“Nos preocupa que la gente coja miedo al contacto”

Remando en el mismo barco (VIII) | Testimonios de parejas dedicadas a la cultura
Mª Fernanda Medina y José Luis Rodríguez-Núñez
Jueves 25 de junio de 2020

El año 2010 abrió sus puertas en València una librería que rompía esquemas proponiendo un concepto más amplio y diferente de lo que representa el acto de elegir y comprar un libro. Además de sus fondos y novedades editoriales, incluía una cafetería y un espacio destinado a actividades literarias, desde presentaciones de libros a talleres y cursos de escritura en distintas modalidades. Se llamaba BiblioCafé y estaba situada en el barrio de Exposición, cerca del estadio Mestalla.

Muy pronto se convirtió en punto de encuentro de los amantes de los libros y buenas letras, y allí fue donde se fraguó ‘Generación Bibliocafé’, colectivo literario que bajo la coordinación del editor Mauro Guillén aglutina a un centenar de firmas, la mayoría valencianas, pero también de fuera.  Al frente de BiblioCafé se hallaba una pareja que ya son un referente cuando se habla de libros en esta ciudad: Mª Fernanda Medina y José Luis Rodríguez-Núñez.

Por desgracia, la librería tuvo que cerrar cuatro años después. En sentido homenaje, una veintena de escritores del colectivo nacido entre sus paredes le dedicó uno de sus títulos, editado en febrero de 2014, que reunía una colección de relatos en torno al amor a los libros y la lectura: ‘Último encuentro de BiblioCafé’.

Portada de ‘Último encuentro de BiblioCafé’ (Jam Ediciones / Generación Bibliocafé, València, 2014).

La desaparición física de la librería no representó la muerte del espíritu que la animaba. Medina y Rodríguez-Núñez han mantenido viva y dinámica su vocación de libreros y promotores de la literatura. Participan en las ferias del libro y pusieron en marcha ‘BiblioCafé Escuela de Escritura’, en la que imparten cursos y talleres escritores como el veterano en estas lides Vicente Marco. También David Trashumante, Susi Bonilla, Antonio Garrido y Eloy Tizón, entre otros.

“Nos conocimos en los años noventa en Colombia, cuando José Luis fue allí a trabajar por un tiempo”, cuenta Medina. “Surgió el flechazo y aquí estamos, tres hijos después compartiendo la vida y el amor a la cultura. De nuestra experiencia en Colombia surgió el embrión de BiblioCafé, que  pusimos en marcha 20 años más tarde”.

Medina es ingeniera industrial, pero se dedica principalmente al desarrollo humano y a la cooperación. Rodríguez-Núñez es economista, empresario y apasionado de la literatura. “Nos complementamos en el área comercial, donde conseguimos contactos y clientes, además de compartir la ilusión por mantener vivo este proyecto”, añade Rodríguez-Núñez.

Mª Fernanda Medina y José Luis Rodríguez-Núñez. Imagen cortesía del autor.

La suspensión de la Fira del Llibre 2020 les ha afectado duramente, pues esos días en Jardines de Viveros significan un balón de oxígeno para su economía. Esta primavera tampoco se celebró Palo Market, un encuentro de marcas en el que participaban con una exposición de editores independientes. Sobre la posibilidad de que la Fira se retome en octubre todavía se mantiene la incertidumbre. “Nos preocupa mucho que la gente coja miedo”, afirman. “Miedo al contacto, a la relación, a todo aquello que nos hace humanos”.

Con tres hijos de 18, 17 y 8 años, su mayor inquietud, lógicamente, es “no poder mantener a nuestra familia”. Pero, además, les angustia “que la gente se distancie de la cultura, de la costumbre de salir y compartir, y nos convirtamos en una sociedad encerrada en casa, sin contacto personal ni creatividad”.

Pese a los contratiempos sufridos, Medina y Rodríguez-Nuñez siguen luchando cada día para mantener a flote la escuela de escritura que dirigen, con alumnos españoles y también de otros países como Canadá, Estados Unidos o Colombia. En julio retomarán la actividad de presentar libros en locales al aire libre, como Cruz del Sur o similares.

“La ayuda pública va a ser clave, pues necesitamos recuperar todos aquellos ingresos que hemos perdido, debido, por ejemplo, a la suspensión de la Fira del Llibre”, comentan. “Es fundamental que las personas puedan seguir teniendo algo de liquidez para destinar a bienes culturales, que son de los que más sufren en tiempo de crisis. Y por supuesto contamos con la fidelidad de nuestros clientes y amigos, y la expansión de ‘BiblioCafé Escuela de Escritura’ en su versión online”.

La función del Gobierno en esta crítica encrucijada debe ser “invertir en creación, invertir en industria, invertir en personas, y apoyar a todas aquellas empresas e instituciones que lo necesiten”. El objetivo debe ser poder “llevar una vida digna defendiendo nuestro derecho a ser felices”, concluyen Medina y Rodríguez-Núñez.

Mª Fernanda Medina y José Luis Rodríguez-Núñez. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

Editoras en tiempos convulsos (II)

#MAKMAEntrevistas | Editoras en tiempos convulsos (II)
Con las editoras Diana Acero (Carmot Press), Donatella Iannuzzi (Gallo Nero), Lidia López (Lastura Ediciones), Mayda Bustamante (Huso) y Ruth Llopis (Anantes)
Viernes 29 de mayo de 2020

Las redes sociales y el vasto y diverso ámbito de la comunicación digital han sido herramientas de reorientación empresarial –tan necesarias como contingentes debido a la incertidumbre– durante los dos meses y medio que han transcurrido desde el decreto de estado de alarma. En buena medida, ensayos y mecanismos complejos para un sector editorial independiente que precisa de la fisicidad y que cuida sobremanera todos los pasos del proceso, entre los que se cuenta el más importante de todos: el acceso a los lectores.

La superación de las primeras fases de desescalada trae consigo la tímida apertura de las librerías, bibliotecas y comedidos encuentros. Sin embargo ¿será posible concebir la opción de reactivar la economía editorial si únicamente se permitirán eventos culturales con un aforo reducido?

Sobre estas cuestiones iniciábamos, el pasado miércoles 20 de mayo, la primera entrega de ‘Editoras en tiempos convulsos‘, una serie de entrevistas con las que proseguimos recabando el testimonio de editoras que abanderan el actual e incierto horizonte de diversos sellos independientes.

Mujeres combatientes y carentes de corsés que han convertido las virtudes literarias en senda profesional, cuyo cauce y dinámica presentes se han visto gravemente afectados por las consecuencias sanitarias y económicas de la COVID-19, dibujando un impredecible escenario sobre el que reflexionar a partir de las siguientes cuestiones que les planteamos desde MAKMA.

1) ¿Qué ha supuesto para ti esta inesperada situación de alarma sanitaria y confinamiento?
2) ¿Cómo has afrontado a nivel profesional la presente situación?
3) ¿De qué modo vislumbras con inmediatez y a medio plazo el devenir editorial? ¿Qué cambios, a tu juicio, deberían implementarse?
4) ¿Qué títulos y/o novedades han visto afectadas sus presentaciones durante estos meses?
5) ¿Consideras que serán rentables las normas sanitarias que habrán de implementar ferias y festivales del libro durante el último tercio del año?

DIANA ACERO (CARMOT PRESS | MADRID)

1) Esta situación ha supuesto un retraso en el plan editorial mucho más allá de lo previsible. La editorial acababa de cambiar de distribuidora y tenía claro que llevaría tiempo, meses, volver a la normalidad. Ahora soy un poco pesimista y no creo que Carmot pueda alcanzar un ritmo editorial óptimo hasta el año que viene, pero este hecho, a la vez, tampoco me genera mucha inquietud. En el año 2018, a los pocos meses de arrancar con la editorial, ya sufrimos un revés de cambio (involuntario) de distribuidora y, al menos, sé lo que nos espera.

2) De la única manera que, creo, es posible salir de esta situación de la mejor manera posible: creando alianzas con otros editores. Me he volcado en que nos hagamos más fuertes juntos. Pienso que establecer estrategias conjuntas será la mejor manera de afrontar los retos que tenemos frente a nosotros.

