No son historias “sobre mujeres para mujeres”


‘La revolución de la mujer en el cine egipcio’
34 Mostra de València-Cinema del Mediterrani
Fundació Bancaixa
Plaza de Tetuán 23, València
Sábado 26 de octubre de 2019

La Mostra de València-Cinema del Mediterrani celebró su 34ª edición realizando un repaso del nuevo cine europeo en su Sección Oficial y Sección Informativa. Además, lo hizo con actividades paralelas tales como la mesa redonda ‘La revolución de la mujer en el cine egipcio’, donde se pretendió potenciar la visión de la creación cinematográfica egipcia hecha por mujeres, así como la diversidad de puntos de vista que la generan, con el objetivo de acercar al público a las diferentes realidades políticas, culturales y de género en Egipto.

Directoras y guionistas egipcias durante la mesa redonda. Fotografía: Irene Valdés.

Esta mesa contó con la presencia de las directoras Hala Khalil, Amal Ramsis, Kamla Abu Zekry, Nadine Khan y Mariam Abou Ouf, de la mano de la moderadora Awatef Ketiti, profesora de la Universitat de València especializada en políticas de género.

Asimismo, para dejar patente esta visión tan innovadora del cine, La Mostra proyectó doce películas de diversas directoras egipcias, como ‘Kas wa lask (‘Cut and Paste’, 2006), de Hala Khalil; ‘Bebo Wa Bashir’ (2011), de Mariam Abou Ouf; ‘Harag W’ Marag (‘Chaos, Disorder’, 2012), de Nadine Khan; y ‘Villa 69’ (2013), de Ayten Amin.

Así pues, debemos introducir el encuentro, dividido en dos partes bien diferenciadas, diciendo que todas son herederas de una generación de mujeres pioneras del cine árabe y, muchas de ellas, hijas de grandes intelectuales. Por otro lado, hay que decir que llevan siendo partícipes de la industria cinematográfica desde el movimiento feminista que apareció en el siglo XIX. 

La mesa redonda se dividió en dos apartados, como se ha expuesto anteriormente: la revolución de las mujeres en el cine egipcio y la revolución vista y tratada por estas mujeres.

La moderadora comenzó el debate dejando patente que el público español tiene escasa información acerca del cine egipcio, y que es posible que, simplemente, se conozca esa historia donde las mujeres han sido muy importantes desde principios del siglo XX. Awatef Ketiti tiene entendido que ha habido altibajos desde los años ochenta que han frenado la participación de la mujer en la historia cinematográfica, a pesar de que se haya regularizado después de las revoluciones árabes, en lo que una de ellas no estuvo de acuerdo. 

Así pues, Amal Ramsis refutó: “nuestra generación no tiene que ver con la revolución en Egipto, ya que casi todas nosotras ya habíamos empezado a hacer cine antes de la revolución, es decir, todas formamos parte de ese movimiento político que hubo y sigue habiendo actualmente con los problemas y consecuencias que eso conlleva, pero hemos luchado y seguimos luchando para poder darnos voz en el mundo audiovisual’’.

Collage de las cinco mujeres egipcias que formaron parte de la mesa redonda. Fotografía: Irene Valdés.

Nadine Khan comentó que el gran problema del cine egipcio después de la revolución realmente no existía o, mejor dicho: “sería lo de menos”. “El hecho de enfrentarnos a la revolución lo hacemos porque existe un gran control de nuestras producciones, hay mucha censura que nos prohíbe dar pasos hacia delante, ya que el cine egipcio está pasando por una crisis’’. En el amanecer de este tipo de cine hay muchas caras conocidas, y es por ello por lo que la revolución significará un salto hacia delante, importante para el cine en general. 

¿Cuál es vuestra visión general del cine?

Todas ellas estuvieron de acuerdo en no saber cómo explicar lo que tuvieron que pasar y sufrir durante esa revolución; no podían hablar de ella como algo general porque cada una tiene su historia. Sin embargo, hay algo común sobresaliente en todas ellas: han estado viendo escenas horribles, sucesos inesperados e, incluso, algunos actos que no quieren recordar, por eso hay ciertos hechos que no pueden contar, que no pueden sacar a la luz en sus películas.

Sin embargo, Hala Khalil expuso que no solo había problemas en el cine femenino, sino que todos los cineastas se toparon con consecuencias y dificultades durante la revolución, y es por ello por lo que no pudieron hablar de ella, de la guerra real, de la experiencia que han vivido desde el 25 de enero.

De hecho, Kamla Abu Zekry también dejó patente que hay muchas opiniones, que se ha hablado mucho después de la revolución, y que ella ha podido hacer y producir varias películas después de la revolución, pero no grabarlas o producirlas durante la misma o antes de ella.

¿Cuál es vuestra visión o evaluación del rol de la mujer en la creación de cine árabe?

Mariam Abou Ouf contó que la revolución ha pasado por varias etapas, no solo una en concreto. Expuso que, por ejemplo, en 2011 y 2012 había productoras de cine y muchas directoras cinematográficas, pero que esa fue una etapa que no podían controlar, aunque fuesen mujeres u hombres.

“Es decir, para mí hubo muchos cambios y por eso no podría expresar de forma libre qué nivel de producción cinematográfica se dio. Durante estos dos años la vida estaba un poco más avanzada, pero de todas formas yo no era consciente, no podía ver, me faltaba el aire, necesitaba más tiempo para recuperarme; hablar de la revolución antes de ese tiempo, para mí era imposible. A lo mejor he tardado dos años o así en volver a la vida, y a partir de 2013 y 2014 he podido contar esa experiencia que viví’’.

Hala Khalil manifestó: “yo hice una película sobre la revolución después de la misma y era como un receso donde se pudo hablar de temas tabú, pero luego ya no podíamos hacerlo libremente. Si ahora quisiera proyectar la película que hice después de la revolución, estoy segura de que no podría. El cine depende de cada etapa por la que vamos pasando’’.

La mujer representada en el cine egipcio. Fotografía cortesía de La Mostra.

Kamla Abu Zekry: “Yo quería añadir que, por otro lado, Francia ha tenido mucha importancia en la industria del cine en Egipto y ha ayudado a que tenga valor. El gobierno empezó en 1972 una crisis, luego emigraron a otros países y, posteriormente, en 1980 hubo otra crisis. En los 90 el cine también pasó por muchos problemas y etapas. En resumen, cada etapa quedó afectada por crisis o revoluciones. De hecho, actualmente estamos pasando por una revolución tecnológica’’.

No obstante, ahora los jóvenes pueden hacer sus películas incluso con el móvil; ahora todo es más fácil, hay muchos jóvenes que han entrado en este dominio. Además, al hablar de mujeres o productoras egipcias, a nivel de conciencia tienen mucho que ver las personas intelectuales. “Yo, por ejemplo, he hecho tres películas y las protagonistas han sido mujeres, pero hemos tenido muchos problemas para su producción. Yo sí que pude estrenarlas al pasar un tiempo, pero conozco a productores y productoras que tuvieron que crear una personal para poder sacar a la luz sus películas’’.

