Los senderos industriales de Picazo

Arsenal, de Jose Antonio Picazo
La Capella de l’Antic Asil
El Camí, 42. Alcoi (Alicante)
Hasta el 29 de junio de 2019

La Capella de l’Antic Asil (Alcoi) acoge la exposición del valenciano Jose Antonio Picazo bajo el título ‘Arsenal’. La muestra se compone de diferentes series que reflejan la evolución de la obra del artista, el cual reflexiona alrededor del camino que va tomando la sociedad en sí desde su origen industrial y desde el arte abstracto. 

Como núcleo expositivo se encuentran sus lienzos trabajados con acrílicos, de los que parte su concepto de análisis sobre la importancia de la industrialización en nuestra sociedad, cuya obra se presenta como si de paisajes de nuestro ritmo vital actual se tratara. 

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen cortesía de l’Antic Asil.

A partir de sus pinturas aparecen las series de las telas, un soporte mucho más rudo de presentar su obra y que nos induce al carácter primitivo de la revolución industrial. Esta serie engloba las piezas que construyeron un proyecto llevado a cabo en 2016 bajo el título ‘De Igual a Igual’ que se presentó en la sala del Club d’Amics de la UNESCO de Alcoi y donde la obra de Jose Antonio Picazo estuvo situada tanto intramuros de la sala como extramuros de ella, situando en las áreas industriales del Tossal y del Molinar unos lienzos de grandes dimensiones dentro de las fábricas abandonadas. Estos espacios, o mejor dicho estos no-espacios, se convirtieron en contenedores para una obra que aludía a ese tiempo pasado industrial y al que se le ha dado la espalda socialmente porque ya no dan respuesta a las necesidades actuales de industria y sociedad.

A continuación presenta una serie de cartones, como piezas a mitad de creación con veladuras o representaciones desdibujadas como expresión de esa sociedad que está sufriendo un cambio hacia un futuro en construcción. Esta serie fue presentada en la exposición ‘Desdibujada’ de Xàtiva, y lo más interesante de esta sección de la muestra es ese espacio intermedio entre la tecnología y la analogía. Me parece sugerente ver en los cartones a mitad de construir esa sociedad que intenta ponerse al día digitalmente para no quedarse atrás y poder disfrutar de los avances de la técnica, representado por las veladuras que se forman entre el soporte y las diferentes capas que forman las estructuras.

Arsenal, de Jose Antonio Picazo. Imagen cortesía de La Capella de l’Antic Asil.

La obra de Picazo sigue evolucionando en la sala, donde aparece el  trabajo siguiendo el camino que marca la sociedad. La siguiente etapa que se puede visitar trata de las impresiones 3D, obras que fueron creadas para la exposición ‘Mecanizados’, que tuvo lugar en Valencia en 2018, que aluden a ese futuro tan inminente que modificará nuestro sistema económico y de trabajo, donde aún nos encontramos supeditados y del cual no sabemos independizarnos.

Para ello, presenta unas piezas realizadas con impresora 3D, donde nos adentramos en la reflexión alrededor de la creación de obras de arte realizadas por máquinas dirigidas por el artista o la automatización de las tareas laborales como oportunidad para crear una sociedad mucho más interesante. Tal y como el mismo artista explica: “Tenemos capacidades mucho más altas y mucho más diversas como para tener que mantener a lo largo de nuestra vida una “monoactividad” que en la mayoría de los casos distorsiona profundamente la esencia de cada individuo”.

Obra de Jose Antonio Picazo. Imagen cortesía de La Capella de l’Antic Asil.

La Capella de l’Antic Asil presenta dos series inéditas dentro de la carrera evolutiva de este artista. Por un lado, encontramos unas esculturas realizadas con madera de palets donde se produce una crítica al peso del sistema económico, enfatizado por ese carácter primitivo de la pieza, aludiendo al estado desfasado del sistema. En el espacio de la Sacristía ha instalado una serie realizada con obras digitales que son, en última instancia, hacia donde nos dirigimos, una sociedad donde lo virtual y las nuevas formas de trabajo que se van generando aparecen como un proceso de auto-explotación generado por las condiciones actuales.

Esta última serie nos pone de manifiesto ese progreso que ya estamos viviendo, esa sociedad digitalizada y virtual en la que nos hemos sumergido. El próximo 14 de junio el artista realizará una visita guiada para todo el público a las 19.30h. en la sala d’art de La Capella de l’Antic Asil.

Jose Antonio Picazo, en su estudio. Imagen cortesía del autor.

Lucia Romero
Historiadora y Crítica de Arte 

Los comentarios están cerrados.