La cultura es necesaria, el dinero también

Russafa Escènica
Diferentes espacios de València
Del 24 de septiembre al 4 de octubre
Lunes 21 de septiembre de 2020

La directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, no se cansa de repetir que la cultura es necesaria, además de segura, en estos tiempos de incerteza por culpa del coronavirus. “No es un lujo”, subrayó, para combatir esa otra creencia extendida como si fuera un mantra dañino. “Tenemos que lanzar un mensaje tranquilizador y real”, añadió.

“Hemos de reinventar la vida”, apuntó Antonio Ariño, vicerrector de Cultura de la Universitat de València, institución que, desde un principio, ha venido apoyando el festival de otoño Russafa Escènica, que cumple su décima edición, a la que sus responsables han llegado “más agotados que nunca”, resaltó Jerónimo Cornelles, su director artístico.

Russafa Escència
Representantes institucionales y responsables de Russafa Escènica, en el claustro de La Nau. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Russafa Escènica es un claro ejemplo de esa necesidad de cultura de la que ha venido mamando todo el equipo del festival, cuando los tiempos no eran nada propicios, si es que los han existido en algún momento para todos cuantos se dedican a promoverla.

Por eso, desgastados por nadar a contracorriente, proclaman que esa necesidad cultural ha de estar acompañada del dinero correspondiente y, sobre todo, a tiempo. “Todavía no han salido las ayudas institucionales, por eso en cualquier momento nos podemos caer. Todo este escenario se puede ir al garete”, aseveró Cornelles, que con un presupuesto estimado de 220.000€ (frente a los 150.000 de la edición anterior), apenas disponían de una cantidad irrisoria para costearlo cuando solo faltan dos días para ponerlo en marcha.

“No sabemos a fecha de hoy si vamos a cobrar por un año de trabajo”, agregó Cornelles, extendiendo esa incertidumbre a los artistas, compañías y trabajadores que ya han realizado su labor y esperan el cobro. De ahí que lanzara el mensaje, que también se viene repitiendo a lo largo del tiempo, que las instituciones perdieran “esa rigidez burocrática que las caracteriza”.

Dicho lo cual, el director artístico de Russafa Escènica también quiso valorar positivamente la implicación de todas las instituciones que colaboran con el festival, desde la propia Dirección General de Cultura y Patrimonio, al Consorci de Museus de la Generalitat Valenciana, pasando lógicamente por la propia Universitat de València, Ayuntamiento, SGAE Comunitat Valenciana, Fundación Bancaja, así como responsables de las salas de teatro que acogen diversas obras de la programación, como Espacio Inestable, Sala Off o Teatro Círculo.

Imagen extraída del video promocional de Russafa Escènica por cortesía del festival.

La gran novedad de este año, impulsada para contrarrestar el daño presencial ocasionado por el covid-19, es la digitalización de los contenidos del festival. Las obras incluidas en la programación han sido grabadas con gran calidad, para que puedan ser vistas en formato online a finales de octubre a través de la plataforma stagein.tv.

La obligada reducción del aforo, para cumplir las medidas de seguridad, será de esta forma compensado con la proyección digital de todos los espectáculos, que se podrán ver en régimen de alquiler durante 24 horas por un módico precio, dependiendo de las características de cada obra. “El 75% de la recaudación será para los artistas”, precisó Cornelles.

La disminución del número de espectáculos (de los 10 viveros se pasa a cinco) también conlleva una nota positiva: “Ahora pagamos el doble de caché”, resaltó Cornelles, quien subrayó que contaban con “el presupuesto más caro de la historia del festival”, parte del cual se lo lleva la novedad del costoso proceso de digitalización.

Aunque el 50% del aforo ya estaba vendido, a dos días del arranque del certamen, lo cierto es que ahora se ha pasado de las 10.200 entradas vendidas la pasada edición, a las 3.000 actuales, por aquello de haber tenido que reducir en ocasiones cada espectáculo de 35 a 5 espectadores. “Y eso nos hiere de muerte económicamente”, remachó el director artístico de Russafa Escènica.

Un momento de la presentación del festival de otoño en el Aula Magna de La Nau. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Amoraga reconoció que la pandemia y el confinamiento posterior les había “pillado con el pie cambiado”, pero que, “dentro de la lentitud”, dijo que se estaban “afrontando los cambios”. De hecho, frente al cansancio de Cornelles y su equipo, la directora general de Cultura y Patrimonio quiso lanzar de nuevo un mensaje de optimismo: “Se van a anunciar medidas de choque, que también afectan al mundo de la cultura”, refiriéndose al debate sobre el estado de la Comunitat Valenciana que en esos momentos se celebraba en Les Corts con el presidente Ximo Puig a la cabeza.

Ariño, en su escrito explicativo sobre los ‘Deseos’ del lema que aglutina temáticamente los espectáculos del festival, animó a realizar una “taxonomía” de dichos deseos, en el contexto de una sociedad de consumo que pretende alcanzarlos sin demora.

Cornelles se limitó a decir que había circo, danza, música y una gran diversidad, “con ética y estética”, al tiempo que señalaba que había “tantos deseos como seres humanos”, pero que puestos a resumir esa diversidad se decantaba, “sobre todo”, por el “deseo de ser feliz”. Felicidad que tiene sus peligros, por utilizar la metáfora empleada por Amoraga: “La cultura tiene sus riesgos y es que te puedes morir de placer o de risa”.

Cartel anunciador de la obra ‘Los de arriba’, de Adrián Novella. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Entre los espectáculos que pueden provocar esa “muerte” por exaltación de los sentidos, está el Invernadero que Adrián Novella dirige en la Sala 7 del Teatro Rialto, bajo el título de ‘Los de arriba’. En él, unos jóvenes festejan, con las pertinentes medidas de seguridad, la vuelta a la normalidad tras la pandemia, cuestionando el futuro que les aguarda.

