La atemporalidad del Gallery Walk

Ruta 2. Gallery Walk. Abierto Valencia.                                                                       LaVac.                                                                                                                                                                                                             Mr. Pink, Espaivisor, Rosa Santos y Galería Punto.

Educar en el arte y en el patrimonio a través de museos, enseñanza reglada, asociaciones u organizaciones privadas son algunas de las premisas de Avalem -asociación sin ánimo de lucro organizadora de estas interesantes visitas a determinadas galerías de arte- con motivo del pasado “Abierto Valencia”. Pero el objetivo es ineludiblemente mediar entre la sociedad y la cultura, como muy bien reza en su manifiesto, materializado en la Gallery Walk.
Cabe destacar la importancia de esta iniciativa- esponsorizada por la Fundación Arco-, puesto que aún pervive la creencia de que las galerías de arte y otros espacios, contenedores de expresiones artísticas, siguen siendo lugar vetado y dirigido a una elite económica y cultual. Por ello es importante universalizar el acceso a los sentidos para el deleite de sus expresiones artísticas en estado puro.

Bajo la atenta recepción de Daniela Sirvent y Gema Gil –integrantes de Avalem- y ávidos de conocer la historia y detalles de la cotidianeidad de las galerías, comenzamos la ruta en Mr. Pink, que bajo el concepto “Espejismos” nos ofrece una exposición colectiva, con aportaciones de otras galerías, y la intención de conformar el panorama del arte en la actualidad ”y de la nueva hornada de espacios dedicados a promover el arte contemporáneo”.

De esta primera toma de contacto echamos de menos conocer algo más sobre la propia galería, su leitmotiv, orígenes, objetivos y, por qué no, alguna anécdota que nos permitiese establecer algún vínculo más inmediato. No obstante, su propuesta expositiva se antoja interesante y con entidad para visitarla de nuevo. Tal vez ahí nos conectemos.

Elementos expositivos y visitante de la galería Mr. Pink. Imagen de Merche Medina.

Elementos expositivos y visitante de la galería Mr. Pink. Imagen de Merche Medina.

Dando un pequeño paseo, nuestras anfitrionas nos condujeron –animada tertulia callejera mediante-  hacia el segundo punto de la ruta, Espaivisor, galería referente en Valencia desde 1982,  que bajo las directrices de Pep Benlloch ha ido progresando y enriqueciéndose hasta haberse posicionado como una de las galerías más interesantes del panorama internacional en su especialidad de vídeo y fotografía. Mira Bernabeu, artista de la galería, y Miriam Lozano ya participaban de sus avances, pero no fue hasta hace cinco años cuando ambos tomaron sus riendas. Actualmente alberga varios espacios a modo de contenedor de diversos conceptos, anaqueles para artistas emergentes o proyectos “site especific”.

Un concepto de galería 360º con un equipo joven, aunque experimentado, que suma a sus propuestas recientes “Ruina >Interveción>Archivo. Valencia 2005-2010”, donde las artistas Patricia Gómez y Mª Jesús González  tratan de rescatar la memoria de lugares inmersos en procesos de desaparición o abandono. “A través de la intervención en el interior de edificios deshabitados llevamos a cabo un trabajo de exploración fotográfico y estampación por arranque de grandes superficie con el objetivo de extraer un registro material que permita conservar las huellas y la memoria de lugares que van a dejar de existir”.

Gemma Gil, de Avalem, exponiendo algunas claves de Espaivisor. Imagen de Merche Medina.

Gemma Gil, de Avalem, exponiendo algunas claves de Espaivisor. Imagen de Merche Medina.

