De artistas y galeristas

Con motivo del cierre de la galería Espaivisor de València
Noviembre de 2019

Una gran parte del mundo del arte se encuentra tan perdida que, a veces, incluso produce ternura. Este texto nace de las declaraciones del vicepresidente de LaVAC (Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana) en Levante-EMV con motivo del cierre de la Galería Espaivisor: “Valencia sigue con la política de los grandes eventos… no hace nada para retener a las galerías”, “los políticos solo atienden a los grandes centros”, “nosotros nos jugamos el tipo en cada exposición”, “las galerías carecemos de absoluto interés para los políticos”.

Pintada en una pared. Fotografía: MAKMA.

Los artistas se lamentan

No hace mucho se organizó aquí, en València, una suerte de seminario en el que se pretendía ofrecer al artista del hoy “un mapa de herramientas y estrategias con las que reorientar y enmendar su situación de inestabilidad profesional”. Se llamó ‘Hacia la profesionalidad del artista visual’ y contó, como era de prever, con toda una plantilla de profesionales que se mostraban preocupados verdaderamente por el futuro del artista del hoy: comisarios, gestores culturales, galeristas, periodistas, artistas y miembros de asociaciones o agrupaciones pertenecientes a dos sectores de ese mundo. 

Detalle en una puerta. Fotografía: MAKMA.

Las galerías de arte se lamentan

Parece ser que, en efecto, parte de ese mundo del arte actual anda desconcertado. ¡Pero hay que decir que no todos los elementos que configuran su mundo!: los políticos y gestores culturales institucionales (no solo de las capitales, sino de todos los municipios, tengan el tamaño que tengan) parecen vivir en constante estado de excitación y éxtasis. Y tienen motivos para ello, pues a veces les sobrepasa la cantidad de eventos que tienen que atender cada semana. Tampoco los grandes centros de arte pueden poner mala cara, pues sus alegrías crematísticas ya no provienen de una sola vía, la política/institucional, sino de dos: la política (que con ello gana votos) y la privada (que gana en desgravaciones). Aunque siempre les parecerán pocas esas alegrías a los grandes centros de arte, todo se ha de decir. Llorones.

Entonces, ¿quiénes se encuentran desconcertados, además de compungidos? Pues ya lo hemos avanzado: fundamentalmente, dos sectores de ese mundo, el de los artistas y el de los galeristas; precisamente esos dos sectores que hasta no hace mucho eran los verdaderos generadores de la idea de ‘arte contemporáneo’. Pero ya no (se siente), y por eso se embarcan, constantemente, en seminarios, congresos, jornadas, abiertos, mesas redondas, nocturnos y encuentros con el fin de superar lo que ellos mismos llaman, no sin cierta ingenuidad, “reto del nuevo mercado global”, analizando conceptos como branding, comunicación offline, RR. SS., composición curricular, estrategias online, autogestión e, incluso, autogestión sostenible. Ya digo, desconcertados y perdidos.

Detalle de un maniquí. Fotografía: MAKMA.

De los artistas

Si hay algún sector verdaderamente patético en eso que aún llamamos mundo del arte es el de los artistas o, mejor, el de todos esos personajes que se autodenominan artistas. Los que se autocalifican artistas –que son todos los que creen hacer arte– se caracterizan por la queja, por vivir su profesión en permanente estado de lamento. O bien se quejan de no vender o bien se quejan del poco cariño que le muestra la institución política o, si quieren, el poder fáctico. Ambas quejas, insisto, es lo que convierte en patético a los representantes del sector. 

Respecto a la la primera, porque convierte a los supuestos artistas en seres molestos, como molestos son todos aquellos que se empeñan en vendernos algo que no queremos. Y, respecto a la segunda, porque la queja supone una contradicción insalvable, pues la primera función (misión) que dicen tener los supuestos artistas es la de cuestionar el sistema, el poder fáctico, si quieren. Por lo que si alguien se empeña en trabajar para Él es solo porque quiere ser un lacayo, lo contrario de un ser libre. Su falta de dignidad es solo equiparable a su falta de pudor.

Cabeza de una maniquí. Foto: Makma

De las galerías de arte

Y respecto a las galerías, baste recordarles tres cosas: 1) que lo suyo se trata de un negocio y NO de un servicio cultural. 2) Que el producto que venden ya no representa ni siquiera el espíritu de nuestra época. Y, 3), que ellos, los galeristas, montaron su negocio por voluntad propia y, además, nadie les pide que “se jueguen el tipo con cada exposición”.

Parecen ignorar que las cosas del ahora nada tienen que ver con las cosas acaecidas antes de la caída de Lehman Brothers en 2007; mismo año en el que surgieron los smartphones; mismo año en que se consolidó Facebook; mismo año de la expansión de Twitter; mismo año en el que Google lanzó Android y promovió Youtube; mismo año, en definitiva y sobre todo, donde las RR. SS. se impusieron como forma de comunicación inmediata y masiva. En estas circunstancias, el método hagiográfico (el artista como ser que inevitablemente produce objetos sagrados), que aún siguen usando los galeristas, ya no solo es anacrónico, sino también obsoleto. 