Y entre los interrogantes, el siguiente: “¿Importa más la salud o la economía?” Cornelles se atrevió a dar una respuesta: “Para mí, la salud, aunque un economista seguramente se inclinaría por lo segundo”. Esa dialéctica entre salud, en este caso cultural, y el dinero asociado a la necesaria y básica economía doméstica, también forma parte del trasfondo que subyace en Russafa Escènica, cuyo futuro está en el aire. ¿O no? “Se seguirá haciendo, porque todas las instituciones haremos el esfuerzo para que continúe”, concluyó Ariño.  

Imagen extraída del video promocional de Russafa Escènica, por cortesía del festival de otoño.

Salva Torres

Ritos ancestrales en San Miguel de los Reyes

‘Rito’, de Asun Noales y Susana Guerrero
Festival 10 Sentidos
Monasterio de San Miguel de los Reyes
Avda. de la Constitución 284, València
17 de septiembre a las 20:00
Jueves 17 de septiembre de 2020

El filósofo surcoreano Byung-Chul Han, en su libro ‘La desaparición de los rituales’, apunta que el mundo actual sufre una carestía de lo simbólico: “La actual presión para producir priva a las cosas de su durabilidad”. A su juicio, los ritos, en tanto acciones simbólicas, transmiten una serie de valores “que mantienen cohesionada una comunidad”. Precisamente lo que reivindica el Festival 10 Sentidos que, bajo el lema ‘Soñadores’, arranca su programación escénica en el Monasterio de San Miguel de los Reyes con el espectáculo de danza y arte contemporáneo titulado ‘Rito’. “Está sustentado en la idea de transmitir esos ritos que hacen comunidad”, resaltó Meritxell Barberá, codirectora junto a Inma García del certamen escénico.

Ritos
Escena de ‘Rito’, de OtraDanza. Fotografía de Germán Antón por cortesía de la compañía.

‘Rito’, de la compañía OtraDanza, ahonda en la necesidad de los ritos, a partir de una idea de Asun Noales y Susana Guerrero, quien afirmó que la obra “trabaja con lo que no se ve”, refiriéndose a esa energía ancestral que transmiten los cuerpos en danza, en el marco de una escenografía circular compuesta por un centenar de cabezas de jaguar. “El jaguar, en la simbología mexicana, representa al animal protector de los hombres”, subrayó Guerrero, trasladando esa ritualidad a “la cotidianeidad de las pequeñas cosas”, como por ejemplo hacer una simple tortilla, que ella dice cocinar con esmero.

La demora en los actos, frente a las prisas de la sociedad de consumo, confieren a los ritos esa durabilidad asociada al carácter simbólico de las cosas eternas. “No es posible demorarse en algo si nos limitamos a gastar y a consumir las cosas…En el marco ritual las cosas no se consumen ni se gastan, sino que se usan. Por eso pueden llegar a hacerse antiguas”, señala Han. Esa antigüedad perdurable, que ‘Rito’ evoca mediante una cuidada puesta en escena y el singular trabajo de los bailarines Asun Noales y Sebastián Nowinsky, también fue subrayada por Barberá: “Lo novedoso bebe de todo lo anterior”.

Escena de ‘Rito’, de OtraDanza. Fotografía de Germán Antón por cortesía de la compañía.

Según explican desde la propia compañía, la obra viene a ser “la celebración de un mito, de una historia fabulosa que nos explica, sin palabras, aspectos de la condición humana y de las fuerzas de la naturaleza”. Sin palabras, algo que Han advierte jugando con las palabras comunidad y comunicación: “Los ritos generan una comunidad sin comunicación, mientras que lo que predomina hoy es una comunicación sin comunidad”, de manera que “lo nuevo enseguida se banaliza convirtiéndose en rutina”.

Jesús Martí, director general del Institut Valencià de la Joventut, se refirió a la importancia del Festival 10 Sentidos a la hora, precisamente, de profundizar en la condición humana a través de la danza y las artes vivas: “Con vuestro festival ampliáis la cabeza de los espectadores y ofrecéis alternativas a los jóvenes”, a los que conminó a “que abran los ojos y escuchen”. Todo ello en el marco del Monasterio de San Miguel de los Reyes, “convertido en un referente no solo patrimonial, sino cultural”, al que aludió Carmen Amoraga, directora general de Cultura y Patrimonio. “Nuestra apuesta por la cultura se multiplica, demostrando que es segura”, agregó.

De izda a dcha, Jesús Martí, Carmen Amoraga, Meritxell Barberá, Inma García y Susana Guerrero. Foto: Merche Medina.

Acerca del mantra que corea la supuesta inseguridad de la cultura, por aquello de reunir en un espacio cerrado a un buen número de espectadores, Amoraga fue taxativa: “No es una cosa de ahora”, producto de la pandemia por el coronavirus, “sino que nos han hecho creer que la cultura era accesoria”, explotando ahora, “pero estos lodos vienen de otros polvos”, sugiriendo en tono jocoso como lema para el próximo 10 Sentidos el de “sufridores”. Barberá salió al quite para proponer el de “resistidores”, lanzando una advertencia: “Si no hay apoyo brutal por parte de las instituciones la cultura desaparece”.

‘Rito’ viene, en este sentido, a proclamar la importancia de los mitos, en tanto leyendas que forjan los seres humanos para combatir el caos que amenaza con destruirnos. “La tradición oral, las leyendas, los chismes y las supersticiones son importantes para trabajar con ellas desde las artes”, apuntó Guerrero, con el imponente Monasterio de San Miguel de los Reyes acogiendo el espectáculo. En su interior, con ecos de cierta sacralidad, resuena lo que Han vincula con la palabra religión, término que procede de religar, fijar la atención. “Toda praxis religiosa es un ejercicio de atención. El templo es un lugar de profunda atención”.

