El ‘minuto cero’ del convenio del sector teatral

Primer Convenio colectivo de los actores y actrices valencianos
Jueves 8 de febrero de 2018

La Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte ha impulsado, mediante el Institut Valencià de Cultura, el primer Convenio colectivo de los actores y actrices valencianos, que firmaron el pasado jueves 8 de febrero en el Teatro Principal de València la Associació d’Empreses d’Arts Escèniques del País Valencià (AVETID), la Associació d’Actors i Actrius del País Valencià (AAPV) y representantes de los sindicatos.

A la firma del convenio asistieron el conseller de Cultura, Vicent Marzà; la diputada de Teatros y Memoria Histórica de la Diputación de València, Rosa Pérez Garijo; el director general del Institut Valencià de Cultura, Abel Guarinos, y el director adjunto de Artes Escénicas del IVC, Roberto García. El convenio lo firmaron la presidenta de AVETID, Maria Ángeles Fayos; el presidente de la AAPV, Ximo Solano, y representantes sindicales. Después de la firma, la Generalitat se adhirió al convenio, un apoyo que da ejemplo para que otros productores públicos y privados de nuestro territorio apliquen también este acuerdo.

De izda a dcha, Mariángeles Fayos, Vicent Marzà y Ximo Solano. Imagen cortesía de la Conselleria de Cultura.

De izda a dcha, Mariángeles Fayos, Vicent Marzà y Ximo Solano. Imagen cortesía de la Conselleria de Cultura.

Según el conseller Marzà, “por primera vez, el sector del teatro valenciano dispone de un convenio colectivo, un paso histórico para la regularización, la profesionalización y la dignificación laboral del sector escénico. Un acuerdo que nos iguala a convenios semejantes firmados desde hace años en el resto del Estado”. Esta iniciativa ha sido impulsada por Cultura de la Generalitat y consolida uno de los objetivos de trabajo del primer semestre de 2018 establecidos en el Seminari de Govern de Benicarló-Vinaròs.

El responsable de Cultura de la Generalitat apuntó que “hay que aplaudir el trabajo de la AVETID y de la AAPV, que han buscado el consenso en todo momento, y también el trabajo hecho por los sindicatos. Desde la Generalitat no solo hemos impulsado que este convenio fuera una realidad, sino que nos comprometemos a ponerlo en práctica desde el minuto cero por lo que respecta a la contratación de actores y actrices en las producciones teatrales públicas que dependen de nosotros”.

Además, las convocatorias de ayudas del IVC tendrán en cuenta lo que se detalla en este acuerdo. Se consensuará con el sector la modificación de las bases reguladoras de ayudas a la producción de espectáculos, giras y salas o teatro de exhibición regular y profesional. El convenio estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2019 y se prorrogará por períodos sucesivos de un año, mientras no sea objeto de denuncia escrita por cualquiera de las partes firmantes. Esta prórroga comportará un incremento de las condiciones económicas de acuerdo al IPC.

Representantes institucionales y profesionales del sector teatral, tras la firma del convenio en el Teatro Principal. Imagen cortesía de la Conselleria de Cultura.

Representantes institucionales y profesionales del sector teatral, tras la firma del convenio en el Teatro Principal. Imagen cortesía de la Conselleria de Cultura.

El conseller Marzà explicitó que “estamos en un momento de recuperación del sector de las artes escénicas en nuestro territorio. Hay que recordar el significativo incremento económico de las ayudas al sector por parte de la Generalitat, que han aumentado un 178 % con respecto al año 2014. En 2018 se llegará a 3.500.000 millones de euros, la cifra más alta de la historia”.

Y añadió: “Esto es solo un dato, no vamos con triunfalismos, ya que nos encontramos con una industria teatral a punto de desmantelarse por las políticas del antiguo gobierno y lo que estamos haciendo es revertir y reconstruir la escena teatral valenciana entre todos”. El titular de Cultura explicó que “el objetivo compartido es aumentar y fidelizar público valenciano que vaya al teatro y mejorar las condiciones del sector”.

En este sentido hay que recordar que los teatros Principal y Rialto de València han tenido un 40% más de espectadores en 2017 con respecto al año anterior, y específicamente la obra ‘Tic tac’, una coproducción del IVC y la Diputación de València, superó los 7.000 espectadores. Asimismo, el Teatro Principal de Castellón ha incrementado en un 8 % los espectadores con respecto a 2016 y el Teatro Arniches de Alicante ha tenido 6.600 asistentes en 2017, destacando en este caso que, de octubre a diciembre de 2017, hubo un 68 % más de espectadores que en el mismo período de 2016.

Miembros institucionales y representantes del sector teatral tras la firma del convenio, en el hall del Teatro Principal. Imagen cortesía de la Conselleria de Cultura.

Miembros institucionales y representantes del sector teatral tras la firma del convenio, en el hall del Teatro Principal. Imagen cortesía de la Conselleria de Cultura.

“Marzà ha roto su promesa de restaurar la Filosofía”

Hay enemigos de la Filosofía: Es giebt gegner der Philosophie
Antonio Lastra y Ángel Vallejo
Foro Sensus Communis
Ateneo Mercantil
Plaza del Ayuntamiento, 15. Valencia
Miércoles 7 de junio de 2017

El Foro Sensus Communis del Ateneo Mercantil ha solicitado públicamente la restitución de forma inmediata de la asignatura de filosofía en el curriculum escolar de la Comunitat Valenciana. La ausencia de esta asignatura fue el tema abordado en la conferencia del Foro celebrada este pasado miércoles 7 de junio. Este grupo es el que aborda en la institución todos los meses diferentes aspectos de la filosofía y sus autores, teniendo una amplia respuesta por parte de socios de la institución y de alumnos de esta materia.