Fotograma de la película ‘Cut and Paste’, de Hala Khalil. Fotografía cortesía de La Mostra.

Nadine Khan: “Intentamos luchar entre todas, pero no estamos dentro del núcleo del cine porque, al fin y al cabo, es un negocio y, a veces, es muy complicado seguir ahí; siempre tienes que buscar solución’’.

Amal Ramsis: “Creo que antes lo ha comentado Kamla, cuando hablamos del cine egipcio no hay mucha producción cinematográfica, pero tenemos un escaso lugar en el que nos apoyamos, por ejemplo, en otras empresas europeas de fuera o del oriente. En Marruecos hay ayudas del gobierno, pero en Egipto no. Después de la revolución sí que era algo moderno, había muchos documentales, pero han pasado varios años y podemos decir que, en este momento, las ayudas de los ministerios no existen. Ahora seguimos igual y yo produzco mis propias películas. Por ejemplo, después de la revolución se estrenó mi película, pero poco después ya no se podía proyectar, a la gente no le interesaba estar en estas salas de cine viéndola, porque la producción no es solo sacar adelante una película, es también conseguir proyectarla y explotarla en las salas de cine y eso sí que está limitado. De hecho, en Egipto hay unas salas donde pueden proyectar una vez o dos a la semana, e, incluso, había veces que se podía exhibir solo una vez al año. Pensamos que el cine egipcio es raro».

Mariam Abou Ouf: “Pienso que somos pocas las mujeres en el cine y la única protectora, pero no podemos hablar de que hay rol en la mujer en este punto sin hablar del Festival Internacional de Cine de El Cairo, que se celebra durante 10 días en el mes de noviembre de cada año desde su fundación, en 1976, con la excepción de las ediciones de 2011 y 2013, que fueron canceladas debido a la inestabilidad política que estábamos pasando. También me veo en la obligación de nombrar a Nadine Labaki, cineasta libanesa nominada al Oscar por ‘Cafarnaúm‘, que es una de las autoras más personales y críticas del panorama cinematográfico actual.

Produce, escribe, dirige y protagoniza sus proyectos porque todavía no ha encontrado a nadie mejor que ella para plasmar las ideas y la miseria que ella pretende mostrar al mundo sobre la sociedad en la que se crió. Con esto me refiero a que, como decía al principio, es verdad que somos pocas, pero tenemos un rol muy importante en la producción cinematográfica, es verdad que la cantidad es escasa, pero todos y todas, directores y productoras, somos importantes’’.

¿Tenéis una definición del cine? ¿Tenéis fe en la existencia del cine? ¿La visión del cine en la mujer es distinta del cine del hombre? ¿La productora tiene problemas respecto al productor hombre?

Nadine Khan: “Yo, por ejemplo, estuve en el festival de cine de la mujer en Egipto, y la directora del certamen planteó que no siempre se tiene por qué tratar temas de la mujer, que el cine también nos da una visión a la hora de presentarlo al mundo. Por ejemplo, hace dos años se presentó una película de los trabajadores en Asturias, concretamente la manifestación de los mineros intentando abrir y cerrar las minas. La productora de la película habló sobre ella, contando las penurias que los mineros que estaban en ellas sufrían. Es decir, no es obligatorio tratar el tema de la mujer.

Hala Khalil  comentó que varias de sus películas, como ‘Nowara’,  ‘Día para mujeres’ y, sobre todo, ‘Kas wa lask’ (‘Cut and Paste’, 2006), premiada como mejor película en el Arab Film Festival, muestran la visión de la mujer, pero dejó patente que cuando empezó a hacer películas le molestaba un poco “el cine de mujer”, porque ella quería hablar de todo en general y no de la mujer en particular.

Sin embargo, al pasar el tiempo, casi sin darse cuenta descubrió y sintió que la protagonista de una película siempre debía ser una mujer, o que la historia hablase de esta. Esto no quita su pensamiento de que hay hombres que tratan el tema de la mujer incluso mejor que ellas, porque la apoyan y saben sobre el tema. “Creo que, aunque me proponga hablar sobre otros temas, me sale solo hablar de las mujeres porque la siento dentro de mí; aunque intente buscar escenarios y personajes hombres, siempre acabo acudiendo a los brazos de la mujer’’.

Una de las directoras egipcias en acción. Fotografía cortesía de La Mostra.

Kamla Abu Zekry: “Es verdad que yo veo mujeres cineastas. De hecho, yo lo soy, yo soy productora, pero ¿cuántas mujeres pueden serlo? Una vez hice un cortometraje que contaba la historia de una niña que se va haciendo mayor y va pasando por diferentes etapas durante su vida, enseñando cambios hormonales como la menstruación y cómo le afectaba, sus estudios… Es un corto que se me ocurrió cuando fui a París. Estaba sentada en una cafetería cerca de Notre Damme y escuché un ruido –“tac tac tac’’–, unos golpes en el suelo».

«Al principio pensaba que eran gotas de lluvia, pero no. Salí a ver y observé muchas mujeres parisinas que iban corriendo con tacones al trabajo, y ahí me acordé de la hermosa mujer egipcia yendo al trabajo por la mañana. Me pregunté lo siguiente: ¿por qué la mujer egipcia cuando va al trabajo va siempre encogida, con miedo por si le acosan por la calle? Y ¿por qué la mujer europea es tan orgullosa y refleja tanta confianza en sí misma? ¿Por qué?’’.

“Entonces empecé a pensar que yo era una persona muy conservadora y sin nada de relación con la industria cinematográfica. Una vez empecé en el mundo del cine me convertí en una persona muy revolucionaria, muy dinámica, no me gusta la sumisión. Una vez crecí y cumplí mi mayoría de edad, hubo un cambio a nivel personal. Mi familia siempre me ha dicho que no fuese sola a ningún lugar, que no fuese de esa manera vestida…; ahí creció en mí un miedo a ser mujer, a ser inferior al hombre, dándome cuenta de cómo educaban los conservadores a sus hijas, haciendo una mujer sumisa, sin excepciones, porque ellos educan a las niñas árabes para ser madres, hijas y esposas. Entonces, la directora tiene que ser una revolucionaria que rechaza la realidad egipcia, porque la productora tiene que ser ella. Yo cuando estudié en la universidad participé en teatro y no fui vergonzosa, pude no ser sumisa’’.

Amal Ramsis: “Yo hablaba un día con un grupo de chicas y pensaba que eran de generación antigua, con educación sumisa y conservadora, pero por suerte se está formando una generación después de la revolución que está rompiendo con esas cadenas, ha habido un cambio en el que nacerán muchas directoras’’.

