Polirítmia se valencianiza

Festival Polirítmia
Teatre Principal
Barcas 2, València
Del 9 al 12 de julio
Sábado 4 de julio de 2020

El Institut Valencià de Cultura (IVC) ha presentado la nueva edición del festival Polirítmia que se celebrará en València del 9 al 12 de julio en el teatro Principal. Producido por el Institut Valencià de Cultura y el CEFIRE, con la colaboración de la Diputación, Polirítmia es un encuentro de músicas y danzas del Mediterráneo que surgió para recuperar un festival de referencia de nuestra tradición musical de la mano de la cooperación interinstitucional, la territorialización, la internalización y el acceso a la cultura. 

Además de una plataforma de exhibición, incluye un programa formativo de propuestas musicales y dancísticas de carácter tradicional mediterráneo, un encuentro profesional y formativo de artistas y docentes.

Representantes del Festival Polirítmia, durante la presentación del cartel. Imagen cortesía del IVC.

“Polirítmia es una muestra de lo que es posible hacer gracias a la colaboración interinstitucional», señaló Marga Landete, del Servicio de Cultura de la Diputación. «Es también un punto de encuentro de la música de raíz popular que propicia el intercambio y el conocimiento. A pesar de las circunstancias siempre hemos sabido que el festival se haría de una manera u otra, y ahora lo hacemos con todas las medidas de seguridad, con toma de temperatura de los asistentes, con un aforo reducido y vendiendo las entradas por grupos familiares. Sabemos que el público tiene ganas de volver a los espectáculos en vivo y los artistas a reencontrarse con el público”.

Por su parte Rafel Arnal, director artístico del festival, señaló que en la edición de 2020, «el festival se ha valencianizado por la imposibilidad de incluir artistas de otros países. Ofrece a escala musical una fusión perfecta entre la perspectiva local y la voluntad global de la transversalidad mediterránea”. Resaltó la presencia de Urbàlia Rurana, un grupo con más de treinta años de experiencia y del Premio Carles Santos, con la actuación de Spanish Brass & Carles Dénia y así como el concierto ‘Mira si hemos corrido tierras’.

En el Teatre Principal se ofrecerán tres actuaciones por día, una en la calle o la fachada del teatro y dos más en el escenario. Las actuaciones en el exterior empezarán a las 18.30 horas, a cargo de La Trocamba Matanusca los días 9 y 12 de julio, y de Bienparao los días 10 y 11 de julio. Los conciertos en el escenario del Principal tendrán dos horarios diferentes, a las 19.30 y a las 20.30 horas, y se podrá acceder con una única entrada con un precio de 5 euros. 

Urbàlia Rurana. Foto de Sergi García.

El día 9 a las 19.30 horas será el turno de Tarta Relena y a las 20.30 horas podremos ver a Spanish Brass & Carles Dénia con su espectáculo ‘Mira si hem corregut terres’, el día 10 de julio a las 19.30 se ofrecerá la actuación ‘Sarau mediterrani’ con el grupo Urbàlia Rurana, y a las 20.30 actuará Vanesa Muela en trío con su actuación ‘Zaraval’.

El día 11, Eixa presentará su primer disco, ‘Invisibles’, y cerrará el día a las 20.30 horas Matthieu Saglio Quartet con ‘El camino de los vientos’. El día siguiente el grupo Udiva presenta su primer disco, ‘Aigua’. Por último, cierra el festival la actuación de Christian Penalba, una voz joven de la música tradicional valenciana.

La edición de este año también incluye cuatro talleres formativos que se celebrarán entre finales de junio y finales de julio con los siguientes títulos: ‘Introducción al flamenco mediante la guitarra clásica’ impartido por Paco Costa, guitarrista flamenco y creador de la escuela en línea www.guitarraflamencaonline.es, ‘Herramientas para la composición en estilo tradicional en el aula’ a cargo de Isabel Latorre; otro taller será ‘Canto de uso, géneros de baile y ritmos ibéricos’, que tiene como ponente a Raquel Cruces, y el cuarto taller será ‘Las músicas de la tradición mediterránea y balcánica: adaptación curricular y práctica en el aula de ESO y Bachillerato’, impartido por Abel García.

Spanish Brass y Carles Dénia. Foto de Ángel Tejo.

Premis Alfons Roig 2020

Convocante: Diputació de València
Dotación: 40.000 euros en total
Modo de presentación: envío de dossier
Plazo de admisión: hasta el 29 de julio de 2020

L’Àrea de Cultura de la Diputació de València convoca dues modalitats per al Premi Alfons Roig 2020.

Alfons Roig (1903-1987) ha sigut un referent per a la Diputació de València. Persona vinculada a la pròpia corporació, a més de ser un crític actiu i excel·lent coneixedor de les realitats del món de l’art, i donant d’una magnífica col·lecció d’obra contemporània.

El premi Alfons Roig de la Diputació de València es va crear com a homenatge a aquesta figura capdavantera en la modernització del país, promotor de l’interés social envers el pensament i l’art contemporani.

L’edició 2020 aporta una substancial novetat, la d’instaurar una doble modalitat del premi. 

El Premi Alfons Roig a la trajectòria artística, amb una dotació de 22.500 euros, estarà orientat a reconèixer aquelles persones amb una dilatada carrera en el camp de les arts artístiques i visuals.

Bases:

El Premi al projecte artístic, amb una dotació de 17.500 euros, tractarà d’impulsar aquell artista que presente un projecte a realitzar i que convoque l’aprovació d’un jurat especialitzat.

