Heras-Casado y la resiliente ‘Leningrado’ en Les Arts

‘Les Arts és Simfònic’| ‘Leningrado’, de Dmitri Shostakóvich
Dirección de Pablo Heras-Casado
Palau de les Arts
Av. del Professor López Piñero 1, València
Sábado 17 de octubre a las 20:00
Viernes 16 de octubre de 2020

El Palau de les Arts inicia su ciclo temático alrededor de la capacidad de resiliencia del ser humano con el concierto de la Orquestra de la Comunitat Valenciana que este sábado, 17 de octubre, dirige Pablo Heras-Casado, con la sinfonía ‘Leningrado’, de Shostakóvich.

Les Arts propone el inicio de su programación como un marco de reflexión sobre la capacidad de la especie humana para sobreponerse a la adversidad. “Una reivindicación, además, del papel de la cultura como foro de debate ante los retos que afronta el mundo después de la irrupción del coronavirus”, apunta Jesús Iglesias Noriega, director artístico de Les Arts.

Una idea que, según explica, vertebrará los primeros espectáculos de la temporada: “Desde la visión coreográfica de María Pagés en ‘Una oda al tiempo’, la sinfonía ‘Leningrado’ de Shostakóvich en nuestro primer concierto o el estreno en España de la ópera ‘Fin de partie’ de Kurtág, basada en la obra homónima de Beckett”.

Pablo Heras-Casado será el encargado de inaugurar ‘Les Arts és Simfònic’, que para la presente temporada reúne a algunas de las batutas de mayor prestigio del panorama internacional como los españoles Gustavo Gimeno, Juanjo Mena y el propio Heras-Casado, además de los italianos Daniele Gatti, Fabio Luisi y Antonello Manacorda.

Heras-Casado regresa al Auditori siete años después de su debut con la formación titular de Les Arts en febrero de 2013. En esta ocasión, dirige una de las obras cumbre del repertorio sinfónico del pasado siglo XX, la ‘Sinfonía Nº 7, en Do Mayor, op. 60 ‘Leningrado’’, de Dmitri Shostakóvich.

Partitura monumental, de suntuosa y compleja orquestación, Shostakóvich escribió la obra en 1941 durante el cerco del ejército nazi a Leningrado. El pianista y compositor quiso dedicar su séptima sinfonía a su ciudad natal y a sus gentes que resistieron durante más dos años de hambruna y confinamiento ante el asedio del ejército alemán.

La obra se estrenó en Kúibyshev, actual Samara, el 5 de marzo de 1942 mientras la población de Leningrado permanecía confinada ante el asedio de las tropas del III Reich. El concierto se retransmitió por radio a toda la Unión Soviética. Rápidamente, la sinfonía ‘Leningrado’ se erigiría como un símbolo de la lucha contra el fascismo además de un homenaje a la heroicidad de un pueblo que se negó a rendirse.

MAKMA

‘Così fan tutte’, vórtice de fragilidad contemporánea

‘Così fan tutte’, de Stefano Montanari (dirección musical) y Silvia Costa (dirección escénica)
Palau de les Arts
Av. del Professor López Piñero 1, València
Estreno: domingo 27 de septiembre
Jueves 24 de septiembre de 2020

Tras la reciente cancelación del ‘Requiem’, de Mozart –una ópera instituida en coproducción con el Festival d’Aix-en-Provence, el Adelaide Festival, el Theatre Basel, el Wiener Festwochen y La Monnaieque, que debía inaugurar la temporada 2020-21–, Les Arts reemprende su cronograma con una urgente versión del dramma giocoso del compositor salzburgués, ‘Così fan tutte‘, bajo la dirección musical del virtuoso violinista italiano Stefano Montanari –quien debuta sobre este proscenio en calidad de corifeo de la Orquesta de la Comunitat Valenciana y del Coro de la Generalitat para la presente serie de funciones– y la dirección escénica de la trevisana Silvia Costa.

Una singular versión de la ópera que Mozart rubricaría en comunión con el insigne libretista Lorenzo da Ponte –junto a ‘Las bodas de Fígaro’ y ‘Don Giovanni’– con la que no solo “mantener la importancia de Mozart como pilar básico de nuestra programación”, secunda Jesús Iglesias Noriega, director artístico de Les Arts, sino también “adaptarnos y seguir adelante” frente a las vicisitudes y consecuencias devenidas en el ámbito profesional a causa de la COVID-19.

Noriega recuerda, igualmente, que, si bien “la cultura ha sido muy importante” de un modo virtual “durante el confinamiento, el arte se hace y se cocina aquí, en vivo, con los artistas sobre un escenario”, en tanto que las emociones y peculiaridades de cada representación “no se transmiten en una grabación”.

Stefano Montanari dirigiendo los ensayos de ‘Così fan tutte’. Fotografía cortesía de Les Arts.