“Esto son indicadores de que la ciudad está cambiando, en El Cairo se pueden hacer más cambios comparado con lo rural, está mejorando la situación, vemos a más chicas fuera de muchas clases sociales, que pueden vestirse de forma más liberal ahora, y eso es muy positivo’’.

¿Hay límites a la hora de producir? ¿Es muy complicado tener un suministro de financiación al ser mujer? Al ser directoras, ¿habéis tenido problemas con vuestros compañeros hombres en cine?

Mariam Abou Ouf: “Yo empecé a trabajar en este ámbito a los 16 años, pero nunca he sufrido discriminación por parte de hombres, nunca me he sentido inferior a pesar de haber trabajado como ayudante, siempre me he sentido bien con ellos. Me sentía la única mujer detrás de la cámara, por lo que sí que es verdad que sentía cierta inseguridad por los actores y productores, ya que al principio no sabía cómo iban a reaccionar. Como era muy joven tenía miedo sobre todo al volver a casa, pero nunca sentí una discriminación por parte de mis compañeros. Sonará raro, pero es ahora cuando estoy notando esa discriminación porque no puedo hacer películas comerciales, de acción o comedia y es verdad que un hombre que tiene la misma visión que yo tiene el mismo problema de financiación, por lo que no es un problema solo para las mujeres en el cine, también lo es para el hombre’’.

“No obstante, no podemos decir que las mujeres producen igual que los hombres, porque hay películas que no se pueden hacer; tenemos hombres productores, pero no podían producir ciertas obras cinematográficas porque existe la prohibición y censura no solo en Egipto. De hecho, las directoras árabes tienen que hacer películas diferentes ya que para hacer películas con temas como el terrorismo, el velo o la ablación tienes que ser un hombre’’. 

Nadine Khan: “Yo, a veces, cuando escribo pienso que si fuese un hombre podría haber añadido más cosas, más detalles o haberlo contado mejor; las películas que hago siempre salen de la motivación o experiencia personal, porque suelo escribir películas de historias o vivencias, y a veces pienso en mi madre, mis amigos, mi hija, etc.’’.

“El cine es un reflejo de la realidad de la sociedad, el cine es un público grande y fuerte con sus clases, pero no podemos hacer muchas cosas; tenemos que volver a la fase de reeducar a la sociedad. Pero es que yo no quiero reeducar a nadie, cada uno que viva su vida, eso existe y está impuesto para la mujer, para el hombre y para la sociedad en general. Siento que no puedo discutir un tema tan importante porque, al final, soy como el hombre ingeniero que trabaja en la construcción o el electricista que arregla los productos rotos, y estamos en la misma situación’’.

Fotograma de una de las películas proyectadas durante el festival. Fotografía cortesía de La Mostra.

Hala Khalil: “Antes de escribir un guion has de enviarlo a edificios de censura para que los despachos digan sí o no, siempre controlan lo que se puede poner o no, grabar o no, proyectar o no. Realmente no hay ninguna norma o criterio en los edificios de censura, no hay guías, pero cuando estás escribiendo, tú como egipcia sabes lo que puedes dejar o no, lo que debes quitar, lo que dejas y te pueden eliminar… Por ejemplo, no podrías hablar ni de relaciones sexuales, ni de religión, ni de política, ni de riqueza… Solo hablamos de nosotros, de nuestro pueblo, es como mostrar una telenovela. Si quieres decir algo debes leer entre líneas y depender de la estupidez de la censura y, sobre todo, que cuando quieras transmitir un mensaje, que no se malinterprete y se entienda perfectamente lo que quieres comunicar’’.

Amal Ramsis: “Ellos lo llaman cine limpio. Un ejemplo de cine limpio fue una anécdota que me gustaría contar. Yo estaba haciendo una película de amor, con una pareja. En una escena había una escena de beso, de los dos enamorados, pero tanto el actor como el productor se negaron a grabarlo. Yo insistí en que el actor debía besar a la chica porque no entendía por qué era un tema tabú, era solo un beso. De hecho, la actriz estaba ahí quieta y esperando. La excusa del actor para no dar el beso era que mucha gente iba a estar mirando, tanto a la hora de rodar como a la hora de ver la película en la sala de cine. El productor insistió en que la quitase, hasta que al final llegamos a un acuerdo, porque él se negaba a sacar esa escena en pantalla y yo quería que se diesen un beso en la película. Al final decidimos que el actor diese un beso a la chica únicamente rozando sus labios, sin llegar a tocarse y, cuando pareciese que iban a besarse, pasar a la siguiente escena, cortar de raíz. Cuando el público vio la película y, en concreto, esa escena, había mucha gente contenta de saber que la película iba a acabar con la escena de un beso, y, de repente… ¡pum!, ¡se cortó!’’.

Un instante de la mesa redonda. Fotografía: Irene Valdés.

Al acabar la mesa redonda, protagonizada por estas mujeres tan revolucionarias y dispuestas a cambiar el mundo, se realizó una ronda de preguntas por parte del público donde las directoras continuaron respondiendo y contando anécdotas con gran ilusión y sin tapujos. 

El acto finalizó con la frase que una de ellas pronunció mientras respondía a una de las preguntas: “Ojalá volviéramos a la mujer faraónica, porque fue ella quien tuvo el poder y gobernó el mundo’’.

Irene Valdés

La Mutant inaugura el festival Cabanyal Íntim

Cabanyal Intim. Presentación en La Mutant (las Naves)
C/ Joan Verdeguer, 16-24
Valencia

El barrio del Cabanyal vuelve a ser escenario del panorama cultural en la ciudad del Turia. El pasado jueves se inauguró la 8ª edición del festival Cabanyal Íntim, organizado por la compañía teatral Francachela, donde toda una serie de propuestas escénicas girarán en torno a la memoria. Los camerinos, las bambalinas, así como los focos y sus protagonistas, saldrán durante los días 10 y 20 de mayo de su contexto habitual, desarrollando distintos lenguajes escénicos en lugares alternativos de la propia vecindad.

Qué mejor espacio que La Mutant para dar el pistoletazo de salida a este evento urbano. Ubicado en Las Naves, este complejo especializado en las artes vivas, cedió su patio exterior para que más de un centenar de personas se dieran cita en esta iniciativa socio-cultural. La heterogeneidad del aforo demostró, una vez más, el compromiso de la ciudadanía por el patrimonio histórico y arquitectónico del barrio marítimo, propósito por el que lucha la organización del festival con la colaboración de la plataforma Salvem el Cabanyal.

Patio de La Mutant. Fotografía Javier Martínez Fernández.

