El IVAM Produce, a la espera de Nuria Enguita

‘IVAM Produce’
Llorenç Barber, Pilar Beltrán, Álex Marco, Xisco Mensua y Mau Monleón
IVAM
Guillem de Castro 118, València
Miércoles 16 de septiembre de 2020

Mala suerte, o no, lo cierto es que José Miguel Cortés no pudo estar en la presentación de su última exposición en Valencia como director del museo que ha dirigido durante los últimos seis años. Del proyecto ‘IVAM Produce’ se hizo cargo la secretaria autonómica de Cultura, Raquel Tamarit, que dio la enhorabuena a Nuria Enguita (“méritos tiene de sobra”, dijo) como nueva directora del IVAM a partir del 23 de septiembre.

Enguita, que tan solo tuvo un competidor en el precipitado concurso para acceder al cargo (“no ha sido una cuestión precipitada”, objetó Tamarit), sustituirá a Cortés, una vez elegida por una comisión de expertos entre los que estaba Vicent Todolí, director artístico de Bombas Gens Centre d’Art, el centro que hasta la fecha ha dirigido la propia Enguita.

IVAM
Llorenç Barber, en las escaleras, durante la presentación de su proyecto ‘Músicas desconfinadas’. Imagen cortesía del IVAM.

“El concurso se ha hecho con todas las garantías del mundo, con una comisión de gente experta absolutamente mayoritaria, en el que la Administración tenía un 25% del total”, subrayó Tamarit, añadiendo que desde la Conselleria de Cultura de iba a trabajar “codo con codo” junto a la nueva directora. Tamarit insistió, pese a las declaraciones de una parte del Consejo Rector del IVAM que calificó de apresurado todo el asunto de la convocatoria del concurso, que se hizo público en el momento oportuno, “porque nadie éramos conocedores de que finalmente esa imposibilidad [la de renovar el contrato de Cortés] existía”.

De la futura subsede para la ampliación del IVAM, Tamarit se limitó a decir que “estará ubicada en València” y que “tendrá a partir de 600 m2”. Sobre los rumores de que pudiera estar esa subsede en las Naves de Ribes, la secretaria autonómica de Cultura optó por el aplazamiento de la respuesta, porque no le gustaba vender el pescado antes de tenerlo.

Todo eso sucedía después de que Llorenç Barber proclamara el “éxito asegurado” de su instalación al “empezar con campanas”, sonido que forma parte de su proyecto ‘Músicas desconfinadas’, uno de los cinco presentados dentro de la línea ‘IVAM Produce’: los otros corresponden a Xisco Mensua, Patricia Beltrán, Álex Marco y Mau Monleón.

El de Barber, realizado junto a Montserrat Palacios, se ubica en el primer tramo de la escalera principal del museo. Un sonido de campanas se activa, mientras se suceden las pisadas de ascenso por las escaleras. “El azar controlado por los algoritmos”, explicó Barber, que volvió a reivindicar la presencia del arte sonoro en las instituciones públicas: “No necesitamos héroes, sino instituciones que apuesten por el arte sonoro, que es el arte de nuestros días”.

Pilar Beltrán, durante la presentación de su proyecto del ‘IVAM Produce’. Foto: Makma.

Tras esa primera reivindicación, se sucedieron otras dos de corte más social, esta vez por parte de Beltrán y Monleón. La primera se centró en el derecho al agua que tenemos todos los ciudadanos del mundo: “El derecho humano al agua es indispensable para una vida humana digna”, lo cual ha sido el germen de su instalación ‘Proyecto Agua’.

Proyecto que se compone de una serie de cianotipias, mostrando hasta 60 recipientes de plástico (botellas, garrafas, cubos y vasos) que, por 10 litros en cada uno, dan la idea de los 600 litros de agua evocadores de una necesidad que, en muchos puntos del planeta, se hurta a la población. Por ejemplo, la desplazada en Idlib (Siria), a la que se pretende destinar una aportación económica, tras el canje de las imágenes tomadas por la gente en un proyecto que se quiere interactivo.

