De artistas y galeristas

Con motivo del cierre de la galería Espaivisor de Valencia
Noviembre de 2019

Una gran parte del mundo del arte se encuentra tan perdida que a veces incluso produce ternura. Este texto nace de las declaraciones del vicepresidente de LaVAC (Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana) en El Levante con motivo del cierre de la Galería Espaivisor: “Valencia sigue con la política de los grandes eventos… no hace nada para retener a las galerías”, “los políticos sólo atienden a los grandes centros”, “Nosotros nos jugamos el tipo en cada exposición”, “las galerías carecemos de absoluto interés para los políticos”.

Pintada en una pared. Foto: Makma

Los artistas se lamentan

No hace mucho se organizó aquí en Valencia una suerte de seminario en el que se pretendía ofrecer al artista del hoy “un mapa de herramientas y estrategias con las que reorientar y enmendar su situación de inestabilidad profesional”. Se llamó ‘Hacia la profesionalidad del artista visual’ y contó, como era de prever, con toda una plantilla de profesionales que se mostraban preocupados verdaderamente por el futuro del artista del hoy: comisarios, gestores culturales, galeristas, periodistas, artistas y miembros de asociaciones o agrupaciones pertenecientes a dos sectores de ese mundo. 

Detalle en una puerta. Foto: Makma

Las galerías de arte se lamentan

Parece ser que, en efecto, parte de ese mundo del arte actual anda desconcertado. ¡Pero hay que decir que no todos los “elementos” que configuran su mundo!: los políticos y gestores culturales institucionales (no sólo de las capitales, sino de todos los municipios tengan el tamaño que tengan) parecen vivir en constante estado de excitación y éxtasis. Y tienen motivos para ello, pues a veces les sobrepasa la cantidad de eventos que tienen que atender cada semana. Tampoco los Grandes Centros de Arte pueden poner mala cara, pues sus alegrías crematísticas ya no provienen de una sola vía, la política/institucional, sino de dos, la política (que con ello gana votos) y la privada (que gana en desgravaciones). Aunque siempre les parecerán pocas esas alegrías a los Grandes Centros de Arte, todo se ha de decir. Llorones.

Entonces, ¿quiénes se encuentran desconcertados además de compungidos? Pues ya lo hemos avanzado: fundamentalmente dos sectores de ese mundo, el de los artistas y el de los galeristas, precisamente esos dos sectores que hasta no hace mucho eran los verdaderos generadores de la idea de Arte Contemporáneo. Pero ya no -se siente-, y por eso se embarcan constantemente en seminarios, congresos, jornadas, “abiertos”, mesas redondas, “nocturnos” y encuentros con el fin de superar lo que ellos mismos llaman, no sin cierta ingenuidad, “reto del nuevo mercado global”, analizando conceptos como branding, comunicación off-line, RRSS, composición curricular, estrategias on-line, autogestión e incluso autogestión sostenible. Ya digo, desconcertados y perdidos.

Detalle de un maniquí. Foto: Makma

De los artistas

Si hay algún sector verdaderamente patético en eso que aún llamamos mundo del arte  es el de los artistas, o mejor, el de todos esos personajes que se autodenominan artistas. Los que se autocalifican artistas -que son todos los que creen hacer arte- se caracterizan por la queja, por vivir su “profesión” en permanente estado de lamento. O bien se quejan de no vender, o bien se quejan del poco cariño que le muestra la Institución Política o, si quieren, el Poder Fáctico. Ambas quejas, insisto, es lo que convierte en patético a los representantes del sector. 

Respecto a la la primera, porque convierte a los supuestos artistas en seres molestos, como molestos son todos aquellos que se empeñan en vendernos algo que no queremos. Y, respecto a la segunda, porque la queja supone una contradicción insalvable, pues la primera función (misión) que dicen tener los supuestos artistas es la de cuestionar el Sistema, el Poder Fáctico si quieren. Por lo que si alguien se empeña en trabajar para Él es sólo porque quiere ser un lacayo, lo contrario de un ser libre. Su falta de dignidad es sólo equiparable a su falta de pudor.

Cabeza de una maniquí. Foto: Makma

De las galerías de arte

Y respecto a las Galerías baste recordarles tres cosas: -1. Que lo suyo se trata de un negocio y NO de un Servicio Cultural. -2. Que el producto que venden ya no representa ni siquiera el Espíritu de nuestra Época. Y -3. Que ellos, los galeristas, montaron su negocio por voluntad propia y además nadie les pide que “se jueguen el tipo con cada exposición”.

Parecen ignorar que las cosas del ahora nada tienen que ver con las cosas acaecidas antes de la caída de Lehman Brothers en 2007; mismo año en el que surgieron los smartphones; mismo año en que se consolidó Facebook; mismo año de la expansión de Twitter; mismo año en el que Google lanzó Android y promovió Youtube; mismo año, en definitiva y sobre todo, donde las RRSS se impusieron como forma de comunicación inmediata y masiva. En estas circunstancias el método hagiográfico (el artista como ser que inevitablemente produce objetos sagrados), que aún siguen usando los galeristas, ya no sólo es anacrónico, sino también obsoleto. 