La conferencia coloquio, a cargo de Ángel Vallejo, profesor de Filosofía de Enseñanza Secundaria y miembro de la Societat de Filosofia del Pais Valencià (SFPV) y Antonio Lastra, investigador del Instituto Franklin de Investigación en Estudios Norteamericanos de la Universidad de Alcalá y profesor de Filosofía en el IES Camp de Tùria de Llíria, se tituló ‘Hay enemigos de la Filosofía: Es giebt gegner der Philosophie’, en la que se defendió la enseñanza de la filosofía en la Comunidad Valenciana.

Antonio Lastra afirmó que “Valencia quedará como la única autonomía que no restaura la enseñanza de la filosofía, especialmente en un clima en el que incluso el PP ha puesto a un lado la LOMCE y repudiado la doctrina Wert. Marzà se comprometió con la Asamblea de Filosofía a restaurar la enseñanza de la filosofía y no lo ha cumplido”.

En este sentido, señaló que  “no es cierto que no haya tenido tiempo de desarrollar el decreto, que está redactado desde hace meses. Simplemente ha faltado a su palabra. Postergar las cosas solo lleva a la desaparición en la práctica de la filosofía en la enseñanza. Marzà tendrá que explicar qué clase de sociedad quiere si elimina la filosofía. Esta es la situación”.

Durante la conferencia ‘Hay enemigos de la filosofía’, la frase de Nietzsche ya constituye una advertencia. Como explicó Ángel Vallejo, “la filosofía ha tenido enemigos desde el principio: desterraron a Anaxágoras, ejecutaron a Sócrates y a Boecio, condenaron a Tomás de Aquino y a Siger de Brabante, quemaron a Giordano Bruno, lapidaron a Rousseau, le ordenaron callar a Kant, ridiculizaron a Kierkegaard, torturaron a Patocka. Pero no han logrado impedir nunca la transmisión de la filosofía ni la enseñanza de la filosofía. La filosofía consiste en querer saber y todos los hombres desean por naturaleza saber”.

Asimismo, Lastra apuntó que convencionalmente, sin embargo, ese deseo puede extinguirse porque a los enemigos de la filosofía les satisfacen saberes mediocres y pusilánimes con los que edifican sociedades pequeñas, empobrecidas. “Nietzsche las llamó pueblos enfermos. La enseñanza de la filosofía ha sido siempre el remedio con el que se ha respondido a la enferma satisfacción de los individuos y de los pueblos. A la muerte de Sócrates, Platón funda la Academia; a la muerte de Boecio, Casiodoro funda la biblioteca de Vivarium; a la condena de Étienne Dampier la universidad respondió incluyendo los estudios de filosofía en el currículum; Cousin ideó la educación secundaria francesa como una institución republicana contra la oscuridad: Hegel lo había sacado de la cárcel. Las lecciones de Patocka sobre Platón y Europa circulaban clandestinamente en la sociedad cerrada soviética”.

Sobre la actualidad de la asignatura de filosofía se apuntó durante la conferencia que “a los nombres de Ánito, Meleto y Licón, los acusadores de Sócrates que lograron su condena y ejecución, nuestra sociedad puede unir los nombres del ministro de Educación Wert, de cuya LOMCE podemos avergonzarnos con todo derecho porque nunca fue una ley justa ni nuestra, y del conseller de Educación Marzà, que ha desoído una proposición unánime de las Cortes valencianas y traicionado la palabra dada a los profesores de filosofía”.

Lastra concluyó que “son enemigos de la filosofía, del saber y de su transmisión. No quieren saber y creen que saben algo. Moderados por la propia naturaleza de su amor por la sabiduría, los filósofos reservan su coraje para las ocasiones en las que resulta necesario decir que la filosofía es mejor que cualquier sociedad y que ningún hombre está esclavizado por completo por la sociedad a la que pertenece. Marzà aún está a tiempo de aprender”, añadiendo que “los filósofos son buenos profesores y los enemigos de la filosofía pésimos alumnos”, remachó.

Vicent Marzá, conseller de Cultura, en el medio, durante la presentación del Código de Buenas Prácticas.

Vicent Marzá, conseller de Cultura, en el centro, durante la presentación del Código de Buenas Prácticas.

Quatre noves convocatòries de Consorci de Museus

Convocant: Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana
Dotació: 86.800 euros
Mode de presentació: vía e-mail
Termini d’admissió: fins al 12 de maig de 2017

Consulta ací totes les quatres convocatories

El Consorci de Museus trau a concurs públic quatre noves convocatòries per a projectes amb perfil educatiu i social. Es tracta de les convocatòries ‘Resistències artístiques’, de producció artística en entorns educatius; ‘Tangent’, convocatòria de projectes de mediació cultural; ‘Reset’, relectures de gènere i multiculturalitat; i ‘Altaveu’, convocatòria per a projectes d’inclusió i cohesió social.

El conseller d’Educació, Investigació, Cultura i Esport, Vicent Marzà, ha presentat aquest matí les convocatòries acompanyat pel director del Consorci, José Luis Pérez Pont i la directora general de Cultura i Patrimoni, Carmen Amoraga.

El responsable de Cultura de la Generalitat, Vicent Marzà, ha volgut destacar que “em pareixen especialment importants aquestes convocatòries perquè són una mostra del magnífic mestissatge de dues àrees clau del nostre govern, cultura i educació. Utilitzar la cultura com a eina d’educació per a fomentar la creativitat, l’esperit crític de l’alumnat, la igualtat social i de gènere o la multiculturalitat són grans objectius del Govern del Botànic i aquestes convocatòries són un bon element del treball en aquest sentit”.

Amb un pressupost total de 86.800 €, la institució museística seleccionarà 16 projectes que segons Pérez Pont “completaran el nostre programa d’educació i mediació a més de contribuir a la professionalització del sector artístic valencià” i ha afegit: “Les tres primeres convocatòries estan dirigides tant a artistes que desenvolupen el seu treball en el camp de les pràctiques participatives o pedagògiques com a educadors i educadores de la Comunitat Valenciana”.

