130 artistas toman Buñol

De Par en Part
Festival de Arte y Diseño de Buñol
Diferentes espacios de Buñol (Valencia)
Del 20 al 29 de octubre de 2017

¿Qué sucede cuando el arte toma una urbe por asalto, cuando nada parece importar más que esa relación entre público y artistas? Hemos visto en los últimos años una avanzada de festivales en los que el arte deja de estar enclaustrado en su zona de confort: las galerías, los museos, estudios, y sale a la calle en busca de la gente, interesado en una mayor socialización, liberándose de sus misterios e intimidades. Como quien acude a una playa nudista.

Así asistimos -por segunda vez ya- a la VI Bienal de Arte y Diseño de Buñol, que para su renovación incluyó hace dos años el Festival De Par en Part, hijo directo de Russafart, otro evento que renovó en la Comunidad Valenciana la manera de interactuar con el público, abriendo los estudios de los artistas a la población.

Festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

Festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

El formato actualizado de “puertas abiertas” redimensionó en 2015 una Bienal, que había sido referente nacional e internacional para el mundo del arte y que casi por desidia había caído en el olvido. Ese año se consiguió atraer a más de 100 artistas hacia un Buñol interesado en salirse de los límites tradicionales de los eventos realizados en la comarca y abonar una vez más el terreno de la cultura. Todos ganaron.

Buñol comienza a visualizarse también como una plaza en la que cada dos años, pintores, escultores, grabadores, diseñadores asaltan los espacios urbanos con sus obras, se organizan concursos, talleres, exposiciones, nuevos grafitis invaden los muros. Todo con una complicidad indescriptible con la población local, que la mayor de la veces hace de juez y parte.

Las calles se convierten en un hervidero de ideas y proyectos que posicionan el arte local, nacional e internacional presentes en el evento. Los resultados son visibles. Se ha despertado un mayor interés por el arte. Este año, sus organizadores esperan la participación de unos 130 artistas y 35 casas de vecinos abren sus puertas a expositores.

Cartel del festival De Par en Part. Imagen cortesía de la organización.

Cartel del festival De Par en Part. Imagen cortesía de la organización.

Del 20 al 29 de octubre se programan un sinnúmero de actividades vinculadas a las artes plásticas y al diseño pero también conciertos, espectáculos de danza, conferencias magistrales. La inauguración, el viernes 20 de octubre, contó con la apertura de dos exposiciones en el Castillo de Buñol: la muestra fotográfica ‘Ciutat de les dones’, sobre el rol de la mujer en la sociedad contemporánea y que reúne la obra del colectivo de mujeres fotoperiodistas Objectives, y ‘Frágil’, de la artista Elena Martí, centrada en el ser humano y la naturaleza.

Ese día se presentó un espectacular “videomaping” interactivo del grupo multidisciplinario VitaminArt, en cuyas proyecciones fusiona la expresión artística con las últimas tecnologías, haciendo de sus presentaciones un sugestivo y deslumbrante espectáculo visual. La noche se cerró con el espectáculo de danza aérea ‘Célula’ del grupo Subcielo, pieza de tango bailada sobre pared.

El sábado 21, a la misma hora, se presentó un espectáculo del taller de danza comunitario TaiatDanza en la Sala Raga, mientras que el miércoles 25 en ese mismo espacio se proyectará el documental ‘Manuel Ballester, el llanto airado’, de Giovanna Ribes.

Vista de la exposición de Elena Martí. Imagen cortesía del festival De Par en Part.

Vista de la exposición de Elena Martí. Imagen cortesía del festival De Par en Part.

Los días intensos del festival

Durante el fin de semana, del 26 al 29 de octubre, se programan las jornadas más activas de la mano del Festival de Par en Part. Vecinos y visitantes podrá disfrutar de acciones plásticas de directo, murales, concurso de pintura rápida; talleres de modelado 3D y arquitectura para niños; conciertos; exposiciones y puertas abiertas de más de 30 casas con exposiciones por todo Buñol. Y para dejar un buen sabor de boca, la oferta se completa con una enriquecedora ruta de la tapa,iniciativa a la que se han sumado los bares y restaurantes que colaboran con el festival.

Aunque el festival De Par en Part se inaugura el 26 de octubre en la sala Raga a las 19.30 horas, desde las 10 de la mañana de ese día se podrán apreciar las intervenciones de muralistas como Julia Silla, conocida como Julieta XLF, una artista muy activa en la Comunidad Valenciana, con una amplia iconografía de marcado carácter infantil, cercana al arte oriental, con influencias del kawaii japonés y el pop psicodélico.

Vista de una de las exposiciones del festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

Vista de una de las exposiciones del festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

Otras intervenciones de street art irán de la mano de la uruguaya Lucía Pintos, con la obra ‘Nulo’, Doa Oa, con ‘Reforestando’, un proyecto mural que hace una metáfora del resurgir de la vida, Raquel Rodrigo con ‘Arquicosturas’, una especie de “segunda piel” que se inserta en espacios urbanos y Alba Bla, con una obra lúdica entre el absurdo, la lógica y lo mágico de la vida.

El 26 de octubre se inaugura en la sala Raga una exposición homenaje al artista buñolense Emilio Villar ‘Cuco’, con un conjunto de pinturas abstractas, mientras que el en mercado municipal se abre la muestra de esculturas ‘Martingalas’, de Luis Pascual Ferrer.