En cualquier caso, tal y como ya advertí en un artículo anterior, ¡claro que seguirá habiendo Galerías de Arte que funcionen bien económicamente!, pero ahora más que nunca serán solo aquellas que trabajen con coleccionistas superpoderosos (los pocos que van quedando), o con narcotraficantes, o con traficantes de armas, o si quieren, con brokers desalmados, o con empresarios de alto standing que saben desgravar con elegancia o blanquear con permisividad y connivencia, etcétera. ¡Y claro que seguirá habiendo Grandes Ferias ‘Basel’, pero para dar servicio sólo a los -galeristas- que son capaces de llegar a ellas! Unos cuantos elegidos, privilegiados. 

Máscara veneciana. Foto: Makma

Alberto Adsuara

IV SINDOKMA Festival de Libro | Sinopsis audiovisual

SINDOKMA Festival del Libro 2019

🎦 IV Sindokma Festival del Libro..ℹ️ Sinopsis audiovisual de la cuarta edición de SINDOKMA Festival del Libro, celebrada en el Centre Cultural La Nau, del 24 al 27 de octubre de 2019..💡 MAKMA, #APACC, GVA Cultura i Esport y LA NAU Centre Cultural de la Universitat de València..💪🏻 Ajuntament de València y Fundación Cañada Blanch..🍺 @Cervezas Alhambra..🎵 ‘Todo es mejor’ (‘Andar sobre hielo frágil’ | Petit Mal)..🎥 Daniel Iturbe..#️⃣ #sindokma2019 #festivaldellibro #edicioncontemporanea #editorialesindependientes #librodeartista #MAKMA #APACC #lanau #valencia

Publiée par MAKMA sur Mardi 12 novembre 2019

XXV PREMIO DE PINTURA “CIUTAT D’ALGEMESÍ”

  • Convocante: Ajuntament d´Algemesí
  • Dotación: 6.000 euros
  • Modo de presentación: primera fase online
  • Plazo de admisión: hasta el 23 de noviembre de 2019

Bases XXV PREMIO DE PINTURA “CIUTAT D’ALGEMESÍ”

  1. Se establece un premio de 6.000 euros que será indivisible y se podrá declarar desierto.
  2. El jurado se reserva el derecho a sugerir la adquisición de más obras, en calidad de accesitos. A este efecto, regirá la valoración económica de la obra, que presentará el autor junto a la documentación que se le solicita más abajo.
  3. Será condición indispensable que las obras presentadas sean únicas y originales y que no hayan sido premiadas con dotación económica en ningún otro concurso. El tema y la técnica serán totalmente libres y no se admitirán trabajos protegidos con vidrios o realizados con materiales cuyo transporte y manipulación presenten un riesgo para la integridad de la obra.
  4. Cada autor podrá presentar un máximo de dos obras, las medidas de las cuales no serán inferiores a 100 cm ni superiores a 200 cm por cada lado. Las obras no deben ir firmadas.
  5. La obra premiada pasará a ser propiedad exclusiva del Ayuntamiento de Algemesí, el cual, como propietario, podrá reproducirla siempre que lo considere necesario en cualquier tipo de apoyo o técnica (fotografía, litografía, grabado, etc.).
    Las obras se presentarán en el registro telemático que habilitará el Ayuntamiento a la página web: http://premipintura.algemesi.net. La resolución mínima será de 3 megapíxeles y el tamaño máximo del archivo de 5MB y en formato .jpg. Se indicarán los datos de la obra y del autor (del autor: nombre y apellidos, DNI, dirección y teléfono; de la obra: título, año, técnica y medidas). El plazo de admisión de las obras en formato digital será del 28 de octubre al 23 de noviembre de 2019 a las 13 horas. El jurado no conocerá el nombre de los autores de las obras hasta haber emitido su veredicto definitivo. Una vez analizadas las obras enviadas en este formato, el jurado realizará una primera selección de 30 obras y convocará a los seleccionados para que realicen el envío físico de las obras.
    Los concursantes seleccionados podrán entregar las obras personalmente, debidamente embaladas, o por agencia mediante portes pagados con embalaje de cartón o caja de madera a la dirección siguiente:
    Sala de Exposiciones Municipal
    Casino Lliberal
    C/ Muntanya, 24
    46680 Algemesí
    Gestor: Álex Villar – exposicions@algemesi.net
    Los concursantes seleccionados aportarán un currículum, una fotocopia del DNI o pasaporte, que entregarán cuando registren las obras; y un sobre acotado con el nombre del autor, el título de la obra y su valoración económica.
    El jurado, la composición del cual se dará a conocer en su momento, realizará una selección de las obras finalistas entre las que se determinará la ganadora. Además, se elaborará un catálogo con todas ellas y se organizará una exposición. Por ello, los participantes cederán el derecho de reproducción de las obras para el catálogo que editará el Ayuntamiento y prestarán la obra seleccionada para la exposición, que tendrá lugar entre los meses de enero a marzo de 2020. Además, se comprometen a no recogerla hasta el final de la muestra.
    Los listados de seleccionados, el veredicto y la fecha del acto oficial de entrega de los premios se harán públicos en la web municipal del Ayuntamiento de Algemesí www.algemesi.es.
    Las obras presentadas y no seleccionadas podrán ser retiradas a partir de los 15 días posteriores a la publicación del veredicto del jurado. Lo podrá hacer el autor o una persona autorizada, personalmente, entregando el justificante de registro sellado en el momento de entrega de la obra. Transcurridos 30 días desde la publicación del veredicto, si no se recoge se entenderá que el autor renuncia a su propiedad y quedará al poder del Ayuntamiento. La entidad organizadora devolverá las obras seleccionadas para la exposición por el mismo sistema de embalaje en que las recibió.
    El Ayuntamiento velará por la conservación de las obras inscritas, pero no se responsabiliza de los desperfectos y las pérdidas que se ocasionen por transporte, robo, incendio, etc. mientras estén en su poder.
    El Ayuntamiento se reserva el derecho a realizar las modificaciones pertinentes en estas bases siempre que considere que puede contribuir a un mejor desarrollo y al éxito del certamen.
    La participación en este premio supone la aceptación íntegra de estas bases.
    Las decisiones tomadas por el comité de admisión y por el jurado serán inapelables.