Susana Guerrero, en el centro de su instalación para ‘Rito’. Foto: Merche Medina.

Además de ‘Rito’, que se presenta el jueves 17 (“todavía no se ha visto en Valencia”, puntualizó Barberá) y que luego irá al municipio madrileño de Tres Cantos el 7 de noviembre, el Festival 10 Sentidos programará la obra ‘Halab’, de Sol Picó, en este mismo escenario de San Miguel de los Reyes. Un total de 24 bailarines estudiantes de danza darán vida a los refugiados de la ciudad de Alepo en Siria, para dar visibilidad al drama de quienes arriesgan sus vidas huyendo de sus países por el Mediterráneo.

El Centre del Carme también acogerá un ciclo de conciertos del festival, con formaciones musicales que el 1 de octubre le pondrán música a las artes vivas. Carlota, Lisasinson, Cero en Conducta, JuAnKmUS DJset o MueveloReina serán las encargadas de hacerlo. La Mutant, Teatre El Musical, Rambleta, Sala Off, Espacio Inestable o el Teatro Principal serán otras sedes de un certamen que, pese a la pandemia, ha logrado reprogramar todo lo suspendido en su día. “Ha sido más fácil reprogramar de lo que pensábamos”, dijo Barberá, gracias a la “generosidad” de los artistas. “Sin cultura podemos sobrevivir, con cultura, vivimos”, concluyó Amoraga.

 

Sebastián Nowinsky, mostrando ‘Rito’ a los medios. Imagen cortesía de la Generalitat.

Salva Torres 

‘Presoners’, cartas desde la cárcel

‘Presoners’, de Carles Alberola
Textos de Pasqual Alapont, Sònia Alejo, Chema Cardeña, Patrícia Pardo, Rodolf Sirera y Begoña Tena
Intérpretes: Maria Caballero, Enric Juezas, Águeda Llorca, Miguel Àngel Romo, Imma Sancho, Bruno Tamarit y Merce Tienda
Diferentes espacios de San Miguel de los Reyes
Avenida de la Constitución 284, València
Del 19 al 24 de septiembre
Miércoles 9 de septiembre de 2020

La Generalitat, junto con Albena Teatre, presenta la obra teatral ‘Presoners’, que recrea las comunicaciones que los presos mantenían con sus familiares mediante las cartas que enviaban y recibían durante el tiempo que permanecieron en la cárcel. La representación es una ficción, basada en hechos reales, que consta de seis monólogos que se desarrollan en diferentes periodos de la historia de España, desde finales de la Guerra Civil hasta 1975, con un denominador común: el protagonista está privado de libertad por desafección al régimen franquista.

Los textos son de Pasqual Alapont, Sònia Alejo, Chema Cardeña, Patrícia Pardo, Rodolf Sirera y Begoña Tena, y la interpretación, de Maria Caballero, Enric Juezas, Águeda Llorca, Miguel Àngel Romo, Imma Sancho, Bruno Tamarit y Merce Tienda.

La obra se realizará del 19 al 24 de septiembre en diferentes espacios del monasterio de San Miguel de los Reyes. Para asistir hay que reservar la entrada, que es gratuita, en el teléfono 96 3874002 en horario de 10.00 a 13.00 y de 16.00 a 18.00 de lunes a viernes, a partir del 10 de septiembre. Solo se podrán reservar cuatro entradas por llamada.

Presoners
Carmen Amoraga y Carles Alberola, los más próximos al cartel, junto a diferentes representantes de las obras. Imagen cortesía de la Generalitat.

La directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, presentó la obra junto con el director Carles Alberola, Toni Benavent (Producció Albena Teatre), la escritora Sònia Alejo y la actriz Merce Tienda. Amoraga señaló que esta obra se representa en diferentes espacios del monasterio de San Miguel de los Reyes, que fue presidio desde finales del siglo XIX hasta el 1960, donde fueron encarceladas personas contrarias a la dictadura de Franco. “Los textos teatrales adquieren en este escenario un realismo mayor porque estos muros fueron testigos del sufrimiento y de la angustia de personas encarceladas solo por sus ideas políticas”, añadió Amoraga.

‘Descalç’, de Pasqual Alapont, narra la historia de un jornalero del campo condenado a muerte en 1940 por pertenecer a una colectividad de tierras comunes y está interpretada por Bruno Tamarit. ‘Matilde i els llops’, de Sònia Alejo y protagonizada por Águeda Llorca, cuenta cómo una mujer en 1942 escribe un cuento como regalo para su hija de ocho años, horas antes de recibir el bautismo.

De izda a dcha y de arriba abajo, Sirera, Alberola, Cardeña, Tena, Alapont, Alejo y Pardo. Imagen cortesía de la Generalitat.

En ‘El mestre’, de Begoña Tena, un profesor (Enric Juezas) encarcelado en 1946 por divulgar la cultura en las misiones pedagógicas continúa enseñando a escribir a sus compañeros. ‘Les arracades i el pantà’, de Patrícia Pardo, ambientada en 1952, describe la angustia de una madre, interpretada por Merce Tienda, que escribe a sus hijas contándoles por qué su padre y ella están en la cárcel.

‘Matinada’, de Rodolf Sirera, es la narración de una joven de familia burguesa que es detenida por elaborar propaganda contra el régimen en 1968. Maria Caballero es la protagonista. En ‘La veu d’altres’, de Chema Cardeña, el protagonista es un periodista (encarnado por Miguel Ángel Romo) de 1975 encarcelado por difundir lo que la prensa extranjera escribía sobre España.