Imbuidos de experiencias, realidad y cercanía, caminamos por las aceras del barrio del Carmen en dirección a la galería Rosa Santos,  otrora denominada Post-Pos  -iniciativa surgida en los años ochenta y referente para una generación de jóvenes estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de San Carlos-, un edificio rehabilitado abierto al público en 2003 y, como reza en su concepto de galería, un lugar especializado en “arte visual contemporáneo, mostrando especial interés por las últimas tendencias en pintura, escultura y dibujo, fotografía, vídeo e instalación”. Con esta premisa nos encontramos ante sus puertas, recibidos por la propia galerista, una mujer jovial, dinámica, accesible y afable que no duda en darnos la bienvenida personalmente, junto a su asistente, Johanna Caplliure, y el artista que actualmente expone en la galería, Alex Francés, quien se ofrece junto con Rosa Santos a enriquecer con su experiencia las explicaciones de nuestras anfitrionas.  Ascendiendo por la “columna vertebral” de la galería, materializada en unas escaleras que comunican todos los espacios, el artista nos invita a observar su exposición, planteada como una conversación entre materia y estructuras corporales, a través de técnicas y material artesanales.

Johanna Caplliure -asistente de la galería-, el artista Alex Francés y la galerista Rosa Santos. Imagen de Merche Medina.

Johanna Caplliure -asistente de la galería-, el artista Alex Francés y la galerista Rosa Santos. Imagen de Merche Medina.

Tras concluir la visita, a continuación nos encaminamos hacia Galería Punto, lugar emblemático y referente del arte contemporáneo desde su apertura allá por 1972 bajo la iniciativa de Miguel Agraït y Amparo Zaragozá quienes  apostaron por eximios creadores del panorama cultural internacional, siendo sus hijos Nacho y Miguel Agraït quienes han completado esta senda con artistas de vanguardia. En la actualidad la planta principal alberga “Insomne”,  una singular exposición de fotografía paisajística a cargo de Manuel Vilariño.

Igualmente cabe destacar  Área 72, iniciativa gestada por Amparo Agraït y Jorge López -nuevo director artístico-, quienes han rebautizado la planta inferior de la galería con el objetivo de visibilizar a artistas emergentes o consolidados peculiarizados por nacer a partir de ese año. Así lo confirman los trabajos de Julia Mariscal y Ángel Masip  quienes exhiben la presente “Mute Things”.

Nacho Agraït, de Galería Punto, conversando con los asistentes. Imagen de Merche Medina.

De este modo concluimos un recorrido que nos ha permitido acercarnos a los entresijos de diversas galerías bajo una perspectiva enriquecida por los testimonios de quienes las conforman como si de una performance al hilo del work in progress del arte se tratase.

Integrantes de Gallery Walk en Galería Punto. Imagen cortesía de Nacho López Ortiz.

Merche Medina

Abierto Valencia. Archivo estructural en espaivisor

RUINA>INTERVENCIÓN>ARCHIVO. Proyectos realizados en Valencia. 2005-2010
Patricia Gómez & María Jesús González
espaivisor
Carrer de Carrasquer, 2. Valencia
Hasta el 14 de noviembre de 2014

De entre las generosas y múltiples propuestas de Abierto Valencia, que marcan el incipiente curso expositivo de LaVAC, conviene focalizar el objetivo sobre  la apuesta de espaivisor de recuperar tras los anaqueles  RUINA>INTERVENCIÓN>ARCHIVO,  un proyecto conceptualmente gestado hace más de una década por el binomio que forman Patricia Gómez y María Jesús González.

Proceso de trabajo en la extinta Cárcel Modelo de Valencia. Imagen cortesía de espaivisor.

Proceso de trabajo en la extinta Cárcel Modelo de Valencia. Imagen cortesía de espaivisor.

«Desde el año 2002 trabajamos en común desarrollando una serie de proyectos
que tratan de rescatar la memoria de lugares inmersos en procesos de
desaparición o abandono, cuyo estado puede haberse visto originado por
diferentes procesos, desde la existencia de planes de remodelación urbanística,
hasta los causados por el inevitable paso del tiempo.»

Tras este sintético proemio, que revela la inquietud primigenia de ambas artistas levantinas por enarbolar un discurso creativo en torno de la decadencia estructural, podrían haberse implementado diversos y consabidos cauces técnicos para radiografiar y componer un mapa diacrónico consanguíneo con la más pura acepción de la memoria. Sin embargo, la lucidez de  RUINA>INTERVENCIÓN>ARCHIVO radica en la ingeniería plástica concebida teleológicamente para atesorar un vestigio último, un negativo por estampación de los paramentos que habitan la ya sorda verticalidad de las arquitecturas registradas.