El 27 de octubre, entre las 17.30 y las 20.30, se abrirán al público las casas y talleres de Buñol, con visitas guiadas por especialistas del Ayuntamiento y explicaciones in situ en distintas exposiciones. Para las once de la noche tendrá lugar en Venta Pilar el concierto ‘PinteracciónJazz’, un espectáculo que mezcla jazz y pintura en directo.

Festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

Festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

El 28 de octubre se desarrollará el concurso de pintura ‘Paisajes del Castillo’, las casas y talleres abrirán en horas de la mañana y tendrán lugar dos talleres, previa inscripción. El primero, de animación 3D impartido por Jaime Rehues en la sala Raga y el segundo, de arquitectura para niños en la sala de la Tomatina. Ese día se premiarán las obras participantes en el concurso de intervenciones efímeras del paisaje.

‘The Left (I) overs’ es el título de la conferencia que impartirá Basurama, a las 20.00 horas en la sala Raga. Basurama es un colectivo madrileño con alcance internacional que realiza intervenciones con desechos. La noche cierra con el concierto de los grupos Demoliciones constructivas, Punk Sailor y Vevas Band.

El concurso de pintura rápida será el plato fuerte en la jornada final del festival de Par en Part el domingo 29 de octubre, día en que los estudios y casas mantendrán sus puertas abiertas a los visitantes. De Par en Part apuesta fuerte por artistas internacionales y últimas tendencias en diseño, convirtiéndose así en uno de los festivales de arte de renombre en la Comunidad Valenciana.

Festival De Par en Part de Buñol. Imagen cortesía de la organización.

Festival De Par en Part de Buñol. Imagen cortesía de la organización.

Arístides Rosell y Raimundo Díaz

31 años de vida de Miguel Hernández

Un encuentro con Miguel Hernández, de la compañía Guirigai
Sala Russafa
C / Dénia, 55. Valencia
Sábado 21 y domingo 22 de octubre de 2017

Tras el ‘Especial Refugiados’, con la obra de teatro documental, ‘Los Invitados’, del  Colectivo Fracasadas, y con la colaboración la ONG CEAR, ahora Sala Russafa continua el desarrollo de su ‘VII Ciclo Compañías Nacionales’, que desde el 6 de octubre al 26 de noviembre programa siete espectáculos, seis de ellos estrenos en la Comunitat Valenciana y/o Valencia, venidos desde Sevilla, Zaragoza, Badajoz  Madrid, Barcelona y Toledo.

Este fin de semana (21 y 22 de octubre), la propuesta llega de la compañía Guirigai, de Badajoz. Siete años después de su estreno nacional y coincidiendo con el 75 aniversario de la muerte del escritor, retoman ‘Un encuentro con Miguel Hernández’, con dramaturgia y dirección de Agustín Iglesias en que realizan un homenaje al autor oriolano.

Un encuentro con Miguel Hernández. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Un encuentro con Miguel Hernández. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Mediante 40 de los poemas de Hernández, Magda García-Arenal, Raúl Rodríguez y Jesús Peñas van dando vida a los múltiples ‘yo’ del autor y recrean sus 31 años de vida, empezando por la tranquila adolescencia como pastor en Orihuela para contar su despertar literario y revolucionario, finalizando con su encarcelamiento en Alicante, tras su implicación en la guerra civil española. Una trayectoria vital en la que se refleja también la de otros integrantes de la generación del 27, compañeros de Hernández en muchos momentos.

Además, en el montaje tiene gran presencia el espacio sonoro, con músicas y sonidos evocadores, sugerentes y lejos del conformismo, siguiendo el espíritu de los jóvenes intelectuales del momento, con fragmentos tan variados como los poemas sonoros para órgano de Dimitri Shostakovich, el Fandango del Candil de Enrique Granados o la Rhapsody in Blue de George Gershwin.

Avalada por la excelente acogida de público y crítica, este espectáculo permite descubrir la cotidianidad y potencia de una voz imprescindible en la literatura española.

El ciclo continuará la siguiente semana con el estreno en la Comunitat de la sorprendente ‘La Teatropedia’ (27-29 octubre). Una comedia con tintes absurdos que recorre la historia de la dramaturgia nacional, con los ‘greatest hits’ de Esquilo, Lope de Vega, Calderón, Zorrilla, Echegaray, Valle Inclán, Lorca o Arrabal. Y para el público familiar, volverán a Sala Russafa los vascos Teatro Paraíso (Premio Nacional de las Artes Escénicas), para presentar su espectáculo ‘Lunaticus Circus) (28 y 29 oct) realizado en colaboración con los belgas Les Ateliers de la Colline.

Un encuentro con Miguel Hernández. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Un encuentro con Miguel Hernández. Imagen cortesía de Sala Russafa.

 

El Festardor se aposenta entre los mejores

Festardor
Bétera (Valencia)
Del 12 al 14 de octubre de 2017

Este año me desvirgaba, por fin, en uno de los festivales que más ha crecido en la Comunitat Valenciana, como es Festardor, pero no os llevéis a engaño: este festival no tiene nada que ver con el histórico Festivern (que este año cumplirá su decimotercera edición). El cartel del Festardor no era nada nuevo, pero sí muy atrayente, debido en parte a que muchas de las bandas que iban a tocar levantan verdadero furor entre el público. El cartel definitivo fue administrándose a cuentagotas, para que el paladar se nos fuera preparando.