En cualquier caso, tal y como ya advertí en un artículo anterior, ¡claro que seguirá habiendo galerías de arte que funcionen bien económicamente!, pero ahora, más que nunca, serán solo aquellas que trabajen con coleccionistas superpoderosos (los pocos que van quedando), o con narcotraficantes, o con traficantes de armas, o, si quieren, con brokers desalmados, o con empresarios de alto standing que saben desgravar con elegancia o blanquear con permisividad y connivencia, etcétera. ¡Y claro que seguirá habiendo grandes ferias Basel, pero para dar servicio solo a los (galeristas) que son capaces de llegar a ellas! Unos cuantos elegidos, privilegiados. 

Máscara veneciana. Foto: Makma

Alberto Adsuara

Amalgama de propuestas experimentales en La Cabina

La Cabina – Festival Internacional de Mediometrajes de València
Del 21 al 29 de noviembre de 2019

La Cabina – Festival Internacional de Mediometrajes de València, que celebrará su XII edición del 21 al 29 de noviembre, dedica desde hace cinco ediciones la sección Amalgama a películas de no-ficción y otros lenguajes: documental creativo, cine experimental… Debido a la gran calidad de las obras seleccionadas, ha ido cogiendo fuerza año tras año y posicionándose como una sección imprescindible del festival. En esta ocasión, son 11 los mediometrajes que forman parte de esta sección competitiva que será proyectada en el Aula Magna del Centre Cultural La Nau de la Universitat de València. 

Fotograma de ‘Unconditional Love’. Imagen cortesía de La Cabina.

En Amalgama se han seleccionado 11 films procedentes de Japón, Alemania, Holanda, España, Portugal, Polonia, Suiza, Países Bajos o Dinamarca, que tratan desde la difícil aceptación de la homosexualidad en una sociedad católica y conservadora como la polaca (‘Unconditional Love’), hasta la relación amorosa entre humanos y no-humanos en Japón (‘Wife, Girl, Mother’). La política y la denuncia social juega también un papel importante en la temática de los mediometrajes seleccionados.

‘Makun’. Imagen cortesía de La Cabina.

‘Makun’, por ejemplo, pone de manifiesto la dramática situación que inocentes, que se ven obligados a abandonar sus países, viven en los CIE’s; ‘Maelstrom’, a través de found footage de grabaciones guardadas en móviles, ordenadores, tabletas o publicados online, revela la vida que la sociedad siria tuvo que dejar al estallar la guerra; ‘Después de María’ muestra cómo la política capitalista y el urbanismo neoliberal han dejado indefenso al pueblo obrero de Puerto Rico; o ‘Der Patriot’, que nos trae el debate sobre el auge de la ultraderecha.

Esta sección destaca, además, por la gran cantidad de estrenos nacionales. De las 11 películas que compiten, 6 se podrán ver por primera vez en España: ‘Der Patriot’, ‘Raposa’, ‘Wife, Girl, Mother’, ‘Unconditional Love’, ‘Maelstrom’ y ‘Haunted’.

‘Maelstrom’. Imagen cortesía de La Cabina.

Un jurado compuesto por profesionales de la cultura y el audiovisual otorgará un premio al mejor mediometraje de Amalgama; nombre, por otra parte, escogido como homenaje a la película de vanguardia ‘A Mal Gam A’ de Iván Zulueta, rodada en 1976. 

La Cabina – Festival Internacional de Mediometrajes de València, coorganizado por el Aula de Cine del Vicerrectorado de Cultura y Deporte de la Universitat de València, el Institut Valencià de Cultura, Conselleria de Cultura a través de la Direcció General de Cultura i Patrimoni, Regidoria d’Acció Cultural de l’Ajuntament de València y Diputació de València, y que cuenta asimismo con el patrocinio oficial de Cerveza Turia y Caixa Popular, celebrará este año su duodécima edición del 21 al 29 de noviembre.

‘Der Patriot’. Imagen cortesía de La Cabina.

‘Carmen.maquia’, el clásico de Bizet actualizado

‘Carmen.maquia’, de Titoyaya
Teatro Principal
C / Barcas, 15. Valencia
Del 8 al 10 de noviembre de 2019

El espectáculo de la compañía Titoyaya ‘Carmen.maquia’, que acoge el Teatro Principal de València, recibió el premio al mejor espectáculo de danza en la gala celebrada el pasado 14 de octubre en el Principal de Alicante para los Premios de las Artes Escénicas Valencianas. Su puesta en escena reúne a diversos creadores: Gustavo Ramírez en la dirección y creación coreográfica; David Delfín en el vestuario, en lo que fue uno de sus últimos trabajos para danza; Luis Crespo como escenógrafo habitual de la compañía, y Verònica García en la producción y codirección del espectáculo. 

‘Carmen.maquia’ fue calificada por el ‘Chicago Sun’ como “obra maestra” y en la actualidad forma parte del repertorio de compañías como el Ballet Met (Columbus) o el Ballet Hispánico de Nueva York, donde es una pieza de referencia. Se trata de una obra de gran formato interpretada por 13 bailarines y bailarinas que componen una versión contemporánea del clásico de Bizet manteniendo el argumento del libreto original.