3) El futuro inmediato lo veo muy oscuro. Las editoriales van a sufrir grandes devoluciones y se van a pedir pocas novedades. Además, creo que los lectores apostarán por editoriales reconocidas para sus compras, como una garantía de que la calidad de su adquisición es acorde a la inversión realizada. Pienso, aunque espero equivocarme, que muchas pequeñas editoriales o microeditoriales van a morir, sobre todo aquellas que viven de la novedad y tienen una inversión grande ya comprometida.

En cuanto a los cambios que deberían implementarse, en mi opinión, serían varios y en varias líneas. En lo que respecta a los editores, creo que deberíamos tomarnos esta situación con calma y no plantear novedades hasta después del verano. Dar espacio a los libreros, oxígeno a las distribuidoras y dedicar tiempo a los libros que salieron justo cuando se decretó el estado de alarma y al resto del catálogo.

4) En mi caso, dos títulos: ‘Payasa’, de Monica Drake, que justo salió la semana anterior al confinamiento y que no pudo llegar a todas las librerías –y cuya promoción en prensa se truncó–; y la segunda edición de ‘La cronología del agua’, de Lidia Yuknavitch, que tenía que haber llegado reimpreso en abril y del que ya había varios clubes de lectura montados y pedidos de librerías en marcha.

5) Creo que sí si la feria y el festival son pequeños en cuanto a asistencia de público; no lo tengo tan claro en citas como Sant Jordi o las diferentes ferias del libro. Me parece muy complicado que el público quiera asistir a eventos donde haya aglomeración de personas y donde el riesgo sanitario sea elevado. Se habrá de plantear muy bien para que las personas se sientan seguras y quieran ir a comprar libros a esas citas.

DONATELLA IANUZZI (GALLO NERO | MADRID)

1) He de decir que a nivel personal ha sido una experiencia reveladora. Llevo diez años dedicada en cuerpo y alma a la editorial y, aunque durante esos años he viajado mucho y he tenido vacaciones, la crisis sanitaria para mí ha supuesto un retorno a mi esencia, es decir, que por primera vez he logrado separarme en cuerpo y alma de la editorial. He podido reflexionar sobre la vida que he llevado y sobre cómo esta ha ido cambiado. Y me alegro de haber logrado esa separación. Ha sido la pausa profesional más feliz de mi vida.

2) El cierre de las librerías ha sido un golpe duro, pero al mismo tiempo ha dado pie, en mi caso, a una lúcida reflexión sobre el modelo de negocio al que estamos sometidos. Esa reflexión no se habría dado en medio del ritmo frenético que solíamos llevar. Respecto al caso de mi editorial en particular, tuve suerte porque no tuve libros atrapados en plena distribución, sí tenía dos libros impresos que no llegaron a distribuirse y eso ha sido una suerte, ya que voy a poder lanzarlos en junio como novedades.

3) El libro siempre está en crisis; es cierto que esta vez se trata de una crisis inédita, pero lo que seguirá no dejará de ser otra crisis económica parecida a otras que ya nos han castigado en el pasado. Mi mayor preocupación ahora reside en el hecho de que, a pesar de las crisis, nadie pone sobre la mesa unas medidas que permitan a la industria editorial navegar con el mar revuelto. Nos limitamos a esperar que pasen para volver a empezar con el mismo modelo y el mismo ritmo. El sector necesita una gran revolución si quiere sobrevivir en esos tiempos inciertos (llegarán otras crisis) y me refiero a la hiperproducción y al modelo colocación/devolución. Por otro lado, hasta que la cultura no llegue a ser una cuestión de Estado, como lo es en otros países, su autorregulación respecto al modelo nos llevará a un inmovilismo en el que los grupos de poder siempre impondrán sus reglas. El sector necesita una regulación institucional, y que su intervención no se limite a subvencionarnos.

4) Dos títulos no pudieron salir, pero saldrán en junio y, claro, si los libros previstos para marzo/abril salen en junio nos tocará mover todo el plan editorial. No tenemos claro todavía si lograremos publicar todos los títulos que teníamos contratados para 2020. Estamos a la espera de ver cómo reacciona el mercado y tomaremos decisiones en cuanto veamos las colocaciones de esos dos libros de junio. Lo último que queremos es publicar por publicar, así que si la crisis resta visibilidad a nuestros títulos, tenemos muy claro que las grandes apuestas las pasaremos a 2021. ‘Tokio. Pinceladas del alba’, de Michaël Ferrier (3 de junio); ‘Alois Nebel’ (novela gráfica), de Jaroslav Rudiš & Jaromír 99 (24 de junio).

5) Es complicado hacer un pronóstico, entiendo que hay que intentarlo y solo entonces sabremos… Hay muchos profesionales implicados en la organización de los eventos editoriales y hay mucho trabajo detrás como para que se tire por la borda. Hay que ser optimista y, aunque bajen las ventas, todo es mejor que nada y todo suma.

LIDIA LÓPEZ MIGUEL (LASTURA EDICIONES Y KAÓTICA LIBROS | MADRID)

1) Ha significado un cambio total en mi rutina y en mi vida. En el plano personal este confinamiento me ha pillado con una mudanza a casa de mi pareja recién hecha. Ha sido la primera mudanza de mi vida tras haber estado viviendo en otra provincia los últimos 13 años. Volver a Madrid y encerrarme ha sido prácticamente un todo en uno; así que lo he afrontado y lo afronto con cierta normalidad, porque tenía claro que con la mudanza habría un cambio en mis rutinas normales, fundamentalmente, porque he pasado de vivir sola mucho tiempo a vivir en pareja, pero que los cambios llegasen a este punto…, tampoco me lo imaginaba (ja, ja). Lo cierto es que me siento muy afortunada por haber podido vivir el confinamiento en mi actual situación personal, vivirlo enamorada y con la persona con la que quieres estar es tener muchísima suerte. Todo lo horrible e inenarrable se ha quedado de puertas para afuera; dentro, en la protección del hogar, hemos sacado tiempo para disfrutar de los juegos, la música, el cine, la comida, las risas y todo eso para lo que, a veces, el día a día de la normalidad no te dejaba hueco.

2) Soy de las que piensan que en toda crisis surgen oportunidades y, en este sentido, yo las he aprovechado de muy diferentes maneras. En primer lugar, hemos incorporado al equipo de Lastura Ediciones a Ana Orantes, una estupenda profesional que viene del mundo de las librerías y que ha realizado durante los últimos años una magnífica labor de distribución y marketing en una de las editoriales de poesía más conocidas en nuestro país. Que ahora vaya aplicar todos sus conocimientos en Lastura creo que va a suponer un gran salto en nuestra proyección. En segundo lugar, debo decir que este parón relativo (seguimos manteniendo el mismo ritmo de publicación) me ha permitido ponerme al día con esos asuntos pendientes que siempre se quedan colgando porque no son una urgencia del día a día. Son asuntos administrativos para los que nunca se saca tiempo y, bueno…, en este sentido he quitado algo de acumulación (¡no toda!). Y en tercer y último lugar, me ha servido, también, para conocer nuevas plataformas y medios de difusión que serán muy buenos para darles uso cuando todo esto pase. Sí, creo que me está sirviendo para superarme, y me quedo con eso.

3) Creo que estos meses van a suponer una reestructuración del mercado de la pequeña y mediana editorial. Muchas, lamentablemente, ya han cerrado y otras se están planteando hacerlo, especialmente aquellas cuyos dueños no se dedican de forma exclusiva al mundo editorial. Esto, que podría parecer algo bueno para las editoriales que tenemos intención de resistir el vendaval, no lo es en absoluto. Me duele ver la situación en la que se encuentran algunos compañeros de este cardumen. Por otra parte, el sector de las librerías se ha quedado muy tocado y hundido en algunos casos. Esto tampoco es bueno para los editores. En primer lugar, porque ya está empezando a haber muchos problemas para el cobro de facturas de las distribuidoras y eso nos ahoga la producción. Está habiendo, en este sentido, verdaderos problemas y, como ya se ha visto, las ayudas para el sector editorial son ínfimas y, desde luego, los pequeños estamos a kilómetros de olerlas.