Patio de La Mutant. Fotografía Javier Martínez Fernández

La maestra de ceremonias de este acto inaugural volvió a ser la actriz Ángela Bermúdez. Su personaje ‘La Diva’, con su falda asirenada que tanto recuerda al ambiente marino, fue la encargada de amenizar el encuentro junto a la dragqueer Liz Dust. A la fiesta se unió el grupo musical Lulú y los Tigretones con canciones que todos y todas tenemos en nuestra memoria musical. Clásicos como Tu vuò fa’ l’americano, Girls Just Wanna Have Fun, o You Never Can Tell, fueron versionados por esta formación valenciana que logró que más de una pareja bailara al ritmo de Mia Wallace y Vincent Vega.

Lulú y los Tigretones. Fotografía de Laura Ojeda Tejerina

Lulú y los Tigretones. Fotografía de Laura Ojeda Tejerina

La voz de Carola Mendoza -vocalista del grupo- dio paso a la última intervención de la noche: Las Hijas de la Cumbia. Este dueto femenino, formado por Maca y Ale, cinceló una atmósfera alegre a través de la selección ad hoc de ritmos folclóricos provenientes de América Latina y el sonido en directo del guache.

Las Hijas de la Cumbia. Fotografía de Javier Martínez Fernández

Las Hijas de la Cumbia. Fotografía de Javier Martínez Fernández

Diversos estilos musicales, varietés, diversión. Cerveza artesanal valenciana y ¡bingo! Un stand de venta de productos con ilustrados e Ilustrísimos coños (conforme a la literalidad, pues el stand que vendía sus productos, lo hacía bajo el lema “¿Qué coño quieres?”) que visibilizaban al sexo femenino.

Stand de venta. Fotografía de Laura Ojeda Tejerina.

Stand de venta. Fotografía de Laura Ojeda Tejerina.

No faltó un ápice en este encuentro cultural que ya recorre los distintos puntos del Cabanyal: sus calles, sus casas, lugares singulares. El itinerario escénico trazado a través de la danza, la performance, el musical o la poesía dramatizada, servirá como herramienta de apoyo y reivindicación a este barrio histórico valenciano.

La Diva. Fotografía de Laura Ojeda Tejerina.

Imagen de portada. La Diva. Fotografía de Laura Ojeda Tejerina.

Javier Martínez Fernández

Albatexas con el cine en valencià

Campaña ‘El cinema, en valencià!’
Albatexas Cinemes
Jueves 14 de septiembre de 2017

La Diputación de Valencia ha mostrado su apoyo a la campaña ‘El cinema, en valencià!’, promovida por la Plataforma per la Llengua al País Valencià. Una iniciativa que nace con el propósito de concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de impulsar producciones cinematográficas y el doblaje de películas en la lengua propia. El acto, celebrado en las instalaciones de Albatexas Cinemes –antiguo cine Albatros de València– contó con la participación de la vicepresidenta de la corporación provincial, Maria Josep Amigó, quien calificó esta iniciativa de «muy necesaria», dado que «se trata de un sector con mucho margen de mejora y donde queda mucho trabajo por hacer para que nuestra lengua esté presente en las salas de cine y en las diferentes plataformas de acceso a contenidos audiovisuales».

De izda a dcha, José Luis Moreno, Maria Josep Amigó. Fotografía: Raquel Abulaila por cortesía de la Diputación de Valencia.

De izda a dcha, José Luis Moreno, Manuel Carceller, Maria Josep Amigó y Neus Mestres. Fotografía: Raquel Abulaila por cortesía de la Diputación de Valencia.

Amigó invitó a los consistorios a adherirse a la moción promovida por la propia Plataforma per la Llengua para que los ayuntamientos apoyen explícitamente al cine en valenciano. Un texto donde se recuerda que el doblaje y la subtitulación de películas en valenciano «es ínfimo», y que la lengua propia se encuentra «en clara desventaja» en este sector en relación con otras lenguas.

Por su parte, el delegado de la Plataforma per la Llengua en la Comunitat Valenciana, Manuel Carceller, expresó que esta campaña lo que reivindica es que «los espectadores puedan ver, con normalidad, películas en el cine o a través de otros canales, como el DVD o el alquiler por Internet, en valenciano. Así como poder escoger películas en versión en valenciano –dobladas, subtituladas o en versión original– en igualdad de condiciones respecto a las que se proyectan en versión española».

Representantes institucionales durante la presentación de la campaña 'El cinema en valencià! en los cines Albatexas.

Representantes institucionales durante la presentación de la campaña ‘El cinema en valencià! en los cines Albatexas. Imagen cortesía de los organizadores.

En una línea muy similar se manifestó Neus Mestres, directora de la Plataforma per la Llengua, quien reivindicó «acabar con el desierto lingüístico del valenciano en el campo audiovisual», además de abogar por disponer «de la libertad de escoger la versión en valenciano de los contenidos audiovisuales en igualdad de condiciones respecto a otros espectadores».

Entre las acciones que conforman la campaña ‘El cinema, en valencià!’ destaca una exposición itinerante que recorrerá diferentes municipios valencianos dirigida a la producción cinematográfica en lengua propia, que tiene por objetivo explicar la situación de la lengua en el ámbito cinematográfico y audiovisual, además de repartir materiales gráficos que reivindican el uso del valenciano en el cine. Asimismo, con el fin de difundir mensajes de concienciación lingüística a través de Internet y las redes sociales se ha habilitado la web www.elvalenciaalcinema.cat, con todos los datos y diferentes propuestas.

Presentación de la campaña 'El cinema, en valencià!, en los cines Albatexas.

Presentación de la campaña ‘El cinema, en valencià!, en los cines Albatexas. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la Diputación de Valencia.

En paralelo, la campaña también inicia sinergias y colaboraciones con el propósito de trabajar en favor del cine en valenciano. Este es el caso de la plataforma Filmin, la cual representa el primer portal digital de distribución de cine y series de televisión íntegramente en valenciano, entre otros muchos contenidos y géneros.
También dedica esfuerzos a la promoción y exhibición de cine en valenciano las diferentes salas del Albatexas Cinemes, un proyecto puesto en marcha el pasado mes de marzo de la mano del director y realizador Ventura Pons.

El gerente de estas salas en València, Josevi Marco, consideró que la campaña ‘El cinema, en valencià!’ constituye una iniciativa «fundamental» dada «la situación que vive el sector en la Comunitat Valenciana, donde resulta muy difícil encontrar cine en valenciano, ya sea en versión original o subtitulado. Esta iniciativa resulta bienvenida por nuestra parte para mejorar esta situación e intentar que el público valenciano pueda disfrutar de los contenidos audiovisuales en su lengua».

Fotograma de 'Moonlight'.

Fotograma de ‘Moonlight’, película programada en la Filmoteca d’Estiu 2017 en versión original con subtítulos en valencià.