Escena de ‘Carmen.maquia’, de Titoyaya. Fotografía de Germán Antón por cortesía del IVC.

Después de Valencia, ‘Carmen.maquia’ se podrá ver en A Coruña, Málaga, Zaragoza y cerrará el año en la 34.ª edición del Festival Internacional Madrid en Danza. Por el momento ha hecho gira por Italia y Rusia, y continuará esta gira internacional en el año 2020.

Abel Guarinos, director general del Institut Valencià de Cultura (IVC), señaló que la compañía Titoyaya “es una de las compañías de danza valencianas de más amplia y mayor trayectoria. Ya realizó una coproducción con el IVC en el año 2017, ‘Lluita’, que se presentó en el festival Dansa València de 2017, y con ‘Carmen.maquia’ se estrenó la programación escénica en el Teatro Principal de Castelló el pasado 5 de octubre. Ahora es el turno del Principal de València, que estrena con la práctica totalidad de las localidades vendidas”.

Escena de ‘Carmen.maquia’, de Titoyaya. Fotografía de Germán Antón por cortesía del IVC.

Payasas al poder

26ª Mostra Internacional de Payasas y Payasos
Xirivella (Valencia)
Del 8 al 17 de noviembre de 2019

La palabra payaso es una de esas con dos caras, pues, según la intención y el tono de quien la pronuncia, igual es un insulto que un halago. Sinónimo de tonto, patético o de divertido y original. Bajo el tupido maquillaje, las vistosas pelucas, zapatones e indumentarias colorinescas suele ocultarse una persona afable que disfruta cosechando sonrisas y carcajadas. Pero en el imaginario colectivo ese llamativo y en apariencia inocente disfraz también puede enmascarar a seres crueles como Joker y Pennywine, cuya vocación es el mal. Una zona oscura que genera la llamada coulrofobia, un miedo irracional a los clowns que afecta sobre todo a niños y adolescentes.

En la 26ª Mostra Internacional de Payasas y Payasos que se celebra este mes en Xirivella esas connotaciones negativas están totalmente descartadas. Son ocho días, del 8 al 17, en clave de cultura, creatividad y diversión que rinden homenaje a la mujer payasa encarnada en la veterana Amparo Mayor, Serpentina, que se jubiló el año pasado tras una vida en escena vinculada a la compañía PTV Clown. «La palabra homenaje me viene grande», dice Mayor. «Yo hablaría más de reconocimiento a una trayectoria, pero da igual. Que te elijan es un orgullo».

Amparo Mayor. Mostra de Xirivella. Imagen cortesía de PTV Clown.

El payaso o payasa, ¿nace o se hace? ¿Es una vocación transmitida por los genes como se ve en muchas familias de clowns circenses o algo circunstancial? En el caso de Mayor, que nació en Gandía y estudió Arte Dramático en Valencia, fue, en principio, algo fortuito. «Uno de los actores de PTV, donde yo empecé, en 1979, se marchó. Hacía falta un payaso blanco, el que ejerce el papel dominante frente al Augusto de nariz roja. Querían que fuera mujer y bajita, y como yo reunía ambos requisitos, así empecé. Mis padres no lo veían claro pero he vivido siempre de esta profesión».

En esos tiempos Amparo Mayor como mujer y payasa era una excepción, una pionera, lo mismo que las compañías de clowns como PTV. «Las cosas han cambiado», comenta. «Ahora hay muchas chicas en el oficio y compañías. En nuestras giras íbamos plantando semillitas y veíamos año tras año germinar esos brotes en forma de nuevos grupos».

Pepa Plana. Mostra de Xirivella. Imagen cortesía de la organización.

Con el PTV viajó por España y el extranjero a distintos festivales, trabajando «tanto en magníficos teatros como en escenarios cutres», recuerda. Al principio eran nueve actores y poco a poco el número se redujo, hasta que Mayor quedó sola con sus títeres.

«No, nunca me cansé de ser Serpentina porque cada función es única y diferente, y aunque actúes igual te renuevas gracias al público», confiesa. «Es divertido y maravilloso porque los espectadores te devuelven todo lo que les das. Y mucho más si son niños».

En doce ocasiones estuvo Mayor en la Mostra de Xirivella con otros tantos espectáculos de su compañía, escritos todos ellos por Eduardo Zamarillo Piojo. Este año será la artista homenajeada el primer día del evento, una jornada memorable, pues, además de un triunfo personal también significa un tributo a sus colegas, con una programación para toda la familia que refleja las realidades sociales de nuestro tiempo a través del lenguaje universal de la risa. 

PTV Clown en una fotografía de sus comienzos. Imagen cortesía de la compañía.

El lenguaje emocional del cuerpo y el poder liberador del humor inspiran una serie de piezas con protagonismo exclusivo de la mujer, a través de distintos lenguajes: el circo, el teatro, la música, la danza y la poesía. Más allá del sello femenino, reflejan el interés y el compromiso de las creadoras actuales por cuestiones sociales de nuestro tiempo como las desigualdades sociales, la discriminación, la temática de las fronteras o los problemas medioambientales. Todo ello con la impronta del humor, la fantasía y la magia.              