Para sobrevivir tendremos que hacer muchos cambios tanto en la producción como en la distribución de las obras. Por el momento, tendremos que centrarnos en la venta de libros de manera exclusiva en las librerías y a través de nuestras plataformas propias, pero eso, bien sabemos, es un goteo que no renta, ni mucho menos, como lo hacen las ventas en las presentaciones de libros. Por eso estamos implementando muchas campañas online, como ‘Al habla con la editora’, que son directos en Instagram todos los jueves desde nuestra cuenta, y presentaciones de libros a través de distintas plataformas. También creemos que es importante apoyar a las librerías y, en este sentido, cuando alguna librería presenta online alguno de nuestros títulos, le hacemos llegar el 30% de la recaudación de esa obra obtenida a través de la venta en nuestra página web durante toda esa semana. Algo es algo. Todo con tal de que salgamos a flote todos juntos.

4) Muchos, muchísimos. Cuando se decretó el estado de alarma tuvimos que cancelar más de tres presentaciones semanales; esto sin incluir todas las presentaciones que se iban a llevar a cabo en las diferentes ferias del libro que teníamos comprometidas (Fira del Llibre de València, Feria del Libro de Sevilla, Feria del Libro de Bajadoz, Feria del Libro de Fuenlabrada, Feria del Libro de Rivas, Feria del Libro de Trujillo, Feria del Libro de Madrid…). Esto nos ha caído a los editores en el peor momento. Abril y mayo son nuestros mejores meses del año. Sin embargo, he de decir que en Lastura, aunque llevamos algo de retraso, estamos manteniendo el mismo calendario de publicaciones pactado con los autores –que en esta época del año, debido a las ferias, es algo superior con respecto al resto del año–. Cada mes ven la luz entre cinco y siete títulos nuevos editados de una manera tradicional (quiero recalcar esto, porque el esfuerzo económico que estamos realizando es titánico y, con total sinceridad, espero que se vea recompensado).

5) No quiero ser pesimista, pero lo veo bastante complicado. Si ya es complicado que alguien se acerque a tu caseta y abra un libro del que previamente no tiene referencias, pues con estas medidas lo será aún más. Habrá que ser muy imaginativos y, por nuestra parte, ya estamos buscando métodos para hacer llegar a los posibles lectores toda la información de las obras sin necesidad de abrirlas. También habrá que ser muy selectivos con lo que se pone encima del mostrador. Habitualmente, intentamos colocar el máximo número de títulos y ahora creo que habrá que cambiar radicalmente la estrategia. En cuanto a lo que se refiere a las organizaciones de las diferentes ferias y encuentros, espero que nos faciliten tanto las medidas de higiene necesarias como la venta de los libros. En este sentido, sería interesante que las organizaciones de las grandes ferias se comprometieran a comprar un determinado número de ejemplares a cada editorial para ayudarnos a superar esta caída. Hay que tener en cuenta que nosotras ya pagamos en su momento el precio de las casetas como si fuéramos a acudir a una feria con total normalidad. En consecuencia, espero compromiso y solidaridad real con quienes estamos haciendo el esfuerzo de resistir y seguimos con la intención de acudir a estas convocatorias ya de por sí siempre excesivamente caras para los editores.

MAYDA BUSTAMANTE (HUSO Y EDICIONES CUMBRES | MADRID)

1) Desolación y, al mismo tiempo, me ha sorprendido la capacidad de adaptación que al final me habita.

2) Con incertidumbre, pero no he dejado de trabajar (en algunos aspectos, incluso más).

3) La situación es muy compleja, sobre todo para las editoriales independientes y las librerías literarias. Son necesarios apoyos muy concretos al sector, si no muchos quedaremos en el camino.

4) Nosotros tenemos seis novedades que duermen en el almacén de nuestra distribuidora, en espera de que que la situación se normalice.’La voz de lo que fuimos’, de Juan Laborda; ‘Atrapadores de polvo’, de Lucie Faulerová; ‘Guernica’, de Liliana Díaz Mindurry; y ‘Que nadie muera sin amar el mar’, de María Luisa Balaguer –estos de Huso–. Y ‘Augusto Bournonville. Historia de una tradición’, de Ioshinobu Navarro Sanler; y ‘Diálogos con la danza’, de Alicia Alonso –de Ediciones cumbres–. Tuvimos que cancelar dos presentaciones para las cuales ya habíamos cursado invitaciones. Esta situación debe de ser la de muchos. ¿Y cómo soportarán las librerías la avalancha de novedades cuando sea posible la distribución? Habrá víctimas. Será inevitable.

5) Necesarias serán. Rentables, me temo que no.

RUTH LLOPIS (ANANTES | SEVILLA)

1) Un nuevo palo al sector. Por la fecha, ya teníamos inversiones de cara a la primavera que han supuesto más gastos extras e ingresos escasos.

2) Echando imaginación. Nos tenemos que volver a inventar para que todo siga igual.

3) Con esperanza, si no ya hubiese cerrado (je, je). Esta situación nos ha dado tiempo, y espero que la gente tome conciencia crítica de la situación y la aproveche en el futuro. Creo que se debería fomentar, desde las istancias educativas, el fomento de la lectura contemporánea y de autores próximos. Eso hará que el hecho de escribir/leer sea algo real al alcance de todos.

4) Teníamos muchas expectativas en ‘Diario de cabotaje’, de Rafael García Maldonado, que ha tenido una gran acogida de crítica, y ‘Casi todas mis letras del cante’, que se había planificado presentar con cantaores que interpretarían esas letras. Esos eventos no van a poder hacerse, de momento.

Además, siendo sevillanos, teníamos ‘Rimas’, una reedición prologada por una de las mayores expertas en Bécquer, Pilar Alcalá, que era nuestro pequeño homenaje en el año del 150 aniversario de la muerte del poeta.

5) Por definición, esas normas nunca pueden ser rentables. Nos ayudarán a paliar un poco la situación, porque sin ellas no habrá ventas. Todo dependerá de la comunidad científica y del tiempo en encontrar vacunas o tratamiento. Si la gente pierde las buenas costumbres sanitarias, habrá recaídas, y, si tiene miedo, no irá a los eventos. Es un equilibrio difícil, pero en este sector estamos acostumbrados a adaptarnos a lo que venga.

Lectora anónima durante la gripe española de 1918.

Merche Medina

La Odisea inspira la 54 Fira del Llibre

54 Fira del Llibre
Jardines de Viveros de València
Del 25 de abril al 5 de mayo de 2019

El cartel de la 54 Fira del Llibre, que se celebrará del 25 de abril al 5 de mayo de 2019 en los Jardines de Viveros de València, se inspira en el poema épico ‘La Odisea’, tema central de la nueva edición del certamen, para destacar la pervivencia del sector del libro pese a las dificultades que experimenta desde hace años, así como para reivindicar el papel de la literatura y la cultura en el actual escenario de cambio social e incertidumbre política.

El diseño, que se presenta ahora, es obra del ilustrador valenciano Pablo Caracol, seleccionado entre 51 candidaturas, tras la correspondiente llamada a proyecto convocada en julio del año pasado por el Gremi de Llibrers y la Fundació Fira del Llibre, organizadores del evento.

Cartel de la 54 Fira del Llibre de Valèncnia, creado por el artista Pablo Caracol. Fotografía cortesía de los organizadores.

Cartel de la 54 Fira del Llibre de Valèncnia, creado por el artista Pablo Caracol. Fotografía cortesía de los organizadores.

“El concepto del cartel se construye a partir del tema de la Fira del Llibre de este año, ‘La Odisea’. De entre las múltiples lecturas que emanan de un título tan sugerente, he decidido centrarme en la particular odisea que el mundo del libro vive en plena era de la imagen. El cartel pretende transmitir la lucha y la aventura que vivimos todos aquellos que guardamos relación con la literatura y que queremos hacer de ello una profesión digna de la que poder vivir. Escritores, ilustradores, editores, libreros, todos dentro de un mismo barco que se abre paso sorteando tormentas, olas de diferentes naturalezas y, por suerte, también días de calma y suaves brisas. Divisamos aguas tranquilas donde no solo los transatlánticos de los best sellers y las grandes cadenas de venta de libros disfrutan del placer de navegar; divisamos un bello horizonte y hacia él nos dirigimos”, afirma Pablo Caracol sobre su obra.