Sobre ‘Resistències artístiques’, Pérez Pont ha destacat que “se seleccionaran tres projectes que es realitzaran en els mateixos centres escolars i involucraran tota la comunitat educativa, ja que entenem que l’art és una eina essencial en el procés d’aprenentatge. D’altra banda, ‘Tangent’ busca donar suport a l’educació artística com a eina de comprensió dels codis de la cultura visual mitjançant la realització d’activitats intergeneracionals”.

Així mateix ha destacat que “amb ‘Reset’, per primera vegada una institució cultural promou una relectura de la història de l’art amb perspectiva de gènere a partir de les col·leccions dels Museus de Belles Arts d’Alacant i Castelló. Aquesta convocatòria fomenta la igualtat de gènere i també la multiculturalitat”.

Finalment, Pérez Pont ha recordat que “a través de la convocatòria Altaveu obrim els centres culturals als col·lectius i associacions del nostre territori oferint huit produccions a través de les quals mostrar la seua labor a la societat, a fi de contribuir a fomentar el treball col·laboratiu i d’integració”.

El director del Consorci de Museus ha recordat que cada convocatòria compta amb un jurat específic, integrat per professionals del sector d’acord amb el Codi de Bones Pràctiques de la Cultura Valenciana, la qual cosa garanteix la seua independència i la transparència en els processos de selecció.

El termini de presentació de sol·licituds per a les quatre convocatòries finalitzarà el 12 de maig de 2017.

En general, els projectes començaran a realitzar-se a partir de l’últim quadrimestre de l’any.

Amb aquestes són ja 8 convocatòries les que ha tret a concurs el Consorci de Museus en menys d’un any, des de l’arribada de la nova direcció (‘Escletxes’, convocatòria de producció artística i suport a la investigació, ‘V.O. convocatòria de comissariat’, ‘365dies VLC’, que ja estan resoltes i els primers projectes de la qual es podran veure a partir de maig; a més de ‘365dies ALC’, per a la Llotja del Peix d’Alacant, el termini de les quals també finalitza el 12 de maig).

‘Resistències Artístiques’

Aquesta convocatòria busca crear entorns de treball col·laboratius que unisquen art i educació. L’objectiu és incorporar els llenguatges de la creació contemporània en els processos d’aprenentatge ampliant l’àmbit professional dels creadors mitjançant la producció de tres projectes artístics col·laboratius en tres centres escolars de la Comunitat Valenciana, un per província.

Els projectes hauran d’involucrar la comunitat educativa, considerant tant estudiants com professors, agents actius del procés creatiu. Podran optar a la convocatòria artistes, a títol individual o col·lectiu, nascuts o residents a la Comunitat Valenciana, que desenvolupen el seu treball en el camp de les pràctiques participatives/relacionals/col·laboratives i pedagogies crítiques.

La dotació per a cadascun dels projectes és de 8.000 €, dividits en 5.000 € destinats a la producció i 3.000 € d’honoraris per als/les artistes.

Els centres escolars participants seran seleccionats pel Consorci de Museus mitjançant una convocatòria oberta per províncies, després de l’elecció dels projectes artístics.

Depenent de les necessitats de cada projecte, el Consorci de Museus compta amb la col·laboració del Museu d’Art Contemporani d’Alacant, i de l’Espai d’Art Contemporani de Castelló, a més del Centre del Carme de València.

‘Tangent’

Aquesta convocatòria fomenta l’educació artística com a eina d’anàlisi i reflexió, tant de la cultura visual com de la creació artística actual, a més de donar suport al treball de professionals que desenvolupen el seu treball en l’àmbit de l’educació i la mediació cultural.

Es busquen projectes que prenguen com a camp de treball la cultura visual i la creació artística actual mitjançant activitats intergeneracionals.

Poden optar a la convocatòria educadores o educadors i mediadores o mediadors culturals, a títol individual o agrupats en col·lectius, que desenvolupen la seua activitat a la Comunitat Valenciana.

La convocatòria planteja seleccionar tres projectes, un per província, a desenvolupar al Museu d’Art Contemporani d’Alacant, el Museu de Belles Arts de Castelló i al Centre del Carme de València.

Els projectes, amb un període de duració de 6 mesos, estan dotats amb 6.600 € cadascun (5.400 € d’honoraris i 1.200 € per a despeses de material).

‘Reset’

A fi de reforçar el principi d’Igualtat en l’àmbit de la cultura i de la creació artística, l’objecte d’aquesta convocatòria és seleccionar dos projectes, que basant-se en l’educació artística, oferisquen una perspectiva de gènere i atenguen la diversitat cultural en les col·leccions dels museus de Belles Arts de Castelló i Alacant per a avançar cap a una museologia més inclusiva i crítica.

Poden optar a la convocatòria educadores o educadors i mediadores o mediadors culturals, a més de persones dedicades a la investigació, a títol individual o bé agrupats en col·lectius, que desenvolupen la seua activitat a la Comunitat Valenciana.

Amb l’objecte de completar la narració històrica, generalment realitzada sota una perspectiva masculina i etnocèntrica, es busquen projectes que conten l’altra meitat de la història, aquella construïda per les dones i invisibilitzada al llarg del temps, però també projectes que treballen altres desigualtats.

Els projectes tindran un període de 6 mesos de durada, i dotats amb 5.500 € cadascun (3.500 € per a honoraris i 2.000 € per a despeses de material).

‘Altaveu’

La convocatòria ‘Altaveu’ pretén donar visibilitat a iniciatives de caràcter social que fomenten el treball en xarxa amb la ciutadania, obrint la porta a un altre tipus d’accions culturals, basades en el treball comunitari i col·laboratiu.

La convocatòria busca donar suport a treballs que promoguen l’interés per la cultura, la participació i activació social i que, a més, puguen ser dinamitzadores de sinergies socials.

