Celuloide, identidades queer y otras masculinidades

‘Las otras masculinidades en el audiovisual contemporáneo. Identidades queer a través del celuloide’
IV Parlem D’Art 2018
Sala Palmireno (F 3.4)
Facultat Geografia i Història (UV)
Blasco Ibañez 28, Valencia
Jueves 20 de diciembre de 2018
De 10:00 a 14:00

La figura masculina ha estado supeditada desde sus orígenes a una serie de modelos de masculinidad filtrados bajo un prisma heteropatriarcal, el cual ha configurado a través de la pequeña y la gran pantalla los estereotipos bajo los que hoy ponderamos lo masculino.

Identidades queer. MAKMA

El proyecto ‘Las otras masculinidades en el audiovisual contemporáneo. Identidades queer a través del celuloide’, realizado por Andrés Herraiz y Javier Martínez, adscrito en el marco de la IV edición de Parlem D’Art 2018, busca divulgar y sensibilizar los valores de género y sexualidad.

Con motivo de la convocatoria de proyectos para la IV edición de Parlem d’Art, organizada por el Vicerrectorado de Estudios de Grado y Política Lingüística de la Universitat de València a través del Servicio de Información y Dinamización (SeDi), se procede a la elaboración por escrito del proyecto ‘Las otras masculinidades en el audiovisual contemporáneo: identidades queer a través del celuloide’. El título escogido para la propuesta alude a nuestro interés por los productos culturales adscritos a la contemporaneidad, concretamente las prácticas audiovisuales. Medios como el cine, la televisión o el videoclip son capaces no solo de ilustrar, sino de configurar toda una amplia gama de estereotipos a través de la gran y pequeña pantalla. En este contexto se encuentra la figura masculina, cuya producción fílmica ha construido, desde sus orígenes, unos modelos de masculinidad filtrados bajo el prisma heteropatriarcal. El hombre guerrero, el superhéroe, así como el protector de la mujer y la familia, son algunos de los muchos ejemplos varoniles que el celuloide ha configurado desde sus inicios.

Portada del libro 'Violetas de España. Gays y lesbianas en el cine de Franco', de Alejandro Melero (Notorius Ediciones, 2017).

Portada del libro ‘Violetas de España. Gays y lesbianas en el cine de Franco’, de Alejandro Melero (Notorius Ediciones, 2017).

El presente proyecto tiene como objetivo focalizar su estudio en la configuración de las otras masculinidades, es decir, aquellas subjetividades silenciadas y estigmatizadas por los sistemas de poder. Para visibilizar este fenómeno social de alteridad se recurrirá a uno de los mecanismos de control de mayor impacto en la sociedad: los mass media, herramientas que logran filtrar en el imaginario colectivo de manera considerable. A través de la propuesta se demostrará cómo los medios de masas perpetúan el rechazo hacia todas aquellas masculinidades que se alejan de la figura arquetípica establecida por la heteronormatividad. De este modo, se pretenderá exponer que todavía sigue vigente una alteridad en el audiovisual en relación a la figura masculina, perjudicando, así, a la divulgación de los valores de género y sexualidad.

Se pretenden mostrar las consecuencias que ha asumido la figura del hombre desde el sistema heteropatriarcal; un sistema maniqueo donde se asienta el binomio masculino- femenino y cuya impronta es rastreable en la mayoría de dinámicas sociales en las que el individuo se encuentra inmerso. Es por esto que la construcción del yo masculino, así como la de su opuesto, han sido cinceladas a lo largo de los siglos a través de una serie de representaciones y conductas que han terminado por articular toda una serie de mecanismos heteronormativos que definen el crecimiento del individuo y su mundo relacional.

Portada del libro 'Miradas insumisas. Gays y lesbianas en el cine', de Alberto Mira (Editorial Egales, 2008).

Portada del libro ‘Miradas insumisas. Gays y lesbianas en el cine’, de Alberto Mira (Editorial Egales, 2008).

Esta propuesta pretende crear espacios compartidos en los cuales estudiantes e interesados puedan aproximarse al masculino singular. En singular, ya que no se busca atender a las construcciones genéricas y tópicos orbitantes en torno al yo masculino, sino ahondar en cómo estas construcciones se han ido filtrando a través del inconsciente colectivo, dejando su impronta en el audiovisual contemporáneo.