Pablo Caracol (València, 1983) es Licenciado en Bellas Artes y empezó su trayectoria artística mediante la experimentación con diferentes disciplinas, como la fotografía, la escultura y ilustración. En la actualidad, centra su actividad en el desarrollo de proyectos propios como ilustrador y escritor de literatura infantil y juvenil, así como en los ámbitos de la cartelería, las portadas de libros y la ilustración para prensa, campo en el que ha trabajado para medios nacionales e internacionales como El País, The Economist, La Marea, 20 Minutos, Le Courrier International y Tiempo. Es autor de ‘Me gustan los globos’ (Narval Ediciones, 2016), seleccionada para el proyecto NewSpanishBooks; su próximo libro, ‘La Espera’, resultó finalista en el concurso internacional de álbum ilustrado convocado por la editorial A Buen Paso. Recientemente, ha resultado ganador del III Certamen Nacional de Carteles de Animación a la Lectura Las Rozas Lee 2018, y seleccionado en el 9° Certamen de IberoAmerica Ilustra.

Imagen del artista Pablo Caracol, autor del cartel de la 54 Fira del Llibre de València. Fotografía cortesía de los organizadores.

Imagen del artista Pablo Caracol, autor del cartel de la 54 Fira del Llibre de València. Fotografía cortesía de los organizadores.

Formaron parte del comité de selección representantes de la Associació de Professionals de la Il·lustració Valenciana (APIV), la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV), la Asociación de Empresas de Comunicación Publicitaria de la Comunitat Valenciana (ComunitAD) y FULL-Fundació pel Llibre i la Lectura, además de las entidades convocantes.

Actividades

Por otra parte, el Gremi de Llibrers y la Fundació Fira del Llibre acaban de abrir el plazo para la presentación de solicitudes de participación con expositor, que acaba el 1 de febrero, de organización de actividades, que finaliza el 1 de marzo, y de propuesta de firmas de ejemplares, hasta el 5 de abril. Asimismo, los colegios e institutos interesados disponen hasta el 1 de febrero para inscribirse en alguna de las 40 actividades escolares que acogerá la Fira con el patrocinio institucional de la Biblioteca Valenciana, dirigidos al alumnado del segundo ciclo de Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato.

54 Fira del Llibre. MAKMA

Un Salón lleno de libros

Salón del Autor
Casino Cirsa
Avenida de las Cortes Valencianas, 59. Valencia
Sábado 3 y domingo 4 de febrero de 2018

La literatura es un arte que, salvo muy contadas excepciones  se practica de forma individual, en solitario. Pero si el escritor quiere llegar a los lectores debe contar con el apoyo de otros elementos que completan el proceso de creación: editoriales, distribuidoras, libreros, medios de comunicación, redes sociales, etcétera. Amazon y las plataformas digitales han abierto puertas antes inexistentes, pero el sueño del autor es contar con el respaldo de un sello editorial que incluya su obra en un catálogo y la acredite como tal.   La avalancha de nueva firmas que aspiran a consagrarse como narradores de ficción ha llevado a una especie de colapso y acceder a una editorial hoy día para un autor novel es prácticamente imposible. Ante la frustración que supone, unos optan por la autoedición y otros intentan jugar la baza de los premios literarios.

Integrar los distintos elementos implicados en la producción del libro es el objetivo de el Salón del Autor, un evento que se celebra por primera vez este fin de semana en Valencia. Las librerías Pinazo de Godella, Bibliomanía de L’Eliana, Bibliocafé y Clarion han unido sus fuerzas para poner en marcha un encuentro que reunirá en Casino Cirsa a los profesionales del sector del libro: editores, escritores, bloggers, ilustradores, traductores, correctores.

García-Lliberós

María García-Lliberós. Imagen cortesía de la autora.

“El objetivo que perseguimos es que sea un lugar de encuentro entre los diferentes profesionales del libro de donde surja nuevos y atrayentes proyectos editoriales y llegue a ser una referencia nacional ”, señalan los organizadores. “Nos hemos lanzado a la aventura porque detectamos la necesidad de ocupar este hueco en la actividad cultural de la Comunidad. Como libreros estamos en contacto con lectores, escritores, proveedores y también con futuros escritores, y observamos que muchos de ellos no saben por dónde empezar. No saben qué tipos de editoriales hay, cómo dirigirse a ellas,  qué premios literarios existen, qué recursos de marketing pueden usar, etcétera . Queremos que el Salón les oriente en ese sentido y  les resulte un experiencia enriquecedora para sus proyectos literarios”.

La idea es que el evento tenga periodicidad anual y que en próximas adiciones acoja a autores valencianos y de otras comunidades. Se llama 360º en referencia  a todos los profesionales que giran en torno a la creación de un libro.  “No queremos ser un congreso de una temática concreta, de estos ya hay muchos y algunos muy interesantes, trataremos todos los géneros y daremos formación en diferentes ámbitos”.

A lo largo de dos intensas jornadas se ofrece un programa muy variado, con charlas y mesas redondas sobre novela romántica, fantasía y ciencia ficción, literatura y cine, agentes literarios, bloggers y booktubers, ilustración, portadas, etcétera. También se celebrarán sesiones de speed date con editoriales, talleres de corrección y haikus y marketng para escritores.

Juan Miguel Aguilera. Imagen cortesía del autor.

Juan Miguel Aguilera. Imagen cortesía del autor.

Ya hay más de 250 personas inscritas. Entre los participantes: Paco Roca, Manuel Casañ, María García-Lliberós, Enrique Belloch, Carmen Alcayde, Marta Querol, Bernardo Carrión o Juanjo Braulio.

Los organizadores han elegido estas fechas porque no era conveniente que el evento coincidiera con Navidad, Fallas o la Semana de Pascua. A partir de abril y mayo el calendario encadena ferias de libros en muchas localidades. Febrero, que suele ser un mes tranquilo para las librerías era el mes más apropiado.

“Este evento no tiene que ver con la Feria del Libro y queremos diferenciarlo”, afirman. “En la feria hay todo tipo de fondo, aquí los únicos libros que estarán a la venta serán los de los ponentes, moderadores y asistentes. Y por lo que respecta al público, en nuestro caso, no buscamos cualquier lector que se acerca a echar un vistazo por si encuentra un libro que le llame la atención. Se trata un público profesional, se busca crear nuevos proyectos editoriales y formar a escritores, por lo que esto requiere de una atención especial que no se puede diluir en otro evento”.

Después de varios años en el furgón de cola del índice de lectura la Comunidad Valenciana alcanza mejores puestos, con  un 61’2% en el 2017 lo que representa un incremente del 7’7% con respecto a 2012. “Cualquier noticia que suponga el aumento de la lectura, que sea lea más y mejor, nos alegra muchísimo, nos entusiasma, creemos que los libreros tienen un gran papel en esto y que cada día se preocupan de ofrecer un buen fondo editorial y se mueven mucho para ofrecer planes interesantes a sus clientes”.

La mala noticia es que casi la mitad de los españoles, el 40,3% reconoce que no lee o casi nunca lee en su tiempo libre. Por eso todo tipo de actividades que potencien  el hábito de la lectura y el amor a los libros es bienvenida y debe ser apoyada y potenciada.

Juanjo Braulio. Imagen cortesía del autor.

Juanjo Braulio. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

PRESENTACIÓN DE LA IV EDICIÓN DE VLC NEGRA

IV edición de VLC NEGRA
Diferentes sedes, Valencia
Del 6 al 15 de mayo de 2016

La cuarta edición del festival VLC NEGRA, que se celebra entre el 6 y el 15 de mayo, batirá su récord de actividades con 75 eventos repartidos entre las 20 sedes que darán cabida al festival.

Uno de los actos más destacados del festival tendrá lugar el sábado 7 de mayo, con la presencia del escritor francés Pierre Lemaitre, ganador en 2013 del galardón literario más importante de Francia, el Premio Goncourt. Lemaitre es autor de una serie negra protagonizada por Camille Verhoeven, Comandante de la Brigada Criminal de París, cuya cuarta y última entrega se publica en España el 5 de mayo. Antes del encuentro con Lemaitre se celebrará una charla entre la escritora y periodista Rosa Montero y el novelista José Carlos Somoza. Además, el escritor italiano Antonio Manzini será el encargado de protagonizar la sesión inaugural del festival, el viernes 6 de mayo en la Sala Russafa.

Homenajes a Chirbes y Tasis

El primer fin de semana también contará con un homenaje a Rafael Chirbes, el aclamado novelista valenciano, fallecido el pasado verano. Los periodistas Xavier Aliaga y Mikel Labastida, además de un representante de la Fundación Chirbes, abordarán la trayectoria y la obra del autor de En la orilla y Crematorio. Chirbes recibirá a título póstumo el premio González Ledesma, que premia toda una carrera literaria.