En base a esta apuesta por el repertorio mozartiano, el Palau de Les Arts ha programado cuatro representaciones del título –el 27 y 30 de septiembre, y el 2 y 4 de octubre– con las que aproximar al público a las cuitas de este intercambio de parejas dieciochesco, procurando “mantener la música por encima de todo, y propiciar una escena en la que no se profundizara en exceso en los personajes”, manifiesta Silvia Costa, “sino consolidar la simetría y la estética entre ellos”, supeditados “a la línea de canto”, ya que, tal y como refiere Montanari, “hemos tenido que eliminar algunos fragmentos de la obra” para eliminar el descanso, por motivos de protocolo sanitario, y reducir la duración a dos horas y cuarto.

A pesar de las presentes complejidades por la premura y la necesaria adecuación, “la relación entre la música y la escena funciona de un modo muy bello, porque la escena es sencilla y lineal, lo que permite a la música y a los cantantes cierta libertad interpretativa”, asevera Stefano Montanari. Un vínculo entre ambas extremidades de la producción con las que “hemos creado un espacio abstracto y simétrico que permite ver dos universos distintos y paralelos”, apunta Costa, edificando “un mundo metafísico” en el que “resaltar la soledad de los personajes cuando interactúan entre sí”.

Un cosmos operístico cuya diégesis comanda la joven ascendente soprano Federica Lombardi (en el papel de Fiordiligi), junto a la mezzosoprano Paula Murrihy (Dorabella), la ascendente soprano valenciana Marina Monzó (doncella Despina), el barítono Davide Luciano (Guglielmo), el tenor Anicio Zorzi Giustiniani (Ferrando) y el bajo argentino Nahuel di Pierro (Don Alfonso).

Così fan tutte
Parte del equipo de ‘Così fan tutte’ durante los preparativos de la obra. Fotografía cortesía del Palau de les Arts.

Un elenco sobre el que Montanari refiere que “es muy importante que hablemos de cantantes que no son simples ejecutores, en los que prima lo que ponen de sí mismos para tratar sentimientos universales que, como en cualquier obra de Mozart, tienen una vigencia” que permite considerar a sus piezas “como obras contemporáneas”.

Una contemporaneidad que descansa en la propia semántica de ‘Così fan tutte’, cuyo título “podría haber sido, en realidad, ‘La escuela de los amantes’, sin necesidad de hacer exclusiva referencia al mundo femenino”, comenta el director musical, para quien “el final de la ópera es bastante abierto, tratando sobre la fragilidad de las relaciones humanas” y permitiéndonos comprobrar “cómo en un minuto podemos ver trastocada una idea preconcebida que antes teníamos en firme”.

A la postre, con la presente versión “se trata de evitar cualquier tipo de juicio sobre la situación” concreta de los personajes, añade la directora escénica, para radiografiar “mediante colores inherentes” a todos los caracteres de la obra esa correspondencia genérica entre los individuos, a modo de “carrusel emocional”.

Un “vórtice de emociones” (Silvia Costa) tan apasionado como incógnito, cuya incertidumbre bien pudiera asemejarse a cuanto esté por venir en el horizonte de contenidos de Les Arts, ya que, tal y como concluye Jesús Iglesias Noriega, “es muy difícil manejar tiempos de futuro, frente a la situación sanitaria y las normativas que puedan conducirte en una dirección u otra. Estamos trabajando actividad por actividad y cada título tiene sus propias particularidades. ¡Ojalá lleguemos hasta el final de la temporada!”.

El director artístico de Les Arts, Jesús Iglesias Noriega (tercero por la derecha), secundado por Silvia Costa, responsable del concepto escénico, y Stefano Montanari, director musical de ‘Così fan tutte’, junto a parte del elenco actoral. Foto: MAKMA.

Jose Ramón Alarcón

La música ‘inusual’ de Ensems recala en Les Arts

42 Edición del Festival Ensems
Diversos espacios de València
Del 10 de septiembre al 23 de octubre de 2020
Jueves 23 de julio de 2020

Si la música, como dijera el escritor Jean Paul Richter, es la poesía del aire, nada mejor que su sonido para combatir al más prosaico coronavirus contaminante de ese aire viciado por su letal presencia invisible. El Festival Ensems, que tenía prevista su 42 edición en los meses de abril y mayo, reaparece con ímpetu renovado tras haber tenido que aplazarse por la pandemia. Y lo hace, como apuntó Marga Landete, directora adjunta de Música y Cultura Popular del Institut Valencià de Cultura (IVC), haciendo de la necesidad virtud, de manera que el certamen se extiende al Palau de les Arts, cuyo recinto acoge la mayor parte de su programación. También será la primera vez que el festival recale en Alicante y Castellón, en ese afán por extenderlo a las tres provincias de la Comunitat Valenciana.

“Ensems tendrá mucha presencia en Les Arts”, subrayó Landete. Jesús Iglesias, director artístico del Palau de les Arts, recogió el guante para abundar en ello: “Es una pequeña extensión del Festival Ensems en Les Arts”, destacando la necesidad de colaboración entre todas las instituciones, siendo éste un primer paso que el responsable del coliseo valenciano espera sea, al modo en que acababa la mítica película ‘Casablanca’, de Michael Curtiz, el comienzo de una gran amistad: “Que seamos compañeros de un largo viaje”, apostilló. De esta forma, Les Arts, como resaltó Iglesias, dará “un paso adelante” en la nueva etapa del coliseo con él al frente de potenciación de la música contemporánea.