Instalación de recursos técnicos. Imagen cortesía de espaivisor.

Instalación de recursos técnicos. Imagen cortesía de espaivisor.

Patricia Gómez y María Jesús González desarrollan, de este modo, el proceso de exhumar/ecumenizar la osamenta de un epílogo a través de un sistema de catalogación que posee en sí mismo un código de lectura, cuyas trazas trascienden los cauces de registro convencionales.

"Estampación por arranque" de un tramo de galería de la pretérita Cárcel Modelo de Valencia. Imagen cortesía de espaivisor.

«Estampación por arranque» de un tramo de galería de la pretérita Cárcel Modelo de Valencia. Imagen cortesía de espaivisor.

«A través de la intervención en el interior de edificios deshabitados llevamos
a cabo un trabajo de exploración fotográfica y estampación por arranque de
grandes superficies murales, con el objetivo de extraer un registro material
de su estado, y generar, en último término, un archivo físico y documental
que permita conservar las huellas y la memoria de lugares que van a dejar
de existir.».

Jose Ramón Alarcón

Rubén Guerrero brilla en Abierto Valencia

Abierto Valencia 2014
Fiesta de entrega de premios
Noche del miércoles 24 de septiembre
Centro del Carmen
C / Museo, 2. Valencia

La Secretaria Autonómica de Cultura de la Conselleria de Educació, Cultura i Esport, Julia Climent, entregó en el Centro del Carmen el premio de la Generalitat Valenciana a la Mejor Exposición de Abierto Valencia 2014 a Rubén Guerrero de la Galería Luis Adelantado. Y lo hizo en el marco de una celebración que reunió a representantes de las 21 galerías de arte que componen LaVAC (Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana) y que han organizado esta apertura conjunta que se completará con visitas guiadas para el público a lo largo del fin de semana.

Rubén Guerrero, de la galería Luis Adelantado, con el premio a la mejor exposición del Abierto Valencia 2014, entregado por la Secretaria Autonómica de Cultura, Julia Climent, a su lado. Centro del Carmen. Foto: Nacho López Ortíz.

Rubén Guerrero, de la galería Luis Adelantado, con el premio a la mejor exposición del Abierto Valencia 2014, entregado por la Secretaria Autonómica de Cultura, Julia Climent, a su lado. Centro del Carmen. Foto: Nacho López Ortíz.

El acto se completó con tres importantes Premios Adquisición, muy repartidos, pues Hortensia Herrero, de la fundación que lleva su nombre, entregó los galardones a Sean Mackaoui de la Galería Set, Nuno Nunes-Ferreira de Paz y Comedias y Guillermo Ros de Galería 9. DKV Seguros, de la mano de Alicia Ventura y José Antonio García, entregaron sus Premios Adquisición a Alfredo Rodríguez de Mr. Pink y a Rubén Guerrero de Luis Adelantado, mientras que José Gandía Blasco se decidió por las exposiciones de Sean Mackaoui de Espai Set y Nelo Vinuesa de Espai Tactel.

José Gandía Blasco, en el centro, tras entregar los premios patrocinados por Gandía Blasco, junto a los galardonados Sean Mackaoui, de Set Espai d'Art, y Nelo Vinuesa, de Espai Tactel. Foto: Nacho López Ortíz.

José Gandía Blasco, en el centro, tras entregar los premios patrocinados por Gandía Blasco, junto a los galardonados Sean Mackaoui, de Set Espai d’Art, y Nelo Vinuesa, de Espai Tactel. Foto: Nacho López Ortíz.

La entrega de premios reunió a los galeristas, en el claustro gótico del Centro del Carmen, con la colaboración del Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana, con la degustación de postres del Grupo de Restauración Vicios Italianos, los vinos de las bodegas de Terres del Alforins, las cervezas de Turia, vodka de Belvedere, Federica, el arancello de Valencia y los combinados de Dicoval. Además del equipo de José Arte, el mobiliario de Gandía Blasco y la producción de Cuchita Lluch de La Lista y Vanesa García Gatzsch de GMG.

Alicia Ventura y José Antonio García, entre los galardonados por DKV Seguros, Rubén Guerrero, de la galería Luis Adelantado, y Alfredo Rodríguez, de Mr. Pink. Foto: Nacho López Ortíz.

