Treinta y tres para ir abriendo boca

‘Art Contemporary de la Generalitat Valenciana / Primers moments’
Centre del Carme
Museo 2, Valencia
Hasta el 23 de Septiembre de 2018

Por el momento, solo en el Centre del Carme, pero próximamente en otras partes del territorio valenciano, se puede contemplar la exposición ‘Art Contemporani de la Generalitat Valenciana / Primers moments’, un interesante recorrido marcado más por la intuición del espectador que por pautas museológicas, que le llevará a hacerse una idea general del panorama del arte contemporáneo dentro del territorio valenciano. Un recorrido por los debates más actuales y aquellos que más acucian a los artistas más activos del panorama. Un primer acercamiento expositivo a esas primeras 33 obras que fueron seleccionadas para formar parte de la primera Colección de Arte Contemporáneo de la Generalitat Valenciana.

En la selección de obras no se tuvo en cuenta pautas generacionales ni tampoco una restricción por temáticas, pero una serie de líneas de trabajo fueron abriéndose camino, acabando por dar orden a estas primeras obras. A pesar de las controversias que pueda generar las fundamentaciones políticas asociadas a los comienzos de una colección como esta (siempre las hay, pues el arte actual es político, como lo son sus acciones derivadas), queda patente que la Generalitat Valenciana se ha lanzado a atesorar el principio de una más que probable colección de arte contemporáneo que, esperemos, se vaya consolidando. De momento, ya han confirmado que la segunda selección de artistas está en marcha.

La mirada al pasado, feminismos, las fricciones entre lo cotidiano y lo tecnológico, la cultura de la sostenibilidad y un claro binomio entre individuo y sociedad son discursos que pueden leerse en las obras; muchas van más allá y otras juegan, intercambian y deliberan sobre varios de estos conceptos. Han hecho falta más de 3 salas del Centre del Carme para acoger todas las obras. Un primer vistazo a la Sala Refectori parece dirigirnos hacia el trabajo del color, con la obra seleccionada de Jöel Mestre, huellas compositivas en 3 “pecios” enfocados a la personal geometría del artista. El recién fallecido escultor Sebastià Miralles es representado en la muestra a través de una escultura que pone la mirada en el sur, una perspectiva actual y que da pie a los pensadores exiliados que Ana Teresa Ortega ha querido plasmar en sus fotomontajes, resaltando la capacidad que tuvieron para hablar desde el “margen”. La política social siempre presente en las reflexiones actuales desde diferentes perspectivas.

El conocido dúo Bleda y Rosa continúan esa línea de juego, añadiendo el factor tiempo y memoria, haciendo hincapié en el territorio y en su capacidad histórica. Una memoria que se construye colectivamente en la obra de Mira Bernábeu y que incita a plantearse diferentes formas de crear arte. El estudio formal de Amparo Tormo es una constante en su dilatada carrera y una muestra de su consolidado trabajo, sintético y penetrante. La ‘Madriguera’, de Xavier Arenós, inunda el espacio y nos acerca un poco a Lissitzky, reformulándolo y dando forma a todo aquello que fue reprimido.

Sala del Refectorio, donde se pueden ver las obras de Mery Sales, Maribel Domènech y Xavier Arenós. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Sala del Refectorio, donde se pueden ver las obras de Mery Sales, Maribel Domènech y Xavier Arenós. Imagen cortesía del Centre del Carme.

La forma de trabajar de Anna Talens se ve reflejada en ‘Horizonte Diagonal’, donde la contemplación se va tejiendo en forma de hilo de oro. Aquí la luz resulta imprescindible. La idea de tejer pasa, a partir de la obra de Talens, a tener casi un papel protagonista. En Teresa Lanceta puede observarse su capacidad por no querer aceptar la línea discutida desde siempre entre arte y artesanía; Lanceta compone y refórmula la técnica desde una perspectiva antropológica. Más social que antropológica, la casa tejida de Maribel Domènech cuelga casi etérea y se aferra a palabras de aluminio en la pared: ‘resistencia’, ‘rabia’, ‘incerteza’… Teresa Cebrián también trabaja la palabra y tiene un hueco en la colección –aunque ‘El bolsón de las palabras’, pieza seleccionada, puede contemplarse en la Sala Ferreres, al formar parte de otra exposición, ‘El largo viaje’–. Para finalizar el recorrido del Refectori, Mery Sales rinde homenaje a Hannah Arendt, cuya otrora voz acallada consigue aquí un verdadero protagonismo. Paloma Navares compone ’Cantos rodados a la memoria’ de manera elegante y personal; el color proyectado se transforma en sus valores que han quedado impresos en el frágil material.

Queda patente la fuerza de la memoria personal en muchas de las obras, pero quizá, conforme nos adentramos en la obra de Olga Diego, esa sensación vaya en aumento. La gran instalación encierra, más allá de lo personal, un sentido poético que dialoga con la transmisión de lo cotidiano del lienzo de Jorge Julve. Julve ha creado un marco de profundidades que se identifican con la discrepancia entre lo privado y lo público, lo íntimo y lo manifiesto. Adentrándose en un nuevo lenguaje de interpretación del paisaje, Damià Jordà presenta la primera pieza de video, ‘Aquestes coses que fem avui dia’, una sucesión de imágenes en movimiento donde la narrativa y la voz en off adquieren vital importancia. La siguiente obra rompe quizá con la estética contemporánea clásica, una fórmula matemática –la de objetos en suspensión– ha sido reformulada por Rosana Antolí en una instalación performática que aúna a la perfección el carácter multidisciplinar de su obra: dibujo, mínimal, Steve Reich y, sobre todo, mucho estudio del movimiento.

En el siguiente recodo, el espectador es obligado casi a tropezar con la obra de Xavier Monsalvat; ‘Be careful what you with for…’ es una premonición, un alto en el recorrido parar detenerse en el detalle. El uso de la cerámica, de la ilustración y la clara referencia a la vanguardia han hecho que el reconocible trabajo de Monsalvatje encuentre un hueco en los primeros momentos de esta colección. Un sonido casi inaudible nos saca de la contemplación de la pieza de Monsalvatje para llevarnos a la instalación de Moisés Mañas, donde continúa la dualidad entre arte e industria. Mañas crea una gran estructura con vida y sonido propios, una gran parábola casi imposible, pero certera. Esa industria fruto de la acción humana es lo que nos lleva, a continuación, a los dibujos de Ernesto Casero. Animales inexistentes se muestran bajo una rúbrica también desfasada; ‘A darwinian point of view’ llama la atención por lo directo y por lo real: la destrucción humana arrojada sobre lo natural.

Sala Carlos Pérez, donde se pueden ver las obras de Xavier Monsalvatje, Moisés Mañas y Ernesto Casero. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Sala Carlos Pérez, donde se pueden ver las obras de Xavier Monsalvatje, Moisés Mañas y Ernesto Casero. Imagen cortesía del Centre del Carme.