De izda a dcha, Voro García, Jesús Iglesias y Marga Landete, en la presentación del Festival Ensems. Foto: Makma.

Voro García, director del Festival Ensems, dijo que no le gustaba mucho la etiqueta de “música contemporánea” y que prefería en su lugar la de “músicas inusuales” o “poco habituales” en la programación de la mayoría de los recintos musicales. Así como John Cage, uno de los artistas pioneros en esa música inusual, no entendía que la gente se asustara de las nuevas ideas, porque a él las que le asustaban eran las viejas, también a Voro García le molestaba ese “aire casposo” que todavía sobrevuela en ciertos Conservatorios de Música para dejar que entren esos otros sonidos poco habituales que Ensems precisamente acoge para que vayan escuchándose con cierta naturalidad.

La Orquestra ADDA Simfònica de la Diputación de Alicante será quien abra el festival el 10 de septiembre, en el Auditori de la propia Diputación, extendiendo sus conciertos al Palau de Congressos de Castellón y el Palau de les Arts, tres y cuatro días después, respectivamente. El Aula Magistral de Les Arts será quien lo cierre el 23 de octubre con Ensemble d’Arts, presentando en estreno absoluto un proyecto surgido de la relación profesional entre la saxofonista Xelo Giner y el compositor György Kurtág, con especial protagonismo de la videoartista Judith Kurtág, nieta del compositor. La metamorfosis de Kafka será el nexo de unión de toda la pieza.

Ensemble d’Arts. Imagen cortesía de Ensems.

Ecos kafkianos atravesarán esta 42 edición sin duda marcada por el coronavirus. “El aislamiento es una forma de conocernos a nosotros mismos”, señaló el autor de ‘El proceso’, que entendía la creación de forma rotunda: “Un libro tiene que ser el hacha que rompa nuestra mar congelada”. Ensems, mezcla de música tradicional y esa otra inusual, quiere parecerse a ese hacha que viene a descongelar el raro ambiente tras la pandemia, al tiempo que se erige en el arma cargada de futuro para esa música extraña que aguarda con paciencia su lugar más habitual en las programaciones musicales.

“Hay muchísimo camino por recorrer”, admitió Voro García, con respecto a esa dificultad de la música contemporánea (con perdón) para ser plato habitual de las programaciones. “Ojalá Ensems no existiera”, resaltó, como ejemplo de que ya dejaría de ser el lugar de lo inusual, para convertirse en un evento musical con su especificidad, pero sin la rareza añadida. Entretanto, el festival sigue acogiendo propuestas tan singulares como las que ofrecen, entre otros, Amores Grup de Percussió & José Antonio Orts, Quintet Cuesta, Spanish Brass, Cuarteto Nel Cuore o Niño de Elche, quienes actuarán en Les Arts, salvo este último que lo hará en el IVAM, que con La Nau y el Teatro Rialto conforman el resto de espacios del festival.

José Antonio Orts. Imagen cortesía de Ensems.

Zahir Ensemble, Alfonso Gómez, Plural Ensemble, Trío Feedback y Neuma Quartet se suman a la programación, dentro del panorama nacional, para completarlo a nivel internacional los británicos Arditti Quartet, la formación londinense The Riot Ensemble y los alemanes de Freiburg Ensemble Recherche. Helena Tulve, Zeynep Gedizlioglu y Ramón Lazkano son los compositores invitados al festival. Un festival cuyo presupuesto asciende a 240.000 euros, con entrada libre a los conciertos. Entrada libre, que no gratuita, como se encargaron se subrayar Landete y García. “La gestión de las entradas requiere personal, lo cual es una complicación a nivel de producción”, subrayó la directora adjunta de Música y Cultura Popular, si bien remarcó que ella no era partidaria de las entradas libres.

El aforo, que en muchos recintos está siendo reducido para mantener entre el público la distancia de seguridad que exige la actual situación vírica, “dependerá de cómo esté en cada momento la normativa”, advirtió Landete. Los 25 estrenos absolutos con que cuenta el Festival Ensems están, por tanto, supeditados en cuanto al número de espectadores a la coyuntura de imprevisión reinante, lo cual casa irónicamente con el propio de la música inusual que caracteriza el Ensems, certamen ahora a contracorriente. Y, como dijo Benajamin Britten, otro de esos compositores inusuales, “aprender es como remar a contracorriente: en cuanto se deja, se retrocede”. Por eso Voro García insiste en que hay que seguir remando, porque queda mucho que hacer por delante.

Neuma Quartet. Imagen cortesía de Ensems.

