Hamish Fulton: caminatas

Hamish Fulton. Caminando en la Península ibérica.
Bombas Gens Centre d’Art
Av. de Burjassot, 54, VALENCIA
Hasta el 04.11.2018

Procesos: paseo urbano con Hamish Fulton
Antiguo cauce del Turia
Sábado 20.10.2018
18:30 h.

La exposición, con un título clarificador – ‘Caminando en la Península ibérica’ –, reúne una serie de trabajos como resultado de las 16 caminatas que Hamish Fulton llevó a cabo entre 1979 y 2016 tanto en la España continental, como en territorios insulares y Portugal. Las obras forman parte de las colecciones Per Amor a l’Art e INELCOM Arte Contemporáneo de Madrid, de las cuales es asesor Vicente Todolí. Como explica Nuria Enguita, comisaria de la exposición, fue precisamente él quien propuso a Hamish Fulton una caminata que bordeara el Benicadell, algo que el artista aceptó encantado y que le sirvió para enlazar a sus anteriores trayectos. Este lugar, entre las comarcas de La Vall d’Albaida y El Comtat, posee, aparte de una gran belleza, “un alto valor simbólico y [está] muy presente en las biografías de los impulsores de dichas colecciones”.

Vinilos, pinturas murales – idóneas para el espacio de Bombas Gens – fotografías, dibujos y esculturas acompañan al visitante en su recorrido por las salas del museo. Una vez más, Hamish Fulton nos muestra el paisaje sin alejarse de una premisa a la que es fiel desde hace aproximadamente 45 años: “Mi forma de arte es un breve viaje a pie por el paisaje […] Lo único que tenemos que tomar de un paisaje son fotografías. Lo único que debemos dejar en él son las huellas de nuestros pasos.” (1) Esta voluntad de respeto es una norma montañera universal que algunos atribuyen al Sierra Club, y que Fulton respeta a rajatabla. Ni siquiera las piedras que aparecen en algunas de sus fotografías fueron amontonadas por él, ni tampoco los numerosos senderos que aparecen – footpaths – fueron inicialmente hollados por sus pies. Su trabajo es netamente conceptual, heredero de los cambios disruptivos del arte de mediados de los años sesenta.

Bordeando Benicadell. Texto de caminata sobre madera. 2 piezas. 8 x 55 x 0.3 cm. Cortesía Hamish Fulton - espaivisor

Bordeando Benicadell. Texto de caminata sobre madera. 2 piezas. 8 x 55 x 0.3 cm.
Cortesía de Hamish Fulton – espaivisor

En ocasiones, por contemporaneidad, cuando se habla de artistas caminantes el nombre de Hamish Fulton aparece relacionado con el de Richard Long. Ambos fueron compañeros en el entorno de la St. Martins School of Art de Londres, y llegaron a recorrer juntos la Península ibérica dos veces, en 1989 y 1990, aunque sus caminos finalmente se han bifurcado. Para Dieter Roelstraete (2), ‘A line made by walking’ de Richard Long, y algunos de sus trabajos posteriores, tienen mucho que ver con un hacer anti-productivista, como expulsado fuera de la cadena fordista de producción, consideración extensible también, quizás, al trabajo de Hamish Fulton. Este contraste se evidencia en que ambos se proponen intervenir levemente en la Naturaleza – como apunta el profesor José Albelda (3) – a través de prácticas mínimas, frágiles y finitas, en las que reivindicar la debilidad, contestando las bases de fuerza y dominio de la cultura tecnoindustrial tan presentes en los trabajos de los norteamericanos y el Land Art, cuyas intervenciones paisajísticas se basaban en el deseo de permanencia. El trabajo de Fulton es, si cabe, todavía más ligero que el de Long. Para él, “los paseos son como las nubes. Vienen y se van” (4). De sus caminatas, Fulton sólo extrae paisajes, en forma más evidente de fotografías, es verdad, pero también como palabras, recurriendo habitualmente a frases y signos que evocan las sensaciones de un lugar, y también a cartografías y pequeños listones de madera antigua o reglas métricas plegables cuya apariencia tiene una cierta vocación, poética, de orografías.

Para Hamish Fulton, el andar es una peregrinación ritual y un acto simbólico: “Para mí, estar en la naturaleza es una forma de religiosidad inmediata” (5). En sus obras no pretende transmitir tanto una imagen idílica de una Naturaleza valiosa por no estar intervenida, sino más bien representar el ‘yo estuve allí’ o, mejor dicho, ‘yo caminé por allí’, presentando una vivencia directa y extensa con un paisaje que representa luego a través de varios medios, y que podrían resumirse en una foto contundente que se incluyen en el catálogo, la de las desgastadas suelas de sus botas.

Hamish Fulton no siempre camina solo. Denominadas por él mismo como communal walks, las caminatas coreográficas generalmente son urbanas. Una de ellas está programada para el próximo sábado 20 de octubre, precedida de otras como la realizada en el año 2015 por iniciativa de espaivisor, en las inmediaciones de la propia galería en Valencia. En concreto, 30 personas cruzaron en repetidas ocasiones cuatro pasos de peatones, empezando y acabando según el tañido del Miguelete. Alguna de las pinturas murales descriptivas de esta acción se incluye en la exposición actual. Si nos fijamos bien en el lenguaje, la propia palabra caminata – del italiano, camminata – es curiosa, ya que puede referirse, según el diccionario, tanto a un viaje corto que se hace por diversión, como a justamente lo contrario: a un paseo largo y fatigoso. Una caminata es tanto el hecho de salir a la calle y cruzar un paso de cebra, como lo es recorrer los más de 300 kilómetros que separan a Riumar de Alicante, y viceversa. La voluntad con la que esto se realice, ya depende del artista.

Ismael Teira

Hamish Fulton_Calle Pintor Domingo_2016

(1) CARERI, Francesco (2002). Walkscapes. El andar como práctica estética. Barcelona: Gustavo Gili., p. 145.
(2) Extraído del libro ROELSTRAETE, Dieter (2010). Richard Long: A Line Made by Walking. Londres: Afterall Books, pp. 42 – 43. Traducción del autor.
(3) ALBELDA, J. (1999). «Intervenciones mínimas, poéticas de la preservación». Cimal Internacional. Núm. 51, pp. 49-54.
(4) FULTON, Hamish (1997). Walking Beside the River Vechte. Nordhorn: Stadtische Galerie Nordhorn. Citado por CARERI (2002), op. cit., p.155.
(5) CARERI (2002), op. cit., p. 148.

