‘Macho Man’ de Álex Rigola en Festival 10 Sentidos

Festival 10 Sentidos
Centre del Carme Cultura Contemporània
C / Museo, 2. Valencia
Mayo de 2019

El Centre del Carme Cultura Contemporània será de nuevo una de las sedes principales del Festival 10 Sentidos el próximo mes de mayo, que en su VIII edición pretende reflexionar acerca del concepto de violencia y generar un diálogo para desmantelar el sistema violento e injusto en el que vivimos. Bajo el lema ‘Bestias’ la cita con las artes vivas en València, impulsada y promovida por Caixa Popular, pretende aproximarse a todo tipo de contextos violentos, con el fin de destaparlos y denunciarlos.

En este contexto el Festival 10 Sentidos y el Centre del Carme se han involucrado como coproductores en el último trabajo del director Álex Rigola, ‘Macho Man’, un espectáculo-instalación de teatro documento sobre violencia machista. Este artefacto dramatúrgico se instalará en el centro de cultura contemporánea en mayo y tratará de despertar la conciencia del espectador sobre uno de los temas más preocupantes de la sociedad actual. Se trata de un viaje escénico y experimental en forma de instalación donde el público pasa a ser el protagonista, desplazándose por los distintos espacios como si fuera un laberinto. Mediante un sistema de audio sin hilos, una mujer que ha sufrido violencia de género hace de guía y de documentalista.

Macho Man. Fotografía de Marti Artalejo por cortesía de Festival 10 Sentidos.

Macho Man. Fotografía de Marti Artalejo por cortesía de Festival 10 Sentidos.

El Centre del Carme Cultura Contemporània vuelve a involucrarse en la gestación del Festival 10 Sentidos, aunando esfuerzos, filosofías y objetivos. Presentando, entre otras propuestas, ‘Macho Man’, que ya se pudo ver en el festival Temporada Alta de Girona y que pasará por los Teatros del Canal de Madrid antes de recalar en València.

‘Macho Man’ no muestra sangre, ni cadáveres, pero revuelve conciencias y estómagos. Ese es el objetivo de esta propuesta y de todas en las que ya trabaja el Festival 10 Sentidos que afronta su octava edición. “Tengo una hija y no quiero que viva en un mundo como éste”, ha afirmado Rigola para explicar las motivaciones que le llevaron a poner en marcha este proyecto que se fijará en València durante varios días para que todo tipo de públicos puedan acudir a él.

Macho Man. Fotografía de Marti Artalejo por cortesía de Festival 10 Sentidos.

Macho Man. Fotografía de Marti Artalejo por cortesía de Festival 10 Sentidos.

El Festival 10 Sentidos, además, concertará una serie de visitas escolares con el fin de informar a las nuevas generaciones sobre la violencia machista y de aproximarle con realidades tristemente frecuentes a nuestro alrededor. Para esta labor cuenta con la colaboración del Institut Valencià de la Joventut-IVAJ, que busca concienciar y educar a las generaciones más jóvenes. El equipo detrás de este montaje escénico se ha percatado de que muchas chicas muy jóvenes, tras asistir, saben ponerle nombre a cosas que les ocurren, que les han ocurrido o que podrían ocurrirles en el futuro. Esa es una de las motivaciones con esta pieza.

En ‘Macho Man’ se plantea un recorrido aproximado de unos 60 minutos. El público pasea en grupos de ocho personas por las once salas diferentes en las que los espectadores leerán, pasearán, escucharán, elegirán e interactuarán con los espacios y con otros participantes. En el laberinto se toparán con testimonios y conversaciones reales, así como con textos, sentencias, declaraciones, fotografías, libros y vídeos que sirven para aproximarse en primera persona a esta lacra. El Instituto de la Mujer cifró en 47 las víctimas asesinadas presuntamente por sus parejas o ex parejas en 2018. Si se contabilizasen otros casos en los que los asesinos no tienen o han tenido una relación sentimental con sus víctimas, se reconocería a otras 50 víctimas de violencia machista el año pasado, como sucedió con casos como los de Diana Quer o Laura Luelmo.

Macho Man. Fotografía de Marti Artalejo por cortesía de Festival 10 Sentidos.

Macho Man. Fotografía de Marti Artalejo por cortesía de Festival 10 Sentidos.

En el recorrido, en un espacio diseñado por Max Glanzel, se incluyen recovecos interactivos en los que el espectador ha de señalar qué sentencias judiciales son reales o no, y en los que se evalúa el nivel de machismo o la implicación de cada cual en la lucha contra la violencia a través de preguntas en una instalación similar a los vis a vis carcelarios.

Rigola ha precisado de 10 meses de exhaustiva documentación para levantar el proyecto y el asesoramiento de la psicóloga Alba Alfageme. El montaje corre a cargo de Heartbreak Hotel, una compañía de artes escénicas con el espíritu de investigación de nuevas formas de narración escénica pero también con el deseo de confrontar el público con los valores de nuestra sociedad contemporánea.