Estos seis monólogos tendrán un prólogo y un epílogo situado en 2020. El prólogo, ‘La memòria tancada’, de Chema Cardeña, nos invita a un viaje década a década por las cartas escritas desde el infierno. El epílogo, ‘El clam del silenci’, de Pasqual Alapont, nos habla de las heridas traumáticas que pasan de padres a hijos y de cómo no podemos ser cómplices del silencio, con Imma Sancho en el papel protagonista.

Cartel de la obra ‘Presoners’, dirigida por Carles Alberola.

MAKMA

González Tornel dirigirá el Bellas Artes de Valencia

Pablo González Tornel
Nuevo director del Museo de Bellas Artes de Valencia
Sustituye a Carlos Reyero Hermosilla
Jueves 23 de julio de 2020

Pablo González Tornel dirigirá el Museo de Bellas Artes de València desde el próximo mes de septiembre en sustitución de Carlos Reyero Hermosilla, que deja el cargo por motivos de salud y ha solicitado la jubilación, según ha informado la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga. González Tornel (València, 1977) es profesor titular en la Universitat Jaume I de Castelló. Sus trabajos de investigación han versado sobre la historia del arte valenciano, la fiesta como construcción cultural y los usos y funciones de la imagen durante la Edad Moderna. Ha sido autor de una decena de libros, doce proyectos de investigación y ha comisariado exposiciones.

El nombramiento, que se hará efectivo a partir del mes de septiembre, puesto que Carlos Reyero se jubila el 31 de agosto, ha sido comunicado y cuenta con la conformidad de los miembros que formaron parte del tribunal del concurso, así como de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura. Reyero Hermosilla asumió el cargo de director del Museo de Bellas Artes en agosto del año pasado y ha solicitado su paso a la jubilación por motivos de salud.

De izda a dcha, Pablo González Tornel, Carmen Amoraga y Carlos Reyero. Imagen cortesía de la Generalitat Valenciana.

Durante su ejercicio en el Museo de Bellas Artes ha gestionado tres exposiciones temporales: ‘Teste Grottesche’, ‘La matanza de los inocentes’ y ‘Ni clásicos ni modernos. Buscando la verdad en el Museo de Bellas Artes’, que él mismo comisarió. También se ha presentado el cuadro restaurado del Maestro de Perea ‘Virgen del Gremio de los Molineros’ y se ha expuesto la predela del retablo de San Jorge del Centenar de la Ploma que está siendo restaurada por el IVCR+i.

González Tornel es licenciado en Historia del Arte por la Universitat de València (2000) y doctor por la Universitat Politècnica de València (2005) con la calificación de sobresaliente ‘cum laude’ y el premio extraordinario de doctorado al año siguiente. Desde agosto de 2018 es profesor en la Universitat Jaume I de Castelló. Por citar algunos de sus libros publicados: ‘Arte y arquitectura en la Valencia de 1700’ (2005), ‘La Fiesta Barroca. El Reino de Valencia’ (2010), ‘José Mínguez. Un arquitecto barroco en la Valencia del siglo XVIII’ (2010) y ‘Roma Hispánica. Cultura festiva española en la capital del Barroco’ (2017).

Ha participado en proyectos de investigación y dirigido los siguientes: ‘La fiesta española en la Roma barroca’, ‘Cuatro reyes para Sicilia’, ‘La fiesta española en Nápoles’ y ‘Sicilia bajo la dominación española y La Inmaculada con los Jurados de Valencia’. También ha comisariado exposiciones de arte, entre ellas: ‘Antonio Aliprandi, un estucador lombardo en Valencia’ (2005), ‘Gli Asburgo. Arte e propaganda nella collezione di incisioni della Biblioteca Casanatense’ (2013) e ‘Intacta María. Política y religiosidad en la España barroca’ (2017).

El puesto de director del Museo de Bellas Artes es de naturaleza funcionarial, por lo que solo pueden optar al mismo funcionarios de carrera. El proceso de selección se realizó hace menos de un año siguiendo los criterios marcados por el código de buenas prácticas en la cultura valenciana, siempre cumpliendo la legalidad que exigen las normas de la función pública valenciana.

La comisión de especialistas que analizó las propuestas estuvo compuesta por Raquel Tamarit, secretaria autonómica de Cultura y Deporte; Carmen Amoraga, directora general de Cultura y Patrimonio; Manuel Borja Villel, director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía; Leticia Ruiz, jefa del Departamento de Pintura Española del Renacimiento en el Museo del Prado; Nuria Enguita, directora de Bombas Gens; Yolanda Gil, profesora del Departamento de Historia del Arte de la Universitat de València; Rosalía Torrent, profesora de Estética y Teoría de las Artes de la Universitat Jaume I de Castelló y directora del Museo de Arte Contemporáneo de Vilafamés, y Amparo Carbonell, académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos y vocal del Consell Valencià de Cultura.

Pablo González Tornel. Imagen cortesía de la Generalitat Valenciana.

En el citado proceso de selección, González Tornel fue el candidato que se quedó en segunda posición. Con la jubilación de Reyero, Pablo González Tornel es el sustituto natural para ocupar el cargo de director del Museo de Bellas Artes, realizándose una transición coordinada en el traspaso de la Dirección del museo.

Se presentó al concurso con un proyecto asentado en dos ejes prioritarios: ‘Un museo de cultura’ para que el museo funcione como un centro de investigación y reflexión artística, y ‘Un museo para todos y todas’ que origine un diálogo abierto con el público y su entorno.