El seminario tendrá lugar el día 20 de diciembre de 2018, en la Sala Palmireno de la Facultat de Geografia i Història, con sendas conferencias: ‘Deseos e identidades gays en el cine del franquismo”, a cargo de Alejandro Melero, e ‘Infancias queer y cine español: Agustí Villaronga’, de la mano de Alberto Mira.

El fin último es poner el acento sobre aquellas subjetividades estigmatizadas a través de los diferentes mecanismos de control ejercidos por los sistemas de poder.

Paco Rabal en una escena de la película 'Llegaron dos hombres' (César Fernández Ardavín y Arne Mattsson, 1959).

Paco Rabal en una escena de la película ‘Llegaron dos hombres’ (César Fernández Ardavín y Arne Mattsson, 1959).

La tela de araña de la Guerra Civil

Incerta Glòria, de Agustí Villaronga
Con Marcel Borrás, Núria Prims, Oriol Pla, Bruna Cusí, Terele Pávez
y Juan Diego
España, 2017

La guerra arropa las  historias de las películas más reconocidas por la crítica de la filmografía de Agustí  Villaronga: la II Guerra Mundial  en la espeluznante y fascinante opera prima A través del cristal (1987)  y la Guerra Civil Española en Pa negre (2010 –Concha de Plata en el Festival de San Sabastián y nominada a catorce Goyas  y premiada con nueve-)  El mar (2000 -ganadora de dos Goyas y  selección oficial del Festival de Berlín donde obtuvo el premio de cine independiente y de nueva creación-) y en Incerta Gloria.

En el universo diegético de estas películas, la guerra es, obviamente,  el espacio verosímil para hacer visible la pulsión. Pulsión de muerte, esa fuerza indomable destructiva y autodestructiva, que habita en el interior de cada sujeto, junto a esa energía creadora, la pulsión de vida. Una pulsión de muerte que convive en una batalla siniestra con la pulsión de vida. Pulsión de vida y pulsión de muerte, Eros y Tánatos moran en cada individuo, en cada civilización. Una pulsión de muerte que acecha en erigirse sobre la pulsión de vida, sin que ninguna cultura haya sido capaz de ilustrar, tal y como Freud argumentó.

Fotograma de Incerta Glòria, de Agustí Villaronga.

Fotograma de Incerta Glòria, de Agustí Villaronga.

La fuerza narrativa y visual del cine de Villaronga reside en esa batalla siniestra entre el Eros y el Tánatos. Ciertos personajes del cine de este director están abrasados por la pulsión de muerte. La pulsión de muerte les atrae hasta obnubilar todo atisbo de lucidez. Por eso, la guerra, al ser  un espacio y un tiempo donde la pulsión de muerte se desata con total legitimidad, configura la estructura dramática del cine de Villaronga. La guerra es el fondo metonímico para sustentar  la pulsión de muerte de estos personajes.

‘Incerta glòria’, la última película, no está al margen de esta reflexión. La historia  ambientada en la Guerra Civil española, en concreto en 1937 en el Frente de Aragón, es la época histórica que Villaronga utiliza como  pretexto narrativo para representar a unos personajes masculinos atrapados por la pulsión de muerte. Así, Juli está arrastrado por Tánatos a una pasión amorosa que no puede consumar; Lluís queda fascinado por el siniestro y misterioso personaje femenino de “la Carlana”, la mujer araña, tal y como es nombrada en la película. Una figura femenina que encarna de manera metafórica la pulsión de muerte que habita en los personajes y atraviesa la historia de ‘Incerta glòria’.

Fotograma de Incerta Glòria.

Fotograma de Incerta Glòria.

Begoña Siles

Tras los Goya: Magical Girl

Magical Girl. El sueño de la razón

Minimalista como un haiku o el  haiga que lo acompaña, así podría definirse la atmósfera de la última película de Carlos Vermut: sencilla, sobria y contundente. Exiliada la ampulosidad en decorados, vestuario y gestos, en Magical Girl priman las palabras y los actos: expresiones de los deseos, verdades y mentiras de sus protagonistas. Esta fábula contemporánea fundamentada en las invisibles y dramáticas relaciones de sus personajes –como ya hiciera el cineasta en Diamond Flash (2011), a cuyo estilo regresa− se erige en un thriller psicológico cuyo juego de espejos trasciende la pantalla. La situación económica actual −especialmente−, la lucha de clases y la búsqueda de la felicidad desencadenan una trama de la que emerge lo siniestro. La desesperación de un profesor de literatura en paro con una hija enferma y el miedo a la soledad de una manipuladora y caprichosa paciente psiquiátrica, se mezclan con el carácter bondadoso de un  jubilado profesor de matemáticas. La pugna entre el pasado que regresa y un futuro en calma, entre la razón y la sinrazón, la salud y la enfermedad, la riqueza y la pobreza, o las letras y los números, conducen a una violencia anunciada semejante a la que Villaronga analiza en sus obras.

