El ECA tira del hilo de la fotografía

Al hilo de…la fotografía
Comisaria: Alicia Ventura
Mira Bernabeu, Ángel Marcos, Ana Palacios, Castro Prieto y Gervasio Sánchez
Espai d’Art Contemporani El Castell (E CA)
C / Cisternas, 28. Riba-Roja de Túria (Valencia)
Hasta el 15 de marzo de 2019

“¿La fotografía es arte?”, se preguntó Alicia Ventura, comisaria de la exposición Al hilo de…la fotografía. La respuesta exige cierta pausa meditativa, pero bastará con recorrer la muestra que el ECA de Riba-roja acoge hasta el 15 de marzo para contestarla afirmativamente. Si el artista es aquel que da forma a lo real de la existencia, a lo que se nos resiste por situarse en los márgenes de la percepción, entonces Mira Bernabeu, Ángel Marcos, Ana Palacios, Castro Prieto y Gervasio Sánchez lo son, “cada cual con una diferente visión de los temas que aborda y mediante la confrontación de lenguajes”, explicó Paco Caparrós, responsable del Espai d’Art Contemporani ubicado en el antiguo castillo del municipio del Camp de Túria.

La exposición permite el diálogo entre artistas que confluyen en algunos aspectos y se distancian en otros, pero que tienen en común “lo social y enseñarnos lo que no vemos”, subrayó Ventura. La huella, la memoria, esa mirada detenida y minuciosa sobre las cosas, junto al carácter resistente y obcecado contra el olvido, atraviesa el conjunto expositivo. La propia comisaria, respondiendo a su pregunta inicial, consideró que se trataba de una muestra singular porque “los cinco son fotógrafos y los cinco son artistas”.

Vista de la exposición 'al hilo de...la fotografía'. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

Vista de la exposición ‘al hilo de…la fotografía’. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

“La fotografía es una nueva forma de expresión que tiene su propio lenguaje”, avanzó Castro Prieto, que presenta piezas de su serie La seda rota, compuesta por imágenes tomadas en la casa abandonada de la familia Madrazo. “Me gusta fotografiar casas deshabitadas”, dijo. Casas que tienen como reverso de su vacío el halo fantasmal que dejan las huellas de quienes las habitaron. “Allí había quedado algo como fantasmal”, reconoció el Premio Nacional de Fotografía 2015, quien apeló a la huella de la mirada, “tanto descriptiva como simbólica”, allí depositada. “La memoria es el eje fundamental de mi trabajo”, agregó.

El año y medio que pasó visitando y recorriendo el Hospital de Denia es lo que exhibe Mira Bernabeu. No es la visión de pacientes y familiares, sino la más periférica centrada en lugares, objetos e incluso personal hospitalario que suelen pasar desapercibidos. Se empapó tanto de aquella atmósfera marginal, que tuvo que contener las sucesivas memorias que le venían a la mente, tras penetrar, por ejemplo, en un quirófano: “Mantener la cabeza fría  para no dejarte llevar por esa parte más macabra y emocional”.

Instalación en la muestra 'Al hilo de...la fotografía'. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

Instalación en la muestra ‘Al hilo de…la fotografía’. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

La subversión íntima es el trabajo que muestra Ángel Marcos, fruto de su participación en la Bienal de Venecia de 2013, en cuyo proyecto colaboró DKV Seguros a través del programa DKV Arteria.  “Mi trabajo incorpora los mecanismos de los poderes”, refiriéndose a los rabos de lagartija que sueltan estos reptiles “para escapar del peligro y volver tiempo después con todo su esplendor y estrategia”. Su obra explicó que se situaba en el “campo del afecto, esa memoria que fotografío para no olvidar”. Los interiores de las casas de sendos barrios de su natal Medina del Campo son objeto de su cadenciosa mirada.

“Los fotógrafos tenemos el compromiso de registrar y documentar la realidad”, señaló Castro Prieto, alejándose del “mero ejercicio estético”, sin abandonar por ello el concepto de belleza: “No entiendo el arte feo”, remarcó quien intenta “decir las verdades de forma poética”. Verdades que afloran en las obras de los cinco fotógrafos de distinta manera. Más palpable o documental en el caso de Gervasio Sánchez  y Ana Palacios, con sus trabajos sobre los campos minados y los albinos, respectivamente, más archivístico e incluso grupal en Bernabeu (“para mí la memoria es sinónimo de archivo y el archivo puede ser bello”), y más estrictamente poético en Castro Prieto y Marcos.