De conformidad con lo previsto en los artículos 17.3 b) y 20.8 a) de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones, se publica el extracto de la convocatoria cuyo texto completo puede consultarse en la Base de Datos Nacional de Subvenciones (https://www.pap.hacienda.gob.es/bdnstrans/ge/es/convocatorias)

Primero. Beneficiarios:
El premio solamente podrá ser otorgado a un/una artista en el ejercicio
actual de su tarea profesional y artística. El premio reconocerá la prometedora carrera profesional y la obra del/de la galardonado/ a.
Las personas candidatas al premio serán artistas valencianos/as, que tengan la vecindad administrativa en cualquiera de los municipios de la Comunitat Valenciana, según lo dispuesto en el artículo 3 del Estatut d´Autonomia de la Comunitat Valenciana y el artículo 14 del Código Civil.
También podrán ser candidatas al premio las personas que, sin cumplir lo anterior, acrediten una de las siguientes circunstancias:
a) Haber cursado un mínimo de 120 créditos o equivalente en estudios superiores de cualquier Universidad pública de la Comunitat Valenciana.
b) Haber realizado un mínimo de una exposición individual en cualquier galería de arte, casa de cultura o centro expositivo de la Comunitat Valenciana.
Los/las solicitantes deberán presentar un dosier, con un proyecto artístico inédito que pueda ser desarrollado por el/la premiado/a, si la Diputación de Valencia decide producir una exposición que desarrolle dicho proyecto.

Segundo. Objeto
El objeto de este Premio es otorgar una dotación económica en reconocimiento del especial interés del proyecto artístico que resulte ganador con la finalidad de dar a conocer y difundir la obra de un artista emergente dentro del ámbito de las artes plásticas y visuales
valencianas.
La Diputación de Valencia podrá en el año 2021 producir una exposiciónque desarrolle el proyecto artístico que resulte premiado, con la colaboración del/de la artista.

Tercero. Bases reguladoras.
La Ordenanza General de Subvenciones (OGS) de la Diputación de Valencia, aprobada por acuerdo de Pleno de 28 de marzo de 2017 y publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de Valencia (BOP) núm. 101, de 29 de mayo de 2017.

Cuarto. Dotación económica
El Premio Proyecto Alfons Roig tendrá dotación económica de 17.500 euros. Este premio está sujeto a la retención correspondiente del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Quinto. Jurado
El Premio Alfons Roig al Proyecto Artístico será otorgado por un jurado compuesto por personas de reconocida trayectoria y experiencia en el ámbito de las artes visuales, y nombrado por el diputado que ejerce las competencias en materia de cultura.

Sexto. Financiación.
La financiación del gasto derivado de la concesión, en régimen de concurrencia competitiva, se imputará a la siguiente aplicación presupuestaria: Aplicación Presupuestaria 301 334.07 481.00 Importe: 17.500 euros.

Séptimo. Forma, plazo y lugar de presentación de los proyectos artísticos.
Las solicitudes junto a la documentación adicional requerida, se presentarán en el plazo de 30 días hábiles a partir del día siguiente a la publicación del extracto de convocatoria en el BOP. Las solicitudes se dirigirán al Presidente de la Diputación y se podrán presentar por los siguientes medios: En la carpeta ciudadana de la Sede Electrónica de la Diputació de València (www.sede.dival.es), En el Registro General de la Diputación de Valencia (Palacio de la Batlía, calle Serranos, núm. 2, 46003 Valencia), o en los lugares que determina el artículo 16 de la Ley 39/2015 de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.
En las solicitudes se declarará responsablemente que la persona no está incursa en ninguna de las prohibiciones para obtener la condición de beneficiaria, previstas en el art. 13 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones (LGS) y en el art. 6 de la OGS.

Octavo. Documentación a aportar
Las candidaturas al Premio al Proyecto Alfons Roig 2020 tendrán que presentar un dosier, en los términos establecidos en la convocatoria.

Más información y bases completas

Reactivando el pulso teatral con ‘Sagunt a escena’

XXXVII ‘Sagunt a escena’ | ‘Recuperem l’escena’
Del 4 de agosto al 5 de septiembre de 2020
Lunes 15 de junio de 2020

Cultura de la Generalitat ha organizado el paquete de medidas ‘reaCtivem’ para ayudar y acompañar en la reanudación y reconstrucción cultural valenciana a causa de los efectos provocados por la COVID-19. En este contexto, ‘reaCtivem’ se marca como una de las medidas importantes reprogramar todo lo que sea posible y mantener esta programación factible, siempre que las autoridades sanitarias lo permitan y definan en cada escenario medidas de seguridad en los aforos culturales.

En este marco, y en la fase de desescalada hacia la nueva normalidad, la 37ª edición del festival ‘Sagunt a escena’, que se celebrará del 4 de agosto al 5 de septiembre con el lema ‘Recuperem l’escena’, organizado por el Institut Valencià de Cultura y por el Ayuntamiento de Sagunto, cuenta también con la colaboración de la Diputació de València y de varias entidades privadas. En este contexto, hay que recordar que Cultura de la Generalitat ha destinado un aumento de 100.000 euros con respecto al que será el presupuesto total del festival.

La secretaria autonómica de Cultura, Raquel Tamarit, ha explicado que “el festival prevé una mayor presencia de compañías valencianas en todos sus espacios de exhibición por el hecho de que es una obligación promover a los y las profesionales de las artes escénicas valencianas e iniciar este camino que nos lleva a recuperar espacios, recuperar espectáculos y permitir que el trabajo de los artistas nos ayude a nosotros, los espectadores, a recuperar también las sensaciones que nos producen las palabras, los gestos, la música y todo lo que tan solo las artes escénicas en directo nos pueden ofrecer”.

En este sentido, ‘Sagunt a escena’ tendrá cerca de 40 espectáculos de artes escénicas y musicales, de los cuales más de una veintena serán de grupos y compañías valencianos. El director general del Institut Valencià de Cultura, Abel Guarinos, ha avanzado que “en todos los espacios el festival ofrecerá este año varios estrenos absolutos, entre los que ya se pueden destacar ‘R-Minds’, la primera producción de teatro de calle en la historia del IVC; ‘Saguntilíada’, de Paco Zarzoso, a cargo de la Hongaresa Teatre; ‘Los nueve’, de Perros Daneses, en el Auditori Joaquín Rodrigo, o ‘Divina aberració’, de Cashalada, en la subida al castillo”.

En los últimos años, y en cada una de las sucesivas ediciones, el festival ha tenido una línea argumental que hacía de hilo conductor para todos los espectáculos exhibidos en el festival. Para esta edición, y teniendo en cuenta las circunstancias, el lema elegido es ‘Recuperem l’escena’. Según Juan Vicente Martínez Luciano, director del festival: “Este es precisamente el objetivo: que los profesionales de la escena, las instituciones y, sobre todo, el público recuperen los escenarios del festival y, por extensión, todos los escenarios de las artes escénicas valencianas después del obligado paréntesis”.