El Blasco Ibáñez cinematográfico

Ciclo sobre Blasco Ibáñez
IVAC La Filmoteca
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Febrero y marzo de 2017

La Filmoteca proyectó el sábado 28 de enero el primer capítulo de la miniserie televisiva ‘Blasco Ibáñez (La novela de su vida)’, que rodó Luis García Berlanga en 1997 para TVE. El segundo capítulo se pasó el domingo 29 de enero.

Con esta doble sesión, se inicia en la Filmoteca un ciclo sobre Blasco Ibáñez que forma parte de las actividades previstas por el Institut Valencià de Cultura para conmemorar el 150 aniversario del nacimiento del escritor valenciano.

Cartel de Tierra de todos. Imagen cortesía de La Filmoteca.

Cartel de Tierra de todos, de Fred Niblo. Imagen cortesía de La Filmoteca.

El ciclo, que se extenderá a lo largo del año, estará compuesto fundamentalmente por las adaptaciones cinematográficas de algunas de las novelas de Blasco Ibáñez llevadas a cabo durante el período mudo y recuperadas a finales de la década de los noventa por el Archivo Fílmico de la Filmoteca como parte de su labor de conservación del patrimonio audiovisual valenciano.

Entre las películas que se proyectarán, a partir del mes del marzo,  figuran ‘Sangre y arena’ (1916) de Vicente Blasco Ibáñez y Max André; ‘Los cuatro jinetes del Apocalipsis’ (1921) de Rex Ingram; ‘Barro y arena’ (1922)  de Gil Pratt;  ‘Sangre y arena’ (1922) de Fred Niblo; ‘Mare Nostrum’ (1926) de Rex Ingram;  ‘La tierra de todos ‘(1926) de Fred Niblo y  Mauritz Stiller; ‘El torrente’ (1926) de Mauritz Stiller y Monta Bell; y ‘La bodega’ (1929) de Benito Perojo.

Quinto jinete.

El quinto jinete, de Rosana Pastor y Enrique Viciano. Imagen cortesía de La Filmoteca.

Tras las dos sesiones dedicadas en enero a la miniserie de Berlanga sobre la vida de Blasco Ibáñez, la Filmoteca proyectará en febrero la copia en valenciano del documental ‘El quinto jinete’ (2014) dirigido por Rosana Pastor y Enrique Viciano. ‘El quinto jinete’ es un documental con fragmentos dramatizados en el que participan los actores Juli Mira y Mireia Pérez. La película destaca por un laborioso trabajo de documentación que permite conocer nuevos datos y materiales inéditos sobre el importante legado de Blasco Ibáñez y su visión de la I Guerra Mundial.

Fotograma de Sangre y Arena.

Fotograma de Sangre y Arena, de Vicente Blasco Ibáñez y Max André. Imagen cortesía de La Filmoteca.

 

Segrelles y Pinazo en la gran pantalla

Segrelles Il.lustrador universal
Pinazo. De la ignorància en l’art
Ignacio Estrela y Laura Grande

José Segrelles (1885-1969) no es el único artista valenciano que ha triunfado en Nueva York, pero sí uno de los que ha dejado una huella más profunda y perdurable al otro lado del Atlántico. Todavía hoy, casi un siglo después de su estancia en la Gran manzana, donde permaneció durante cuatro años a partir de 1928, creadores americanos de la talla de Guillermo del Toro reconocen el influjo del pintor de Albaida.

La huella americana de Segrelles es uno de los aspectos que trata Segrelles. Il·lustrador universal, un largometraje documental en fase de producción. Ignacio Estrela y Laura  Grande llevan un año dedicado a este proyecto que inicia este otoño su fase final. Con 80 minutos de duración la versión original será en valenciano y habrá una en castellano y otra en inglés.

Miss Cummings, la modelo americana de José Segrelles. Imagen cortesía de Ignacio Estrela.

Miss Cummings, la modelo americana de José Segrelles. Imagen cortesía de Ignacio Estrela.

La Casa Museo de Segrelles en Albaida ha sido el escenario de gran parte de las filmaciones ya realizadas en las que han sido entrevistados las máximas autoridades en el ilustrador: Bernardo Montagud, Susana Vilaplana y Mireia Ferrer autora del estudio,  ‘Segrelles. Un pintor valenciano en Nueva York. 1929-1932’.  “En la Casa Museo existe una gran cantidad de material sobre Segrelles que era muy meticuloso y lo guardaba todo”, dice Estrela. “Eso es una ventaja pero también un inconveniente pues nos ha obligado a una rigurosa selección”.

Los autores  firmaron un contrato de colaboración con este centro cultural para registrar la correspondencia del artista, que guardaba tanto las cartas recibidas como una copia de todas las que mandaba. Una amplia correspondencia con  familiares, colegas y personalidades diversas. También se refleja su rico archivo fotográfico, recortes de prensa, sus trabajos inéditos o inacabados y los esbozos y apuntes que hacía antes de emprender una obra.

En los últimos años  grandes artistas del mundo del cine de Hollywood, sobre todo dentro del género fantástico como Guillermo del Toro, se han interesado por el arte de Segrelles y se declaran  influenciados por él, sus fans y coleccionistas. “Nuestro trabajo permitirá conocer qué obras hechas por el ilustrador de Albaida en la primera mitad del siglo XX han influido en películas actuales de fama mundial como El laberinto del Fauno».

Dante, ilustración de José Segrelles. Imagen cortesía de Ignacio Estrela.

Dante, ilustración de José Segrelles. Imagen cortesía de Ignacio Estrela.

En la próxima fase el equipo se desplazará a California (Estados Unidos) para entrevistar a William Stout, Guillermo del Toro y John Howe, “aunque probablemente entrevistemos también a algún otro artista americano que sea coleccionista o esté influenciado por Segrelles”, apunta Estrela. “Estamos intentando cuadrar las agendas para hacer solamente un viaje en el mes de octubre, aunque dependemos de la disponibilidad de los entrevistados por lo que se podría retrasar hasta diciembre. Todos han mostrado alegría al saber de la producción de una obra audiovisual sobre Segrelles y creen que interesará en EEUU. Otros artistas del mundo del cómic americano también están muy ilusionados con el proyecto,  deseosos de conocer más ilustraciones de Segrelles. He alucinado de ver el respeto y admiración que tienen muchos de ellos con los que he contactado por Facebook”.

El presupuesto del documental es 180.000 euros y en las próximas semanas se concretarán las ayudas solicitadas al Ministerio de Cultura, CulturArts y la Radiotelevisión Valenciana. “El año pasado CulturArts prefirió subvencionar un documental sobre Sara Baras, una bailarina de Cádiz antes que mi proyecto de Segrelles”, se lamenta Estrela. “Así nos va a los valencianos, mientras no conozcamos y valoremos a nuestros artistas estamos perdidos. Es una pena y una vergüenza que nadie antes se haya interesado en hacer una obra audiovisual de este gran artista”.