De izda a dcha, Paco Caparrós, Robert Raga, Alicia Ventura. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

De izda a dcha, Paco Caparrós, Robert Raga, Alicia Ventura, Castro Prieto, Mira Bernabeu y Ángel Marcos. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

“Cuando aludo a la memoria aludo a la resistencia”, afirmó el artista vallisoletano, que dijo utilizar esa memoria para trabajar. Preguntados por el tan cacareado compromiso de los artistas, apuntó que le preocupaba la “excesiva narrativa” de muchos proyectos: “Con esa literalidad, pienso que se está abusando”. Castro Prieto puso en cuestión la relación entre compromiso y denuncia, aduciendo a su trabajo en torno a las sociedades que se va encontrando: “Eso es compromiso, pero yo no denuncio nada”. Bernabeu solo pidió que el artista fuera “coherente con su propia personalidad”.

“Yo diría que el verdadero compromiso de todo artista es la defensa del arte y la cultura”, añadió Alicia Ventura. “El arte y la cultura son la clave en la que tendrían que ponerse de acuerdo todos los partidos políticos”, aseguró Caparrós. Robert Raga, alcalde de Riba-roja, se congratuló por ello, agradeciendo a los fotógrafos su trabajo: “La política es un espacio de libertad y de honestidad, para que quien sabe haga las cosas”. “Esta exposición es muy pedagógica”, concluyó la comisaria, no sin antes subrayar que los puntos suspensivos del título de la exposición era su manera “de invitar al espectador a que lea entre líneas”.

Salva Torres

Enric Mestre y su universo geométrico

El mundo geométrico de Enric Mestre
E CA de Riba-roja
Plaza Roja. Riba-roja de Túria (Valencia)
Inauguración: miércoles 18 de julio de 2018, a las 20.00h

El E CA de Riba-roja de Túria acoge desde este miércoles 18 de julio la exposición ‘El mundo geométrico de Enric Mestre’, muestra inaugurada por el alcalde de la localidad, Robert Raga.

La exhibición traza un amplio recorrido a través de obras murales y escultóricas del ceramista y pintor valenciano Enric Mestre (Alboraia, 1936), un creador cuya labor significó una renovación en el lenguaje del arte cerámico español.

‘El mundo geométrico de Enric Mestre’ es la cuarta exposición del E CA, un centro de arte inaugurado ahora hace un año con el objetivo de dar a conocer el trabajo de creadores contemporáneos y para dinamizar el circuito artístico de la Comunitat Valenciana. Sus salas ocupan las dependencias del Castillo de Riba-roja de Túria.

Además del alcalde, la inauguración contará con la presencia del artista Enric Mestre y del coordinador del E CA, Francisco Caparrós.

Cartel de la exposición

Cartel de la exposición ‘El mundo geométrico de Enric Mestre’. 

José Morea: sus viajes, su vida, su arte

Siete Series Viajes y Vidas, de José Morea
Espai d’Art Contemporani ‘El Castell’ (E CA)
Plaza Roja. Riba-roja (Valencia)
Hasta el 27 de mayo de 2018

El Espai d’Art Contemporani El Castell (E CA) de Riba-Roja de Túria acoge la exposición ‘Siete Series Viajes y Vidas’ del pintor José Morea. Esta muestra retrospectiva ocupa las diferentes salas del centro para mostrar la gran variedad de etapas y viajes del artista durante las décadas de los 80 y los 90. José Morea (Chiva, 1951) es uno de los artistas más relevantes del panorama creativo valenciano, figura clave en la renovación del lenguaje pictórico en el último tercio del pasado siglo. La exposición se podrá visitar hasta el próximo 27 de mayo.

En primer lugar, ‘Personajes / Forzudos’ recoge obras firmadas mayoritariamente a principios de la década de los 80. Esas telas muestran figuras humanas, donde se suceden los autorretratos, con una fuerte carga figurativa. Sin embargo, las escenas representadas se pueden considerar cotidianas: un hombre escuchando música, un pinchadiscos fumador, una estampa familiar, etc. Aquí ya se observa el uso de las técnicas mixtas y la explosión cromática en lienzos de gran tamaño.