Más información

Imagen de portada: «Museum Hall II (Purple)», 2017, de Pedro Peña Gil. Técnica mixta, serigrafí­a con tintas UVI y resina epoxi pigmentada sobre madera lacada, 180 x 180 cm, primer premio en la pasada edición

Amalgama de propuestas experimentales en La Cabina

La Cabina – Festival Internacional de Mediometrajes de València
Del 21 al 29 de noviembre de 2019

La Cabina – Festival Internacional de Mediometrajes de València, que celebrará su XII edición del 21 al 29 de noviembre, dedica desde hace cinco ediciones la sección Amalgama a películas de no-ficción y otros lenguajes: documental creativo, cine experimental… Debido a la gran calidad de las obras seleccionadas, ha ido cogiendo fuerza año tras año y posicionándose como una sección imprescindible del festival. En esta ocasión, son 11 los mediometrajes que forman parte de esta sección competitiva que será proyectada en el Aula Magna del Centre Cultural La Nau de la Universitat de València. 

Fotograma de ‘Unconditional Love’. Imagen cortesía de La Cabina.

En Amalgama se han seleccionado 11 films procedentes de Japón, Alemania, Holanda, España, Portugal, Polonia, Suiza, Países Bajos o Dinamarca, que tratan desde la difícil aceptación de la homosexualidad en una sociedad católica y conservadora como la polaca (‘Unconditional Love’), hasta la relación amorosa entre humanos y no-humanos en Japón (‘Wife, Girl, Mother’). La política y la denuncia social juega también un papel importante en la temática de los mediometrajes seleccionados.

‘Makun’. Imagen cortesía de La Cabina.

‘Makun’, por ejemplo, pone de manifiesto la dramática situación que inocentes, que se ven obligados a abandonar sus países, viven en los CIE’s; ‘Maelstrom’, a través de found footage de grabaciones guardadas en móviles, ordenadores, tabletas o publicados online, revela la vida que la sociedad siria tuvo que dejar al estallar la guerra; ‘Después de María’ muestra cómo la política capitalista y el urbanismo neoliberal han dejado indefenso al pueblo obrero de Puerto Rico; o ‘Der Patriot’, que nos trae el debate sobre el auge de la ultraderecha.

Esta sección destaca, además, por la gran cantidad de estrenos nacionales. De las 11 películas que compiten, 6 se podrán ver por primera vez en España: ‘Der Patriot’, ‘Raposa’, ‘Wife, Girl, Mother’, ‘Unconditional Love’, ‘Maelstrom’ y ‘Haunted’.

‘Maelstrom’. Imagen cortesía de La Cabina.

Un jurado compuesto por profesionales de la cultura y el audiovisual otorgará un premio al mejor mediometraje de Amalgama; nombre, por otra parte, escogido como homenaje a la película de vanguardia ‘A Mal Gam A’ de Iván Zulueta, rodada en 1976. 

La Cabina – Festival Internacional de Mediometrajes de València, coorganizado por el Aula de Cine del Vicerrectorado de Cultura y Deporte de la Universitat de València, el Institut Valencià de Cultura, Conselleria de Cultura a través de la Direcció General de Cultura i Patrimoni, Regidoria d’Acció Cultural de l’Ajuntament de València y Diputació de València, y que cuenta asimismo con el patrocinio oficial de Cerveza Turia y Caixa Popular, celebrará este año su duodécima edición del 21 al 29 de noviembre.

‘Der Patriot’. Imagen cortesía de La Cabina.

Payasas al poder

26ª Mostra Internacional de Payasas y Payasos
Xirivella (Valencia)
Del 8 al 17 de noviembre de 2019

La palabra payaso es una de esas con dos caras, pues, según la intención y el tono de quien la pronuncia, igual es un insulto que un halago. Sinónimo de tonto, patético o de divertido y original. Bajo el tupido maquillaje, las vistosas pelucas, zapatones e indumentarias colorinescas suele ocultarse una persona afable que disfruta cosechando sonrisas y carcajadas. Pero en el imaginario colectivo ese llamativo y en apariencia inocente disfraz también puede enmascarar a seres crueles como Joker y Pennywine, cuya vocación es el mal. Una zona oscura que genera la llamada coulrofobia, un miedo irracional a los clowns que afecta sobre todo a niños y adolescentes.

En la 26ª Mostra Internacional de Payasas y Payasos que se celebra este mes en Xirivella esas connotaciones negativas están totalmente descartadas. Son ocho días, del 8 al 17, en clave de cultura, creatividad y diversión que rinden homenaje a la mujer payasa encarnada en la veterana Amparo Mayor, Serpentina, que se jubiló el año pasado tras una vida en escena vinculada a la compañía PTV Clown. «La palabra homenaje me viene grande», dice Mayor. «Yo hablaría más de reconocimiento a una trayectoria, pero da igual. Que te elijan es un orgullo».