Entre el academicismo y la modernidad

‘Ni clásicos ni modernos. Buscando la verdad en el Museo de Bellas Artes’
Museo de Bellas Artes de València
San Pío V 9, València
Del 27 de febrero al 24 de mayo de 2020

El Museo de Bellas Artes de Valencia inaugura la exposición ‘Ni clásicos ni modernos. Buscando la verdad en el Museo de Bellas Artes’, que muestra obras que no están encuadradas con claridad en un periodo artístico concreto, transitando entre los años cincuenta y ochenta del siglo XIX y que ofrecen una nueva mirada sobre la pintura del siglo XIX.

Las pinturas de esta exposición se podrían denominar clásicas porque remiten a modelos antiguos, tanto por el tema como por la forma, y encarnan un canon estético e ideológico codificado, de raíz académica, siguiendo prácticas consolidadas por el uso, en cuanto a la creación, contemplación y destino como obras de arte. Pero, a la vez, podrían ser modernas por ser pinturas de su tiempo, por el mensaje de actualidad, por la destreza en la ejecución o por el conocimiento de los recursos representativos.

Vista de la exposición ‘Ni clásicos ni modernos’. Museo de Bellas Artes de València

‘Ni clásicos ni modernos’ analiza cómo el deseo de representar de forma sincera el mundo conocido empezó a cuestionar las convenciones de la belleza académica. Se trata de un momento de posibilidades abiertas, donde los principios tradicionales no han desaparecido, pero ya se detecta una gran autenticidad expresiva.

La exposición se compone de treinta nueve piezas seleccionadas de los fondos del Museo y una de la Diputación de València, y está dividida en cuatro secciones, tituladas ‘Pasado y emoción’ (pintura histórica, religiosa y decorativa), ‘Individuo y apariencia’ (retratos), ‘Escenario y lugar’ (paisaje) y ‘Pueblo y progreso’ (tipos y costumbres).

Se exhiben obras de Ignacio Pinazo, Francisco Domingo, Salvador Martínez Cubells, Antonio Gisbert, Raimundo de Madrazo, Francisco Pradilla, Martín Rico, Antonio Muñoz Degrain o Bernardo Ferrandiz , entre otros.

Carlos Reyero y Carmen Amoraga durante la presentación de la muestra ‘Ni clásicos ni modernos’ en el Museo de Bellas Artes de Valencia.

La directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, y el director del Museo de Bellas Artes de València, que es el comisario de esta exposición, Carlos Reyero, han presentado los detalles de esta muestra que estará abierta hasta el 24 de mayo de 2020.

Carmen Amoraga ha considerado que esta exposición cumple un doble objetivo, “por un lado se muestra un periodo de la historia del arte que no se expone actualmente en la colección permanente del Museo y, por otro, salen a la luz fondos valiosos que guarda el museo”. Ha recordado que la difusión de lo que el museo contiene en sus almacenes es una de las líneas de actuación del actual director del Museo de Bellas Artes.

De las obras expuestas, solo una de ellas se encontraba en la colección permanente: ‘Retrato de señora vestida de negro’, de Raimundo de Madrazo, el resto han salido de los almacenes del museo. Algunas de las obras de esta exposición se han exhibido con anterioridad en exposiciones temporales, pero hay dos que no se han expuesto nunca: ‘El Clavari’, de José Benavent Calatayud, y ‘Mendigo’, de José Bru Albiñana.

Vista de la exposición ‘Ni clásicos ni modernos’. Museo de Bellas Artes de Valencia.

Las obras han necesitado la correspondiente revisión de las restauradoras del museo. De las 38 obras inspeccionadas y acondicionadas para esta exposición, dos de ellas han requerido una restauración más profunda: ‘Retrato de niños’, de Francisco Domingo Marqués, y ‘Mendigo, de José Bru Albiñana.

El director del museo y comisario de la exposición, Carlos Reyero, ha destacado la necesidad de “diluir, con una mirada alejada de prejuicios estéticos, la frontera que suele trazarse entre academicismo y modernidad, entre tradición artística y realidad visual. A través de un término más amplio, como es la búsqueda de la verdad, que cada artista persigue a su modo, la exposición invita a reflexionar sobre conceptos de plena actualidad, tales como tradición, memoria, identidad, emoción, grupo social, pueblo o patria, que son angulares en el ámbito cultural y artístico de la segunda mitad del siglo XIX”.

Detalle de la obra ‘Retrato de señora vestida de negro’, de Raimundo de Madrazo. Fotografía cortesía del Museo de Bellas Artes de València.

MAKMA

Con autoría femenina, ‘Bibliotecas en igualdad’

‘Bibliotecas en Igualdad’
Organiza: Clásicas y Modernas
Facultat de Ciències Socials de la Universitat de València
Avenida dels Tarongers 4b, València
Viernes 12 de abril de 2019, a partir de las 9:00

El salón de actos de la Facultat de Ciències Socials de la Universitat de València se convertirá el próximo viernes 12 de abril, a partir de las 9 horas, en punto de encuentro para autoras, editoras y lectoras de toda España. Organizada por la asociación feminista sin ánimo de lucro Clásicas y Modernas, aquí tendrá lugar la primera jornada enmarcada en el proyecto nacional ‘Bibliotecas en Igualdad’, el cual pretende tanto recuperar como visibilizar el conocimiento de autoría femenina.

Bibliotecas en Igualdad. MAKMA

Esta cita contará con la participación de la escritora Anna Caballé, quien es la presidenta de Clásicas y Modernas; Ana Santos, la directora de la Biblioteca Nacional de España; Carmen Amoraga, directora general de Cultura y Patrimonio; Carme Riera, académica de la RAE y Premio Nacional de las Letras 2015; Alicia Sellés Carot, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística (FESABID); o María Such, directora del Institut de les Dones i per la Igualtat; entre otras voces referentes del ámbito cultural.