Salva Torres

‘Il viaggio a Reims’ de Rossini vivido en un museo

Il viaggio a Reims, de Gioachino Rossini
Palau de les Arts
Avda. del Professor López Piñero, 1. València
Días 29 de febrero y 3, 6, 10 y 14 de marzo de 2020

El Palau de les Arts estrena ‘Il viaggio a Reims’, de Gioachino Rossini, en una producción con dirección musical de Francesco Lanzillotta y puesta en escena de Damiano Michieletto. Les Arts ha presentado este título con el que concluye la ‘Marató Rossini’, el ciclo de ópera, conciertos, recitales, actividades gastronómicas, música DJ, coloquios y cine alrededor de la figura de este compositor, que ha sido realizado en colaboración con Turisme.

Jesús Iglesias Noriega, director artístico de Les Arts, ha calificado ‘Il viaggio a Reims’ como “una de las grandes apuestas de la temporada”. “Musicalmente es una auténtica celebración del virtuosismo vocal, una pieza inédita en el repertorio de Les Arts, que reúne arias de excepcional dificultad y deslumbrantes piezas de conjunto”.

‘Il viaggio a Reims’, de Gioachino Rossini. Palau de Les Arts Reina Sofía. Fotografía: Miguel Lorenzo/Mikel Ponce

Escénicamente, el director artístico ha destacado la renovadora puesta en escena de Damiano Michieletto, con escenografía de Paolo Fantin, vestuario de Carla Teti e iluminación de Alessandro Carletti, coproducida por la Dutch National Opera & Ballet, Royal Danish Opera Copenhagen y Opera Australia, que, desde su estreno en Ámsterdam en 2015, ha cosechado éxitos de público y crítica en Copenhague, Roma, Moscú y Melbourne.

Natural de Roma, el director musical Francesco Lanzillotta debuta con el Cor de la Generalitat y la Orquestra de la Comunitat Valenciana. Considerado como uno de los más destacados directores de su generación, el también compositor es desde 2017 director musical del Festival de Macerata, tras ostentar la titularidad de la Filarmónica Arturo Toscanini entre 2014 y 2017. 

‘Il viaggio a Reims’, de Gioachino Rossini. Palau de Les Arts Reina Sofía. Fotografía: Miguel Lorenzo/Mikel Ponce

Para el maestro romano, que inauguró con gran éxito la temporada 2019-2020 de la prestigiosa Semperoper de Dresde con este ‘Dramma giocoso’ en un acto, ‘Il viaggio a Reims’ es “más una cantata que una ópera”. “Por ello- apuntó‒, es importante leer más allá de las notas escritas para acercarse lo más posible a la estética rossiniana, y hacer que esta partitura, con sus largos números cerrados y dificultades vocales, pueda discurrir de manera fluida”.

En esta misma línea ha proseguido Eleonora Gravagnola, asistente de la dirección de escena, para explicar la concepción escénica de Damiano Michieletto, que, ante la debilidad de la dramaturgia del libreto ‒la reunión de algunos representantes de las nacionalidades más destacadas de Europa para asistir en Reims a la coronación de Carlos X‒, propone una nueva lectura.

Michieletto crea un mundo imaginario dentro de un museo, la Golden Lilium Gallery, en el que conviven dos grupos. Por un lado, personajes contemporáneos, los trabajadores de esta galería, que preparan la inauguración de una exposición. Por otro, aparecen una serie de caracteres históricos que deambulan por las salas buscando la pintura a la que pertenecen.

‘Il viaggio a Reims’, de Gioachino Rossini. Palau de Les Arts Reina Sofía. Fotografía: Miguel Lorenzo/Mikel Ponce

Una situación surrealista, con la que el director de escena veneciano crea los ingredientes prototípicos de las tramas rossinianas. Los intérpretes de esta producción de ‘Il viaggio a Reims’ también realizarán un viaje, pero imaginario, a través del cual el espectador conocerá el porqué de la presencia de estos personajes históricos y su cometido. 

El reparto de ‘Il viaggio a Reims’ lo conforman sólidas y jóvenes voces rossinianas del panorama lírico actual, como Albina Shagimuratova, Misha Kiria, Ruth Iniesta y Adrian Sâmpetrean, junto a otras que han pasado por el célebre festival de Pésaro, tras la estela de Alberto Zedda, como Mariangela Sicilia, Ruzil Gatin o Sergey Romanovsky, además de la ganadora de los Opera Awards 2019 a la mejor voz joven, Marina Viotti, el español César San Martín y el reputado Fabio Capitanucci.

El elenco se completa con los intérpretes del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo: Max Hochmuth, Joel Williams, Aida Gimeno, Evgeniya Khomutova y Omar Lara, el tenor valenciano Gonzalo Manglano y Francesca Cucuzza.