El plato fuerte lo dieron con los vascos Soziedad Alkoholika, que nos patearían el culo el primer día del festival, para que estuviéramos calentitos el resto de jornadas. El evento se realizó en Bétera, primer acierto de la organización: estaba a escasos kilómetros de la capital, y con ello una mayor acceso y mayor alojamiento.

Segundo acierto: elegir las fechas del puente de octubre. El festival no tiene nada que envidiar a otros de similar pelaje, y de los que es herederos (Viñarock, Marearock), pero con su propia esencia. Por desgracia, el catarro me abordó en la segunda jornada del evento, y no pude asistir a más, así que solo fui al primer día.

Un momento del festival Festardor. Foto: Javier Caro.

Un momento del festival Festardor. Foto: Javier Caro.

Cuando entré en el recinto, sin ningún tipo de problemas (agradecimiento a la rapidez con la que fuimos acreditados), los que estaban descargando sobre las tablas de uno de los dos escenarios eran los valencianos Voltor. Metal en valenciano, con una gran dosis de caña, algo que nos encanta y que echamos de menos en otras bandas. Por desgracia no existen tantos grupos como nos gustaría que usaran la lengua de Estellés para repartir cera, no como en otros ritmos más relajados, donde sí que hay una gran comunidad de grupos.

Los siguientes en aparecer en escena fueron El tío la careta, que terminaban su tour ‘Levantando los pies del suelo’, en el festival. Gracias a ellos se montó el primer pogo del evento, y la gente no paró de bailar hasta que estos se marcharon del escenario. Con puntualidad exacta, y merced a que estaban habilitados dos escenarios, saltaron a las tablas los sevillanos Iratxo con su último disco ‘Hueso y carne’, del que dieron buena cuenta al respetable. La noche ya había caído sobre nuestros cuerpos, y el olorcillo a comida de los puestos que allí estaban nos hacía salivar. Los precios estaban muy bien, como el de la propia entrada, que prácticamente estaba regalado en comparación con otros festivales. El abuso en el precio de las entradas es algo habitual, pero en este caso no fue así y se agradece.

El número de gente se iba incrementando de un modo espectacular. Salí del recinto en medio de la actuación de Iratxo para comprobar el ambiente, y era realmente sorprendente. Ríos de personas se acercaban hasta la acampada con todo tipo de enseres para disfrutar de un festival que iba a durar tres días. De una gran fiesta de rock y diversión.

Un momento del festival Festardor. Foto: Javier Caro.

Un momento del festival Festardor. Foto: Javier Caro.

Los catalanes La Desbandada traían bajo el brazo un buen puñado de canciones de rock, de ese rock de toda la vida. Por allí había mucho público que se conocía los temas al dedillo. Canciones poéticas mezcladas con el sudor del rock bien facturado. Aunque es cierto que una parte nada despreciable del público ya estaba buscando acomodo para sus cuerpos delante del escenario de la izquierda, para presenciar el torrente de furia de los sevillanos Narco. Y sin nada de tiempo para que los chicos de La Desbandada pudieran decir hasta luego y hacerse la foto de rigor, los andaluces ya estaban iluminando de rojo, con música electrónica incluida, el escenario.

Vikingo M.D. y sus secuaces tenían en aforo lleno a reventar, y no nos hicieron esperar con temas como ‘Chispazo’, ‘Tu Dios de madera’, ‘Kolicotrón’, ‘Ahí fuera (Vive Satanás)’ o ‘La puta policía’. Con el cuerpo destrozado, algún pisotón y la sensación de haber quemado grasa para un mes, me moví al escenario contiguo. Allí la cosa no pintaba mucho peor. S.A. son una apisonadora de metal en vivo, no dejan títere con cabeza. El público venía reventado del anterior concierto, alguna hernia había saltado por los aires y alguna caída se habría llevado más de uno, pero todos tenían ganas de más.

‘Piedra contra tijera’, ‘Ratas’, ‘Palomas y buitres’ (donde hubo un guiño a Catalunya) y las genialidades de ‘Cuando nada, vale nada’ y ‘Nos vimos en Berlín’. Pogos, empujones, alegría, diversión, todo eso es lo que se mezcló mientras los vascos machacaban los instrumentos y Juan de desgañitaba con los temas más antiguos.

El festival seguía, pero yo ya había tenido mis dosis de nostalgia, por bandas como las mencionadas, y de felicidad en forma de la grata sorpresa que representa el festival. Antes de terminar el artículo, hay que apuntar que desde la organización nos comentaron que “en total, entre los tres días, fueron 33.000 personas, hemos triplicado la anterior edición”, además nos cuentan que “no hubieron incidentes”. Sin duda, esta es más que una buena noticia para todos, que ya tenemos un festival de este rollo en Valencia. El próximo año volverán a contar conmigo para que os traigamos lo que será un evento muy esperado por todos.

Festardor. Foto: Javier Caro.

Festardor. Foto: Javier Caro.

Javier Caro

El dibujante animalista

Paco Catalán
Premio Capital Animal
Centre del Carme
Hasta enero de 2018

Muchas personas empatizan con los sufrimientos que  padecen los animales, pero muy pocas consiguen transformar esos sentimientos en arte y trasmitirlos así a los demás. Paco Catalán es una de ellas. Este valenciano de Ayora, profesor Dibujo de Enseñanza Media jubilado, lleva toda su vida en esa tarea, y desde 2013 sus viñetas animalistas difundidas por las redes sociales lo acreditan como un ferviente defensor de los animales. Participó en Madrid Capital Animal y una selección de sus obras, 240 viñetas,  ocupa lugar de honor en la exposición València Capital Animal que se celebra en el Centro del Carmen hasta principios de enero de 2018. Su trayectoria ha sido reconocida con un premio que lleva ese nombre, Capital Animal.