Un instante de las representación de ‘Sagunt a escena’ en el Teatro Romano de Sagunto. Fotografía cortesía del festival.

MAKMA

‘El tutor burlat’ comienza su gira con Les Arts Volant

‘El tutor burlat’ |‘Les Arts Volant’
Les Arts (Cultura de la Generalitat) en colaboración con la Diputación de València y el Ayuntamiento de València
A partir del 27 de junio
Domingo 14 junio de 2020

‘Les Arts Volant’ llevará la ópera ‘El tutor burlat’, del compositor valenciano Vicente Martín i Soler, por diferentes poblaciones de la geografía valenciana, gracias a la colaboración de Cultura de la Generalitat, el Área de Cultura de la Diputación de València y la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de València.

‘Les Arts Volant’ es un proyecto de difusión cultural impulsado desde Les Arts, en colaboración con la Diputación de València y el Ayuntamiento de València, que nació en 2017. Su propósito es hacer llegar la ópera a cualquier rincón del territorio, especialmente a aquellos lugares con escasa actividad musical o donde sería complicado llevar a cabo una representación por carecer de los medios técnicos o instalaciones necesarias.

Para ello, la compañía de ‘Les Arts Volant’ viaja en un gran camión preparado para transformarse en escenario a su llegada a la plaza de cualquier localidad y, posteriormente, ofrecer una ópera en directo interpretada por los artistas del Centre de Perfeccionament del Palau de les Arts, acompañados al piano.

Para esta cuarta gira, el título escogido es la amable, elegante, dulce y algo pícara ‘Il tutore burlato’, de Vicente Martín i Soler, que se presenta en su versión traducida al valenciano por Enedina Lloris. Jaume Policarpo es el director de escena de esta nueva producción, con vestuario de José María Adame e iluminación de Antonio Castro.

Como principal novedad desde que se inició el proyecto, ‘Les Arts Volant’ tendrá cobertura autonómica, tal y como ha anunciado Jesús Iglesias Noriega, ya que Cultura de la Generalitat ha incluido ‘Les Arts Volant’ dentro de las acciones de ‘reaCtivem’ para la recuperación de la vida cultural valenciana.

Con cinco representaciones durante los meses de junio y julio en localidades que han ostentado la capitalidad cultural valenciana, el camión-escenario visitará por primera vez municipios de las comarcas de Alicante y de Castellón como Altea y Villafranca del Cid, para cumplir con la vocación autonómica del proyecto.

“Tras un periodo de consumo digital, debemos recordar a la ciudadanía la experiencia del arte en vivo. No sólo hay que pensar en quienes pueden venir a Les Arts, sino también en los que por distancia o circunstancia no pueden hacerlo. Por ello, ‘Les Arts Volant’ es la más potente herramienta para acercar y dar a conocer la lírica sin limitaciones de cualquier tipo”, ha añadido Iglesias Noriega.

La gira autonómica se fusionará con la gira provincial que auspicia el Área de Cultura de la Diputación, y se verá complementada con las actuaciones en Les Arts, y posteriormente, tras un pequeño descanso en agosto, con las actuaciones en los barrios de València, a propuesta del Ayuntamiento.

Con todo, se prevé un intenso ciclo que contará con hasta 21 representaciones entre finales de junio y principios de octubre.

La gira 2020

La gira para este año 2020 arrancará en la pedanía La Barraca d’Aigües Vives (27 de junio), localidad a la que seguirán Sagunto (28 de junio), Villafranca del Cid (1 de julio), Potries (2 de julio), Godella (4 de julio), Alcublas (5 de julio), Casinos (8 julio), Palau de les Arts (10 y 11 de julio), La Pobla del Duc (15 de julio), Benirredrà (16 de julio), Ayora (18 de julio), Corbera (19 de julio), Gandia (21 de julio), Altea (22 de julio), Atzeneta d’Albaida (24 de julio) y Buñol (25 de julio).

Una escena de ‘El tutor burlat’. ‘Les Arts Volant 2020’.

Tras un paréntesis en el mes de agosto, el equipo de ‘Les Arts Volant’ retomará la gira concentrando sus últimas actuaciones en los barrios de la ciudad de València: Benicalap (25 de septiembre), Sant Marcel·lí (26 de septiembre), Parc Central (27 de septiembre), Malva-rosa (2 de octubre), Patraix (3 de octubre) y Aiora (4 de octubre).

El diputado de Cultura, Xavier Rius, ha manifestado su emoción al ver crecer y consolidarse el proyecto, pues “desde las primeras conversaciones que mantuvimos las administraciones implicadas para activar este proyecto, a finales de 2016, supimos que teníamos ante nosotros un enorme reto. Descentralizar la cultura y poder ofrecer productos de gran calidad cultural a todos los rincones de nuestra geografía, por pequeños que fueran. Es una tarea sobre la que debemos volcar todo nuestro ánimo”. También ha incidido en que “‘Les Arts Volant’ representa los mejores valores de la creatividad valenciana: una apuesta por la excelencia musical y las artes visuales como nexo de hermanamiento entre los pueblos valencianos”.

“No cabe duda de que las tres administraciones implicadas estamos consolidando un proyecto que produce una gran satisfacción y gozo allí donde llega el camión de ‘Les Arts Volant’”, ha remarcado el diputado de Cultura, Xavier Rius.

Por su parte, la concejala de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de València, Glòria Tello, también ha querido mostrar su entusiasmo con ‘Les Arts Volant’. “Durante tres años hemos llenado los barrios y rincones de València con una representación única que ha cautivado a todo tipo de públicos. Nuestro deber como responsables de la cultura es el acercamiento a la ciudadanía y la democratización de la cultura, y más si cabe con un proyecto que ha superado todas nuestras expectativas”.

La concejala del Ayuntamiento ha resaltado que “he tenido ocasión de asistir a casi todas las representaciones, y me ha resultado muy emocionante ver al público cautivado por unos actores y cantantes que se entregan por completo”. Desde el Ayuntamiento de València, ha proseguido Tello, “tratamos de fomentar nuevos hábitos de consumo cultural entre el vecindario y estamos convencidos de que un año más ‘Les Arts Volant’ provocará la satisfacción de nuestros conciudadanos, a quienes quiero invitar a no perderse esta singular representación”.

