El situacionista Nacho Vegas

Concierto Nacho Vegas. Violética
Sala Iturbi del Palau de la Música
Passeig de l’Albereda, 30. Valencia
Jueves 21 de junio de 2018

Nacho Vegas presentaba este pasado 21 de junio en el Palau de la Música su séptimo trabajo titulado ‘Violética’, nuevo álbum doble donde se pueden encontrar canciones versionadas de Violeta Parra, así como nuevas composiciones del cantautor asturiano.

Nacho Vegas en un momento del concierto en el Palau de la Música. Fotografía: Raúl Bartleby.

Nacho Vegas en un momento del concierto en el Palau de la Música. Fotografía: Raúl Bartleby.

El concierto ofrecido en la Sala Iturbi del Palau, tras cuatro años sin publicar ningún álbum, contó con un amplio repertorio de temas, desde ‘La plaza de la Soledá’, de su disco ‘Cajas de música difíciles de parar’ (2003), hasta los más recientes, incluido el single ‘Ser árbol’ que ya adelantó en su momento para generar cierta expectación.

Nacho Vegas en un momento del concierto en el Palau de la Música. Fotografía: Raúl Bartleby.

Nacho Vegas en un momento del concierto en el Palau de la Música. Fotografía: Raúl Bartleby.

Conmovedora y revolucionaria, así se mostraba la nueva gira de Nacho Vegas, con manifiestos desastres resituacionales, que calarán hasta lo más profundo del público, haciendo de esto algo más que ‘Solo Viento’. En el disco presentado en el Palau, han participado el Coru Anfifascista Al Altu La Lleva y ha tenido colaboraciones de Cristina Martínez, Christina Rosenvinge o María Rodés.

Nacho Vegas en un momento del concierto en el Palau de la Música. Fotografía: Raúl Bartleby.

Nacho Vegas en un momento del concierto en el Palau de la Música. Fotografía: Raúl Bartleby.

 

César Pop en estado de gracia

César Pop
Café Pub El Volander
C / Poeta Navarro Cabanes, 25. Valencia
Viernes 8 de junio de 2018

Volvía al Café Volander casi un año después el incombustible músico asturiano César García Miranda ‘César Pop’. Lo hizo de la mejor manera posible dejando una colección confidencial de fantásticas composiciones. La sensibilidad de sus trabajadas canciones a la guitarra acústica o a los mandos del teclado, dejaban claro al público valenciano que estaban ante uno de los músicos más inspirados del panorama nacional.

César Pop en Café El Volander. Foto: Lorena Riestra

César Pop en Café El Volander. Foto: Lorena Riestra

César Pop, habitual músico y amigo íntimo de Leiva ‘Pereza’ o colaborador del extraordinario Quique González entre otros grandes artistas, da pasos de gigante como interprete.

El impulso a vivir que ofrece César Pop con su música hace que valga la pena seguir adelante. Aprendió de los mejores artistas y se ha convertido en uno de ellos. Escoltado en ocasiones por un gran músico a la guitarra eléctrica, finalizó un concierto donde el público respondió con una ovación de gala, merecido aplauso atronador.

César Pop en Café El Volander. Foto: Lorena Riestra.

César Pop en Café El Volander. Foto: Lorena Riestra.

Raúl Bartleby

Nacho Vegas presenta Violética

Violética, de Nacho Vegas
Palau de la Música
Passeig de l’Albereda, 30. Valencia
Jueves 21 de junio de 2018, a las 21.00h

Nacho Vegas sobrevive como el Dr. Robert Neville en ‘Soy leyenda’ al desmoronamiento anticonstitucional del cantautor tradicional. Vuelve después de tres años del Ep ‘Canciones populistas’ con su nuevo trabajo ‘Violética’, dos adelantos como la canción ‘Ser árbol’ o ‘Ideología’ muestran a un Nacho en plena forma intentando alejarte de las criaturas zombis llamadas políticos que nos utilizan como ganado.

Violética, de Nacho Vegas. Ilustración de Miguel Brieva.

Violética, de Nacho Vegas. Ilustración de Miguel Brieva.

Con su personal folk-rock y su corazón en la garganta, acopla al contenido de sus geniales letras versiones de artistas legendarios como la cantante y poetisa chilena Violeta Parra en ‘Maldigo de alto cielo’. Con la letra ‘Un ejemplo de discreción’, que contiene algunos versos de Lucía Alba Martínez; ‘El corazón helado’, letra de Manuel y Aurelio Caxigal, y ‘Aida’, letras y músicas tradicionales adaptadas por Nacho Vegas.