Así, diferentes conferencias y mesas redondas se sucederán a lo largo del día, de manera que la aportación cultural de las mujeres será abordada desde la perspectiva de creadoras y de consumidoras en diferentes ámbitos. De asistencia gratuita, solo se precisa inscripción previa enviando un mail a jornadabibliotecasenigualdad@gmail.com. Las personas interesadas pueden solicitar certificado acreditativo de 8 horas en dicha dirección de correo electrónico.

Bibliotecas en Igualdad. MAKMA

El proyecto ‘Bibliotecas en Igualdad’ comprende la adhesión a un manifiesto, diferentes actividades para promover la lectura de escritoras y el compromiso de completar los fondos bibliográficos con perspectiva de género. Cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura a través de su Plan de Fomento de la Lectura; ya que se entiende que las bibliotecas son socias estratégicas para el cumplimiento de la Agenda 2030 y la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre los que se encuentra la igualdad de género.

Escuchar música supera a la televisión

La participación cultural en la Comunitat Valenciana
Centre Cultural La Nau
C / Universitat, 2. Valencia
Martes 26 de febrero de 2019

“La práctica más generalizada de todas es escuchar música, más que incluso ver la televisión”, porque según explicó el vicerrector de Cultura de la Universitat de València, Antonio Ariño, «está vinculado a Internet y a la revolución digital: escuchar música puede llevarse en el bolsillo a través del teléfono». En cambio, añadió que había prácticas que, «aun siendo gratuitas, continuarán siendo minoritarias, como por ejemplo ir a la ópera por la imagen social elitista que comporta”.

Esta es una de las conclusiones que recoge el libro ‘La participación cultural en la Comunitat Valenciana’, presentado el pasado martes 26 de febrero en el Centre Cultural La Nau, en el que se ofrecen datos de la primera encuesta sobre prácticas culturales de la Generalitat. En este sentido esta primera radiografía permite implementar políticas para cambiar tendencias.

De izda a dcha, Fernando Delgado, Carmen Amoraga y Antonio Ariño. Imagen cortesía de La Nau.

De izda a dcha, Fernando Delgado, Carmen Amoraga y Antonio Ariño. Imagen cortesía de La Nau.

“El objetivo de la encuesta no es la comparación, sino el análisis de los datos. Queríamos conocer la relación de la sociedad valenciana con la cultura a través de sus prácticas teniendo en cuenta diferentes enfoques de edad, género, idioma, poder adquisitivo, temática y otros componentes”, explicó la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, que resaltó la importancia de lo que es la primera radiografía que permitirá implementar políticas para cambiar tendencias.

Es una encuesta pionera, porque nunca antes se había preguntado de forma específica sobre los hábitos culturales a 2.000 valencianos y ha estado realizado por los profesores de la Universitat de Valencia, Antonio Ariño y Ramón Llopis.

La directora general indicó que, como conclusión general, la encuesta ratifica que las mujeres son más participativas en la vida cultural valenciana: son las que leen más, van más al teatro y a la ópera y visitan más los museos. También señaló que la encuesta de prácticas culturales junto con el Observatorio Valenciano Cultural son dos herramientas muy útiles que se han puesto en funcionamiento para poder planificar mejor las políticas culturales.

“Hemos cumplido con el objetivo de ampliar la información y el conocimiento de dotar de mayor inteligencia al diseño y a la implementación de las políticas culturales. Ha sido uno de los grandes retos silenciosos de la legislatura y cuyos efectos se harán sentir en los próximos años”, subrayó.

Fernando Delgado. Imagen cortesía de La Nau.

Fernando Delgado. Imagen cortesía de La Nau.

Antonio Ariño explicó que el libro estaba estructurado en cuatro partes. La primera parte aborda qué entiende la ciudadanía por cultura; la segunda describe las prácticas culturales; una tercera analiza los factores que explican los tipos de público y un cuarto capítulo en el que se retoman todas las variables de la encuesta desde la perspectiva de género.

La encuesta se presentó dentro de las jornadas ‘Un país de culturas’ que inauguró el escritor Fernando Delgado. Estas jornadas, organizadas por la Generalitat y la Universitat, analizarán las experiencias y proyectos culturales que favorecen la inclusión social y como las buenas prácticas en las que se estimula la creatividad y la innovación alientan al diálogo, la cooperación y la construcción del bien común.

Una joven escuchando música. Foto: N. Caizas (Flickr).

Una joven escuchando música. Foto: N. Caizas (Flickr).

Compromiso de Albert Girona con AVVAC

Comunicado de los Artistas Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC)

En un ambiente general de entendimiento y buena disposición, el pasado día 19 de septiembre de 2018, tuvo lugar una reunión con Albert Girona, secretario autonómico de Cultura y Deportes y Rafael Tormo y Lluci Juan, representantes del Grupo de Coordinación de Artistas Visuals de València, Alacant i Castelló – AVVAC -.

En esta reunión se pasó revista a temas que desde AVVAC se consideran de urgente consideración y se barajaron diversas soluciones, haciendo entrega al secretario autonómico de un decálogo con las principales líneas de actuación y reclamaciones en las que la asociación viene trabajando.

Así mismo, se le entregó de nuevo en mano el comunicado enviado por AVVAC a la Consellería en 2015, donde ya se denunciaba la falta de valoración de los artistas visuales en la Comunidad Valenciana. En él se señalaba la marginación sufrida en la participación en iniciativas de cambio que se estaban poniendo en marcha. Expresamos, entonces y ahora, el malestar por la falta de consideración a la hora de hacer un amplio tratamiento del sector y que en ningún momento se ha contado con el colectivo, como ámbito de experiencia y amplia capacidad para aportar soluciones, señalando la ausencia de representación en la toma de decisiones a la hora de legislar, en especial en el Plan Estratégico de Cultura.