En la parte de arriba, en las Salas 1 y 2 del Centre del Carme, Tania Blanco invita a pasear por recientes movimientos sociales, un recuerdo que inmortaliza, enmarcándolo y cuestionando, así, los canales comunicativos y, con ellos, el sistema democrático actual. También con una dialéctica coetánea, Agustín Serisuelo nos acerca más al territorio transformando la manera de ver el paisaje, no como género, sino de una forma situacional; su instalación habla de espacios y de lugares periféricos inconscientemente deshabitados. Si Blanco utiliza la memoria reciente para transportar al espectador, el dúo Art al Quadrat, como ya han hecho en otras ocasiones, se apropian de ese pasado casi reciente y lo sitúan en la sala. Su ‘Limbo económico’ es un discurso múltiple entorno al dinero, a los ahorros y a las autoinversiones. Con una mirada más poética, Mar Arza también genera su pieza entorno al capital, pero lo transforma desde dentro. En esta ocasión, el principal capital pasa a ser la palabra.

Para disfrutar de la obra de Pilar Beltrán se hace necesario acercarse a ella y girar las bobinas fotográficas, trabajando el concepto de viaje desde el principio hasta el final. Una reflexión sobre ese tiempo gastado, un paseo por el no-lugar. Muy cerca, Fermín Jiménez Landa inunda la sala con dos grandes –y tambaleantes– piezas, conjunto que ha titulado ‘Ecuestre’ y donde la ausencia es quizá la lectura más importante, oculta, pero evidente al mismo tiempo. Xisco Mensua genera con sus acuarelas un políptico con instantes históricos decisivos en la historia y los presenta en conjunto, formando una paradoja que se ha repetido siempre; la palabra Run enmarca unas escenas donde el tiempo corre en contra del objetivo.

A mitad de camino entre dos series, Aurelio Ayela presenta un gran formato colaborativo y, al mismo tiempo, una reflexión sobre el signo, sobre el lenguaje. Dota a la obra de una violencia a veces no implícita que recae sobre los recortes del papel y, sobre todo, por la escenificación recreada. Decir “Gracias” se convierte aquí en un juego de tensiones. Cercano a él, y continuando con la estética geométrica, Nelo Vinuesa expone ‘Atlas’, una nueva mirada muy especial a la forma en la que el artista considera el paisaje. Una vuelta de tuerca a cómo observamos nuestro entorno, encriptado y desconocido. Con esa base observacional también encontramos la obra de Hugo Martínez-Tormo, que en la línea de lo que ya conocemos, se apropia de un material que está tratando de reutilizar y obliga a mirar (durante largo rato), generando una sensación casi incómoda. El punto de atención se coloca sobre el desperdicio y sobre cómo se crea una situación paradigmática que casi llega a regir nuestras vidas.

'Spectrum Screensaver', instalación Inma Femenía dentro de la exposición 'Art Contemporani de la Generalitat Valenciana/ Primers Moments'. Imagen cortesía del Centre del Carme.

‘Spectrum Screensaver’, instalación Inma Femenía dentro de la exposición ‘Art Contemporani de la Generalitat Valenciana/ Primers Moments’. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Jesús Rivera aporta en este punto lo antagónico, ya que hace uso de lo artificial para crear un paisaje idílico, inexistente. Un trabajo que parte de la base teórica de la ciencia ficción, transformando iconografías y cuya sensación tangible, tan bien recreada, se torna humo al tomar distancia con la obra. Ángel Masip encauza otra mirada hacia el entorno; ‘Cataclismo’ es, como ya se intuye por el nombre, una manera de acercarnos al caos, una explosión y, al mismo tiempo, una experiencia casi espiritual de entender nuestro momento. Cierra la muestra Inma Femenía, cuyas obras, también ampliamente conocidas, tienen aquí un momento culminante. Dentro del contexto actual de los mass media, Femenía se apropia de la tecnología, de la luz y lanza una última pregunta directa: “De todo lo que has visto, ¿sabrías decir qué es real?”.

En resumen, estos ‘Primers Moments’ no dejan indiferente. A fuerza de recorrer la trayectoria de estos 33 artistas se pueden establecer unos parámetros de semejanza, guiados, sobre todo, por la transmisión de la experiencia personal y derivados, al mismo tiempo, de la observación del entorno: el físico, el mental y el social. Al final y al cabo, estos ‘Primers Moments’ conforman una generación de artistas, no en el sentido de generación por tener una edad cercana, sino una generación unida por una situación donde la actividad del artista se enmarca en la precariedad al mismo tiempo que en el auge de las prácticas culturales, todo ello dentro de un territorio tan singular como es el valenciano. Un contexto capaz y lógico para unos resultados que hablan por si solos.

Muestra de la exposición con las obras de Art al Quadrat, Fermín Jiménez Landa y Mar Arza. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Muestra de la exposición con las obras de Art al Quadrat, Fermín Jiménez Landa y Mar Arza. Imagen cortesía del Centre del Carme.

María Ramis

La temática ‘trans’ en Mostra la Ploma

Mostra la Ploma
Varios espacios de Valencia
Del 31 de mayo al 23 de junio de 2018

Mostra la Ploma, el festival internacional de cine y cultura por la diversidad sexual, de género y familiar, organizado por Lambda, colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales. Celebra este año su cuarta edición con una iniciativa cultural que abre las puertas de Valencia a la igualdad y diversidad sexual, proyectando treinta obras inéditas en el ámbito valenciano. Este novedoso proyecto, organiza su contenido en tres categorías presentadas a concursos en los cines Albatexas, una selección del mejor cine de ficción LGTBI de la Filmoteca de Valencia y diversas actividades culturales.

De izquierda a derecha, José Luis Moreno, Isabel Lozano y Pablo Noguerol. Imagen cortesía de Lambda.

De izquierda a derecha, José Luis Moreno, Isabel Lozano y Luis Noguerol. Imagen cortesía de Lambda.

Esta cuarta edición se iniciará en la nueva sala de proyecciones de Mostra la Ploma, los cines Albatexas, con la proyección de seis largometrajes documentales en los que destaca la amplia temática trans, aplicada principalmente al ámbito rural. Y su convivencia en el marco de las costumbres, tradiciones y la irrupción de los medios digitales con películas como “The Silk and the Flame” del director Jordan Schiele en la que se aborda la heteronorma en familias de la China profunda o “The Next Guardian” dirigida por los cineastas A. Bhattarai, D. Zurbó y Bután, cuenta la historia de una familia encargada de un templo en Bután durante varias generaciones y que se enfrenta a la posibilidad de la falta de una continuidad generacional al descubrir ejemplos de transexualidad en su propio núcleo. Como miembros del jurado participarán: el cineasta Adrián Silvestre, Áurea Ortiz, profesora de la UV y crítica de cine, y José Luís Pérez Pont, director del Centro del Carmen, gerente del Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana y crítico de arte.

Imagen: Cortesía de Lambda. Detalle del film ' The silk and the flame '

Imagen: Cortesía de Lambda. Detalle del film ‘ The silk and the flame ‘

Por otro lado, el festiva nos ofrece dos secciones dedicadas al cortometraje documental y ficticio. Un total de 18 obras de procedencia y temáticas diferentes, presididas por Sara Mansanet, directora del festival de mediometrajes La Cabina, y los cortometrajistas Emilio Martí y María Trenor, agrupadas en cuatro sesiones. Los trabajos, se vertebran entorno vínculos amorosos entre las que destacan “La noche al Sol” o “Cachorro” ambos shortsfilms tratan los lazos afectivos. El desvelo de silencios, haciendo gran hincapié en la libertad sexual e identidad. Relatos en tránsito, donde diversos cortometrajes nos ofrecen un amplio enfoque personal entorno a la cultura trans como “The World in Your Window” o “Get The Life”. Y el deseo y la identidad, programa que aborda las identidades colectivas creadas a partir del deseo sexual y los posibles desajustes ante la incomprensión, “Batería” (Cuba) o “Natalie. D” (Francia).

