Los ‘Miedos’ de Russafa Escènica

Russafa Escènica
Festival de Artes Escénicas de Valencia
Del 15 al 25 de septiembre de 2016

El festival de artes escénicas de Valencia, Russafa Escènica, acaba de hacer pública la programación de su sexta edición, que se desarrollará entre el 15 y el 25 de septiembre en el barrio de Ruzafa y que llevará como lema conductor de todas sus propuestas ‘Miedos’.

En total son veintitrés las piezas escénicas que componen su programación, una cifra que ha ido menguando en las dos últimas ediciones. Según Jerónimo Cornelles, director artístico del festival, esto se debe a que “la singularidad de Russafa Escènica es, precisamente, la posibilidad de poder verlo todo por la duración de las propuestas y por lo reducido de sus precios. No queremos hacer una programación inabarcable y que el público se quede con la sensación de haberse perdido algo”.

Así, el cartel queda dividido en quince Viveros (espectáculos de 25 minutos de duración en espacios privados para un aforo de entre 25 y 35 espectadores), siete Bosques (piezas de una hora de duración aproximadamente en espacios privados con una aforo de entre 40 y 90 personas) y el Invernadero (producción propia del festival surgida tras un taller de creación e investigación con alumnos de escuelas de interpretación valencianas).

Anestesia, espectáculo de Viviseccionados la compañía que participa en Russafa Escènica.

Anestesia, espectáculo de Viviseccionados, compañía que participa en Russafa Escènica 2016.

Un cambio destacable respecto a ediciones anteriores es la cantidad de propuestas que ha recibido la organización del festival de compañías nacionales e internacionales residentes fuera de la Comunidad Valenciana con lo que, por primera vez, la programación incluirá una compañía madrileña, Viviseccionados –que participaron en 2015 en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro-  y una mallorquina, Christina Gavel i En Blanch, cuyo trabajo presentarán en el Edinburgh International Festival. Cornelles muestra su satisfacción por lo que supone “un importante avance para el festival, en términos de expansión y de calidad. Es emocionante ver cómo compañías de otras ciudades conocen el festival, quieren participar en él y experimentar con la forma de trabajar aquí”.

En cuanto a los formatos, repiten teatro textual, danza, títeres, performance, circo y música en directo, entre otros, y se incorporan propuestas adaptadas para personas con discapacidad visual como una de las grandes novedades. En términos generales, se ha apostado por un importante número de propuestas en valenciano y se ha abierto la programación a la incorporación del inglés.

Halloween Party, de Triangle Teatre. Russafa Escènica 2016

Halloween Party, de Triangle Teatre, en Russafa Escènica 2016

Por otra parte, los espacios de representación tanto de Viveros como Bosques se seguirán realizando en espacios no convencionales y privados del barrio como talleres, galerías, un estudio de coworking, un centro de educación infantil, una floristería, etc. Y, como sorpresa de esta edición, uno de los Bosques, Halloween Party de Triangle Teatre se desarrollará en el patio del Colegio Público de la calle Puerto Rico en Ruzafa.

Entre los nombres de los profesionales más destacados se encuentran Alejandro Tortajada acompañado por actores de la talla de Laura Sanchis y Pau Gregori; José Zamit, director artístico de la Sala Ultramar; la compañía Els Indecents con un Bosque escrito y dirigido por Isabel Martí i Miquel Viñoles; Toni Aparisi, recientemente galardonado en los premios Max por Pinoxxio, como coreógrafo -junto a Elena Zavala- y Sergio Villanueva, director del largometraje Los comensales, film ganador del premio del público de la sección Zonazine en el último Festival de Cine de Málaga.

Como ya desveló el festival hace unos días, el proyecto Invernadero, se pone en marcha por cuarta vez consecutiva dentro del marco del festival y va destinado a los alumnos de interpretación en cualquiera de las escuelas y academias oficiales de arte dramático de la ciudad de Valencia y a los que finalicen próximamente cursos de formación no reglados en interpretación.