En este sentido, Albert Girona, en nombre de la Consellería, se comprometió a comunicar nuestras impresiones a la directora de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, como encargada de convocar la mesa sectorial, con el fin de que dispongamos de un ámbito apropiado para tratar nuestra problemática y reivindicaciones (estatuto del artista, participación en la toma de decisiones, plan estratégico, etc.)

También constatamos, como una de las tareas importantes pendientes de abordar la necesidad de que todas las entidades, públicas o privadas, que soliciten ayudas o subvenciones a la Administración Pública tengan como uno de los requisitos indispensables el cumplimiento del ‘Manual de Buenas Prácticas’ del sector. De este modo, se induciría a resolver uno de los males endémicos a los que las/los artistas nos enfrentamos día a día. Sobre este tema hay multitud de ejemplos: galerías que internacionalizan sus propuestas sin que los artistas tengan un contrato firmado, ayuntamientos que no pagan los honorarios de las exposiciones, concursos con cláusulas abusivas, etc.

Albert Girona manifestó, ante la situación expuesta, la voluntad de su departamento de respetar la representación de las/los artistas, asumiendo la necesidad de tender a la aplicación de las buenas prácticas en el sector. De este modo, se  comprometió  a estudiar fórmulas para solucionar el reciente conflicto planteado por AVVAC, al haber sido marginada su representación en el Consejo del IVAM, buscando fórmulas de inclusión de la representación profesional.

Igualmente y, también, respecto al IVAM, se acordó activar con celeridad la firma de un convenio que lleva atascado demasiado tiempo y que, entre otros asuntos, impide la entrada libre al museo de las/los artistas miembros de este colectivo profesional, dándose la paradoja de que pueden entrar al Museo Reina Sofía en Madrid o al Louvre en París, pero no al IVAM.

Por último, la representación de AVVAC comentó con el Secretario Autonómico la importancia capital que desde el colectivo concedemos a la elaboración del Estatuto del Artista, como medio de avanzar en la urgente mejora que requieren las condiciones de las/los artistas. En este sentido, nuestra asociación, como integrante de la Unión de Artistas Contemporáneos de España (UNIÓN_AC), informó que está trabajando en la elaboración de un borrador que recoja toda la compleja problemática del sector de las artes visuales y que sirva para implementar las recomendaciones aprobadas recientemente por el Congreso de los Diputados con respecto al Estatuto del Artista.

Desde AVVAC nos parece un avance esta reunión y celebramos la buena disposición encontrada en la representación institucional, si bien, tendremos que ir constatando paso a paso, que esta percepción se va plasmando en hechos.

Rafa Tormo, Lluci Juan y Albert Girona durante un instante de la reunión. Fotografía cortesía de AVVAC.

Rafa Tormo, Lluci Juan y Albert Girona durante un instante de la reunión. Fotografía cortesía de AVVAC.

AVVAC

 

 

 

Nuevo Consejo Rector en el IVAM

Institut Valencià d’Art Modern (IVAM)
Consejo Rector
Viernes 29 de junio de 2018

El Institut Valencià d’Art Modern ha celebrado un Consejo Rector para aprobar su nueva configuración, siguiendo lo que marca la Ley del IVAM, recientemente aprobada por las Corts Valencianes. El nuevo Consejo Rector del IVAM cuenta con 15 miembros institucionales y expertos en arte, cuatro miembros más que hasta ahora, todos ellos expertos relacionados con el mundo del arte.

Por lo que respecta a los integrantes institucionales, la Presidencia la ostenta el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà; la Vicepresidencia la ocupa el secretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Girona, y los vocales natos son el director del IVAM, Jose Miguel G. Cortés; la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, y el subsecretario de la Conselleria de Educación, Investigación Cultura y Deporte, José Villar.

Los vocales institucionales designados son la persona que tome posesión en la Subdirección General de Promoción de Bellas Artes del Ministerio de Cultura y la secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación, María José Mira.
A propuesta del IVAM, los nuevos integrantes expertos en arte son: Tatiana Sentamans, doctora en Bellas Artes, profesora de la Facultad de Bellas Artes de Altea de la Universitat Miguel Hernández y vicerrectora de Cultura de la Universitat Miguel Hernández de Elche; José Luis Cueto, pintor, profesor del Departamento de Pintura, exdecano de la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de València y vicerrector de Alumnado, Cultura y Deporte de la Universitat Politècnica de València; Lola Bañón, periodista, profesora de la Universitat de València, especialista en el mundo y la cultura árabe y directora de la Fundación Asamblea Ciudadanos y Ciudadanas del Mediterráneo; Ester Pegueroles, artista y fotógrafa, y Vicente J. Benet, catedrático de Comunicación Audiovisual de la Universitat Jaume I de Castellón.

A propuesta del Consell Valencià de Cultura, integran el Consejo Rector: Rosa María Castells, directora de Colecciones Museísticas del MACA de Alicante; José Pedro Martínez, director de actividades de la Colección Martínez Guerricabeitia y responsable de la Fundación Jesús Martínez Guerricabeitia de la Universitat de València, y Román de la Calle, catedrático de Estética y Teoría del Arte de la Universitat de València, ensayista y crítico de arte.

El nuevo Consejo Rector ha aprobado iniciar los trámites para la adquisición del Fondo Josep Renau, que dispone de 400 obras y 26.000 piezas documentales de una de las figuras capitales de la modernización del panorama artístico valenciano e internacional del siglo XX. Hay que recordar que el 18 de enero de 1989 se firmó un contrato de cesión por el que la Fundación Josep Renau tenía el derecho de propiedad del fondo del artista valenciano y el IVAM tenía el derecho a exponer las obras y reproducirlas para garantizar la difusión de los fondos.