Paralelo a esta sección, y fuera de concurso, el festival junto con la Filmoteca valenciana presenta algo inédito: “Panorama”. Una selección de seis actuales y destacados largometrajes de ficción sobre la diversidad sexual que, lamentablemente y pese a haber ganado varios certámenes de renombre, aún no han podido ocupar nuestras salas cinematográficas. Entre estas podemos destacar “Les Garçons sauvages”.

Luis Noguerol, director de Mostra la Ploma, señaló que el festival pone al servicio del espectador, un conjunto de actividades culturales entre las que se encuentra una serie de talleres y juegos educativos para todas las familias, y una presentación literaria con mesa redonda de la mano de Anna Boluda, Eley Grey, Encarna Sant-Celoni y Mila Martínez en el centro Las Naves. La apertura de la exposición “Museari Art&Queer. The World Famous LGTB Museum” muestra algunas de las más destacas obras expuestas en la Fundación La Posta este último año. O “Pride”, la nueva presentación del proyecto pictórico de Julio Gracia con el objetivo de denunciar los discursos LGTBIfóbicos.

Imagen: Cortesía de Lambda. Fotograma de The world is in your window.

Imagen de Portada: Cortesía de Lambda. Fotograma de ‘The world is in your window’.

Diferentes instituciones como el Instituto Valenciano, el MuVIM y el Ayuntamiento de Valencia han colaborado en esta iniciativa por la igualdad social. Isabel Lozano, concejala de igualdad y políticas inclusivas del municipio, enfatizó que la cultura LGTBI es también cultura de la ciudad por lo que el festival Mostra la Ploma es una gran ocasión para visibilizar la diversidad sexual humana. Incluso otras herramientas difusivas como ‘Valenciaorgullosa’ o entidades como el propio Ayuntamiento, refuerzan iniciativas con el mismo carácter conciliador e inclusivo, implicando por consiguiente el avance en la igualdad de oportunidades, la reducción de discursos de tolerancia, la no discriminación y/o agresión.

Cristian Torada

Fallece el coleccionista Vicent Madramany

Vicent Madramany (L’Alcudia, 1946). Coleccionista y mecenas
Director de À cent mètres du centre du monde, de Perpignan (Francia)
Sábado 31 de marzo de 2018
Con motivo de su fallecimiento el 29 de marzo, reproducimos la entrevista realizada en la Fundación Chirivella Soriano como parte responsable de la exposición de Artur Heras.
Descanse en paz.

“Coleccionistas de verdad hay muy pocos”, advierte Vicent Madramany. Le faltó añadir que él es uno de ellos. Director del museo de arte contemporáneo de Perpiñán, que lleva el significativo nombre de À cent mètres du centre du monde, en alusión a Dalí, Madramany se acercó a Valencia como parte responsable de la exposición de Artur Heras en la Fundación Chirivella Soriano. De las 44 piezas exhibidas, 42 pertenecen a su colección; las otras dos son propiedad del propio artista. Piezas de gran formato que, a modo de antológica, permiten contemplar 50 años del trabajo de Heras, los que van de 1964 a 2013 (Ver: https://www.makma.net/seduccion-iconografica-elegante-protesta/).

Aunque “lo importante son los artistas”, razón por la cual Vicent Madramany prefirió mantenerse en un segundo plano durante la presentación de la antológica, lo cierto es que su trayectoria como coleccionista bien merece un aparte. Su trabajo de importación y exportación de frutas le llevó, entre otros lugares, a Perpignan, donde fue barruntando la idea de crear un museo de arte contemporáneo. Idea que dio sus frutos (nunca mejor dicho), tras la compra de un viejo almacén de frutas y verduras, que se hallaba muy cerca de la estación de tren de Perpignan, a la que Salvador Dalí dedicó una de sus obras tras delirante visión: “El universo, que es una de las cosas más limitadas que existe, sería –guardando las proporciones, similar por su estructura a la estación de Perpignan”.

Vicent Madramany, junto a la obra 'Consum nacional brut' de Artur Heras. Foto: MAKMA

Vicent Madramany, junto a la obra ‘Consum nacional brut’ de Artur Heras. Foto: MAKMA

Madramany, haciendo uso explícito del delirio daliniano, bautizó su museo tomando como referencia esas palabras y los aproximadamente 100 metros que lo separaran de la estación de tren: À cent mètres du centre du monde. Museo del que provienen la 42 piezas de Artur Heras y donde Madramany acumula y exhibe obras principalmente de artistas valencianos y franceses. “El coleccionista es la persona que intenta hacer un homenaje a los artistas coleccionando su obra para que perdure en el tiempo”. Nada que ver con los coleccionistas que, como champiñones, brotaron a causa del esplendor inmobiliario. “Hay quienes han comprado arte por una finalidad especulativa, como un producto financiero”.

Madramany entiende que esa “especulación del producto artístico” ha terminado por “marear mucho” el mercado del arte. “Ha habido un exceso de artistas y de obras”, lo mismo que “hay muchos museos que son almacenes de obras mediocres”, y pone como ejemplos el Hermitage de San Petersburgo o el Louvre de París. “Prefiero el Museo del Prado o la National Gallery de Londres”. Para Madramany, “la pintura, salvo milagros, no es una inversión”. Y como “el olvido” suele ser a su juicio el “destino normal de la mayor parte de la obra creativa”, la función del coleccionista es la de poder “rescatar” de ese olvido a los artistas.

Vicent Madramany, junto a la obra 'Consum nacional brut' de Artur Heras. Foto: MAKMA

Vicent Madramany, junto a la obra ‘Consum nacional brut’ de Artur Heras. Foto: MAKMA

“Hay mucha gente que invierte, pero coleccionistas de verdad, los que lo hacen por placer, no abundan, y no es el principal motor del mercado del arte”. Conjugar ese placer, que permite dar testimonio de la “obra bien hecha”, con la justa proporción de rentabilidad derivada del valor creativo, es lo que Vicent Madramany persigue con su colección de obras en À cent métres du centre du monde. Casi medio centenar está ahora en la Fundación Chirivella Soriano. Piezas de gran formato, porque “una obra cuando es buena tiene más fuerza a tamaño grande”. Que es lo que le suceden a las 44 piezas de Artur Heras. Madramany está de enhorabuena.

Vicent Madramany, al lado de la obra 'El sueño del capitán España' de Artur Heras. Foto: MAKMA

Vicent Madramany, al lado de la obra ‘El sueño del capitán España’ de Artur Heras. Foto: MAKMA

Salva Torres

Creación y pueblo: el arte como resistencia

Creación y pueblo
Juanli Carrión, Enric Fort Ballester, Núria Güell/Levi Orta, Rubén Ramos Balsa, Sara y André y Nil Yalter
Comisaria: Violeta Janeiro
Centre del Carme
C / Museo, 2. València
Hasta el 6 de mayo de 2018

“La exposición ‘Creación y Pueblo’ no sólo señala algunos desequilibrios sistémicos en nuestra sociedad, sino que cada una de las instalaciones que la componen se activan de manera formal o discursiva en la esfera pública. Desde la idea de que todos estamos al servicio de un sistema establecido, los artistas invitan al público a reaccionar”, así explicó la comisaria e investigadora, Violeta Janeiro, la nueva exposición del Centre del Carme.