El lanzamiento del disco ‘Violética’ será el próximo viernes 15 de junio y dará lugar a una serie de conciertos con actuación el jueves 21 de junio en el Palau de la Música de Valencia.

Nacho Vegas. Imagen promocional cortesía del autor.

Nacho Vegas. Imagen promocional cortesía del autor.

El asturiano vuelve a producir talento por doquier y como el protagonista de la novela de Richard Matheson peleará con esos vampiros, con la diferencia de que su arma es la buena música que compone. Aunque no está sólo…en la retaguardia, taponando los flancos con su buen hacer, están sus prodigiosos músicos: Abraham Boba, Edu Baos, Manu Molina, Joseba Irazoki, Luis Rodríguez y César Verdú.

Con la implicación del ‘coru antifascista Al Altu La Lleva’ y las preciosas voces colaboradoras de Christina Rosenvinge, Maria Rodés y Cristina Martínez, Nacho vuelve a grabar 18 canciones que aunque no terminen con la pandemia del atroz capitalismo, como el Dr. Robert Neville también será leyenda, porque el amparo de su bonita música será necesario para desinfectar y restablecer el AMOR…
Enriba Nachu.

Más info : https://www.facebook.com/nachovegasoficial/
Escucha su disco : https://g.co/kgs/n22Vur

Nacho Vegas. Imagen promocional cortesía del autor.

Nacho Vegas. Imagen promocional cortesía del autor.

Lorena y Raúl Bartleby

Sentimientos en flash-back

Un obús en el corazón, de Wajdi Mouawad, dirigido por Santiago Sánchez
Interpretado por Hovik Keuchkerian
Teatre Talia
C / Caballeros, 31. Valencia
Del 17 al 20 de mayo de 2018

El artista polifacético Hovik Keuchkerian dispara meticulosamente por última vez en el Teatro Talia de Valencia artillería pesada después de cuatro actuaciones en la capital del Turia. Proyectiles de palabras con la luz precisa de un gran actor. El madrileño, aunque nacido en Beirut, nos muestra ‘Un obús en el corazón’, una obra del dramaturgo libanés Wadji Mouawad, dirigida por Santiago Sánchez, también encargado de esta adaptación de gran calibre.

El drama es narrado por Hovik Keuchkerian, interpretando el papel de Wahab de una manera bestial, que consigue inocular al público presente el frío atroz que sufre el personaje en una noche helada y metaboliza la sala en escarcha, un soliloquio de gran envergadura a la altura de muy pocos.

Hovik Keuchkerian en 'Un obús en el corazón'. Teatre Talia de Valencia.

Hovik Keuchkerian en ‘Un obús en el corazón’. Teatre Talia de Valencia.

La transmisión de sentimientos que conexiona esta función mediante la fractura en la cronología, debida a los recuerdos amargos que cuenta Wahab en flash-back, conmovió y aferró al público en sus veteranas butacas dejándolo muy sorprendido, con los ojos abiertos como el dos de oros y sin aliento.

Drama, tragedia, soledad voluntaria, exilio, muerte, emociones de alto voltaje descargadas mediante ráfagas de talento, Hovik demuestra su personal fuerza como intérprete en esta espléndida e íntima obra firmada con un final apoteósico, donde todo el Teatro Talia se puso en pie para aplaudir reconociendo así el gran trabajo Hovik Keuchkerian y la compañía con su director Santiago Sánchez como punta de lanza.

Gracias por seguir siendo la bala y el balazo.

Hovik Keuchkerian

Hovik Keuchkerian en ‘Un obús en el corazón’. Teatre Talía de Valencia.

Raúl Bartleby

EVA: vidas cruzadas

E.V.A., de T de Teatre, dirigida por Julio Manrique
Espai Rambleta
Bulevar Sur, esquina Pío IX. Valencia
Días 5 y 6 de mayo de 2018

Obra de teatro, obra de arte. Escala visual analógica del dolor, ‘E.V.A.’ trata de medir el desconsuelo, la vida que golpea a través del tiempo que pasa sin detenerse, aunque a veces te gustaría; de los sueños que dejamos marchar, los sueños que alguien un día nos arrebataron, la desorientación, la crisis vital, el rumbo mal escogido, el arrepentimiento, el amor.