Paco Catalán. Imagen cortesía del autor.

Paco Catalán. Imagen cortesía del autor.

¿Por qué empezó a publicar sus viñetas animalistas en las redes sociales?

Las dibujaba hace muchos años sólo para los amigos porque me sirven de desahogo de la rabia y la impotencia que sufro ante la crueldad con la que se trata a los animales. En un momento de enfado se me ocurrió difundir una por internet y me asombró la repercusión que tuvo.  Descubrí la enorme capacidad de las redes sociales para llegar a la gente y desde hace unos cuatro años no he dejado de colgar una viñeta a diario, hasta superar las 4.000. Esa insistencia ha hecho que tenga muchos seguidores en todo el mundo, algo increíble que me sorprende. Procuro que la mayoría sean sin texto, precisamente para que se entiendan en todas partes. Las que llevan texto se traducen hasta al bielorruso.

¿Ya ha completado un ciclo o queda mucho por hacer?

A pesar de que algo está cambiando y para bien, mi sentimiento es de frustración, porque hay que luchar en una batalla muy desigual. De todas formas soy optimista de cara al ser humano del futuro y a su relación con los animales. Mis dibujos son un grano de arena, un activismo personal que pienso continuar hasta el final. No puedo perder el tiempo, porque el sufrimiento de los animales es continuo. He de dibujar cosas que la sociedad  desconoce porque se ocultan o porque se ignoran. Hemos de poner voz a los animales e intentar paliar su sufrimiento.

¿Qué técnica utiliza en sus dibujos?

Son de un estilo clásico y figurativo porque quiero que se entiendan bien y lleguen a todos. Están coloreados con acuarela, que me encanta por su transparencia y su diafanidad. Son esquemáticos y el color suave tiene el objetivo de atenuar un poco la crudeza de los mensajes, además quiero llegar a los más pequeños que son el futuro y la esperanza. Me consta que son utilizados por profesores de institutos y colegios. El mensaje ha de ser claro y directo.

Paco Catalán. Imagen cortesía del autor

Obra de Paco Catalán. Imagen cortesía del autor

¿Qué ha significado para usted participar en Valencia Capital Animal y el premio que te han concedido?

Muchas personas lo merecen más que yo por ser verdaderos luchadores y activistas en favor de las criaturas inocentes, pero  me hace ilusión y lo agradezco de corazón. Le ofrecería gustoso mi premio a todas esas personas que cuidan con todo el amor del mundo a colonias de gatos sin ninguna ayuda y con la incomprensión de la sociedad, a los que rescatan perros, a los que se oponen con toda su alma a la tauromaquia. Siempre desde el respeto y la no violencia como lo hacen.

¿De todas las barbaridades que se hacen con los animales, cuáles son las que más le mortifican?

Lo que más me duele es ese mundo desconocido y sórdido de los animales usados en experimentación. Me destroza el alma todo lo que sea maltrato a seres con capacidad de sufrimiento. La caza, las granjas y mataderos industriales que nos rebajan como seres humanos, la tauromaquia…El mundo rural de mi infancia era muy cruel con los animales. He sufrido por ello lo indecible y llevo grabadas en la memoria espantosas imágenes que solo se me borrarán cuando muera.

¿Cómo se podría evitar o al menos paliar todo ese dolor?

Con el ejemplo y la educación a los más pequeños en el amor. Más compartir y menos competir. Si empezamos a ver el mundo de otra manera, lo cambiaremos. Los que podrían hacer leyes para paliar el sufrimiento animal están más pendientes de otras cosas que consideran más importantes. Hay una gran indiferencia y una gran insensibilidad con respecto a estos temas, por eso hemos de ser como la gota de agua que cae en la piedra día a día, hasta que vaya horadando una huella de compasión en los que pasan del tema.

Paco

Ora de Paco Catalán. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

La ruina como objeto de reflexión

Fragmentos para la eternidad. Poéticas en torno a la ruina
Comisario: José Luis Giner
Fundación Chirivella Soriano
C / Valeriola, 9. Valencia
Hasta el 11 de noviembre de 2017

La ruina como “estado intermedio entre naturaleza y cultura”, en expresión de Anna Talens, es objeto de reflexión en la Fundación Chirivella Soriano, que reúne la obra de nueve artistas en la exposición Fragmentos para la eternidad. Poéticas en torno a la ruina, que comisaría José Luis Giner. La muestra trata de aproximarse, como señala el propio Giner, “a las múltiples lecturas de la idea de ruina y a su uso como recurso en el arte actual”. Lecturas que tienen al tiempo como protagonista de todas ellas, en tanto hablan de nuestro presente tomando como referencia restos del entorno evocadores de cierto pasado.

Obra de Anna Talens. Imagen cortesía de la Fundación Chirivella Soriano.

Obra de Anna Talens. Imagen cortesía de la Fundación Chirivella Soriano.

Ese límite fronterizo que revela toda ruina, a punto de morir o desaparecer tras haber sido producto vivo de la cultura, atraviesa el conjunto expositivo. De manera que su carácter nostálgico no deja de estar impregnado de resistencia, motivada por la reflexión presente. Como apunta Manuel Chirivella, presidente de la Fundación, “nuestro mundo todavía no está en ruinas, está en obras. Aún pertenece a la historia. Una historia muchas veces trágica, siempre desigual, pero irremediablemente común. Una historia que el arte debe relatar, porque el relato es el único mecanismo que engendra tiempo”.