Macho Man, de Álex Rigola.  Fotografía de Marti Artalejo por cortesía de Festival 10 Sentidos.

Macho Man, de Álex Rigola. Fotografía de Marti Artalejo por cortesía de Festival 10 Sentidos.

Doble emisión de la Royal Opera House en València

‘La Dama de Picas’ y ‘La Traviata’
Royal Opera House
Emisión vía satélite
Cines de la provincia de València
Martes 22 y miércoles 30 de enero de 2018

Dos óperas se emitirán en directo, desde El Covent Garden de Londres, en cines de seis ciudades de la provincia de València para iniciar el año. El próximo martes, 22 de enero, a las 19:45 horas (hora de España), la Royal Opera House emitirá, vía satélite, ‘La Dama de Picas’, de Tchaikovski. El 30 del mismo mes, a la misma hora, será el turno para la aclamada ópera de Verdi, ‘La Traviata’. Además, se emitirá en más cien ciudades de toda España.

‘La Dama de picas’, el martes, 22 de enero

Cuenta la historia de Gherman (Aleksandrs Antonenko), un soldado pobre obsesionado con el juego y la bella Liza (Eva-Maria Westbroek). Tras el intento de Gherman de desvelar la estafa de juego de la abuela de Liza, la Condesa (Felicity Palmer), ella se asusta y él vuelve su obsesión en locura. La inventiva producción de Stefan Herheim sitúa al propio Tchaikovski en el centro de la acción. La Dama de Picas presenta parte de la música más hermosa del compositor, con grandes coros, arias íntimas y duetos apasionados. El director es Antonio Pappano.

‘La Dama de Picas’, basada en un relato breve de Pushkin, llega a la Royal Opera House en una nueva producción, ambientada en 1890 año del estreno de la ópera, que ya ha obtenido reseñas con cinco estrellas en Ámsterdam. Cantada en ruso, con subtítulos en castellano, tiene una duración de tres horas y media. Se proyectará en directo desde La Royal Opera House, de Londres el martes, 22 de enero a las 19:45 horas, en los cines de Alzira (Cines El Punt de la Ribera), Oliva (Teatre Olimpia), Ontinyent ( Cineápolis El Teler), Paterna ( Kinépolis Valencia), Requena (Cine Principal de Requena) y València (Cines Lys).

‘La Traviata’, el 30 de enero

La Royal Opera House presenta un elenco que incluye a Plácido Domingo. La ópera cuenta la historia de la cortesana parisina Violetta (Ermonela Jaho) y su trágica historia de amor con Alfredo Germont (Charles Castronovo). Su idílico romance en el campo termina cuando el padre de Alfredo, Giorgio (Plácido Domingo), horrorizado por su escandalosa relación, persuade a Violetta para que abandone a Alfredo por el bien de su familia, aun sabiendo que está gravemente enferma. Alfredo, angustiado, descubre la verdad cuando Violetta está en su lecho de muerte. La ópera contiene alguna de las arias más famosas de Verdi, incluidas ‘Sempre líbera’ y ‘Addio del passato’. Antonello Manacorda debuta en Royal Opera como director.

La producción de Richard Eyre para la Royal Opera pone de relieve todo el colorido emocional, desde el vertiginoso descubrimiento del amor a la inevitable conclusión, pasando por una dolorosa confrontación. Lujosos decorados y vestidos de época resaltan la realidad de un emocionante relato basado en la vida real. La ópera se emitirá en directo, vía satélite, desde la Royal Opera House, de Londres, y llegará el miércoles, 30 de enero, a las 19:45 horas a los cines de Alzira (Cines el Punt de la Ribera), Oliva (Teatre Olimpia), Ontinyent ( Cineápolis El Teler), Paterna ( Kinépolis Valencia), Requena (Cine Principal de Requena) y València (Cines Lys). Será cantada en italiano, con subtítulos en castellano. Dura tres horas y veinte minutos.

Las proyecciones en directo en cines de la Royal Opera House ofrecen contenidos exclusivos, incluyendo imágenes, la vida entre bambalinas, entrevistas y planos detalle de los intérpretes. Estas dos óperas serán presentadas por Clemency Burton-Hill. Están distribuidas en España por la distribuidora, Versión Digital.

Diez años de emisiones en directo

La Royal Opera House está celebrando este año 10 años en directo en cines, liderando las mejores óperas y ballets. La pasada temporada fue la más vista en cines, con más de un millón de entradas vendidas a nivel mundial.

Un instante de la representación de 'La Dama de Picas', en el Dutch National Opera. Fotografía cortesía de la Royal Opera House (España).

Un instante de la representación de ‘La Dama de Picas’, en el Dutch National Opera. Fotografía cortesía de la Royal Opera House (España).