Escena de E.V.A., de T de Teatre. Foto: Lorena Riestra

Escena de E.V.A., de T de Teatre. Foto: Lorena Riestra

La mirada retrospectiva al colegio de cuatro mujeres que se acercan a los 50 años de edad y siguen buscando el equilibrio del dolor, con heridas abiertas sin cicatrizar, con emociones encontradas, de acciones voluntarias e inconscientes cuando se es adolescente y que puede determinar el destino de una persona.

E.V.A. de T de Teatre. Foto: Lorena Riestra

E.V.A. de T de Teatre. Foto: Lorena Riestra

‘E.V.A.’, creada por Marc Artigau, Cristina Genebat y Julio Manrique, te atrapa desde el primer momento. La compañía T de Teatre, que celebra 25 años de historia, consigue ampliar el radio de visión de un amplio público expectante en el teatro Rambleta de Valencia, con un magistral montaje en el escenario donde nos abrieron las entrañas del mismo para mostrar color y proyección. La gran obra dirigida por Julio Manrique fue proporcionalmente interpretada por el elenco de actores y actrices Rosa Gómiz, Carmen Plà, Albert Ribalta, Jordi Rico, Ágata Roca, Marta Perez y Carolina Morro.

Conmovedora y reflexiva, ‘E.V.A.’ es una función tragicómica con claro sello de la casa por parte de esta particular compañía de teatro. Acepta el placer y acepta el dolor (T de teatre) https://www.youtube.com/watch?v=kx_rZ_DN2pY

E.V.A., de T de Teatre. Espai Rambleta.

E.V.A., de T de Teatre. Espai Rambleta.

Raúl Bartleby

Rock and Lapido

Lapido
Sala Loco Club
C / Erudito Orellana, 12. Valencia
Viernes 2 de febrero de 2018

El breve mes de febrero nos ha traído una de las carreras más dilatadas de nuestro panorama musical patrio a la Sala Loco Club de Valencia. Después de la gira de 10 conciertos con ‘Soltar a los Perros’ en compañía del admirable músico madrileño Quique González y su lacónico regreso con su antiguo grupo los 091, José Ignacio Lapido con su nuevo trabajo en solitario ‘El Alma Dormida’ sacude el interior de los presentes con composiciones gráficas y contundentes firmadas por su sonido de guitarra convertido ya en lo que será el vestigio granadino.

Lapido, en plena actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

Lapido, en plena actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

El dinosaurio del rock and roll de Granada, sabiendo que Miguel Ríos da su autorización personal para ello, rugió con fuerza arropado por grandes músicos, con un amplio público que bailó y se divirtió enormemente con las nuevas canciones como ¡Cuidado!, no hay prisa por llegar y todas las que completan las 11 magníficas canciones de su reciente álbum, además de algunas de anteriores discos como las ya clásicas del repertorio ‘La antesala del dolor’ o ‘Cuando por fin’. También tuvieron su momento las más pausadas con clara intención de provocar arrumacos en el respetable con la nostálgica y mítica ‘Algo me aleja de ti’ y ‘El ángulo muerto’, entre otras.

Lapido, durante su actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

Lapido, durante su actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

Gran actuación de buen rock and roll nacional la que nos brindó Lapido ocupándose de subir la temperatura en la gélida noche valenciana, con canciones bien interpretadas por el formidable letrista granadino.

Escoltado por un virtuoso Víctor Sánchez en la guitarra eléctrica, Raúl Bernal a los mandos de todas las teclas del piano y el órgano, con destreza sobresaliente que el público no tardo en capturar, con Popi González en la batería y la percusión otorgando el ritmo que corresponde a cada canción de manera soberbia y un laborioso Jacinto Ríos en el bajo, artesanía de la música que se despidió de la sala Loco Club de Valencia tocando ‘La escalera de incendios’, por donde nos fuimos después de quemar nuestros sueños.

La gira de José Ignacio Lapido se extenderá los próximos meses por toda la geografía española https://www.joseignaciolapido.com/

Nos volveremos a ver.

Lapido, durante su actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

Lapido, durante su actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

Raúl Bartleby

La gran esperanza feme-Nina

North. Morgan
Sala Loco Club
C / Erudito Orellana, 12. Valencia
Viernes 24 de noviembre de 2017

Las notas musicales planean por toda la sala Loco Club de Valencia buscando cobijo hasta llegar a cualquier rincón a la celeridad de la luz cuando estalla la voz de Nina Morgan. Sentada en el piano, su voz elegantemente desgarradora la eleva hasta ser la emperatriz de la atmósfera con una buena banda que la escolta.

