos ellos padecieron hambres espirituales de libertad en democracia, razón por la que dejamos aparte los juicios de valor; haciendo la salvedad de que para nadie ni para nada emitiremos juicios de valor sobre la ideología de ninguno y pondremos énfasis en dar a conocer las obras de manera personal o en los diferentes talleres que en Valencia realizaron artes plásticas. 

Lamentando no haber podido, en algunos casos, ofrecer testimonios porque han desaparecido a consecuencia de los avatares de la Guerra Civil. Y conste que son muchas las obras desaparecidas desde las que se expusieron en el Pabellón de España en la Exposición Universal de París de 1937 -esculturas  y pinturas- entre las que se cuentan la monumental estatua de Alberto titulada “España ha encontrado un camino que conduce a una estrella”, que figura reproducida en un grabado, hasta las modestísimas mías, pasando por una extensa minuta de los más destacados artistas plásticos de Valencia que aquí vivían circunstancialmente, como Arturo, Souto, Rodríguez Luna, Ricardo Boix, Antonio Ballester, etc.

Es lamentable, porque no creo que se pueda achacar a nadie personalmente la ignorancia de las obras y de artistas merecedores del derecho de que, al menos, fueran conocidas obras y autores. Que otros sesudos historiadores y críticos de arte analicen con su real saber o entender los aspectos estéticos y demás zarandajas al uso; por mi parte sólo desearía que hubiesen acertados juicios y valoración estética mediante los cuales se promueva la comprensión y el goce de las obras que quiérase o no forman parte del cordón umbilical de nuestra cultura.

Y para salir al paso de los finos esteticistas: que a “ningún avispado” se le ocurra opinar que las obras de aquellos tiempos estaban inspiradas por móviles extra-estéticos; pues, sin lugar a dudas la creación artística de todos los tiempos en su mayor parte la constituyen obras inspiradas en una tendencia determinada, que en aquellos tiempos de la guerra, la actitud tomada por los artistas aceptando ideologías afines con la suya, dieron como resultado obras dignas de tener en cuenta por su mayor o menor acierto, pero sobre todo porque expresan un momento álgido de la Historia de España y que participan de los matices estéticos de la época en los que, de entrada, incluyo a los que en sus obras perpetuaban valores académicos. (Contel, 1966: 57 y 58)

Rafael Pérez Contel mejoró el estado de la educación por medio de sus aportes al valorar la importancia de la cultura y la educación artística. El sostenía que la formación del alumnado era fundamental para la sociedad del futuro, que los jóvenes de entonces debían conocer sus raíces para realizar una progresión futura, en libertad y con sentido crítico, saber de dónde se viene para saber a dónde se basaría su lema.

Su influencia en el ámbito educativo fue importante aunque tuvo una trascendencia limitada debido al rigor ideológico y la censura impuestos contra quienes no pensaban como el régimen franquista. La falta de apoyo institucional no logró acallarlo, pese a ello su obra-lograda en gran medida con su esfuerzo y el apoyo de sus amigos y compañeros de Xàtiva y Valencia- ha servido en su momento para difundir su trabajo, a través de sus textos y de su docencia, que nos llega hasta hoy día. De este modo ha dado a la educación artística una entidad que hasta el momento nunca antes había tenido en esta región de Europa.

De manera que Rafael Pérez Contel contribuyó en la difusión de la cultura y la educación artística, sus ideas y conceptos expresados en los diferentes textos escritos por él han ayudado a modernizar los enfoques de la educación artística en España. Fue de los pocos docentes que publicara docenas de libros con trabajos de sus alumnos.

El 6 de noviembre de 1983 Rafael Pérez Contel es nombrado ‘Hijo Ilustre de la Ciudad’ junto a Francisco Carreño Prieto, Carmen Gómez Carbonell y Francisco Lozano Sanchis. Un merecido reconocimiento a una de las personas que le había dado tanto a la ciudad setabense.

