Los senderos industriales de Picazo

Arsenal, de Jose Antonio Picazo
La Capella de l’Antic Asil
El Camí, 42. Alcoi (Alicante)
Hasta el 29 de junio de 2019

La Capella de l’Antic Asil (Alcoi) acoge la exposición del valenciano Jose Antonio Picazo bajo el título ‘Arsenal’. La muestra se compone de diferentes series que reflejan la evolución de la obra del artista, el cual reflexiona alrededor del camino que va tomando la sociedad en sí desde su origen industrial y desde el arte abstracto. 

Como núcleo expositivo se encuentran sus lienzos trabajados con acrílicos, de los que parte su concepto de análisis sobre la importancia de la industrialización en nuestra sociedad, cuya obra se presenta como si de paisajes de nuestro ritmo vital actual se tratara. 

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen cortesía de l’Antic Asil.

A partir de sus pinturas aparecen las series de las telas, un soporte mucho más rudo de presentar su obra y que nos induce al carácter primitivo de la revolución industrial. Esta serie engloba las piezas que construyeron un proyecto llevado a cabo en 2016 bajo el título ‘De Igual a Igual’ que se presentó en la sala del Club d’Amics de la UNESCO de Alcoi y donde la obra de Jose Antonio Picazo estuvo situada tanto intramuros de la sala como extramuros de ella, situando en las áreas industriales del Tossal y del Molinar unos lienzos de grandes dimensiones dentro de las fábricas abandonadas. Estos espacios, o mejor dicho estos no-espacios, se convirtieron en contenedores para una obra que aludía a ese tiempo pasado industrial y al que se le ha dado la espalda socialmente porque ya no dan respuesta a las necesidades actuales de industria y sociedad.

A continuación presenta una serie de cartones, como piezas a mitad de creación con veladuras o representaciones desdibujadas como expresión de esa sociedad que está sufriendo un cambio hacia un futuro en construcción. Esta serie fue presentada en la exposición ‘Desdibujada’ de Xàtiva, y lo más interesante de esta sección de la muestra es ese espacio intermedio entre la tecnología y la analogía. Me parece sugerente ver en los cartones a mitad de construir esa sociedad que intenta ponerse al día digitalmente para no quedarse atrás y poder disfrutar de los avances de la técnica, representado por las veladuras que se forman entre el soporte y las diferentes capas que forman las estructuras.

Arsenal, de Jose Antonio Picazo. Imagen cortesía de La Capella de l’Antic Asil.

La obra de Picazo sigue evolucionando en la sala, donde aparece el  trabajo siguiendo el camino que marca la sociedad. La siguiente etapa que se puede visitar trata de las impresiones 3D, obras que fueron creadas para la exposición ‘Mecanizados’, que tuvo lugar en Valencia en 2018, que aluden a ese futuro tan inminente que modificará nuestro sistema económico y de trabajo, donde aún nos encontramos supeditados y del cual no sabemos independizarnos.

Para ello, presenta unas piezas realizadas con impresora 3D, donde nos adentramos en la reflexión alrededor de la creación de obras de arte realizadas por máquinas dirigidas por el artista o la automatización de las tareas laborales como oportunidad para crear una sociedad mucho más interesante. Tal y como el mismo artista explica: “Tenemos capacidades mucho más altas y mucho más diversas como para tener que mantener a lo largo de nuestra vida una “monoactividad” que en la mayoría de los casos distorsiona profundamente la esencia de cada individuo”.

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen cortesía de La Capella de l’Antic Asil.

La Capella de l’Antic Asil presenta dos series inéditas dentro de la carrera evolutiva de este artista. Por un lado, encontramos unas esculturas realizadas con madera de palets donde se produce una crítica al peso del sistema económico, enfatizado por ese carácter primitivo de la pieza, aludiendo al estado desfasado del sistema. En el espacio de la Sacristía ha instalado una serie realizada con obras digitales que son, en última instancia, hacia donde nos dirigimos, una sociedad donde lo virtual y las nuevas formas de trabajo que se van generando aparecen como un proceso de auto-explotación generado por las condiciones actuales.