“Esta línea (artística) es mi arma”

Política de gestos y de vida
Fernando Bryce, Lotty Rosenfeld, CADA
Espaivisor
C / Carrasquer, 2. Valencia
Hasta el 14 de septiembre de 2018

“Esta línea es mi arma”. Y Lotty Rosenfeld (Santiago de Chile, 1943) no deja de utilizarla como acto simbólico de resistencia contra el poder y las formas institucionales de control de los modos de producción. Esa línea, colocada por ejemplo sobre el asfalto, cortando las más continuas que delimitan los carriles por donde circula el tráfico, dibuja una suerte de cruz que viene a señalar el acto de rebeldía y un toque de atención contra la establecido. Una línea, pues, que se quiere artística y que Rosenfeld empuña como si fuera un arma contrapolítica.

Espaivisor, que acaba de recibir el Premio Arte y Mecenazgo de Fundación La Caixa por ser un “referente en la dinamización de la creación artística en España”, se hace eco del arte como herramienta de contestación social. Lo hace con Lotty Rosenfeld, activista chilena del audiovisual, a solas y como miembro del C.A.D.A. (Colecgtivo Arte de Acción), y con Fernando Bryce (Lima, 1960), analista político que utiliza igualmente el arte para rastrear en las imágenes y documentos históricos y visibilizar sus rasgos más controvertidos.

Política de gestos y de vida. Imagen cortesía de Espaivisor

Política de gestos y de vida. Imagen cortesía de Espaivisor

Álvaro de los Ángeles, en el texto de la exposición elocuentemente titulada Política de gestos y de vida, habla de la función de los artistas “que actúan políticamente” como aquella que se aleja de la mera representación de una actividad artística, para centrarse en la “construcción de una realidad que compite con la oficialidad de su oponente”. De manera que el arte, así entendido, huye de la representación para presentarse literalmente como vehículo transgresor de un orden siempre concebido como represor.

La pieza escultórica Hoz y martillo (2014), en alusión al símbolo comunista, hecha con barras de hierro y con la que el visitante se topa al entrar en Espaivisor, establece conexiones afectivas con una ideología que tan pronto invocó la revolución del proletariado, como se dio de bruces con sus efectos perversos de férreo control estatal. Un férreo control que, en el caso chileno, se centra en la dictadura de Pinochet y en los actos que Rosenfeld y el C.A.D.A. realizaron contra sus desmanes.

Política de gestos y de vida. Imagen cortesía de Espaivisor

Política de gestos y de vida. Imagen cortesía de Espaivisor

La exposición intercala dibujos, fotografías, carteles, envases originales y videos para mostrar las diversas acciones llevadas a cabo por los artistas “que actúan políticamente”. Para no morir de hambre en el arte (1979) utiliza como metáfora la leche (“signo de blanco, de hambre y de carencia”) para denunciar lo que tal signo comporta. Así, “se da inicio a una obra que abarca desde el video registro, hasta las revistas de análisis político, pasando materialmente por los cuerpos segregados de los habitantes más desposeídos de la ciudad”, según se hace constar en la muestra.

De Rosenfeld y C.A.D.A. se exhiben también otras acciones subversivas en esa misma línea como arma. ¡Ay, Sudamérica! (1981) recoge una huelga de hambre contra la dictadura militar chilena, precedida del lanzamiento de 400.000 panfletos desde seis aviones. La exposición acoge una de esas octavillas originales, donde se puede leer: “Nosotros somos artistas, pero cada hombre que trabaja por la ampliación, aunque sea mental, de sus espacios de vida, es un artista”. A la hora señalada (High Noon, 1982) muestra “un duelo de luz, sin armas” y pensado como “denuncia de la violencia chilena”, si bien hay un texto sobreimpresionado que recuerda de nuevo el espíritu de la línea de Rosenfeld: “El neón es el arma”.

Política de gestos y de vida. Imagen cortesía de Espaivisor

Política de gestos y de vida. Imagen cortesía de Espaivisor

No+ (1983) se convirtió en un símbolo de esa resistencia política a través de un slogan artístico, puesto que a esa negación se le podía añadir cualquier cosa que quisiera ser eliminada de la opresiva sociedad. “Repudio abierto al régimen” mediante esa “autoproliferación del ‘No +’ por toda la ciudad”. Viuda (1985) es un retrato, sin más, de la “mujer cuyo marido había sido asesinado durante una protesta contra la dictadura militar”.

Fernando Bryce reelabora por su parte una serie de carteles de cine relativos a películas bélicas de los años 30 del pasado siglo. La guerra, como esa otra cara de la política, sirve al artista peruano para mostrar el reverso antibelicista que desemboca en el J’acusse de Abel Gance. Les fussilés de Chàteubriant (2011) es una pieza compuesta por 30 dibujos en tinta sobre papel, que recoge los 27 miembros de la Resistencia francesa fusilados durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial. Fascismo que aparece ligado con otros nombres del comunismo revolucionario, cuyo totalitarismo aparece débilmente reflejado en la exposición.

Política de gestos y de vida se sitúa en esa línea de rememoración histórica y de compromiso artístico que sin duda ofrece material controvertido para un extenso debate. Como concluye De los Ángeles, “esta exposición compleja, profunda y repleta de informaciones subyacentes” viene a poner en diálogo “trabajos diversos y situaciones históricas distanciadas entre sí”. Plantea preguntas y acerca posiciones, a falta de delimitar en qué sentido y dirección.

Política de gestos y de vida. Imagen cortesía de Espaivisor.

Política de gestos y de vida. Imagen cortesía de Espaivisor.

Salva Torres

ABIERTO VALÈNCIA 2018 calienta motores

ABIERTO VALÈNCIA 2018
Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana (LaVAC)
21 y 22 de septiembre de 2018

La Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana (LaVAC) calienta motores para la apertura de la temporada expositiva con la celebración de ABIERTO VALÈNCIA 2018 durante el fin de semana del 21 y 22 de septiembre de 2018. Esta cita cultural, en la que las galerías miembros de LaVAC inauguran simultáneamente y con amplios horarios sus exposiciones, convierte a València en la capital del arte contemporáneo y en cita ineludible para coleccionistas nacionales e internacionales.

ABIERTO VALENCIA 2018. MAKMA

ABIERTO VALÈNCIA tiene como objetivo fundamental acercar el arte contemporáneo a la ciudadanía con una apuesta firme por la difusión de la cultura de una forma abierta y sencilla. Para ello, LaVAC ha preparado un completo programa que incluye eventos para todos los públicos: la rueda de prensa en la que se anuncian las galerías ganadoras de los distintos premios, el acto de apertura simultánea de galerías, visitas guiadas gratuitas y mesas redondas para profesionales, entre otros.

Las galerías participantes en ABIERTO VALÈNCIA serán: Mr Pink, espaivisor, Rosa Santos, Luis Adelantado, Paz y Comedias, Aural, Galería Shiras, Set Espai d’Art, Galería Thema, Galería 9, Galería 4, Benlliure, Alba Cabrera, Espai Tactel, Plastic Murs, Pepita Lumier y Punto.