Amparo Mayor. Mostra de Xirivella. Imagen cortesía de PTV Clown.

El payaso o payasa, ¿nace o se hace? ¿Es una vocación transmitida por los genes como se ve en muchas familias de clowns circenses o algo circunstancial? En el caso de Mayor, que nació en Gandía y estudió Arte Dramático en Valencia, fue, en principio, algo fortuito. «Uno de los actores de PTV, donde yo empecé, en 1979, se marchó. Hacía falta un payaso blanco, el que ejerce el papel dominante frente al Augusto de nariz roja. Querían que fuera mujer y bajita, y como yo reunía ambos requisitos, así empecé. Mis padres no lo veían claro pero he vivido siempre de esta profesión».

En esos tiempos Amparo Mayor como mujer y payasa era una excepción, una pionera, lo mismo que las compañías de clowns como PTV. «Las cosas han cambiado», comenta. «Ahora hay muchas chicas en el oficio y compañías. En nuestras giras íbamos plantando semillitas y veíamos año tras año germinar esos brotes en forma de nuevos grupos».

Pepa Plana. Mostra de Xirivella. Imagen cortesía de la organización.

Con el PTV viajó por España y el extranjero a distintos festivales, trabajando «tanto en magníficos teatros como en escenarios cutres», recuerda. Al principio eran nueve actores y poco a poco el número se redujo, hasta que Mayor quedó sola con sus títeres.

«No, nunca me cansé de ser Serpentina porque cada función es única y diferente, y aunque actúes igual te renuevas gracias al público», confiesa. «Es divertido y maravilloso porque los espectadores te devuelven todo lo que les das. Y mucho más si son niños».

En doce ocasiones estuvo Mayor en la Mostra de Xirivella con otros tantos espectáculos de su compañía, escritos todos ellos por Eduardo Zamarillo Piojo. Este año será la artista homenajeada el primer día del evento, una jornada memorable, pues, además de un triunfo personal también significa un tributo a sus colegas, con una programación para toda la familia que refleja las realidades sociales de nuestro tiempo a través del lenguaje universal de la risa. 

PTV Clown en una fotografía de sus comienzos. Imagen cortesía de la compañía.

El lenguaje emocional del cuerpo y el poder liberador del humor inspiran una serie de piezas con protagonismo exclusivo de la mujer, a través de distintos lenguajes: el circo, el teatro, la música, la danza y la poesía. Más allá del sello femenino, reflejan el interés y el compromiso de las creadoras actuales por cuestiones sociales de nuestro tiempo como las desigualdades sociales, la discriminación, la temática de las fronteras o los problemas medioambientales. Todo ello con la impronta del humor, la fantasía y la magia.              

El Teatro Auditorio Municipal y las calles y plazas de Xirivella acogen cerca de una veintena de propuestas escénicas y actividades variadas. Veus que no veus desembarca el día 9 con la prestigiosa payasa catalana Pepa Plana, Premio Nacional de Cultura, quien se alía con Noël Olivé para subvertir los números clásicos y revivir la tradición más payasa en clave de mujer con un espectáculo poético y divertido en el que sus protagonistas juegan pero también muerden. La voz, la música y el clown tejen la propuesta de circo lírico Sophie, montaje en el que las valencianas Malbó muestran diferentes situaciones del universo femenino para proclamar un canto a la libertad.

La reconocida compañía francesa Paula Malik invita al público a dejar salir su animalidad a partir de la complicidad que se genere en el concierto de La Band’Animal, un espectáculo transgresor de clown musical y humor absurdo. Desde Castilla León, La Risa de la tortuga tomará el escenario del Auditorio con Hasta la gota para plasmar a través del humor la problemática ambiental de los plásticos en los mares. Y todo ello sin olvidar la celebración del tradicional Concurso de Números Clown Los Hijos de Augusto, que en su 14ª edición reunirá a diferentes compañías y artistas procedentes de nuestra comunidad, Andalucía y Portugal. Y muchas cosas más que se anuncian en: http://www.mostradepallassos.com/wp/ca/

Amparo Mayor. Mostra de Xirivella. Imagen cortesía de PTV Clown.

Madrid noir circa José Luis Garci

‘El crack Cero’, de José Luis Garci
Nickel Odeon Dos, 2019

“El escritor realista habla de un mundo en el cual
los gánsters pueden gobernar las naciones y casi gobiernan las ciudades…
donde nadie puede parar en una calle sombría, porque la ley y el orden son temas de conversación, pero se evita cuidadosamente hacerlos respetar…
Es un mundo que no huele muy bien, pero es el mundo en que vivimos»
(Raymond Chandler, ‘El simple arte de matar‘)

Un hediondo sótano al que Chandler desciende con voluntad etopéyica para analizar el género y sus túrbidos aromas, porque deba ser la ciudad la que ofrece, ineludible, las pútridas bajantes hacia las alcantarillas del mundo. Un orbe lóbrego y negro, una metrópoli confusa y negra. Un mundo noir, una ciudad noir.