Monleón sigue esta línea de “arte comprometido” mediante su proyecto ‘Portal de igualdad’, en este caso instalado en el Pati Obert del IVAM o jardín de esculturas. Su pieza se enmarca dentro de la Campaña por la Igualdad entre Mujeres y Hombres en el Museo, que reclama la inclusión de las artistas en las webs de los espacios museísticos. Un cartel con letras blancas (‘Espai per a dones. ¡Si tu vols!’) sobre fondo rojo, clama al cielo por esa llamada de atención.

Álex Marco, junto a su proyecto del ‘IVAM Produce’. Imagen cortesía del IVAM.

Más puramente artísticos son los proyectos de Mensua y Marco. El primero, pintando “a la manera de los copistas medievales”, resaltó el propio artista, reproduce cubiertas de una serie de libros seleccionados en la biblioteca de arte contemporáneo de un amigo. ’48 publicaciones’, tal es el título de su proyecto, se ubica en la Sala de Exposiciones de la Biblioteca del IVAM, donde Mensua exhibe sus pinturas y dibujos de amanuense como parte de un proceso creativo que le lleva a los años 60 y al eco de los artistas Fluxus.

Álex Marco, tirando de ese hilo ‘fluxus’ con reminiscencias dadaístas, huye como estos del arte serio o, al menos, férreamente encorsetado por la conciencia más racionalista, dejándose llevar por los trazos infantiles descubiertos en el suelo del jardín trasero del IVAM. ‘Lo que pasa en el parque, se queda en el parque’, proyecto ubicado en el hall de entrada del IVAMLab, se nutre de las “intervenciones y dibujos de los niños, muy prolíficas, por cierto”, explicó el artista, que dijo haber hecho un “inventario de sus grafismos”, al modo de una “especie de abecedario”.

A base de esmaltes sintéticos, ceras de colores, tizas, rotuladores e incluso chicles, Marco traza en el suelo el mapa gestual de toda esa inventiva infantil, siguiendo de esta forma la máxima de Picasso: “Todos los niños nacen artistas, lo difícil es seguir siendo un artista cuando crecemos”. 

 

Los artistas del ‘IVAM Produce’, junto a Raquel Tamarit, con camiseta verde. Imagen cortesía del IVAM.

Salva Torres   

Un recorrido por las diversas tendencias de la pintura actual.

Premio de Pintura “Ciutat d’Algemesí”
XXV Edición
Sala d’Exposicions Municipal
Hasta el 1 de marzo de 2020

Algemesí vuelve a insistir en su compromiso con el arte contemporáneo con la exposición de las obras finalistas y ganadoras de la XXV edición del Premio de Pintura “Ciutat d’Algemesí”, certamen que se ha convertido en una de las citas más importantes de la pintura contemporánea a nivel estatal, y que cuenta con el patrocinio de la Diputación de Valencia.

De las más de doscientas obras presentadas a concurso el jurado ha seleccionado las 21 pinturas de esta exposición y que «son un claro exponente de las derivaciones estéticas y técnicas de la pintura actual», afirma Álex Villar, gestor de la Sala de Exposiciones y Cordinador de Premio.

En esta ocasión el jurado ha estado integrado por la crítica de arte Irene Ballester y los artistas Francisco Sebastián Nicolau, Darío Basso, Josep Esteve Adam y Javier Palacios, que han tenido la ardua labor de analizar y valorar la calidad de cada una de las propuestas en el contexto de la cultura visual contemporánea.

Adentrarse por la Sala d’Exposicions d’Algemesí es darse de bruces con diversas maneras de entender la pintura como representación, simulacro, expresión, delimitación de un área formal inédita y abstracta; gesto, materia o denuncia. Todo ello está vigente en esta exquisita exposición que abrimos con la deseada provocación de Tomás López que transforma el lienzo en un muro de arte urbano, un trampantojo expresivo y vital que entra como oxígeno en el alma equilibrada del espacio expositivo.