Poden optar a la convocatòria col·lectius, entitats o agents socials que desenvolupen la seua activitat a la Comunitat Valenciana.

Es triaran huit projectes amb una dotació de 4.000 € cadascun (3.000 € per a col·laborar en la producció del projecte i 1.000 € per a despeses de l’exposició que es mostrarà a la sala Contraforts del Centre del Carme, però que podrà itinerar a altres espais d’Alacant i de Castelló).

Pérez Pont, nuevo director del Consorcio de Museos

José Luis Pérez Pont, director del Consorcio de Museos
Abel Guarinos, director de CulturArts
Jueves 7 de abril de 2016

“Me siento ilusionado porque, por una vez, decir las cosas claras ha permitido sembrar para que hoy esté sentado aquí”. José Luis Pérez Pont lo dijo recién nombrado director del Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana. Fue su manera de subrayar el cambio de ciclo que tanto su nombramiento como el de Abel Guarinos al frente de CulturArts se abría en la política cultural que Vicent Marzà, conseller de Cultura, viene tratando de implantar. Pérez Pont, con su gesto, venía a darle la razón.

El que fuera presidente de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte y cofundador de MAKMA dijo más: “Es hora de que los ciudadanos se pongan en pie”. Ciudadanos que, como él, se han presentado a los concursos públicos destinados a elegir a los nuevos responsables de la gestión cultural en la Comunidad Valenciana. Concursos que empiezan a ser norma habitual en el nuevo gobierno, a la hora de decidir quién dirige los museos. “Ni siquiera conocía personalmente a ninguno de los dos”, subrayó Marzà en relación con los recién nombrados.

José Luis Pérez Pont. Fotografía: Fernando Ruiz.

José Luis Pérez Pont. Fotografía: Fernando Ruiz.

José Luis Pérez Pont llega en sustitución de Felipe Garín con el objetivo de dar mayor protagonismo a los espacios culturales de Alicante y Castellón, siempre a la sombra de lo que venía sucediendo en Valencia, y a los artistas, igualmente reducidos a meros exhibidores de obra, dejando de lado aspectos relacionados con la producción. “Hasta ahora, en una exposición se han infravalorado aspectos como la producción o la investigación, y se ha primado la exhibición”, destacó. El nuevo Consorcio de Museos empieza por ahí.

La conquista de las instituciones públicas por parte de los ciudadanos también estuvo presente en sus primeras declaraciones como director del ente consorciado. “Mucha gente pensó que debía callar y agachar la cabeza, cuando lo que hay que hacer es continuar con la conquista de las instituciones públicas”. Y la conquista ha llegado merced a un proyecto que ahora tanto él como Abel Guarinos tendrán que desarrollar. Aunque ya adelantaron algunas claves.

Pérez Pont insistió en la importancia de vertebrar culturalmente el territorio, de manera “que Alicante y Castellón tengan una participación real y efectiva”. También abundó en “el reconocimiento de los profesionales, con todo lo que eso significa” en cuanto a dignificación de sus honorarios y de su labor investigadora. En cuanto al presupuesto para desarrollar un proyecto pensado para al menos cinco años, habló de gastar con criterio frente a los dispendios pasados.

Abel Guarinos. Fotografía: Pep Granell.

Abel Guarinos. Fotografía: Pep Granell.

Abel Guarinos, que durante años dirigió el Festival Mim de Sueca, su localidad natal, además de llevar las riendas del Circuit Teatral Valencià, expresó su “gozo” por poder dirigir CulturArts, en cuyo cargo sucede a José Luis Moreno. También explicó que en esta nueva etapa el público será el protagonista: “Queremos llegar a toda la ciudadanía”, además de “conectar escuela y cultura”.

José Luis Pérez Pont. Fotografía: Miguel Lorenzo.

José Luis Pérez Pont. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Salva Torres

Buenas prácticas: nombrarlas no significa aplicarlas

SOBRE EL COMITÉ DE EVALUACIÓN DEL CONSORCIO DE MUSEOS

Desde la Consellería de Cultura de la Generalitat Valenciana se ha hecho pública la composición de la comisión evaluadora que se encargará de la selección del órgano de dirección del Consorcio de Museos. Desde AVVAC exponemos nuestra disconformidad con la selección de este comité evaluador, puesto que en él se percibe una forma de gestión y organización continuista y anclada en políticas del pasado que no hacen honor a la declaración de intenciones de su Código de buenas prácticas.

A pesar del énfasis que desde la Consellería se ha puesto en la equidad de la distribución de los porcentajes que componen este comité (33,3% sector profesional, 33,3% sociedad civil, y 33,3% administración), desde AVVAC recordamos que una de las reivindicaciones fundamentales que el sector del arte viene haciendo es la desvinculación del poder político de la cultura para garantizar de esta forma su independencia ideológica. Por esto, no entendemos que se plantee un comité evaluador con un 33,3% de miembros políticos ligados a la administración compuesto por Vicent Marzà, Conseller de Cultura; Carmen Amoraga, Directora general de Cultura y Patrimonio; Xavier Rius, diputado provincial de Cultura de la Diputación de Valencia. Desde nuestro punto de vista el sector político debe tener representación en estos comités con voz pero sin voto. La Administración tan solo debería velar por el buen funcionamiento de dicho comité, y asegurar así su profesionalidad y neutralidad.

La toma de decisiones debe quedar reservada exclusivamente a los profesionales o expertos en la materia que deberían ser siempre de reconocido prestigio. Además cabria esperar la designación de profesionales que aportaran nuevas visiones y criterios renovados que propiciarán el cambio demandado en esta nueva etapa. En este sentido nos sorprende la elección de algunos miembros vinculados a anteriores gobiernos y formas pretéritas de administrar la cultura. Es el caso de Manuel Muñoz representando a la Academia de San Carlos y especialmente de Felipe Garín, anterior director de la institución, apartado de su cargo por la propia Consellería y ahora encargado de valorar a su sucesor. Esta designación nos parece esperpéntica, dado que desde los primeros encuentros que las asociaciones profesionales hemos mantenido con los órganos de gobierno, se reclamó su destitución por la opaca y controvertida gestión de los recursos al frente del Consorcio de Museos.