La obra

Les Arts recupera la primera ópera que escribió Vicente Martín i Soler para este proyecto divulgativo, que además de descubrir la lírica a nuevos públicos, permitirá dar a conocer la figura del compositor valenciano más internacional de todos los tiempos.

“Martín i Soler llevaba casi diez años ausente en el repertorio de Les Arts”, ha recordado Jesús Iglesias Noriega. Por ello, el director artístico ha señalado la importancia de que una iniciativa como ‘Les Arts Volant’ ponga en valor su obra. “En el siglo XVIII un valenciano rivalizó en popularidad con Mozart en la Viena imperial, pero todavía sigue siendo un desconocido para la gran mayoría de la población, también la valenciana. Gracias a la colaboración de Generalitat, Diputación y Ayuntamiento no sólo vamos a hacer la ópera más cercana a la ciudadanía, sino que también vamos a poner en valor el patrimonio cultural de este territorio”, ha añadido.

Jovial y fresca como el paisaje de la campiña romana donde ocurre su trama, esta comedia primera de Martín i Soler evoluciona desde la crítica velada a las férreas normas sociales establecidas a mediados del siglo XVIII hacia la defensa de la libertad y el amor por encima de la convención y la conveniencia, a la vez que expone con cordial clarividencia el nuevo posicionamiento social de la mujer en los años previos a la Revolución Francesa.

Para ello, Jaume Policarpo propone una puesta en escena con una estética inspirada en las tarjetas postales románticas del siglo XIX, de colores tenues, pastel. La escenografía, que también ha diseñado el director valenciano, es “un personaje más. En este caso, hablamos de paneles alegres que se van moviendo para crear espacios distintos, que dan pie al humor y al juego escénico”.

El punto de contraste lo aporta el vestuario, encomendado a José María Adame, que conjuga colores más intensos y elementos actuales, que resaltan con la iluminación de Antonio Castro.

El reparto de ‘El tutor burlat’ está formado por los artistas del Centre de Perfeccionament Aida Gimeno (Violante), Vittoriana De Amicis (Dona Menica), Oleh Lebedyev (Fabrizio) y Omar Lara (Pippo), junto con los cantantes valencianos David Ferri (Don Lelio) y Gonzalo Manglano (Anselmo). Carlos Sanchis acompañará al piano en todas las representaciones del espectáculo.

‘El tutor burlat’. ‘Les Arts Volant 2020’.

MAKMA

Fragments y el paisaje urbano de Markel Redondo

IV Beca Fragments | Markel Redondo
Unió de Periodistes Valencians
Viernes 12 de junio de 2020

La Unió de Periodistes Valencians ha otorgado al fotógrafo Markel Redondo la IV Beca Fragments para la producción de un ensayo fotográfico destinado a investigar la transformación del territorio de la Comunitat Valenciana a través del paisaje.

Según ha explicado el autor en su propuesta, viajará “por todo el territorio con el fin de establecer un relato contemporáneo de los paisajes afectados por el urbanismo brutal entre la década de los 90 y los 2000, poniendo especial atención a las zonas del litoral”.

Fotografía de Markel Redondo. Imagen cortesía de la Unió de Periodistes Valencians.

El objetivo final, tal y como ha señalado Redondo, es el de documentar los efectos que producen el desarrollismo urbano, el turismo y la desertización tanto en el paisaje como en los habitantes. “Espero que el proyecto sirva también para reflexionar sobre el tipo de entorno y el tipo de turismo que queremos”, ha afirmado, al tiempo que ha cuestionado “si buscamos un turismo de masas que busca sol, golf y fiesta o un turismo sostenible que respete el medio ambiente y sea coherente con el entorno y el resto de habitantes”.

Markel Redondo (Bilbao, 1978) es graduado en fotografía y vídeo por la Universidad de Bolton (Reino Unido). Completó sus estudios en China con un máster en fotoperiodismo. Ha colaborado para varios medios internacionales y estatales como Time, New York Times, Le Monde, Stern y El País Semanal, entre otros. Actualmente está representado por Panos Pictures y desde 2018 es operador de drones habilitado por AESA en España. Ha participado en diferentes exposiciones y festivales como, Getxophoto, DOCfield Barcelona, Singapore International Photo Festival, Angkor Photo festival y Guernsey Photo Festival.

Fotografía de Markel Redondo. Imagen cortesía de la Unió de Periodistes Valencians.

El ganador de la cuarta edición de la beca dispondrá de un año para realizar su proyecto, con un presupuesto de 6.000 € en honorarios y un mínimo de 9.000 € para la producción de una exposición y un fotolibro. Fragments, con la coorganización de la Generalitat Valenciana, la colaboración del MuVIM y del Área de Cultura de la Diputación de Valéncia, y el compromiso y patrocinio de Aguas de Valencia, es un proyecto cultural compuesto por una beca de producción, un proyecto expositivo, un proyecto editorial y un programa de actividades que reflexionan sobre el periodismo gráfico.

Detalle de una las fotografías de Markel Redondo. Imagen cortesía de la Unió de Periodistes Valencians.

MAKMA

Escena Diversa para todos los públicos en Les Arts

Ciclo Escena Diversa
Teatro Escalante
Palau de les Arts
Avda. López Piñero, s/n. València
Del 3 al 22 de diciembre de 2019

La Navidad calienta motores y los escenarios de toda la ciudad se disponen a albergar obras que, en clave festiva y de celebración, convoquen a toda la familia. Dentro de esa filosofía el Teatro Escalante, dependiente de la Diputación de Valencia, presenta el ciclo Escena Diversa que incluye tres sugerentes propuestas para todas las edades, a precios populares (cinco euros), que subirán al escenario del Teatre Martín i Soler del Palau de Les Arts del 3 al 22 de diciembre. 

Como su nombre indica, la diversidad es la principal característica de este menú teatral. Tres aventuras multidisciplinares que invitan al público a embarcarse en otros tantos viajes escénicos y emocionales, tan distintos como estimulantes, a través del teatro gestual, los títeres, la danza, el clown, el teatro de máscaras o el audiovisual. Tres títulos cortos y contundentes: ‘Kailo’, de Yapadú Produccions; ‘Estrella’, de Marie de Jongh; y ‘Laika’, de Xirriquiteula Teatre.