Cartel de 'Los hijos de Verónica', de Jerónimo Cornelles. Russafa Escénica 2016

Cartel de ‘Hijos de Verónica’, de Jerónimo Cornelles. Russafa Escénica 2016

En esta ocasión es el propio Jerónimo Cornelles quien dirigirá esta propuesta colaborativa con el espectáculo Hijos de Verónica [generación del miedo] secuela de la obra Construyendo a Verónica, estrenado en 2006 dentro del marco del Festival VEO, al que se le adjudica la co-producción junto a la compañía valenciana Bramant Teatre y que fue nominado a los Premios Max 2007 en la categoría de Mejor Espectáculo Nacional.

Los textos los firman Paula Llorens, Mafalda Bellido Monterde, Iaia Cardenas, Amparo Vayá, Anna Albadalejo y Guadalupe Sáez. Las actrices que participarán junto a los estudiantes seleccionados son María Poquet, Laura Useleti y María Minaya y, como coach vocal, colaborará María José Peris. Por su parte, María José Mora será, un año más, la responsable de la coordinación del Invernadero. Un elenco de mujeres que, junto a Cornelles, se han unido para dar vida a un proyecto singular y pionero en la Comunidad Valenciana.

Así, la programación del festival queda cerrada a falta de desvelar las actividades paralelas, el otro pilar del festival de teatro de las artes escénicas de otoño Russafa Escènica.

Cartel del festival Russafa Escènica 2016.

Cartel del festival Russafa Escènica 2016.

 

Molotov incendió Valencia

Molotov
Espai Rambleta
Carrer de Pius IX, s/n. València
Viernes 1 de Julio de 2016

Las paredes de la ciudad estaban pegadas de los carteles que rezaban que la banda más peligrosa de habla hispana iba a venir a sacudir Valencia. Su disco, para mí cassette, ‘¿Dónde jugarán las niñas?’, lo tenía medio roto de darle vueltas, sus letras me habían impactado mucho, su música me había dejado noqueado y su canción-himno ‘Gimme the Power’, me había abierto los ojos a unos horizontes diferentes. Algo se me había revuelto por dentro con esos mejicanos.

Debía ser el ´97 o ´98 en la Roxy Club, no lo recuerdo bien, y aunque he mirado en la red no hay información al respecto. Aquella noche no pude asistir al concierto, me quedé sin ver a Molotov en su apogeo, cuando hacían correr ríos de tinta de los periódicos más conservadores, cuando acababan de golpear en castellano a una pacata sociedad. Aquella noche estuve triste, es el primer recuerdo que tengo de querer ir a un concierto de rock.

Por eso el día 1 de julio la cita con la banda no podía eludirse, hubiera sido casi un pecado, aunque eso resultara una ironía con este grupo. Y ahí estaba yo, en la Rambleta, en una de las noches en las cuales cumplía con una deuda que tenía con mi Yo del pasado, con mi Yo preadolescente que deseaba romper las reglas, con mi Yo ilusionado por sentir el fuego de un concierto recorriendo mis tuétanos.

Imagen de la portada del disco 'Agua maldita', de Molotov.

Imagen de la portada del disco ‘Agua maldita’, de Molotov.

Molotov llegaba con una gira enorme por la península para celebrar sus veinte años desde su fundación, su primer trabajo discográfico, el anteriormente mencionado ‘¿Dónde jugarán las niñas?’, no apareció hasta el ´97. Los cuatro pistoleros de Ciudad de Méjico no sacan disco desde 2014, ‘Agua Maldita’, con el que lograron el Grammy Latino a mejor grupo de rock. Curiosamente, con el elepé que les catapultó a la fama internacional ‘¿Dónde jugarán…?’ sólo consiguieron la nominación, pero no el premio, supongo que todavía no estábamos preparados para lo que podían hacer los mejicanos.

Como ya he dicho, el concierto se iba a celebrar en La Rambleta y como no venían a presentar ningún disco en especial, podríamos disfrutar esa velada de temas de todos sus trabajos, a modo de grandes éxitos. El hall de La Rambleta estaba completamente vacío, todavía quedaba una hora para el inicio del concierto, previsto para las 23.00 horas, pero aquella imagen me hizo preconizar lo peor: esa misma noche Alan Parsons Project tocaba en Viveros.