El festival dedicará otro homenaje a Rafael Tasis (Barcelona, 1906), el padre de la novela negra escrita en catalán, que murió exiliado en París en 1966. Recientemente se han cumplido los 60 años de la publicación de La biblia valenciana, la primera novela negra que fue editada en catalán en España.

Arden Producciones estrena La soga

Valencia Negra mantiene su vocación de extender el festival por toda la ciudad. Así, se celebrarán encuentros en más de veinte sedes. La principal seguirá siendo la Sala Russafa, que acogerá varios encuentros con autores. Además, será la sede de las seis representaciones de La soga, montaje teatral inspirado en la película de Hitchcock y dirigido por Iria Márquez, que la compañía Arden Producciones ha producido expresamente con motivo de la cuarta edición del festival.

Imagen del cartel de la IV edición de VLC NEGRA. Fotografía cortesía de los organizadores.

Octubre Centre Cultural

Octubre Centre Cultural acogerá dos jornadas, la del martes 10 de mayo, dedicada a autores en lengua valenciana, y la del 12 de mayo, jueves, dedicada al cine, que contará con la presencia del cineasta Rodrigo Cortés. Ese día también se dilucidará el ganador del concurso de cortometrajes #60EnNegro, que se conocerá tras las votaciones del público y la decisión final del jurado, que seleccionará el mejor corto de entre los cinco finalistas.

Mesas sobre corrupción y saqueo cultural

La corrupción centrará uno de los debates más atractivos del festival. Antonio Penadés, Joan Llinares y Esperança Camps, moderados por la periodista Laura Ballester, analizarán la avalancha de casos de corrupción que han sacudido la Comunitat Valenciana y el resto de España en los últimos años. Un tema similar ocupará a un grupo de periodistas, que hablarán en el centro Las Naves sobre el saqueo cultural a que ha sido sometida Valencia en los últimos años.

Librerías y bibliotecas

También hay varias librerías que participan en esta cuarta edición: FNAC, que acogerá cinco actividades y una exposición dedicada al 30 aniversario de la Editorial Bromera; La Casa del Libro, que acogerá la firma colectiva de autores del domingo 15 de mayo y dos eventos para niños, día de clausura del festival, Bartleby, que acogerá un encuentro con autores, y Futurama, sede del encuentro de cómic. También colabora con el festival el Gremi de Llibrers.

Este año se han programado talleres, clubes de lectura, conferencias y actividades infantiles hasta en siete bibliotecas. Seis pertenecen a la Red de Bibliotecas Municipales: Tomás Vicente Tosca, Joan de Timoneda, Nova Al-Russafi, Roiç de Corella, Joanot Martorell y María Moliner; y la Biblioteca de la calle Hospital de la Generalitat Valenciana. El festival también tendrá presencia en el stand que la Red de Bibliotecas Municipales abrirá al público en la Primavera Educativa, que se celebra próximamente en los Jardines del Turia.

Un instante de la presentación de VLC NEGRA. Fotografía cortesía de los organizadores.

Un instante de la presentación de VLC NEGRA. Fotografía cortesía de los organizadores.

Manifiesto contra la violencia de género

Valencia Negra se adhirió al manifiesto contra la violencia de género que a principios de año firmaron todos los festivales de género negro de España. Por ese motivo, ha programado una actividad con el objetivo de denunciar esta lacra y concienciar del decisivo papel que ha de jugar la ciudadanía para intentar evitar muchas de las agresiones de hombres a mujeres. Para ello se celebrará una sesión con el grupo Gamma de la Policía Local de Valencia, unidad que fue pionera en la lucha contra la violencia de género y que funciona en la ciudad desde 2003.

Colaboración con la ONG Proactiva Open Arms

A partir de este año, el festival apoyará una causa en cada edición que celebre. Para la actual, se va a fomentar que el público asistente al festival colabore con la ONG Proactiva Open Arms, de Badalona, que trabaja en las playas del Mar Egeo para prestar ayuda a los refugiados sirios que van huyendo de la guerra.

Ciclo de cine negro

Como cada año, el festival dedica un ciclo de al cine negro. En esta edición estará dedicado al cine polar francés. La Filmoteca Valenciana exhibirá cinco películas, con dos proyecciones de cada una de ellas para un total de diez. Las películas son Groupi Mains Rouges (Jackes Becker, 1943), Pleins feux sur l’assasin (Georges franju, 1961), Made in USA (Jean Luc Godard, 1966), Eaux profundes (Michel Deville, 1981) y Conexión Marsella (Cédric Jimenez, 2014). El ciclo de Polar francés se completará con una conferencia sobre esta materia, ofrecida por Daniel Gascó, experto cinematográfico.

Circuito de jazz

Por segundo año, VLC NEGRA impulsa un circuito de jazz, que se celebrará en cinco sedes diferentes: Sala Russafa, Black Note, Café Rialto, La edad de oro y Bistro Musical Una Cosa Rara. En total, se celebrarán 18 conciertos.

Firma colectiva

Como cada año, una firma colectiva con autores cerrará el festival. Este año, la cita tendrá vocación callejera, ya que está previsto salir al encuentro del público. La Casa del Libro es el lugar elegido: se dispondrán unas mesas en el Pasaje Ruzafa de manera que la accesibilidad a los autores y su interacción con el público sea lo más estrecha posible.

Premios

Valencia Negra mantiene las tres categorías de premios de novela: mejor novela, millor novel.la y best novel. Las nominadas a mejor novela son La conspiración de los mediocres, de Ernesto Mallo (2015, Siruela), Madrid:frontera, de David Llorente (2015, Alrevés), Maldita verdad (2016, Versátil), El ángulo muerto, de Aro Sáinz de la Maza (RBA, 2015) y Soles negros, de Ignacio del Valle (Alfaguara, 2016). Las nominadas a millor novel.la son Resurrecció i mort de G. T., de Josep Lluís Roig (3 i 4), La cara B de Esperança Camps (2015, Llibres del delicte), Un sepulcre de lletres minúscules, de Silvestre Vilaplana (Bromera), Sense fi, de Salvador Company (2015, Angle editorial) y Foc verd, de Jordi de Manuel (2016, Crimscat). Las nominadas a best novel son Una lección de vida y muerte, de Belinda Bauer (2016, Roca editorial), La costilla de Adán, de Antonio Manzini (2015, Salamandra black), Fantasma, de Jo Nesbo (2015, Reservoir Books), El dragón de Shangai, de Qiu Xiaolong (2016, Tusquets) y El cártel, de Don Winslow (2015, RBA).

Un instante de la presentación de VLC NEGRA. Fotografía cortesía de los organizadores.

Un instante de la presentación de VLC NEGRA. Fotografía cortesía de los organizadores.

VLC NEGRA

 

Librerías que se van, ¿sueños que se acaban?

Cristina Guzmán Traver, Fragments de cultura
Palau de Pineda, Plaza del Carmen, 4.
Hasta el 30 de noviembre de 2015

La cerámica de Cristina Guzmán Traver rinde tributo a las librerías

Aquel paraíso que imaginó Borges en forma de librería podría tener un futuro incierto. Los datos son demoledores; indican que entre dos y tres locales clausuran su actividad diariamente.[1] La clave de su supervivencia podría implicar un aumento de apoyo al sector (estableciendo por ejemplo un sello de calidad que permita beneficios fiscales), la reinvención de estos espacios o la creación de nuevas políticas de fomento a la lectura.[2] Pero lo cierto es que, mientras se determinan soluciones, la lucha contra este destino también se visibiliza simbólicamente a través de algunos proyectos artísticos. Desde esa perspectiva, Cristina Guzmán Traver realiza un seguimiento de las librerías emblemáticas que han cerrado recientemente sus puertas y desarrolla una serie de gestos y acciones apoyados en la escultura, la instalación y la pintura como reivindicación de aquel lugar soñado. Algunas de ellas centenarias y todas referentes en sus ciudades, estas librerías se convirtieron en auténticos lugares de encuentro intelectual y humano superando el exclusivo cometido de empresa. Las librerías Luque en Córdoba, Machado en Sevilla, Martínez Pérez y Proa en Barcelona, Galí en Santiago de Compostela o la librería Rumor en el barrio de Chamartín de Madrid cerraron sus puertas y con ello desdibujaron parte de la identidad local.