Atendiendo a la diversidad que el proyecto del Consorcio supone, no termina de entenderse el solapamiento de perfiles vinculados fundamentalmente a la historia del arte y a la gestión del patrimonio en relación a la ausencia de miembros dedicados a la gestión de la producción cultural contemporánea. La presencia de una experta en Sorolla (su biznieta) Blanca Pons Sorolla, de una restauradora y experta en patrimonio Victoria Vivancos, Sebastià Miralles de la Universitat Politècnica de València; Susana Lloret, directora de la Fundación Por amor al arte y de dos expertos como Garín y Manuel Muñoz ligados a las políticas culturales del anterior gobierno. Además contrasta con la ausencia de profesionales con experiencia en la gestión de alguna institución foránea y de prestigio similar al Consorcio.

En este sentido otra propuesta de AVVAC que ha sido obviada, es la necesidad de una diversidad geográfica de los miembros de la comisión. Al menos dos tercios deberían ser de fuera de la comunidad, al objeto de procurar la máxima independencia posible en cuanto a vínculos personales o intereses profesionales con los candidatos. En este punto queremos destacar que todos los miembros propuestos por Conselleria pertenecen al ámbito valenciano, por lo que se corre el riesgo de que su decisión esté más ligada a afinidades personales con los participantes que a un criterio profesional, justo y ecuánime.

Por otro lado lamentamos la escasa presencia en el comité de selección de miembros que ejerzan su labor en las provincias de Castellón y Alicante, limitando la presencia en representación de la administración a Rosa María Castells, registro y conservación de MACA. Al segregar a las provincias de Castellón y Alicante de la comisión evaluadora no se ha tenido cuenta el carácter autonómico de la propia institución.

A estos diez nombres propuestos desde la administración, se suman los representantes de AVVAC y AVCA, quedando en inferioridad numérica el voto que representa al sector profesional.

Queremos subrayar que las premisas que han determinado las propuestas que desde AVVAC hemos barajado, han sido la independencia y el rigor profesional. Es por esto por lo que se decidió invitar a Iñaki Martínez Antelo, director del MARCO de Vigo desde el 2005, y primer director de museo de este país designado a través de un concurso público. Se trata de un defensor de las buenas prácticas tal y como lo demuestra su gestión al frente de los distintos centros que ha dirigido: Centro Galego de Arte Contemporánea de Santiago de Compostela (1996-1998), coordinador de exposiciones en el Auditorio de Galicia (1998-2002) y coordinador de actividades culturales en Casa Asia, Barcelona (2002-2003). En febrero de 2011 fue elegido presidente de la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España. La gestión de Martínez Antelo se caracteriza ante todo por un marcado perfil actual, y una apuesta constante por el arte emergente.

Creemos que la fórmula planteada desde la administración no es la más adecuada y dificulta la profunda renovación de una institución fallida y obsoleta como el Consorcio de Museos, creada para Consuelo Ciscar. Urge la necesidad de generar desde las administraciones nuevos modos de funcionar en red, trabajar en estrategias que faciliten recursos y dotar de autonomía a los diversos espacios, para que sus contenidos se gestionen desde la libertad e independencia.

Los nuevos planteamientos políticos, no pueden desarrollarse sin profundizar en el carácter público de convocatorias y concursos, un derecho que hasta ahora se había arrebatado a la sociedad. Por ello, desde las asociaciones profesionales, nos afanamos en exigir el rigor necesario en los procesos, imparcialidad y respeto territorial. Desde AVVAC exigimos a los representantes políticos que velen por la profesionalidad de este comité, y lleven a cabo un riguroso proceso de baremación que estudie con la debida profundidad y atención cada una de las propuestas presentadas, para que la decisión que finalmente se tome se traduzca en progreso y enriquecimiento cultural.

Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló

Xàbia ya incumple el Código de Buenas Prácticas

AVVAC (Asociación de Artistas Visuales de Valencia, Alicante y Castellón) ha emitido un comunicado de denuncia sobre la Convocatoria que el Ayuntamiento de Xàbia ha hecho pública recientemente para cubrir la programación de sus espacios expositivos durante el próximo año 2016.

En dicha convocatoria AVVAC denuncia la vulneración de los derechos fundamentales de los profesionales de las Artes Visuales, tales como los derechos de contratación o de remuneración. Así mismo, continúa diciendo el comunicado, existe una irresponsabilidad manifiesta por parte de este organismo tanto al delegar en los propios artistas los gastos que se puedan derivar de la actividad como a eximir cualquier responsabilidad que asegure la integridad de la obra durante el periodo de préstamo. De manera igualmente incomprensible se exige la donación de una obra por parte del artista participante en la actividad.

Además de ello, todas estas cuestiones “ponen en tela de juicio la postura del actual Conseller de Cultura, Vicent Marzá, respecto a su compromiso con las Buenas Prácticas. La convocatoria que se ha hecho pública desde el Ayuntamiento de Xàbia es un agravio a la profesionalización de todos los artistas en general, y supone un nuevo obstáculo en la dificultosa tarea de configurar un tejido cultural sostenible en la Comunidad Valenciana”.

De izquierda a derecha, Albert Girona, Vicent Marzà y Carmen Amoraga, durante la presentación del Código de Buenas Prácticas en el Teatro Principal de Valencia.

De izquierda a derecha, Albert Girona, Vicent Marzà y Carmen Amoraga, durante la presentación del Código de Buenas Prácticas en el Teatro Principal de Valencia.