‘Creación y pueblo-reacciona’ es el tercer proyecto resultante de la primera convocatoria V.O. de comisariado del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, y se articula a partir de una de las acepciones que se le atribuyen al arte: la resistencia, manifiesta, subvertida y entendida desde un posicionamiento diferente en cada una de las propuestas que se exhiben. Los planteamientos artísticos se activan en el plano discursivo o formal, buscando la implicación del público en la práctica del arte como resistencia.

Vista de la exposición 'Creación y pueblo'. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Vista de la exposición ‘Creación y pueblo’. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Del 23 de enero al 6 de mayo los artistas Juanli Carrión, Enric Fort Ballester, Núria Güell/Levi Orta, Rubén Ramos Balsa, Sara y André y Nil Yalter cuestionan el sistema establecido y visibilizan, a través de sus obras, algunos de los síntomas o consecuencias de la sociedad de control. José Luis Pérez Pont, director del Consorci de Museus, señaló que ‘Creación y Pueblo’ es una exposición “producida  por el Consorci, de carácter colaborativo que transgrede el ámbito del centro de arte para involucrar a toda la ciudadanía desde diferentes perspectivas”.

La exposición plantea la necesidad de una performatividad radical, no solo en el acto de señalar, sino también de invitar o involucrar a la sociedad en el ejercicio de resistir compartiendo el desafío. En la muestra se hace referencia a problemáticas que se dan en los países occidentales pero con la mirada puesta también hacia oriente o el continente africano. En este sentido se critican, entre otras cuestiones, la sacralización de algunas obras de arte según su autoría, la especulación inmobiliaria, la politización de la situación de los refugiados o la discriminación de la mujer.

Los artistas proponen diferentes formas de participación en su obra, de forma indirecta mediante la pegada de carteles por la ciudad de València, la edición de un periódico o la publicación de un anuncio peculiar en un medio valenciano (de esta forma el público puede acceder a la exposición sin necesidad de visitarla) así como de forma directa mediante la participación en talleres y otras propuestas.

Vista de la exposición 'Creación y pueblo'. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Vista de la exposición ‘Creación y pueblo’. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Violeta Janeiro manifestó que “se trata de una exposición que está en construcción, que se va creando y transformando a través de diferentes irrupciones, desplazamientos y estímulos sobre las obras de arte. Así, más que actividades paralelas a la muestra lo que ofrecen los artistas son diferentes aproximaciones a sus obras a lo largo de varios meses”.

“Reiterarnos en la colectividad, y apuntar las diferentes formas de lo común a través del verbo, la mirada, la acción sugerida o dirigida, no es sino, otra forma de oposición a una época que se perfila hiper-individualizada. La práctica artística puede ser definida como un ejercicio de libertad que se opone a la complacencia generalizada y a la homogeneización de un mundo cada vez más global. Si el arte transforma la realidad, o transciende las ideas desde la marginalidad, el arte resiste creando”, explicó Janeiro.

Sara e André, carteles repartidos por la ciudad. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Sara e André, carteles repartidos por la ciudad. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Sara e André

Sara e André (Lisboa 1980 y 1979), redefinen el concepto de autoría a partir del préstamo y el apropiacionismo. Crean la instalación Logos, que reflexiona sobre los contenidos de la muestra a través de una serie de carteles y una publicación que reúne citas e imágenes de autoría ajena. Este material impreso, funciona como un dispositivo de distribución para un sistema de ideas que se recogen en la sala de exposición y que se propaga por toda la ciudad, generando relaciones con otros públicos que no necesariamente han tenido que visitar la muestra.

Enric Fort Ballester

Enric Fort Ballester (Benifaró de les Valls, 1987), significa la resistencia en su sentido físico, con una performance que requiere la fuerza de quince actores que sujetan tableros de treinta kilogramos de peso cada uno. Son performers ordenados de manera que su trabajo dificulta la entrada a la exposición. hold and breath (sujeta y respira), es el cuerpo funcionando al servicio de una estructura que desencadena una acción y consecuente reacción, para llevarnos al terreno de la biopolítica.

Exposición 'Creación y pueblo'. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Exposición ‘Creación y pueblo’. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Nil Yalter vs Julia Ramírez Blanco

Nil Yalter (Egipto, 1938) es una artista franco-turca. Representa un arte político en su sentido más literal. Pionera de un arte feminista en los sesenta, sus creaciones se sensibilizan con la condición de mujer emigrante. Su film La femme sans tete or the belly dance de 1974, anticipa un giro hacia un arte social. El encuentro de la artista con la investigadora Julia Ramírez Blanco, dará origen a nuevos significados de su obra leídos, hoy, desde el arte de la revuelta.

Juanli Carrión

Juanli Carrión (Yecla, 1982), hace una escultura progresiva que activa los saberes propios como una manera de conocimiento a la hora de resignificar o mapear el barrio del Carme. Memelismo Carmen plantea a través de las memorias y vivencias personales de los participantes, otras formas de reconocimiento, urdiendo en lo sensible maneras de singularizarnos para crear nuestros propios modos de existencia. A lo largo de la exposición, tendrán lugar varias lecturas de la pieza con los vecinos del barrio del Carme, de manera que la escultura, abstracta, mudará de forma constantemente.

Nuria Güell y Levi Orta, anuncio de compra de terreno en Siria. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Nuria Güell y Levi Orta, anuncio de compra de terreno en Siria. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Nuria Güell / Levi Orta

Nuria Güell (Vidreras, Gerona, 1981) y Levi Orta (La Habana, 1984), atraviesan los dispositivos de poder originando la crítica desde sus propias estructuras. La estética de un mapa inmobiliario es una acción-instalación que se inserta en la especulación de los mercados, que fluctúan camuflados en las buenas intenciones que estimulan los tópicos políticos de moda. Los artistas compran una propiedad en Siria, a una familia refugiada en Europa, aprovechando la situación de conflicto en su país de origen y su necesidad económica. Este proyecto se realiza en colaboración con el Middlesbrough Institute of Modern Art, institución a la cual los artistas donarán la propiedad adquirida. Un anuncio en prensa, prolongará la pieza fuera de las estructuras del Centro Cultural, interpelando al lector ante la posibilidad de compra.

Rubén Ramos Balsa

Rubén Ramos Balsa (Santiago de Compostela, 1978), desmonta convenciones científicas con pedagogías para un niño de cinco años, haciendo uso de enseñanzas alternativas que se explican a través de su instalación. Su obra se activa con talleres que dicta un mimo cuentacuentos que parte de las enseñanzas de un sistema matemático africano y que tienen como resultado una instalación de transmisión oral transcultural ‘África también quiere ir al espacio’.

Vista de la exposición 'Creación y pueblo'. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Vista de la exposición ‘Creación y pueblo’. Imagen cortesía del Centre del Carme.

El Centre del Carme dobla su número de visitantes

Centre del Carme
C/ Museo, 2. Valencia
Cifras de visitantes y actividades de 2017

El Centre del Carme Cultura Contemporània despide el 2017 con un total de 182.658 visitantes, lo que supone un incremento del 140% con respecto al año anterior, más del doble que en 2016. De hecho en junio de 2017 el centro de arte valenciano ya había superado las cifras de todo el 2016. Una tendencia que se ha mantenido a lo largo del segundo semestre del año con cifras récord como en los meses de octubre y diciembre, con 24.469 y 22.212 visitas respectivamente, en el caso de diciembre casi cuatro veces más que en el mismo mes de 2016.