El Teatro Auditorio Municipal y las calles y plazas de Xirivella acogen cerca de una veintena de propuestas escénicas y actividades variadas. Veus que no veus desembarca el día 9 con la prestigiosa payasa catalana Pepa Plana, Premio Nacional de Cultura, quien se alía con Noël Olivé para subvertir los números clásicos y revivir la tradición más payasa en clave de mujer con un espectáculo poético y divertido en el que sus protagonistas juegan pero también muerden. La voz, la música y el clown tejen la propuesta de circo lírico Sophie, montaje en el que las valencianas Malbó muestran diferentes situaciones del universo femenino para proclamar un canto a la libertad.

La reconocida compañía francesa Paula Malik invita al público a dejar salir su animalidad a partir de la complicidad que se genere en el concierto de La Band’Animal, un espectáculo transgresor de clown musical y humor absurdo. Desde Castilla León, La Risa de la tortuga tomará el escenario del Auditorio con Hasta la gota para plasmar a través del humor la problemática ambiental de los plásticos en los mares. Y todo ello sin olvidar la celebración del tradicional Concurso de Números Clown Los Hijos de Augusto, que en su 14ª edición reunirá a diferentes compañías y artistas procedentes de nuestra comunidad, Andalucía y Portugal. Y muchas cosas más que se anuncian en: http://www.mostradepallassos.com/wp/ca/

Amparo Mayor. Mostra de Xirivella. Imagen cortesía de PTV Clown.

‘Asphyxia’ o los mil modos de ReciclARTE

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic
La Marina de Valencia
C / La Aduana, Moll de Ponent, s/n. Valencia
Del 7 al 10 de noviembre de 2019

“Reciclar o no reciclar. Reciclarse o morir”. Este podría ser el lema de ‘Asphyxia’, una original propuesta que se presenta del 7 al 10 de noviembre en la Marina de Valencia. Representación escenificada y multidisciplinar de la amenaza que los plásticos representan. Se trata de un proyecto conjunto de Yasmina Benabdelkrim, de origen valenciano, y el fotógrafo Arcin Sagdic que trabaja a caballo entre Londres y Berlín. Ambos han colaborado estos últimos meses en armoniosa sinergia para lanzar un grito, una llamada de alerta sobre los efectos catastróficos para la humanidad del ingente consumo de plástico.

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Fotografía de Arcin Sagdic.

Hija de un profesor armenio residente en París y de una valenciana, Yasmina se inició muy joven como estilista en el mundo de la moda. A los 18 años ya diseñaba portadas para importantes revistas y tras estudiar en la ciudad de la Luz, se trasladó a Nueva York donde prosiguió su precoz y brillante carrera. En 2017, con 26 años fue una de las protagonistas de la campaña primavera/verano de la firma Acne Studios, una de las más aclamadas en la Semana de la Moda de París, que viste a famosas como Tilda Swinton, Rihanna y Dakota Johnson. «El mundo de la moda es fascinante pero también muy duro», confiesa. «La competitividad es tan fuerte y el nivel de exigencia tal alto que, hagas lo que hagas y por mucho que te esfuerces, siempre te hacen sentir inferior».

A pesar de su éxito Yasmina decidió dar un giro radical y buscar en el arte una forma de expresión en la que proyectarse más libremente y con un mensaje que llegue a todos. De hecho, ‘Asphyxia’ nace con la voluntad itinerante de viajar por distintas capitales todavía por definir.

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Fotografía de Arcin Sagdic.

De momento ha sido la del Turia la elegida para exponer este singular conjunto artístico que incluye fotografías, pinturas, esculturas, audiovisuales y hasta objetos decorativos, con el plástico como telón de fondo y protagonista. En el montaje de la exposición se han reutilizado  grandes cantidades de plásticos cosechados en las calles y playas o rescatados después de un primer uso. Más de 300 botellas y más de 100 tapones. Plásticos transformados en arte o en objetos prácticos como bolsos de vivos colores y graciosos diseños confeccionados con punto de ganchillo. Pintura, performance, instalaciones, vídeo, artes decorativas… diferentes disciplinas artísticas unidas para lanzar un mensaje: «Una acción/Un cambio».

«Nuestro mensaje es preguntarnos por qué estamos haciendo un daño que afectará a todos y animar a un cambio de actitud «, señala Yasmina. «Aportar ese pequeño grano de arena, pues aunque el problema es enorme entre todos podemos resolverlo. Para ello sugerimos otra mirada sobre lo que consideramos basura. Una mirada que descubra su belleza oculta y le dé una segunda oportunidad».

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Fotografía de Arcin Sagdic.

Más allá de la cuestión ecológica, la muestra o performance plantea una reflexión científica -la historia y economía de este material, su evolución o la relación entre los universos macro y micro- y una propuesta imaginativa: «¿Qué pasaría si todos los seres humanos desapareciéramos? ¿Qué quedaría en el mundo? ¿Dónde van los microplásticos? Al mar, ¿y después? A nuestro alimento, a nuestro cuerpo. ¿Cuántas especies marinas están amenazadas diariamente por los vertidos de plástico? Se ha perdido la cuenta. Nos estamos autodestruyendo, nos estamos asfixiando».