Cristina Guzmán Traver. "Llibres", gouache sobre papel, 2015. Cortesía de la artista.

Cristina Guzmán Traver. «Llibres», gouache sobre papel, 2015. Cortesía de la artista.

Siguiendo este dramático proceso, durante el mes de noviembre Valencia despedirá otro referente cultural. La librería Valdeska finaliza su etapa y lo hace tal y como comenzó: alejada de las novedades y los best sellers, configurando lo que para algunos fue más bien una “no-librería” cuyo camino se orientaba hacia el arte, el pensamiento y la literatura.[3] En este sentido, la exposición Fragments de Cultura inaugurada recientemente en el Palau de Pineda, recrea iconos a partir del atractivo que representa la particular identidad de las librerías pequeñas y su labor como narradoras de historias. Desde las sutiles alienaciones de estanterías en las composiciones de gouache y las piezas de cerámica y gres que reúnen montañas de pequeños libros agrupados bajo la figura del lector, la mirada de Cristina Guzmán configura un entorno de contrastes donde las texturas incorporan la calidez a la materia hasta llevarla a su origen. Si para Neruda fuimos “párpado del barro trémulo y forma de la arcilla”, en la obra de esta autora somos el recuerdo de la tierra, de sus surcos y su tiempo.[4] Proyectadas desde los comienzos con estructuras de metal, madera o cemento, sus esculturas se consolidan en torno al barro, convirtiéndose en el material más importante en su trayectoria artística. La cerámica actúa como símbolo de permanencia y establece vínculos secuenciales con los trabajos de otros artistas como sus maestros Arcadi Blasco y Enric Mestre, ciertas expresiones de Elena Colmeneiro y, principalmente, con el minimalismo de María Bofill desde un interés por los objetos pequeños y su calidad de ejecución.

No es la primera vez que Cristina Guzmán incorpora la instalación en sus proyectos. El estudio de la técnica, los diferentes métodos de cocción y la integración de nuevos soportes consolidaron otras como Cartes al vent, donde asocia al discurso nuevos ingredientes como el papel y el texto, para posteriormente expandir sus esculturas e integrar la fotografía o el dibujo. En este sentido, la instalación presentada en la exposición compuesta por nueve libros aislados desde la individualidad de nueve peanas, resume  parte de estos procesos y representa la naturaleza de los materiales y el equilibrio de los volúmenes que el fuego petrificará para siempre.

Cristina Guzmán Traver. Instalación "Llibreries", cerámica, hierro y metacrilato, 2015. Cortesía de la artista.

Cristina Guzmán Traver. Instalación «Llibreries», cerámica, hierro y metacrilato, 2015. Cortesía de la artista.

Los libros, convertidos en elementos ajenos al mundo y a la vida, permanecen envueltos en cajas de metacrilato, reposando inertes en sus nichos transparentes. “Murieron 912 y nacieron 226” era la sentencia con la que arrancaba un reciente artículo para explicar el panorama que, hoy por hoy, resisten las librerías. Y como si de un escenario se tratara, la obra de Guzmán representa arquitecturas imaginadas que aluden a cada cierre y nos conducen a reflexionar sobre el vacío de la comunicación, la desaparición de estos espacios (la nostalgia por aquella librería-buena-de-siempre en cuyo local, ahora, han abierto un McDonald’s…) y la pérdida del relato que generó estar en ellos. Porque en muchas ocasiones descubríamos que el librero era también poeta, editor, diseñador, escritor, fotógrafo… y su aportación enriquecía el propio mundo del libro. Valdeska siempre fue una librería peculiar que comenzó en 1979 en la calle Quart, después en Gobernador Viejo, para continuar desde el inicio del IVAM en 1989, hasta llegar a su última ubicación en la calle del Mar. De la mano de Sergio de Diego, Valdeska fue un lugar habitado por historias interesantes que invitaban al hedonismo y a respirar la vida.

Bajo el lema ‘Leer es viajar’ el pasado 13 de noviembre se celebraba la quinta edición del Día de las Librerías cuya iniciativa reivindicaba su papel como motor de la cultura. Recientemente comprobamos con cierta esperanza la sucesión de reconocimientos. Por un lado la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte concedió a Traficante de sueños, de Madrid, el Premio Librería Cultural 2015, destacando así la figura del librero como agitador cultural, y por otro la Consellería de Cultura de la Generalitat Valenciana acaba de distinguir a un lugar emblemático como la librería París-Valencia con el Premio a la Mejor Trayectoria. Todavía nos queda el libro sustentado por páginas de aromas (de cada 100 publicados, 75 continúan editándose en papel) y, en palabras de Daniel Pennac, nos queda la dicha de ser lectores.[5] Porque “la lectura no depende de la organización del tiempo social, es, como el amor, una manera de ser”.

Cristina Guzmán Traver. "Llibres", gres, arcilla y esmaltes óxidos, 2015. Cortesía de la artista.

Cristina Guzmán Traver. «Llibres», gres, arcilla y esmaltes óxidos, 2015. Cortesía de la artista.

Maite Ibáñez


[1] Informe Observatorio de la Librería 2014, presentado en febrero de este año por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL)

[2] “En España, a diferencia de otros países europeos, no existe ningún tipo de régimen fiscal especial para las librerías, ni están sujetas a deducciones por tratarse de un local cultural. Una librería es el mismo tipo de comercio, a efectos fiscales, que una tienda de ropa. Paula CORROTO, “Librerías: muerte, renovación o burbuja, El diario.es, 08/03/2015

[3] Alfons GARCÍA, “Valdeska se despide”, Levante, 06/10/2015

[4] Pablo NERUDA, del poema Amor América, “El hombre tierra fue, vasija, / párpado del barro trémulo, forma de la arcilla […]”

[5] Daniel PENNAC, Como una novela, Anagrama, Barcelona, 1996

Cristina Guzmán Traver. "Lectors de llibres", gres, arcilla y esmaltes óxidos, 2015. Cortesía Inma Caballer.

Cristina Guzmán Traver. «Lectors de llibres», gres, arcilla y esmaltes óxidos, 2015. Cortesía Inma Caballer.

Russafa, el barrio de las mil danzas

Festival Circuito Bucles
Diferentes espacios de Russafa
Del 29 de octubre al 1 de noviembre de 2015

Russafa se echa a bailar. Librerías, galerías de arte, comercios, restaurantes y terrazas de este barrio, que es hoy el más vivo y dinámico de la ciudad, se convertirán este fin de semana en el país de las mil danzas. Es la 3ª edición del festival Circuito Bucles, dirigido por Isabel Alfaro y Juan Pinillos  que bajo el lema ‘Disciplinas convergentes’ arrancó el  jueves 29 de octubre con una extensa y variada programación que se extenderá a lo largo de cuatro jornadas. Participan un total de 22 compañías la mayoría integradas por bailarines valencianos emergentes, también compañías nacionales y una de México.

“Hemos dado un salto exponencial”, afirma Pinillos. “El festival ha cambiado, ha crecido y se ha cimentado. Tenemos un montón de actuaciones gratuitas que se irán actualizando en la página web”. Nacido en 2013, este encuentro pretender ser una plataforma de promoción de nuevos creadores e intérpretes, y un laboratorio de experimentación abierto al intercambio y el diálogo artístico.

Festival Circuito Bucles. Imagen cortesía de la organización.

Festival Circuito Bucles. Imagen cortesía de la organización.

Junto a los formatos ya tradicionales Bucles, piezas de 30 minutos, y Minibucles de unos 15, la programación propone este año un Extra Bucle, La Jaula, obra multidisciplinar de danza contemporánea y poesía en la que  Nautile muestra la  importancia de la sensibilización ante la sociedad de las personas con diversidad funcional. Dentro del programa Satélite Bucles, sesiones de danza gratuita para todos los públicos y charlas abiertas con especialistas.

Flamenco y’ break dance’

En el apartado de Bucles participan: Lloc Incert, con Un heróico Intento y la pieza  Onkar, interpretada por Raul Huaman y Lorenza Di Calogero. La compañía valenciana Rodak fusiona la danza teatro y la performance en Click and go.  El flamenco está presente con la compañía Marcos Morales que llega desde Málaga para interpretar Los Restos del Naufragio. La danza más moderna, el break dance, combinada con el teatro de humor, lo traen los madrileños Umami con Agridulce. La poesía de Encarna Reig del Llibre de l’ànima i de les coses salvatge” se fusiona con la danza de Lorenza Di Calogero en un espectáculo del mismo título.

