Cuentos narrados en cerámica

Once upon a time… (Érase una vez)
100 años de l’Escola d’Art i Superior de Ceràmica de Manises
MuVIM
C / Quevedo, 4. Valencia
Hasta el 22 de mayo de 2016

Ahora que la batalla gira en torno al libro en papel o digital, va l’Escola d’Art i Superior de Ceràmica de Manises e introduce otra versión de los cuentos y relatos utilizando precisamente la cerámica como soporte. No viene a competir con lo tradicional o lo moderno, simplemente a dejar constancia del valor de la cerámica como “material para la creación artística, más allá de su carácter objetual”, subraya María José Sanz, directora de la escuela que celebra su centenario. Lo hace con una muestra de trabajos en el MuVIM, obra de ocho ceramistas que han plasmado sus inclinaciones literarias sobre material cerámico.

El clásico de Lewis Caroll Alicia en el País de las Maravillas, el cuento francés El proxeneta de las flores, Los siete pecados capitales de Clara Moltó Gisbert, y otras diversas e imaginativas aproximaciones al relato conforman el trasfondo de la exposición. Expuestos en vitrinas o a modo de instalación escenográfica, el espectador puede aproximarse a ese mundo de los cuentos sintiendo el relieve, la textura y el pálpito de objetos y personajes ideados para navegar por tan sólida cerámica.

“Como la exposición iba a estar en un museo de la ilustración pensamos que lo ideal era que tuviera que ver con ella y con la literatura”, señala Sanz. Es una muestra que viene a continuar las celebradas en La Nau de la Universitat de València, esta de carácter más didáctico, y en La Rambleta, de cerámica contemporánea. Le seguirán otras en el Museo de Cerámica González Martí (28 de abril) y en el Centro de Artesanía (10 de mayo), para seguir conmemorando los 100 años de la Escuela de Cerámica de Manises.

Cerámicas de Sarah Maso en el MuVIM.

Cerámicas de Sarah Maso en el MuVIM.

En ‘Séquence narrativa’ de Sarah Maso sorprenden las tres piezas, “a modo de tebeo en tres dimensiones”, de un hombre que saboreando una taza de café se le escapa de entre las manos y cae a sus pies. Como especifica la autora en su proyecto, se trataba de ilustrar la trama característica de todo relato, con su “principio, desarrollo y final”. “Es como un cómic que en lugar de mostrarse sobre papel se hace en escultura”, explica Sanz. Porque ese es el objetivo de la exposición, “mostrar las posibilidades expresivas de la cerámica como objeto artístico desligado de su estricta funcionalidad”, precisó la directora.

Obra de Trini Roig en el MuVIM.

Obra de Trini Roig en el MuVIM.

Hay más soportes en forma de tazas, azucareros, teteras, cuencos, baúles, platos y vasijas, pero todos ellos están al servicio de un relato. Sofía Porcar se hace cargo de “todas esas palabras que desean salir de los libros” mediante su obra ‘Guardianes de papel’ realizada con porcelana, gres y barro. Esa misma imaginación literaria, sin que remita a relato alguno, se da en el trabajo de Aude Aliénor Martín, con sus ‘Cajas’ “alojando nuestros recuerdos”. Xema Cejudo hace lo propio en ‘Transiciones’, conjunto escultórico “pensado para la playa de Huelva, a modo de lengua de arena que entra en el mar, y que representa el ciclo del día y la noche”, comenta Sanz. Trini Roig utiliza los dibujos de su sobrina para conformar el más genérico ‘Cuento’.

Obra de Alicia Díaz en la exposición 'Once upon a time', en el MuVIM.

Obra de Alicia Díaz en la exposición ‘Once upon a time’, en el MuVIM.

Alicia Díaz se ocupa, valga la redundancia, de Alicia, la del País de las Maravillas. Lo hace centrando su trabajo en el capítulo 7 ‘La merienda de locos’, desplegando toda una vajilla surrealista. Patricia Vera pone el acento en los siete pecados capitales, mostrándolos mediante diversos rostros sobre cerámica. Y el gres y el collage le permiten a Myriam El Zein recrear al proxeneta de las flores del cuento francés. Once upon a time…(Érase una vez), expresión habitual para iniciar un relato, da título al conjunto expositivo. Porque también “érase una vez”, hace ya 100 años, que nació l’Escola d’Art de Ceràmica de Manises.