‘Kailo’, dentro del ciclo Escena Diversa. Imagen cortesía del Escalante.

“En esta nueva edición del ciclo Escena Diversa, que pretende dar espacio a compañías de nuestro entorno y nacionales con temáticas y estéticas muy diferentes, seguimos apostando por la calidad y la excelencia de las propuestas programadas, siempre desde una óptica de respeto y sensibilidad ante los niños y niñas», dice Glòria Tello, diputada de Teatros. «Ellos son nuestros espectadores del presente y si desde los teatros públicos seguimos ofreciéndoles buenos espectáculos que despierten su curiosidad y alimenten su imaginación, no dejarán de serlo nunca en el futuro”. 

Desterrar el miedo

La primera pieza, ‘Kailo’, de los valencianos Yapadú Produccions, se propone desterrar los miedos de los más pequeños. Un viaje por los territorios de la imaginación para adentrarse en mundos fantásticos por tierra y mar. Una travesía para aceptarse y afrontar los temores que todos llevamos dentro, dirigida y coreografiada por Yoshua Cienfuegos. Un espectáculo sin texto en el que el teatro gestual, la danza y el audiovisual se conjugan en una puesta en escena envolvente que permite al público ser partícipe de esta historia a través de proyecciones que le transportan a un mundo mágico y sorprendente. Un viaje hacia la aceptación de uno mismo para descubrir que dentro de nosotros tenemos un mundo increíble de imaginación y valentía. Un espectáculo idóneo para niños de cuatro a ocho años.

‘Estrella’, dentro del ciclo Escena Diversa. Imagen cortesía del Escalante.

El teatro gestual, delicado y conmovedor de la compañía vasca Marie de Jongh, Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud 2018, desembarcará en la Martín y Soler para narrar la peripecia de una niña virtuosa del piano que debe hacer frente al laberinto emocional que le genera la disciplina férrea a la que le someten sus padres para proyectar su talento. Un reto que consigue gracias a la ayuda y compresión de un ser muy especial, Estrella. Una estrella de mar que, como todas las de su especie,  tiene la capacidad de regenerar sus brazos cuando los pierde o se los destruyen. 

Un montaje que refleja la victoria frente a la adversidad, creado y dirigido por Jokin Oregi, en la que las máscaras y la ausencia de palabras adquieren todo el protagonismo para borrar las fronteras culturales e idiomáticas. Un espectáculo  cargado de compromiso, belleza y emoción, considerado «teatro de adultos para niños y teatro infantil para adultos», reconocido el año pasado con el Premio FETEN al Mejor Espacio Escénico y con el Premio Territorio Violeta Festival al Mejor Espectáculo. Apropiado para mayores de ocho años. 

Perra en órbita

‘Laika’, en el ciclo Escena Diversa. Imagen cortesía del Escalante.

El Escalante cierra la programación de Escena Diversa con ‘Laika’, de la compañía catalana Xirriquiteula Teatre, que rinde homenaje a todos los animales que han contribuido muchas veces con su vida y sufrimientos al progreso de la humanidad. Para ello se centran en la conmovedora historia del primer ser vivo que orbitó la Tierra, la perra rusa Laika. A través de los títeres, el teatro gestual, el clown y con proyecciones de documentos de la época, conoceremos a la perrita que los soviéticos enviaron al espacio, en 1957, su aventura vital y los científicos que participaron en el operativo. Todo ello con la emoción intrínseca de cualquier odisea espacial. 

Escrito y dirigido conjuntamente por Iolanda Llansó, Enric Cases, Marc Costa, Christian Olivé y Daniel Carreras, el espectáculo fue galardonado en 2018 con el Premio Drac D’Or a la Mejor Escenografía y el Premio Drac D’Or del Jurado Infantil, ambos en la Fira de Titelles de Lleida, y el Premio de la Crítica d’Arts Escèniques. Se representa en  valenciano destinado a espectadores mayores de ocho años.

Bel Carrasco

Levando anclas con los Iturbi en Valencia

XX Premio Internacional de Piano Iturbi
Diferentes espacios de València
Del 11 al 29 de septiembre de 2019

El nombre de José Iturbi figura en el Paseo de la Fama de Hollywood. Y la Universidad de California ofrece una beca anual con el nombre de Amparo Iturbi, dedicada al perfeccionamiento pianístico. Y es que los Iturbi dejaron profunda huella en la meca del cine, poniendo música a comedias tan emblemáticas como Levando anclas (George Sidney, 1945), Tres atrevidas hijas (Fred M. Wilcox, 1948) o El beso de medianoche (Norman Taurog, 1949). Antes, José Iturbi ya había dejado profunda huella en la Orquesta Municipal de València, hasta el punto de ser nombrado posteriormente su director honorario, siendo a su vez Socio de Honor de la Filarmónica de Bilbao.

La Diputación de Valencia, aprovechando la celebración del 20 aniversario del Premio Iturbi, cumplido en 2017, ha decidido tomarse un respiro este año para, en lugar de proseguir con la competición, reflexionar en torno a las figuras de José y Amparo Iturbi. Lo hará mediante una serie de ejes temáticos que Glòria Tello, diputada del Premio Iturbi, resumió enfocados en la investigación de sus respectivas e ilustres trayectorias, una exposición con el material descubierto, diversos conciertos, conferencias, clases magistrales de algunos de los pianistas galardonados, y un ciclo de cine con las películas Levando anclas y Holiday in Mexico.

De izda a dcha en la mesa, Antonio Galera, Glôria Tello, Josep Vidal e Inés Sevilla. Imagen cortesía de la Diputación de València.

“Se trata de poner en valor a los tres Iturbi”, explicó el pianista Antonio Galera, refiriéndose a las figuras de los hermanos José y Amparo Iturbi, y al propio Premio Internacional de Piano, que se quiere “más abierto a la sociedad en general”, subrayó Tello. “Si los Iturbi eran universales que el Premio Iturbi también lo sea”, añadió Josep Vidal, jefe de servicio de Cultura de la Diputación de València, quien insistió en esa puesta en valor de los Iturbi y de una “figura tan universal como Amparo, aquí un poco olvidada”.