Los madrileños  Babirusa Danza desembarcan con Brea y Plumas, una creación que ahonda en el patriarcado como estructura de subordinación, y la compañía catalana DGustart representa Pilot automàtic, espectáculo multidisciplinar que habla sobre la rutina y sus consecuencias sobre las personas.                                                                             Además, los Minibucles ocuparán el centro Spirit of St. Luis con siete micropiezas.

Festival Circuito Bucles. Imagen cortesía de la organización.

Festival Circuito Bucles. Imagen cortesía de la organización.

Satélite Bucles

Entre las actividades de Satélite Bucles, la presentación de Bailar en precario, el primer estudio realizado en la Comunidad Valenciana sobre la situación que sufren los profesionales de la Danza, realizado por la Universidad de Valencia por encargo de la Asociación de Profesionales de la Danza de la Comunidad Valenciana (APDCV). Habrá también clases gratuitas de baile para mayores y pequeños, clases de Lindy Hop para bailarines y clases de Danza en Familia y Danza Creativa.

También se celebrarán charlas y debates, como el  dirigido por Juan Bernardo Pineda, profesor de Lenguaje Audiovisual y Performance en la Universidad de Zaragoza, miembro del International Dance Council –Unesco y presidente del Comité Científico del Congreso Internacional de Film de Danza. Hablará sobre  ‘La danza en el cine musical de Fred Astaire, Gene Kelly y Stanley Donen en oposición a la obra de Busby Berkeley’. Carmen Giménez Morte tratará el tema,  ‘Repensando en Centro Coreográfico’.

Entre las actuaciones gratuitas la que acogerá la clausura del festival, Aproximaciones a Poble Nou, a cargo de la Cía Mou Dansa. La programación de Satélite Bucles se irá actualizando en la web del festival ya que siguen incorporándose nuevos artistas, como la bailarina y coreógrafa mexicana Magdalena Brezzo, cuatro veces ganadora del Premio Nacional de Danza de México.

(http://circuito-bucles.com/)

Cartel Circuito Bucles 2015.

Cartel Circuito Bucles 2015.

Bel Carrasco

La muñeca hinchable de Grey

Grey, de E. L. James
Editorial Grijalbo

La página 421 publicada con un error informático de imprenta y el resto del contenido sometido a feroces críticas por supuesto sexismo. Así sale a la venta el jueves 16 de julio Grey, la nueva entrega de la serie Cincuenta sombras, que se publica en España y Latinoamérica en papel y en formato digital. La novela, que cuenta desde la perspectiva de su protagonista masculino la historia de amor entre Anastasia Steele y Christian Grey, se publica en español tan solo unas semanas después de la publicación del original en inglés que salió a la venta el pasado 18 de junio.

Grey, de E. L. James, en una imagen promocional.

Grey, de E. L. James, en una imagen promocional.

The Guardian señala que «es casi imposible leer Grey y no pensar que el narrador debería acabar en la cárcel» por su versión amorosa de «completo psicópata». The Telegraph va más allá, al apuntar que en Cincuenta sombras de Grey Anastasia cuenta su versión de la historia, pero que en esta última entrega «queda reducida a una mera muñeca hinchable». Para The Guardian, «el primer libro era bastante divertido y era básicamente el retrato de las blandas fantasías sexuales de una mujer». Ahora, en cambio, revela, según The Economist, «que Grey es más profundamente desagradable y más estúpidamente inseguro de lo que imaginabas en las anteriores novelas».

Grey ha tenido una tirada inicial en español de 500.000 ejemplares. En Estados Unidos y el Reino Unido la novela ha batido récords de ventas en las primeras semanas desde su lanzamiento con más de dos millones de ejemplares vendidos.

En España en la primera edición de la versión impresa se ha detectado una incidencia en la página 421 debido a un error informático en la imprenta, empresa ajena al grupo Grijalbo, según informa la propia editorial española. Por este motivo, continúa diciendo la editorial, «se ha puesto en marcha con urgencia una nueva edición que estará disponible a partir del 27 de julio. Sin embargo, se ha decidido no retirar esta primera edición por la expectativa que ha generado el libro entre los lectores y distribuir la página que falta por todos los medios posibles».

Esta página se podrá encontrar en la web http://www.megustaleer.com/grey421.html y se distribuirá a las librerías para que la puedan entregar a los lectores. Todo lector que desee cambiar su ejemplar podrá hacerlo en la misma librería en la que lo haya adquirido.

Fotograma de Las sombras de Grey, de Sam Taylor-Wood.

Fotograma de Las sombras de Grey, de Sam Taylor-Wood.

La trilogía Cincuenta sombras, formada por las novelas Cincuenta sombras de Grey, Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas, todas publicadas por el sello Grijalbo, se ha convertido en un fenómeno editorial mundial. Desde su publicación en  2012 en formato impreso y digital se han vendido 125 millones de ejemplares en todo el mundo y cerca de 7 millones de ejemplares en España y Latinoamérica y se ha traducido a 52 idiomas.

En febrero de este año llegó al cine la exitosa adaptación de la primera entrega, Cincuenta sombras de Grey, protagonizada por Dakota Johnson y Jamie Dornan. Los estrenos de las adaptaciones cinematográficas de Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas están previstos para 2017 y 2018.

 

“Queremos dar visibilidad a quien no la tiene”

Desayunos Makma en Lotelito
Con José Ramón Alarcón y Merche Medina, coordinadores de Russafa Book Week End, Eva Mengual, fundadora de La Seis Cuatro, y Marta Pina, de la Colección Pusilánime
Entrevista realizado por Vicente Chambó y Salva Torres, del equipo Makma

“Ha pretendido gestarse como un evento de referencia para el sector del libro”. Lo dice José Ramón Alarcón, quien junto a Merche Medina coordina Russafa Book Week End, la primera edición de una feria del libro que arranca el viernes con vocación de quedarse. Lo tiene todo para que así sea: una ubicación “idónea”, ocho librerías del “inquieto” barrio de Ruzafa (Gotham, Cosecha Roja, Kowalski, Slaughter, Le Petit Canibaal, Bartleby, Ubik Café, Camelopardus) a las que se suman otros espacios de la Comunidad Valenciana, y un sinfín de actividades complementarias, desde talleres, a conferencias, pasando por recitales de poesía, cuentacuentos, performances y conciertos. Las editoras Eva Mengual y Marta Pina participan en la feria. Reunidos en torno a un desayuno, nos hablan de la situación del sector del libro.

De izquierda a derecha, Marta Pina, Eva Mengual, Merche Medina y José Alarcón, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Marta Pina, Eva Mengual, Merche Medina y José Alarcón, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“El sector está enfermo de sector”

Russafa Book Week End nace “en busca de la especificidad, de la heterodoxia, tratando de ser lo más singulares posibles con el fin de reforzar una parte del sector que dispone de menos estructura, pero cuyos proyectos son interesantísimos”. Y a lo que dice Alarcón, añade Medina lo siguiente: “Valencia es una ciudad muy creativa a todos los niveles. Nosotros hemos detectado que hay menos visibilidad para determinadas publicaciones, tanto a nivel de librerías como de editoriales que apuesten por ellas. Esta feria lo que quiere es dar visibilidad a quien no la tiene”.

Y energía no les falta, sobre teniendo en cuenta, como apunta Alarcón, que “el sector está enfermo de sector, porque cuando hay mucha ortodoxia o un armazón pesado dificulta las cosas. Y poner en común a diferentes actores de un mismo espectro cultural es muy complicado”. Ellos lo han intentado montando un evento “integrador, no excluyente, ubicado en un barrio inquieto y de referencia como Ruzafa, pero que incluye a espacios de toda Valencia y del resto de la Comunidad Valenciana”, explica Medina.