Lida Abdul, Antonio Fernández Alvira, Bleda y Rosa, Carmen Calvo, David Bestué, Óscar Carrasco, Patricia Gómez y María Jesús González, María José Planells y la propia Anna Talens son los artistas encargados de construir ese relato aludido, para que la ruina o ruinas no desaparezcan bajo el peso del tiempo. Labor arqueológica unas veces ardua, porque exige la recuperación de unos restos ya desaparecidos por el avance y la destrucción urbanística, y otras simplemente evocadora de lo que sigue vivo pero tiende a olvidarse.

Obra de Carmen Calvo. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Obra de Carmen Calvo. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Anna Talens lo hace con el suelo de su estudio en Carcaixent, reproducido a escala de 1/1, que le permite recrear ese espacio cargado de valor, por pertenecer a la casa de su abuela. Un acto creativo, al tiempo que resistente, o resistente por creativo, en torno a un lugar próximo a convertirse en futura ruina. Esa nostalgia también forma parte de su otra pieza referida al desaparecido Palast der Republik de Berlín. Con algunos de los cristales del demolido edificio, Talens realiza una frágil escultura cuyos fragmentos, atados con hilo de seda, se asoman al abismo de una peana. “Mi obra es muy existencial, porque remite al miedo, el dolor, el placer”.

Ruinas que, a raíz de lo señalado por Talens, evocan la memoria personal e íntima, al tiempo que señalan hacia aquellos otros espacios públicos amenazados por la vorágine constructora moderna. De ahí lo de “Fragmentos para la eternidad”, cuyo título pretende abarcar el tiempo pasado inscrito en toda ruina, y el futuro apuntado en esa memoria que los artistas reflejan en su obra. Y “Poéticas en torno a la ruina”, porque después de todo son varias pero unidas por esa lírica que ofrece la mirada cercana, próxima, arqueológica.

Obra de Lida Abdul. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Obra de Lida Abdul. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

“Describir las ruinas es remitir a lo temporal, ya que se intenta desde el presente comprender el pasado”, explica Giner. Y aproximarse a ellas “para que nos cuenten y así poder interpretarlas”, añade el comisario. Descripción y relato. O lo que es lo mismo: material diríase documental que, al formar parte de un conjunto narrativo, permite construir cierto relato. Relato a veces espinoso, como el de Carmen Calvo en su obra ‘Cristales’, cuyos fragmentos incrustados destilan cierta agresividad, sin duda contenida por las tonalidades de esos cristales.

“En un momento en el que todo conspira para hacernos creer que la historia ha terminado y que el mundo es un espectáculo en el que se escenifica dicho fin, debemos volver a disponer de tiempo para creer en la historia”, señala Chirivella. Y añade: “Esa sería hoy la vocación pedagógica de las ruinas utilizando el arte como vehículo”. Vocación que permanecerá abierta a la reflexión y al diálogo hasta el 14 de enero en la Fundación Chirivella Soriano, donde en su Sala d’arcs expone Cristina Santos su Chemtrails.

¿Podemos creer y confiar en todo lo que leemos y vemos por Internet? Para responder a esta pregunta, la artista de Vila-real monta una instalación que conjuga un texto, que poco a poco se va diluyendo, sobre las sugerencias para detectar las noticias falsas, con dos series de imágenes de un avión dejando cierta estela en la atmósfera. Esas dinámicas de velocidad, “de consumo rápido de contenidos, sin contrastar la información que se nos da”, son puestas en cuestión por Cristina Santos.

Obra de Oscar Carrasco. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Obra de Oscar Carrasco. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Salva Torres

Los invitados: una invitación al compromiso solidario

Los invitados, de Ximo Flores
Sala Russafa
C / Dénia, 55. Valencia
Miércoles 18 y jueves 19 de octubre de 2017

Hace unas semanas que expiró el plazo que había otorgado la Unión Europea para reubicar y asentar a cerca de 180.000 personas huidas en la última crisis migratoria. Sin embargo, sólo se llegó al 25%, mientras que España acogió únicamente al 11% que tenía asignado.

Para que este tema no caiga en el olvido, Sala Russafa programa esta semana un ‘Especial Refugiados’, con la colaboración de la ONG CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado). Una ONG que lleva funcionando desde 1979, que en el último ejercicio ha visto aumentar un 160% sus intervenciones en España y que estos días va a disponer de un punto de información en el centro cultural.

Presentación de 'Los invitados'. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Presentación de ‘Los invitados’. Imagen cortesía de Sala Russafa.

“Es muy importante hacer llegar el mensaje de solidaridad a la ciudadanía, cuando pasan las noticias la gente cree que el problema se ha resuelto, pero ni mucho menos”, declaró Ángela Nzambi, Responsable de Voluntariado e Incidencia de la ONG en Valencia. En su opinión, las artes escénicas, como el resto de disciplinas artísticas, “son formas de expresión que ayudan a denunciar las violaciones de los derechos de las personas, las injusticias”. También pueden poner el foco en el papel que desarrollan las personas anónimas en este tipo de conflictos que parecen tan inabarcables, pero  “la gente de a pie puede hacer cosas extraordinarias, como demuestra la obra Los Invitados”, ha recalcado Nzambi.