Alojadas en el acervo literario y fílmico, las calles/meandros del Pacífico esconden sucesos y miradas crepusculares sobre la bruma falconiforme y maltesa de San Francisco (Dashiell Hammet & John Huston) o la perdición (James M. Cain & Raymond Chandler & Billy Wilder), onírica y sempiterna (Raymond Chandler & Howard Hawks), del tórrido lupanar de Los Ángeles.

Germán Areta (Carlos Santos) y El Moro (Miguel Ángel Muñoz) durante un instante de ‘El crack Cero’, de José Luis Garci.

Un modo de aventurarse por la vesania citadina, melanítica y existencial, al uliginoso abrigo de tumorosas costuras, nihilistas y extrínsecas, con las que hidratar, por estos predios, la urbe de secano, árida, desventurada y castiza, de la capital, que huele a gambas a la gabardina y sabe a churros y chinchón. Un Madrí de ateneos y pulmonías, en el que los crímenes uniforman las casas de lenocinio, con su pasión cobriza de ceniceros, adulterio y baquelita. Madrid diurno y gélido; Madrid nocturno, febril e incandescente; Madrid noir.

Y uno rinde, así, tributo lírico (venial apropiación) a la pertinente y lúcida estampilla –’Madrid Noir’ con la que el escritor Javier Valenzuela hubo significado su más reciente novela, ‘Pólvora, tabaco y cuero’ (Huso, 2019), para recorrer, con voluptuosa fruición, los sumideros de nicotina, brandi y alcanfor que revelan, como una radiografía, la naturaleza, obscura y excelsa, que habita en el horizonte estético y matritense imaginado por José Luis Garci; un intermitente e imprescindible cineasta al que se la ha reproducido una virtuosa erupción de pesadumbre, luces de neón y escepticismo en forma de trilogía urbana, infausta y renegrida.

Porque palpita en la mirada de Areta (Landa/Santos, Santos/Landa) la aflicción de un tiempo agotado e irresoluto, desnortado por las cloacas de la certidumbre; esa que a los tipos con “cara de daguerrotipo” les hace arrastrar consigo un perfume de derrota que expurgar en los extintos cines de Gran Vía, frente a los cuadriláteros de Santa Eugenia o sobre el tapete de los billares de Vallecas, haciendo “la carrera del señorito” al mus junto esos camaradas que le auxilian a uno a desplumarse de tanto dinero sucio.

‘El Último Crack’, un homenaje de Javier Di Granti al Madrid retratado por José Luis Garci en ‘El crack’ y ‘El crack Dos’.

Y parece natural regresar, en blanco y negro, al interior de los galpones, archivos y bibliotecas, a los salones y güisqui de los barrios altos, a las cabinas de fichas y a los transistores –aquellos que destilan la prosodia en las ondas de José María García (quizás, siempre, tras un partido del Sporting) o la insigne defunción de Cerillita Bahamonde–, anunciando un tiempo nuevo sobre el doméstico camastro de las transiciones. Un blanco y negro sustentado emocionalmente por la partitura al piano y saxo, cálida, nostálgica, asfáltica y omnipresente, de Glück.

Porque palpita en la mirada de Garci la necesidad de guarecerse de la intempestiva primavera del siglo XXI, templado al calor de lámparas de mesa, de luces convalecientes, junto a las que exhalar de los alveolos el tabaco negro de las fatalidades o el rubio de las madrugadas insomnes.

Jose Ramón Alarcón

Una mirada cinematográfica sobre la Guerra Civil

‘Imágenes para la memoria. Iconografía fascista y Guerra Civil Española (2016-2019)’
La Filmoteca
Plaza del Ayuntamiento 17, València
Miércoles 6 de noviembre de 2019, a las 20:00

El Institut Valencià de Cultura presenta en La Filmoteca un ciclo de documentales de la Italia fascista sobre la Guerra Civil. El ciclo está enmarcado dentro del proyecto ‘Imágenes para la memoria. Iconografía fascista y Guerra Civil Española (2016-2019)’, comisariado por Daniela Aronica y organizado por el CSCI/IM y el Instituto Luce Cinecittà, con la colaboración del Bundesarchiv Filmarchiv y Filmoteca Española.

El ciclo se inicia el miércoles 6 de noviembre de 2019, a las 20:00, con la proyección del documental ‘I legionari italiani in Catalogna’ (1939), realizado por la sección cinematográfica del Corpo Truppe Volontarie. Es el único documental que cubre la campaña en el norte de Barcelona, la última protagonizada por el CTV.

El documental presenta imágenes de sólida factura y con un planteamiento original, quizá porque incluso los dos cámaras civiles que integraban la sección trabajaron codo a codo con los militares. La cámara estuvo ubicada en la línea de fuego, por eso brinda un catálogo más amplio que nunca de la maquinaria empleada en el conflicto. Se trata de uno de los filmes más logrados de los producidos desde la Italia fascista sobre la guerra civil española.

‘I legionari italiani in Catalogna’. Fotografía cortesía de La Filmoteca.

Tras la proyección del documental se realizará una mesa redonda y un coloquio con Daniela Aronica, directora del CSCI y comisaria del ciclo; Juan Miguel Company, catedrático de la Universitat de València, y Agustín Rubio, profesor de la Universitat Jaume I de Castelló y director de la revista Archivos de la Filmoteca. También se presenta el libro ‘La guerra civil española en la propaganda fascista’. La entrada es gratuita

El objetivo del ciclo, que coincide con el 80 aniversario del fin de la Guerra Civil, es impulsar una reflexión colectiva sobre un evento traumático del aún reciente pasado de España, en el que jugó un papel decisivo la ayuda material e ideológica de Hitler y Mussolini.