El respetado coleccionista de arte Dani Levinas protagonizará una mesa redonda

La Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana traerá por primera vez a Valencia a Dani Levinas, el creador de una de las colecciones privadas de arte contemporáneo más ricas y vanguardistas del mundo. Levinas protagonizará una mesa redonda en la que los asistentes podrán escuchar al empresario y editor argentino hablar sobre coleccionismo y arte contemporáneo.

Imagen de la obra 'Autorretrato óptico', del artista Luis Gordillo, que se exhibirá en la exposición ‘Autorreferencialidad y otros Narcisismos’, de la Galería Aural. Fotografía cortesía de LaVAC.

Imagen de la obra ‘Autorretrato óptico’, del artista Luis Gordillo, que se exhibirá en la exposición ‘Autorreferencialidad y otros Narcisismos’, de la Galería Aural. Fotografía cortesía de LaVAC.

Dani Levinas trabaja actualmente para el Arlington Arts Center y la prestigiosa feria Art Basel Miami Beach. Es, además, fundador de Prince Street Editions (Contemporary Artists Editions), y presidente de la Junta Directiva de The Phillips Collection en la capital de Estados Unidos.

Premio a la mejor exposición y premios adquisición

Como cada año, LaVAC, a través de ABIERTO VALÈNCIA, convoca cuatro premios de apoyo al mundo del arte: Premio a la Mejor exposición de apertura otorgado por la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana y tres premios de adquisición patrocinados por DKV, la Fundación Hortensia Herrero y Gandia Blasco. Un jurado especializado –compuesto por Benjamin Weil, director artístico del Centro Botín; Sergio Rubira. subdirector de Colección y Exposiciones del IVAM; José Luis Pérez Pont, director del CCCC y Maribel López, subdirectora de Arco– visitará las exposiciones para otorgar el premio a la mejor exposición. El anuncio de los premiados se realizará en la mañana del 21 de septiembre durante una rueda de prensa en el IVAM.

El Opening, la cita más esperada

La tarde del 21 de septiembre tendrá lugar el Opening, un evento en el que las 17 galerías valencianas abrirán las puertas de sus exposiciones de manera simultánea para dar a conocer sus nuevas propuestas al público. La apertura tendrá un horario especial de 17 a 22h y la entrada será libre hasta completar el aforo.

Imagen de la obra 'Just Kids', de Paula Bonet, integrada en el proyecto expositivo de Pepita Lumier 'Por el olvido. Fotografía cortesía de LaVAC.

Imagen de la obra ‘Just Kids’, de Paula Bonet, integrada en el proyecto expositivo de Pepita Lumier ‘Por el olvido. Fotografía cortesía de LaVAC.

Visitas guiadas gratuitas para conocer el trabajo de las galerías

El viernes 21 y el sábado 22 de septiembre tendrá lugar otro de los eventos más importantes de ABIERTO VALÈNCIA: las ARCO Gallery Walk, visitas guiadas gratuitas a las galerías valencianas organizadas en 4 rutas para conocer cómo funcionan estos espacios, su origen y cuáles son sus artistas, con el objetivo de hacer accesible la cultura para la ciudadanía.

Esta actividad, patrocinada por ARCO y organizada por la Asociación Valenciana de Educadores de Museos (AVALEM), se realizará en sesiones que llevarán a las personas visitantes a recorrer cuatro galerías en cada ruta. La inscripción en esta actividad será gratuita y toda la información será publicada en la página facebook.com/AVALEM/.

Sobre ABIERTO VALÈNCIA

ABIERTO VALÈNCIA es un evento organizado por la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad  Valenciana (LaVAC).

En la organización de este evento participan  la Conselleria d’Educació, Investigació, Cultura i Esport de la Generalitat Valenciana, l’Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), l’Ajuntament de València, Caixa Popular, Ética EAFI, the_HUB, ARCO, DKV, la Fundación Hortensia Herrero y Gandia Blasco.

Colaboran con  ABIERTO VALÈNCIA One Shot Hotels, Mascaraque Ivam Lounge, Champagne Taittinger, Cerveza Turia, Terres dels Aforins, Coca-Cola, Royal Bliss, Jägermeister, Ocimag, Valencia Plaza y MAKMA.

Imagen de la obra 'On the road', de Jose Antonio Ochoa, perteneciente a la exposición 'Tiempo sostenido', que se exhibirá en Galería Thema. Fotografía cortesía de LaVAC.

Imagen de la obra ‘On the road’, de Jose Antonio Ochoa, perteneciente a la exposición ‘Tiempo sostenido’, que se exhibirá en Galería Thema. Fotografía cortesía de LaVAC.

 

 

 

EL ARTE DE DESVELAR LA AUTÉNTICA POLÍTICA

‘Política de gestos y de vida’ de Fernando Bryce
Galería Espaivisor
Carrer de Carrasquer 2, València
Hasta el 14 de septiembre de 2018

Espaivisor nos sorprende con la clásica antonomasia de arte, política e historia por medio de una controvertida e íntima mirada a través de una compleja puesta en escena: ‘Política de gestos y de vida’, creada y comisariada por Fernando Bryce. Este artista peruano ahonda en la memoria histórica a través de las reconstrucciones, recopilaciones e investigaciones de carteles cinematográficos, fotografías, grabados e incluso material publicitario de la época buscando recuperar esa esencia maleabilizada ya pasada. Acercándonos a personajes revolucionarios y hechos significativos de la historia universal del siglo XX como fueron las dos grandes guerras, o transportándonos al periodo de la dictadura militar chilena de Pinochet a cargo del grupo de acción C.A.D.A. (Colectivo Arte de Acción) y de la artista Lotty Rosenfeld. Todo ello con el único objetivo de presentarnos una nueva mirada del presente a través de dos verdades: esa establecida y consensuada por los organismos oficiales hasta el punto de nadie desestimarla, y aquella vivida y marginal, desprestigiada por estos mismos que solo se hace latente a través del sujeto presente.

dfdfsd

Fotografía de la exposición ‘Política de gestos y de vida’ de Fernando Bryce. Cortesía de la Galería Espaivisor.