Vidal fue un poco más allá (“que la cosa no pare”), remarcando la idea de que el galardón “no se limite a ser un premio cada dos años, sino que los Iturbi estén más presentes en nuestra vida”. En la vida de todos los valencianos, precisó, “y no solo de Valencia”, buscando con ello “territorializar la acción”. De esta manera, el 20 aniversario se toma un respiro a nivel competitivo, volviendo el año que viene con su 21 edición, para relanzarse a través de la investigación de los Iturbi.

Inés Sevilla, comisaria de la exposición Iturbis que tendrá lugar en el Centre Cultural la Beneficència, avanzó que habrá programas de sus conciertos históricos, fotografías “muy interesantes”, currículums “de cómo se presentaron a sí mismos”, destacando los escasos estudios dedicados a sus figuras: ninguna biografía de José y prácticamente sin estudios, en el caso de Amparo. Robert O’Sullivan-Ballester, nieto de ésta, será quien arranque el ciclo de conferencias. También habrá una gala final en el Teatre Principal, conducida por Cashalada (Noelia Pérez y Josep Zapater), en la que se interpretarán fragmentos de música clásica, de jazz y de los musicales de Broadway. “Queremos que el Principal sea un escenario de Hollywood en homenaje a los Iturbi”, destacó Galera.

Frank Sinatra, Kathryn Grayson y Gene Kelly en ‘Levando anclas’, con música de José Iturbi.

Salva Torres

La Diputación hace piruetas con el Teatre Escalante

Teatre Escalante
Programación 2019-2020
Diputación de Valencia
Jueves 28 de junio de 2019

“La Administración pública tiene una estructura muy complicada”, lamentó Josep Policarpo, director del Teatre Escalante. Complicada hasta la extenuación. “Han sido tres años de impasse”, continuó diciendo, quien deja el teatro dependiente de la Diputación de Valencia, tras finalizar su contrato en agosto. “Nos hemos instalado en una transitoriedad definitiva”, añadió. El Escalante lleva todo este tiempo sin una sede estable, después de abandonar su espacio de la calle Landerer por problemas estructurales y la falta de acuerdo con sus propietarios.

Tres largos años de dimes y diretes en torno al nuevo espacio. “Una sede estable es necesaria”, volvió a reclamar Policarpo. Se habló de Espai Moma, donde estaban a punto de recalar a falta de unos flecos administrativos que se han ido enredando. Luego se apuntó como posible sede La Marina. Y nada de nada. “Continuamos con la itinerancia”, de manera que “esa necesidad imperiosa la deberá trabajar el nuevo diputado”. Toda una legislatura perdida, que le llevó al director del Escalante a pronunciarse con elegante suavidad, no exenta de crudeza: “Políticamente se ha de asumir la responsabilidad y no hacer dejación de funciones”.

Anna i la màquina del temps, de Dacsa Produccions. Imagen cortesía de Teatre Escalante.

Josep Policarpo se refería a una Diputación de Valencia que ni sabe, ni contesta, al menos durante todo este tiempo. Su plaza, en teoría, volverá a salir a concurso público, aunque de momento tampoco se sepa nada. De nuevo, la pesada Administración pública. Pesada y dubitativa. Por eso Policarpo aseguró que era “difícil valorarlo ahora”, si se presentaría o no a ese hipotético concurso: “Dependerá del grado de compromiso que tenga la Diputación con el Escalante. Si eso no se dice públicamente, pues igual no habrá tantos candidatos”.

La dejación de funciones ha llevado a dibujar un nuevo panorama, “que el Escalante pase al Institut Valenciá de Cultura”, según dejó caer Policarpo, haciéndose eco de las declaraciones del conseller de Cultura, Vicent Marzá. “Es digna y realizable”, aunque eso tenga que contemplar “otro régimen jurídico”, lo cual supondría, viendo la pesadez administrativa, volver a las declaraciones voluntariosas, carentes de efectividad. “Ha faltado el compromiso y la voluntad por parte del presidente de la Diputación”, señaló de forma taxativa Policarpo.

Estrella, de Jokin Oregi. Imagen cortesía de Teatre Escalante.

El director del Escalante, que dijo haber hecho “de la necesidad virtud” y definir su mandato como una “carrera de obstáculos que hemos ido superando”, describió con cierta amargura esta última etapa: “Había cierto orgullo por el Teatre Escalante, los políticos le tenían cariño. Y eso se ha perdido en los últimos años” de gobierno progresista venido, en este caso, a menos. Una lástima, teniendo en cuenta el arduo y valorado trabajo de Jaume Policarpo, a quien le llovieron agradecimientos por parte del sector teatral, que quiso acompañarle en su última comparecencia pública como responsable del Escalante. Al menos, si las cosas no cambian.

Luego fue desgranando sus logros al frente del teatro de la Diputación. “El gran reto era reformar el modelo de teatro público, porque estaba desvirtuado. No había igualdad de oportunidades, ni programas artísticos de largo recorrido, ni transparencia en la gestión”. Su intención ha sido “rearmarlo, modernizar la gestión, dar paso a nuevas compañías y renovar los lenguajes”. Un cambio que se ha reflejado, por ejemplo, en el estreno de ocho espectáculos propios durante las tres últimas temporadas, destacando los proyectos de La Teta Calva, Pot de Plom, Gabi Ochoa, Otra Danza, El Pont Flotant, Lucas Escobedo, Dacsa Produccions y Crit, “que nunca habían trabajado en proyectos públicos de esta envergadura”, subrayó el director del Escalante.

Josep Policarpo (quinto de izda a dcha), junto a Rosa Pérez Garijo y diversos representantes teatrales. Imagen cortesía del Escalante.

Ya metido en la nueva temporada, destacó el espectáculo Lluna, la única producción propia, en la que L’Horta Teatre combinará las artes escénicas con la ciencia y la tecnología, bajo la dirección de Juan Pablo Mendiola. Es la única producción del Escalante para este año, porque, como indicó Policarpo, la ausencia de un espacio estable dificulta, con tan poco tiempo y las dudas reinantes, la posibilidad de programar otras que necesitan “cinco semanas como mínimo para hacerlas”. El Teatre Principal, el Centre del Carme, el Teatre Martin i Soler del Palau de les Arts, y La Mutant (otro espacio que sigue en el aire), son los lugares por donde itinera el Escalante, y ninguno de ellos puede ofrecer esas condiciones mínimas necesarias para desarrollar una producción propia.