El Centre del Carme ha aumentado sus visitantes en cada uno de los meses de 2017 con respecto al 2016. Destaca asimismo el último trimestre del año en el que ha recibido un total de 63.944 visitantes.

Visitantes en la Sala Ferreres del Centre del Carme.

Visitantes en la Sala Ferreres del Centre del Carme.

Estas cifras ponen de manifiesto el respaldo del público al nuevo proyecto para el Centre del Carme como centro dedicado a la cultura contemporánea. En total el centro valenciano ha acogido este año 30 exposiciones con la participación de 767 artistas y más de 300 actividades culturales, entre encuentros, conciertos, talleres, proyecciones y otras acciones.

Su director, José Luis Pérez Pont, accedió al cargo en abril de 2016 y los frutos de este nuevo proyecto han comenzado a verse en 2017. Fue en el mes de febrero cuando el centro valenciano presentaba su nueva etapa con la exposición ‘Discursos premeditados’ compuesta por los fondos de arte contemporáneo de la Colección CAM que custodia el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA). La exposición recibió más de 30.000 visitantes en dos meses.

Por otra parte, en el mes de mayo, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de los Museos, se inauguraron las exposiciones resultantes de las primeras convocatorias públicas (Escletxes de producción y apoyo a la investigación, V.O de comisariado y 365 dies VLC, de comisariado de una sala del Centre del Carme durante un año) comenzando así un nuevo modelo de gestión para el centro de arte valenciano.

Espai de Telles del Centre del Carme.

Espai de Telles del Centre del Carme.

Previamente, en noviembre de 2016, abrió sus puertas el ‘Espai de Telles’ el primer espacio permanente dedicado a la primera infancia en un centro de arte español. La nueva sala de experimentación para bebés, de 0 a 3 años, ha influido también en el perfil del público visitante al Centre del Carme, siendo cada vez más familias las que se acercan al centro de arte, atraídas por este espacio que refuerza la función cotidiana de los lugares de la cultura. Casi 10.000 niñas y niños lo han disfrutado a lo largo de este año.

El director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont, ha expresado su agradecimiento por la respuesta del público y de los agentes culturales activos, manifestado que “trabajamos para prestar un servicio público de calidad, a la altura de las necesidades de una sociedad que requiere de forma urgente encontrar en la cultura y en el conocimiento herramientas útiles para la construcción de nuevos trayectos personales y colectivos. El Centre del Carme es ahora un espacio de agitación cultural puesto a disposición de la ciudadanía, con la complicidad del sector cultural. Un lugar en el que la vida cotidiana converge con la cultura viva”.

Durante 2017 se ha puesto en marcha el modelo del nuevo Centre del Carme, renovando su imagen a todos los niveles: desde su gestión, el 80% de su programación expositiva es el resultado de diferentes convocatorias públicas; hasta su imagen corporativa con una nueva imagen gráfica y un nuevo sitio web, que ha recibido la visita de cerca de 200.000 usuarios únicos, así como activando su presencia en redes sociales; pasado por la reorganización de sus salas, dando sentido a cada uno de los espacios que componen este conjunto monumental, aprovechando todo su potencial.

Atendiendo a las estadísticas, por género, un 53% de los visitantes al Centre del Carme son mujeres y un 47% hombres. En cuanto a la edad se observa una gran diversidad: con un 59% de adultos y un 13% mayores de 65 años, destaca asimismo que el 21% de su público son jóvenes y más del 7% son menores de 14 años.

El programa de educación y mediación ha desarrollado un papel muy importante en el flujo de nuevos públicos. En este sentido, la cifra de participantes en las actividades educativas del Centre del Carme supera los 9.500 asistentes, habiéndose realizado un total de 240 acciones.

Atractivo turístico

A la ingente actividad que ha generado el Centre del Carme, con más de 300 actividades que han dinamizado la vida cultural de la ciudad, no es desdeñable la relevancia patrimonial que constituye el antiguo convento, uno de los enclaves más singulares de la Comunitat, con elementos representativos de la arquitectura de distintas épocas. El diálogo entre la creación contemporánea y el monumento histórico le confieren un interesante atractivo turístico.

De este modo, otra de las cifras que llama especialmente la atención es la cada vez mayor afluencia de público extranjero que representa ya el 36% de las visitas, frente al 55% de visitantes procedentes de la Comunitat Valenciana, que sigue siendo el conjunto más numeroso, y un 8% del resto del Estado español. Durante 2017 se han registrado visitantes de 121 nacionalidades distintas. Los italianos son los visitantes extranjeros más numerosos en el Centre del Carme, con un 19%, seguido de los holandeses con un 17%, además de los franceses, ingleses y alemanes, con una destacada presencia de público procedente de Estados Unidos y Rusia.

Acción de Yves Klein, homenajeado en el Festival Nits d'Aielo del Centre del Carme.

Acción de Yves Klein, homenajeado en el Festival Nits d’Aielo i Art. Centre del Carme.

Un nuevo escenario

Como centro de cultura contemporánea el Centre del Carme se ha abierto a distintas manifestaciones de la creación actual y ha dado cabida a propuestas que no contaban hasta el momento con un espacio específico para desarrollarse, como la música experimental, el videoarte, el arte urbano o el arte de acción, que se han sumado a otras actividades como el teatro en espacios no convencionales o la danza contemporánea, además de encuentros de pensamiento, grupos de lectura, charlas y talleres.

Estas actividades, tanto las vinculadas con exposiciones como otros encuentros, de carácter educativo o artístico, han supuesto el 28% de los visitantes del Centre del Carme.

Así, el Centre del Carme se ha convertido en un nuevo escenario que ha albergado distintos festivales o encuentros, muchos de ellos de carácter internacional, lo que le ha permitido darse a conocer y abrirse a nuevos públicos y experiencias culturales.

En este sentido destacan el Festival Internacional de Música Contemporánea ENSEMS, el Festival Nits d’Aielo i Art, el Festival Músiques de Nova Creació o el Deleste, en cuanto a música; en cuanto al ámbito audiovisual, el festival Cinema Jove, Docs, o el Festival Internacional de Mediometrajes La Cabina, además del festival internacional de videocreación ‘Under de subway video art night’; en artes escénicas el festival Tercera Setmana, o el Cicle Migrats y como encuentros de pensamiento el Pechakucha Night València o Tedx València Ciutat Vella, entre otros, además de los festivales de artes visuales Intramurs y Ciutat Vella Oberta; destaca asimismo el programa artístico en defensa de los derechos de los animales y que ha cerrado el año, ‘València Capital Animal’.

Visitantes en la exposición Valencia Capital Animal. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Visitantes en la exposición Valencia Capital Animal. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Arte de Acción en el Centre del Carme

Ciclo Art D’
Centre del Carme
C / Museo, 2. Valencia
Sábado 23 de septiembre de 2017, a las 18.00h

El Centre del Carme Cultura Contemporánia abre sus puertas al arte de acción a través del ciclo Art D’. Se trata de un ciclo de arte de acción internacional que incluye una parte de performances en vivo y otra de teoría, reflexión y debate. Está organizado por un colectivo de artistas e investigadores, en colaboración con el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana.