Por primera vez se exhiben los documentales producidos desde la Italia fascista que se han podido localizar gracias a un rastreo minucioso en los archivos europeos. Se trata, en muchos casos, de inéditos absolutos. Algunos títulos no llegaron siquiera a estrenarse en su día, debido a la precipitación de los acontecimientos internacionales.

Son imágenes sorprendentes que dicen mucho de la estrecha, pero a la vez conflictiva, complicidad entre Franco y Mussolini: los intereses de los dos líderes variaban, de hecho, en función de la situación interna e internacional que condicionaba su línea política en cada momento, con repercusiones inevitables en el cine, que ellos mismos habían convertido en caja de resonancia de sus consignas propagandísticas.

Un cinematográfico instante durante la guerra civil italiana. Fotografía cortesía de La Filmoteca.

MAKMA

‘Asphyxia’ o los mil modos de ReciclARTE

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic
La Marina de Valencia
C / La Aduana, Moll de Ponent, s/n. Valencia
Del 7 al 10 de noviembre de 2019

“Reciclar o no reciclar. Reciclarse o morir”. Este podría ser el lema de ‘Asphyxia’, una original propuesta que se presenta del 7 al 10 de noviembre en la Marina de Valencia. Representación escenificada y multidisciplinar de la amenaza que los plásticos representan. Se trata de un proyecto conjunto de Yasmina Benabdelkrim, de origen valenciano, y el fotógrafo Arcin Sagdic que trabaja a caballo entre Londres y Berlín. Ambos han colaborado estos últimos meses en armoniosa sinergia para lanzar un grito, una llamada de alerta sobre los efectos catastróficos para la humanidad del ingente consumo de plástico.

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Fotografía de Arcin Sagdic.

Hija de un profesor armenio residente en París y de una valenciana, Yasmina se inició muy joven como estilista en el mundo de la moda. A los 18 años ya diseñaba portadas para importantes revistas y tras estudiar en la ciudad de la Luz, se trasladó a Nueva York donde prosiguió su precoz y brillante carrera. En 2017, con 26 años fue una de las protagonistas de la campaña primavera/verano de la firma Acne Studios, una de las más aclamadas en la Semana de la Moda de París, que viste a famosas como Tilda Swinton, Rihanna y Dakota Johnson. «El mundo de la moda es fascinante pero también muy duro», confiesa. «La competitividad es tan fuerte y el nivel de exigencia tal alto que, hagas lo que hagas y por mucho que te esfuerces, siempre te hacen sentir inferior».

A pesar de su éxito Yasmina decidió dar un giro radical y buscar en el arte una forma de expresión en la que proyectarse más libremente y con un mensaje que llegue a todos. De hecho, ‘Asphyxia’ nace con la voluntad itinerante de viajar por distintas capitales todavía por definir.

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Fotografía de Arcin Sagdic.

De momento ha sido la del Turia la elegida para exponer este singular conjunto artístico que incluye fotografías, pinturas, esculturas, audiovisuales y hasta objetos decorativos, con el plástico como telón de fondo y protagonista. En el montaje de la exposición se han reutilizado  grandes cantidades de plásticos cosechados en las calles y playas o rescatados después de un primer uso. Más de 300 botellas y más de 100 tapones. Plásticos transformados en arte o en objetos prácticos como bolsos de vivos colores y graciosos diseños confeccionados con punto de ganchillo. Pintura, performance, instalaciones, vídeo, artes decorativas… diferentes disciplinas artísticas unidas para lanzar un mensaje: «Una acción/Un cambio».

«Nuestro mensaje es preguntarnos por qué estamos haciendo un daño que afectará a todos y animar a un cambio de actitud «, señala Yasmina. «Aportar ese pequeño grano de arena, pues aunque el problema es enorme entre todos podemos resolverlo. Para ello sugerimos otra mirada sobre lo que consideramos basura. Una mirada que descubra su belleza oculta y le dé una segunda oportunidad».

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Fotografía de Arcin Sagdic.

Más allá de la cuestión ecológica, la muestra o performance plantea una reflexión científica -la historia y economía de este material, su evolución o la relación entre los universos macro y micro- y una propuesta imaginativa: «¿Qué pasaría si todos los seres humanos desapareciéramos? ¿Qué quedaría en el mundo? ¿Dónde van los microplásticos? Al mar, ¿y después? A nuestro alimento, a nuestro cuerpo. ¿Cuántas especies marinas están amenazadas diariamente por los vertidos de plástico? Se ha perdido la cuenta. Nos estamos autodestruyendo, nos estamos asfixiando».

Después de vivir en metrópolis como París o Nueva York, Yasmina agradece el ritmo más tranquilo de Valencia, su tamaño acogedor, el  clima y el trato con la gente. Pero esta chica inquieta no es de las que se apalancan en la indolencia y ya prepara el equipaje para otros viajes y aventuras que afrontar. Ni los vuelos kilométricos ni el jet lag pueden con su afán de descubrir lo mucho que la vida le puede ofrecer.

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Foto: Arcin Sagdic.