Cuando abre el concierto con la canción ‘Cold’, te das cuenta que no está cantando, que no interpreta, que lo está diciendo desde dentro, desde un sentimiento. Después de atravesar al público con buenas canciones en inglés, llegó la canción ‘Sargento’, seguida de la también en castellano ‘Volver’, donde los aullidos de un corazón fracturado dejaba a los espectadores que llenaron la sala enternecidos y fascinados por la fuerza que surgía del escenario.

Morgan durante su actuación en Loco Club. Foto: Lorena Riestra

Morgan durante su actuación en Loco Club. Foto: Lorena Riestra

Identidad propia en su primer disco llamado ‘North’, donde pudimos escuchar adelantadas un par de canciones del próximo álbum con fecha de lanzamiento aún por definir, el cual se espera ya con gran expectación debido al éxito cosechado. La presente gira a emocionado a ciudades y salas de todo el país. ‘North tour’ terminara el 16 de diciembre en Madrid.

Morgan durante su actuación en Loco Club. Foto: Lorena Riestra

Morgan durante su actuación en Loco Club. Foto: Lorena Riestra

Ya de pie y con el pelo recogido en un moño improvisado se despedía Nina cantando ‘Marry You’, cerrando así un magnífico concierto con la agradable amenaza, en forma de promesa, de volver a visitar pronto la sala Loco Club, frente a un gran público que aplaudía sin parar muy agradecido devolviendo el cariño mostrado por el grupo.

Rock a tener muy en cuenta próximamente: la banda Morgan, con la soberbia y personal voz de Carolina de Juan (Nina) como punto de referencia, tiene mucho que decir en el panorama musical en un futuro próximo.

Morgan durante su actuación en Loco Club. Foto: Lorena Riestra

Morgan durante su actuación en Loco Club. Foto: Lorena Riestra

Raúl Bartleby

Sin ficción

Oleanna, de David Mamet, bajo la dirección de Luis Luque
Teatro Talía
C / Caballeros, 31. Valencia
Del 25 de octubre al 5 de noviembre de 2017

‘Oleanna’, adaptación del celebre escritor cinematográfico, el norteamericano David Mamet, pasó por el Teatro Talía de Valencia sin perder en el camino un ápice de veracidad cruel. El director Luis Luque dejó en el mítico teatro valenciano desasosiego a rebosar.

La obra se divide en tres actos con la intención de que sea el espectador quien guarde el equilibrio interior necesario, mientras el autor nos hace juegos de verdadero prestidigitador profesional. La estudiante Carol, con una ingenuidad en horas bajas, y John, su codicioso profesor de facultad, nos dan cerca de una hora sin respiro para mostrarnos que esa realidad es, lamentablemente, la realidad.

Oleanna en el Teatro Talía de Valencia. Foto: Malva Riestra

Oleanna en el Teatro Talía de Valencia. Foto: Malva Riestra

‘Oleanna’ nos muestra esa relación con tal tensión emocional que te deja clavado en la butaca con un parpadeo puntual. Fernando Guillén Cuervo defiende magníficamente un personaje con excelente linaje de poder cultural. Natalia Sánchez, con una curtida piel de intérprete, deja al espectador con la piel de gallina, haciéndole reflexionar sobre el abuso de poder.

Gran trabajo de acción en las tablas del Teatro Talía, donde el libidinoso profesor de universidad (Guillén Cuervo) muestra la prepotencia en estado machista, al creerse superior a una alumna que entra en su despacho con la necesidad imprescindible de subir la nota de un examen importante.

Análisis impúdico acerca del abuso sexual y la impunidad de los altos órganos, cuyas frívolas vidas están llenas de avidez y vacías de cualquier tipo de decencia. La falta de higiene moral del profesor “universitario” nos sumergirá en interrogantes derivados de unos valores cotidianos en peligro de extinción en este adolescente siglo XXI. Un drama psicológico que deja grandes reflexiones de vuelta a casa.

Oleanna, de Luis Luque. Imagen cortesía del Teatro Talía.

Oleanna, de Luis Luque. Imagen cortesía del Teatro Talía.

Raúl Bartleby