Instalación de Sofía Porcar en la muestra 'Once upon a time', en el MuVIM.

Instalación de Sofía Porcar en la muestra ‘Once upon a time’, en el MuVIM.

Salva Torres

Pulgarcita, Peter Pan y Alicia en Flumen

Pulgarcita (26 a 28 dic), Peter Pan (29 y 30 dic) y Alicia (2 a 24 enero)
Teatre Flumen
C / Gregorio Gea, 15. Valencia

Teatro Flumen ha preparado una programación muy especial para estas Navidades con espectáculos para todos los públicos, especialmente para los más pequeños. La oferta cultural del teatro para estas fiestas recoge una gran variedad de infantiles: Pulgarcita, Peter Pan y Alicia son algunos de los personajes de cuento que no faltarán estas fechas navideñas a su cita con la escena del Flumen, donde también tendrá cabida la magia.

¿Quieres vivir la historia de una pequeña muchacha en el mundo de las cosas grandes?¿Te atreves a volar a Nunca Jamás de la mano de Campanilla, Peter y los Niños Perdidos? ¿Acompañarás a Alicia en su aventura llena de situaciones inverosímiles y absurdas, donde la magia y la imaginación son los protagonistas?

Pulgarcita, que estará en Flumen del 26 al 28 de diciembre, es una bella muchachita nacida de una flor. Por no ser más grande que un dedo pulgar, recibe ese nombre. Un día mientras ella juega en su habitación un diminuto personaje alado, el príncipe Cornelius, se cuela por su ventana y se enamora perdidamente de ella. Pero un feo y malvado sapo que también se ha enamorado de Pulgarcita urde un plan junto con su madre para raptarla y casarse con ella. Y así comienza la historia de esta pequeña muchacha en el mundo de las cosas grandes.

Peter Pan. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

Peter Pan. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

Peter Pan (días 29 y 30) ha crecido, se ha olvidado de quién fue cuando era niño, de volar, de reír, de jugar. Ahora es un famoso hombre de negocios, Peter Baning. El Capitán Garfio vendrá hasta casa de la Abuelita Wendy a secuestrar a la hija de Peter, Maggie. De este modo logrará que Peter regrese a Nuca Jamás para rescatarla. Campanilla y los Niños Perdidos se encargarán de hacer recordar a Peter, ponerlo en forma para “La Batalla Final” y así recuperar de las manos de Garfio y los Piratas a su hija Maggie….

Alicia en el País de las Maravillas. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

Alicia en el País de las Maravillas. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

Con Alicia (del 2 al 24 de enero) algo maravilloso esta por suceder. Cuando lo cotidiano se convierte en fantástico y cuando la imaginación supera ampliamente la realidad, el mundo cambia de los pies a la cabeza. Así es El País de las maravillas. Adéntrate en él y acompaña a Alicia en esta peculiar aventura de situaciones inverosímiles y absurdas, donde la magia y la imaginación son los protagonistas. Un sinfín de divertidos personajes acompañaran a nuestra protagonista y sorprenderán al publico con sus alocadas propuestas e ideas. No te lo pierdas y disfruta de este clásico de Lewis Carroll, llevado al escenario en esta nueva adaptación.

Peter Pan. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

Peter Pan. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

 

Maribel y su extraña familia en Sala Carolina

Maribel y la extraña familia, de Catopa Teatro
Del 4 al 8 de diciembre, 2015, a las 20.00h
Alicia en el País de las Maravillas, de Luna Teatre
Del 5 al 8 de diciembre, a las 12.30 y 17.00h
Sala Carolina
Fundación Carolina Torres Palero
C / Rugat, 10. Valencia

La Sala Carolina de la Fundación Carolina Torres Palero acoge este puente festivo dos obras clásicas del repertorio teatral: Maribel y la extraña familia, de Catopa Teatro, y Alicia en el País de las Maravillas, por Luna Teatre, destinada al público infantil.

En la primera de ellas, se presenta una familia extraña por lo que de moderna pretendía ser para una época llena de prejuicios y falsas virtudes. Un hijo al que pretenden casar animándole para que encuentre el amor de su vida y forme su propia familia. Una chica de vida “más que moderna” que se cruza en el camino del hijo. Y unas amigas mucho “más modernas todavía” que no terminan de ver claro la proposición de la extraña familia.