Un muro perimetral de plástico junto al MuVIM

Perímetros colaborativos
Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (MuVIM)
C / Quevedo, 10. València
Sábado 19 de enero de 2019, desde las 10.00 a las 20.00h

El Museu Valencià de la Il.lustració i de la Modernitat (MuVIM) ha organizado, para este sábado 19 de enero, una actividad que permitirá a la ciudadanía reflexionar sobre el pasado, presente y futuro del que fue el primero hospital psiquiátrico de Europa. Bajo el título ‘Perímetros colaborativos’ se intentará reconstruir simbólicamente, a través de un  plástico de gran formato transparente, el perímetro que ocupó este complejo hospitalario del siglo XV.

Desde las 10.00 horas, hasta las 20.00 de la tarde, se colocará un muro perimetral de plástico en el exterior del museo, construyendo para cada observador una lectura distinta del entorno. Dicha reconstrucción conducirá a nuevos descubrimientos espaciales, al mismo tiempo que nos permitirá aprehender la huella del pasado.

El público podrá acceder dentro del perímetro y sumergirse en dicho lugar colaborando en su reelaboración y añadiendo deseos solidarios, consignas de ayuda y de solidaridad, en honor al origen de este hospital, es decir, aquellos colectivos que hoy cómo ayer son susceptibles de la marginación.

Conduciremos al visitante a la citada reconstrucción simbólica a través de frases, palabras y noticias de prensa, hilvanadas con los parámetros de un juego. Se hará una reflexión colectiva sobre los conceptos que originaron en 1409 la creación de dicho espacio.

Instalación participativa. Imagen cortesía del MuVIM.

Instalación participativa. Imagen cortesía del MuVIM.

“Huyo de la grandilocuencia”

Sumergidos, de Luis Moscardó
Galería Punto
C / Burriana, 37. Valencia
Hasta el 28 de febrero de 2019

“La fragilidad está presente en toda la exposición”. Fragilidad que Luis Moscardó revela después de haberse sumergido, junto a sus propias telas, en un acto creativo de introspección autobiográfica. Hay cartas, libros, objetos y diversos materiales, como dos linos del siglo XIX y alambres encontrados en plena naturaleza, que remiten a cierta memoria sobre la que igualmente pivota la muestra que la Galería Punto acoge en cinco actos hasta el 28 de febrero.

Obra de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto.

Obra de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto.

Primer acto: la inauguración del pasado jueves. Segundo acto: un día después, con la incorporación de una pieza que no estaba en la exposición el día inaugural. Los actos tres, cuatro y cinco tienen que ver con la serie de charlas complementarias en torno a la obra de Moscardó, que dialogará primero con un escritor, con otro artista y consigo mismo, en una especie de bucle creativo. “Los artistas nos repetimos más que la longaniza”, apunta irónico quien busca en la repetición el instante que, de pronto, parece alumbrarlo todo.

“Es retomar e investigar, cambiar el registro”. Ese proceso de búsqueda continua le remite a esa “querencia mía hacia lo oriental”, que pudiera sintetizarse en la cita del poeta místico Farid Ud Din Attar que el artista incluye en la exposición: “Abrevio el relato en este punto: el final de la historia era llegada y se disponían a emprender el camino”. Se repite el bucle, la terminación de la obra como nuevo punto de partida, quizás con el anhelo de hallar, en medio de tanta hojarasca y tanto ruido, lo sublime que conecta al artista, y al espectador que se esfuerza en seguirle, con la vida en su singularidad extrema.

Vista de la exposición 'Sumergidos', de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto.

Vista de la exposición ‘Sumergidos’, de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto.

“Luis Moscardó en sus nuevos trabajos busca sugerir mediante el silencio más que declarar a voces”, explica Jorge López, director artístico de Punto. “Huyo de la grandilocuencia”, dice el propio artista, “y del impacto que aquí no hay”. Sumergidos, tal es el título de la exposición, evoca al acto mismo de “estar inmerso en algo”. Apelando a su definición, Moscardó habla de ese “estado en el que uno se inhibe del exterior y se concentra en lo que hace”. Concentración máxima en los materiales que trabaja como si fueran personajes.

Obra de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto

Obra de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto

La pieza titulada Lo que dijo uno lo oyó el otro, a modo de dos telas colgadas una junta a la otra, o Pulso, son dos ejemplos de ese diálogo entre obras que proyectan incluso sombras, en una galería pensada lumínicamente para que tal cosa no suceda. Las cartas “nunca enviadas y solidificadas”, que dan lugar a una “especie de libro petrificado”, subraya López, y los barnices empleados “para que el material no tenga problemas con la luz”, dan como resultado un conjunto de piezas donde la grieta, la huella, la cicatriz y las costuras remiten a lo real de la experiencia humana, volcada inexorablemente hacia la muerte.

“He tratado de optimizar y ser más positivo mediante los diferentes niveles de color, azules y rojos que remiten al placer y el relax”, señala Moscardó, quien alude igualmente al verde, “el único que hay”, dialogando con el rojo, “que parece un sudario”. También está la cosa cárnica de las telas (“me emociona Bacon”) simulando la piel ajada, quemada por el sol. Todo expuesto con sumo cuidado: “Es una exposición muy liviana” y montada con la idea de “que fuera todo bastante ascético”. Luis Moscardó, que reconoce ser “un animal cinematográfico”, emerge en Galería Punto purificado tras haberse sumergido durante meses en su creación mística.