Vista de la exposición de José Morea en El Castell de Riba-roja de Túria. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

Vista de la exposición de José Morea en El Castell de Riba-roja de Túria. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

En ‘Egipcios / Doñana’ se reflejan las primeras muestras del nomadismo de Morea. Así, predominan las piezas firmadas en Madrid, durante su estancia en la Casa de Velázquez, y en su estudio de Pedralba. En este caso, destaca el empleo de los óleos para plasmar los modelos de apariencia egipcia (Nefertiti, Lota, las momias) y las técnicas mixtas para los personajes de Doñana, con las primeras aproximaciones a los animales y a los forzudos.

En 1984, el artista se trasladó a Roma con la intención de empezar una nueva etapa. En la capital italiana, Morea pintaba en la gran terraza del antiguo estudio de Rafael Alberti en el Trastevere. Rodeado por la naturaleza, sus pinceles, sus manos, sus pies y su cuerpo recrearon personajes de la Ciudad eterna y sus mitos. Estos trabajos, junto a los firmados en la década de los 90 en Taormina (Sicilia), configuran la serie ‘Italia’.

José Morea ante una de sus obras. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

José Morea ante una de sus obras. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

La sección ‘Nostalgia porcina’ incluye obras concebidas en València o Chiva entre 1985 y 1998. Encontramos bodegones que nos miran con sus propios ojos, personajes mitológicos y esos objetos mundanos que el pintor altera con el uso de su paleta.

Un faisán ácido, una cebra techno y un cisne azul se erigen en protagonistas de algunos de los cuadros de ‘Acid B Mallorca’. Las telas aquí incluidas fueron creadas entre 1989 y 1998 en Barcelona y Mallorca. También se pueden admirar, una vez más, elementos comunes alterados (un globo terráqueo, una bici accidentada, los zapatitos de Jeanne Moreau), así como plantas con propiedades humanas y los primeros trazos de temática asiática.

José Morea, en el centro, con Francisco Caparrós (izda), Toni Cantó y Robert Raga. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

José Morea, en el centro, con Francisco Caparrós (izda), Toni Cantó y Robert Raga. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

La libertad creativa de Morea también se expresó sobre la moqueta. En este material pintó una Harpía verde y motivos de la cultura japonesa (‘El gran mikado’, ‘La japonesa de Yakutaky’). Estas obras se exhiben en la sección ‘Orientalia’ junto a telas que reflejan pesadillas etílicas, dioses en decadencia y ensoñaciones espirituales.

Por último, ‘Las Américas’ reúne los cuadros creados en América Latina, fundamentalmente en Brasil, entre 2001 y 2012. Son bodegones donde destacan una rodaja de sandía con pechos, el uso de los colores primaverales o el rojo intenso y una naturaleza muerta de brazos sobre un cáliz. Asimismo, se perciben sombras humanas, animales antropomórficos y una nueva serie de autorretratos que, en este caso, no tienen rostro.

José Morea ante una de sus obras. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

José Morea ante una de sus obras. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

Homenaje a Toots Thielemans en Ribajazz

Festival Ribajazz
Auditorio Municipal de Riba-roja de Túria
C / Mayor, 135. Riba-roja de Túria (Valencia)
13, 14 y 15 de julio de 2017

El Festival Ribajazz celebra su segunda edición en el Auditorio Municipal de Riba-roja de Túria los días 13, 14 y 15 de julio, con la presencia del saxofonista valenciano Kiko Berenguer, Antonio Serrano, que rendirá homenaje al armonicista Toots Thielemans, y los profesores y alumnos del Seminario de Jazz y Música Moderna que acoge el propio festival y en el que participan la pianista Kontxi Lorente, el saxofonista Víctor Jiménez, el baterista Mariano Steimberg, el contrabajista Matt Baker, el guitarrista Manuel Hamerlinck y la cantante Carme Canela.

El armonicista Toots Thielemans, homenajeado por Antonio Serrano en Ribajazz.

El armonicista Toots Thielemans, homenajeado por Antonio Serrano en Ribajazz.