Se trata de una divertida comedia de Miguel Mihura que pone en escena el grupo Catopa Teatro. Protagonizada por Elena Caballer, Maribel Ureña, Jesús Marín, Laia Serna, Javier Peña, Noelia Segrera, Rocío Bartolomé, Amparo Iserte, Javier Reymundo y la colaboración de Carmen Sáez, y Román González, dirigida por Javier Reymundo.

Cartel de Alicia en el País de las Maravillas, de Luna Teatre. Imagen cortesía de Sala Carolina.

Cartel de Alicia en el País de las Maravillas, de Luna Teatre. Imagen cortesía de Sala Carolina.

Alicia en el País de las Maravillas, el clásico de Lewis Carroll, narra cómo tras el paseo rutinario de una tarde, Alicia decide descansar y leer uno de sus tantos libros en el bosque, lo cual provocará, sin quererlo, la entrada a un mundo desconocido.

En él Alicia vive unas aventuras singulares que nos recuerdan a todo lo que vivimos en nuestros sueños, conoce a múltiples animales, escucha numerosas historias de los personajes y es invitada a extraños eventos. Alicia se adentra en un mundo surrealista y divertidísimo del que el espectador no querrá escapar.

Cartel de Maribel y la extraña familia, de Catopa Teatro. Imagen cortesía de Sala Carolina.

Cartel de Maribel y la extraña familia, de Catopa Teatro. Imagen cortesía de Sala Carolina.

 

Lazarillo, ejemplo de supervivencia

Lazarillo, de Iria Márquez y Chema Cardeña, a partir de la obra anónima Lazarillo de Tormes
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Sábado 31 de octubre (17.00h) y domingo 1 de noviembre (12.30), 2015

Hay quien se empeña en clasificar las cosas y quien prefiere saltarse las barreras. La programación de esta semana de Sala Russafa pasa por alto las etiquetas con el estreno de Lazarillo, una pieza que parte de El Lazarillo de Tormes, obra cumbre de la literatura del S.XVI, para crear un divertido espectáculo para niños.

Iria Márquez y Chema Cardeña son los autores de este texto que sigue la línea característica de la compañía valenciana Arden, revisitando  obras y personajes clásicos para darles una nueva vida. “En nuestras tres producciones familiares anteriores habíamos partido de cuentos clásicos universales para revisitarlos. Ahora hemos querido reivindicar una de las mejores obras de la literatura española que, además, tiene un peso en nuestra cultura importantísimo” remarca Cardeña, quien también dirige la pieza.

Lazarillo, de Chema Cardeña e Iria Márquez. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Lazarillo, de Chema Cardeña e Iria Márquez. Imagen cortesía de Sala Russafa.

La obra original representa una infancia en pleno S.XVI, muy alejada de las situaciones que conocen los niños de hoy día, “pero también muy coincidente, en algunos aspectos. Hemos querido remarcar mensajes como la importancia de luchar por uno mismo, por salir adelante, porque hay muchos chavales que están viendo esto en casa cada día, mientras que en la televisión los héroes parecen ser quienes no hacen nada”, explica el coautor y director de la Lazarillo.

En su salto a las tablas, este clásico se adapta para los más pequeños en un curioso formato. En la versión libre que Arden estrena en Sala Russafa, los protagonistas son dos centenarias marionetas de un viejo teatrillo a las que dan vida los actores Omar Sánchez y J.R. Torres. Cuando descubren que su amo va a retirarlas, intentan remediarlo ensayando duramente una de las piezas que interpretan en su pequeño escenario, Lazarillo de Tormes.

Pero, por más que se esfuerzan y perfeccionan su interpretación, la cosa no mejora, ya que el problema está en el desinterés de los niños por el teatro y por ese tipo de historias. Así pues, el reto no sólo será que la función continúe, sino capturar al público con las andanzas de un joven sirviente que ha de sobrevivir al hambre y a las tretas de sus amos.

Manteniendo el sello de Arden, esta divertida pieza que estará en cartel este fin de semana y volverá en navidades, mezcla el texto original de la obra clásica con las nuevas aventuras de estos dos títeres de carne y hueso en un original montaje para espectadores a partir de 5 años que les acerca una obra y un género, la picaresca, que han marcado nuestra herencia cultural.