Luis Moscardó junto a su obra. Imagen cortesía de Galería Punto.

Luis Moscardó junto a su obra ‘Lo que dijo uno lo oyó el otro’. Imagen cortesía de Galería Punto.

Salva Torres

La Odisea inspira la 54 Fira del Llibre

54 Fira del Llibre
Jardines de Viveros de València
Del 25 de abril al 5 de mayo de 2019

El cartel de la 54 Fira del Llibre, que se celebrará del 25 de abril al 5 de mayo de 2019 en los Jardines de Viveros de València, se inspira en el poema épico ‘La Odisea’, tema central de la nueva edición del certamen, para destacar la pervivencia del sector del libro pese a las dificultades que experimenta desde hace años, así como para reivindicar el papel de la literatura y la cultura en el actual escenario de cambio social e incertidumbre política.

El diseño, que se presenta ahora, es obra del ilustrador valenciano Pablo Caracol, seleccionado entre 51 candidaturas, tras la correspondiente llamada a proyecto convocada en julio del año pasado por el Gremi de Llibrers y la Fundació Fira del Llibre, organizadores del evento.

Cartel de la 54 Fira del Llibre de Valèncnia, creado por el artista Pablo Caracol. Fotografía cortesía de los organizadores.

Cartel de la 54 Fira del Llibre de Valèncnia, creado por el artista Pablo Caracol. Fotografía cortesía de los organizadores.

“El concepto del cartel se construye a partir del tema de la Fira del Llibre de este año, ‘La Odisea’. De entre las múltiples lecturas que emanan de un título tan sugerente, he decidido centrarme en la particular odisea que el mundo del libro vive en plena era de la imagen. El cartel pretende transmitir la lucha y la aventura que vivimos todos aquellos que guardamos relación con la literatura y que queremos hacer de ello una profesión digna de la que poder vivir. Escritores, ilustradores, editores, libreros, todos dentro de un mismo barco que se abre paso sorteando tormentas, olas de diferentes naturalezas y, por suerte, también días de calma y suaves brisas. Divisamos aguas tranquilas donde no solo los transatlánticos de los best sellers y las grandes cadenas de venta de libros disfrutan del placer de navegar; divisamos un bello horizonte y hacia él nos dirigimos”, afirma Pablo Caracol sobre su obra.

Pablo Caracol (València, 1983) es Licenciado en Bellas Artes y empezó su trayectoria artística mediante la experimentación con diferentes disciplinas, como la fotografía, la escultura y ilustración. En la actualidad, centra su actividad en el desarrollo de proyectos propios como ilustrador y escritor de literatura infantil y juvenil, así como en los ámbitos de la cartelería, las portadas de libros y la ilustración para prensa, campo en el que ha trabajado para medios nacionales e internacionales como El País, The Economist, La Marea, 20 Minutos, Le Courrier International y Tiempo. Es autor de ‘Me gustan los globos’ (Narval Ediciones, 2016), seleccionada para el proyecto NewSpanishBooks; su próximo libro, ‘La Espera’, resultó finalista en el concurso internacional de álbum ilustrado convocado por la editorial A Buen Paso. Recientemente, ha resultado ganador del III Certamen Nacional de Carteles de Animación a la Lectura Las Rozas Lee 2018, y seleccionado en el 9° Certamen de IberoAmerica Ilustra.

Imagen del artista Pablo Caracol, autor del cartel de la 54 Fira del Llibre de València. Fotografía cortesía de los organizadores.

Imagen del artista Pablo Caracol, autor del cartel de la 54 Fira del Llibre de València. Fotografía cortesía de los organizadores.

Formaron parte del comité de selección representantes de la Associació de Professionals de la Il·lustració Valenciana (APIV), la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV), la Asociación de Empresas de Comunicación Publicitaria de la Comunitat Valenciana (ComunitAD) y FULL-Fundació pel Llibre i la Lectura, además de las entidades convocantes.

Actividades

Por otra parte, el Gremi de Llibrers y la Fundació Fira del Llibre acaban de abrir el plazo para la presentación de solicitudes de participación con expositor, que acaba el 1 de febrero, de organización de actividades, que finaliza el 1 de marzo, y de propuesta de firmas de ejemplares, hasta el 5 de abril. Asimismo, los colegios e institutos interesados disponen hasta el 1 de febrero para inscribirse en alguna de las 40 actividades escolares que acogerá la Fira con el patrocinio institucional de la Biblioteca Valenciana, dirigidos al alumnado del segundo ciclo de Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato.