«199» de Tomás López. Imagen Cortesía de Óscar Vázquez Chambó

La exploración del espacio postpíctórico nos llega con la abstracción excéntrica de Juan Carlos Forner, con las pinceladas horizontales sobre blanco de Lorena Domingo o las estructuras fragmentadas sobre negro de Almudena Fernández. Precisamente el blanco y negro y la visión proyectada de la imagen centra la obra de Josep Tornero en un juego entre distintos niveles de realidad que elaboran hasta el impacto Eduardo Serrano, Miguel Borrego y Ana Chacón.

«Futuros que se hicieron presente» de Eduardo Serrano. Imagen cortesía de Óscar Vázquez Chambó

También en negro, pero derivando al paisaje inquietante, encontramos la obra de Ricard Obra que inicia el capítulo del gesto y la expresión en el que se hallan las pinceladas arrebatadas de Rebeca Plana o los drippings de Vicent Marco. El espacio mínimal y monocromático, expansivo o ritual nos llega de la mano de Manuel Blázquez, Norberto Álvarez, José Luís Cremades y la técnica solar subtractiva de Salvador Mascarell. El realismo se declina en pintura jugosa, enérgica y naturalista de Isabel Valle, en efecto hiperreal y fotográfico de la pintura de Cristina Megía y en dibujo impactante sobre collage de Alexis Hernández.

«Coral Romput» de Rebeca Plana. Imagen cortesía de Óscar Vázquez Chambó

La fuerza de estas obras nos conduce a las piezas premiadas. En primer lugar, se libraron dos accéstis. El jurado destacó el tratamiento óptico de la luz y el color en una instantánea distorsionada de la realidad por una potencia visual de impecable técnica en la obra Esperia de Mery Sales y, subrayó el realismo festivo de efecto sonoro y nocturno con toques de luz magistrales que definen a la multitud sobre un paisaje asombroso en Delval de Diego Vallejo.

«Esperia» de Mery Sales. Imagen cortesía de Óscar Vázquez Chambó

El primer premio se entregó a la obra de Álex Marco, un Sin Título de tintas chinas y spray que homenajean a Henri Michaux en las sombras expansivas y aparentemente libres sobre el lienzo, superficie que se entreabre como una luz sugerente, poética y enigmática.

Todo ello hace de esta exposición una oportunidad única para descubrir los diversos lenguajes y tendencias de la pintura actual.

«Sin título» de Álex Marco. Obra premiada. Imagen cortesía de Óscar Vázquez Chambó

Imagen de portada, cortesía Ayuntamiento de Algemesí

“Ha decaído el interés por ver las cosas en directo”

Desayunos Makma en Lotelito
Con Moisés Mañas, Álex Marco, Rebeca Plana y Paco Sebastián, con motivo de la feria
ARCO de Madrid, que se celebra en IFEMA del 24 al 28 de febrero de 2016
Entrevistados por Jose Ramón Alarcón, Vicente Chambó y Salva Torres, del equipo de redacción de Makma

Alguien que lea el titular de este artículo se preguntará: ¿cómo es que ha decaído el interés por ver las cosas en directo si ARCO es un hervidero de gente? Para encontrar la respuesta se hace necesario leer lo que han dicho Moisés Mañas, Álex Marco, Rebeca Plana y Paco Sebastián durante el encuentro mantenido con ellos en Lotelito de Valencia, teniendo precisamente como motivo la Feria de Arte Contemporáneo (ARCO) de Madrid, que este año celebra su 35 aniversario, y por la que han pasado los cuatro artistas valencianos.