Según el director de la institución museística, José Luis Pérez Pont, “con este ciclo el arte de acción se instala de forma permanente en el Centre del Carme consolidándose como parte de su programación habitual. Con ello el centro de cultura contemporánea se reafirma como el epicentro para las artes vivas en nuestra Comunitat dando cabida a los diferentes lenguajes que se identifican con la cultura de nuestro tiempo”.

Pérez Pont añadió que “la novedad de este ciclo radica, además, en su carácter divulgativo y de autocrítica. En colaboración con un grupo de profesionales e investigadores del arte de acción, Art D’ no sólo nos acercará las propuestas más interesantes que se están desarrollando tanto en el ámbito local, nacional e internacional sino que sus intervenciones estarán acompañadas de una parte reflexiva y de diálogo con el público”.

Ciclo de Arte de Acción. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Ciclo de Arte de Acción. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Art D’ incorpora, a la tradicional presentación de performances, un espacio de reflexión colectiva, de análisis autocrítico, como un laboratorio público. En el espíritu del arte de acción, se da prioridad al proceso creativo y en búsqueda sobre el producto final. Los artistas tendrán ocasión de explicar públicamente su trabajo, con el fin de contextualizar su práctica, y se propondrá un coloquio con el público presente, con quien se ensayarán formas de crítica colectiva.

Igualmente, la gestión del ciclo se plantea como un comisariado colectivo, un espacio de búsqueda en que se trabajan, en grupo, objetivos, participantes, registro, crítica y análisis. Contra un arte entendido como espectáculo, se favorece el proceso, la experimentación y la autogestión ideológica de artistas y teóricos.

Detrás de este trabajo se encuentran los artistas Laura Yustas, Carla Roca, Nika López, Marie Tamarit, Joana Mollà, Lucia Peiró, Mario Montoya, Nelo Vilar y Bartolomé Ferrando. Según Vilar, “València es uno de los centros de la performance en España. Sin embargo, salvo trabajos puntuales, nunca ha habido una continuidad en los espacios públicos. Con este nuevo ciclo, el arte de acción estará presente en el Centre del Carme de forma periódica dentro de su programación”.

En Art D’ se afronta el arte de acción de forma amplia: desde la performance art, incluyendo diferentes formas de creación escénica (teatral y dancística), a las artes del cuerpo y arte queer, la maniobra artística, la crítica institucional o el arte paralelo, el arte de acción presente en las nuevas formas de protesta de los movimientos sociales, etc.

Souad Douimi. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Souad Douimi. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Art D’ dará comienzo el sábado 23 de septiembre, a partir de las 18:00 horas. En esta primera sesión se cuenta con la presencia de Jorge Luis Marzo, uno de los teóricos y comisarios más interesantes de los que trabajan en España, que impartirá la conferencia ‘Accionismo e invisibilidad: operar en la niebla’. Marzo plantea una exploración de la función de los formatos accionistas y parateatrales en las prácticas fake que se desarrollan tanto en el ámbito artístico como activista. Al finalizar su intervención se abrirá un turno de debate antes de empezar las performances.

Para esta jornada inaugural, se tendrá la oportunidad de disfrutar del trabajo de Souad Douimi, joven artista argelina que llega en colaboración con la ‘Muga Caula, Encuentro internacional de poesía de acción y performance’. Douimi es conocida en Argel por su trabajo en espacios públicos. Utiliza elementos que pertenecen al ámbito femenino, como el haik, un tipo de velo utilizado por las mujeres en todo el Magreb desde la época romana.

Además, actuará Mario Montoya, gaditano establecido en Valencia, que mostrará su trabajo construido con sutilezas sobre las relaciones entre el cuerpo humano y los objetos que nos rodean. La organización ya trabaja en los próximos encuentros en los que se contará entre otros, con Juan Albarrán, historiador del arte, como teórico, además de las artistas María Tamarit y Nika López.

Mario Montoya. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Mario Montoya. Imagen cortesía del Centre del Carme.

La belleza del paisaje valenciano en el Carme

Paisajes valencianos: territorio turístico
Centre del Carme
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 24 de septiembre de 2017

La Universitat de València y la Agencia Valenciana de Turismo presentan en el Centre del Carme Cultura Contemporània la muestra ‘Paisajes valencianos: territorio turístico’. La exposición, que se podrá visitar hasta el 24 de septiembre, presenta la mirada íntima y personal que sobre los paisajes valencianos ofrecen los fotógrafos Miguel Lorenzo, Miquel Francés, Pep Pelechà y Adela Cortijo, comisariada por los profesores de la Universitat de València Ester Alba (Departamento de Historia del Arte), Emilio Iranzo (Departamento de Geografía) y Adela Cortijo (Filología Francesa e Italiana).

Castell de Montesas, de Miquel Frances. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Castell de Montesas, de Miquel Frances. Imagen cortesía del Centre del Carme.

A través de su objetivo estos fotógrafos han capturado la belleza del entorno paisajístico valenciano desde el Montgó a las Hoces del Cabriel, pasando por l’Albufera de València o les Columbretes. Parajes emblemáticos del norte al sur y del este al oeste de la Comunitat Valenciana que han sido captados y reproducidos en esta exposición que tiene como objetivo contribuir a la puesta en valor de los paisajes turísticos valencianos.

La decana de la Facultad de Geografía e Historia, Ester Alba, explicó que esta exposición es “un viaje por los emblemáticos y valiosos paisajes valencianos que contribuye a la valorización del territorio” y ha destacado que las fotografías ponen el centro de atención en valores del paisaje como su belleza, su singularidad, su diversidad, su riqueza material, natural, estética, patrimonial… “características que construyen nuestra identidad como territorio y que son nuestra carta de presentación a aquellos que nos visitan”, sentenció la comisaria.

Salina de Torrevieja, de Adela Talavera. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Salina de Torrevieja, de Adela Talavera. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Esta exposición ha sido organizada por el Vicerrectorado de Participación y Proyección Territorial y la Agencia Valenciana de Turismo en el seno del proyecto ‘Paisajes turísticos valencianos, valiosos, valorados’, que es resultado del convenio de colaboración entre la Agencia Valenciana de Turismo y la Universitat de València. El secretario autonómico de Turismo Francesc Colomer remarcó que “los paisajes son el hilo conductor de nuestro relato turístico”, al tiempo que apuntó que “son la gran incubadora de los productos turísticos más honestos y creíbles que podemos ofrecer al mundo”. El vicerrector de Participación y Proyección Territorial Jorge Hermosilla destacó la importancia de la colaboración institucional en un proyecto que aboga por “un modelo de turismo innovador, cuyo punto de partida es una modalidad de patrimonio cultural común de los valencianos, los paisajes históricos”.

Rio Xuquer, de Pep Pelecha. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Rio Xuquer, de Pep Pelecha. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Por su parte el director del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont, manifestó que “el Consorci participa en este proyecto junto a la Universitat de València y la Conselleria de Turisme, que consideramos de gran utilidad para transmitir la riqueza patrimonial de esta Comunitat, una iniciativa que a través del arte, nos enseña a mirar y a admirar nuestro territorio. El arte contemporáneo puede contribuir a proyectar una imagen de modernidad acorde a nuestra diversidad y dinamismo, precisamente de la mano de este espacio, el Centre del Carme, que en estos meses de verano se convierte en polo de atracción turística tanto nacional como internacional”.

Torre del Tamarit, de Miguel Lorenzo. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Torre del Tamarit, de Miguel Lorenzo. Imagen cortesía del Centre del Carme.