‘Il viaggio a Reims’, de Gioachino Rossini. Palau de Les Arts Reina Sofía. Fotografía: Miguel Lorenzo/Mikel Ponce

Les Arts se llena de celos con La Malquerida

La Malquerida, de Manuel Penella basada en el drama rural de Jacinto Benavente
Palau de les Arts
Avenida del Professor López Piñero, 1. Valencia
Días 11, 14 y 18 de abril de 2019

El Palau de les Arts recupera ‘La Malquerida’, de Manuel Penella, en una coproducción con Teatros del Canal, que se estrena el jueves 11 de abril en el Teatre Martín i Soler, sede del Centre Plácido Domingo. El director artístico de Les Arts, Jesús Iglesias Noriega, afirmó que esta apuesta “pone en valor el patrimonio musical propio y, concretamente, una obra maestra que durante más de 80 años ha permanecido alejada de los escenarios”.

“Basada en el drama rural del Nobel Jacinto Benavente, Penella hace gala, en la que fue su última obra, de un extraordinario dominio del lenguaje musical y teatral que no deja indiferente al espectador, como demuestra la excelente recepción del drama lírico en Madrid y Oviedo”, explicó Iglesias.

‘La Malquerida’ es un montaje con dirección escénica del valenciano Emilio López, escenografía de Nathalie Deana, vestuario de Gabriela Salaverri e iluminación de Sergio Gracia. Santiago Serrate asume la dirección musical de los cuerpos estables de Les Arts, el Cor de la Generalitat Valenciana y la Orquestra de la Comunitat Valenciana, acompañados en esta ocasión del grupo musical Mariachi Sol del Mediterráneo.

La ‘mezzosoprano’ valenciana Sandra Ferrández encarna a Raimunda, eje de las pasiones y traiciones que se establecen en la hacienda de El Soto entre su hija, Acacia (María Caballero), su segundo esposo, Esteban (César Méndez), y el primer pretendiente de Acacia (Vicent Romero); todos ellos, artistas del Centre Plácido Domingo. Completan el reparto, la ‘mezzosoprano’ del Centre Andrea Orjuela, los intérpretes del Cor de la Generalitat José Enrique Requena, Lourdes Martínez, José Javier Viudes, David Asín, Boro Giner, Carmen Avivar, Inmaculada Burriel, Jesús Rita, Juan Felipe Durá y Ana Bort y los actores Nacho Fresneda y Victoria Salvador.

Según explicó Emilio López, el montaje es un homenaje a tres grandes creadores: Manuel Penella, Jacinto Benavente y el actor y director de cine mexicano Emilio ‘el Indio’ Rodríguez. “Por ello, he querido conjugar la esencia de la obra de Penella y Benavente con un homenaje a la película que se hizo 10 años después de la muerte del compositor valenciano en tierras aztecas, ambientando la situación en una hacienda mexicana de los años 40-50”, agregó el director de escena valenciano.

Santiago Serrate, por su parte, puso de relevancia “la calidad musical del drama lírico para el que Penella compuso doce números musicales, armónicamente muy avanzados”. En concreto, el maestro apuntó que “en uno de ellos se puede escuchar el acorde de Tristán”, además de motivos musicales recurrentes que son una constante en sus obras. Además de las representaciones los días 11, 14 y 18 de abril, el centro de artes destinará la función del día 16 al público del programa didáctico ‘Les Arts Educació’.

Elenco artístico y creativo de La Malquerida. Imagen cortesía del Palau de les Arts.

Elenco artístico y creativo de La Malquerida. Imagen cortesía del Palau de les Arts.

Y se hizo la luz para ‘Iolanta’, de Chaikovski

Iolanta’, de Piotr Ilich Chaikovski, bajo la dirección musical de Henrik Nánási
Palau de les Arts
Avda. del Professor López Piñero, 1. Valencia
22, 24, 28 y 31 de marzo de 2019

El Palau de les Arts se adentra en el repertorio ruso con ‘Iolanta’, la última ópera que compuso Piotr Ílich Chaikovski, que se estrena el jueves 22 de marzo en la sala principal. Según apuntó Jesús Iglesias Noriega, director artístico de Les Arts, el coliseo valenciano reúne en ‘Iolanta’ a un equipo artístico de garantías en el repertorio ruso, con destacados nombres que ya han cosechado el aplauso del público valenciano. En el reparto, acompañan a la soprano Lianna Haroutounian, Mikhail Kolelishvili (el rey René), Valentyn Dytiuk (Vaudemont), Gevorg Hakobyan (Ibn-Haqia), Boris Pinkhasovich (Robert), Olga Zharikova (Briguitta), Marina Pinchuk (Marta), Gennady Bezzubenkov (Bertrand), Andrei Danilov (Almeric) y la artista del Centre Plácido Domingo Olga Syniakova.

‘Iolanta’ es una ópera en un acto, basada en el drama ‘La hija del rey René’, de Henrik Hertz, de fuerte carga simbólica y de gran belleza musical, explicó Iglesias Noriega. El libreto, firmado por el hermano menor del compositor, Modest, narra el despertar a la luz y al amor de la joven princesa Iolanta, que vive recluida e inconsciente de su propia invidencia por voluntad paterna.

Equipo artístico de 'Iolanta'. Fotografía de Mikel Ponce por cortesía de Les Arts.