Alicia Ventura y José Antonio García, entre los galardonados por DKV Seguros, Rubén Guerrero, de la galería Luis Adelantado, y María Tinoco, de Mr. Pink. Foto: Nacho López Ortíz.

Pero Abierto Valencia fue mucho más, ya que todas las galerías hicieron una inauguración conjunta desde las 17 hasta las 22 horas que animaron sus barrios pues se asociaron con un restaurante, ultramarinos, bar o local de su entorno y ofrecieron un catering a todo el que quiso acercarse a conocer sus exposiciones de apertura de temporada.
A lo largo de estos días, se espera la asistencia de más de 3000 personas que podrán disfrutar de más de 300 obras de artistas nacionales e internacionales. Esta expectación viene marcada por los ARCO Gallery Walk, visitas guiadas realizadas por AVALEM, que conectarán las distintas galerías en tres rutas. Así, el que quiera conocer la historia de las galerías, sus peculiaridades y sus artistas con más profundidad, no tendrá más que apuntarse a las visitas guiadas gratuitas en el correo asociacionavalem@gmail.com que se realizarán el viernes 26 por la tarde y sábado 27 por la mañana.

Hortensia Herrero, de la Fundación que lleva su nombre, junto a sus galardonados Sean Mackaoui, de Set Espai d'Art, Nuno Nunes-Ferreira, de PazyComedias, y Guillermo Ros, de Galería 9. Foto: Nacho López Ortíz.

Hortensia Herrero, de la Fundación que lleva su nombre, junto a sus galardonados Sean Mackaoui, de Set Espai d’Art, Nuno Nunes-Ferreira, de PazyComedias, y Guillermo Ros, de Galería 9. Foto: Nacho López Ortíz.

Son precisamente estas rutas las que recorrió el prestigioso jurado compuesto por Javier Díaz Guardiola, coordinador de la sección de arte y arquitectura de ABC Cultural, Maribel López, directora comercial y de programas comisariados de ARCOmadrid y Javier Hontoria, crítico independiente que, junto a los representantes de cada uno de los Premios de Adquisición otorgados por Gandía Blasco, DKV Seguros y la Fundación Hortensia Herrero, seleccionaron las obras que pasarán a formar parte de su colección entre las más de 300 expuestas.

Ambiente de la entrega de premios de Abierto Valencia en el Centro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

Ambiente de la entrega de premios de Abierto Valencia en el Centro del Carmen. Foto: Eduardo Martínez Arribas.

Abierto Valencia es ya la cita ineludible que atrae a coleccionistas, amantes del arte, expertos, críticos, comisarios, artistas, pues las galerías realizan, además, importantes descuentos estos días, pero también pretende que su nombre se defina a través del acercamiento del arte, de forma abierta y sencilla, al público en general.

Ambiente durante la noche de entrega de los premios de Abierto Valencia 2014 en el Centro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

Ambiente durante la noche de entrega de los premios de Abierto Valencia 2014 en el Centro del Carmen. Foto: Eduardo Martínez Arribas.

GALERIAS Y EXPOSICIONES DE ABIERTO VALENCIA 2014
La II Edición de Abierto Valencia cuenta con exposiciones tanto individuales como colectivas y de grupo, como la de Nelo Vinuesa en Espai Tactel, galería ganadora del premio Abierto Valencia en su primera edición, nuevas obras del pintor sevillano Rubén Guerrero en Luis Adelantado, una recopilación de proyectos realizados en Valencia del 2005 al 2010 del dúo formado por Gómez & González en Espai Visor, las pinturas de Willy Ramos en Alba Cabrera y de Víctor Mateo en Rosalía Sender. Además contará con el proyecto comisariato por Aramis López de Alex Francés en Rosa Santos; la aportación de Galería Cuatro con obras de Ana Vernia, mientras que Paz y Comedias presenta las pinturas del portugués Nuno Nunes-Ferreira.

Ambiente durante la noche de entrega de premios de Abierto Valencia en el claustro gótico del Centro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

Ambiente durante la noche de entrega de premios de Abierto Valencia en el claustro gótico del Centro del Carmen. Foto: Eduardo Martínez Arribas.