De esta forma la exposición comienza con la combinación de los sucesos acontecidos durante el enfrentamiento entre Alemania y Francia a lo largo de la primera mitad del siglo XX y la dicotomía comunista en la que esta idea es representada de forma inteligible, es decir, desde sus orígenes, como un compromiso social y no como su futura representación real. Todo ello expresado bajo personajes históricos como el activista comunista Willi Munzenverg, primer presidente de la Internacional Comunista de la Juventud; o incluso el propio Lenin. Junto con la obra ’Les fussilés de Châteaubriant’, un políptico de 30 dibujos, de los cuales 27 personifican a los miembros de la Resistencia francesa fusilados el 22 de octubre de 1941 durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra mundial y la actividad de los astutos colaboracionistas del Gobierno de Vichy. Siendo este fusilamiento uno de los muchos acontecidos tras ser abatido por los residentes Karl Hotz, teniente coronel responsable de la ocupación nazi en el noroeste francés.

dfsdafsda

Obra de Fernando Bryce, ‘Willi Münzenberg’, 2014, tinta sobre papel. Imagen cortesía de la Galería Espaivisor.

Otra sección expuesta correlativa a la anterior es la reelaboración de carteles cinematográficos del género bélico de los años 30 con películas como ‘Strosstrupp’ (Hans Zöberlein, 1934) y ‘Tannenberg’ (Heinz Paul, 1932). Ambas de carácter propagandístico, tratan la guerra de trincheras como la idea arcaica de honor y patria. Contrariamente, encontramos producciones como ‘Westfront 1918’ (Georg W. Pabst, 1930) o su versión francesa ‘Quatre de l’infanterie’, donde se nos muestra una realidad muy diferente a través de un grupo de soldados ajenos a la contienda e inmersos en ella a causa de los deseos de guerra y poder de las diferentes naciones y sus dirigentes. Esta misma idea se solapa junto con la presencia de un par de carteles cinematográficos entre los que se encuentra ‘J’accuse’ de Abel Glance, y el clásico pero monumental símbolo comunista de la Hoz y el Martillo elaborado a través de varillas de hierro empleando la técnica de la anamorfosis que alude a la idea utópica de comunismo, pues solo se aprecia la esencia de la obra desde varios puntos en concreto y no desde su conjunto.

dfsdf

Imagen principal del cartel cinematográfico de Georg Wilhelm Pabst ‘Westfront 1918′. Ilustración cortesía de la Galería Espaivisor.

Por otro lado, la exposición continúa bajo las reivindicaciones artísticas entre los años 1973-1985 del grupo C.A.D.A. formado por Diamela Eltit, Raúl Zurita, Juan Castillo, Fernado Balcells, e incluso la propia L. Rosenfeld quien expone también de forma individual contra el régimen dictatorial de Pinochet. En primer lugar se nos muestran a través de vídeos, fotografías y símbolos siete intervenciones que denotan el hambre, la miseria, y la falta de cultura que caracterizaba al país, donde incluso la leche era empleada en forma de elemento simbólico de nutrición a través de obras como ‘Inversión en escena’ y ‘Para no morir’. Además de otra serie de piezas donde se nos muestra la lucha activista a lo largo de la primera mitad de la década de los 80 con obras como ‘¡Ay Sudamérica!’ en la que varias avionetas arrojaron 400.000 panfletos sobre la capital chilena mostrando el desacuerdo con las políticas del dirigente militar. ‘Viuda’, una obra de un gran peso político que defiende el papel de las mujeres frente a los asesinatos y desapariciones del régimen imperante. O la serie ‘No+’ producida 10 años después del alzamiento militar y que representa el surgimiento de una nueva conciencia social, reflexiva y autocrítica, que se subleva frente a la idea de su lamentable historia pasada.

sdasd

Fotografía realizada por el colectivo C.A.D.A.  como respuesta a la opresiva política de Pinochet. Imagen extraída del artículo ‘El vanguardismo del C.A.D.A.’ escrito por Gianinna Aguilera Viveros.

Cerrando esta idea nos encontramos con la presencia de Rosenfeld y su acto de rebeldía a través de sus singulares cruces. Señalando lugares o escenarios con carácter político y económico, así como cultural y social, para reflexionar sobre la manipulación, el adoctrinamiento, y la obediencia a la que es sometida el pueblo de forma subrepticia por medio tanto de las instituciones estatales como de los poderes fácticos. Además de invitar al espectador al acercamiento y cuestionamiento de estas. Ejemplos de ellos son la bolsa de Comercio de Santiago, la Casa Blanca en EEUU o la misma Acrópolis griega. De este modo, Rosenfeld no pretende sino otra cosa que desestimar toda esta jerarquía autoritaria que dirige la sociedad.

dfsda

Obra realizada por la artista chilena Lotty Rosenfeld en Wall ST, New York. Fotografía cortesía de Aninat Galería.

Este simbólico despliegue artístico, al contrario que muchos otros, no trata únicamente de enseñarnos una historia ya pasada sino, en palabras del propio Fernando Bryce, “reflejar el desvelamiento de lo oficial imperante, donde las propuestas de estos artistas encajan con la idea de que el arte y quienes lo realizan son testigos vivos de una realidad muchas veces maquillada u oculta y que merece ser desenmascarada”, es decir, no mostrarnos sino otra cosa que esa auténtica verdad y, sobre todo, invitarnos a que reflexionemos sobre nuestro presente para poder identificar de forma correcta esta dualidad.

dfsadfsad

Fotografía de Fernando Bryce en su estudio. Imagen extraída del artículo de Ricardo León Somos ‘Fernando Bryce en el Art Lima: “Soy un defensor del arte que no transa”‘.

Cristian Torada

Abierto Valencia. Las galerías ajustan velas

Abierto Valencia, Opening, 30 de septiembre a las 17.00 horas

Cuando las cosas no funcionan procede darles la vuelta y hacer los cambios pertinentes, repararlas, ajustar los mecanismos o sustituirlas. Para el caso que nos ocupa parece oportuna la cita de William George Ward:

“El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas”.

Siempre con las singularidades y particularidades de cada cual, primero hicieron piña y causa común ante la crisis, luego reforzaron vínculos y a continuación se consolidaron como colectivo para ponerse en marcha. Se trata de La Associació de Galeries D’Art Contemporani de la Comunitat Valenciana (LaVAC), que bregando en un frente común, abrirá la temporada expositiva con la presentación de cientos de obras de artistas nacionales e internacionales en la cuarta edición de Abierto Valencia.

El evento propone una batería de actividades orientada a promocionar y acercar el arte al público, fomentar el coleccionismo y hacer posible que la actividad de galerista y artista sea algo más que una aventura imposible en nuestra sociedad. Detrás hay horas de dedicación y criterio, elementos necesarios para que la industria cultural en materia de artes plásticas sea posible (económicamente hablando) y pueda desarrollarse en sus diferentes líneas profesionales.