Bel Carrasco

Se acerca la fiesta del Audiovisual Valenciano

Premios del Audiovisual Valenciano
Auditori de Castelló
Avda. de la Mare de Déu del Lledó, 50. Castellón
Viernes 22 de noviembre de 2019

La Consellería de Educación, Cultura y Deporte organiza la segunda edición de los Premios del Audiovisual Valenciano mediante el Institut Valencià de Cultura y la Academia Valenciana del Audiovisual. La actriz Rosana Pastor y el director Nacho Ruipérez anunciaron los nominados a las 21 categorías de estos galardones autonómicos, que se entregarán el próximo 22 de noviembre en el Auditori de Castelló.

Los nominados de los Premios del Audiovisual Valenciano son, en la categoría de mejor sonido: Carlos Lidón por ‘Vivir dos veces’; Carlos Lidón, Iván Martínez Rufat y Alfonso Raposo por ‘La banda’; Jose Manuel Sospedra y Iván Martínez Rufat por ‘Assemblea’; Carlos Lidón y Dani Zacarías por ‘La innocència’; Xavi Saucedo José Serrador y Edgar Vidal por ‘Cuerdas’; Carlos Lidón y David Rodriguez por ‘Amor en polvo’, y Carlos Faruolo por ‘Bikes. The movie’.

Fotograma de ‘La banda’, de Roberto Bueso.

Los nominados a mejor música original: Arnau Bataller y Simón Smith por ‘Vivir dos veces’; Vicente Ortiz Gimeno por ‘La banda’; Tortel y Jordi Sapena por ‘Assemblea’, y Diego Montesinos por ‘Bike. The movie’. A mejor actor de reparto: Sergi López por ‘La innocència’; Jordi Aguilar por ‘Assemblea’; Joel Bosqued por ‘La inocència’; Nacho López por ‘Vivir dos veces’, y Xavi Castillo por ‘Amor en polvo’.

Las nominadas a mejor actriz de reparto son: Mafalda Carbonell por ‘Vivir dos veces; Laia Marull por ‘La innocència’, y Marta Belenguer por ‘Assemblea’. La nominación a mejor cortometraje de ficción es para las obras: ‘Cuzco’ de Turanga films; ‘Casa’ de Beniwood; ‘Taro’ de Pacific Mèdia, y ‘Tiempo de blues’ de When lights are low.

‘Miss MBulu’ de Jaibo Films; ‘Obsolescence’ de Somnis, y ‘Clips per a salvar el món’ de Virtual Art han sido nominados en la categoría de mejor cortometraje de animación. Por otro lado, ‘(M)otherhood’ de Suica Films; ‘Tiempo de blues, Creando cine inclusivo’ de When lights are low, y ‘R31’ de Baikal, están nominados a mejor cortometraje documental.

Fotograma de ‘Amor en polvo’, de Suso Imbernon y Juanjo Moscardó.

Los nominados a mejor serie y webserie: ‘Terres de cinema’ de la Andana Audiovisuales; ‘Cuineres i cuiners’ de Nakamura Films, y ‘La forastera’ de Albena Produccions. A mejor dirección de producción: Toni Novella por ‘Dolor i Gloria’; Toni Novella por ‘El viatge de Marta’; Araceli Isaac por ‘Assemblea’; Christian Guijarro y Lorena Lluch por ‘Vivir dos veces’; Miguel Molina por ‘Amor en polvo’, y Jose Jaime Linares por ‘Onyx, Los reyes del grial’.

La nominación a mejor dirección artística ha sido para: Carlos Ramón Almenar por ‘La Banda’; Asier Musitu y Bea Toro por ‘La innocència’, y Maje Tarazona por ‘Viva la vida’. Y a mejor dirección de fotografía: Victor Entrecanales por ‘La banda’; Nuria Roldós por ‘Vivir dos veces’, y Guillem Oliver por ‘Assemblea’.

Nominadas a mejor vestuario: Giovanna Ribes por ‘La innocència’; Giovanna Ribes por ‘La banda’; Cristina Rodriguez por ‘Vivir dos veces’, y Giovanna Ribes por ‘Onyx, Los reyes del grial’. A mejor maquillaje y peluquería: Ana Lozano por ‘Dolor y gloria’; Esther Guillem y Marta Arce por ‘Vivir dos veces’; Sarai Rodriguez por ‘La forastera’, y Vicen Beti por ‘Cuerdas’.

Fotograma de ‘Vivir dos veces’, de María Ripoll.

Los nominados a mejor montaje y posproducción: Juliana Montañés por ‘La innocència’; Carles Agulló por ‘La banda’; Suso Imbernón por ‘Amor en polvo’; Adán Aliaga, Sergi Diez y Alex Lora por ‘Cuarto Reino’; Cristina Vivó y Ana Ramón Rubio por ‘Almost Ghosts’. A mejor guion: María Minguez Pardo por ‘Vivir dos veces’; Lucia Alemany y Laia Soler por ‘La innocència’, y Juli Duisla y Jaume Perez por ‘Assemblea’.

Nominados a mejor actor: Gonzalo Fernández por ‘La banda’; Óscar Martínez por ‘Vivir dos veces’, y Sergi Lopez por ‘El viatge de Marta’. Nominadas a mejor actriz: Carmen Arrufat por ‘La Innocència’; Maria Maroto por ‘La forastera’, y Inma Cuesta por ‘Vivir dos veces’.

Celia Riera y Ana Ramón durante el rodaje de ‘Almost Ghosts’.