Alicia en Wonderland, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Alicia en Wonderland, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Alicia en Wonderland

Hasta el día 8 de noviembre, el centro cultural de Ruzafa mantiene en cartel Alicia en Wonderland, una ácida y muy libre versión para adultos del clásico de Lewis Carroll que cumple 150 años. En este caso, Chema Cardeña escribe y dirige esta comedia multidisciplinar en la que Alicia se presenta como una treintañera multititulada que intenta insertarse en la vida laboral.

La pieza cuenta con una espectacular puesta en escena que combina la interpretación con danza y música en directo, incluyendo versiones de Lou Reed, Bob Marley o The Rolling Stones, entre otros, a cargo de la Naipes Band. Las coreografías son del bailarín y Premio Max 2007 Toni Aparisi. Y un nutrido elenco formado por los propios Aparisi (a quien sustituye Miguel Machado en algunas funciones) y Cardeña,  Iria Márquez, Jaime Vicedo, José Doménech, Darío Torrent, Miryam Garcés, Juanjo Benavent y  Rosa López dan vida a particulares versiones del resto de famosos personajes de Carroll en un hábil retrato caricaturesco de nuestra sociedad y clase política.

Cartel de Lazarillo. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Cartel de Lazarillo. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Moby Dick en el océano de la Sala Russafa

Moby Dick, de Herman Melville, dirigida por Marta Alonso, con ilustraciones de Manuel Marsol
Estreno en la Comunidad Valenciana
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Sábado 24 (17.00h) y domingo 25 (12.30) de octubre de 2015

Sala Russafa comienza la programación familiar de esta temporada trasladándose a la misteriosa isla de Nantucket. Desde allí, el centro cultural invita a espectadores a partir de 5 años a subir a bordo del ballenero Pequod, escenario de la gran aventura escrita a mediados del S.XIX por Herman Melville.

Este fin de semana, la compañía madrileña Vuelta de Tuerca estrena en la Comunitat Valenciana su versión de Moby Dick, un proyecto que nace de la Casa del Lector después de que el dibujante Manuel Marsol fuera galardonado con el III Premio Internacional de Álbum Ilustrado.

A través de sus ilustraciones, los espectadores surcarán el mar de día y de noche, soportando olas, avistando pájaros y animales marinos. Una original escenografía con proyecciones que refuerza la ambientación musical en directo y la interpretación de los actores Karlos Aurrekoetxea, Guillermo Llansó y Nacho Vera, dirigidos por Marta Alonso.

Un montaje de impactante puesta en escena para una aventura que ha marcado a lectores y escritores durante generaciones Sobre el escenario encontramos al capitán Ahab, quien busca sin cesar, en la inmensidad del océano, a una gran ballena blanca de tal fiereza que no hay barco que se acerque a ella sin resultar dañado, ni marinero que pueda darle caza. Bien lo sabe el capitán, al que, de un bocado, dejó sin la pierna que ahora sustituye por una prótesis construida con la mandíbula de un cachalote.

Ahab la tiene más cerca de lo que cree, pero su obsesión le ciega. Por ello, la complicidad y la ayuda del público serán fundamentales para que el Pequod se enfrente de una vez por todas con Moby Dick en el océano de Sala Russafa.

Escena de Alicia en Wonderland, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de Alicia en Wonderland, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Alicia en Wonderland

En la programación para adultos, Sala Russafa le da la vuelta a un clásico de la literatura infantil. Chema Cardeña es el autor y director de Alicia en Wonderland, una versión para adultos del clásico de Lewis Carroll que cumple 150 años y que, en este nuevo montaje, resulta perfecto para retratar ‘el país de las maravillas’ que nos rodea.

Segunda semana en cartel para el regreso de esta coproducción de Sala Russafa y la compañía valenciana Arden que protagoniza una Alicia crecidita, harta de acumular títulos pero seguir siendo becaria a los 30 años. Iria Márquez interpreta a esta joven que, en su lucha por hacerse un hueco en el mercado laboral, descubrirá que hay un mundo al otro lado del espejo capaz de despertar el temido pensamiento crítico.