Rebeca Plana y Paco Sebastiá, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Rebeca Plana y Paco Sebastián, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Entienden que ARCO es un “gran escaparate” del arte contemporáneo, donde, como en toda feria, “se compra y se vende”. Álex Marco: “Y donde tú eres el producto…”. Moisés Mañas: “…con tu dignidad, evidentemente, pero dentro de una feria”. Un escaparate que Paco Sebastián caracteriza así: “Funciona como un gran festival, pero cuando el festival se cierra la gente deja de ir a ver lo que después debería continuar en las galerías”. De manera que “no responde exactamente a una realidad; responde a una fantasía que cuando desaparece concluye esa fantasía”, precisa Sebastián.

Rebeca Plana: “La gente piensa que vamos allí a divertirnos y nosotros a lo que vamos es a interrelacionarnos con otros artistas, conocer a comisarios que han hablado de nosotros, a periodistas que nos han nombrado. Yo ARCO lo veo para aprender”. Y añade: “Vamos buscando lo que se hace de puertas afuera de nuestra ciudad”. Marco dice que va a las ferias para ver “lo que ha salido recién del horno; verlo en vivo”. “Con ARCO parece como si todo se produjera de golpe y luego desapareciera”, señala Sebastián.

Álex Marco (izda) y Moisés Mañas, durante el Desayuno Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Álex Marco (izda) y Moisés Mañas, durante el Desayuno Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Mañas afirma que al tratarse de un escaparate, “si no vendes, sabes que por lo menos tu obra ha tenido repercusión; a mí siempre me ha venido bien”. Según Paco Sebastián, “ARCO es una gran fiesta y estaría bien que se convirtiera en pequeñas fiestas después”. Pero tras la gran hoguera… “Tendría que servir para que nosotros fuéramos a esas pequeñas fiestas, que no vamos”, sostiene Plana. Esas pequeñas fiestas que son las inauguraciones de exposiciones en las galerías y, sobre todo, el día a día posterior es lo que se echa de menos.

Álex Marco y Paco Sebastiá, durante la charla. Fotografía: Fernando Ruiz.

Álex Marco y Paco Sebastián, durante la entrevista. Fotografía: Fernando Ruiz.

Moisés Mañas es contundente a este respecto: “Los que estudian Bellas Artes son bichos raros”. Y se explica: “Las facultades de Bellas Artes ya no son facultades de Bellas Artes, porque antes quien entraba a la facultad estudiaba Bellas Artes y ahora entran a estudiar animación. La ilusión de trabajar con galerías, ir a ferias y mostrar tu propio trabajo se ha diluido y el boom está en la animación o en la ilustración básicamente”. Rebeca Plana dice que fue hace dos semanas a la Facultad de Bellas Artes de Valencia “y no vi ningún alumno trabajando con bastidor, ni con carpeta debajo del brazo”.

Moisés Mañas, durante la charla. Fotografía: Fernando Ruiz.

Moisés Mañas, durante la entrevista. Fotografía: Fernando Ruiz.

“Todos quieren ser ilustradores o animadores, pero nadie quiere trabajar en arte contemporáneo. Es un momento complejo en el que los alumnos tienen unas carencias culturales espectaculares”, abunda Mañas. Según Álex Marco, en su generación “muy pocos alumnos iban también a las galerías o se enteraban de cómo estaba el comercio”. Rebeca Plana y Paco Sebastián, al unísono: “¡Eso sigue pasando!” Y Sebastián continúa: “Los alumnos ya no visitan las galerías, de manera que volvemos a lo mismo: ARCO concentra todo y luego ya no hay nada. Las microfiestas esas, después de la gran fiesta de ARCO, son como mucho las inauguraciones y poco más. Ha decaído el interés por ver las cosas en directo”.

Rebeca Plana, en un momento de la entrevista. Fotografía: Fernando Ruiz.

Rebeca Plana, en un momento de la entrevista. Fotografía: Fernando Ruiz.