El miércoles 18 y jueves 19 a las 20.30h se harán dos funciones especiales de esta pieza de la compañía valenciana Colectivo Fracasadas, que surgió al conocer el caso de un pescador y una anciana de 80 años que habían sido nominados al Premio Nobel de la Paz en 2016 por salvar centenares de vidas en los naufragios frente a las costas de Lesbos.

Los actores Manuel Puchades y Amparo Ferrer Báguena contactaron con ellos a través de redes sociales y viajaron a Grecia para conocerles personalmente. Les acompañó el cineasta Vicente Monsonís, responsable de un documental del que se proyectan fragmentos en la obra. Y  la fotógrafa Lilia Koutsoukou, que firma las fotografías que acompañan al montaje.

Cartel de Los invitados. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Cartel de Los invitados. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Ximo Flores dirige esta creación colectiva, que a los vídeos e imágenes, también se apoya en la proyección de textos para contextualizar las diferentes historias, basadas en casos reales de la reciente crisis migratoria, pero también en lo vivido en la posguerra y en la inmigración española hacia Alemania en los años 60.

Un trabajo con un fuerte componente gestual y de performance, valiente y sensible, que analiza el fenómeno migratorio desde la visión de los europeos que ven amenazada su identidad. Pero también desde el componente humano, el nexo común que se descubre entre todas las culturas cuando se analizan los pequeños hechos cotidianos.

El ‘Especial Refugiados’  de Sala Russafa sigue la estela de otras acciones del centro cultural que muestran su compromiso social. “Anteriormente, hemos colaborado con Valencia Ciudad Refugio y otras ONG como Casa Caridad o Cruz Roja. También hemos trabajado sobre la violencia de género con una mesa redonda y el espectáculo ‘Moby Dick (el mal amor)’ y hemos invitado a la reflexión sobre el papel femenino en la cultura valenciana”, recordó Juan Carlos Garés, director del centro cultural quien agradece el apoyo de diversas personalidades de la política, como Neus Fábregas, Regidora de Migración y Cooperación Internacional del Ayuntamiento de Valencia, o María Oliver, regidora de Acció Cultural, que estarán presentes en los coloquios que incluye la representación de Los Invitados para aportar su visión sobre esta problemática que “no deja de ser una flagrante violación de los derechos humanos ante la que no podemos quedarnos impasibles”.

Los invitados. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Los invitados. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Buñol se abre ‘De part en part’

De part en part
II Festival de artes plásticas y diseño
Diferentes espacios de Buñol. Valencia
Del 26 al 29 de octubre de 2017

La segunda edición del festival de artes plásticas y diseño ‘De Par en Part’ arranca bajo el lema ‘Buñol activo y creativo’ y tendrá lugar del 26 al 29 de octubre, con la participación de unos 120 artistas y 35 casas abiertas.

De part en part. Imagen cortesía de la organización.

De part en part. Imagen cortesía de la organización.

El festival surgió hace dos años con la idea de retomar la bienal de artes plásticas de Buñol de una manera renovada, asumiendo un formato de puertas abiertas para fomentar el intercambio entre público y arte.

Como en la primera edición, ya se han convocado concursos de pintura rápida paisajística, intervención en el paisaje en el barrio del Castillo y escultura. También habrá talleres, exposiciones, conferencias, murales y ruta de la tapa.

Cartel del festival 'De part en part'. Imagen cortesía de la organización.

Cartel del festival ‘De part en part’. Imagen cortesía de la organización.

‘De Par en Part’ promueve soportes a los artistas locales para que puedan enseñar su trabajo, tanto a los residentes como a otros artistas, galeristas y demás profesionales del sector, con el fin de dar apoyo a aquellos creadores locales que deseen prosperar y profesionalizar su trabajo.

En esta segunda edición del festival de artes plásticas y diseño participarán artistas como Basurama, Julieta XLF o Vitamin arte. Si os gusta el arte no podéis perderos esta experiencia única en el pintoresco pueblo de Buñol.

De part en part. Imagen cortesía de la organización.

De part en part. Imagen cortesía de la organización.

‘Salt’, el baile de las trasplantadas

Salt, de Fil d’Arena
Carme Teatre
C / Gregorio Gea, 6. Valencia
Del 19 al 22 de octubre de 2017

El tema no es especialmente original. Se habla desde una óptica comprometida de los padecimientos que sufren los refugiados, sobre todo de la vulnerabilidad de las mujeres que intentan sobrevivir en un entorno desconocido y muchas veces hostil. Lo que sí resulta novedoso es expresar esa realidad mediante la danza,  los movimientos de tres bailarinas que, a través de una coreografía plasman las duras condiciones que viven las emigrantes cuando dejan su casa en busca un futuro mejor en Europa o Estados Unidos, la explotación sexual y laboral, el efecto que tiene en ellas la pérdida de seres queridos y  de su propia identidad. El baile de las trasplantadas.

Es ‘Salt’, último montaje de la compañía valenciana Fil d’Arena dansa-teatre que se estrenará en Carme Teatre el próximo 19 de octubre, con la participación de Isabel Abril, Irene Ballester y Roseta Plasencia. Su objetivo, abrir los ojos y estimular la mente de la somnolienta sociedad occidental que asiste entre la indiferencia y la frivolidad a hechos terribles. Una llamada de atención contra los que creen que los problemas de países lejanos terminan cuando se deja de leer o escuchar las noticias. Por comodidad, desconocimiento, supervivencia, o por una mezcla de las tres cosas.