Con la acción que se emprende desde el IVAM, se inicia el proceso para la adquisición del fondo para garantizar así no solo su conservación y difusión, sino también para que forme parte del patrimonio de las valencianas y de los valencianos de manera efectiva.

El nuevo Consejo Rector del IVAM. Imagen cortesía del museo valenciano.

El nuevo Consejo Rector del IVAM. Imagen cortesía del museo valenciano.

Vociferio, la poesía más allá del Talent Show

Vociferio. Festival de Poesía Oral y Escénica
Distintos espacios de Valencia
Del 1 al 17 de junio de 2018

Han pasado algo más de 60 años desde que Gabriel Celaya disparara su ya famoso vaticinio: “La poesía es un arma cargada de futuro”. David Trashumante, coorganizador de Vociferio junto a Raúl Lago, matiza: “Está cargada con balas de fogueo, nunca va a matar a nadie”. He ahí la fuerza de una poesía que busca su lugar en el seno de una sociedad tan pragmática, que olvida la inutilidad necesaria de la creación. “Parar la maquinaria es un acto revolucionario”, señala Trashumante, quien apela igualmente a la belleza y la emoción como valores “no en desuso”.

Los poetas que participan en la ya séptima edición del Festival de Poesía de València vienen cargados de esa belleza revolucionaria, a prueba de prisas e influjos estrictamente mercantiles. “Las poéticas de Vociferio hacen frente al sistema neoliberal y capital, nombran la ignominia”, subraya Trashumante. Lo hacen el año en que Vociferio crece más: en días (del 1 al 17 de junio), en actos programados, en espacios y en presupuesto, “se triplica, rondando los 50.000 euros”, apuntó Lago. Y el año en que por segunda vez acoge el Poetry Slam España, que tendrá lugar en el IVAM. “Valencia es la única ciudad que repite como sede”, destacó Trashumante.

Fátima Miranda. Imagen cortesia de Vociferio.

Fátima Miranda. Foto de Mike Minehan por cortesia de Vociferio.

“Corren buenos tiempos para la lírica”, reconoció. Aunque luego lanzó algunas precisiones: “Los Talent Shows [concursos de talentos] reúnen a un tipo de poesía que deja mucho que desear en cuanto a calidad”. En Vociferio, en cambio, apuestan por una poesía que permita “participar en actos verdaderos, en experiencias transformadoras”. Experiencias como las que proponen algunos de los artistas reseñados durante la presentación del festival en Carme Teatre: Fátima Miranda (“es como ver a Carles Santos encarnado en mujer”), Juan Carlos Mestre, Premio Nacional de Poesía en 2009 por La casa roja, Ángelo Néstore, Premio Hiperión de Poesía el pasado año, Claudia Facci o Berta García Faet, valenciana que vive en Providence, desde donde lanza textos como Este no es un poema feminista, “amigo mío. No te vayas”, que concluye: “Me gusta lo que haces con tu tiempo”.

De ese tiempo ajeno a las “dinámicas de consumo abusivas” y de talentos como César Brandon (“el poema con el que arrancó [en Got Talent] es plagio del Slam Poetry inglés”), da cuenta Vociferio. “La poesía no es A, B y C, sino que es todo el abecedario”, subraya un Trashumante crítico con esas prácticas poéticas que riman espectáculo con devaluación del verdadero acto poético: “Todo eso son campañas orquestales”. Nada que ver con la “experiencia sanadora” que, por ejemplo, propone Mestre: “Lo que se dice es tan importante como la manera en que se dice y quién lo dice. Por eso escuchar a Mestre en vivo es toda una experiencia”.

Juan Carlos Mestre. Imagen cortesía de Vociferio.

Juan Carlos Mestre. Imagen cortesía de Vociferio.

Boke Bazán ha sido el encargado de dotar de cuerpo gráfico a esa experiencia multisensorial que pretende ser Vociferio. “Representa todo el color y viveza del arte, con esos tres pájaros, el tucán, el loro y el colibrí, simbolizando el cromatismo y vibración de la poesía”, explicó el diseñador. Bullicio selvático trasladado a la imagen de un festival que acoge igualmente una Feria de Editoriales en el Centre del Carme, la Festa Alçaveu en la explanada de la Biblioteca Pública de Valéncia y el citado Poetry Slam España que reunirá en su octava edición a 22 poetas nacionales. El IVAM acogerá los días 8 y 9 de junio las semifinales y la final.

Cartel de Boke Bazán. Imagen cortesía de Vociferio.

Cartel de Boke Bazán. Imagen cortesía de Vociferio.

La improvisación poética correrá a cargo de Dani Orviz y Pep Gimeno ‘Botifarra’, en el marco del II Premio Granito de Oro Dacsa, marca de arroz que colabora con el festival, junto a cervezas Ámbar, porque, como dijo Trashumante, los poetas “también comemos y bebemos”. El IVAM y el Museo de Bellas Artes de Castellón, este por primera vez, ejercen de coorganizadores, teniendo a Alçaveu, Tercera Setmana, la Associació d’Editors del País Valencià, El Petit Editor y Ca Revolta, como soportes. También colabora Caixa Popular, con Poética 2.0 como media partner.

Vociferio, a rebufo de ese clima propicio que les ha llevado a pegar el estirón este año, ya piensa más a lo grande todavía. “El objetivo es que dentro de tres años el festival sea internacional al igual que Cosmopoética de Córdoba, que tiene un presupuesto de 150.000 euros”, subrayó Trashumante. De momento, ya hay prevista una comida de hermanamiento en Innsa Hotel el sábado 16 de junio para establecer lazos con el mencionado festival andaluz. Sin duda, corren buenos tiempos para la lírica en Valencia de la mano de Vociferio.

Fátima Miranda. Imagen cortesía de Vociferio.

Fátima Miranda. Imagen cortesía de Vociferio.

Salva Torres