El teatro, la música en directo y la danza se reúnen en esta comedia cargada de mensaje, ironía y realismo, que permanecerá en Sala Russafa hasta el 8 de noviembre. El bailarín y coreógrafo Toni Aparisi (al que sustituye Miguel Machado en algunas funciones) da vida al sarcástico gato Chesure de Cheshire; mientras que  Rosa López es una déspota y salerosa Reina de Corazones. José Doménech es el Sombrerero Loco; Darío Torrent, La Liebre y Miryam Garcés interpreta a una elocuente Condesa Muda. Jaime Vicedo es un apresuradísimo Señor Blanco  y el propio Cardeña se mete en la piel de un pasadísimo Señor Azul.

Versiones de grandes temas de Bob Marley, Lou Reed, The Police o Pink Floyd a cargo de la Naipes Band (dirigida por David Campillos y con la colaboración de Johnny B. Zero y José Montoro) ambientan esta disparatada comedia, un alucinante y alucinógeno retrato de nuestra sociedad de alto voltaje político, que invita al público su papel como ciudadano.

Escena de Moby Dick. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de Moby Dick, de Marta Alonso. Imagen cortesía de Sala Russafa.

 

La danza, protagonista en Sala Russafa

Alicia, de la compañía Thomas Noone Dance
Reflejos de luz en las grietas de un cristal roto, de Eva Bertomeu
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Sábado 17 y domingo 18 de enero

Relevo de Alicias sobre el escenario de Sala Russafa. Tras el éxito de ‘Alicia en Wonderland’, que volverá en primavera, este fin de semana la danza es la protagonista en la programación de artes escénicas del centro cultural, que incluye un nuevo acercamiento al clásico de Lewis Carroll.

Se trata del que realiza la prestigiosa compañía catalana Thomas Noone Dance, que llega a Valencia tras su paso por escenarios de países como Italia, México, Francia, o Alemania. El coreógrafo británico, afincado en la capital catalana y premiado con el galardón Ciutat de Barcelona en 2011, es el creador de ‘Alicia’, un espectáculo para público familiar que recupera los elementos y personajes icónicos de ‘Alicia en el país de las maravillas’.

Escena de 'Alicia', de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘Alicia’, de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Su protagonista es una niña que viaja con una maleta llena de sorpresas. Apoyados por los cambios de vestuarios y el uso de máscaras, cuatro bailarines ponen en escena, a través del movimiento, las situaciones más absurdas de la novela, demostrando que la imaginación es capaz de ofrecer a los viajes más intensos y maravillosos.

Antes de proseguir su gira por ciudades como Donosti, Leioa, Murcia y Tenerife, el sábado 17 (17h) y el domingo 18 (12:30h) podrá verse esta pieza, llena de emoción, ternura y dinamismo, que acerca la danza a los pequeños para, sin palabras, contarles cientos de historias. (Alicia: http://vimeo.com/108718437)

Eva Bertomeu en una de sus coreografías. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Eva Bertomeu en una de sus coreografías. Imagen cortesía de Sala Russafa.

En la programación para adultos, Eva Bertomeu, una de las bailarinas y coreógrafas valencianas más destacadas, vuelve al teatro de Ruzafa. Galardonada con el Premio de la Generalitat Valenciana a la mejor bailarina 2007 y 2008, al mejor espectáculo de danza en 2008 y a la mejor dirección coreográfica en 2007, Bertomeu se ha convertido en un nombre destacado dentro de nuestra escena.

Esta semana interpreta en Sala Russafa dos funciones (17 y 18 de enero) de su espectáculo ‘Reflejos de luz en las grietas de un cristal roto’, una coreografía que recrea el movimiento, colores y líneas que dibujan los rayos de sol sobre el vidrio, describiendo un nuevo comienzo. Le acompañan sobre el escenario los bailarines Lorena Ortiz, Bárbara Díaz, Fredo Belda y Miguel Ángel Machado.

Escena de 'IUS', de Eva Bertomeu. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘IUS’, de Eva Bertomeu. Imagen cortesía de Sala Russafa.