El tour manager me había citado a las 22.00 para poder realizar con ellos una entrevista, por desgracia llevaban algo de retraso y llegó más tarde, con lo cual tuve que acelerar las preguntas y dejarme alguna sin formular. Junto al tour manager descendí las escaleras que conducían a la sala, donde en unos minutos iba a haber una descarga monstruosa de rock´n´roll. Comprobé mientras bajaba que el aforo estaba casi lleno. Cruzamos una puerta y allí estaban los chicos de Molotov, junto a ellos reposaba una enorme paella que tenía una pinta fantástica y botellas de tequila.

Molotov, en un momento del concierto en Espai Rambleta. Fotografía: Javier Caro.

Molotov, en un momento del concierto en Espai Rambleta. Fotografía: Javier Caro.

Nos estrechamos las manos y en los pocos minutos que tuve para conversar con ellos se mostraron muy amables. Quizás estábamos los asistentes al bolo ante la banda más importante de rock latino, y eso para Valencia era una muy buena señal. “No nos podíamos creer que el disco (‘¿Dónde jugarán las niñas?’) fuera a ser un éxito en todo el mundo”, comentan al ser preguntados por el repentino triunfo de su ópera prima. Molotov siempre ha sido un grupo con letras delicadas, por decirlo de alguna forma, sobre todo en su primer elepé; quizás la bisoñez o la temperatura de sus ideales fueran los causantes de esa rabia: ¿habrían sufrido censura por ello?

“No hemos tenido censura, quizás una canción (ndr: con el tema ‘Quítate que ma´sturbas, Perra arrabalera’) en algún sitio, pero no más”. Molotov son de Méjico y siempre se han posicionado de una forma muy concreta a nivel político; ahora Donald Trump parece una gran amenaza mundial y sobre todo para su país vecino: “Es una cortina de humo, no va a pasar nada, hasta en su país le tienen miedo, pero si gana es algo muy malo para México”. Nos despedimos, ya que el tiempo apremia y en breve van a comenzar su bolo. Una lástima no haber dispuesto de más tiempo, muchas preguntas se me han quedado en el tintero, pero tenían que concentrarse para poder darlo todo en directo.

El inicio se retrasó más de lo conveniente, pero eso ayudaba a que la sala fuera llenándose poco a poco hasta casi completarse. Molotov saltaron a la tarima con mucha fuerza; en la primera parte de su show nos deleitaron con canciones de todos sus álbumes, muy potente el trallazo de ‘Chinga tu Madre’, pero no fue hasta su primer bis que no arremetieron con temas del calado de ‘Gimme The Power’, con un momento catártico entre todos los asistentes, que se hermanaban ante un himno en castellano que ha derribado todas las fronteras. He de reconocer que desde el primer compás a uno se le ponían los pelos de punta.

Molotov, en un momento de su actuación en Espai Rambleta. Fotografía: Javier Caro.

Molotov, en un momento de su actuación en Espai Rambleta. Fotografía: Javier Caro.

Continuaron con ‘Frijolero’ y ‘Hit me’. No paraban de cambiarse las posiciones entre ellos, turnándose en la batería, en el bajo y en la voz. El tequila, cómo no, estaba muy presente encima del escenario: ‘Marciano’, ‘Amateur’ o ‘Parásito’ fueron temas que cayeron contra nosotros en un aplastamiento sonoro de mucha calidad y con un sonido muy nítido, menos alguna vez que sufrían algún acople bastante molesto. Cuando el calor de la sala se hacía pegajoso y el vaho inundaba el recinto, Molotov se marcharon del escenario a meditar su tercer asalto. ¿Podrían ganar por KO?

Emergieron entre cánticos que les reclamaban ‘Puto’, una canción que les encumbró al olimpo de los chicos malos del rock. Pero antes de sacudirnos un buen sopapo con esa canción, nos dejaron afónicos con ‘Mátate teté’, para mezclarla con ‘Puto’ y hacer saltar por los aires nuestros cráneos. Por cierto, en medio de ‘Puto’ tuvieron que volver a dejar claro, como ya han hecho en múltiples ocasiones, que “no es una canción homofóbica, va contra nuestros políticos”. Y así, con el listón tan alto que no se veía, nos dejaron ir a casa a dormir todo el cansancio que nos habían provocado. Yo, todavía en estado de shock, había saldado mi deuda (aunque siempre me quedaré con la espinita de aquel concierto) y además los había conocido en persona, aunque con muchas prisas. Una lástima. El próximo año celebran los veinte de ‘¿Dónde jugarán las niñas?’, otra buena excusa para pasarse por estos lares. Estaremos atentos.