Por el contrario, se repondrán tres de sus espectáculos más emblemáticos: Anna i la màquina del temps (Dacsa), Les aventures de Tomasa Sawyer (La Teta Calva), y Yolo (Lucas Escobedo). Además, continuará con los ciclos Teatre de la Memòria, Teatre i Mùsica, Escena Diversa, y Menut Teatre, al tiempo que seguirá colaborando con los festivales Russafa Escènica y Dansa València. Todo ello a falta de que la Diputación se pronuncie sobre el futuro del Escalante, un año más navegando en aguas de nadie.

Flou Papagayo, de Clara Poch y Marçal Calvet. Imagen cortesía de Teatre Escalante.

Salva Torres

Sobre los muros fronterizos

En tierra de nadie
Centre Cultural La Beneficència
C / Corona, 36. Valencia
Hasta el 23 de diciembre de 2018

El Centre Cultural La Beneficència acoge la exposición ‘En tierra de nadie’ inaugurada el miércoles 5 de diciembre, que contó con la participación de representantes del área de Cultura de la Diputació de València, del Museu Valencià d’Etnologia y de CEAR-País Valencià.

No es la primera vez que el área de Cultura de la Diputació de València ha manifestado su especial sensibilidad a la hora de abordar los problemas sociales derivados de las migraciones, con diversas muestras y exposiciones sobre la temática en el Museu Valencià d’Etnologia o  el MuVIM. Ahora, el área encabezada por el diputado Xavier Rius, colabora con CEAR, organismo impulsor de la muestra, acogiendo en las dependencias de La Beneficència la exposición ‘En tierra de nadie’, que se podrá visitar hasta el 23 de diciembre de 2018.

Representantes institucionales en la inauguración de la exposición 'En tierra de nadie'. Imagen cortesía de la Beneficència

Representantes institucionales en la inauguración de la exposición ‘En tierra de nadie’. Imagen cortesía de la Beneficència

‘En tierra de nadie’ es una instalación que traslada a los visitantes a un lugar, el de las fronteras, donde la violencia y la impunidad quedan por encima de los derechos y las vidas de las personas. En un momento en el que cerca de 65 millones de personas se ven obligadas a abandonar sus hogares, el alambre y el hormigón dominan un paisaje con más de 70 muros fronterizos, donde los derechos humanos son sistemáticamente vulnerados.

Esta exposición es el resultado de cuatro misiones de observación llevadas a cabo por CEAR en Grecia, Italia, la frontera sur de España con Marruecos y México, y forma parte del ‘Observatorio del derecho de asilo, las migraciones forzadas y las fronteras’, financiada por la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional (AEXCID).

Vista de la exposición 'En tierra de nadie'. Imagen cortesía de La Beneficència.

Vista de la exposición ‘En tierra de nadie’. Imagen cortesía de La Beneficència.

¿No es país para jóvenes?

¿No es país para jóvenes?

Hace unos días entrevisté a un joven pintor mexicano, José Antonio Ochoa, el reciente ganador del premio de pintura de la Fundación Mainel. Repasando su trayectoria, me contaba con naturalidad cómo sus años de formación le llevaron de México a Chicago, luego a Sevilla y finalmente a Valencia. Ese detalle no me llamó la atención durante la conversación. Y precisamente por eso, testimonia algo de lo que tal vez no somos siempre conscientes, en el medio local: la capacidad de atracción que ejerce nuestra escena artística -y como parte de ella, la pictórica- entre creativos jóvenes. Seguro que, si nos preguntasen por la trayectoria vital de los artistas valencianos en el presente, tal vez muchos contestaríamos que lo normal entre jóvenes creadores es irse. Y sería parte de la verdad.

On the road de Jose Antonio Ochoa. Ganador XXI Premio Nacional de Pintura

On the road de Jose Antonio Ochoa. Ganador XXI Premio Nacional de Pintura. Imagen cortesía de Fundación Mainel.

Pero uno es historiador (del arte), cosa que ya no tiene remedio. Si te acostumbras a intentar mirar con un poco de perspectiva, surgen otros contextos, otros elementos de referencia. Empezando por las administraciones públicas, es ya lugar común tomar la apertura del IVAM en 1989 como el gran proyecto activador de la cultura artística valenciana contemporánea. Más allá de los altibajos en su historia, lo tiene todo para seguir siendo el referente esencial de la escena artística valenciana, por colección, por exposiciones, y por actividades. Desde fechas mucho más recientes, el Consorcio de Museos aspira a consolidarse como un actor atento a intereses y perfiles mucho más diversos, a proponer enfoques innovadores de gestión, y a vertebrar el territorio superando la tradicional focalización en la capital autonómica.

El siguiente elemento a considerar es, sin lugar a dudas, una Facultad de Bellas Artes de la UPV que ha tenido un desarrollo extraordinario en las últimas décadas. Bien dotada en cuanto a capital humano y a medios materiales, actúa como polo de atracción en la formación de -entre otros perfiles artísticos- pintores, dentro de una gran variedad de prácticas, de estilos y tendencias. Me cuesta valorarla como otra cosa que una historia de éxito: con sombras y luces, como todas, pero con neto predominio de las segundas, sobre todo si se compara con muchas de sus homólogas nacionales.

El coleccionismo privado siempre había estado ahí, pero ahora se está institucionalizando y va ganando visibilidad pública. Bombas Gens es el caso paradigmático, aunque ni mucho menos el único. Ahí están la Colección Martínez Guerricabeitia, o la Fundación Chirivella Soriano, o las múltiples iniciativas artísticas de DKV. Para cuando abra sede en 2020, las expectativas sobre la Fundación Hortensia Herrero son muy altas; lógicamente, tanto como el perfil de la familia Roig. Ninguna de estas colecciones se limita a un ámbito valenciano, pero tampoco se entendería que no contribuyesen a cultivarlo, incluyendo a los jóvenes.