Entre las actividades, cabe citar “ARCO Gallery Walks”, paseos gratuitos patrocinados por ARCO y organizados por AVALEM, la Asociación Valenciana de Educadores de Museos (la inscripción para participar en las visitas será gratuita, pero deberá realizarse a través de internet como en años precedentes). Otra actividad significativa es la mesa redonda a realizar en la Fundación Bancaja, organizada con la plataforma “Colecciona” para el fomento del coleccionismo privado de nuestro país y “Ética Patrimonios EAFI” (dedicada a la gestión patrimonial y de inversiones), para cuya asistencia es necesaria invitación.

A nivel institucional, LaVAC también involucra una año más a la Conselleria d’Educació Cultura i Esports de la Generalitat Valenciana, que otorgará el Premio a la Mejor Exposición, mientras entidades privadas como Fundación Hortensia Herrero, DKV o Gandía Blasco patrocinan diversos premios de adquisición de obra.

Supi Bambusoideae, de Juanli Carrión, Premio adquisición 2015.

“Supi Bambusoideae” de Juanli Carrión. Galería Rosa Santos. Premio adquisición 2015. Colección DKV seguros.

Así, las actividades que propone Abierto Valencia, no sólo están enfocadas a fomentar el coleccionismo e intentar transmitir el valor del arte, además pretenden ampliar relaciones con el mundo de la empresa. El Opening, la apertura de puertas para disfrutar de las exposiciones será el día 30 de septiembre a las 17.00 horas cuando decenas de galerías valencianas realizarán la apertura simultánea de la temporada. Un jurado especializado visitará las exposiciones para evaluar y otorgar el premio a la mejor exposición, y al concluir el horario previsto de apertura, el IVAM acogerá la fiesta de entrega de los cuatro premios mencionados. La asistencia a la fiesta de entrega de premios se realizará con rigurosa invitación.

Morten Slettemeås, premio adquisición 2015.

Morten Slettemeås. Galería Luis Adelantado. Premio adquisición 2015. Fundación Hortensia Herrero.

Las galerías participantes, son: Luis Adelantado, Benlliure, Alba Cabrera, Espaivisor, Mister Pink, Del Palau, Paz y Comedias, Punto-Área 72, Galería 9, Aural, Isabel Bilbao, Rosa Santos, Set Espai D’Art, Espai Tactel, Thema, Shiras, Plastic Murs y Pepita Lumier (las cuatro últimas se unen por primera vez a las galerías participantes en años anteriores).

Independientemente de los premios y reconocimientos que las galerías puedan recibir, es estimulante que LaVAC haya asumido la idea de lo colectivo, con estos preceptos siempre será todo -como mínimo- un grado más viable.

A falta de una legislación de mecenazgo cultural útil que facilite las cosas –por parte del Estado-, la inteligencia colectiva en materia galerística muestra aquí sus credenciales.

No esperarán cruzados de brazos a que el viento sople en popa. Hay demasiados puertos inexplorados.

¿No es una actitud responsable?

Vicente Chambó

(Imagen portada:  Ernesto Casero. Galería Paz y Comedias. Premio adquisición DKV, 2015. )

Preparando Abierto Valencia

Abierto Valencia
Varias sedes
Del 30 septiembre al 1 de octubre

La Associació de Galeries D’Art Contemporani de la Comunitat Valenciana (LaVac) presenta el próximo mes de septiembre la cuarta edición de Abierto Valencia, el evento que da el pistoletazo de salida a la temporada expositiva en 18 galerías de la Comunidad Valenciana. Con el objetivo de romper barreras entre el público y el arte contemporáneo y fomentar el coleccionismo, LaVac organiza un fin de semana de eventos culturales el 30 de septiembre y 1 de octubre para poner en valor la cultura y acercar el arte contemporáneo al ciudadano.

Durante dos días, 30 de septiembre y 1 de octubre, las galerías acogerán el ARCO Gallery Walk, un evento en el que se recorrerán las galerías valencianas con visitas guiadas para entender el funcionamiento y la historia de estos espacios. Patrocinada por ARCO y organizada por la Asociación Valenciana de Educadores de Museos (AVALEM), los ARCO Gallery Walks son rutas por las galerías de la ciudad de Valencia que podrán realizarse en sesiones con horario especial. La inscripción para participar en estas visitas es gratuita y deberá realizarse a través de Internet como en los años precedentes.

Las galerías participantes en Abierto Valencia serán: Luis Adelantado, Benlliure, Alba Cabrera, espaivisor, Mister Pink, Del Palau, Paz y Comedias, Punto-Área 72, Galería 9, Aural, Isabel Bilbao, Rosa Santos, Set Espai D’Art, Espai Tactel, Thema. Como novedad, en esta cuarta edición, Shiras, Plastic Murs y Pepita Lumier se unen a las galerías participantes.

Imagen del Abierto Valencia 2015. Cortesía de LaVAC.

Imagen del Abierto Valencia 2015. Cortesía de LaVAC.

Durante estas tres ediciones, Abierto Valencia se ha convertido en una de las citas de referencia para coleccionistas y en esta edición se plantea como objetivo animar al coleccionismo local y nacional y transmitir el valor del arte para la empresa, como ocurre en otras ciudades españolas y europeas. Para ello, Colecciona, plataforma para el fomento del coleccionismo privado de nuestro país y Ética Patrimonios EAFI, dedicada a la gestión patrimonial y de inversiones, realizarán una mesa redonda en la Fundación Bancaja dentro de la programación oficial de Abierto Valencia. La asistencia a la mesa redonda se realizará bajo invitación.

El Opening, la apertura de puertas para disfrutar de las exposiciones será el día 30 a las 17.00h cuando decenas de galerías valencianas realizarán la apertura simultánea de la temporada. Al terminar, el IVAM acogerá la fiesta de entrega de los cuatro premios de Abierto Valencia.

El inicio de la temporada expositiva trae a Valencia lo mejor de la programación nacional e internacional de las galerías ya que LaVac, a través de Abierto Valencia, convoca cuatro premios en su apuesta por la profesionalización del mundo del arte: Premio a la Mejor exposición de apertura otorgado por la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana y tres premios de adquisición de obra por entidades privadas patrocinados por DKV, la Fundación Hortensia Herrero y Gandia Blasco. Un jurado especializado visitará las exposiciones para otorgar el premio a la mejor exposición. La asistencia a la fiesta de entrega de premios se realizará bajo invitación.

La belleza revulsiva de Liliana Maresca

Liliana Maresca
Galería Espaivisor
C / Carrasquer, 2. Valencia
Inauguración: viernes 29 de enero, a las 20.00h
Hasta el 15 de abril de 2016

La obra de Liliana Maresca, que incluye esculturas, objetos, instalaciones, dibujos, pinturas, montajes gráficos, y que se exhibe en la galería Espaivisor, se desarrolló y brilló principalmente durante buena parte del período de la postdictadura argentina, desde mediados de los años ochenta hasta la muerte de la artista, a fines de 1994, víctima del sida.