Desinterés, pues, como efecto de esa tendencia a la espectacularidad, no sólo de las ferias sino del espacio visual en general, y de los cambios de hábitos: menos arte contemporáneo y más arte digital, con lo que eso conlleva de experiencias más instantáneas a través de Internet y las redes sociales. “En ARCO -explica Sebastián-, cuando hablas con otra galería siempre hay una mirada por encima del hombro, no por desprecio, sino porque están mirando al stand de enfrente. Nadie te atiende mirándote a los ojos, algo que a mi me molesta mucho”.

Moisés Mañas interviene para dejar clara una cosa: “Es que la galerías se gastan muchísimo dinero y si no lo rentabilizas cierras la empresa. De manera que el cachondeo, después de ARCO, y a nosotros los artistas nos interesa que ellos estén así”. Rebeca Plana cree en el concepto de galerista (“pienso que tienen que estar ahí”), porque a ella le han ayudado “mucho”, pero ahora comenta que está más por vender sus proyectos “sin necesidad de galeristas”. Y sale el nombre de Carlos Macià, al que le va muy bien trabajando por libre.

De izquierda a derecha, Vicente Chambó, Salva Torres, Jose Ramón Alarcón, Rebeca Plana, Paco Sebastián, Álex Marco, Moisés Mañas y Carles Claver, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Vicente Chambó, Salva Torres, Jose Ramón Alarcón, Rebeca Plana, Paco Sebastián, Álex Marco, Moisés Mañas y Carles Claver, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Foto: Fernando Ruiz.

Con respecto al “efecto llamada” que generan ciertas piezas provocadoras en cada edición de ARCO, hay su controversia. “Las obras que generan ese efecto son las que hacen que la gente piense que el arte contemporáneo es una mierda”, indica Mañas. “La gente al final no va a ver arte contemporáneo, va al circo”, sostiene Plana. Aunque todos ellos reconocen que a veces el galerista utiliza alguna pieza provocadora, con el fin de atraer la atención y que la gente se fije en otras piezas expuestas al lado de esa. Álex Marco concluye que “la pieza reclamo de ese tipo de sensacionalismo seguro que aparecerá”. Y adelanta la de una galería de Alabama, que expone un Mercedes de los 70 en mitad del stand intervenido por un artista. Ellos cuatro se acercarán como cada año a ARCO, porque ARCO da para eso y mucho más.

Salva Torres

Alex Marco y la hora loca de los gatos

Galería Luis Adelantado. Abierto Valencia
Sala Boiler Room
Hasta el 22 de octubre 2015

La hora loca de los gatos no hace referencia visual a las obras presentadas en la exposición por Alex Marco (Valencia, 1986), no esperemos ver perfiles de dulces mininos con sucios bigotes de pescado recién engullido. Tampoco cazando ratones. El título hace referencia al modus operandi de Marco. Investigación, autoconocimiento y azar son algunas de las claves de su trabajo.

"La hora loca de los gatos", de Alex Marco. El artista preparando la obra en el estudio. Fotografía Ernesto Sampons.

La hora loca de los gatos, de Alex Marco. Preparando la obra en el estudio. Fotografía Ernesto Sanpons.

“El proceso para el desarrollo de cada pieza lo comparo con la hora loca de los gatos porque éstos animales tienen momentos incontrolables en los que parece importarles poco lo que ocurre a su alrededor, momentos de concentración y plenitud, como cuando observan fijamente a una presa” –dice Marco- “Es la hora loca de los gatos”.

"La hora loca de los gatos", de Alex Marco.

«La hora loca de los gatos», de Alex Marco.

Y no le falta razón. Los gatos brincan, trepan y resuelven sus inquietudes a veces de manera espontánea, instintiva y salvaje, pero también nos fascinan con reacciones totalmente opuestas cuando se manifiestan mimosos y próximos, y también Alex Marco parece tener momentos en los que acaricia el lienzo, como cuando los gatos son cachorros y empujan con sus patitas el pecho de la madre para estimular el flujo de la leche que los alimenta.

"La hora loca de los gatos" de Alex Marco.

«La hora loca de los gatos» de Alex Marco.