Equipo artístico de ‘Iolanta’. Fotografía de Mikel Ponce por cortesía de Les Arts.

Henrik Nánási, director musical de la ópera, suscribe su quinta colaboración con la Orquestra de la Comunitat Valenciana (OCV). Reconocido por sus incursiones con la formación titular de Les Arts en obras de Bartók, Massenet, Verdi y Wagner, el maestro húngaro llega a València después de su debut en el Metropolitan de Nueva York con este mismo título. Nánási destacó la singularidad de ‘Iolanta’, “no solo porque es la última ópera que escribió Chaikovski, sino porque también tiene un final feliz, lo cual es bastante único en comparación con otros trabajos del mismo compositor”. “Considero además que es interesante para el público escuchar algo distinto de lo que suele programarse, como ‘Yevgueni Oneguin’ o ‘La dama de picas’, porque es una gran obra con todas las características de Chaikovski”, añadió.

Musicalmente, Henrik Nánási destacó, entre otros, el dúo de amor entre el conde Vaudemont y Iolanta. “No es el típico dúo de amor, que normalmente tiene sus altibajos, como la vida real. Se produce una situación especial, porque ella es ciega y él tampoco sabe muy bien cómo acercarse a ella. Creo que esta circunstancia sirvió de inspiración a Chaikovski, ya que utiliza todos los colores que puede de la orquesta, para transmitir esa sensación de inseguridad. Usa las arpas, por ejemplo, en un registro concreto, muchas veces muy agudo, que refleja los pequeños latidos del corazón de Iolanta”.

“Chaikovski usa toda la experiencia adquirida en orquestación, en ópera, con los cantantes y los personajes. Para mí lo maravilloso de esta ópera es que imprime un acercamiento lírico, pero que, dada su experiencia, también despliega su talento dramático. Podemos decir que todo lo que ya ha hecho y logrado antes está aquí”, señaló el maestro.

El directo de escena Mariusz Treliński presenta su tercera producción en València, después de sus celebrados trabajos con ‘Madama Butterfly’ y ‘Yevgueni Oneguin’. Boris Kudlička (escenografía), Magdalena Musial (vestuario), Marc Heinz (iluminación), Tomasz Wygoda (coreografía) y Bartek Macias (vídeo) conforman el equipo creativo de ‘Iolanta’. El veterano director de escena, Premio Internacional de Ópera en 2018, considera la obra como “una metáfora”: “Iolanta es el testamento de Chaikovski. Es una ópera muy corta aunque una de las más hermosas que dejó escritas. Es curioso que eligiera una fábula como colofón a su carrera, en la que construye una metáfora del mundo, que estigmatiza a las personas que no ven, o ven y entienden de forma diferente”.

“Asimismo, la ópera nos propone una historia sobre las personas aisladas, que están al margen de la sociedad, pero que poseen cierta verdad y emanan su propia luz”, añadió Treliński. Tras debutar en Les Arts como Floria Tosca la pasada temporada, Lianna Haroutounian encarna a Iolanta, subrayando las dificultades también escénicas del personaje: “Debo interpretar a una chica ciega, que no ve el mundo y que está en su propio universo, un entorno muy puro… Incluso en los ensayos y cuando estaba estudiando la puesta en escena he intentado cerrar completamente los ojos para tener esa sensación y estar más cerca de ella”.

Equipo artístico de 'Iolanta'. Fotografía de Mikel Ponce por cortesía de Les Arts.

Equipo artístico de ‘Iolanta’. Fotografía de Mikel Ponce por cortesía de Les Arts.

Les Arts acoge el melancólico Il masnadieri de Verdi

Il masnadieri, de Giuseppe Verdi, dirigido por Roberto Abbado
Palau de les Arts
Avda. del Professor López Piñero, 1. Valencia
Días 6, 9, 12, 15 y 17 de febrero de 2019

El Palau de les Arts se adentra en el repertorio menos conocido de Giuseppe Verdi con ‘I masnadieri’. Esta obra se estrena en la Sala Principal el miércoles 6 de febrero, y contará con más funciones los días 9, 12, 15 y 17 de febrero.  El director artístico de Les Arts, Jesús Iglesias Noriega, así lo destacó en la presentación de la producción ante los medios de comunicación, acompañado por el director musical, Roberto Abbado y los principales solistas: Stefano Secco (Carlo), Roberta Mantegna (Amalia), Michele Pertusi (Massimiliano) y Artur Ruciński (Francesco), junto con el director de escena de la reposición, Allex Aguilera.

‘I masnadieri’, según explicó el maestro Abbado, es el primer encargo internacional de Verdi, que iniciaba a la par su fructífera relación con uno de los pensadores más importantes del Siglo de las Luces: Friedrich von Schiller. Se trata de una obra clave en el desarrollo musical y teatral del autor, escrita a caballo entre el Sturm und Drang -el ímpetu y la tempestad- y el Romanticismo primigenio, de los que toma y desarrolla un marcado sentido de la melancolía, un rítmico y vigoroso ímpetu, el idealismo del joven filósofo y el ansia de libertad del mismo Verdi del Risorgimento.