54 Fira del Llibre. MAKMA

Azucena González teje el vacío

Knit Knit Vacuum, de Azucena González
Sala ART Mustang
C / Severo Ochoa, 36. Elche (Alicante)
Inauguración: viernes 18 de enero, a las 13.00h
Hasta el 20 de marzo de 2019

‘Knit Knit Vacuum’ de Azucena Gonzalez resulta difícil de clasificar, abordando la creación desde tres ángulos diferentes. La escultura, la pintura expandida y el arte textil, este título se traduce como, envolver el vacío tejiéndolo.

Azucena Gonzalez 27-01-1981 (Valencia) es Licenciada en bellas artes por la Universidad Politécnica de Valencia y Master de producción Artística por la misma universidad. Artista, diseñadora e ilustradora muy versátil, es una de esas creadoras con una gran capacidad de adaptación a diferentes contextos, de ahí que sea capaz de presentar una instalación formalmente muy compleja pero estéticamente a ojos del espectador muy sencilla.

Azucena González en pleno montaje de la exposición. Imagen cortesía de ART Mustang.

Azucena González en pleno montaje de la exposición. Imagen cortesía de ART Mustang.

Para Azucena la creación plástica es algo natural, absorbido desde la infancia en el taller de escultura de su padre, el escultor Martín Consuegra. Dice Azucena que “la vida es puro desorden, somos los humanos los que nos esforzamos para que todo encaje y sentirnos seguros”. De alguna manera todo su trabajo gira alrededor de este conflicto entre caos y orden o mejor entre vacío y orden.

‘Knit Knit vacuum’, el conjunto de piezas que se expone en ART Mustang surge en 2013 cuando realiza una serie de piezas que titulará ‘CAGES’ donde experimenta con el espacio como contenedor de vacío, utilizando jaulas que hacen de soporte para tejer, un soporte casi invisible al que la artista da solidez por medio de color tejiendo lanas, el color flota sobre los barrotes de las jaulas, estas piezas escultóricas recuerdan a casas, casas confortables que ocultan la nada del interior en un esfuerzo por contener el vértigo del vacío.

En el momento actual el arte textil se revaloriza en todo el mundo, la exposición de Ani Albers en la Tate ha sido un éxito, también la de Johana Vasconcelos en el Museo Gugenheim de Bilbao; Azucena más cerca de la prudencia de Ani Albers aborda el espacio de ART Mustang traduciendo la materia pictórica en textura textil.

Azucena González durante el montaje expositivo. Imagen cortesía de ART Mustang.

Azucena González durante el montaje expositivo. Imagen cortesía de ART Mustang.

Desaparecen las casas (cages) y se centra más en el entramado de los tejidos, las gamas de color, interesándose en las texturas sin abandonar el conflicto espacial, a caballo entre la pintura y la escultura.

La obra que empezó queriendo contener el vacío en 2013 ahora ha dado un paso en otra dirección y modula el espacio de forma más amable planteando otro rompecabezas al público, quizá más estético, pero con materiales poco convencionales, los tejidos, que siempre nos remiten a las artes aplicadas, pero que en este caso pierden su aplicación creando una poética matérica y cálida que de forma muy sutil nos sigue hablando del vacío.

Azucena González en el montaje de la exposición. Imagen cortesía de ART Mustang.

Azucena González en el montaje de la exposición. Imagen cortesía de ART Mustang.

La muestra se podrá ver en ART Mustang desde el 18 de enero hasta el 20 de marzo, de lunes a sábado en horario de 10,00 h a 20.00 h de la tarde. Esta es la muestra nº 44 que se realiza en la sala Art Mustang, que abrió sus puertas al público en julio de 2010 dentro del edificio MTNG Experience, cuartel general de la marca Mustang.

ART Mustang es una entidad sin ánimo de lucro comprometida con la búsqueda de nuevas vías de aproximación hacia la creación contemporánea a la sociedad. Eliminamos las barreras sacando el arte de los espacios pensados para el uso expositivo en exclusiva, poniendo en práctica la máxima: “El arte y la cultura pueden estar en cualquier lugar”.

Azucena González junto a una de sus obras. Imagen cortesía de ART Mustang.

Azucena González junto a una de sus obras. Imagen cortesía de ART Mustang.

Una década de Carmen Sanzsoto en Alba Cabrera

‘Andares en el tiempo’, de Carmen Sanzsoto
Alba Cabrera. Art Contemporani
Joaquín Costa 4, València
Inauguración: jueves 17 de enero de 2019 a las 19:00

La vida de Carmen Sanzsoto transcurre, desde hace muchos años, entre pinceles, lápices y colores. Es decir, la pintura forma parte de su vida, de tal modo que artista y obra son indisociables.

Más allá de clasificaciones y teorías estériles, de influencias o evocaciones que puede sugerirnos su obra, Sanzsoto se manifiesta mediante un trazo valiente, decidido, lleno de vigor y fuerza cromática. La intensidad del azul penetrante del mar, el rojo encendido del fuego o el amarillo solar ardiente se funden, naturalmente equilibrados, con sus líneas y manchas negras, grises, blancas.