La nominación a mejor dirección: Lucia Alemany por ‘La innocència’; Roberto Bueso por ‘La Banda’; Alex Montoya por ‘Assemblea’; Suso Imbernon y Juanjo Moscardó por ‘Amor en polvo’, y Ana Ramón Rubio por ‘Almost Ghosts’. A mejor largometraje documental: ‘Los Que Buscamos’ de Kaishaku Films SL; ‘El cuarto reino. El reino de los plásticos’, y ‘The Cut’ de Amuntsport SL.

Finalmente, los nominados a mejor largometraje de ficción: ‘La Innocència’ de Turanga Films; ‘La Banda’ de Misent Producciones SL, y ‘Vivir dos Veces’ de Alamar Cinema 1611 AIE. A mejor videojuego: ‘Effie’ de Inverge Studios de València; ‘Fear The Dark Unknown’ de Dreamlight Games Studios SL de València, y ‘Path To Mnemosyne’ de Spherical Pixel SL de Villena.

Fotograma de ‘La Innocència’, de Lucia Alemany.

‘The Announcement’ gana con su sarcasmo la Mostra

‘The Announcement’, de Mahmut Fazil Coskun, Palmera d’Or
34 edición de Mostra de València–Cinema del Mediterrani
Del 24 de octubre al 1 de noviembre de 2019

La 34 edición de Mostra de València–Cinema del Mediterrani llega a su fin. Un festival que regresó el año pasado con el objetivo de amplificar el nuevo cine hecho en los países de la cuenca del Mediterráneo, donde en los últimos años se ha producido una revolución cultural audiovisual cuyos ecos resuenan en todo el mundo.

La película ‘The Announcement’, del director turco Mahmut Fazil Coskun, se ha alzado con la Palmera d´Or, premio dotado con 25.000€. Una brillante comedia sarcástica sobre un intento fallido de golpe militar en Turquía, con un humor ácido en la estela de los trabajos de Aki Kaurismäki y los hermanos Coen.

El jurado, presidido por la directora de fotografía francesa Marie Spencer, consideró que ‘The Announcement’ merece la Palmera d’Or «por la visión y la habilidad de su director y por la perfecta ejecución de todos sus departamentos así como para escoger un estilo cómico y absurdo para explicar una historia atrevida y oportuna». ‘The Announcement’, además, ha conseguido alzarse con los premios a Mejor Guion, escrito por el propio director Mahmut Fazil Coskun, junto a Ercan Kesa, y Mejor Fotografía, firmada por Krum Rodríguez. 

Fotograma de ‘The Day I Lost My Shadow’, de Soudade Kaadan. Imagen cortesía de la Mostra.

La Palmera de Plata, dotada con 10.000€, ha sido para «The Day I Lost my Shadow», de la directora siria Soudade Kaadan. Es un relato con toques de realismo mágico ambientada en Siria en el año 2012. En opinión del jurado, «por crear una película que posee una cinemática elegante y poética que pone el foco sobre la agonía de la gente en una parte del mundo donde las vidas humanas peligran a causa de una horrible guerra”.

‘Sympathy for the Devil’, de Guillaume de Fontenay. Imagen cortesía de la Mostra.

La Palmera de Bronce, dotada con 5.000€,  es para la producción francesa ‘Sympathy for the Devil’. El potente debút de Guillaume de Fontenay. Una historia basada en hechos reales, que nos lleva a primera línea de fuego informativa de la guerra de los Balcanes. En 1992, en pleno conflicto, el periodista francés Paul Marchand cubre el sitio de Sarajevo. Su actitud provocadora le enfrenta con militares, tropas de Naciones Unidas y hasta con sus propios compañeros. 

Para el jurado de Mostra de València, ‘Sympathy for the Devil’ es merecedora de esta Palmera de Bronce por “contar una historia sobre la interminable fealdad de la industria de la guerra y por su retrato de un carácter único, el cual representa el complejo dilema ético que afronta un corresponsal de guerra: ser solo un testigo o implicarse en el conflicto”.

Además, el jurado ha concedido los siguientes premios: Mejor dirección para la documentalista italiana Michela Occhipinti por ‘Flesh Out’; Mejor Interpretación Masculina para Ahmed Hafiene por ‘Fatwa’; Mejor Interpretación femenina para Emilie Pipponier por ‘Alice’ y Mejor banda sonora para Marius Leftarache por ‘A Shelter Among the Clouds’.

En virtud del Convenio de colaboración entre À Punt y Mostra de València se concede el premio À Punt, a la película de la Sección Oficial que “promueva los valores de integración social, civismo, cooperación y paz, desde el respecto a la diversidad de social, de género, cultural y geográfica”. La escogida ha sido ‘Fatwa’, con guion y dirección de Mahmoud Ben Mahmoud. Este premio lleva implícita la adquisición de los derechos de emisión por parte de À Punt Mèdia.

À Punt valora especialmente en ‘Fatwa’ la capacidad de su director para retratar las diferentes sensibilidades islámicas que conviven en Túnez después de la primavera árabe y los cambios sociales que se derivan. Igualmente, el film radiografía el impacto que los procesos de radicalización religiosa tienen en las relaciones individuales y posa la mirada sobre el papel de la mujer en un entorno que le es estructuralmente desfavorable.

Fotograma de ‘The Announcement’, de Mahmut Fazil Coskun. Imagen cortesía de la Mostra.