María Aranguren

María Aranguren abre la nueva etapa del E CA

#MAKMExposiciones | MAKMA ISSUE #02
Salva Torres | María Aranguren abre la nueva etapa del E CA
MAKMA, Revista de Artes Visuales y Cultura Contemporánea, 2019
Miércoles 19 de agosto de 2020

“Ahora empieza una nueva época, tras dos años de la puesta en marcha del E CA” Espai d’Art Contemporani ‘El Castell’, de Riba-roja de Túria (València). Lo dice Paco Caparrós, alma mater del espacio, inaugurado en 2017 tras una profunda remodelación del antiguo castillo, y que ahora pretende impulsar el proyecto, una vez liberado del cargo municipal que ha ostentado durante la pasada legislatura.

“Han sido dos años muy positivos, de toma en contacto con el proyecto, con buenas exposiciones, pero que en la nueva etapa lo vamos a mejorar de forma decisiva, trabajando en profundidad cada uno de los proyectos expositivos que se presenten”, subraya quien se dedicará de pleno a dirigir tan emblemático espacio de la comarca valenciana del Camp de Túria.

Para empezar, el comité asesor, hasta la actualidad integrado por José Luis Cueto (vicerrector de Cultura de la Universitat Politècnica de València), Román de la Calle (catedrático de Estética), Rafael Alcón (presidente de la Fundación Bancaja), el artista José Sanleón, el coleccionista Carlos P. De Miguel, y el ex director de la galería Edgar Neville de Alfafar, Enric Gómez, se amplía con la entrada de Alicia Ventura, responsable de la colección DKV, y Maite Ibáñez, doctora en Historia del Arte de la Universitat de València.

María Aranguren, E CA,
Páginas iniciales del artículo publicado en MAKMA ISSUE #02.

“Será una etapa más sistemática, con exposiciones más acotadas en el tiempo y una programación mucho más concisa”, insiste Caparrós. Los artistas Toni Cucala, con quien se inauguró el E CA, Pepe Gimeno, José Morea, Enric Mestre y la colectiva ‘Al hilo de…la fotografía’, precisamente comisariada por Alicia Ventura, en la que participaron Mira Bernabeu, Juan Manuel Castro Prieto, Ángel Marcos, Ana Palacios y Gervasio Sánchez, son quienes han ido dando forma expositiva a ‘El Castell’ durante esta primera etapa.

La próxima arrancará con la muestra ‘Sonoridad interna: mundos paralelos en las pinturas de María Aranguren’, que comisaría la arquitecta Aurora Herrera, dándole “un sesgo muy interesante a la exposición”, puntualiza la propia artista, que recoge casi diez años de trabajo mediante un centenar de obras de diferentes tamaños. “Es un recorrido muy amplio de investigación con este material tan extraño para pintar. Lo más bonito es poder ver cómo ha ido evolucionando la obra, desde que empecé de forma divertida con trozos de plástico de obra de mi casa hasta la actualidad, toda una aventura”, señala.

La artista, que indica como punto de arranque una exposición de hace más de 10 años en la galería Color Elefante, del barrio valenciano de Russafa, se nutre de diversos materiales, aunque en este caso sintetizados en el policarbonato celular, en el que va insertando distintos elementos. Por citar una pieza de aquellos orígenes, titulada precisamente ‘Ruzafa’, en ella recogía muestras del propio suelo hidráulico de la galería, para conformar el mosaico de figuras geométricas que define su obra. Con esas y otras huellas, María Aranguren ha ido construyendo un universo en el que la geometría, lejos de racionalizar los sentimientos que a ella le sugieren los elementos adoptados, sensibiliza la razón de la que parte.

Portada de MAKMA ISSUE #02, a partir de una de las obras del proyecto ‘Autocines’ (2019), de la fotógrafa Gala Font de Mora.

“Pese al orden geométrico y la aparente frialdad que pudiera encerrar ese orden, a mí lo que me gusta es el acercamiento, más que la distancia”, comentaba en su momento una artista que “se ha mantenido siempre en una atmósfera de recogimiento y silencio”, según se recoge en un texto de sus anteriores proyectos. “Con un, aparente, mínimo repertorio de elementos visuales consigue transmitir un máximo de intensidad”, destaca dicho texto.

Y añade: “Su pintura se basa en la sugerencia de significados ocultos, cuyas huellas nos son transmitidas por medio de un exquisito tratamiento de superficies y materias”. De modo que las formas y geometrías de Aranguren están ahí como punto de partida o, como la propia autora explicó, para que, sobre ese orden, “se vayan sucediendo cosas más o menos íntimas”. Intimidad llena de sutilezas volcada, paradójicamente, sobre policarbonato celular. La nueva etapa del E CA arranca con esa tensión de fuerzas tan propio de la vida y del arte que la revela.

María Aranguren, E CA
‘XCIV’, de María Aranguren. Fotografía cortesía del E CA.

Salva Torres

Este artículo fue publicado en MAKMA ISSUE #02, revista especial en papel con motivo del sexto aniversario de MAKMA, Revista de Artes Visuales y Cultura Contemporánea, en junio de 2019.

Los comentarios están cerrados.