Después de vivir en metrópolis como París o Nueva York, Yasmina agradece el ritmo más tranquilo de Valencia, su tamaño acogedor, el  clima y el trato con la gente. Pero esta chica inquieta no es de las que se apalancan en la indolencia y ya prepara el equipaje para otros viajes y aventuras que afrontar. Ni los vuelos kilométricos ni el jet lag pueden con su afán de descubrir lo mucho que la vida le puede ofrecer.

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Foto: Arcin Sagdic.

Bel Carrasco

Se acerca la fiesta del Audiovisual Valenciano

Premios del Audiovisual Valenciano
Auditori de Castelló
Avda. de la Mare de Déu del Lledó, 50. Castellón
Viernes 22 de noviembre de 2019

La Consellería de Educación, Cultura y Deporte organiza la segunda edición de los Premios del Audiovisual Valenciano mediante el Institut Valencià de Cultura y la Academia Valenciana del Audiovisual. La actriz Rosana Pastor y el director Nacho Ruipérez anunciaron los nominados a las 21 categorías de estos galardones autonómicos, que se entregarán el próximo 22 de noviembre en el Auditori de Castelló.

Los nominados de los Premios del Audiovisual Valenciano son, en la categoría de mejor sonido: Carlos Lidón por ‘Vivir dos veces’; Carlos Lidón, Iván Martínez Rufat y Alfonso Raposo por ‘La banda’; Jose Manuel Sospedra y Iván Martínez Rufat por ‘Assemblea’; Carlos Lidón y Dani Zacarías por ‘La innocència’; Xavi Saucedo José Serrador y Edgar Vidal por ‘Cuerdas’; Carlos Lidón y David Rodriguez por ‘Amor en polvo’, y Carlos Faruolo por ‘Bikes. The movie’.

Fotograma de ‘La banda’, de Roberto Bueso.

Los nominados a mejor música original: Arnau Bataller y Simón Smith por ‘Vivir dos veces’; Vicente Ortiz Gimeno por ‘La banda’; Tortel y Jordi Sapena por ‘Assemblea’, y Diego Montesinos por ‘Bike. The movie’. A mejor actor de reparto: Sergi López por ‘La innocència’; Jordi Aguilar por ‘Assemblea’; Joel Bosqued por ‘La inocència’; Nacho López por ‘Vivir dos veces’, y Xavi Castillo por ‘Amor en polvo’.

Las nominadas a mejor actriz de reparto son: Mafalda Carbonell por ‘Vivir dos veces; Laia Marull por ‘La innocència’, y Marta Belenguer por ‘Assemblea’. La nominación a mejor cortometraje de ficción es para las obras: ‘Cuzco’ de Turanga films; ‘Casa’ de Beniwood; ‘Taro’ de Pacific Mèdia, y ‘Tiempo de blues’ de When lights are low.

‘Miss MBulu’ de Jaibo Films; ‘Obsolescence’ de Somnis, y ‘Clips per a salvar el món’ de Virtual Art han sido nominados en la categoría de mejor cortometraje de animación. Por otro lado, ‘(M)otherhood’ de Suica Films; ‘Tiempo de blues, Creando cine inclusivo’ de When lights are low, y ‘R31’ de Baikal, están nominados a mejor cortometraje documental.

Fotograma de ‘Amor en polvo’, de Suso Imbernon y Juanjo Moscardó.

Los nominados a mejor serie y webserie: ‘Terres de cinema’ de la Andana Audiovisuales; ‘Cuineres i cuiners’ de Nakamura Films, y ‘La forastera’ de Albena Produccions. A mejor dirección de producción: Toni Novella por ‘Dolor i Gloria’; Toni Novella por ‘El viatge de Marta’; Araceli Isaac por ‘Assemblea’; Christian Guijarro y Lorena Lluch por ‘Vivir dos veces’; Miguel Molina por ‘Amor en polvo’, y Jose Jaime Linares por ‘Onyx, Los reyes del grial’.

La nominación a mejor dirección artística ha sido para: Carlos Ramón Almenar por ‘La Banda’; Asier Musitu y Bea Toro por ‘La innocència’, y Maje Tarazona por ‘Viva la vida’. Y a mejor dirección de fotografía: Victor Entrecanales por ‘La banda’; Nuria Roldós por ‘Vivir dos veces’, y Guillem Oliver por ‘Assemblea’.

Nominadas a mejor vestuario: Giovanna Ribes por ‘La innocència’; Giovanna Ribes por ‘La banda’; Cristina Rodriguez por ‘Vivir dos veces’, y Giovanna Ribes por ‘Onyx, Los reyes del grial’. A mejor maquillaje y peluquería: Ana Lozano por ‘Dolor y gloria’; Esther Guillem y Marta Arce por ‘Vivir dos veces’; Sarai Rodriguez por ‘La forastera’, y Vicen Beti por ‘Cuerdas’.

Fotograma de ‘Vivir dos veces’, de María Ripoll.

Los nominados a mejor montaje y posproducción: Juliana Montañés por ‘La innocència’; Carles Agulló por ‘La banda’; Suso Imbernón por ‘Amor en polvo’; Adán Aliaga, Sergi Diez y Alex Lora por ‘Cuarto Reino’; Cristina Vivó y Ana Ramón Rubio por ‘Almost Ghosts’. A mejor guion: María Minguez Pardo por ‘Vivir dos veces’; Lucia Alemany y Laia Soler por ‘La innocència’, y Juli Duisla y Jaume Perez por ‘Assemblea’.