La pilota valenciana, al desnudo

JOC, de Vinz Feel Free y Txema Rodríguez
Centre del Carme
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 3 de septiembre de 2017

El Centre del Carme acoge hasta el 3 de septiembre la muestra ‘JOC’, de los artistas Vinz Feel Free y Txema Rodríguez, una fábula sobre el juego de pilota. Una historia sobre la pasión de unos personajes que entregan los mejores años de su vida a un deporte que no da dinero ni fama, un juego de profundas raíces valencianas que representa valores universales a través de una disputa llena de belleza en la que los rivales siempre son tratados con respeto. En ‘JOC’, Vinz y Rodríguez desarrollan un trabajo en dúo sobre las alegrías y los sinsabores de este hermoso y único combate con pilota.

La exposición recoge, desde un punto de vista artístico y creativo, los valores de este deporte que forma parte del patrimonio y de la cultura valencianos, como homenaje y como reflejo de la sociedad valenciana.

Vinz Feel Free, encapuchado, y Txema Rodríguez. Imagen cortesía de Centre del Carme.

Vinz Feel Free, encapuchado, y Txema Rodríguez. Imagen cortesía de Centre del Carme.

Según José Luis Pérez Pont, director del Centre del Carme, “realizar una exposición ex profeso para la Sala Ferreres, una de las más grandes y bellas de la Comunitat Valenciana, sin duda es un reto que contribuye a poner en valor el arte mural y, al mismo tiempo, a hacer más grande la pilota, como seña de identidad del pueblo valenciano”.

El consejero-delegado de Global Omniun/Fundación Aguas de Valencia, Dionisio García Comín, patrocinador de la exposición, señaló que “el diálogo entre las imágenes de Rodríguez y el arte que proviene de la calle de Vinz, vinculadas las dos expresiones en una relación permanente y fructífera sobre el juego tradicional de la pilota valenciana, es un proyecto inédito que, desde nuestra fundación, queremos aplaudir”.

A modo de epopeya, la sala Ferreres se transforma en un gran templo pagano presidido por los dioses de la pilota, con un Genovés de cuatro metros de altura como epicentro de la sala. Junto a él se recuerda a Rovellet, Eusebio, Sarasol II, Fredi, Grau, Álvaro y Xatet de Carlet. En esta epopeya hay un intercambio de papeles, los dioses se presentan en forma humana y son los humanos los que se convierten en seres mitológicos al más puro estilo Vinz.

Vista de la exposición 'JOC'.

Vista de la exposición ‘JOC’. Imagen cortesía de Centre del Carme.

Con la ayuda de más de 50 personas anónimas, los artistas se embarcaron en esta fábula hace ahora un año y medio. Un trabajo artístico colaborativo en el que era importante la presencia de la mujer en contraposición a un deporte eminentemente masculino, así como la participación de personas homosexuales o transexuales de forma que en la muestra estén representados todas las tendencias y orientaciones sexuales, algo habitual en los trabajos de los dos artistas.

“Nos parecía interesante ver la pilota desde un punto de vista artístico, más creativo, como algo que puede crecer, evolucionar. Pensamos que esta exposición puede ayudarle a abrirse a la sociedad”, explicó Txema Rodríguez, aficionado a este deporte que ha tenido la suerte de poder fotografiar a las grandes figuras, las que nadie discute que son un referente.

“En la muestra aparece Genovés en un lugar principal, como el dios que preside este templo pagano, el único que puede traspasar esa barrera entre lo terrenal y lo divino, porque ha sido el jugador por excelencia cuya figura ha trascendido más allá del ámbito de la pilota”, afirmó el fotógrafo.

Por su parte, Vinz manifestó que “esto no es un documental sobre la pilota valenciana, es una fábula sobre todas aquellas personas que luchan por un sueño”. El artista de street art destacó cómo “la pilota, algo local y propio de los valencianos, encarna unos valores que son universales que se pueden aplicar a todos los ámbitos”.

Obra de la exposición 'JOC'.

Obra de la exposición ‘JOC’. Imagen cortesía de Centre del Carme.

Del mismo modo que los antiguos jugadores y aficionados a la pilota, Vinz y Rodríguez trabajan en la calle y también emplean los muros de las casas. Su actividad sufre similares prohibiciones y persecuciones a las sufridas en su momento por los pilotaris, resulta molesta para muchos, nociva, sucia o escandalosa. Por ello, revelaron los artistas, “tenemos muchas cosas en común con nuestros admirados jugadores de pilota. Aunque nuestro espacio es de este siglo y nuestra visión es contemporánea”.

La exposición/intervención del Centre del Carme juega con elementos propios del arte como la pintura, el dibujo, la fotografía o la instalación además del collage con otros elementos propios del street art, de donde vienen los artistas. ‘Joc’ se compone de más de 100 piezas realizadas todas ex profeso para la sala, jugando con la hibridación de lenguajes y de estéticas para dotar a cada capítulo de esta fábula de una identidad propia.

A la entrada en la sala Goerlich dos carteles gigantes anuncian la batalla como si se tratara de un combate de boxeo. La nave central representa el trinquete donde se desarrolla el juego, con un hall of fame de Paco Cabanes ‘el Genovés’ y una frase que advierte ‘Se prohibe blasfemar’. En él 15 figuras de más de dos metros de altura representan a la afición y su pasión por el deporte.

Obra de la exposición 'JOC'. Imagen cortesía de Centre del Carme

Obra de la exposición ‘JOC’. Imagen cortesía de Centre del Carme

Tras contemplar las fotografías del Olimpo de la pilota, los personajes mitológicos nos muestran el ceremonial en torno a este deporte, desde los trabajos a los que deben dedicarse porque su pasión no les da para vivir, la preparación, el campo de batalla, el combate interior, el combate exterior, la victoria o la derrota hasta la recompensa.

La escenografía va variando según cada capítulo desde escenarios inspirados en la estética decadente o postindustrial hasta la llegada de la recompensa, en ella los Baños del Almirante de València recuperan su uso como balneario después de varios siglos. La mayor parte del trabajo de producción se ha realizado en el Centre del Carme, como escenario y como estudio artístico.

Al final del recorrido se muestra en imágenes el making off de la exposición, incluyendo un fragmento de una partida de pilota, entre Álvaro y Genovés, con la idea de que el público tenga una referencia real de la pilota valenciana.

Vinz Feel Free (encapuchado) y Txema Rodríguez en la exposición 'JOC'. Imagen cortesía de Centre del Carme.

Vinz Feel Free (encapuchado) y Txema Rodríguez en la exposición ‘JOC’. Imagen cortesía de Centre del Carme.

 

El excepcional legado de la saga de los Madrazo

El Mundo de los Madrazo. Colección de la Comunidad de Madrid
Museo de Bellas Artes Gravina (MUBAG)
C / Gravina, 13-15. Alicante
Hasta el 15 de octubre de 2017

Los Madrazo están considerados como la saga más célebre e influyente del ámbito artístico decimonónico español. A través de sus obras se pueden recorrer las diferentes corrientes artísticas del siglo XIX. Tres generaciones de pintores nos transmiten el pulso de su tiempo: José de Madrazo Agudo, sus hijos Luis y Federico de Madrazo Kuntz, y los hijos de Federico, Raimundo y Ricardo de Madrazo Garreta.