Esta última serie nos pone de manifiesto ese progreso que ya estamos viviendo, esa sociedad digitalizada y virtual en la que nos hemos sumergido. El próximo 14 de junio el artista realizará una visita guiada para todo el público a las 19.30h. en la sala d’art de La Capella de l’Antic Asil.

Jose Antonio Picazo, en su estudio. Imagen cortesía del autor.

Lucia Romero
Historiadora y Crítica de Arte 

De igual a igual con José Antonio Picazo

José Antonio Picazo. ‘De Igual a Igual’
Club de Amigos de la Unesco + 8 fábricas abandonadas de Alcoy
Del 8 de abril al 20 de mayo

‘El pasado de nuestro futuro’
Onestudio Valencia
Hasta el 6 de mayo

El arte se adentra en las fábricas abandonadas de Alcoy. La pintura se entremezcla con las naves en desuso, entre los escombros y el caos. Es la propuesta de José Antonio Picazo, artista afincado en Valencia. Picazo expone también su obra en dos salas: una muestra retrospectiva en la Unesco de Alcoy y una más reciente en Onestudio de Valencia.

José Antonio Picazo entre las viejas fábricas de Alcoy. Imagen cortesía AKRA

José Antonio Picazo entre las viejas fábricas de Alcoy. Imagen cortesía AKRA

La obra de Picazo se inspira en la Revolución Industrial. Es la que da pie a sus fracciones geométricas. Según el artista, todavía mantenemos esa forma de vida marcada por la fábrica, la situación binaria de trabajo y descanso . ‘Lo que quiero representar son ritmos. Con la Revolución Industrial, cambiamos de un ritmo agrario, asociado a la tierra, a un ritmo industrial, asociado a la producción industrial y nuestra vida sigue con ese ritmo heredado de aquella época: homogéneo y repetitivo’.

El artista busca manifestar sensaciones.

‘Trato de hacer un reflejo de estos ritmos, quiero reflejar sensaciones de estos a través de repeticiones, saturaciones, escapes, u obras mucho más abiertas. La temática no es negativa, es un reflejo, es como pintar un paisaje’.

José Antonio Picazo 6

De visita por las antiguas fábricas intervenidas. Imagen cortesía AKRA.

Una obra para cada fábrica abandonada.

José Antonio Picazo ha pretendido hacer dialogar su pintura con los edificios que inspiran su trabajo y desplegarla en las fábricas de Alcoy, la cuna de la Revolución Industrial de la Comunidad Valenciana.

‘Efectuamos muchas visitas a las fábricas, elegimos ocho ubicaciones  y la obra se hizo cada una para su espacio. Todas están en riesgo de deterioro, de robos, de vandalismo, están hechas para que convivan al mismo nivel que la propia fábrica’.

El trabajo de Picazo se ha instalado en la puerta de los edificios, por razones de seguridad. Son industrias deterioradas de las partidas del Tossal, el Molinar y els Molins, rincones marginados, de tránsito escaso o nulo.

‘Las obras van a quedarse durante los dos meses de exposición. Será el resultado de la experiencia de ese intento de sacarla fuera, dejarla libre y ver qué le puede pasar. Sobre ese resultado sacaremos más cosas, porque lo que le suceda a las fábricas seguramente le pasará a mi obra. Esa relación tan cercana es muy interesante’.

Ha estado cerca de un año preparando el material para ubicarlo en las zonas desamparadas, sabiendo el riesgo que corre de deterioro, pérdida, y que su trabajo se convierta en una obra efímera, temporal.