Javier Caro

Russafa Escènica cierra a lo grande

Russafa Escènica
Festival de las artes escénicas
Barrio de Ruzafa en Valencia
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

Russafa Escènica vuelve a superarse. El festival cerró el pasado domingo tras diez días de intenso trabajo su quinta edición, Familias, con una cifra de récord: 10.444 espectadores, lo que supone un aumento de una centena de espectadores si atendemos a los resultados del pasado septiembre.

Todo queda en casa, de Nuria del Real y Jacobo Pallarés. Cortesía de Russafa Escènica.

Todo queda en casa, de Nuria del Real y Jacobo Pallarés. Cortesía de Russafa Escènica.

Con un total de 25 espacios con sus 25 propuestas (cinco menos que en la cuarta edición) repartidas entre Viveros, Bosques e Invernadero, la quinta edición de Russafa Escènica ha incrementado en un 21% el número medio de espectadores por espacio, siendo este año de 418.

¿Tú roncas?, de Miguel Ángel Romo, con texto de Nieves Soria. Cortesía de Russafa Escènica.

¿Tú roncas?, de Miguel Ángel Romo, con texto de Nieves Soria. Cortesía de Russafa Escènica.

Las actividades paralelas, programación alternativa del festival, ha colgado el cartel de completo en todas las propuestas, sobre la que destaca especialmente una mesa redonda que reunió a más de una docena de gestores y programadores culturales nacionales y autonómicos para reflexionar sobre nuevos modelos de producción en las artes escénicas.

El Ring, de Néstor Mir. Cortesía de Russafa Escènica.

El Ring, de Néstor Mir. Cortesía de Russafa Escènica.

Por su parte, el Invernadero, el taller teatral dirigido a alumnos de último curso de teatro y danza y liderado por Eva Zapico, atrajo hasta la Sala Russafa a más de 1500 personas que se traduce en más de un 70% de ocupación diaria.

Una consigna de todo el equipo es que Russafa Escènica es el festival de las personas, y ello lo demuestran cada una de las casi 300 personas que participan en él, entre actores y actrices, profesionales de otras disciplinas artísticas, voluntarios y organizadores. Para estos últimos, satisfechos por la gran acogida del encuentro un año más, estas cifras suponen una bocanada de aire para seguir trabajando en una posible sexta edición de Russafa Escènica, de la que todavía no se han desvelado detalles.

Escena de Amoureux solitaires, de Borja López Collado. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Escena de Amoureux solitaires, de Borja López Collado. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

 

Russafa Escènica: 25 compañías en Familia

Russafa Escènica
Diferentes espacios del barrio de Ruzafa en Valencia
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

Las veinticinco compañías que componen la programación de Russafa Escènica han participado activamente en el spot de bienvenida que abre las puertas al quinto encuentro del festival por excelencia de las artes escénicas valencianas y que se llevará a cabo en Ruzafa (Valencia) del 17 al 27 de septiembre.

Imagen del spot de bienvenida realizado por EscaparateVisual para Russafa Escènica 2015, que arranca el jueves 17 de septiembre.

Imagen del spot de bienvenida realizado por EscaparateVisual para Russafa Escènica 2015, que arranca el jueves 17 de septiembre.

Ideado y dirigido por EscaparateVisual, con Miguel Serrano al frente, y en cuya producción ha colaborado la productora Quatre Films, el vídeo es un reflejo vivo del lema sobre el que gira toda la programación del festival: ‘Familias’. Y es que son más de 200 los artistas que configuran la gran familia de Russafa Escènica entre “actrices, bailarines, músicos, acróbatas, escritores, manipuladores de objetos y supervivientes”.

En palabras de Miguel Serrano, “este año toca arriesgar porque ya es el quinto. Y efectivamente nos la hemos jugado con la propuesta de este video. Muchos corazones que laten al mismo ritmo y la misma fuerza, decididos a remover los cimientos de un barrio que crece año tras año”.