Existe un fuera de campo que jamás se muestra donde los personajes se definen y se completan, radicando en él ese sutil aire misterioso que los rodea y acerca, convirtiéndolos en caras de una misma moneda que se revela dependiendo del giro. Destaca un José Sacristán mudado en superhéroe de barrio y una Bárbara Lennie de extrema e íntima complejidad. Si los espacios que la rodean resultan vacíos, fríos y asépticos, no lo es menos su vestuario. Acostumbrados a que se premien los vestidos de época, terror o fantasía, hubiera resultado alentador galardonar el trabajo de Iratxe Sanz vistiendo al personaje de Bárbara. Sus ropas, planas, simples y elegantes, más allá del aderezo, funcionan como contraste entre la hipotética serenidad exterior y un interior tan tenso y enmarañado como el que Buñuel quiso para la Deneuve de Belle de Jour (1967) que vistiera Yves Saint Laurent.

La narración dividida en actos con sus apostillas, la mezcla de cultura japonesa y tradición española –aunque a algunos les chirríe, no existe arbitrio en la inclusión del tema La niña de fuego o la referencia a la tauromaquia− junto a ese nexo de unión que vincula a sus personajes convierten Magical Girl en una apuesta diferente y atractiva. Como si de un funambulista se tratase, Vermut arriesga en el alambre. No es fácil mantener a flote una película de constante balanceo, sin embargo, le resulta. Enhorabuena.

Tere Cabello

Jornadas de Cine y Psicoanálisis

La Fantasía: I Jornadas de Cine y Psicoanálisis
Salón de Actos. Escuela de Magisterio
Plaza Colmenares, 1. Campus de Segovia
28 y 29 de abril

El cine y el psicoanálisis nacieron en las mismas fechas y, a lo largo del tiempo, siempre han mantenido una estrecha relación, un mutuo interés. Psicoanalistas como Otto Rank o Lou Andreas-Salomé llamaron la atención sobre la relación entre el cine, los sueños y la imaginación, y directores como G. W. Pabst, Luis Buñuel, Alfred Hitchcock, Roman Polanski o David Cronenberg se valen de los descubrimientos freudianos en sus creaciones cinematográficas.

Fotograma del comienzo de la película 'Metzengerstein', de Roger Vadim.

Fotograma del comienzo de la película ‘Metzengerstein’, de Roger Vadim.

En estas primeras Jornadas se propone una aproximación al cine como un espacio particular de representación de “la fantasía” y, por lo tanto, como un espacio del deseo. De la mano de especialistas en el análisis cinematográfico, historiadores del cine y psicoanalistas se tratarán diferentes cuestiones interconectadas, tales como las relaciones entre el arte cinematográfico, la fantasía y la realidad, el concepto de fantasma, la representación cinematográfica del goce sexual o el vínculo entre la fantasía y el síntoma.

Fotograma de 'Pa Negre', de Agustí Villaronga.

Fotograma de ‘Pa Negre’, de Agustí Villaronga.

Para el anclaje del planteamiento teórico se proyectarán las películas Pa Negre (2010) de Agustí Villaronga y Metzengerstein (1968) de Roger Vadim, basada en el relato de Edgar Allan Poe. Para hablar de la primera intervendrán la historiadora del cine Eva Parrondo, el profesor de la Universidad Europea de Valencia Aarón Rodríguez, el coordinador de exposiciones del Centro José Guerrero Francisco Baena, los psicoanalistas Guillermo Kozameh y Amaya Ortiz de Zárate y Tecla González, coordinadora de las jornadas.

Del análisis de Metzengerstein se encargarán los profesores de la Universidad de Valladolid Manuel Canga, Luis Martín Arias y Luisa Moreno, el catedrático de Comunicación Audiovisual de la Universidad Complutense de Madrid Jesús González Requena, y el profesor de la Universidad Rey Juan Carlos Luis Alonso. Al final de cada una de las sesiones se celebrará una mesa redonda con la participación de los ponentes que hayan intervenido a lo largo del día.

Fotograma de Metzengerstein, de Roger Vadim.

Fotograma de Metzengerstein, de Roger Vadim.