Y más que con la hora loca, la muestra tiene que ver con la hora irrepetible de lucidez, instinto y honestidad. Irrepetible, porque Alex Marco se enfrenta con el lienzo a la deriva hasta que le llega el momento, toma el rumbo y conduce su obra al puerto de destino. Ese momento de pintor visionario en plena entrega es casi litúrgico. “Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es”  -diría Borges-. Y ahí concluye la pieza.

“Inicio en una deconstrucción para ir construyendo” –confiesa Marco-, “resuelvo cuando el trabajo me impulsa a remarcar lo que veo, es como en la hora loca de los gatos”.

"La hora loca de los gatos", de Alex Marco. Fotografía Vicente Chambó

«La hora loca de los gatos», de Alex Marco. Fotografía Vicente Chambó

Como un dictamen divino que le arrastra a resolver por una fuerza de inspiración superior, podríamos decir.

“Utilizo la pintura tanto para construir como para hacer deconstrucción”, -continúa Marco-, y sin duda, esa es su manera particular de defender la pintura como recurso.

En cuanto a la presencia del dibujo como arte definitivo: un tríptico de gran formato a tinta china en base a reproducciones de fragmentos de los otros lienzos colgados en la exposición, -7 piezas en total- simboliza el inconformismo del pintor. ¿Y si la hora loca de los gatos no era ésta?, ¿habría habido otro momento para resolver?

"La hora loca de los gatos" ( detalle del tríptico) de Alex Marco.  Fotografía Vicente Chambó

«La hora loca de los gatos» ( detalle del tríptico) de Alex Marco. Fotografía Vicente Chambó

En permanente búsqueda para obtener una explicación que le deje más satisfecho se está dando otra nueva oportunidad para definir. Esas copias de procesos anteriores que pudieron tomar otro rumbo son el testimonio imperceptible a los ojos de quien no conoce el proceso.

Pero ahora ya lo saben. Este pintor siempre buscará una nueva señal celestial que le ofrezca otra visión diferente a la ya resuelta en la primera “hora loca de los gatos”. Es una nueva oportunidad para el felino, será un momento de mimos o de excitación el que determinará si la finalización de cada pieza puede ser diferente a la anteriormente concluida. Y es que cuando le llega la hora loca al gato Alex Marco, las normas de su propia destreza las marca el instinto, ¿hay algo más sincero?

??????????

Vicente Chambó

 

Seleccionados Mardel III Premio de pintura

III Premio de Pintura Mardel
Las Cigarreras Cultura Contemporánea
C/ San Carlos, 78. Alicante
Inauguración y entrega de premios y áccesit: 18 de septiembre de 2015

Mardel es un proyecto sin ánimo de lucro y con tres años de vida, cuyo objetivo principal es proporcionar ayuda y promoción a jóvenes artistas. Para ello, les ofrece la oportunidad de mostrar su obra y recibir una ayuda económica a través de premios (en metálico, becas de formación o exposiciones colectivas, entre otras opciones). Disciplinas como la música, la literatura y las artes plásticas se dan cita en cada una de sus convocatorias.

Cartel promocional de la exposición III Convocatoria de Pintura Mardel. 2015. Cortesía de Mardel.

Cartel promocional de la exposición III Convocatoria de Pintura Mardel. 2015. Cortesía de Mardel.