Imagen del spot de bienvenida realizado por EscaparateVisual del Russafa Escènica 2015.

Imagen del spot de bienvenida realizado por EscaparateVisual del Russafa Escènica 2015.

El texto del spot corre a cargo de Jerónimo Cornelles, director de Russafa Escènica, mientras del sonido se ocupa Pablo Giner y los cámaras son Miguel Serrano, encargado a su vez de dirigirlo y de idearlo, y Sergio Sanisidro. Los responsables del video agradecen igualmente la colaboración de Las Naves, Espai d’Innovació i creació.

Video del spot completo:

Russafa Escènica – Companyies 2015 from Miguel Serrano Gil on Vimeo.

Russafa Escènica también en La Nau

Russafa Escènica
Barrio de Ruzafa de Valencia
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

Las actividades paralelas de Russafa Escènica se han consolidado como una pieza imprescindible de la programación del festival hasta el punto de que, en conjunto, suponen todo un cartel alternativo de iniciativas y propuestas culturales.

En esta edición de Russafa Escènica, que se desarrollará del 17 al 27 de septiembre en el barrio de Ruzafa, las actividades satélite incluyen, como novedad, dos disciplinas sobre las que el festival todavía no había profundizado anteriormente: el cine y la poesía y, fruto de una colaboración con la Universitat de València, una parte de estas actividades se llevarán a cabo en el histórico edificio de La Nau.

Fotograma de Arrangiatevi, de Mauro Bolognini, que se proyectará en el marco de Russafa Escènica.

Fotograma de Arrangiatevi, de Mauro Bolognini, que se proyectará en el marco de Russafa Escènica.

El festival repite un año más propuestas que han tenido una gran acogida en ediciones anteriores. Por un lado, la visita guiada por el barrio de Ruzafa de la mano del arquitecto Ximo Quixal, en la que se reflexionará sobre la identidad y el carácter cultural del barrio; por otro lado ‘Balconitis’, con La POP (Petita Orquestra Peiotaire) interpretando uno de los balcones de las calles de Ruzafa. Además, lectura y batallas de poesía y cine-fórum, con la proyección de la película Arrangiatevi de Mauro Bolognini.

Las actividades que se trasladan al edificio de La Nau giran en torno al concepto de “Familias”, lema que acompaña esta quinta edición y sobre las que se han organizado distintas conferencias, charlas abiertas y jornadas formativas.

Las actividades paralelas, parte de ellas al aire libre, tienen como objetivo reflexionar acerca de los cambios que ha ido experimentando el barrio, fomentar la participación del público y dar visibilidad a la escena artística valenciana.

Petita Orquestra Peiotaire. Cortesía de Russafa Escènica.

Petita Orquestra Peiotaire. Cortesía de Russafa Escènica.

 

Russafa Escènica 2015 ya tiene programación

Programación de Russafa Escènica
Familias
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

“La familia es el lugar de procedencia, pero también es el lugar al cual irremediablemente regresamos de una u otra forma”. Con estas palabras presenta el equipo de Russafa Escènica el lema sobre el que girará la programación de la quinta edición del festival de otoño de las artes escénicas valencianas: ‘Familias’. En sus cinco años de andadura, el festival se ha mantenido siempre fiel a su lugar de origen, el barrio de Ruzafa, que volverá a transformarse en un inmenso escaparate escénico del 17 al 27 de septiembre.

Avalados por los más de 10.300 espectadores de la pasada edición y las 300 personas entre artistas, profesionales y voluntarios que la hicieron posible, Russafa Escènica se refuerza como uno de los encuentros de artes escénicas más prometedores a nivel nacional.

Imagen de uno los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

De cara a la próxima cita, 125 compañías presentaron sus propuestas para formar parte de esa gran familia, un récord de participación en la historia del festival. Pero han sido finalmente 25 las seleccionadas para integrar la programación de Russafa Escènica 2015.

Si algo caracteriza el cartel de esta edición es la amalgama de disciplinas artísticas que lo conforman: teatro textual, teatro físico, danza, performances, títeres, teatro musical y una nueva incorporación: un espectáculo circense. Proyectos en castellano y valenciano, adaptados a todas las edades y encargados de establecer un diálogo con distintas artes plásticas como fotografía, escultura, pintura o montajes audiovisuales.