Su poética se alimentó y configuró a caballo de las décadas de los ochenta y de los noventa, entrelazándolas. Liliana también fue una influyente gestora de exposiciones que llevaron su sello personal, alrededor de las cuales supo articular a distintas generaciones de artistas, embarcados en estilos y tendencias que en aquellos años se veían como antitéticos y en tensión, pero que ella supo amalgamar. Y este poético encabalgamiento de tendencias y generaciones lo produjo tanto a partir de la mirada abierta de propia obra múltiple, como a través de su enorme capacidad organizadora. Las exposiciones temáticas grupales y colectivas que gestó hicieron historia.

Entre aquellas movidas puede citarse la muestra ‘Lavarte’ -en octubre de 1985- en una lavandería automática en pleno centro de Buenos Aires, por la que pasaban miles de personas al mes: allí la artista cruzó artes visuales, teatro y música.

Un año después organizó ‘La Kermesse’, una suerte de feria artístico circense, en el Centro Cultural Recoleta (entonces denominado Ciudad de Buenos Aires) en la que tomaron parte artistas plásticos, actores, músicos, vestuaristas, sonidistas, escenógrafos, directores, etc. Arte, juego y participación popular, al modo de las ferias barriales, que incluyó, por ejemplo, una rueda de la fortuna, un túnel del amor y un tren fantasma.

Liliana Maresca en la galería Espaivisor.

Liliana Maresca en la galería Espaivisor.

Desde 1989, junto a un grupo de artistas -y junto, también, con quien firma estas líneas-, Liliana organizó ‘La Conquista’, una gran exposición que fue montada y exhibida entre fines de 1991 y los primeros meses de 1992, para dar puntos de vista artísticos contra el proceso del “Descubrimiento” de América del cual se conmemoraban cinco siglos y que, por esos años, comenzaba a adquirir el nombre políticamente correcto de “Encuentro de culturas”. El subtítulo de aquella gran exposición que ocupó la totalidad del Centro Cultural Recoleta fue “500 años, 40 artistas”.

En ‘La Conquista’, Liliana presentó una gran instalación con la que evocaba duramente el nacimiento del mercado en América del Sur Latina, la época en que los conquistadores buscaban futuros destinos para ubicar sus productos y para extraer materias primas. Ella comparaba la sangre derramada mediante el exterminio de los aborígenes, con los lingotes de oro -los bienes obtenidos-. Una asociación plástica entre mercado, dinero y violencia.

Hacia fines de los ochenta su obra había comenzado a hacerse más política y a volverse anticipatoria respecto de ciertas consecuencias que se avecinaban, cuando la era menemista (por el gobierno del ex presidente Menem, que ocupó el cargo durante dos presidencias, entre 1989 y 1999) entregó el manejo del Estado al neoliberalismo, esto es: a los intereses privados, a la lógica bancaria, al capital concentrado, a las corporaciones y a las “leyes” del mercado.

En 1990 presentó una muestra crucial en el Centro Cultural Recoleta, en la que la artista exhibió un verdadero carro de cartonero lleno de deshechos, y tres réplicas, una en tamaño real, pintada de blanco; y dos en pequeña escala, objetos de bronce, uno plateado y otro dorado, como si fueran joyas.

Con aquella muestra la artista vislumbró antes que nadie uno de los oficios que mayor cantidad de personas excluidas reclutaría durante los años siguientes: el de los miles y miles de marginados del sistema, que poco a poco, por el efecto deletéreo de la economía menemista se fueron transformando en legión de familias cirujas (vagabundos), cartoneras y recicladoras de basura.

Liliana Maresca. Galería Espaivisor.

Liliana Maresca. Galería Espaivisor.

La politización en la obra de Liliana también supuso al propio cuerpo, en una oscilación que iba del erotismo (sus desnudos fotográficos y sus piezas eróticas como los exhibidos en la presente exposición en Espaivisor dan cuenta de este aspecto), a la provocación ideológica, en obras conceptuales como aquella en la que la artista se ofreció al público “para todo destino”, relacionando cuerpo y mercado. Esto sucedió a fines de 1992, en la muestra que presentó en el Casal de Catalunya, ubicado en el porteño barrio de San Telmo.

En otro de los núcleos de la obra de Maresca se evoca la ide’a de juego, como sucede tanto en Patín, como en los múltiples ’No todo lo que brilla es oro’ y Caja chica’, que se exponen en la presente muestra valenciana. Los elementos, en estos dos últimos casos, parecen invitar al espectador a un juego de esos que orientan los destinos o deciden la suerte de los participantes, a través de las posibilidades combinatorias, metafóricas y simbólicas.

La última exposición que Liliana realizó en los instantes finales de su vida fue una retrospectiva en el Centro Cultural Recoleta, en noviembre de 1994, a la que dedicó la energía que le quedaba. El título que eligió para la exposición resulta demostrativo de su actitud frente al arte y la vida: ‘Frenesí’. Fue emblemática una de las obras que la artista había hecho especialmente para la exposición y que daba nombre a la muestra. Se trataba de un objeto encontrado por la artista, en sus recurrentes búsquedas callejeras: una raíz que lucía como un cuerpo femenino retorcido y consumido, en relación de tensión, y también de amor, con los cánones de la belleza tradicional, como sucede, en cierto grado, con la pieza ’Cíclope’, de 1991, exhibida en Espaivisor.

Toda categorización del trabajo de Liliana es sólo aproximada porque su obra siempre se resistió al disciplinamiento y especialmente a ser clásica, porque lo clásico muchas veces gusta pero no incomoda el presente de quien observa, como le gustaba a la artista.

La primera incomodidad de su producción, en el sentido de interrogarse a sí misma y de cuestionar al espectador, viene de la propia construcción de cada obra. Su trabajo evidencia a una artista con talento para crear obras bellas, que al mismo tiempo se resistía a la belleza fácil, esa que deja al espectador en un lugar pasivo por su efecto tranquilizador. Maresca siempre buscaba otra belleza, extraña y reflexiva, muchas veces revulsiva.

Liliana Maresca. Galería Espaivisor.

Liliana Maresca. Galería Espaivisor.

Fabián Lebenglik

Editor de la sección de artes visuales del periódico Página/12 y director editorial de Adriana Hidalgo Editora

 

Ecos distantes y disidentes de Xavier Ribas

It Would Never Be Quite The Same Again, de Xavier Ribas
Espaivisor
C / Carrasquer, 2. Valencia
Del 20 de noviembre de 2015 al 22 de enero de 2016

Compuesta por tres fotografías de gran formato y dos imágenes encontradas, junto a textos del artista y reproducciones de documentos originales, It Would Never Be Quite The Same Again (Nunca volverá a ser la misma) entreteje historias que remiten a lugares disputados y actos de disidencia. Las obras articulan una serie de acontecimientos y documentos presentados como ecos distantes, en la historia reciente de Chile, Gran Bretaña y España, de las detonaciones llevadas a cabo a finales del siglo XIX y principios del XX en los campos de salitre del Desierto de Atacama.