Imagen de la obra 'N9. El silencio', de Carmen Sanzsoto. Fotografía cortesía de Alba Cabrera.

Imagen de la obra ‘N9. El silencio’, de Carmen Sanzsoto. Fotografía cortesía de Alba Cabrera.

Un caudal plástico que se funde con unos textos o, si se prefiere, breves textos cuyas ideas son traducidas al color mediante esos grandes formatos en los que la autora parece moverse con toda comodidad. Texto e imagen o imagen y texto, mensajes equivalentes, en definitiva.

Las obras de Sanzsoto reflejan su carácter reflexivo y parecen querer hablarnos de su fuero interno. Su camino es la pintura, esos paisajes o mapas de la vida –si se me permite denominarlos de este modo–, reflejo de su existir, de su avanzar. Lejos de ser meras lecciones artísticas, sus siempre bien estructuradas telas son auténticas manifestaciones vitales, tan propias y necesarias como alimentarse o descansar.

Y en este caso, las palabras que las acompañan quizá encierren el código secreto que permite descifrar su sentido, porque escritura y pintura estrechan su mano constituyendo una perfecta simbiosis: el universo íntimo de Sanzsoto.

Imagen de la obra 'N10. Ofrenda', de Carmen Sanzsoto. Fotografía cortesía de Alba Cabrera.

Imagen de la obra ‘N10. Ofrenda’, de Carmen Sanzsoto. Fotografía cortesía de Alba Cabrera.

Pilar Vélez

Cultural València, ventana de la cultura

Cultural València
Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales
Ayuntamiento de València

La Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de València ha presentado Cultural València, un proyecto que lleva en marcha más de dos años y que ha contado con la colaboración de varios agentes y profesionales de la comunicación y de la cultura.  De este modo, se han mostrado dos actuaciones contenidas en el marco de actuación municipal en materia de cultura y que responde a una visión que entiende la cultura como un elemento diferenciador de la ciudad.

“Queremos que Valencia sea reconocida en el contexto internacional por su rico patrimonio material e inmaterial y que se posicione como capital cultural en el  Mediterráneo con una identidad propia y distintiva y un sector cultural dinámico e independiente. Queremos que sea una ciudad próxima y amable donde se dan las condiciones óptimas para atraer ciudadanos para vivir, crear y difundir su creatividad. En definitiva, queremos que la cultura se convierta en un elemento de la propia identidad urbana y que la ciudadanía se apropie de ella, incorporándola a su vida cotidiana”, han manifestado sus responsables.

Para conseguir esta visión se definió el marco de actuación mencionado con el propósito de orientar la política cultural. Este marco de actuación se inició con la contratación de la Universidad de Valencia de la primera fase del Plan de Cultura de la ciudad, una herramienta que hizo una radiografía de la situación de partida y que proporcionó unos principios y objetivos que guiaron los siete programas que contiene el marco de actuación y que se diseñaron en coherencia con los recursos disponibles –no solo económicos, sino también humanos– y con las prioridades contenidas en su programa electoral. Estos siete programas han ido marcando la política municipal durante esta legislatura.

Un instante de la presentación de Cultural València en el ayuntamiento de la ciudad. Fotografía cortesía de los organizadores.

Un instante de la presentación de Cultural València en el ayuntamiento de la ciudad. Fotografía cortesía de los organizadores.

Valencia, amb tu i per a tu. Contiene las iniciativas llevadas a cabo en relación con la democratización y descentralización de la cultura.

Valencia en la Memòria. Contiene las iniciativas llevadas a cabo para recuperar la memoria de nuestra democracia y proteger la dignidad de la ciudadanía.

Valencia, Patrimoni de la Ciutadania. Contiene las iniciativas llevadas a cabo para conservar, recuperar y promover el patrimonio de la ciudad.

Valencia, Ciutat de la Música. Contiene las iniciativas orientadas a poner en valor el importante activo intangible que supone la creación e interpretación musical de la ciudad.

Valencia, Ciutat Mediterrànea. Contiene las iniciativas orientadas a poner en valor el carácter de ciudad mediterránea.

Valencia apoya al Sector. Contiene las iniciativas llevadas a cabo para dar apoyo al sector cultural y a sus profesionales.

Valencia, Capital Cultural. Contiene las iniciativas orientadas a posicionar la ciudad como capital cultural reconocida y destacada internacionalmente y en especial al entorno mediterráneo.

Para alcanzar el posicionamiento de Valencia como capital cultural, dentro del programa ”València, Capital Cultural” se contemplan las dos actuaciones que han sido presentadas:

1. La creación de una marca cultural de la ciudad, capaz de identificar toda la actividad y los recursos culturales de València.

Una marca identitaria. Una marca con mensaje, con contenido por sí misma, ya que nace de un elemento presente en muchas de las manifestaciones culturales. El cairó del escudo de la ciudad es la base inspiradora que ha dado pie al nacimiento a la marca. El cairó es una forma heráldica propia de la Antigua Corona de Aragón, reservada únicamente para ciudades.

