El jardín del IVAM amanece con pintadas

Pati Obert del IVAM
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Lunes 20 de julio de 2020

Lo dijo el alcalde de Valencia, Joan Ribó, tras la firma del convenio entre el Ayuntamiento y la Conselleria de Cultura hace ahora tres años para convertir el solar del IVAM en un jardín de esculturas: “Hay cosas provisionales que duran muchos años”. Y tanto. El Pati Obert del instituto valenciano lleva desde entonces solventando diversos problemas administrativos para que definitivamente pueda ser inaugurado. En todo este tiempo ha pasado por diferentes fases, desde albergar restos de basura y ser utilizado por personas sin techo para dormir, hasta acoger un contador de feminicidios que se quedó prontamente sin actualizar, hasta la llegada de las esculturas y las cámaras de videovigilancia, cuyo control ha sido objeto de nuevas dilaciones acerca de su titularidad, llegando a la actualidad. Actualidad marcada por una serie de pintadas en algunas de sus esculturas, realizadas esta pasada madrugada del lunes.

Una de las pintadas aparecidas en el Jardín de Esculturas del IVAM. Foto: MAKMA

Sobre las esculturas de Victoria Civera, Vicente Orti y Miquel Navarro aparecen mensajes como “fuck police” (jodida policía) o “menos obras de arte? y más parke!!!”, pintadas que se hicieron a altas horas de la noche y, previsiblemente, de manera muy rápida para evitar la presencia policial. Se trata de una acción vandálica contra el patrimonio público que viene a ser el colofón de tan desafortunado jardín, presupuestado en torno al medio millón de euros y que las administraciones públicas no han podido sacar adelante como debiera, víctima de la lentitud burocrática que, por lo que se ve, ningún partido político consigue resolver.

El denominado Pati Obert venía a ser la culminación de un plan “durante tanto tiempo empantanado”, aseveró el conseller de Cultura, Vicent Marzà, cuya inauguración ha sufrido el baile de fechas propio del dilatado proceso administrativo, que ha obligado a las reiteradas cautelas en torno a dicha fecha, a día de hoy todavía sin ratificar. Otro problema añadido, que ha provocado una nueva demora, tiene que ver con quién se haría cargo de la videovigilancia, una pugna entre la Conselleria y la Delegación de Gobierno.

Entretanto, ahí están las pintadas como último acto, en este caso vandálico, del largo proceso administrativo para que el solar se convierta, ya de manera oficial, en el ansiado jardín de las esculturas que algunos han puesto en entredicho pintarrajeándolas.

Pintadas aparecidas en el Jardín de Esculturas del IVAM. Foto: MAKMA

Los comentarios están cerrados.