Los seleccionados en esta III Convocatoria de Pintura Mardel son los siguientes artistas y obras:
1.- JOSÉ ANTONIO REYES “PINTOR PROFESIONAL”
2.-ANA H. DEL AMO “SIN TÍTULO”
3.-JUAN CARLOS ROSA “BEST _SELLER XVIII”
4.-JOSÉ ANTONIO HINOJOS “ASYMETRIC WARFARE”
5.-MIGUEL ANGELO MARTINS “SEDIMENTO OBLICUO”
6.-SERGIO LUNA “IMÁGENES VIRTUALMENTE SIMILARES”
7.-MAR GARCÍA “SUSTRACCIÓN DE LA ESQUINA SUPERIOR”
8.-JOSÉ LUIS CREMADES “TODOS LOS COLORES”
9.-ALEJANDRO MAÑAS “CONTEMPLATIO II”
10.-MIGUEL ÁNGEL FÚÑEZ “ANIMATED DESORDERS”
11.-RUBÉN MARTÍNEZ “DE-VENIR”
12.-NACHO MARTÍN SILVA “DEGRADE AFTER S.T.W.”
13.-MARÍA AMPARO GOMAR “CHAQUETA BOMBER”
14.-RUBÉN FERNÁNDEZ “COMPOSICIÓN DICTADO DE COLORES VII”
15.-GIL GIJÓN “PRIMERA COMUNIÓN”
16.-DIANA LOZANO-ALVARO JAÉN “DISC.CONTACTO Nº31”
17.-LUIS MELÓN “22092 PUNTOS, 22092 MUJERES VIOLADAS”
18.-ÁLVARO GONZÁLEZ “SEVERAL CIRCLES”
19.-ÁNGEL MASIP “METEORISMO II”
20.-ISMAEL TEIRA “ALBA Y OCASO”
21.-BEL FULLANA “HAPPY POTATO NOSE 215”
22.-JUAN CARLOS CARTAXO “MKS II”
23.-BELÉN GARCÍA “CONSTANTES VITALES”
24.-MARC BADIA “I’M A PINTER OR…”
25.-AGUSTÍN SERISUELO “CONSTRUCTION BUILDING”
26.-ELVIRA POXON “VERSIONES SOBRE RETRATO DE UN CHICO NEGRO”
27.-MIGUEL MARINA “HALLEY”
28.-ALEX MARCO “PLASTICINE”
29.-VICTOR MELIÀ “III CONVOCATORIA DE PINTURA MARDEL”
30.-JUAN ZURITA “OVERWRITE 01”
31.-IKER LEMOS “WHERE IS WALTER?”

El jurado de esta edición está compuesto por: Javier Díaz Guardiola, Begoña Martínez Deltell, José Luis Pérez Pont y Sergio Rubira.

La inauguración de la exposición y entrega del primer premio y accésit tendrá lugar el 18 de septiembre en Las Cigarreras Cultura Contemporánea de Alicante.

Jose Antonio Reyes. Pintor Profesional, acrílico sobre lienzo, 200x200cm. 2013. Cortesía del artista.

Jose Antonio Reyes. Pintor Profesional, acrílico sobre lienzo, 200x200cm. 2013. Cortesía del artista.

José Antonio Hinojos. Asymetric Warfare (serie), óleo sobre tela, 60x73cm. 2014. Cortesía del artista.

José Antonio Hinojos. Asymetric Warfare (serie), óleo sobre tela, 60x73cm. 2014. Cortesía del artista.

 

Ángel Masip. Meteorismo I. 2013. Imagen cortesía del artista.

Ángel Masip. Meteorismo I (detalle), 2013. Imagen cortesía del artista.

Call: llamada de atención de Luis Adelantado

XVI Call 2014
Galería Luis Adelantado
C / Bonaire, 6. Valencia
Hasta el 12 de septiembre

Ya son 16 los años que la galería Luis Adelantado viene lanzando su convocatoria de arte contemporáneo para jóvenes artistas de entre 24 y 36 años. Una convocatoria a la que se han presentado en esta última edición alrededor de 500 artistas internacionales. “Menos que otros años, pero con obras de mayor calidad”, subraya Olga Adelantado, encargada de la selección y responsable de la sala valenciana. Dada esa calidad, la elección de los 24 artistas que finalmente integran la exposición Call 2014 ha resultado difícil.

Obra de Pablo Bellot en la XVI edición Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obra de Pablo Bellot en la XVI edición Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado. Fotografía: Nacho López Ortiz.