Salt

Salt, de Fil d’Arena. Imagen cortesía de Carme Teatre.

Con la dirección compartida de toda la compañía, la obra denuncia el sensacionalismo de los medios de comunicación capaces de fagocitar tragedias sin dar importancia las vidas que se pierden en el camino. Una propuesta argumental llevada a cabo con riesgo gracias a una vigorosa puesta en escena marcada por el lenguaje físico de los cuerpos de las bailarinas, a través de coreografías que generan imágenes a modo de interferencias sobre la realidad distorsionada que muchas veces se percibe.

En escena hasta el 22 de octubre, Salt  forma parte del proyecto Residències de Creació Carme Teatre  2017-2018. El montaje es la segunda parte de la trilogía que Fil d’Arena comenzó con su anterior obra, La Sal que ens ha partit. En la última edición de Cabanyal Íntim se llevó a cabo un work in progress sobre Salt que ha servido como punto de partida, después de muchos cambios y ajustes, para la versión definitiva, estreno absoluto en Carme Teatre.

Salt, de Fil d'Arena. Imagen cortesía de Carme Teatre.

Salt, de Fil d’Arena. Imagen cortesía de Carme Teatre.

La compañía Fil d’Arena dansa-teatre fue creada, en 2011, por Isabel Abril, Irene Ballester y Clara Crespo, y años más tarde, Roseta Plasencia se unió a ellas. La creación colectiva es su seña de identidad. Para ellas, su lenguaje es el movimiento y su herramienta el cuerpo. En el nombre de la compañía se especifica dansa-teatre porque se encuentran en el límite entre ambas disciplinas, aunque no renuncian a ninguna opción escénica como la música o el circo.

A lo largo de su trayectoria, ha estrenado las obras: Café Sol (2011), La Consagración de la Primavera (2014) y La Sal que ens ha partit (2015). Además,  ha llevado la danza a los museos (Museo de la Ciudad, IVAM, San Pío V, etcétera), ha realizado proyectos de danza comunitaria y Roseta Plasencia participó en el videoclip Qui t’estima del grupo Gener. También diseña y desarrolla programas formativos en torno a las artes escénicas.

Salt, de Fil d'Arena. Imagen cortesía de Carme Teatre.

Salt, de Fil d’Arena. Imagen cortesía de Carme Teatre.

Bel Carrasco

Cificom, escaparate de la ficción y el coleccionismo

Cificom. Festival de Cine, Ficción, Coleccionismo y Merchandising
Espai Rambleta
Bulevar Sur, esquina Pío IX. Valencia
Del 3 al 5 de octubre de 2017

Cuando un Darth Vader se pasea por delante tuyo como si cualquier cosa, es que estás en un lugar donde todo, absolutamente todo, puede pasar. Cificom abría sus puertas a lo fantástico un año más, no temía que nadie lo mirase mal por ser como es y por ir cada año recogiendo a más adeptos de la scifi.

Era el segundo año que acudía al evento y la ilusión era la misma que la anterior: expectación por presenciar un evento único en la ciudad. Se agradece comprobar cómo la organización, ésta sí, se hacía eco de las críticas de la edición pasada y suprimía parte de los stands comerciales de la planta inferior, por más exposiciones y puestecillos no comerciales.

Cificom 2017. Fotografía: Ainhoa Calvillo.

Cificom 2017. Fotografía: Ainhoa Calvillo.

En esta edición se celebraban los 40 años de Star Wars y los 20 de Harry Potter. Además, ha sido muy positivo que no solo se ciñeran a Star Wars, y que se abriera el abanico de las exposiciones del sexto piso. Allí vimos parte de la increíble colección de Barbies de Gloria Díez, que trajo hasta València muñecas y muñecos de diferentes películas, tales como ‘Eduardo Manostijeras’ (Tim Burton 1991), ‘Crepúsculo’ (Catherine Hardwicke, 2008) o ‘Lo que el viento se llevó’ (Victor Fleming, 1962).

En esa misma planta convivían más exposiciones de alto calibre como Dimensión Tortuga, dos vitrinas con diferentes muñecos de la popular serie de quelonios. La Asociación Española de Coleccionable de Playmobil (AES Click) representó algunas escenas de película, como por ejemplo ’300′  (Zack Snyder, 2008), y  por último una exposición de ‘Regreso al Futuro’ con réplicas de la saga. Aunque todos sabemos que el gran fuerte de este evento son las charlas, y en parte, el cosplay.

En cuanto a las conferencias aparecieron por allí Stephen Calcutt (doble de cuerpo de Chewbacca y Darth Vader), Michael Carter (Bib Fortuna, el mayordomo de Jabba el Hutt) o Paul Blake (Greedo), todos ellos contaron anécdotas de la galáctica franquicia. Ya sabemos que éste es el gran fuerte que atrae a los más fans. Por allí también estuvo una de las voces más bonitas del doblaje, como es Laura Pastor, voz habitual de Emma Watson. También estuvo la saga ‘Stargate’ (Roland Emmerich, 1994) con los chicos de Star Gate Legend mostrando por allí algunos artefactos de las películas. Los Ghostbuster United nos ofrecieron una charla sobre  el díptico, las series de televisión y la nueva entrega de 2016. Además de todo eso, nos contaron anécdotas de las películas.

Cificom 2017. Espai Rambleta. Fotografía: Ainhoa Calvillo.