Nominados a mejor actor: Gonzalo Fernández por ‘La banda’; Óscar Martínez por ‘Vivir dos veces’, y Sergi Lopez por ‘El viatge de Marta’. Nominadas a mejor actriz: Carmen Arrufat por ‘La Innocència’; Maria Maroto por ‘La forastera’, y Inma Cuesta por ‘Vivir dos veces’.

Celia Riera y Ana Ramón durante el rodaje de ‘Almost Ghosts’.

La nominación a mejor dirección: Lucia Alemany por ‘La innocència’; Roberto Bueso por ‘La Banda’; Alex Montoya por ‘Assemblea’; Suso Imbernon y Juanjo Moscardó por ‘Amor en polvo’, y Ana Ramón Rubio por ‘Almost Ghosts’. A mejor largometraje documental: ‘Los Que Buscamos’ de Kaishaku Films SL; ‘El cuarto reino. El reino de los plásticos’, y ‘The Cut’ de Amuntsport SL.

Finalmente, los nominados a mejor largometraje de ficción: ‘La Innocència’ de Turanga Films; ‘La Banda’ de Misent Producciones SL, y ‘Vivir dos Veces’ de Alamar Cinema 1611 AIE. A mejor videojuego: ‘Effie’ de Inverge Studios de València; ‘Fear The Dark Unknown’ de Dreamlight Games Studios SL de València, y ‘Path To Mnemosyne’ de Spherical Pixel SL de Villena.

Fotograma de ‘La Innocència’, de Lucia Alemany.

‘The Announcement’ gana con su sarcasmo la Mostra

‘The Announcement’, de Mahmut Fazil Coskun, Palmera d’Or
34 edición de Mostra de València–Cinema del Mediterrani
Del 24 de octubre al 1 de noviembre de 2019

La 34 edición de Mostra de València–Cinema del Mediterrani llega a su fin. Un festival que regresó el año pasado con el objetivo de amplificar el nuevo cine hecho en los países de la cuenca del Mediterráneo, donde en los últimos años se ha producido una revolución cultural audiovisual cuyos ecos resuenan en todo el mundo.

La película ‘The Announcement’, del director turco Mahmut Fazil Coskun, se ha alzado con la Palmera d´Or, premio dotado con 25.000€. Una brillante comedia sarcástica sobre un intento fallido de golpe militar en Turquía, con un humor ácido en la estela de los trabajos de Aki Kaurismäki y los hermanos Coen.

El jurado, presidido por la directora de fotografía francesa Marie Spencer, consideró que ‘The Announcement’ merece la Palmera d’Or «por la visión y la habilidad de su director y por la perfecta ejecución de todos sus departamentos así como para escoger un estilo cómico y absurdo para explicar una historia atrevida y oportuna». ‘The Announcement’, además, ha conseguido alzarse con los premios a Mejor Guion, escrito por el propio director Mahmut Fazil Coskun, junto a Ercan Kesa, y Mejor Fotografía, firmada por Krum Rodríguez. 

Fotograma de ‘The Day I Lost My Shadow’, de Soudade Kaadan. Imagen cortesía de la Mostra.

La Palmera de Plata, dotada con 10.000€, ha sido para «The Day I Lost my Shadow», de la directora siria Soudade Kaadan. Es un relato con toques de realismo mágico ambientada en Siria en el año 2012. En opinión del jurado, «por crear una película que posee una cinemática elegante y poética que pone el foco sobre la agonía de la gente en una parte del mundo donde las vidas humanas peligran a causa de una horrible guerra”.

‘Sympathy for the Devil’, de Guillaume de Fontenay. Imagen cortesía de la Mostra.

La Palmera de Bronce, dotada con 5.000€,  es para la producción francesa ‘Sympathy for the Devil’. El potente debút de Guillaume de Fontenay. Una historia basada en hechos reales, que nos lleva a primera línea de fuego informativa de la guerra de los Balcanes. En 1992, en pleno conflicto, el periodista francés Paul Marchand cubre el sitio de Sarajevo. Su actitud provocadora le enfrenta con militares, tropas de Naciones Unidas y hasta con sus propios compañeros. 

Para el jurado de Mostra de València, ‘Sympathy for the Devil’ es merecedora de esta Palmera de Bronce por “contar una historia sobre la interminable fealdad de la industria de la guerra y por su retrato de un carácter único, el cual representa el complejo dilema ético que afronta un corresponsal de guerra: ser solo un testigo o implicarse en el conflicto”.

Además, el jurado ha concedido los siguientes premios: Mejor dirección para la documentalista italiana Michela Occhipinti por ‘Flesh Out’; Mejor Interpretación Masculina para Ahmed Hafiene por ‘Fatwa’; Mejor Interpretación femenina para Emilie Pipponier por ‘Alice’ y Mejor banda sonora para Marius Leftarache por ‘A Shelter Among the Clouds’.