Imagen de uno de los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

En total, 25 estrenos absolutos divididos en 18 viveros (piezas de aforo reducido y unos 25 minutos de duración) y 6 bosques (propuestas con mayor aforo y unos 60 minutos de duración) representados en lugares insólitos y poco habituales para albergar representaciones como viviendas, talleres o comercios. En total, la suma de estos dos formatos más un tercero, el Invernadero, hacen un total de 560 pases repartidos en diez días de festival.

Víctor Sánchez, Lara Salvador, Bruno Tamarit y Silvia Valero, galardonados con los Premios AAPV 2015; y otros nombres consolidados como María José Peris, Chema Cardeña, Gerardo Esteve o Nacho López Murria son ejemplos de la calidad y la profesionalidad sobre la que se sustentan las propuestas en cartel.

Ya no se puede hablar del Invernadero como una novedad dentro del festival pues después de tres años consecutivos se ha convertido en una de las piedras angulares de Russafa Escènica, junto a la programación de viveros y bosques y las actividades paralelas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Se trata de una propuesta dirigida a los alumnos de interpretación de último curso de cualquiera de las escuelas y academias oficiales de arte dramático de la ciudad de Valencia con el fin de realizar un taller de creación e investigación teatral guiados por un prestigioso profesional de las artes escénicas valencianas. Como novedad, en 2015, el proceso de selección se ha ampliado también a las escuelas de danza.

Así, al casting, que se realizó en Las Naves de Valencia (donde se llevará a cabo la primera parte del taller) el pasado 13 de junio, se presentaron más de una treintena de alumnos procedentes de escuelas como el Conservatorio Superior de Danza, el Conservatorio Profesional de Danza, la ESAD, la Escuela del Actor, la Escuela Off, el centro de danza Eva Bertomeu…

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Primero fue el actor, director y dramaturgo Chema Cardeña quien dio vida a esta iniciativa (Troya, la conquista de la felicidad) y más tarde el guionista y director Gabi Ochoa (No hables de ello). Esta vez es Eva Zapico quien recoge el testigo y se pone al frente de este emocionante proyecto puntero en la Comunidad Valenciana.

La actriz y directora, que también se mueve en el campo de la pedagogía teatral, sigue el hilo conductor del festival con una obra que lleva por título La Mejor Familia Del Mundo, una reflexión sobre la incomunicación en la familia, la vida convertida en ficción y la ocultación.

Después de realizar un exhaustivo taller de creación e investigación teatral los alumnos representarán la propuesta escénica dentro de la programación oficial del festival en la Sala Russafa.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Temporada de cizaña, de Marcos García Martí

Temporada de cizaña, de Marcos García Martí
360 Grados Libros
Presentación en Microespaci M, de Jardines de Viveros
C / San Pío V, s/n. Valencia
Miércoles 29 de abril, a las 19.00h

‘Temporada de cizaña’, de Marcos García Martí, es el segundo lanzamiento de 360 Grados Libros, editorial y comunidad especializada en libros escritos por periodistas para periodistas y no periodistas. Eugeni Alemany, periodista y cómico, firma el prólogo de esta obra de ficción que gira en torno a las tramas y corruptelas de una televisión autonómica.

La novela sitúa a dos plumillas en el camino de la investigación del supuesto asesinato de una abogada que anda tras la pista de altos cargos de una televisión autonómica por varios casos de acoso sexual y corrupción.

El autor de ‘Temporada de cizaña’ fue durante ocho años guionista en Canal 9, en una época en la que el germen del entramado que se gestaba en el ente público y que le condujo a su cierre definitivo en noviembre de 2013 comenzaba a hacerse palpable en los juzgados. En este sentido, García Martí sostiene que “RTVV es la historia de un expolio en el que parte del patrimonio del medio se esquilmó hasta el hueso y lo que queda ya no sirve ni para hacer caldo”.