Por su parte, las más veteranas, como son Benlliure, Del Palau y Thema contarán con una amplia selección de sus artistas. En Galería Thema, concretamente, los artistas son Rafael Armengol y Pedro Esteban en la exposición Palimpsesto (capitulo1), al igual que, en una línea más joven, Trentatres con Hélène Crécent, Roberto Mollá y Jimmy Molina entre otros. En Mr. Pink, proponen en esta ocasión un proyecto comisariado que incluye a jóvenes artistas de las galerías más punteras del panorama español como también son punteros los collages del anglo-libanés Sean Mackaoui en SET Espai d´Art o las propuestas de Punto y Area 72 respectivamente, al traer la obra del conocido artista Manuel Vilariño y un proyecto de instalación de Ángel Masip y Julia Mariscal. Finalmente en Valencia, Galeria 9, se presenta con Pablo Lambertos i Guillermo Ros.

Ambiente durante la entrega de premios del Abierto Valencia en el Centro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

Ambiente durante la entrega de premios del Abierto Valencia en el Centro del Carmen. Foto: Eduardo Martínez Arribas.

En Alicante se podrá ver la exposición “Racionalismo Levantino” de David Sardaña & Iñigo Lanz en Parking Gallery y en Jávea las pinturas de Antonio Abellán en Isabel Bilbao. Sin olvidar Aural de Alicante que muestra, por primera vez en España, el proyecto de Armando Miguélez (Tucson, Arizona) “Somewhere closet or anywhere but here”. Más al norte, ya en Castellón, Canem, con Arancha Goyeneche, y Collblanc, con Ramón Roig, finalizan una serie de propuestas que no dejarán indiferente a nadie.

Ambiente de Abierto Valencia durante la noche de entrega de premios en el Centro del Carmen. Imagen por cortesía de la organización.

Ambiente del Abierto Valencia durante la noche de entrega de premios en el Centro del Carmen. Foto: Eduardo Martínez Arribas.

El nuevo director del IVAM, José Miguel García Cortés (en el centro de la imagen), junto a Ismael Chappaz (de izda a dcha), Olga Adelantado, Rosa Santos y Álvaro de los Ángeles. Foto: Nacho López Ortíz.

El nuevo director del IVAM, José Miguel García Cortés (en el centro de la imagen), junto a Ismael Chappaz (de izda a dcha), Olga Adelantado, Rosa Santos y Álvaro de los Ángeles. Foto: Nacho López Ortíz.

De izquierda derecha, las galeristas Elena Grunder, María Tinoco y Reyes Martínez.

De izquierda derecha, las galeristas Elena Grunder, María Tinoco y Reyes Martínez. Foto: Nacho López Ortíz.

El fotógrafo Nacho López Ortíz (izda) y el reportero Tonino Guitian.

El fotógrafo Nacho López Ortíz (izda) y el reportero Tonino Guitian.

 

 

 

Trazas, la materia se resiste

Trazas, exposición colectiva de obra gráfica
Centro del Carmen
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 12 de octubre

La ‘arqueología industrial’ de Antonio Alcaraz pugnando con ‘el proceso’ kafkiano de Alejandro Rodríguez. O ‘el supermercado de las emociones’ de Óscar Mora librando similar batalla con ‘el proyecto para prisión abandonada’ de Patricia Gómez y María Jesús González. He ahí las diferentes huellas o rastros a seguir de la exposición ‘Trazas’, conjunto de obra gráfica de 18 artistas comisariada por Juan Bautista Peiró que se muestra en el Centro del Carmen.

Obra de Antonio Alcaraz en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Obra de Antonio Alcaraz en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Hablamos de propuestas diferentes que se relacionan entre sí por el vínculo de la materia que se resiste. Todas esas huellas, que los diferentes artistas de ‘Trazas’ representan en sus obras, evocan los sucesivos intentos por domeñar la materia y las igualmente continuas resistencias de ésta por escapar a la racionalidad de quien se atrevió con ella. El paisaje industrial de Alcaraz, pensado en su día para seguir desarrollando cierta productividad, se yergue de pronto autónomo, mostrando lo real de sus estructuras abandonadas.