Realizada como epílogo del proyecto Nitrato que Ribas presentó en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona [MACBA] en 2014, esta serie evoca de nuevo una amplia red de geografías e historias entrelazadas, de recuerdos personales y colectivos en torno a los contextos políticos particulares de España y de Chile en 1973, y en torno a las relaciones históricas entre Chile y Gran Bretaña, donde Ribas reside desde el año 2000. En ambos trabajos el Desierto de Atacama hace de punto de fuga.

Xavier Ribas al lado de una de sus obras. Imagen cortesía de Espaivisor.

Xavier Ribas al lado de una de sus obras. Imagen cortesía de Espaivisor.

El título It Would Never Be Quite The Same Again está tomado de las palabras pronunciadas por un juez británico para apoyar su veredicto del caso de la decapitación en 2002 de una estatua de Margaret Thatcher, ferviente defensora del dictador chileno Augusto Pinochet.

El mismo magistrado que inculpó al activista por la desfiguración de la estatua de la primera ministra británica reaparece de nuevo en Now You Have To Look At The Evidence Coldly And Dispassionately (Ahora debes encarar la evidencia fría y desapasionadamente) como juez instructor en el juicio de un grupo de activistas que, coincidiendo con el ataque de Israel a Gaza en 2009, destruyeron una fábrica de armas propiedad de ITT en Brighton. Curiosamente, en esa ocasión los activistas fueron absueltos al considerarse que actuaron «movidos por la necesidad» de evitar la destrucción ilícita de bienes palestinos por parte de Israel con armamento fabricado en Brighton, a la vez que el juez fue acusado de antisemitismo.

El sonado arresto domiciliario en 1991 de Augusto Pinochet en Londres es el tema de Thus The Dream Of My Youth And The Love Of My Life Passed Away And Left Me Desolate (Así, el sueño de mi juventud y el amor de mi vida pasaron, dejándome desolada). El destino de Pinochet se superpone al de un militar español del siglo XIX, el Conde de Morella, y al de unas piedras procedentes de la antigua ciudad romana de Leptis Magna, en la actual Libia, que fueron llevadas a Inglaterra en 1816 como regalo al Príncipe Regente.

Con esas piedras se construyó en los jardines del palacio de Windsor, un capricho arquitectónico denominado en su día el Templo de Augusto, el cual se encontraba verdaderamente deteriorado el año que Pinochet cumplió su arresto domiciliario a unos meros trescientos metros de distancia del monumento.

Imagen de la exposición It Would Never Be Quite The Same Again, de Xavier Ribas, cortesía de Espaivisor.

Imagen de la exposición It Would Never Be Quite The Same Again, de Xavier Ribas, cortesía de Espaivisor.

A Unique and Inevitable Voice (Una voz única e inevitable) rememora una entrevista a Salvador Allende a partir de unas fotocopias que se conservan en el Museo de Arte Contemporáneo Vicente Aguilera Cerni, en Vilafamés, Castellón. La entrevista ­(hoy desaparecida) fue filmada en 16 mm en 1972 por un periodista italiano para su emisión en la cadena de televisión norteamericana CBS, pero fue censurada y guardada hasta su exhibición por primera vez en la Bienal de Venecia de 1974, con Allende ya fallecido y Chile sumido en el violento régimen militar que siguió al golpe de estado de Pinochet, quien contó con el apoyo encubierto de la CIA y de grandes corporaciones norteamericanas con intereses en Chile como ITT.

Por último, Everyone Casts Their Own Shadow (Cada cual tiene su sombra) traza una serie de acontecimientos en torno al asesinato en Madrid del Almirante Carrero Blanco a manos de ETA en 1973, que alteró los planes de sucesión del anciano dictador General Francisco Franco a penas cinco meses después de que éste entregara el gobierno del país a su mano derecha.

Un cuadro de Antoni Tàpies, L’esperit català, adquirido en el verano de 1973 en París por una acaudalada coleccionista de Pamplona cuyo hermano había sido secuestrado aquel mismo año por ETA, es como una premonición de la detonación que hizo volar por los aires al coche de Carrero Blanco. El hecho de que este cuadro forme parte de la colección del Museo Universidad de Navarra, al igual que el álbum fotográfico del siglo XIX de la mina de nitrato Alianza en el Desierto de Atacama, sirve a Ribas para cerrar el círculo y dar por concluido su trabajo sobre el nitrato de Chile.

Obra de Xabier Ribas. Imagen cortesía de Espaivisor.

Obra de Xavier Ribas. Imagen cortesía de Espaivisor.

Valencia recupera el aliento…artístico

Abierto Valencia 2015
Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de Valencia LaVAC
IVAM
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Viernes 18 de septiembre de 2015, a las 22.30h

Hubo dos o tres cosas que se repitieron en la presentación, por primera vez en el IVAM, del Abierto Valencia con el que celebran las galerías su apertura conjunta de la nueva temporada expositiva. Una fue la satisfacción con que recibieron ambas partes su mutua colaboración: “Valencia está recuperando el aliento (artístico), destacó José Miguel Cortés, director del museo valenciano. Y lo hace gracias a la “complementariedad entre instituciones públicas y organismos privados”, sin cuyo empuje orquestado, vino a decir, ese aliento no podría tomar cuerpo.

Presentación de Abierto Valencia en el IVAM. En la mesa, de izquierda a derecha, Carlos Puerta, José Miguel Cortés, Olga Adelantado, Carlos Urroz y Alicia Ventura. Imagen cortesía de LaVac.

Presentación de Abierto Valencia en el IVAM. En la mesa, de izquierda a derecha, Carlos Puerta, José Miguel Cortés, Olga Adelantado, Carlos Urroz y Alicia Ventura. Imagen cortesía de LaVac.

Otro aspecto que se encargó de destacar Olga Adelantado, presidenta de LaVAC, asociación que agrupa a las galerías, es que la apertura de la temporada en Valencia es distinta a la de otras ciudades: “Nos distingue del resto nuestros premios a los artistas y las galerías; cuatro premios que se mantienen y refuerzan”. El premio a la mejor exposición otorgado por la Conselleria de Cultura, más los otros tres premios de adquisición de obra por parte de Colección DKV, Gandía Blasco y Fundación Hortensia Herrero. Y quién sabe si, de cara al próximo año, un nuevo premio del IVAM: “Lo valoraremos”, avanzó Cortés.