Una marca dinámica. Un instrumento por comunicar un proyecto de ciudad que gira alrededor de la cultura; una cultura que es rica y diversa y, por esta razón, la marca se representa con diferentes formas y como un mosaico, concepto presente en todos los pueblos y culturas.

Una marca contemporánea. Una marca que propicia numerosas posibilidades y combinaciones; las piezas con las que construir libre y colectivamente “el camino que queremos recorrir juntos”.

2. Poner al alcance de la ciudadanía una ventana única de la cultura. Una plataforma web donde encontrar toda esa actividad y todos esos recursos, con el objectivo de que sea la referencia para la difusión de la cultura en la ciudad.

Una web participativa. Pretende ser el medio donde confluyen las diferentes administraciones, las manifestaciones culturales de la ciudad y la sociedad. Es una web que permite la participación de agentes culturales y ciudadanos dando la oportunidad de hacer propuestas de contenidos.

Una web que sirve también como altavoz de comunicación de la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales para trasladar a la ciudadanía, a los agentes culturales y al resto de administraciones, todas las iniciativas llevadas a cabo en el marco de su programa de gobierno.

Una web, https://cultural.valencia.es, que contiene ocho grandes apartados: Actividades, Museos, Monumentos, Publicaciones, Rutas, +Cultura (espacios culturales, esculturas, arqueología, archivos, bibliotecas históricas y hemeroteca, bibliotecas, patrimonio inmaterial), Noticias y Sobre Cultural València.

De esta manera, con estas dos actuaciones, se pretende contribuir a alcanzar la visión de poner la cultura en el centro de la ciudad, dando herramientas para que la ciudadanía identifique y se identifique con la cultura y dando herramientas para que la ciudadanía encuentre y conozca la cultura de la ciudad.

El desarrollo de estas actuaciones ha sido un esfuerzo compartido que ha implicado la coordinación del área de cultura y de diferentes grupos de trabajo, de dentro y fuera de la concejalía, “que han hecho posible que este ilusionante proyecto se presente hoy y pueda continuar”, han aseverado sus responsables.

Imagen de la portada de la web Cultural València.

Imagen de la portada de la web Cultural València.

 

La mirada extrema de Yasuzo Masumura

Yasuzo Masumura. Retratos al límite
Filmoteca de Valencia
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Inauguración: jueves 17 de enero de 2019, a las 18.00h

El Institut Valencià de Cultura presenta en la Filmoteca el ciclo del cineasta japonés ‘Yasuzô Masumura. Retratos al límite’, en colaboración con Fundación Japón. El ciclo se inicia este jueves 17 de enero con la proyección de ‘Hoodlum Soldier’ (‘Heitai Yakuza’ 1965), una crítica a la violencia y los abusos dentro del ejército japonés en periodo de guerra.

Fotograma de 'Hoodlum Soldier'. Imagen cortesía de Filmoteca de València

Fotograma de ‘Hoodlum Soldier’. Imagen cortesía de Filmoteca de València

A pesar de ser uno de los cineastas japoneses más destacados de la posguerra, Yasuzô Masumura (1924-1986) es casi un desconocido en Occidente. Este ciclo ofrece la oportunidad de descubrir seis de sus mejores películas. Todas son adaptaciones literarias en las que Masumura muestra su particular mirada, en ocasiones extrema y al límite de lo convencional.

Referente de cineastas como Oshima, el cine de Masumura está poblado por personajes que en ocasiones bordean la locura. “No existe el deseo no reprimido; una persona que deja a cuerpo descubierto todos sus deseos solo puede ser considerada loca”, afirmó el director. Masumura también dijo que “lo que me interesa es crear locos que expresen sus deseos sin vergüenza, sin importarles lo que piensan los demás”.

Fotograma de 'Red Angel'. Imagen cortesía de Filmoteca de València.

Fotograma de ‘Red Angel’. Imagen cortesía de Filmoteca de València.

De esta forma, la sensualidad es un aspecto central en la obra de Masumura, que fue pionero a la hora de introducirla de manera más explícita en sus películas, a la vez que denunciaba una sociedad hipócrita y represiva.

El ciclo también permitirá disfrutar de una de las grandes actrices de la historia del cine japonés, Ayako Wakao, presencia recurrente en la filmografía de Masumura, ya que protagonizó 25 de sus películas. La actriz figura en el reparto de cuatro películas rodadas en los años sesenta que forman parte del ciclo: ‘Tatuaje/Spider Girl’, ‘Seisaku’s Wife’, ‘With My Husband Consiente’ y ‘The Red Angel’.

Fotograma de 'Spider Girl'. Imagen cortesía de Filmoteca de València.

Fotograma de ‘Spider Girl’. Imagen cortesía de Filmoteca de València.