El programa se completa con ‘IUS’, reconstrucción de una pieza creada por Bertomeu, que se representó en Dansa Valencia 2010 y que viajó a festivales de Francia y Bélgica. Ahora, la coreógrafa la retoma para expresar a través del baile una idea del derecho (ius) basada en la descripción de Domicio Ulpiano “el Derecho es la técnica de lo bueno y lo justo”. (Reflejos de la luz… : https://www.youtube.com/watch?v=R8jNAOetcAI)

Alicia, de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Alicia, de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Alicia post-Podemos

Alicia en Wonderland, de Chema Cardeña, versión del clásico de Lewis Carroll
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Hasta el 11 de enero de 2015

“Una declaración de intenciones, una muestra de que el teatro y la sociedad está por reinventar, de que no hay barreras entre la música, la danza o la interpretación, de que las historias para niños también pueden ser para adultos y de que los clásicos son grandes porque pueden tener nuevas vidas hoy día”. Así define el actor y director Chema Cardeña su obra ‘Alicia en Wonderland’, una irónica y ácida versión libre y para adultos del clásico de Lewis Carroll. Con este montaje que combina la interpretación, danza y música en directo, Sala Russafa salta al año que viene e inicia la celebración de los veinte años de la compañía Arden que culminará la próximo mes de abril. Esta atrevida pieza se puede considerar,  en palabras de su director, “una propuesta post-Podemos, si es posible hablar en pasado del presente, y quién sabe si del futuro”.

Elenco de 'Alicia en Wonderland', de Chema Cardeña. Sala Russafa

Elenco de ‘Alicia en Wonderland’, de Chema Cardeña. Sala Russafa

Alicia ha crecido y es una treintañera con una licenciatura y un par de másters que no logra encontrar un hueco a su medida en el competitivo mundo laboral. En su viaje al otro al país no tan maravilloso de hoy,  la protagonista tropieza con el nepotismo, la burocracia, las estafas, la corrupción de algunos políticos y demás miserias del tiempo que nos ha tocado vivir. El propósito de Cardeña es sacudir al público, estimular su conciencia, tocando temas como la justicia, la sanidad o la educación, siempre desde la óptica del humor.

“Es más fácil llegar a la mente del espectador si le abrimos la boca con una carcajada”, dice Cardeña. “En esta función hay momentos en que nos cuesta mucho aguantar la risa, incluso a los propios actores, pero las situaciones y personajes que interpretamos son un puro retrato de nuestra sociedad. Nos hemos acostumbrado a hechos y situaciones tan delirantes y kafkianas que  cuando las pones sobre las tablas, inevitablemente llega la comedia”. Al igual que la historia original de Lewis Carroll puede leerse como un retrato de los inicios del siglo XX en Inglaterra, una monarquía alejada del pueblo y el feminismo incipiente, ‘Alicia en Wonderland’ muestra con humor e ironía una radiografía de la actualidad española.

Iria Márquez es Alicia, Rosa López la Reina de Corazones, José Doménech el Sombrerero Loco y Darío Torrent La Liebre. Juan Carlos Garés da vida a El Señor Blanco, Cardeña interpreta a El Señor Azul la oruga y Toni Aparisi es el sonriente gato Chausure Le Chasir.

Cartel de 'Alicia en Wonderland', obra de Paula Bonet. Sala Russafa

Cartel de ‘Alicia en Wonderland’, obra de Paula Bonet. Sala Russafa

Música, luces y danza

Tres disciplinas se reúnen sobre las tablas para contar esta historia. El bailarín y coreógrafo Toni Aparisi (Premio Max) es el responsable de la danza y sobre él recae el mayor peso de las coreografías. “Todos los actores tenemos que bailar un poco, igual que intervenimos en la música en ciertos momentos. Algunos incluso cantan solos, como Rosa López o Darío Torrent”, explica Cardeña.

La música es otro de los elementos clave de la puesta en escena. David Campillos dirige a una banda en la que colaboran Johnny B.Zero, José Montoro (The Someone Else’s) y Rebeca Ibáñez (Néstor Mir & The Pinnetes), ofreciendo divertidas versiones de grandes éxitos de artistas como Michael Jackson, Lou Reed, Las Bácara, Bob Marley, Pink Floyd o The Rolling Stones, que interactúan con la trama.

“Los efectos escénicos y la iluminación son muy importantes”, apunta Cardeña. “Queremos que la gente se ría, que se lo pase bien, que llore de risa en vez de impotencia frente a ciertos temas, porque también es una manera de hacer crítica”, concluye.