De la cizaña

Precisamente, la trama se centra en dicha “temporada” televisiva en la que la “cizaña dañina” creció al mismo ritmo que el “trigo de profesionales que sacaba adelante las emisiones y los programas a diario”, matiza García Martí. Unos hechos vividos en primera persona por el autor y que le han servido al periodista como inspiración para la creación de su obra de ficción, aunque ni los personajes ni las situaciones que se viven son reales.

RTVV, el desastre que “se veía venir”

Para el prólogo del libro, el escritor ha contado con las reflexiones de un compañero y también extrabajador de RTVV, el periodista y cómico valenciano Eugeni Alemany (reportero en el ya desaparecido Caiga quien caiga de Telecinco), que en la actualidad se ha hecho viral en la red por su periplo por Silicon Valley (San Francisco, Estados Unidos) con el objetivo de lograr que incluyan el emoji de la paella en WhatsApp.

“Se veía venir y fueron muy pocos los que se atrevieron a ponerse decididamente delante del carro para detenerlo”, comenta Alemany sobre la caída del ente público, a lo que añade que “en la pesadilla de RTVV hubo implicados que colaboraron, empleados que simplemente pasaban por allí y profesionales que desde el minuto uno de emisión de Canal 9 se pusieron el chaleco rojo (los afectados)”.

Portada del libro. Fotografías Marga Ferrer.

Portada del libro. Fotografías Marga Ferrer.

La novela salió a la venta la pasada semana bajo el sello 360 Grados Libros, que se lanzó al mercado de de la edición (en pape)l el pasado mes de octubre con su primera apuesta: Peláez. Historias de un periodista de provincias, de David Barreiro, con prólogo de ‘Gonzo’ y que puede adquirirse a través de la tienda online de la página web.

Editorial, tienda, y comunidad de periodistas escritores 360 Grados Libros es una editorial para periodistas creada por Soma Comunicación que persigue aglutinar en torno a su sello una comunidad de periodistas escritores, que encuentren la referencia para compartir recomendaciones, vender los libros que hayan editado o pertenecer a una red social de comunicadores con inquietudes literarias o investigadoras. Porque lo de libros escritos por periodistas para periodistas y no periodistas significa que abre la espita a poner en común con dicha comunidad libros que no necesariamente han de ser académicos de la cosa periodística, -aunque también pueden serlo- sino novelas, ensayos, o recopilaciones de artículos cuyo denominador común es que hayan sido escritos por un periodista.

Temporada de Cizaña se presenta en la Fira del Llibre de València mañana miércoles 29 de abril, a las 19 horas en el Microespai M de Jardines de Viveros como parte del programa de la 50ª edición de la Fira del Llibre de València. El evento está organizado por la Librería La Moixeranga y en él se celebrará una tertulia en torno a RTVV, entre el pasado del medio audiovisual y el futuro de una televisión pública valenciana de calidad. En ella participarán el propio autor, el prologuista, Eugeni Alemany, los editores Óscar Delgado y Javier Montes, y la periodista Lola Bañón.

 

Russafa Escènica concluye con récord de público

Balance de Russafa Escènica
IV Edición del Festival de Otoño de Artes Escénicas
Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia
Del 19 al 28 de septiembre, 2014

Ni la lluvia ha podido minar el ánimo de los 10.361 espectadores que se han acercado al barrio de Ruzafa durante los diez días que ha durado el que ya se ha consolidado como festival de otoño de las artes escénicas. En total han sido un millar más el número de pases repartidos en esta edición respecto a la anterior.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Unos números que se podían prever teniendo en cuenta el incremento en la oferta de propuestas que Russafa Escénica albergaba en esta cuarta edición bajo el lema de “Lo prohibido”, con 30 estrenos absolutos repartidos en 23 Viveros, que en total han atraído a casi 7000 espectadores; 6 Bosques por los que han pasado alrededor de 3000 personas y el Invernadero, un taller de creación teatral puesto en marcha por alumnos de último curso de artes escénicas bajo la dirección de Gabi Ochoa que ha acercado a la Sala Ruzafa a medio millar de personas.

'Motel Damm', de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los 'Bosques' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Motel Damm’, de Pilar Suay y Lucía Aibar, fue uno de los ‘Bosques’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Las actividades paralelas propias del festival: visitas guiadas, diálogos entre música y pintura, representaciones en balcones, jornadas escénicas y charlas han conseguido colgar el cartel de completo en muchas ocasiones durante la semana y media que dura un festival que comenzó hace cuatro años con apenas siete propuestas y alrededor de 3000 espectadores.