‘Mi esperanza es que la exposición llame a ir a estas fábricas,  a cambiar su estado  y a pensar qué se podría hacer con ellas. Es un punto de despertar, de decir: eso existe.La  gente ya ni las ve porque es la cotidianeidad, el deterioro, que no tienen interés o porque ya están ahí desde hace muchos años. Se han convertido  en ‘no lugares’. Es para  provocar un pequeño despertar.’

Mirada hacia atrás y hacia adelante.

En el Club de la Unesco de Alcoy se puede ver una muestra retrospectiva de la obra de Picazo, sus tramas, fracciones geométricas inspiradas en el textil, en la Revolución Industrial.

Su aportación artística en las fábricas es una mirada hacia atrás, al pasado.

Una visión distinta a la exposición de Valencia, en la sala Onestudio ,donde mira hacia adelante, hacia el futuro.

‘Creo mucho que la tecnología deje de hacer que el ser humano sea un simple elemento de producción. He asociado otras obras con la misma estética pero haciendo un referente en impresión 3D, es decir, haciendo una llamada a la tecnología y al futuro. Actualmente manifiesto esa dicotomía de tener una visión que mira hacia el pasado y otra que mira hacia el futuro, lo cual me satisface enormemente’.

Foto_fernandoRincón_Jose´Antonio Picazo expo Onestudio

Imagen de la exposición en Onestudio. Foto Fernando Rincón.

Imagen portada: Akra imagen

Carles Figuerola

Jose Antonio Picazo en el ICAV

Questions about el Nuevo Mundo, de Jose Antonio Picazo
En la «Sala de la muralla» del ICAV (Ilustre Colegio de Abogados de Valencia)
Pz Tetuán, 16. Valencia.
Hasta el 13 de Diciembre.

Esta exposición con titulo trilingüe (francés, inglés y castellano) habla de los ritmos heredados de la revolución industrial en nuestro mundo, habla de nuestra vida cotidiana, habla de una realidad que parece intangible. Antes de la revolución industrial los hábitos eran otros, los tiempos iban marcados por las estaciones, se acoplaban a los biorritmos de la tierra. Actualmente nuestros ritmos van marcados por la producción industrial, por las tareas repetitivas y diarias que nos impone el marco que nos rodea. Esta situación nos deja poco tiempo para sentirse en armonía con nosotros mismos y con la tierra que pisamos. Solo algunos privilegiados se han ganado el tiempo de la reflexión, el tiempo del desarrollo personal o simplemente se han ganado tener tiempo, uno de los mayores lujos de nuestra era. Actualmente se identifica a una persona por el oficio que tiene.

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen por cortesía del ICAV.

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen por cortesía del ICAV.

Esta revolución nos aportó también el “bienestar” que conocemos, una mayor esperanza de vida, un aumento importante de la población, grandes avances técnicos, científicos y sociológicos, que determinan el cómo y el porqué de nuestras vidas actuales. La obra presentada tiene el lenguaje universal de la pintura, habla de repeticiones, de saturaciones, de estructuras pero también de profundidad, de espacio, de vacíos, de futuro, de unir el fondo con la forma.

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen por cortesía del ICAV.

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen por cortesía del ICAV.

Esta exposición quiere ser una representación de las estructuras actuales de nuestras vidas, con la estética industrial que hemos heredado. También quiere mostrar otro camino con la posibilidad de diluir las estructuras presentes en otro proyecto de sociedad, donde el entorno natural que nos rodea tenga más importancia que la que le damos actualmente, y así mismo cambiando el entorno podremos progresar hacía otra identidad.

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen por cortesía del ICAV.

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen por cortesía del ICAV.

La exposición también es un ejercicio de experimentación pictórica, donde se estudia, la textura, la profundidad, la expansión y las capas. Es un intento de romper con las reglas tradicionales para encontrar nuevas soluciones.
En definitiva “Questions about el nuevo mundo” es un espacio para la reflexión sobre el presente y el futuro.

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen por cortesía del ICAV.

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen por cortesía del ICAV.