En virtud del Convenio de colaboración entre À Punt y Mostra de València se concede el premio À Punt, a la película de la Sección Oficial que “promueva los valores de integración social, civismo, cooperación y paz, desde el respecto a la diversidad de social, de género, cultural y geográfica”. La escogida ha sido ‘Fatwa’, con guion y dirección de Mahmoud Ben Mahmoud. Este premio lleva implícita la adquisición de los derechos de emisión por parte de À Punt Mèdia.

À Punt valora especialmente en ‘Fatwa’ la capacidad de su director para retratar las diferentes sensibilidades islámicas que conviven en Túnez después de la primavera árabe y los cambios sociales que se derivan. Igualmente, el film radiografía el impacto que los procesos de radicalización religiosa tienen en las relaciones individuales y posa la mirada sobre el papel de la mujer en un entorno que le es estructuralmente desfavorable.

Fotograma de ‘The Announcement’, de Mahmut Fazil Coskun. Imagen cortesía de la Mostra.

Espaivisor de Valencia cierra su galería

Comunicado de Miriam Lozano y Mira Bernabeu
Anunciando el cierre de la galería Espaivisor de Valencia
Viernes 1 de noviembre de 2019

Nos ponemos en contacto con vosotros para comunicaros que la galería espaivisor, dirigida por Miriam Lozano y Mira Bernabeu, finaliza su etapa en un momento álgido y con un proyecto ya definido y sólido, lleno de reconocimientos, experiencias memorables y logros cumplidos.

En este periodo de 14 años hemos trabajado juntos por un proyecto comprometido con el arte, de contenido social, político y feminista, con el doble objetivo de plantear un cuestionamiento y un debate acerca del contexto en que vivimos y de dar visibilidad a nuestros artistas, tanto en el ámbito nacional como en el internacional.

Miriam Lozano y Mira Bernabeu, en Espaivisor de Valencia. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Por razones personales y profesionales, los caminos de los directores se bifurcan ahora para seguir distintas direcciones y afrontar nuevos retos.

Mira Bernabeu comenzará una nueva etapa profesional con la apertura de un nuevo espacio en Madrid. El día 30 de Noviembre de 2019 abrirá sus puertas 1 visor madrid: un proyecto propio que, partiendo de lo construido junto a Miriam Lozano, se plantea evolucionar y ahondar en la misma filosofía, trabajando con los mismos artistas, la misma programación y la intención de participar en las mismas ferias y eventos.

Damos las gracias a todos los estamentos públicos y privados por todo el apoyo recibido y a todas las personas que han creído en nosotros. 

Miriam Lozano y Mira Bernabeu, en Espaivisor. Fotografía: Miguel Lorenzo.

«Sería intolerable legalizar la prostitución»

#MAKMAEntrevistas | Inés Plana [autora de la novela ‘Antes mueren los que no aman’ (Planeta, 2019)]

La novela negra goza en España de una excelente salud, con una red de festivales y un nutrida nómina de autores, muchos de ellos de proyección internacional. Pero lo que revela su vitalidad es la aparición de nuevas firmas que renuevvan y enriquecen el conjunto. Una de las que ha irrumpido pisando más fuerte es la periodista Inés Plana (Barbastro, 1959), que acaba de publicar en Planeta su segundo título, ‘Antes mueren los que no aman’, en el que retoma a los principales personajes de su debú, ‘Morir no es lo que más duele’. Así, reencontramos al teniente de la Policía Judicial de la Guarda Civil, Julián Tresser, junto a su equipo que investiga la muerte de una funcionaria de la Seguridad Social, al mismo tiempo que busca obsesivamente a Luba, una niña atrapada en las tramas de explotación sexual.

La acción transcurre en las Navidades de 2009 en plena crisis y en distintos lugares —la periferia de Madrid, la Costa da Morte y Palencia—, algunos reales y otros imaginarios.»En una novela negra hay escenarios donde ocurren cosas desagradables, sucesos luctuosos que podrían molestar o estigmatizar a quienes habitan realmente en ellos”, dice Plana. «Por eso prefiero inventarme esas geografías imaginarias, para escribir sobre ellas con libertad, sin el corsé creativo que supondría que existieran de verdad. En cuanto a los escenarios geográficos reales, los elegí por sus peculiaridades y también porque quería recrearme en ciertas atmósferas y sensaciones, como la dureza del clima en la montaña palentina, la magia de los paisajes de Galicia y mis vínculos emocionales con Cantabria», añade.

Portada de ‘Antes mueren los que no aman’, de Inés Plana.

Desde su infancia en Barbastro –donde su padre, amante de la poesía, tenía un comercio y ella vivió hasta los 18 años–, Plana ha sentido el impulso de narrar y, como muestra en sus dos novelas, lo hace con soltura y eficacia. La primera surgió de una imagen macabra, la de un hombre ahorcado al borde de las vías de ferrocarril que vio de refilón mientras viajaba en tren, reflejado en ‘La muerte no es lo que más duele’, su novela milagro. La denomina así porque llamó la atención de Planeta sin intermediación de agente, premio literario o éxito en internet. También porque la escribió en circunstancias muy difíciles. «Coincidió con los años más duros de la crisis económica, y en mi familia y en mi entorno más íntimo hubo problemas graves de salud y hubo fallecimientos de seres muy queridos», recuerda. «Pensé que no lo conseguiría, porque estaba muy rota emocionalmente, pero no me rendí y, a pesar de todo, seguí adelante con mi sueño. Por eso digo que culminar mi primera novela fue un milagro».