“Para mí, que tuve la enorme suerte de tocar y grabar con Toots es un placer y un honor poder mostrar a través de mi armónica una de las carreras más impresionantes de la historia de jazz; la del increíble Toots Thielemans” , afirma Antonio Serrano.

«Desde que descubrí -dice- la música de Toots Thielemans en mi juventud, esta ha sido una fuente de conocimiento y de inspiración inagotable durante mi carrera. Nadie ha sabido traducir a la armónica el lenguaje del jazz con mayor acierto que él».

Su reto en el homenaje a Toots es hacer un repaso de toda su carrera, que abarca desde los años 50 hasta la actualidad. Para ello ha tenido que seleccionar cuidadosamente los temas más representativos de cada época, «tarea difícil debido a lo extensa y productiva que ha sido su carrera». «No obstante escuchar una y otra vez su obra y transcribir esas viejas grabaciones ha sido una experiencia muy enriquecedora», sostiene Serrano.

El saxofonista Kiko Berenguer. Imagen cortesía de Ribajazz.

El saxofonista Kiko Berenguer. Imagen cortesía de Ribajazz.

Kiko Berenguer, por su parte, es uno de los más brillantes y expresivos saxofonistas de su generación. «Poseedor de un estilo propio, forjado a partir de sus orígenes y ricas vivencias musicales, su saxofón se alza como una de las voces más originales e innovadoras del panorama musical», subraya Vicente Ménsua, de ‘Cuadernos de Jazz’.

Nacido en Xàbia (Alicante) comienza sus primeros pasos en el mundo de la música en la banda de su localidad, y al poco tiempo se traslada a estudiar al conservatorio de Valencia donde obtiene el título de profesor. Amplia estudios en el Liceo de Barcelona, además de recibir lecciones de algunos de los mas prestigiosos profesores como Daniel Deffayet y Jean Marie Londeix (Paris), Ralph Moore y Chriss Cheek (N.Y.).

«Una inagotable inquietud musical y humana han llevado a Kiko Berenguer a profundizar en sus propias raíces y asimilar la música de otras culturas como son el jazz y el flamenco, todo ello dentro de un lenguaje muy personal en el que se dan la mano la fuerza rítmica y emocional de estos estilos, con la expresividad que con los años ha conseguido en la interpretación, como refleja en su último trabajo discográfico Aire», apunta Ménsua.

Antonio Serrano.

Antonio Serrano en cuarteto, homenajeará a Toots Thielemans. Imagen cortesía de Ribajazz.

Los objetos animados de Pepe Gimeno

No solo mires. Escucha, de Pepe Gimeno
Espai d’Art Contemporani El Castell (E CA)
C / Cisternas, 2. Riba-roja de Túria (Valencia)
Hasta el 1 de octubre de 2017

L’Espai d’Art Contemporani ‘El Castell’ (E CA) de Riba-roja de Túria acoge una exposición antológica de las obras del artista y diseñador valenciano Pepe Gimeno con el título ‘No solo mires. Escucha. Proyectos 2002/2017’. Se trata de una muestra organizada a través de nueve espacios que corresponden a diversas facetas de la trayectoria artística del autor.

Objetos recogidos en la playa -alambres, trozos de madera y elementos cotidianos mutilados- se mezclan con pinturas acrílicas, piezas de metacrilato y cemento para mostrar a los visitantes la partitura plástica de Gimeno. La exhibición se podrá visitar hasta el próximo 1 de octubre en las salas del Castillo de la localidad del Camp de Túria.

‘Grafía Callada’ es un proyecto artístico experimental con dos componentes. El primero de ellos es un libro de edición limitada de 100 ejemplares, publicado en 2015 e impreso en papel de algodón, que tiene una particularidad especial: ninguno de sus caracteres se puede leer. Por otra parte, los 113 originales que forman parte del volumen han sido enmarcados de dos en dos de manera que sugieren las dobles páginas del libro. Las obras, o capítulos, fueron creadas entre 2002 y 2004 con los desperdicios que Pepe Gimeno encontraba cuando paseaba por la playa. “Debo de tener el síndrome de Diógenes”, apunta el autor.

Vista de la exposición 'No solo mires. Escucha', de Pepe Gimeno. Imagen cortesía del ECA.