Il masnadieri, de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

Il masnadieri, de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

Estrenada en Her Majesty’s Theatre de Londres en 1847, el genio de Busseto contó con la colaboración de uno de los grandes intelectuales de su época, Andrea Maffei. Traductor de referencia al italiano de la obra del dramaturgo alemán, Maffei convirtió las cuatro horas de intenso drama ‘Die Räuber’ (‘Los bandidos’) en un libreto de dos horas y media condensado en bloques de acción.

Verdi compuso, tal y como explicó Roberto Abbado, una partitura impresionante, de gran riqueza de sentimientos, que oscila desde la ternura hasta la violencia. Además, escribió una música extremadamente exigente tanto para los roles protagonistas como para los primarios, en la que, como novedad, sitúa al coro como personaje principal.

‘I masnadieri’ exige cuatro intérpretes de primer nivel, en el que según señaló Iglesias Noriega, figuran los debuts en València de Stefano Secco y Roberta Mantegna, así como el reencuentro de dos voces apreciadas por el público de Les Arts: Michele Pertusi y Artur Ruciński.

Roberto Abbado y Jesús Iglesias Noriega, con los intérpretes de 'Il masnadieri'. Imagen cortesía de Les Arts.

Roberto Abbado y Jesús Iglesias Noriega, con los intérpretes de ‘Il masnadieri’. Imagen cortesía de Les Arts.

Los intérpretes de ‘I masnadieri’

Stefano Secco encarna a Carlo, bandido duro y violento y a su vez muy nostálgico, que refleja el prototipo del héroe romántico plegado en su interior, De difícil interpretación, según el propio tenor, en el pentagrama se reconocen momentos del Donizetti serio junto con cabalettas de compleja ejecución.

Artur Ruciński, barítono de referencia internacional, da vida al hermano de Carlo, Francesco, papel de oscura psicología, muy similar al Macbeth que Verdi musicó en el mismo año. El cantante polaco, que siempre descubre algo nuevo en el personaje, lo destaca por su singularidad frente al resto de roles verdianos para su tesitura.

El bajo Michele Pertusi, que el público valenciano recordará por ‘Don Pasquale’, debuta el papel de Massimiliano, padre de Carlo y Francesco. Se trata de un “rol vocativo”, de interpretación bastante concentrada y enérgica, cuyas demandas llevan del primer Verdi a la etapa madura del compositor.

'Il masnadieri', de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

‘Il masnadieri’, de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

Cierra el cuarteto, Roberta Mantegna (Amalia), la única mujer de la obra, un rol que Verdi escribió para una diva su época Jenny Lind, reputada soprano de coloratura; un papel que según Mantegna transita entre lo dramático y lo mágico, y que sólo a través de la muerte recibe el estatus de heroína.

Dominik Chenes, que cantará el papel de Carlo el día 15, Bum Joo Lee (Arminio) y Gabriele Sagona (Moser) completan un elenco, en el también participa el tenor ucranio Mark Serdiuk (Rolla) del Centre Plácido Domingo.

Allex Aguilera ha dirigido la reposición de la producción de Gabriele Lavia para los teatros San Carlo de Nápoles y La Fenice de Venecia, con escenografía de Alessandro Camera y vestuario de Andrea Viotti. Aguilera y Nadia García, del equipo de Les Arts, firman también la iluminación de la producción. Aguilera apuntó que se ha respetado la esencia del montaje, de corte posmoderno según Lavia, adaptándolo a los intérpretes y sus personalidades para crear un espectáculo completamente nuevo.

'Il masnadieri', de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

‘Il masnadieri’, de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

Iglesias Noriega sacará Les Arts a la calle

Presentación del nuevo director artístico del Palau de les Arts
Palau de les Arts Reina Sofía
Avda. del Professor López Piñero, 1. Valencia
Lunes 29 de octubre de 2018

Jesús Iglesias Noriega aseguró, durante su presentación como nuevo director artístico del Palau de les Arts, que el reto del coliseo valenciano era diferenciarse del resto de recintos operísticos europeos, mediante una programación singular e innovadora, al tiempo que manifestaba su intención de acercarlo a la sociedad sacándolo a la calle con conciertos al aire libre. También destacó la necesidad de ampliar el repertorio lírico y abrirlo a otros géneros musicales como el jazz, el flamenco o la canción popular.

El conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà y la presidenta del Patronato de Les Arts, Susana Lloret, acompañaron a Jesús Iglesias Noriega en la presentación de sus principales líneas de trabajo como director artístico del coliseo operístico valenciano. Cabe recordar que Iglesias Noriega fue elegido para ocupar este cargo mediante un concurso público siguiendo el Código de Buenas Prácticas en la Cultura Valenciana, con una comisión evaluadora conformada, entre otros, por Christina Scheppelmann y Joan Matabosch. La decisión de la comisión fue ratificada por el Patronato de Les Arts.