Escena de 'Alicia en Wonderland', de Chema Cardeña. Sala Russafa

Escena de ‘Alicia en Wonderland’, de Chema Cardeña. Sala Russafa

Bel Carrasco

Alicia en Wonderland, maravillosa pesadilla

Alicia en Wonderland, dirigida por Chema Cardeña
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Estreno: jueves 18 de diciembre, a las 20.30h
Hasta el 11 de enero, 2015

“Alicia empezaba a cansarse de estar allí sentada con su hermana a orillas del río sin tener nada que hacer”. Así comienza ‘Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll, poco antes de introducirse en la madriguera del conejo que le deparará toda suerte de sorprendentes y surrealistas aventuras. Chema Cardeña lo toma como referencia para dirigir un espectáculo trasladado a la actualidad.

Así, Alicia es una joven que acaba de finalizar sus estudios e intenta integrarse en la sociedad, iniciando así su carrera. Pronto descubrirá que para una chica que quiere abrirse camino en la vida, las cosas no son fáciles en el país maravilloso donde vive.

Cartel de Alicia en Wonderland, espectáculo dirigido por Chema Cardeña. Ilustración de Paula Bonet. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Cartel de Alicia en Wonderland, espectáculo dirigido por Chema Cardeña. Ilustración de Paula Bonet. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Tropezará con la burocracia, la política, la religión, la corrupción, las estafas, el nepotismo de quienes gobiernan y la falta de escrúpulos y valores de esa sociedad.

Conocerá a personajes increíbles que a su vez representan los pecados de una sociedad enferma y decadente, casi moribunda, (la envidia, la pereza, la soberbia, la lujuria). Todo ello vivido en una metáfora a través del cuento de Lewis Carrol.

Personajes como el señor blanco o el señor azul, la reina de corazones o el sombrerero loco, que simbolizan los estamentos de un país extraño, cruel y cerrado al futuro y los que tratan de abrirse camino en él. Un país maravilloso, visto por la joven Alicia a través de un espejo.

Son los intérpretes de la función: Iria Márquez, Juan Carlos Garés, Chema Cardeña, Rosa López, José Doménech, Toni Aparisi, Miguel Machado, Darío Torrent, Rebeca Ibáñez, David Campillos, José Montoro y Johnny B. Zero. Todo ellos bajo la dirección de Chema Cardeña.

Detalle del cartel de 'Alicia en Wonderland', obra de Paula Bonet, que dirige Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Detalle del cartel de ‘Alicia en Wonderland’, obra de Paula Bonet, que dirige Chema Cardeña. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Las ataduras de Toni Aparisi

Oblig-acciones, de Toni Aparisi
Sala Russafa
C / Denia, 55
Del 11 al 13 de diciembre, a las 20.30h

La Sala Russafa acoge el último espectáculo de una de las figuras de la danza nacional, el valenciano Toni Aparisi,  que vuelve a Valencia dentro de su gira nacional. Aparisi ha sido ganador del Premio Max al mejor bailarín en 2007, ocho veces nominado a estos galardones nacionales y otras tantas a los Premis de les Artes Escèniques Valencianes. ‘Oblig-acciones’ (del 11 al 13 de diciembre) es una original propuesta multidisciplinar, que puso al público en pie en su estreno la temporada pasada en el teatro de Ruzafa.

La idea surgió de una serie de obras plásticas creada por Claudio Zirotti donde se plasman las cargas que atenazan al individuo en la sociedad contemporánea. “Cuando las vi, pensé que lo que transmitían podían transformarse en un espectáculo de danza, se lo comenté al artista y creó unos objetos con los que podía interactuar mientras bailaba” explica Aparisi.

Después llegaron al proyecto el guitarrista José ‘El Minero’ y el cantaor Francisco Javier Calderón ‘El Tete’. “El tema de las obligaciones me pareció que encajaba muy bien con el flamenco porque es una música que va a lo profundo, que conecta muy bien con los sentimientos”, explica Aparisi. “Quedábamos para ensayar y yo comenzaba a moverme, a trasladar a la danza contemporánea alguna de las obligaciones de las que iba a hablar el espectáculo. Del movimiento, ellos se inspiraban para ir creando la música e iba casando todo, ha sido una experiencia preciosa”, comenta el bailarín, coreógrafo y director de esta propuesta multidisciplinar.