Pero ahí están las 57 obras que conforman la muestra, abriéndola el artista suizo Niklaus Manuel Güdel con una gran rosa desprovista de color y de fragancia. “Es la idea de una rosa”, explica Olga Adelantado. E ideas hay muchas, materializadas en diversos soportes, en la exposición que se extiende por los cuatro pisos de la galería. Hay fotografías, esculturas, pinturas, dibujos, collages, instalaciones y videos, dando forma a esas ideas. Tres de esas obras, las de Inma Femenía y Andrés Wittke, Ismael Teira y Álex Marco, han sido Premio Adquisición Franc Vila, con lo que el empresario valenciano afincado en Ginebra amplía su colección privada.

Obra de Alberto Salván en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de Luis Adelantado.

Obra de Alberto Salván en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de Luis Adelantado.

La convocatoria elocuentemente denominada Call es precisamente eso: una llamada de atención que la galería Luis Adelantado lanza, para la captación de esos jóvenes artistas en formación que apuntan buenas maneras. La experimentación diríase que atraviesa el conjunto expositivo. Experimentación con materiales como alfombras usadas (Clarence Guéna), placas de aluminio (Femenía y Wittke), vinilos (Simon Ripoll-Hurier), pastillas de caramelo (Gema Rupérez) y objetos cotidianos de diversa índole (Diego Delas).

Obra de Diego Delas en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obra de Diego Delas en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado. Fotografía: Nacho López Ortiz.

Ismael Teira incluso se atreve con el toro de Osborne, apropiándose de las formas que dejan los huecos negros de la famosa silueta para capturar el azul del ‘Cielo español’. Con los sonidos juegan el brasileño Pedro Torres, que zancadillea breves frases de amor en su video, y Ripoll-Hurier, en cuyo tocadiscos se escuchan comentarios acerca de carteles urbanos. La extrañeza también se apodera del trabajo de Ben Gavin, cáustico en relación con la obra de arte, y Pablo Bellot, más siniestro en su serie de automóviles de ardiente claroscuro.

Obra de Álex Marco en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obra de Álex Marco en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Alberto Salván explora las posibilidades expresivas de las medianeras de ciertos edificios, mostrando el silencio descarnado de tan enigmáticas fachadas solitarias. Del arte, por la vía de la ironía, se ocupa Arturo Comas en sus fotografías, mientras que Gema Rupérez monta una pared de singulares ladrillos a base de pastillas de caramelo que, durante la visita guiada con Olga Adelantado, ya se inclinaban por efecto del calor. “Forma parte del montaje la posibilidad de que termine cayéndose”, explica la responsable de la XVI Call 2014.

La gran rosa de Niklaus Manuel Gúdel que abre la XVI Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

La gran rosa de Niklaus Manuel Gúdel que abre la XVI Call 2014 y, al fondo arriba, la pieza azul de la obra ‘Cielo español’ de Ismael Teira. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado. Fotografía: Nacho López Ortiz.

Además de los citados, van desplegando su obra Ana Barriga, Leonora Bisagno, Antonio De la Rosa, Tamara Feijoo, Muriel Gallardo, Ferrán Gisbert, Ana H Del Amo, Miguel Marina, Filipa Roque, Milena Rossignoli y Ernesto Walker. Artistas españoles, portugueses, franceses, suizos, mejicanos, chilenos, brasileños, ecuatorianos y australianos. “Siempre ha habido más artistas seleccionados de fuera de España, pero este año, más de aquí”, destaca Olga Adelantado, satisfecha de sembrar un año más en su galería el germen de futuros artistas. La gran rosa de Niklaus Manuel Güdel que recibe al visitante de la exposición no olerá ni tendrá color, pero anticipa el vigor de las 24 propuestas de Call 2014.

Obra de Gema Rupérez, en primer término, y de Álex Marco en la XVI edición Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obra de Gema Rupérez, en primer término, y de Álex Marco, al fondo, en la XVI edición Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Salva Torres