Merche Medina, de blanco, y Eva Mengual, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

Merche Medina, de blanco, y Eva Mengual, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

“Somos muchos pero en distintas direcciones”

Eva Mengual tiene la sensación de que en Valencia hay muchos pequeños editores haciendo cosas, pero que la mayoría no se conoce entre sí. “A veces tienes que irte a otras ferias de fuera para conocer a los de tu ciudad. También veo que hacemos muchas cosas, pero cada uno en una dirección. Si Russafa Book Week End sirve al menos para conocernos, ya es importante”. A Marta Pina lo que le gusta de este tipo de ferias “es el contacto con la gente, poder explicar de tú a tú en qué consiste un proyecto. También sirve para ver lo que hacen otras personas, qué temas tratan, qué medios utilizan”.

Russafa Book Week End se distancia de las tradicionales ferias de Viveros o de Gran Vía en que, además del libro tradicional, acoge otras publicaciones ligadas a lo que se llama Libro de Artista. “Llegamos a un espectro muy amplio, desde autoediciones a revistas pasando por fanzines, libros de infantil y juvenil o textos más específicos”, señala Alarcón. Y de nuevo el público. “Sobre todo queremos tener contacto con el público, que es lo que aviva el sector, más que la ataraxia de estar paralizados o acomodados”.

Marta Pina (izquierda) y Eva Mengual, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

Marta Pina (izquierda) y Eva Mengual, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

“Un Libro de Artista no se comercializa como un libro”

Eva Mengual tiene muy claro que su trabajo está más cerca del mundo del arte que del mundo editorial. “Son obras de arte en forma de libro, por lo que no puedes comercializarlo como si fuera un libro tradicional”. Russafa Book Week End es un escaparate perfecto para este tipo de publicaciones. “Habrá un público diverso que se va a sorprender; hay una parte de descubrimiento”, comenta Alarcón.

Marta Pina cree que hay un resurgir del libro como obra artística y librerías que destinan un rincón a ese producto autoeditado. Eso sí, “muchas librerías quieren hacerlo, pero tampoco saben cómo tratar ese tipo de libros”. A juicio de Alarcón, ello se debe a que el librero “no suele ser un buen vendedor” de esa clase de publicaciones. “Suele ser una persona inquieta intelectualmente, pero no sabe vender; le falta chispa”.

De izquierda a derecha, Marta Pina, Eva Mengual, Merche Medina y José Ramón Alarcón, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Marta Pina, Eva Mengual, Merche Medina y José Ramón Alarcón, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

Por eso Marta Pina prefiere otros medios de distribución. “Si exceptuamos Dadá, que cuida tu material y es muy ordenada, y un par de sitios más, mi experiencia con las librerías tradicionales no ha sido buena. Prefiero el tú a tú de las ferias”. Alarcón subraya que el canal de distribución tradicional “se alimenta de la novedad, de ahí que todo el fondo que tú atesoras se difumine por completo en esos espacios donde los libros apenas duran dos o tres semanas”. Pero no se resigna: “Sabemos que esos son los cauces, pero hay una responsabilidad última por nuestra parte en forma de acción, en lugar del inmovilismo”.

Imagen de los Desayunos Makma, desde el exterior de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

Imagen de los Desayunos Makma, desde el exterior de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

“La feria tiene un componente educativo”

Y como la acción se demuestra andando, Merche Medina opina que esta feria viene a llenar precisamente ese hueco. “Sirve para encontrarse y aunar esfuerzos”. Entiende que el librero tradicional tiene “infinidad de propuestas además de la tuya, por lo que ahí se pierde la esencia del pequeño editor”. En cualquier caso, Russafa Book Week End, respaldada por la Generalitat Valenciana, pretende cubrir todo el abanico de publicaciones. “Las editoriales que tienen su distribución y las radicalmente independientes y cuyo radio de acción es mucho más limitado”. Para ello cuentan con la participación del Gremi de Llibrers, la Associació d’Editors del País Valencià, la Associació de Il.lustradors y la Asociación Valenciana del Cómic.

De izquierda a derecha, Marta Pina, Eva Mengual, Merche Medina, José Ramón Alarcón, Vicente Chambó y Salva Torres, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Marta Pina, Eva Mengual, Merche Medina, José Ramón Alarcón, Vicente Chambó y Salva Torres, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

También quieren que la feria tenga “un componente educativo”, tratar de “sensibilizar a la gente acerca de cómo se hace un libro, porque cuando lo saben, empiezan a valorarlo”. “No pretendemos hacer lo que en otros países llevan generaciones haciéndolo, pero hay que empezar poco a poco”, precisa Medina. Russafa Book Week End, del 17 al 19 de octubre, tiene mucho trabajo por delante. Seguro, también, que muchas ediciones para lograrlo. Hacía falta.

De izquierda a derecha, Merche Medina, Eva Mengual, José Ramón Alarcón y Marta Pina. Fotografía: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Merche Medina, Eva Mengual, José Ramón Alarcón y Marta Pina. Fotografía: Fernando Ruiz.

Salva Torres

Leer a través de las imágenes de Lim Soo Sik

LIM SOOSIK: chaekgado
Galería pazYcomedias
Pl. Colegio del Patriarca, 5. Valencia
Inauguración: 8 de mayo a las 20 h.
Hasta el 20 de junio de 2014

Chaekgado es la muestra expositiva que acoge la Galería pazYcomedias, en la que el libro, la cultura y la tradición juegan un papel muy importante, el comisario del Museo de fotografía de Seúl, Son Young-Joo, nos explica:

“En todas las épocas y países los libros han sido objetos de anhelo y deseo; Son muchas las personas que se saltan una comida para ir a comprar libros, para satisfacer, en las librerías, el placer de una nutrición intelectual eligiendo libros que serán coleccionados.

Chaekgado representa el deseo que siente Lim Soo Sik por los libros. El artista fotógrafo, Lim Soo Sik, lee la cultura moderna a través de los libros. “La fotografía que representa el libro, Nonpossession del sacerdote budista Beob Jeong todavía está en mi mente”, dice Lim Soo Sik. “Encontrarme con una librería llena de libros hace que se me ponga un nudo en la garganta. Los libros de colores bien ordenados de esta manera me crean un fuerte deseo de poseerlos”

Chaekgado es un retrato del propietario de la colección. El trabajo de Lim Soo Sik reconstruye con la fotografía el Chaekgado, denominación de las pinturas populares del periodo Choseon (1392-1910). Su trabajo para el Chaekgado empieza fotografiando librerías de diversas personas. Las librerías parecen iguales. Sin embargo, los libros en las estanterías son tremendamente diferentes dependiendo de los gustos y trabajos de sus propietarios. Además, en una librería, los libros y los objetos de decoración elegidos por su propietario implican distintas historias, proporcionando excelentes elementos visuales.

Para el artista, la parte más atractiva del Chaekgado es su peculiar perspectiva. De hecho, la imagen de la pintura tradicional de una librería es difícil de representar en una sola fotografía. Por eso, el artista deconstruye y reconstruye la imagen. Si quisiera tratar solo la perspectiva, podría resolver el problema de la perspectiva sacando fotos parciales y usando la tecnología digital. Sin embargo, elige coser piezas de fotos y representa el Chaekgado como un patchwork. De la misma forma que se van cosiendo las piezas de un patchwork se va rellenando una librería de libros. El trabajo de Lim Soo Sik es valorado como único en el mundo lo que incluye el tiempo absoluto.

Si la cultura se definiera como la complejidad de la actividad mental interior tales como el conocimiento, el arte, la religión, la ética, las leyes y tradiciones, el Chaekgado de Lim Soo Sik es cultural. Al igual que un libro está hecho a través de la deconstrucción y construcción, la cultura también se hace por medio de la costura de piezas de arte y vida conjuntamente a lo largo del tiempo, y a veces adquiere la forma de un libro específico. Por lo tanto, nosotros leemos cultura contemporánea a través de las fotografías de Lim Soo Sik.

El Chaekgado del periodo Choseon son pinturas populares que estuvieron de moda en el siglo dieciocho. Refleja el estilo de vida del periodo Choseon que perseguía el estudio de la vida ideal. Muestra objetos relacionados con el ocio de los señores incluida el material escrito en libros cuadrados como perspectiva opuesta. Si observamos con atención los dramas televisivos actuales, las habitaciones de los reyes y alta aristocracia están llenos de Chaekgado.”

Lim Soo Sik, "Chaekgado" (fotografía). Imagen cortesía de la Galería pazYcomedias.

Lim Soo Sik, «Chaekgado» (fotografía). Imagen cortesía de la Galería pazYcomedias.