Este es el texto completo del Comunicado al Ayuntamiento de Xàbia

Qué ganamos con las malas prácticas 

Resulta preocupante que de nuevo la Associació d´Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC), se vea obligada a señalar y llamar la atención a una institución pública, en este caso el Ayuntamiento de Xàbia. El Ayuntamiento de esta localidad incurre en el incumplimiento de las buenas prácticas profesionales en lo que se refiere al trato a los artistas visuales. Después de años de denuncia pública de las diversas asociaciones profesionales y de la extrema precariedad que viene amenazando la supervivencia del sector, es sorprendente y decepcionante la falta de conocimiento y respeto que se detecta hacia los productores de contenidos (los creadores) en la convocatoria pública para la presentación de proyectos expositivos de carácter artístico, con fecha del 19 de noviembre del año en curso, destinados a cubrir la programación de la temporada 2016 -2017.

Que una convocatoria pública, a estas alturas, después de que recientemente se haya oficializado un compromiso institucional firme por las buenas prácticas, no contemple un trato profesional a los artistas, obviándose no sólo la remuneración por su trabajo si no además exigiéndoseles el pago en obra por el mero hecho de exponer sus obras, es una afrenta a la consideración del artista como un profesional y un trabajador más con derecho a vivir de su labor como el resto de profesionales de cualquier sector.

En las bases de la convocatoria también resulta llamativo el desconocimiento de unas nociones mínimas acerca de las buenas prácticas, haciéndose además nula mención de la firma de un contrato entre el artista y la institución. De nuevo recordamos que cualquier relación entre artista, centro de arte y/o artista-galerista debe ser negociada y reflejada en un contrato por escrito donde se aclaren y definan las condiciones del compromiso y obligaciones entre ambos (albarán, seguros, transporte, fechas de entrega, depósito, etc).

Especialmente grave es que la propuesta esté avalada por profesionales de diversos espacios dependientes de Consellería, a través de técnicos vinculados al Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana y profesores de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia, así como responsables del Espai Rambleta dependiente del Ayuntamiento de Valencia. Esta actuación pone en entredicho el compromiso del actual Conseller de Cultura, Vicent Marzà, con las buenas prácticas y con el sector profesional de las artes visuales, ignorando las recomendaciones que hacía en noviembre de 2014 el Defensor del Pueblo tras la queja presentada al mismo por parte de los artistas visuales de la Comunidad Valenciana.

De izquierda a derecha Albert Girona, Vicent Marzà y Carmen Amoraga, durante la presentación del Código de Buenas Prácticas en el Teatro Principal de Valencia.

De izquierda a derecha Albert Girona, Vicent Marzà y Carmen Amoraga, durante la presentación del Código de Buenas Prácticas en el Teatro Principal de Valencia.

No cabe en la cabeza que los responsables que están al frente y al servicio de las instituciones públicas aún no sepan tratar a los creadores como profesionales desde la horizontalidad y la igualdad. Las iniciativas públicas deben ser enfocadas de manera profesional para que la dinamización de los diferentes espacios expositivos que pueblan los municipios de la Comunidad Valenciana se caractericen por la calidad y el rigor.

En lo concerniente a las bases reguladoras de la convocatoria arriba mencionada observamos una falta absoluta de tacto ante el desarrollo del tejido artístico al comprobar que dicho Consistorio anima a aquellos que deseen participar en la convocatoria a correr con los gastos que la muestra del proyecto desarrollado pueda generar, dando por hecho que el creador que participe quedará suficientemente remunerado por su trabajo tras su presentación pública en alguno de los espacios de Ca Lambert o la Casa del Cable en Aduanas del Mar. Es más, dicho creador, como muestra de su agradecimiento por tan elevado honor se obliga a donar una obra de su autoría a la entidad convocante.

Desde la Asociación de Artistas Visuales de Valencia, Alicante y Castellón (AVVAC), queremos subrayar que estas prácticas no suponen un refuerzo de cara al desarrollo investigador de los artistas, que al no remunerar la labor de estos investigadores se amplía el abismo profesional que estos deben afrontar, que estas políticas culturales tan solo conducen a un amateurismo de las propuestas en detrimento de la calidad de contenidos, que es responsabilidad de las instituciones que la sociedad ha constituido actuar de forma éticamente responsable y ejemplar en el trato que dispensa a los ciudadanos, y entendemos que esta actuación supone un abuso y una falta de respeto por las prácticas artísticas y hacia quienes desarrollan dicha actividad.

Es imprescindible que nos quede claro que configurar una sociedad justa basada en el respeto pasapor valorar a todos los individuos que la constituyen por igual, y que una consideración profesional bajo ningún concepto debe vulnerar los mínimos que permita el desarrollo de la actividad dignamente.

Junta Directiva AVVAC

Buenas Prácticas contra malos hábitos

Presentación del Código de Buenas Prácticas de la cultura valenciana
Teatro Principal de Valencia
Miércoles 14 de octubre de 2015

Frente a la política cultural de “grandes ocurrencias” y “tóxica” del anterior gobierno del Partido Popular, según la definió Albert Girona, secretario autonómico de Cultura, la actual Conselleria pretende devolverle a la cultura “el respeto que se merece”, a juicio de Carmen Amoraga, directora general de Cultura y Patrimonio. Para ello, Vicent Marzà, conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, presentó en el Teatro Principal, junto a Girona y Amoraga, el Código de Buenas Prácticas que sentará las bases de esa política cultural valenciana.

Los tres pusieron el acento en el pasado, en la red clientelar del PP urdida a base de “amiguismos” y proyectos sin sentido, “como sean, pero con buena foto” (Marzà), para mirar enseguida hacia el futuro. Y el futuro pasa por ese Código de Buenas Prácticas que presentaron primero a los medios y después a responsables culturales de la sociedad civil, de empresas del sector y de la Administración pública, a modo de declaración abierta del “cambio de rumbo” que se pretende. Una “hoja de ruta” basada en los cinco términos expuestos por Amoraga: “Ética, eficacia, idoneidad, investigación y autoevaluación”.