La vuelta de Nora a su casa sin muñecas

La vuelta de Nora, de Lucas Hnath, dirigida por Andrés Lima
Teatro Olympia
C / San Vicente Mártir, 44. Valencia
Hasta el 20 de enero de 2019

“He sido una muñeca grande en casa de papá. Y nuestros hijos, a su vez, han sido mis muñecas”. Esa es una de las quejas de Nora, el personaje de la novela de Henrik Ibsen Casa de Muñecas. Otro de sus malestares proviene de la interrogación que le formula su marido Torvald: “¿Hay alguien que te haya amado más que nosotros?”. Y su respuesta: “Jamás me amaron. Les parecía agradable estar en adoración delante de mí, ni más ni menos”. Entre esa alienación y ese amor mal entendido se mueve la obra de Ibsen que Lucas Hnath reescribió en 2017, a modo de segunda parte con el título de La vuelta de Nora.

El Teatro Olympia la acoge con Aitana Sánchez-Gijón encarnando a Nora, junto a Roberto Enríquez, María Isabel Díaz Lago y Elena Rivera. Una obra dirigida por Andrés Lima que comienza allí donde el autor sueco la había dejado: con el portazo de la mujer hastiada de su vida que regresa al hogar 15 años después. “Nora se sentía una muñequita alienada, por eso entiendo que decidiera marcharse ante la falta de elección que tenía en su vida”, señaló la actriz protagonista. “Es una heroína, pero por otro lado no, porque abandona a sus hijos”, añadió.

Escena de 'La vuelta de Nora'. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Escena de ‘La vuelta de Nora’. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Considerada como la primera obra teatral feminista, a pesar de que Ibsen nunca la defendiera como tal, Casa de Muñecas primero y ahora La vuelta de Nora cuestionan los roles de pareja y, por extensión, los estereotipos aplicados a la complejidad humana. “Hay discurso feminista, pero no es un panfleto”, advirtió Sánchez-Gijón, que reconoció gustarle la comedia (“aunque no me llegan textos interesantes”), porque “esto es un desgaste brutal, te agota; la implicación emocional aquí es de alto voltaje”.

Roberto Enríquez defendió la necesidad de textos tan intensos como el de Ibsen y Hnath. “Esta postura indolente de no querer ver cosas ásperas, que para eso ya tengo la vida, nos convierte en seres vacíos”. “No creo que haya que cerrarse a la tragedia o el drama”, agregó quien se pone en la piel de Torvald. Un marido igualmente atosigado por las convenciones sociales del momento, fácilmente trasladables a la actualidad con otras formas. “Frente a las razones de Nora, nosotros también somos prisioneros de un patrón social”. Y mi personaje también se rebela contra ello”, apuntó Enríquez.

Escena de 'La vuelta de Nora'. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Escena de ‘La vuelta de Nora’. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Elena Rivera y María Isabel Díaz Lago se sumaron al sentir de sus compañeros de reparto, al incidir en el hecho de que La vuelta de Nora huye de los maniqueísmos. “Empatizas con los cuatro personajes. Esa es la magia de la función”, explicó Rivera. “Todos los personajes tratan de cerrar heridas y cada espectador verá si se cierran o se hacen mayores”, subrayó Díaz, que reveló haber interpretado a Nora hace muchos años en Cuba. “Entonces no la entendí”, apostilló quien ve a la protagonista como “una heroína que reivindica su postura” junto a “otros tres personajes nada maniqueos”.

La vuelta de Nora, tal y como se avanza en la sinopsis de la obra, cuestiona la actitud de la mujer que abandona su casa dando un portazo, el tiempo que ha estado desaparecida y la recriminación por las consecuencias de su huida. “El cambio de actitud de Torvald se produce gracias al portazo. Gracias a esos portazos los hombres reaccionan y se cuestionan. Otros, por el contrario, se encastillan y reaccionan con violencia”, destacó Sánchez-Gijón. “La vuelta de Nora es impactante”, manifestaron todos al unísono.

Escena de 'La vuelta de Nora'. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Escena de ‘La vuelta de Nora’. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Enríquez abundó en ello: “Es tan inaceptable que una mujer pueda dejar su hogar, que mienten para seguir viviendo. Pero su vuelta es un revulsivo, porque les obliga a mover la silla en la que han estado cómodamente instalados”. Su marcha de casa, vivida como inapelable, es ligeramente corregida por el actor que interpreta a Torvald: “Sí tiene otra opción, quedarse, pero no sé si es una opción de vida o de muerte”.

Lucas Hnath aseguró que su intención a la hora de escribir la secuela de Casa de Muñecas era reflejar “cómo las personas se juntan y se mantienen unidas, cómo se conocen y cómo están seguros de que se conocen entre sí”. Por eso Sánchez-Gijón habló de la complejidad de la obra y de que iba “más allá de la heroína y del hombre terrible que la somete”, para adentrarse en el laberinto propuesto por Hnath: “En el fondo se está hablando de la dificultad de comunicación. Hay que aprender a comunicarnos desde otros lugares, abrir nuestros corazones”.

Escena de 'La vuelta de Nora'. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Escena de ‘La vuelta de Nora’. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Salva Torres