“Nos preocupa que la gente coja miedo al contacto”

Remando en el mismo barco (VIII) | Testimonios de parejas dedicadas a la cultura
Mª Fernanda Medina y José Luis Rodríguez-Núñez
Jueves 25 de junio de 2020

El año 2010 abrió sus puertas en València una librería que rompía esquemas proponiendo un concepto más amplio y diferente de lo que representa el acto de elegir y comprar un libro. Además de sus fondos y novedades editoriales, incluía una cafetería y un espacio destinado a actividades literarias, desde presentaciones de libros a talleres y cursos de escritura en distintas modalidades. Se llamaba BiblioCafé y estaba situada en el barrio de Exposición, cerca del estadio Mestalla.

Muy pronto se convirtió en punto de encuentro de los amantes de los libros y buenas letras, y allí fue donde se fraguó ‘Generación Bibliocafé’, colectivo literario que bajo la coordinación del editor Mauro Guillén aglutina a un centenar de firmas, la mayoría valencianas, pero también de fuera.  Al frente de BiblioCafé se hallaba una pareja que ya son un referente cuando se habla de libros en esta ciudad: Mª Fernanda Medina y José Luis Rodríguez-Núñez.

Por desgracia, la librería tuvo que cerrar cuatro años después. En sentido homenaje, una veintena de escritores del colectivo nacido entre sus paredes le dedicó uno de sus títulos, editado en febrero de 2014, que reunía una colección de relatos en torno al amor a los libros y la lectura: ‘Último encuentro de BiblioCafé’.

Portada de ‘Último encuentro de BiblioCafé’ (Jam Ediciones / Generación Bibliocafé, València, 2014).

La desaparición física de la librería no representó la muerte del espíritu que la animaba. Medina y Rodríguez-Núñez han mantenido viva y dinámica su vocación de libreros y promotores de la literatura. Participan en las ferias del libro y pusieron en marcha ‘BiblioCafé Escuela de Escritura’, en la que imparten cursos y talleres escritores como el veterano en estas lides Vicente Marco. También David Trashumante, Susi Bonilla, Antonio Garrido y Eloy Tizón, entre otros.

“Nos conocimos en los años noventa en Colombia, cuando José Luis fue allí a trabajar por un tiempo”, cuenta Medina. “Surgió el flechazo y aquí estamos, tres hijos después compartiendo la vida y el amor a la cultura. De nuestra experiencia en Colombia surgió el embrión de BiblioCafé, que  pusimos en marcha 20 años más tarde”.

Medina es ingeniera industrial, pero se dedica principalmente al desarrollo humano y a la cooperación. Rodríguez-Núñez es economista, empresario y apasionado de la literatura. “Nos complementamos en el área comercial, donde conseguimos contactos y clientes, además de compartir la ilusión por mantener vivo este proyecto”, añade Rodríguez-Núñez.

Mª Fernanda Medina y José Luis Rodríguez-Núñez. Imagen cortesía del autor.

La suspensión de la Fira del Llibre 2020 les ha afectado duramente, pues esos días en Jardines de Viveros significan un balón de oxígeno para su economía. Esta primavera tampoco se celebró Palo Market, un encuentro de marcas en el que participaban con una exposición de editores independientes. Sobre la posibilidad de que la Fira se retome en octubre todavía se mantiene la incertidumbre. “Nos preocupa mucho que la gente coja miedo”, afirman. “Miedo al contacto, a la relación, a todo aquello que nos hace humanos”.

Con tres hijos de 18, 17 y 8 años, su mayor inquietud, lógicamente, es “no poder mantener a nuestra familia”. Pero, además, les angustia “que la gente se distancie de la cultura, de la costumbre de salir y compartir, y nos convirtamos en una sociedad encerrada en casa, sin contacto personal ni creatividad”.

Pese a los contratiempos sufridos, Medina y Rodríguez-Nuñez siguen luchando cada día para mantener a flote la escuela de escritura que dirigen, con alumnos españoles y también de otros países como Canadá, Estados Unidos o Colombia. En julio retomarán la actividad de presentar libros en locales al aire libre, como Cruz del Sur o similares.

“La ayuda pública va a ser clave, pues necesitamos recuperar todos aquellos ingresos que hemos perdido, debido, por ejemplo, a la suspensión de la Fira del Llibre”, comentan. “Es fundamental que las personas puedan seguir teniendo algo de liquidez para destinar a bienes culturales, que son de los que más sufren en tiempo de crisis. Y por supuesto contamos con la fidelidad de nuestros clientes y amigos, y la expansión de ‘BiblioCafé Escuela de Escritura’ en su versión online”.

La función del Gobierno en esta crítica encrucijada debe ser “invertir en creación, invertir en industria, invertir en personas, y apoyar a todas aquellas empresas e instituciones que lo necesiten”. El objetivo debe ser poder “llevar una vida digna defendiendo nuestro derecho a ser felices”, concluyen Medina y Rodríguez-Núñez.

Mª Fernanda Medina y José Luis Rodríguez-Núñez. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

Los comentarios están cerrados.