El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, la Diputación de Alicante y la Comunidad de Madrid exhiben en el Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante la mayor colección que se ha reunido sobre esta familia de pintores. La exposición ‘El Mundo de los Madrazo. Colección de la Comunidad de Madrid’ se podrá ver en el museo alicantino hasta el 15 de octubre.

Raimundo de Madrazo Garreta.Margarita Tewart de Madrazo. Imagen cortesía del MUBAG.

Raimundo de Madrazo Garreta. Margarita Tewart de Madrazo. Imagen cortesía del MUBAG.

La colección de los Madrazo pertenece a la Comunidad de Madrid desde 2006, gracias a una dación por pago de impuestos por parte de los descendientes directos de los pintores: María Teresa de Madrazo y Madrazo (hija única del pintor Luis de Madrazo Kuntz) y su esposo, Mario de Daza y Campos, que conservaban en su domicilio de Madrid un patrimonio extraordinario con obras de estos pintores.

Los Madrazo fueron pintores de éxito reconocidos y admirados internacionalmente. Artistas cosmopolitas e infatigables viajeros, completaron su formación en París y Roma ciudades en las que se relacionaron con las instituciones y los artistas más influyentes de la época. Desde sus importantes cargos oficiales en el Museo del Prado, la Academia y la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, José y Federico, pintores de Cámara, ejercieron de árbitros del arte español decimonónico.

Los Madrazo triunfaron como retratistas y posaron para ellos prestigiosos políticos, literatos y artistas de su tiempo, además de la aristocracia y la burguesía. Se transmitieron generacionalmente la habilidad en la captación del carácter de los representados que pintaron con depurada maestría.

La muestra reúne a través de 80 obras, “los tesoros” de temática costumbrista, religiosa y retratos recopilados y guardados por Mª Teresa de Madrazo y Madrazo. Obras que permiten al espectador un conocimiento de los hábitos y modas decimonónicas y dan rostro a una extensa familia que también destacó en el ámbito de la literatura, la arquitectura y la música.

Luis de Madrazo Kuntz. Maria Teresa de Madrazo y Madrazo. Imagen cortesía del MUBAG.

Luis de Madrazo Kuntz. Maria Teresa de Madrazo y Madrazo. Imagen cortesía del MUBAG.

Desde que la Comunidad de Madrid adquiriera la colección, ésta ha visitado diferentes ciudades españolas y europeas, pero es en Alicante cuando se podrá ver un discurso expositivo que reúne por primera vez a cinco generaciones Madrazo en una misma sala. Junto a ellos dos retratos de Isabel II sitúan a los autores en el contexto histórico del momento.

A continuación la muestra dedica, de forma cronológica, una sala a cada uno de los autores, lo que permite contemplar con detenimiento la estética que dominaba cada pintor. Además, como novedad, a las obras pictóricas, se ha sumado un conjunto de objetos y fotografías familiares así como correspondencia y apuntes de trabajo de los autores, una oportunidad única para descubrir los entresijos de esta familia de artistas y la historia que envuelve a estos retratos.

Según los comisarios, Montse Martí y Carlos González, para comprender la colección hay que tener en cuenta que esta selección no estaba pensada para ser obra de museo, sino para ser expuesta en una casa. Cada uno de estos cuadros guarda una historia.

La colección formaba un conjunto homogéneo, y a la vez cerrado, que había estado conservado en la esfera de la intimidad de la familia Madrazo, rasgo que la convierte en un legado excepcional. La exposición incluye un valioso testimonio que nos muestra cómo se hallaban las obras tras el desmantelamiento de la casa. Juan José Daza, heredero final de este patrimonio, abrió las puertas de su casa al fotógrafo Juan Manuel Castro Prieto, Premio Nacional de Fotografía, quien realizó una serie denominada con el sugerente nombre de “La seda rota”, en la que se puede ver el ambiente y el contexto en el que se encontraban estas obras.

Jose de Madrazo Agudo. Marquesa de Branciforte. Imagen cortesía del MUBAG.

Jose de Madrazo Agudo. Marquesa de Branciforte. Imagen cortesía del MUBAG.

Trajectòries, nueva convocatoria en el Carme

Trajectòries: convocatoria para la revisión de trayectorias artísticas valencianas
Más: Escletxes, V.O. y 365 dies VLC
Centre del Carme Cultura Contemporània
C / Museo, 2. Valencia
Proyectos artísticos para los años 2018-2020

El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana ha lanzado cuatro nuevas convocatorias públicas, para la selección de proyectos artísticos para los próximos años 2018-2020. Se trata de la segunda edición de las convocatorias ‘Escletxes’ de producción artística y apoyo a la investigación, dirigida a creadores y que seleccionará seis propuestas artísticas; ‘V.O’ para la selección de seis proyectos de comisariado y 365 dies VLC que elegirá un proyecto de comisariado durante un año, para la Sala Carlos Pérez del Centre del Carme.

A ellas se suma una convocatoria de nueva creación y que a partir del próximo año llenará de contenido la Sala Ferreres-Goerlich del Centre del Carme, además de otras salas de Castelló y Alacant: ‘Trajectòries: convocatoria para la revisión de trayectorias artísticas valencianas’ que seleccionará otras seis propuestas.

Según el director del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, José Luis Pérez Pont, “de estas convocatorias saldrán la mayoría de las exposiciones que veremos en los próximos tres años tanto en el Centre del Carme de València, como en las salas de Castelló y Alacant donde el Consorci colabora. En total se seleccionarán 19 proyectos artísticos con una dotación de 440.000 euros”.

A excepción de 365 dies que es anual, las convocatorias se publicarán cada dos años. Están dirigidas tanto a artistas como a comisarios, nacidos o residentes en la Comunitat, en el caso de Excletxes y 365 dies y en el caso de V.O y Trajetòries la participación está abierta a cualquier persona que presente un proyecto de comisariado.

Banner de la nueva convocatoria Trajectories. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Banner de la nueva convocatoria Trajectories. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Sobre la de más reciente creación, Trajectòries, Pérez Pont ha explicado que “cubre una de las finalidades fundamentales de esta institución como es impulsar el conocimiento y la difusión del arte contemporáneo valenciano ayudando a construir el relato del arte en la Comunitat Valenciana. La convocatoria busca una revisión en profundidad en torno a la obra de un artista o colectivo de larga trayectoria, o de una tendencia artística, de la cual pueden surgir además nuevas investigaciones”.

“Estas convocatorias dan respuesta a la reivindicación que, durante años, han mantenido las asociaciones profesionales del sector de las artes visuales en la Comunitat Valenciana, especialmente AVVAC y AVCA. En ellas se contempla tanto la remuneración de los artistas, como el reconocimiento de sus derechos, además de disponer de una dotación económica para la producción de la obra”, ha manifestado el director del Consorci de Museus.

Pérez Pont ha defendido que “el modelo de gestión de la convocatoria pública en el ámbito cultural garantiza la igualdad de oportunidades y la democratización en el acceso a las programaciones de los museos públicos, pensando especialmente en los profesionales de Alacant, Castelló y València” y ha recordado que “a la primera edición de Escletxes, V.O y 365 dies VLC se presentaron 190 proyectos, de éstos se seleccionaron diez exposiciones donde la mayoría de los artistas participantes no habían expuesto nunca con el Consorci de Museus”.

Sala Ferreres del Centre del Carme.

Sala Ferreres del Centre del Carme. Imagen cortesía del Centre del Carme Cultura Contemporània.