Albert Girona, Vicent Marzà y Carmen Amoraga, durante la presentación del Código de Buenas Prácticas.

Albert Girona, Vicent Marzà y Carmen Amoraga, durante la presentación del Código de Buenas Prácticas.

El Código de Buenas Prácticas, que esperan sea firmado por el resto de instituciones públicas, pretende entre otras cosas que los directores de los centros culturales de referencia en la Comunidad Valenciana sean elegidos mediante concurso público, atendiendo a los principios de mérito y capacidad. Para esa selección, se contará con representantes de la Administración (entre un 20 y un 33%), de la sociedad civil (con idéntico porcentaje) y de expertos científicos (33 a 50%).

El IVAM sería un ejemplo, aunque no calcado del todo. No así el Palau de Les Arts. “Es un contrato con el que nos hemos encontrado [referido al del intendente Davide Livermore] y al que, pese a todo, le hemos explicado nuestra postura, que ha aceptado y aplicado de manera rápida”, explicó Girona, quien matizó que, en todo caso, los sueldos de los nuevos directivos serán similares a los de un director general o un secretario autonómico, entre 50.000 y 60.000€.

También la Diputación de Valencia, con los recientes nombramientos sin concurso público de por medio de los directores del MuVIM y del Museu Valencià d’Etnologia, Rafael Company y Francesc Tamarit, respectivamente, se sale de esa nueva hoja de ruta. Aún así, Girona afirmó que brindarían al ente foral la oportunidad de sumarse al Código de Buenas Prácticas. Un manual que obligará igualmente a resolver la provisionalidad del nuevo director del Museo de Bellas Artes, José Ignacio Casar Pinazo, que vino a sustituir en el cargo a la defenestrada Paz Olmos. “Habrá concurso público al que, por supuesto, se podrá presentar”, agregó.

El manual presentado con la mejor de las voluntades y propósitos nace con dificultades. Vicent Marzà habló de “regalo envenenado” la política cultural que heredan del PP, al tener que asumir el nuevo gobierno convenios plurianuales ya consignados. Además, como subrayó Girona, “de 2008 a 2013 el Presupuesto de Cultura se ha reducido en un 50%”. Una vez expresado el lamento, tanto Marzà como el propio Girona aseguraron que la política cultural sería “prioritaria”. Sustentaron su convicción en la importancia que está adquiriendo la cultura como industria: “Es una herramienta fundamental para el desarrollo social y económico de un país”. Amoraga, recordando una frase del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, dijo que frente al “pan o cultura” con la que justificó el PP los recortes presupuestarios, ellos abogaban por “pan y cultura”.

Ver la noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Albert Girona, Vicent Marzà y Carmen Amoraga, en la presentación del Código de Buenas Prácticas. Imagen cortesía de Generalitat Valenciana.

Albert Girona, Vicent Marzà y Carmen Amoraga, en la presentación del Código de Buenas Prácticas. Imagen cortesía de Generalitat Valenciana.

Salva Torres

¿”Dedazo” cultural en la Diputación de Alicante?

Tras las pasadas elecciones municipales y autonómicas se ha producido una renovación en los representantes políticos al frente de las instituciones públicas, que supone no solo la necesidad de emprender modelos de gobierno supeditados a procesos de negociación y acuerdo, sino también otra filosofía en la gestión de los recursos públicos.

El Conseller d’Educació, Cultura i Esport de la Generalitat Valenciana, Vicent Marzà, ha tomado la iniciativa de convocar reuniones sectoriales con representantes de la cultura valenciana. Ha optado primero por conocer de primera mano las necesidades y propuestas del sector cultural, para después trabajar en la elaboración de un plan estratégico cultural para la Comunitat Valenciana. Un gesto que no se había dado en los últimos veinte años. Veamos cómo evoluciona.

El Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alicante, Daniel Simón, se encuentra sumido en un ciclo similar, necesario para evaluar con mayor precisión las posibilidades y las potencialidades de la cultura en una ciudad en la que ha sido tan despreciada y desatendida por el anterior equipo municipal de gobierno. Seguiremos atentos estos procesos, también inéditos, para sumar lo que se pueda, proponer alternativas o poner en cuestión lo que proceda.

Sin duda la participación, la transparencia y la igualdad de oportunidades deben guiar las hojas de ruta con las que diseñar la nueva política cultural, pensando no solo en los próximos cuatro años, para poder proyectar modelos de actuación que ejerzan una acción social transformadora, que progresivamente dote a la ciudadanía de elementos de maduración democrática y capacidad crítica.

Auditorio de la Diputación de Alicante.

Auditorio de la Diputación de Alicante.

Las informaciones de los últimos días en relación a la Diputación de Alicante resultan, sin embargo, un tanto preocupantes. Pues si bien todavía no se conoce el nombre de quien haya de asumir la responsabilidad en materia de cultura en el organismo provincial, ya ha comenzado a aparecer en prensa un cambalache de nombres posibles para ocupar la dirección de sus espacios culturales. Puede que se deba solo a la avidez de los medios por llenar páginas, o quizás sea porque realmente desde la Diputación de Alicante se está pensando en cubrir la dirección de las instituciones culturales de la provincia mediante nombramientos de confianza, replicando una vez más el denostado sistema del “dedazo”. Los tiempos han cambiado y es muy importante que el Partido Popular y Ciudadanos, conforme a su acuerdo de transparencia, no sucumban a la tentación de agitar el dedo, como si de una varita mágica se tratara, para obrar el milagro de convertir en directores a sus agentes culturales de confianza. Esa posibilidad ya no encuentra acomodo en el proceso de afianzamiento democrático de la sociedad española, y además topará con una dura respuesta del sector cultural alicantino. Insisto, los tiempos han cambiado. Nuestros gobernantes deben convocar concursos públicos abiertos, con unas bases adecuadas, en diálogo con el sector y mediante jurados de la más absoluta independencia, para seleccionar a los profesionales que deban asumir la responsabilidad de dirigir y gestionar los centros culturales de la Diputación de Alicante, como el Adda, Marq, Mubag o Instituto Gil-Albert.