Obra de Marta Blasco en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Obra de Marta Blasco en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Lo mismo le sucede a los trozos de muro sobre tela negra de Gómez y González, vestigios de una prisión que encerró a los hombres culpables de violar ciertas leyes, para exhibir su lacerante materia. Los siniestros rostros de Alejandro Rodríguez van en esta misma dirección mortificante, que Óscar Mora ironiza con sus 600 cajas de cartón de serigrafía estampada, antesala de aquella materia convertida en banal espectáculo.

Obra de Patricia Gómez y María Jesús González en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Obra de Patricia Gómez y María Jesús González en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

‘Trazas’ es una exposición de obra gráfica que delata ese vaivén de la modernidad impulsora del orden racional que, a modo de reverso, muestra las huellas de la materia que se resiste a ser configurada bajo estrictos parámetros lógicos. Por eso hay xilografías, grabados, papel tallado a mano, serigrafías, instalaciones y proyecciones mostrando, desde diferentes puntos de vista, esa constante relación entre la materia sometida y su huella como depósito de rastros más profundos.
Jonay N. Cogollos recoge esas huellas en su ‘Street marks’, conjunto de 24 piezas que tomando a la calle como referencia evoca signos de pinturas ancestrales. Eva Mengual y Laura Pilar Delgado se hacen eco de ciertas huellas negras derivadas de cierta impresión, en el doble sentido del material que sirve de base expresiva como del impacto que provoca su rastro. Rubén Martínez convierte el ‘EON’ en la proyección de magmáticas formas, que Miguel Ángel Ríos transforma en abstractos cuadros mediante el grabado calcográfico.

Obra de Jonay N. Cogollos en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Obra de Jonay N. Cogollos en la exposición Trazas. Centro del Carmen.

Marta Blasco toma el cuerpo semidesnudo de una joven para mostrar de forma velada su figura, próxima a desintegrarse en el fondo matérico del que parece proceder o a punto de ser engullida por él. Los ‘tres cuerpos, tres tumbas’ de Rosell Meseguer, junto a sus 21 piezas de grafito sobre papel, siguen el mismo rastro de esa materia resistente al servicio de su instrumentalización simbólica.
Manuel Blázquez, Frédéric Coché, Altea Grau, Susana Guerrero, LUCE, Rubén Martínez y María José Planells muestran diversas formas de acceder a esa huella de lo humano, a veces demasiado humano, en combate con la naturaleza interior y exterior que nos conforma. ‘Trazas’ que merece la pena rastrear para que ‘el supermercado de las emociones’ que Óscar Mora revela adquiera el estatuto superior del sentimiento no fingido.

Instalación de Óscar Mora en la exposición 'Trazas'. Centro del Carmen.

Instalación de Óscar Mora en la exposición ‘Trazas’. Centro del Carmen.

Salva Torres

Déjà vu, imágenes que resuenan

Déjà vu. Relecturas y discronías visuales
Sala de Exposiciones del Edificio del Rectorado
Universitat Politècnica de València UPV
Hasta el 15 de julio de 2014

Somos y no somos, decía Heráclito, para referirse al río en el que jamás entramos dos veces por igual. Esa misma extrañeza es la que nos provocan ciertas imágenes que juraríamos haber visto antes, sin saber dónde ni cómo ni por qué. Lo cierto es que algo resuena en nuestro interior, por evocación de alguna vivencia pasada en forma de imagen que retorna, y no terminamos de localizar la fuente exacta que nos suscita ese temblor presente. Desubicados, zarandeados por el déjà vu (lo ya visto) que genera esa impresión, dudamos siquiera por un instante del ser al que Hamlet interrogaba en su famoso monólogo.

Fotografía de Alberto Adsuara en la exposición 'Déjà vu. Relecturas y discronías visuales'. Edificio del Rectorado de la UPV.

Fotografía de Alberto Adsuara en la exposición ‘Déjà vu. Relecturas y discronías visuales’. Edificio del Rectorado de la UPV.