Sumergirse en el sórdido mundo de la prostitución no llegó a pasarle factura, aunque le produce “mucho dolor, rabia e impotencia ese universo atroz donde las personas se compran o se venden como mera mercancía para uso sexual”, subraya. “Me afecta y me parece una realidad insoportable, pero cuando escribí sobre ello tuve que tomar distancia, alejarme emocionalmente para poder plasmar lo que yo quería sin que me cegaran los sentimientos y la visceralidad”. Totalmente en contra de la prostitución, piensa que debería prohibirse. “Sería intolerable que se blanqueara legalmente al proxeneta y se legalizara, por tanto, la esclavitud sexual que sufren la prostitutas”, sentencia.

Inés Plana. Imagen cortesía del autor.

Es obvio que le gusta dar cierto tono sentencioso a sus títulos. “Como autora me ha gustado impartir en la ficción una justicia, digamos poética, en la que, en efecto, algunos personajes mueren porque son incapaces de amar, incapaces de mostrar la más mínima empatía con el ser humano. Pienso que el título, ‘Antes mueren los que no aman’, refleja ese espíritu. Todos moriremos, somos seres caducos, pero en mi fabulación he querido que ellos fueran los primeros”.

El éxito literario no le llevará a dejar el periodismo. “Llegué a él por vocación. Pero la literatura es una especie de adicción para mí, es pasión y es una necesidad vital. Escribo cuando puedo, robándole tiempo al tiempo. Entonces me encierro en mi estudio ante el ordenador y dejo el reloj fuera. Sólo existimos mi historia y yo. Desaparece el mundo, por decirlo de algún modo”.

En cuanto al panorama editorial se muestra optimista. “El número de lectores en España ha crecido hasta el 62% de la población, lo cual es ilusionante, aunque sigue habiendo casi un 40% que no lee nunca o casi nunca. Veo el panorama editorial con cierto optimismo y quiero pensar que poco a poco se irá inculcando el hábito de la lectura en las nuevas generaciones. España tiene una potente industria editorial y grandes autores y autoras en todos los géneros literarios. Eso es el mejor aval para que los libros estén en nuestras vidas y estén cada vez más presentes”, concluye Inés Plana. 

Inés Plana. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

‘Between two seas’, un alegato contra la ablación

Between two seas, de Anas Tolba
Mostra de València – Cinema del Mediterrani
Del 24 de octubre al 1 de noviembre de 2019

La ablación ahora mismo está presente en 28 países y no sólo de África, sino también de Asia, como Yemen, Malasia o India, y América. La película a concurso de la Sección Oficial de Mostra de València, ‘Between two seas’ del director egipcio Anas Tolba quiere ser “un alegato contra la ablación”, según declaró el productor de la cinta Abdulrahman El-Garawany, durante la presentación en rueda de prensa.

Durante una breve visita a su pueblo natal, una pequeña isla rural cerca de El Cairo, la hija de Zahra fallece tras sufrir la mutilación genital femenina. Después de este incidente, Zahra insiste en obtener el derecho de su otra hija y separarla del padre. La película arroja luz sobre diferentes problemas sociales, culturales y religiosos que padecen las mujeres, especialmente en las zonas rurales.

Abdulrahman El-Garawany, productor de ‘Between two seas’. Imagen cortesía de Mostra de València.

Abdulrahman explicó que la película surge de la «necesidad de contar una historia que, aunque creemos que se sabe mucho de ella, es muy desconocida en los diferentes niveles de agresión que sufre la mujer, los ritos tradicionales, o quién la practica». Es evidente que estamos ante “una violación a los derechos humanos de las niñas y no debe ocurrir”, afirmó El-Garawany.

Tolba denuncia en la película que la mutilación está arraigada en Egipto por una «tradición», a pesar de que la posibilidad de muerte es elevada para las niñas a las que se les practica, además de otros múltiples riesgos como enfermedades, infertilidad, o dolores permanentes. Para el productor de la película, “la tradición puede más que la formación e información, y hay que luchar para que no pase eso”.

Anas Tolba es un cineasta egipcio que comenzó su carrera en 2010 cofundando la productora, Axeer. Ha dirigido muchos videos musicales para una gran cantidad de artistas del mundo árabe, incluidos: Zap Tharwat, Hamza Namira y Cairokee.

En 2013, dirigió y produjo su primer documental, ‘Extracurricular’, que presenta a una madre que cree en el poder de viajar para educar a sus hijos. En 2017, dirigió su primer cortometraje de 15 minutos, ‘Mariam and The Sun’. La película fue reconocida con los premios Jury Selection Awards en el Accolade Film Competition y el Hollywood Film Festival. Su debut en el largo de ficción, ‘Between Two Seas’, arroja luz sobre el tema de la mutilación genital femenina.

Fotograma de ‘Between two seas’, de Ana Tolbas. Imagen cortesía de Mostra de València.