Y un último aspecto que destacaron al unísono, IVAM, galerías y hasta el director de ARCO, Carlos Urroz, presente como jurado de Abierto Valencia, es que la ciudadanía debía “perder el miedo” a entrar en las galerías. “Que la gente se anime a hacerlo”, instó Urroz. “Que no tengan miedo, que lo hagan de modo natural”, abundó José Miguel Cortés.

Obra de Rafa de Corral en Alba Cabrera. Abierto Valencia 2015.

Obra de Rafa de Corral en Alba Cabrera. Abierto Valencia 2015.

Las alrededor de 300 obras expuestas en las 18 galerías que integran LaVAC constituyen el mejor reclamo. Aunque el por qué a la gente le cuesta tanto acercarse con naturalidad al arte sea otro aspecto a explorar. La mesa redonda sobre coleccionismo, que el sábado se celebra en el IVAM como parte del programa de Abierto Valencia, quizás debiera contemplar otro año ese enigma. Alicia Ventura, en representación de la Colección DKV, animó no sólo a entrar a las galerías, sino a comprar, “que obras por 1.000€ hay y es muchas veces el gasto de un viaje de fin de semana”.

Carlos Puerta, al frente de la Asociación de Coleccionistas 9915, agradeció a las galerías su labor con los artistas y las facilidades de financiación que daban a quienes precisamente se decidían, como él, a comprar obras de arte. Y para ir fomentando esa curiosidad del público, se vuelve a celebrar la ARCO Gallery Walk, actividad coordinada por AVALEM, asociación de educadores de museos, con el apoyo de la Fundación ARCO, pensada como encuentro entre el público y las galerías mediante una serie de rutas programadas para viernes y sábado.

Obra de Ernesto Casero en pazYcomedias. Abierto Valencia 2015.

Obra de Ernesto Casero en pazYcomedias. Abierto Valencia 2015.

Las propuestas expositivas son múltiples y variadas. Desde las arquitecturas depuradas de Rafa de Corral, en Alba Cabrera, hasta el trabajo crítico de Ernesto Casero sobre el determinismo biológico en pazYcomedias, pasando por Rosa y Bleda en Espai Visor, el apego a la tierra de Juanli Carrión en Rosa Santos o la reunión de obras en torno a las nuevas tecnologías que Galería Punto / Área 72 acoge en su exposición ANT (Arte y Naturalezas Tecnológicas). En esta última, Solimán López presentará en primicia su Harddiskmuseum, realizado en la Escuela Superior de Arte y Tecnología de Valencia. Todo ello antes de que el IVAM, a las 22.30, celebre en su hall la entrega de premios y la puesta de largo de quienes parecen dispuestos, como destacó Urroz, a que Valencia “recupere su lugar de referencia en el arte contemporáneo a nivel nacional”.

Obra de Noé Sendas en Set Espai d'Art. Abierto Valencia 2015.

Obra de Noé Sendas en Set Espai d’Art. Abierto Valencia 2015.

Salva Torres

Klauke y Zevallos, cuerpo a cuerpo

Cuerpo / Subversión / Fotografía
Jürgen Klauke y Sergio Zevallos
Espaivisor
C / Carrasquer, 2. Valencia
Hasta el 22 de mayo, 2015

Espaivisor presenta la primera exposición donde se muestran juntos los trabajos de Jürgen Klauke (Alemania, 1943) y Sergio Zevallos (Perú, 1962), planteando así una particular revisión del trabajo sobre el cuerpo a partir del diálogo entre ambos artistas, los cuales provienen de generaciones y lugares diferentes y se apoyan en el medio fotográfico como soporte final.

El cuerpo es uno de los elementos protagonista a lo largo de toda la Historia del Arte, convirtiéndose así en uno de los pilares en los que se ha basado la producción artística desde sus comienzos, desde la escultura de la antigüedad clásica hasta el cuerpo posthumano. Podemos, incluso, realizar una lectura de la Historia del Arte simplemente a partir del hilo narrativo corporal, sólo a partir del cuerpo y de sus representaciones y presentaciones, así como de sus diferentes concepciones y usos.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Klauke y Zevallos desarrollan un trabajo con unos límites porosos, y aunque la fotografía es la protagonista y es el medio a partir del cual ambos construyen imágenes para lograr una deconstrucción de las identidades y estructuras, en su trabajo hay una fuerte presencia de lo performativo. Las piezas seleccionadas para esta exposición nos muestran dos posicionamientos, que aunque a primera vista presentan muchas similitudes visuales, nos revelan dos cuerpos. Dos cuerpos que se acercan y se alejan, que poseen puntos de unión y fricción.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Ambos artistas buscan una subversión a través de la mirada, esa mirada que durante toda la Historia del Arte ha observado cuerpos, especialmente femeninos, desde la perspectiva patriarcal, donde la mujer es objeto para ser mirado. En estos trabajos la mirada se encuentra con un cuerpo extraño que no encaja dentro de los códigos establecidos. Ambos crean cuerpos extraños, con prótesis, posturas transgresoras o utilizando iconografías fuera de su ámbito, elementos no normativos que escapan a esas reglas construidas e impuestas y que conforman nuevas subjetividades.

Jürgen Klauke desarrolla su trabajo desde 1968 en la ciudad de Colonia, un lugar no precario, con una fuerte y sólida construcción de la escena artística a partir de las instituciones, y otros agentes que conforman el movimiento artístico de la ciudad. A principios de los años 70 el artista empieza a trabajar en unas de sus series más relevantes, Transformer, a la cual pertenecen todas las piezas presentes en esta exposición. Una de las intenciones de Klauke era realizar una crítica contra la concepción artística de la sociedad burguesa de la postguerra, pero también contra esa sociedad entendida de una forma más general, contra sus ideas y conceptos más conservadores, buscando la provocación en un contexto cerrado e inflexible.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Al mismo tiempo, el recurso de la construcción de imágenes sin una narración clásica  es también utilizado por Sergio Zevallos en Suburbios. Incluso podríamos definir esta estrategia con un término cinematográfico, podríamos hablar de una ausencia de raccord en las diferentes imágenes que componen las series. Zevallos nos plantea un recorrido por diversos escenarios de Lima, un desplazamiento que él mismo identifica como una deambulación. Este paseo sin rumbo o dirección establecida se convierte en fotografías que muestran momentos aislados, momentos congelados del recorrido por los diferentes escenarios de los suburbios.

En definitiva, dos cuerpos diferentes, Jürgen Klauke y Sergio Zevallos, que muestran “otros” cuerpos, cuerpos travestidos que proponen una desobediencia ante unas estructuras fijas e impuestas, desarrollando “otra” performatividad de carácter crítico y resistente.

Imágenes de la exposición de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Imágenes de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Sandra Moros