Cificom 2017. Espai Rambleta. Fotografía: Ainhoa Calvillo.

El viernes, los chicos de La Fosa del Rancor nos hablaron de la nueva entrega de Star Wars que llegará a las pantallas en diciembre, y allí nos aclararon algunas dudas y nos regalaron algunas noticias frescas de lo que vamos a poder ver, como ya descubrimos la edición pasada. La Fosa es más que un programa, es una enciclopedia andante en forma de podcast. Pero el gran espectáculo estaba todavía por llegar de la mano de la Societat Joventut Musical D´Albal, que nos deleitaron con algunos de los temas más importantes de la saga compuesta por el maestro John Williams.

Sin duda, cada año Cificom marca la diferencia y apuesta por la ciencia ficción y por la pasión por el cine en estado puro. Y antes de marcharse los invitados internacionales, Stephen Calcutt nos sorprendió a todos anunciando que escribía poemas a Star Wars, y que deseaba compartir uno con nosotros. Mi compañera inmortalizó ese momento, y aquí os dejo transcrito el poema.

Una oración para los Jedis

Esto es lo que rezamos
Que la fuerza nos guíe
Que nos dé coraje y esperanza
En este tiempo de caos y desesperación
Que vivamos con honor
Luchemos por la justicia
Protejamos a los pobres y oprimidos
Danos la fuerza para luchar contra la oscuridad
Y encontrar el camino a la luz
Un nuevo amanecer
Una nueva esperanza para todos
Y vivamos para ver esta esperanza convertida en realidad
Que la fuerza viva en nosotros
Esta es nuestra oración
(Stephen Calcutt)

Cificom

Cificom 2017. Espai Rambleta. Fotografía: Ainhoa Calvillo

Javier Caro

Cuzco, viaje interior al desamor

Cuzco, de Víctor Sánchez Rodríguez
Teatre Rialto
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Del 11 al 29 de octubre de 2017

‘Cuzco’, la primera de las cuatro producciones de Teatre del Poble Valencià previstas para esta temporada, abrirá la programación en el Teatro Rialto. Un texto escrito y dirigido por Víctor Sánchez Rodríguez, que fue Premio Max 2016 al mejor autor revelación por su texto ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’ y nominado en esta misma categoría en la edición de los Max 2017 por su obra ‘A España no la va a conocer ni la madre que la parió’.

Abel Guarinos, director del Institut Valencià de Cultura, destacó la importancia de las dramaturgias valencianas para las producciones del Teatre del Poble Valencià así como el apoyo en esta producción del Ayuntamiento de Sagunto: “Este apoyo entre instituciones favorece el desarrollo de la cultura y en concreto de las artes escénicas”.

Cuzco, de Víctor Sánchez Rodríguez. Imagen cortesía de Teatre Rialto.

Cuzco, de Víctor Sánchez Rodríguez. Imagen cortesía de Teatre Rialto.

La obra, que estará en cartel del 11 al 29 de octubre, es una apuesta, según Roberto García, director adjunto de Arts Escèniques, “por la dramaturgia viva valenciana” en este caso del autor y director Víctor Sánchez de quien destacó que es una de las voces más potentes y singulares del teatro valenciano.

‘Cuzco’ narra la historia del viaje que hace una pareja en crisis a Perú. Un viaje también interior que abrirá viejas heridas y cambiará la vida de sus protagonistas para siempre. Su autor comenzó a escribir el texto tras un viaje personal junto a su padre a Cuzco. “Cuando salí del hotel, de camino a la Plaza de Armas, sufrí una revelación, vi las similitudes de ese lugar con otros lugares de nuestro país y comencé a sentir cómo habría sido en el pasado. En la obra una pareja que va a salvar su relación a Cuzco es la que vertebra la trama y relaciona la historia de desamor con la situación del mundo actual”.

Cuzco, de Víctor Sánchez Rodríguez. Imagen cortesía de Teatre Rialto.

Cuzco, de Víctor Sánchez Rodríguez. Imagen cortesía de Teatre Rialto.

Un texto esencial cargado de fuerza y protagonizado por Silvia Valero y Bruno Tamarit quienes coincidieron durante su intervención en lo afortunados que se han sentido trabajando con Víctor Sánchez en una producción del Teatre del Poble Valencià y que a su vez ha sido un reto. Bruno Tamarit ha hablado de “responsabilidad a la hora de interpretar a unos personajes que tienen mucha carga detrás de cada palabra”; Silvia Valero se ha definido como “valiente por esta vez, por interpretar a una mujer que es capaz de enfrentarse al miedo y viajar por terrenos oscuros”.

La escenografía de Mireia Vila, la iluminación de Mingo Albir y la música de Luis Miguel Cobo crean un espacio desnudo y sugeridor que se llenará de fantasmas, pasiones y deseos. Todo ello unido al trabajo corporal de Cristina Fernández completan el trabajo actoral y componen el conjunto de la obra.

‘Cuzco’ es la primera de las cuatro producciones del Teatre del Poble Valencià de esta temporada que apuestan claramente por la dramaturgia viva valenciana. Una producción que estará tres semanas en cartel en el Rialto, y que posteriormente se representará en el Teatre Principal de Castellón y el Teatre Arniches de Alicante, y también en Sagunto.

Cuzco, de Víctor Sánchez Rodríguez. Imagen cortesía de Teatre Rialto.

Cuzco, de Víctor Sánchez Rodríguez. Imagen cortesía de Teatre Rialto.