El trabajo del nuevo director artístico de Les Arts viene avalado por su trabajo de dirección en el departamento artístico de la Dutch National Opera & Ballet de los Países Bajos y su labor de coordinación artística en el teatro Real, donde ha demostrado capacidad de innovación, de atraer nuevos públicos, amplia agenda, capacidad de desarrollo de proyectos educativos y habilidad para sacar el máximo partido conjugando en un mismo espacio todo aquello que tenga relación con la voz y la música, entre otras cualidades.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.

Susana Lloret destacó “la solvencia de Jesús Iglesias Noriega para llevar a cabo este proyecto, sin duda ilusionante, ambicioso, valiente, innovador, comprometido y absolutamente necesario para Les Arts. La solvencia de Iglesias Noriega es ampliamente reconocida en el sector”. Y dijo más: «Siempre tuvimos claro en este patronato que partíamos de un teatro de ópera singular, vanguardista y con un gran potencial que estaba en cierta medida desaprovechado artísticamente y desconectado socialmente, así de simple. Iglesias nos acaba de presentar el antídoto”.

“Estamos seguros de que con Jesús Iglesias Noriega, Les Arts allana el camino hacia la apertura social, su singularidad como coliseo operístico en el contexto internacional, así como la calidad y la excelencia requeridas con un proyecto sólido”, destacó el conseller Marzà. Y añadió: “El elemento diferenciador que tenemos con respecto a otros espacios operísticos es que nosotros contamos con una calidad excepcional de todas las artes que acompañan a la ópera: música con la Orquestra de la Comunitat Valenciana; canto con el Centre de Perfeccionament Plácido Domingo y el Coro de la Generalitat; el Ballet de la Generalitat, así como la posibilidad de desarrollar la innovación con las artes escénicas. Eso nos da un valor diferenciador y es un potenciador de la excelencia operística”.

Iglesias Noriega destacó que el gran reto del coliseo valenciano era «dotar de singularidad e identidad propia a Les Arts en el ámbito internacional que lo diferencie de los grandes coliseos operísticos de nuestro continente”. “Solo así, con una personalidad definida, conseguiremos que no imite, sino que fidelice aún más a su público y, sobre todo, que lo amplíe en número y diversidad, hasta conseguir que la sociedad valenciana se identifique en lo que debe ser un gran centro cultural en el sentido más amplio del término: un lugar de intercambio de ideas y encuentro entre las obras, los artistas y el público”, agregó.

En este sentido, detalló diversas acciones encaminadas a aumentar el número de actividades y la calidad de estas, así como afianzar un proyecto pedagógico y social sólido: “Trabajaremos para ampliar el campo artístico de Les Arts a través de una programación original e innovadora que tendrá su base en una serie de contextos temáticos en cada temporada. Con ello vertebraremos de una forma rica la programación general e incentivaremos la creación artística de un festival que incluya diferentes espectáculos dedicados a un compositor, a una temática concreta o a una forma”.

Asimismo, expuso su intención de ampliar las actividades que complementan la programación en las áreas de participación ciudadana, encuentros y debates, actividades infantiles, exposiciones y diferentes géneros musicales, “para desarrollar la idea de ópera ciudadana, expresada en términos de intercambio y apertura”.

Por lo que respecta a la programación, Jesús Iglesias Noriega avanzó que “queremos convertir Les Arts en un teatro musical que abarque la música lírica en todas sus manifestaciones: ópera, zarzuela, musicales, conciertos sinfónico-corales y de cámara, conciertos líricos y Lied; pero también abrir la posibilidad a otros géneros o músicas como el ‘jazz’, el flamenco, la canción popular y músicas de otras culturas”.

Una de las prioridades en el nuevo proyecto artístico será la ampliación del repertorio lírico de Les Arts, hasta ahora muy focalizado en el siglo XIX italiano y francés y el barroco casi exclusivamente italiano. También se pretende potenciar espectáculos y representaciones líricas innovadores con un espacio propio en la programación para captar nuevos públicos. Para esto se iniciarán colaboraciones con las entidades más relevantes del panorama europeo que trabajan en este sentido.

Otro de los aspectos novedosos del nuevo desarrollo artístico de Les Arts es que la ópera salga con más actividades a la calle y se acerque aún más a la sociedad. “En este caso se trata de salir a los exteriores de Les Arts y llegar también a diferentes zonas del territorio valenciano con retransmisiones de óperas y ‘ballets’ en exteriores, y la programación de conciertos al aire libre de la Orquestra, el Cor y el Centre de Perfeccionament”, explicó Iglesias Noriega.

El director artístico de Les Arts también hizo hincapié en “mantener un mayor contacto y una mayor colaboración con otros teatros de ópera estatales y europeos con el objetivo de establecer un fluido intercambio de información y una adecuada coordinación de las programaciones y desarrollo de proyectos conjuntos, no solo en lo que se refiere a las producciones de la temporada lírica, sino también en cuanto a las de pequeño formato y las actividades que integran el proyecto de desarrollo cultural”.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.