Imagen de 'Pinazo. De la ignorància en l'art'. Cortesía de Ignacio Estrela.

Imagen de ‘Pinazo. De la ignorància en l’art’. Cortesía de Ignacio Estrela.

Estrela y Grande están produciendo también, junto a la productora madrileña Morena Films, un largometraje documental sobre el pintor Ignacio Pinazo. “El productor madrileño, Álvaro Longoria, ganador de un Goya, quiso coproducir conmigo este proyecto porque es tataranieto del pintor”, cuenta Estrela. Se llamará Pinazo. De la ignorància en l’art en referencia a su discurso de ingreso en la Real Academia y servirá para conmemorar el Año Pinazo declarado por la Generalitat en el centenario de su muerte, en 2016. “Es una gran responsabilidad para mí intentar que en estos largometrajes queden bien reflejadas sus vidas y sus obras. Espero que tanto CulturArts como la nueva televisión autonómica valenciana se interesen y apoyen los proyectos de Segrelles y Pinazo”.

Anteriormente, Estrela y Grande realizaron un documental  sobre el pintor José de Ribera, El Españoleto: El jove Ribera. “Tampoco se había hecho nada sobre él y hasta que no estuvo totalmente rodado no recibí ninguna ayuda ni interés por parte de las instituciones valencianas”, comenta Estrela. “Si fueran artistas catalanes ya les habrían dedicado varios proyectos allí. Diez productoras catalanas han querido coproducir conmigo el proyecto de Segrelles ya que vivió 20 años en Barcelona y muchos creen que era de allí. Al final si la cultura valenciana no apoya el proyecto tendré que vendérselo a los catalanes”, concluye Ignacio Estrela.

Imagen de 'Segrelles. Il.lustrador universal'. Cortesía de Ignacio Estrela.

Imagen de ‘Segrelles. Il.lustrador universal’. Cortesía de Ignacio Estrela.

Bel Carrasco

Gandía se viste de Roma

Romanorum Vita
Obra Social «la Caixa»
Paseo del Puerto de Gandía (Valencia)
Hasta el 10 de septiembre de 2016

Viajar en el tiempo, conocer cómo vivían los hombres y mujeres de otras épocas, y saber cuáles eran sus actividades y rituales, ha sido una fantasía recurrente en la historia de la humanidad. El imperio romano ha sido uno de los destinos preferidos de este tipo de viajes, un periodo fascinante que ha inspirado novelas, películas y series de televisión.

Por una parte, nos entusiasma la grandeza y opulencia de la vida imperial. Por otra, nos conmueven los pequeños detalles que aproximan la vida romana a nuestra propia realidad. La exposición de la Obra Social ”la Caixa”, organizada en colaboración con el Ayuntamiento de Gandía, invita a los visitantes a pasear por una ciudad romana reconstruida a partir de descripciones literarias y testimonios arqueológicos de hace 2.000 años para descubrir que los romanos no están tan lejos de nosotros.

Imagen de la exposición Romanorum Vita, por cortesía de Obra Social "la Caixa".

Imagen de la exposición Romanorum Vita, por cortesía de Obra Social «la Caixa».

Romanorum Vita pretende constituir un nuevo concepto de exposición de divulgación histórica pensada para todos los públicos. Traslada a los visitantes a un paseo por una ciudad romana poco antes de la destrucción de Pompeya, en el año 79 d.C., en plena época imperial. La exposición transporta a sus calles en un día cualquiera: negocios, importancia del agua, olores, formas de expresión y religiosidad popular, entre otros; todo aquello que hervía alrededor de los grandes escenarios del senado, el foro, los teatros y el circo.

La muestra, organizada y producida por la Obra Social ”la Caixa”, está comisariada por Isabel Rodá, catedrática de arqueología de la Universidad Autónoma de Barcelona. Romanorum Vita podrá verse en el Paseo del Puerto, del 20 de julio al 10 de septiembre de 2016. En ella, los visitantes descubrirán que, en las calles, artesanos y comerciantes desarrollaban todo tipo de actividades, y cómo estas se llenaban de gente. Paseando por una calle cualquiera o por delante del foro de una ciudad romana, los espectadores comprobarán cómo eran las letrinas y el olor que desprendían. O cómo eran los comercios y que ya existía lo que podríamos considerar como el precedente de los locales de comida rápida.

Imagen de la exposición Romanorum Vita, por cortesía de Obra Social "la Caixa".

Imagen de la exposición Romanorum Vita, por cortesía de Obra Social «la Caixa».

En la muestra se ha hecho un uso innovador de distintos elementos -desde la inclusión de ruidos y olores característicos de la época hasta la interacción entre el espacio escenográfico y un gran audiovisual- para lograr que los espectadores se sumerjan en la ciudad y descubran sus similitudes con la vida cotidiana actual. Uno de estos montajes audiovisuales se proyecta sobre la fachada de la domus, de 12 metros de ancho, y en él pueden verse los personajes clave de la ciudad romana gracias a un rodaje realizado con más de 30 figurantes.

La muestra, de 400 metros cuadrados, da la bienvenida a los visitantes en una ciudad arquetípica del imperio romano y presenta un día cualquiera de esa ciudad, veinticuatro horas en que descubrirán cómo era la vida en la calle y en el interior de una casa de una familia que podríamos considerar de clase media alta. La Obra Social «la Caixa», con su voluntad de acercar la exposición a todos los públicos, también ha preparado innovadores recursos de accesibilidad para personas con deficiencias visuales, como son una audiodescripción y una guía en lenguaje braille.

Romanorum. Imagen cortesía de Obra Social "la Caixa".

Imagen de la exposición Romanorum Vita por cortesía de Obra Social «la Caixa».

 

El Flumen se apunta al cine de verano

Terraza de Cine
Teatre Flumen
C / Gregorio Gea, 15. Valencia
Julio y agosto de 2016

El Teatre Flumen apuesta por mantener la actividad cultural en Valencia durante el verano, recuperando su tradicional Terraza de Cine, con los últimos estrenos de la cartelera, durante julio y agosto. De martes a domingo a las 22.15h., todo aquel que quiera disfrutar de una película «a la fresca» tendrá la oportunidad de hacerlo en la terraza del Flumen.

Y como no hay cine de verano sin comida y refresco, el propio teatro ofrece la posibilidad de probar su servicio de cafetería, abierto desde las 21h., lo que permite ver la película mientras se disfrutan de una agradable cena veraniega.

Matt Damon en 'Jason Bourne'. Terraza de Verano del Teatre Flumen.

Matt Damon en ‘Jason Bourne’. Terraza de Verano del Teatre Flumen.