Rafael Pérez Contel (izq.) en el Museo del Louvre (año 1957). Con alumnos del Instituto Josep de Ribera en viaje de estudios en Hellín (años 70). Imagen cortesía de Alejandro Macharowski.

Rafael Pérez Contel (izq.) en el Museo del Louvre (año 1957). Con alumnos del Instituto Josep de Ribera en viaje de estudios en Hellín (años 70). Imagen cortesía de Alejandro Macharowski.

Entre los años 1986 a 1990, la Generalitat Valenciana publica sus obras más importantes, uno de ellos «Artistas en Valencia 1936-1939» y  en el año 2009, con motivo del centenario de su nacimiento, el Instituto Valenciano de Arte Moderno IVAM le ha recordado con una importante exposición de su trabajo como artista http://www.ivam.es/exposiciones/rafael-perez-contel-4/. Ese mismo año el ayuntamiento de Villar del Arzobispo realiza diversos actos con motivo del centenario de su nacimiento http://www.villardelarzobispo.es/es/content/charla-centenario-de-rafael-perez-contel

Rafael Pérez Contel como pedagogo, divulgador, investigador y artista ha sido un impulsor en la formación de las artes plásticas y visuales en España, una persona que pese a todas las dificultades nunca ha sucumbido a la realidad (Malévich). Una persona que a pesar sufrir pena de cárcel y un exilio interior siempre estuvo comprometida con sus ideas, su tierra, su cultura y su historia para intentar cambiar una realidad de modo que otros puedan vivir mejor. Su trabajo fue aportar una visión contemporánea del mundo -un concepto estético al fin y al cabo- que en ese momento no existía en España.

“El arte es la piedra de toque de la cultura de una época y de un pueblo, y puede medirse por la comprensión del arte del momento en que se vive. El arte es también un medio educativo del que no podemos prescindir en los planes de la educación general de los hombres de mañana”. (Contel, 1966:4)

“Una de las tareas pedagógicas más importantes es ayudar a los estudiantes a formular algo que decir y que sea importante para ellos” (Eisner, 2004: 131)

Referencias bibliográficas:
-Centro de Arte Reina Sofía (1987). Pabellón Español. Exposición Internacional de París de 1937. Madrid: Impresiones Julio Soto S.A.
-Nuestro Instituto (2009). Revista De L´ies Josep de Ribera. 75 Aniversari de la creació. Xàtiva: Gràfiques Tormo SL.
-Perez Contel, R (1966). Linoleografía. Xàtiva: Ediciones Cosmos
-Perez Contel, R. (1971). Arte Infantil. Xàtiva: Imprenta Hijo de R. Mateu
-Perez Contel, R. (1986), Artistas en Valencia 1936-1939. Les NostresArrels. Consellería de Cultura, Educació i Ciencia de la Generalitat Valenciana. Valencia: Ediciones Artes Gráficas Soler, S.A.
-Perez Contel, R. (1987), Legado, grabados y litografías. Valencia: Artes Gráficas Soler,
-Perez Contel, R. (1989). Imatgeria popular a València. Gravats en fusta i metall. Estampes. (Edició seleccionades i restaurades per -Rafel Pérez Contel autor del text, disseny, maqueta i capitulars. Valencia: Artes Gráficas Soler, S.A.
-Perez Contel, R. (1990), Jocs Medievals infantils a València. Delegació de Cultura i Educació de l’Ajuntament de Valencia. Valencia: T.G Ripoll, SA.
-Perez Contel, R, (1995), Ninot de Falla. Escultura folklórica valenciana. Valencia: Ediciones Albatros.

Alejandro Macharowski

* Esta investigación forma parte de una tesis doctoral desarrollada por el autor

Pérez Contel

Detalle de una escultura de Pérez Contel, del catálogo de la exposición del año 2009 con motivo de su centenario realizado en el IVAM. Imagen cortesía de Alejandro Macharowski.