Déjà vu. Relecturas y discronías visuales agrupa un buen puñado de imágenes con la sana intención de provocar en el espectador esa extraña sensación de lo ya visto y, sin embargo, misteriosamente percibido de nuevo. Ya sea el bravío mar de Alberto Adsuara, la reconocible Ophelia de Marta Blasco, los innumerables rostros femeninos de Javier Gayet, los ventiladores de Irene Pérez Hernández o las Naturalezas muertas de Vanessa Colareta. Todo se muestra idéntico a como lo reconocemos, en tanto elementos de cierta serie de imágenes, para reflejar enseguida esa otra cara extraña del mismo río en el que jamás nos bañamos dos veces.

Serie fotográfica de Javier Gayet en 'Déjà vu. Relecturas y discronías visuales'. Sala de Exposiciones del Edificio del Rectorado de la UPV.

Serie fotográfica de Javier Gayet en ‘Déjà vu. Relecturas y discronías visuales’. Sala de Exposiciones del Edificio del Rectorado de la UPV.

Que las obras mostradas, todas ellas de reciente adquisición por el Fons d’Art i Patrimoni de la Universitat Politècnica de València (UPV), no se hallen ubicadas en ninguna de sus dependencias públicas y, por tanto, exhibidas por vez primera, le agrega extrañeza al déjà vu propuesto por el comisario David Pérez. Extrañeza que tiene que ver tanto con las imágenes que recuerdan otras imágenes similares, como con aquellas otras cuya puesta en escena ha sido pensada para provocar ese efecto de rara percepción. Tal es el caso de las fotografías de Greta Alfaro, cuya mesa repleta de cálidos alimentos contrasta con el nevado paisaje donde se inserta, para observar después otra (¿la misma?) mesa ya devastada en un paisaje agreste.

Obra de David Ferrando en la muestra 'Déjà vu. Relecturas y discronías visuales'. Edificio del Rectorado de la UPV.

Obra de David Ferrando en la muestra ‘Déjà vu. Relecturas y discronías visuales’. Edificio del Rectorado de la UPV.

En el fondo, valga la redundancia por aquello del fondo artístico del que proceden las imágenes, diríase que Déjà vu. Relecturas y discronías visuales alienta cierta desazón motivada por esa interrogación del ser desubicado. Cristina Middel lo acusa en sus fotografías con la representación de dos mujeres asustadas, quién sabe si temerosas de un pasado que amenaza con regresar violentamente o sintiendo miedo por un futuro que inquietantemente se abre. Como se abre el campo por culpa de un supuesto meteorito que David Ferrando muestra como metáfora del engaño. Si la naturaleza no miente, los hombres sí, parece decirnos el artista.

Instalación de Patricia Gómez y María Jesús González en 'Déjà vu. Relecturas y discronías visuales'. Sala de Exposiciones del Edificio del Rectorado de la UPV.

Instalación de Patricia Gómez y María Jesús González en ‘Déjà vu. Relecturas y discronías visuales’. Sala de Exposiciones del Edificio del Rectorado de la UPV.

Álex Francés abre un agujero en esa misma naturaleza para mostrarnos en su interior el cuerpo desnudo de un hombre, éste sí extrañamente carnal, frente al ficticio meteorito de Ferrando. Francisco Sebastián cierra el círculo de esa naturaleza, en su mayoría protagonizada por la muerte, con su bosque gris. La relación de ciertos objetos en un hierático espacio interior, obra de Nuria Fuster, y la piel “extraída” de un solar del barrio del Cabanyal en Valencia y luego “estampada” a modo de pieza escultórica, de Patricia Gómez y María Jesús González, configuran dos muestras más de ese espíritu enigmático que provoca el retorno de algunas imágenes. La pieza sonora de Nacarid López, realizada a partir de la resonancia del entorno escultórico de la UPV, no hace más que agregar misterio al déjà vu propuesto.

Fotografía de Greta Alfaro en la exposición 'Déjà vu'. Sala de Exposiciones del Rectorado de la Universitat Politécnica de València.

Fotografía de Greta Alfaro en la exposición ‘Déjà vu. Relecturas y discronías visuales’. Sala de Exposiciones del Edificio del Rectorado de la Universitat Politécnica de València.

Salva Torres