Museo Arqueológico de Alicante.

Museo Arqueológico de Alicante.

Durante los últimos años, y particularmente desde 2007 que el Ministerio de Cultura del Gobierno de España y las principales asociaciones profesionales del sector artístico suscribieron un Manual de Buenas Prácticas, se ha implantado de un modo progresivo pero imparable un modelo de gestión pública de la cultura que pasa por la despolitización de los nombramientos y la profesionalización de la gestión de los recursos culturales, junto a la no injerencia partidista (sea cual sea el partido que gobierne). Es importante que los responsables de la Diputación de Alicante comiencen, a no tardar, sus contactos formales con las organizaciones profesionales de la cultura, para evidenciar el nuevo talante que debe regir este periodo constitucional de consensos y engrasar sus relaciones con la sociedad civil. En materia de arte, la asociación de Artistas Visuales de Valencia, Alicante y Castellón junto a la Asociación Valenciana de Críticos de Arte –ambas con una relevante implantación en Alicante-, han desarrollado durante los últimos años una intensa actividad reflexiva y propositiva que sin duda será una referencia de utilidad a los nuevos responsables de la Diputación de Alicante.

Museo de Bellas Artes Gravina, Alicante.

Museo de Bellas Artes Gravina, Alicante.

No deja de ser lamentable que debamos celebrar que los responsables de la política cultural tomen la iniciativa de hablar con los profesionales del ramo, pero el nivel de maltrato al sector cultural en estas tierras ha sido de tal magnitud que es necesario un giro de ciento ochenta grados. Por favor, estemos a la altura de las circunstancias: diálogo, concursos, respeto e igualdad de oportunidades.

Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert.

Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert.

José Luis Pérez Pont

Paz Olmos, otro ‘cadáver’ cultural

Paz Olmos, destituida como directora del Museo San Pío V
Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte
Generalitat Valenciana

A Consuelo Císcar la echaron del IVAM, o se fue, según el color con el que se mire su marcha, antes del cambio de rumbo político. Y, tras él, han seguido sus pasos Inmaculada Gil Lázaro, responsable de Teatres, y ahora Paz Olmos, directora del Museo San Pío V. ‘Cadáveres’ culturales de la época de gobierno del PP, al que cabría sumar los de Mayrén Beneyto, como responsable de la concejalía de Cultura, y la propia Rita Barberá, como alcaldesa de Valencia. Un ramillete de mujeres que, tras formar parte durante años de la escena pública valenciana, desaparece, para tristeza de sus correligionarios y alegría de quienes las sufrieron.

En el caso de Paz Olmos (ver: https://www.makma.net/san-pio-v-el-museo-sin-rumbo/),  resulta harto elocuente atender a las razones dadas por la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte para justificar su destitución. Según informa Europa Press, a la directora del Museo San Pío V se le comunicó que, después de haber evaluado un informe sobre el estado de conservación de las obras de arte y de la gestión global de la pinacoteca, se ha decidido retirar a Paz Olmos de la dirección del Museo de Bellas artes “para empezar una nueva etapa de gestión que garantice la conservación y el buen funcionamiento del que es el museo con el fondo artístico más importante de las valencianas y los valencianos y uno de los patrimonios artísticos más importantes en el ámbito europeo”.

Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia.

Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia.

De manera que, según se informa en el comunicado de Cultura, se prescinde de su gestión como responsable del museo, tras lo cual Paz Olmos cuenta con diez días para hacer las alegaciones pertinentes a esta decisión.

Según indica la Conselleria, pasado el periodo de alegaciones de la que ha sido directora del Museo de Bellas artes, desde la Conselleria de Educación se procederá a designar una persona que lo dirija de forma provisional, durante unos meses, hasta que esté elaborado un manual de buenas prácticas en instituciones culturales que permita presentar candidaturas a las direcciones como las de esta pinacoteca.

El conseller de Cultura, Vicent Marzà, tiene la intención de escuchar a los técnicos del museo que han llevado a cabo tareas de conservación y restauración de las obras de arte, así como del equipo especializado en las distintas áreas de gestión para iniciar un funcionamiento transparente, racional y justo de la pinacoteca, según se apunta en el comunicado.

Medidas

Del mismo modo, desde la Conselleria “se tomarán las medidas de urgencia necesarias para evaluar y solucionar en los términos que se pueda la climatización del museo, que ha generado problemas tanto para los visitantes como para la conservación de las obras. La dirección del museo tenía constancia de esta problemática desde diciembre de 2014, pero se optó para bloquear el contrato de mantenimiento de las instalaciones.

Por otro lado, ha destacado que los principales protocolos de actuación se centrarán en líneas de actuación relacionadas con la conservación y restauración de los fondos; medidas para reactivar el mantenimiento de las instalaciones; medidas para garantizar la vigilancia y la seguridad de las obras; la reactivación de las funciones del patronato del museo; así como la revisión de las necesidades de personal técnico y especializado del museo.

Paz Olmos en una imagen extraída de Youtube durante la presentación de la Sala Sorolla en noviembre de 2011.

Paz Olmos en una imagen extraída de Youtube durante la presentación de la Sala Sorolla en noviembre de 2011.

Ver lo publicado en Makma, cuando fue nombrada directora del San Pío V:
https://www.makma.net/san-pio-v-el-museo-sin-rumbo/
https://www.makma.net/ester-alba-paz-olmos-ocupa-un-cargo-que-no-entiendo/