 

El precio del cine los martes, miércoles y jueves es de 4€; el viernes, sábado y domingo, el precio de la película será de 6€. Los miércoles y domingos, además, Flumen  ofrece la promoción de película + cena, que incluye bocadillo y bebida por sólo 10€.

Las películas que se proyectarán son La chica danesa (martes 12, miércoles 13 y jueves 14 de julio); Ice Age 5 (viernes 15, sábado 16 y domingo 17); Kiki, el amor se hace (martes 19, miércoles 20 y jueves 21); Ahora me ves 2 (viernes 22, sábado 23 y domingo 24); Buscando a Dory (martes 26, miércoles 27 y jueves 28); Jason Bourne (viernes 29, sábado 30 y domingo 31).

'Kiki, el amor se hace', de Paco León. Terraza de verano de Teatre Flumen.

‘Kiki, el amor se hace’, de Paco León. Terraza de verano de Teatre Flumen.

Arquitectura de cine

IV Festival Internacional de Cine y Arquitectura FICARQ
Casyc de Caja Cantabria (C/Tantín, 25) y Filmoteca de Cantabria (C/Bonifaz, 6). Santander
Del 28 de junio al 2 de julio de 2016

El Festival Internacional de Cine y Arquitectura (FICARQ), que del del 28 de junio al 2 de julio se celebra en Santander, cuenta en su cuarta edición con una programación de 40 títulos, una docena de conferencias, talleres infantiles, pases especiales y una ceremonia del clausura (sábado 2 de julio a las 21.00h en el Paraninfo de la Magdalena) donde se entregarán los premios honoríficos, ‘Puente entre las artes’, al arquitecto Emilio Tuñón y al cineasta Carlos Saura, quien estrenará, además, un adelanto del documental que está realizando sobre la obra de Renzo Piano en Santander.

El programa de arquitectura de FICARQ 2016 se completa con nombres como Francisco Xavier Aires Mateus, Alejandro Zaera-Polo, Cristina Díaz y Efrén García, Eduardo Arroyo, José Selgas, Alfredo Payá, Carmelo Rodríguez, Sancho Osinaga o Richard Levene.

Fotograma de 'El arquitecto de Nueva York Rafael Guastavino', de Eva Vizcarra. Festival FICARQ.

Fotograma de ‘El arquitecto de Nueva York Rafael Guastavino’, de Eva Vizcarra. Festival FICARQ.

La huella arquitectónica en FICARQ 2016 se extenderá también a algunos pases especiales como ‘Invention’, de Mark Lewis, el estreno absoluto de ‘Dificilísimo’, de Juan Sebastián Bolláin sobre el proyecto para la Alhambra de Álvaro Siza y Juan Domingo Santos, con presencia de este último en la premiere, ‘El arquitecto de Nueva York. Rafael Guastavino’, de Eva Vizcarra o la presencia del arquitecto Ángel Borrego en el jurado de este año.

El director y arquitecto Fernando Colomo, como presidente, el también cineasta y arquitecto Juan Sebastián Bollaín y la guionista Lola Salvador completan este jurado de las dos secciones oficiales, de arquitectura y de ficción.

Fotograma de 'La calle de la amargura', de Arturo Ripstein. Festival FICARQ.

Fotograma de ‘La calle de la amargura’, de Arturo Ripstein. Festival FICARQ.

En la sección de largometrajes, el festival acogerá la premiere española de películas como ‘History’s Future’, de la directora indonesa Fiona Tan y ‘Greater Things’, del director irání Vahid Hakimzadeh y se podrán ver títulos recientes como ‘High-Rise’, de Ben Wheatley; ‘Crumbs’, de Miguel Llansó; ‘La calle de la amargura’, de Arturo Ripstein; o ‘Esa sensación’ de Juan Cavestany, Julián Génisson y Pablo Hernando, y otros como ‘Obra’ (Gregório Graziosi), ‘Embers’ (Claire Carré), ‘La obra del siglo’ (Carlos M. Quintela), ‘O Prefeito’ (Bruno Safadí), ‘Under electric clouds’ (A. German Jr.) o ‘The Fool’ (YuryBykov).

En la sección oficial de documentales competirán 17 trabajos de diez nacionalidades distintas, entre los que destacan la australiana ‘A place to call home’, ‘Silence’ del argentino Sebastián Pasquet o ‘La Cupola’ del alemán Volker Sattel.

Cartel anunciador del Festival FICARQ.

Cartel anunciador del Festival FICARQ.

FICARQ es un encuentro donde se dan cita arquitectos, cineastas, directores de arte y expertos en nuevas tecnologías que hablarán de sus trabajos. Así se contará con la presencia de John Bell que, tras sus inicios con George Lucas en Industrial Light & Magic, está tras el diseño de producción de películas como ‘Parque Jurásico’, ‘Antz’ o ‘Regreso al Futuro II’. Le acompañarán nombres como  Biaffra (director de arte habitual de las películas de Álex de la Iglesia) o Patrick Salvador (“Autómatas”).

En el apartado de las nuevas tecnologías de FICARQ 2016 destaca un salón de experiencias de Realidad Virtual, la presentación del proyecto del pabellón español para la London Design Biennale, y el pase especial interactivo de ‘Regreso al Futuro II’ que se ha realizado en colaboración con la App TouchVie en el teatro del CASYC el jueves 30 de junio.

Fotograma de 'Esa sensación'. FicarQ

Fotograma de ‘Esa sensación’. Festival FICARQ.

 

Aragó Cinema, mejor que en casa

Aragó Cinema
Reapertura de los antiguos Cines Aragón
Avenida del Puerto, 1. Valencia
Viernes 27 de noviembre de 2015

“El home cinema no es suficiente”. Así lo entiende Ignasi García Piera y sus otros ocho socios de la cooperativa La Cinemista encargada de revitalizar los antiguos Cines Aragón, ahora reconvertidos en Aragó Cinema. Su intención es recuperar para la gran pantalla al público más hogareño: “Creemos que el cine debe ser una experiencia compartida” en una sala grande. También la de proyectar películas de difícil distribución comercial, al tiempo que recuperar aquellas otras que han tenido un estreno efímero. Todo ello bajo el espíritu del propio nombre que anima su singladura.

Cartel de Barry Lyndon en la entrada junto a la cafetería de los nuevos Aragó Cinema.

Cartel de Barry Lyndon en la entrada junto a la cafetería de los nuevos Aragó Cinema.

“La Cinemista es un concepto del poco conocido director José Val del Omar, para quien el cine tenía la capacidad de transformar a los individuos”, señaló García Piera durante la presentación del proyecto que arranca este viernes 27 de noviembre con un soberbio plantel de películas, entre ellas ‘B’ de Bárcenas, de David Ilundain. Junto a él estuvieron en la presentación Alicia Serrano, presidenta de La Cinemista, y Mentxu Suárez, encargada de comunicación. Los tres subrayaron esa apuesta de Aragó Cinema por abrirse al público valenciano, a sus creadores y a todas esas películas que de una u otra forma “han pasado desapercibidas”.