Vista de la exposición ‘No solo mires. Escucha’, de Pepe Gimeno. Imagen cortesía del E CA.

Esta misma reflexión se puede observar en ‘Grafía Cantada (2016)’, una animación digital de poco más de 9 minutos que plasma la vídeo-partitura compuesta por el autor. En este caso, los restos vegetales y plásticos, ordenados en el tiempo y el espacio, se convierten en un objeto sonoro. Para su realización, Gimeno contó con la inspiración y dirección de Sonia Megías, la interpretación del Coro Delantal y la producción de vídeo de Marta J. Lamsfus.

Por último, la sección ‘Diario de un Náufrago (2002-2004)’ vuelve a transformar al diseñador en un “poeta de elementos encontrados”. Las letras de sus versos están escritas con clavos oxidados, suelas de zapatos y partes de unas gafas de sol. Y construyen, señala el periodista cultural y autor del texto de presentación de la exposición Salva Torres, “estructuras que, pese a carecer de un referente concreto, transmiten, mediante la sutil combinatoria de sus elementos, sensaciones asociadas con estados de ánimo para los cuales no tenemos palabras, pero sí un repertorio de indicios provocados por la contemplación de la propia obra de arte”.

Vista de la exposición 'No solo mires. Escucha', de Pepe Gimeno. Imagen cortesía del E CA.

Vista de la exposición ‘No solo mires. Escucha’, de Pepe Gimeno. Imagen cortesía del E CA.

…en 59 fragmentos

En 2009, Pepe Gimeno dio a luz un conjunto de obras con el que quería “construir un discurso para los sentidos, una narración gráfica poco convencional, con ausencia de cualquier signo reconocible”. Para conseguirlo, utilizó cartones y papeles de periódico como lienzos sobre los que hizo trazos con pintura acrílica, o pegaba pajitas de plástico. Además, convirtió tubos de acero en mástiles donde enganchaba restos vegetales, plásticos y gomas. Esas son las piezas que podemos contemplar en el ‘Manifiesto Emocional’ y cuyo significado solo se puede descifrar mediante “la evocación y la sugerencia”.

“Veo pequeñas verdades pero en ningún momento alcanzo a entender la totalidad del caos que me rodea”. Con estas palabras describe el artista la percepción que tiene del mundo. Una mirada que trasladó con el pincel sobre varios soportes (lienzo, kraft, papel, cartón y madera) en unas composiciones cuyas piezas originales fueron cortadas, desordenadas y colocadas de nuevo para crear nuevas secuencias narrativas. Son las ‘Fragmentaciones (2011/2013)’, basadas en la partición discursiva que algunos escritores y cineastas utilizan en sus novelas y películas.

La sección ‘The Green Bag (2014)’ está formada por 26 esculturas surgidas a partir de los alambres que contenía una bolsa verde que Gimeno encontró en una estantería. Tras esparcir aquellos objetos sobre la mesa y ver un conjunto de formas aleatorias, el artista asoció la imagen “con las páginas de un diccionario”. Eran “formas sueltas que, como las palabras, parecían buscar una frase que las completara y les diera sentido”. De esta manera, empezó a disponer los filamentos en el espacio, añadiendo otros elementos cuando era necesario, hasta proporcionar a cada una de las piezas “de un contexto determinado que les dotara de significado”.

Pepe Gimeno, en el centro con camisa blanca, dando explicaciones de su exposición. Imagen cortesía del E CA.

Pepe Gimeno, en el centro con camisa blanca, dando explicaciones de su exposición. Imagen cortesía del E CA.

Dibujos, esculturas y pinturas

Un conjunto de imágenes figurativas y composiciones abstractas han dado origen al apartado ‘Dibujos automáticos’. Fue en verano de 2010 cuando Gimeno cogió un pincel y plasmó repetidamente sobre el papel todo aquello que le dictaba el inconsciente. Como resultado, líneas y manchas que reproducen las imágenes y estructuras que pasaban por su mente. “Mi inconsciente quedó reflejado minuciosamente en el proceso”, explica el artista.