Ya que hablamos de cultivar, las becas formativas para artistas también son importantes, incluso en tiempos de globalización y vuelos de bajo coste. Las becas Alfons Roig dan una dignísima continuidad a la labor ya centenaria de la Diputación de Valencia, en este campo. La colaboración del Ayuntamiento de Valencia con la Casa de Velázquez es un reciente añadido en este campo.

Exposicion XVIII Premio Nacional de Pintura. Cortesia de Jorge Sebastián Lozano

Exposicion XVIII Premio Nacional de Pintura. Imagen cortesia de Fundación Mainel

Y después de la formación, los premios para jóvenes. El concepto no está exento de dificultades, de las tensiones implícitas en diferenciar pintores jóvenes respecto a ¿emergentes? ¿media carrera? ¿precarios permanentes? La variedad de premios y enfoques refleja las soluciones propuestas, tanto desde la Administración como desde la sociedad civil. Hay dónde elegir: la Real Academia de San Carlos, el Senyera, el de la Fundación Mainel, el Mardel, la Bienal Comenge…

No quiero dejar de mencionar la continua vitalidad del arte público y el arte urbano, tan activos en nuestro entorno cercano. Intentar encajonar esa escena dentro de las coordenadas pictóricas, que son el marco de este texto, equivaldría a deformarla. Pero tampoco puede negarse que existen conexiones.

Por supuesto, esta panorámica -que no tiene ninguna pretensión de exhaustividad- estaría incompleta sin los retos de mejora. Muy especialmente, hay toda una serie de retos en cuanto a la escasa demanda de artes visuales en la sociedad valenciana. Los datos de mera asistencia a actividades artísticas hablan por sí solos. Sigue habiendo un desequilibrio entre la amplia oferta disponible y la demanda real. La compra de arte sigue siendo vista como algo fuera del alcance de las clases medias. En los casos en que sí hay voluntad de comprar, además, esa demanda se cubre mayoritariamente en ferias y foros internacionales. Todo esto se traduce a que los trabajadores del sector luchen seriamente por la mera supervivencia laboral, en un contexto caracterizado por la precariedad, según informes varios vienen refrendando.

Como consecuencia pero también como causa de lo anterior, tenemos un escenario de medios de comunicación culturales muy fragmentado e inestable. Esta problemática no es específica del ámbito valenciano, sino que forma parte de una situación general nacional. No faltan iniciativas de calidad; falta escala. Ojalá los recién recuperados medios de titularidad autonómica sirvieran para mostrar que información, entretenimiento y cultura pueden coexistir de maneras creativas. Queda mucho por aprender, en este campo, pero la propia MAKMA es un ejemplo estimulante.

Otro reto radica precisamente en la gran proliferación de iniciativas. Pensemos en la escena local de festivales, pocas semanas después de Russafart. A la vez, no lo neguemos, muchas iniciativas adolecen de inestabilidad y falta de continuidad. Por introducir aquí un actor tan esencial como son las galerías, la crisis financiera se llevó por delante profesionales que ya parecían consolidados en nuestra escena; pero no se trata sólo de la crisis, es algo más amplio. Algún día habrá que escribir la historia de tantas galerías que abren y desaparecen antes de dos años, la de los premios que dejaron de convocarse tras pocas ediciones, la de ferias de arte o salas públicas de exposiciones que cierran tras décadas de actividad…

Inauguración XIX Premio Nacional de Pintura. Cortesía de Jorge Sebastián Lozano

Inauguración XIX Premio Nacional de Pintura. Imagen cortesía de Fundación Mainel

Dándole la vuelta a la moneda, no es menos reseñable el mérito y el esfuerzo detrás de las iniciativas que sí se mantienen en pie. Al principio cité un ejemplo, que conozco de primera mano, las 21 ediciones del premio de pintura Mainel para pintores menores de 35 años; por él han pasado muchísimos nombres que hoy ya vemos consolidados dentro del panorama expositivo. El mérito nunca corresponde a una sola institución, sino que suele explicarse por la colaboración de otros actores; en este caso, la generosa participación de los jurados es un punto esencial.

En cuanto a los propios artistas, la disparidad de situaciones entre ellos es tan grande que dificulta un diagnóstico compartido. Poco en común tienen nuestros nombres más internacionales y tantos jóvenes que empiezan a enviar sus dossiers al terminar la carrera. La dureza de la profesionalización artística es extrema. Desde el asociacionismo profesional, AVVAC ha jugado un papel relevante de organización y denuncia durante muchos años. Sus actuales problemas institucionales hacen visible la fragilidad de la estructura, el escaso atractivo del esfuerzo colectivo, que sin embargo sigue siendo imprescindible.

Mucho de todo esto resulta evidente al leer las entrevistas a artistas que vertebran Espais d’Art, la estupenda exposición todavía visitable en Bancaja. La propia sede de esa exposición es emblema del amargo devenir de un actor económico y social tan importante como fue la principal caja de ahorros valenciana. Los damnificados en ese proceso fueron muchísimos; uno de ellos, poco visibilizado, fueron los propios artistas valencianos. El actual equipo gestor sigue planteando exposiciones útiles en este sentido, cosa también digna de agradecimiento, pese a una limitación radical de medios, en comparación con los años dorados. Por contraste, el Caixaforum será sin lugar a dudas un foco de enriquecimiento cultural para Valencia, pero está por ver si se prestará una atención grande a la escena local. No parece ser parte de su modelo institucional, ni tampoco tendría por qué serlo, pero el nicho y la necesidad existen.

Tantos logros y tantos retos no deberían hacernos perder de vista el resultado de toda esta escena, aquí apenas bosquejada. Y no es otro que una galaxia -no se busquen aquí metáforas futbolísticas, por favor- de abundantes e interesantes pintores valencianos jóvenes. Por supuesto, no es sencillo definir su valencianidad, más allá de la circunstancia biográfica de formarse o estar activos, más o menos establemente, en Valencia. Pero, aprendiendo de nuestra historia, estaría bien que les valorásemos aquí antes de que obtengan fuera el reconocimiento que merecen.

Exposición XX Premio Nacional de Pintura. Cortesía Jorge Sebástian Lozano

Exposición XX Premio Nacional de Pintura. Imagen cortesía de Fundación Mainel

Jorge Sebastián Lozano
Universitat de València