Eso sí, Piera advirtió que el tipo de educación de La Cinemista no tenía nada que ver “ni con la prepotencia, ni con la soberbia”, sino con la promoción “de la igualdad”. Para ello, tienen pensado abrir una línea pedagógica con colegios e institutos de manera que el cine sirva de complemento a las asignaturas. Un ejemplo: “Un profesor puede enseñar a sus alumnos la Guerra Mundial viniendo a ver al cine Sin novedad en el frente o Apocalypse Now”, precisó Piera.

Las películas se proyectarán en formato digital y en 35mm, al contar con uno de los antiguos proyectores de los Cines Aragón. También habrá en los nuevos cines, literatura, pintura y arquitectura, con el fin de compartir experiencias utilizando los diferentes medios creativos. En cuanto a la rentabilidad del proyecto, estimaron que para cubrir gastos la afluencia de público debía estar en torno a los 10.000 espectadores al mes. Cuentan para ello con lo atractivo de la propuesta y con precios populares, que van de los 3,5 a 4€ los días laborables, al “sablazo”, afirmó Piera con ironía, de los 5€ los fines de semana. Habrá bonos de 5€, de 10+1 y una edición limitada de 300 bonos al precio de 100€ para ver películas durante un año en cualquier sesión.

Aragó Cinema arrranca con B de Bárcenas, de David Ilundain.

Cartel de la película B de Bárcenas, de David Ilundain, con la que arranca Aragó Cinema.

Los nuevos Aragó Cinema dispondrán de cuatro salas con un total de 750 butacas, en las que se proyectarán de siete a ocho películas por semana. Arrancan con la polémica ‘B’ de Bárcenas, del navarro David Ilundain, que ha tenido serios problemas de distribución en muchas capitales, entre ellas Valencia. La película contará el día de su estreno con la presencia del director, junto al que estará el periodista Sergi Tarín.

Algunos carteles de las películas con las que arranca la programación de Aragó Cinema.

Algunos carteles de las películas con las que arranca la programación de Aragó Cinema.

Además de la película de Ilundain inspirada en la obra teatral Ruz-Bárcenas, se proyectarán Puro vicio, de Paul Thomas Anderson, la colombiana Los Hongos, de Óscar Ruiz Navia, Les Combattants, de Thomas Cailley, El Gran Lebowski, de Ethan y Joel Coen, y La señora Brackets, la niñera, el nieto bastardo y Emma Suárez, de Sergio Candel, quien estará igualmente presentando su película. También habrá sesiones matinales para el público infantil, empezando el sábado 28 con Mi vecino Totoro, animación japonesa de Hayao Miyazaki.

Salva Torres

Historias de gemelos en Palau de Cerveró

Gemelos en el cine
Aula de Cinema de la Universitat de València
Sala de actos del Palau de Cerveró
Plaza de Cisneros, 4. Valencia
Lunes de junio de 2015, a las 18.00h

La sala de actos del Palau de Cerveró acoge un nuevo ciclo de proyecciones del Aula de Cinema de la Universitat de València, ‘Gemelos en el cine’. Este junio, se proyectarán tres títulos que aprovechan el potencial dramático de las relaciones entre gemelos, películas que exploran sus problemas de identidad, que se preguntan por la disparidad de caracteres entre quienes comparten genes o que fantasean con supuestas conexiones telepáticas entre hermanos.

La existencia de gemelos monocigóticos, hermanos genéticamente idénticos al nacer, es un fenómeno poco tratado en el cine. A menudo, las historias de gemelos han servido tan solo para demostrar la versatilidad de un actor al interpretar dos papeles distintos dentro de un mismo relato, normalmente una variación ligera del tema del doble, que explota las posibilidades cómicas de la confusión entre personajes.

En algunas ocasiones, sin embargo, el cine se ha interrogado más seriamente sobre los posibles vínculos entre genética y carácter, ha profundizado en los conflictos psicológicos que implica tener un hermano prácticamente idéntico o ha contribuido a consolidar toda una mitología en torno al carácter sobrenatural de las relaciones gemelares, insistiendo en la idea de conexión y comunicación incluso a distancia.

Chris Udvarnoky en un fotograma de 'El otro', de Robert Mulligan. Imagen cortesía de Aula de Cinema de la Universitat de València.

Chris Udvarnoky en un fotograma de ‘El otro’, de Robert Mulligan. Imagen cortesía de Aula de Cinema de la Universitat de València.

A medio camino entre la reflexión científica y la pura ciencia-ficción, este nuevo ciclo del Aula de Cinema se inaugura el lunes 1 de junio, a las 18.00 horas, con la perturbadora ‘El otro’ (The Other, Robert Mulligan, 1972). Una obra que parte del género fantástico y el terror psicológico para componer un retrato poético y macabro de la tortuosa infancia de dos hermanos gemelos, la rivalidad existente entre los cuales producirá terribles consecuencias en un pequeño pueblo durante los años 30.

Jeremy Irons y Geneviève Bujold en 'Inseparables', de David Cronenberg. Imagen cortesía del Aula de Cinema de la Universitat de València.

Jeremy Irons y Geneviève Bujold en ‘Inseparables’, de David Cronenberg. Imagen cortesía del Aula de Cinema de la Universitat de València.

El lunes 8, a la misma hora, será el turno de una de las grandes obras maestras de David Cronenberg, ‘Inseparables’ (Dead Ringers, 1988’). Pese al carácter dispar de los dos hermanos interpretados por Jeremy Irons, ambos son confundidos constantemente por el resto de personajes, circunstancia que aprovechan para intercambiar sus personalidades y disfrutar así de las mismas oportunidades.

Nicolas Cage en un fotograma de 'Adaptation', de Spike Jonze. Imagen cortesía del Aula de Cinema de la Universitat de València.

Nicolas Cage en un fotograma de ‘Adaptation’, de Spike Jonze. Imagen cortesía del Aula de Cinema de la Universitat de València.

El ciclo concluirá el lunes 15 de junio con la proyección de la excéntrica ‘Adaptation. El ladrón de orquídeas’ (Adaptation, Spike Jonze, 2002, 114’), en la que un inseguro guionista tiene que afrontar la difícil tarea de adaptar un libro sobre flores y la difícil convivencia con su despreocupado hermano gemelo, que a la postre también se convierte en escritor.

Como es habitual en la programación del Aula de Cinema de la Universitat de València, cada sesión contará con una presentación previa y un coloquio posterior, en el que podrá participar el público asistente. Todas las proyecciones se realizan en versión original con subtítulos en castellano y la entrada es libre hasta alcanzar el aforo permitido.