Toni Aparisi en un momento de 'Oblig-acciones'. Cortesía de Sala Russafa

Toni Aparisi en un momento de ‘Oblig-acciones’. Cortesía de Sala Russafa

Sobre las tablas, Aparisi interacciona con esculturas y con la música en directo en una puesta en escena vigorosa, con emoción creciente, que representa situaciones vitales con las que puede identificarse cualquier espectador. “La religión, lo prohibido, la familia o la economía son elementos con su cara positiva y negativa, que a veces nos imponemos nosotros mismos pero que otras veces vienen impuestos por la sociedad. Lo importante es que los espectadores pueden plantearse qué cargas quiere seguir llevando y cuáles estarían dispuestos a abandonar al salir del espectáculo” argumenta el bailarín y coreógrafo.

Aparisi destaca igualmente la buena acogida que está teniendo esta propuesta por parte del público: “Muchos se sorprenden de lo bien que encajan las artes plásticas, la danza contemporánea y el flamenco. Pero es como un maridaje, sale lo mejor de cada uno y el resultado final es muy apetitoso” comenta Aparisi, quien volverá a Sala Russafa a partir del 18 de diciembre en el elenco de ‘Alicia en Wonderland’, la nueva coproducción del teatro y Arden, una versión libre y para adultos del clásico de Lewis Carroll en la que interpretará al sarcástico gato Chesure de Chesire.

 

The Hole, por la madriguera del Olympia

The Hole, de Yllana, Letsgo y Paco León
Teatro Olympia
C / San Vicente Mártir, 44. Valencia
Hasta el 18 de marzo

“Y ardiendo de curiosidad, se puso a correr en pos del conejo…para ver cómo se colaba raudo por una madriguera….Un momento después, Alicia también desaparecía por la madriguera, sin pararse a pensar cómo se las iba a arreglar para salir después”. Como Alicia, la joven del famoso cuento de Lewis Carroll, los espectadores que acuden al espectáculo The Hole también entran en la madriguera que Yllana, Letsgo y Paco León les proponen, ardiendo de curiosidad. La mezcla de cabaret, circo, teatro, musical y erotismo ha encendido esa inquietud entre el público que acude dispuesto a dejarse llevar por cierto desenfreno para combatir ese otro desenfreno que provocó la crisis económica, cuyos enormes agujeros pretende The Hole paliar con más agujeros, esta vez producto de la diversión.

Un momento del espectáculo The Hole. Imagen obtenida de la web The Hole Show. Teatro Olympia de Valencia

Un momento del espectáculo The Hole. Imagen obtenida de la web The Hole Show. Teatro Olympia de Valencia

La Terremoto de Alcorcón, Álex O’Dogherty, Nacho Sánchez, Reyes Ortega o Álex Forriols, entre otros, abren las puertas de esa madriguera del conejo (con perdón) que la Terremoto de Alcorcón dispone para mostrar su amor. El trasfondo es ése: cierta historia de amor que pretende ser revelada a ojos de un público ardiente de curiosidad o simplemente ardiente de que le cuenten cosas con las que olvidar tan penosa crisis. De manera que, siguiendo los dictados de la homeopatía, los agujeros negros creados por el desbarate financiero se combaten en The Hole con más agujeros, esta vez generados por la provocación del espectáculo.

Un momento del espectáculo The Hole. Teatro Olympia de Valencia.

Un momento del espectáculo The Hole. Teatro Olympia de Valencia.

El Teatro Olympia se convierte así en la madriguera del conejo por la que van entrando diversos y variopintos personajes encargados de mostrar el caleidoscopio amoroso de la Terremoto de Alcorcón. Lo harán unas veces con números circenses, otras al más puro estilo cabaret, con su deslenguado y a la vez fino maestro de ceremonias, pero en cualquiera de los casos siempre con humor, ya sea mordaz, picante o provocador, con el fin de que los espectadores pierdan la noción del tiempo y el espacio. Se trata, como le ocurre a Alicia, de que el público tenga dificultades para salir después del agujero en el que se ha metido. Porque The Hole es eso: un atractivo agujero del que lamentas haber tenido que salir, una vez entrado a causa de la ardiente curiosidad.

Imagen del espectáculo The Hole. Teatro Oympia de Valencia.

Imagen del espectáculo The Hole. Teatro Oympia de Valencia.