Entre los años 2014 y 2016, el diseñador creó nuevas piezas a partir de materiales de desecho. Ladrillos desmenuzados, tapones de botellas y trozos de rejas metálicas configuran las Esculturas donde el autor quiere armar “estructuras narrativas que cuenten historias, que planteen conflictos y describan situaciones y vivencias”.

Finalmente, las ‘Pinturas (2017)’ surgieron de la voluntad de trasladar al lienzo las estructuras escultóricas mencionadas anteriormente. Se recrean así “el diálogo que plantean y la emoción que me producen” las figuras “desde un nuevo punto de vista, desde una nueva mirada”.

Las fronteras como convulso circo

El circo de la frontera, de Escena Erasmus
Sala Matilde Salvador
La Nau de la Universitat de València
C / Universitat, 2. Valencia
Días 25, 26 y 27 de mayo, 2016, a las 19.00h

Doce actrices y actores Erasmus escenificarán el drama de los refugiados a través del lenguaje del circo-teatro. Por cuarto año consecutivo, el proyecto teatral europeo Escena Erasmus de la Universitat de València, Premio Carlomagno de la Juventud en 2011 del Parlamento Europeo, ha puesto en marcha ‘Las Pequeñas Europas’, un programa producido entre la Universitat de València y el Área de Cultura de la Diputación de Valencia.

Bajo el título ‘El circo de la frontera’, el nuevo espectáculo de Escena Erasmus pasa un examen a las políticas exteriores de la Unión Europea, lleva al espectador a las fronteras de Europa donde se desdibujan las personas, donde se padece una actividad frenética y una espera incesante.

En la elaboración de este espectáculo han participado siete dramaturgos valencianos de diversas generaciones y estilos: Manuel Molins, Maribel Bayona, Jacobo Pallarés, Guada Sáez, Mertxe Aguilar, Daniel Tormo y Anna Marí. Esta última, además, firma la dirección de escena. Además de los dramaturgos, en el espectáculo han trabajado más de 10 profesionales de las artes escénicas valencianas.

El espectáculo ‘El circo de la frontera’ es el eje principal de ‘Las Pequeñas Europas’, un programa cultural que pretende establecer puentes de diálogo entre las realidades locales valencianas y doce ciudades europeas representadas por los actores. Además del teatro, en los distintos municipios se organizan actividades para potenciar el encuentro intercultural y la reflexión sobre la forma de ser europeos con diferentes colectivos locales.

Este año, el espectáculo visitará 18 localidades valencianas: Valencia, Ademuz, Villar del Arzobispo, Riba-Roja de Túria, Ontinyent, Quart de Poblet, Fontanars dels Alforins, Camporrobles, Alfarp, Macastre, Vallada, Emperador, L’Eliana, Llanera de Ranes, Requena, Polinyà de Xúquer, Cofrents y Ròtova.

Además, el espectáculo ‘El circo de la frontera’ formará parte del programa oficial del Festival de Artes Escénicas de Valencia ‘Tercera Semana’. En cualquier caso, el número de municipios puede incrementar.

Todos los detalles del proyecto y de la gira de este año se han presentado en una rueda de prensa celebrada en La Nau que ha contado con las intervenciones de los vicerrectores Antonio Ariño (Cultura e Igualdad), Guillermo Palao (Relaciones Internacionales) y Jorge Hermosilla (Proyección Territorial); el diputado de Cultura de la Diputación de Valencia, Xavier Rius, y la codirectora de Escena Erasmus, Anna Marí. En sus intervenciones todos han coincidido en destacar el carácter coral de este proyecto, de ahí que intervengan distintos vicerrectorados universitarios y la Diputación, además del compromiso que supone que se acerque los valores europeos a través del teatro.

La Universitat de València es la segunda universidad europea en recepción de estudiantes Erasmus y la cuarta de Europa que más estudiantes envía.

El estreno del espectáculo ‘El circo de la frontera’ se realizará durante los días 25, 26 y 27 de mayo en la Sala Matilde Salvador del Centre Cultural de la Universitat de València a las 19:30 horas. Las fechas de cada localidad y el programa de actividades se podrán consultar a través de la web escenaerasmus.uv.es

El circo de la frontera, de Escena Erasmus. Imagen cortesía de la Nau de la Universitat de València.

El circo de la frontera, de Escena Erasmus. Imagen cortesía de la Nau de la Universitat de València.