Jerónimo Cornelles, director artístico del festival, destaca la colaboración e implicación de todo el barrio, además de agradecer especialmente “la labor de la asociación vecinal Plataforma per Russafa, la participación de un nuevo sponsor que se suma este año a los que ya estaban, cerveza Turia, y el trabajo de la Junta municipal del barrio por facilitarnos los permisos para organizar conciertos en el marco del festival, algo histórico”.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica, extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica, extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Una consigna de todo el equipo es que Russafa Escènica es el festival de las personas, y ello lo demuestran cada una de las 300 que participaron este año para sacar adelante el festival, entre actores y actrices, profesionales de otras disciplinas artísticas, voluntarios y organizadores.

Todavía se desconocen los datos de la próxima edición de Russafa Escènica, la que sería la quinta, pero como afirma Cornelles, la clave para seguir trabajando es recordar que “los proyectos pueden ser más o menos viables y más o menos exitosos, pero segurísimo que como ser humano te darán una felicidad que ninguna otra cosa similar pueda aportarte”.

Escena de 'Peón blanco a E2', de Pablo Tomás, que se representó en Espacio 40 dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía del autor.

Escena de ‘Peón blanco a E2′, de Pablo Tomás, que se representó en Espacio 40 dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía del autor.

Video resumen del Russafa Escènica 2014 realizado por Miguel Serrano de EscaparateVisual:

 

 

Pomo – Final Russafa Escènica 2014 from Miguel Serrano Gil on Vimeo.

Russafa Escènica: “Esta ola es imparable”

Russafa Escènica: IV Edición del Festival de Otoño de las Artes Escénicas
Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia
Del 19 al 28 de septiembre, 2014

De izquierda a derecha, Ana Sanahuja, Jerónimo Cornelles, María Poquet y Ximo Rojo, durante la presentación de Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

De izquierda a derecha, Ana Sanahuja, Jerónimo Cornelles, María Poquet y Ximo Rojo, durante la presentación de Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

La cuarta edición de Russafa Escènica fue presentada bajo el lema ‘Lo prohibido’. Nada que ver con la transparencia y elocuente actividad artística de un festival que crece a ojos vista. “Esta ola es imparable”, exclamó Jerónimo Cornelles, director artístico de un evento en auténtica pleamar. De aquellos 1.903 espectadores y siete compañías con los que arrancó ‘La germinación del arte’ de la primera edición, se ha pasado a los 9.435 y 25 compañías de ‘La felicidad’ del pasado año. Felicidad extensible a la edición que arranca este viernes, a tenor de los más de 10.000 espectadores previstos.

El eco de Antígona, de Taninna y Miquel Carbonell,  se podrá ver en el Taller de Nacho Murillo dentro del festival Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

El eco de Antígona, de Taninna y Miquel Carbonell, se podrá ver en el Taller de Nacho Murillo dentro del festival Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

“Salvo que la gota fría que anuncian produzca un diluvio universal, las expectativas de Russafa Escènica son buenas”. Y Jerónimo Cornelles apuntó otro dato: “Los más de 9.000 espectadores del año pasado son una barbaridad, teniendo en cuenta que Sagunt a Escena tiene 14.000”. ¿Qué ocurriría si se duplica esa cifra? “Nos veríamos en un aprieto, porque no tenemos equipo suficiente para atender tanta demanda”. De forma que mientras Russafa Escènica crece imparable, el presupuesto apenas es “un poquito mejor” que en la edición anterior.

'Inocuo', de Jessica Martín Koloniar, es uno de los 'viveros' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Inocuo’, de Jessica Martín Koloniar, es uno de los ‘viveros’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Pero como a Jerónimo Cornelles y su equipo, entre ellos María Poquet, Ximo Rojo y Ana Sanahuja, no les gusta quejarse, siguen a lo suyo, que es ofrecer los contenidos de un festival que cuenta con 30 estrenos absolutos de otras tantas compañías y 612 representaciones, durante los ocho días que dura el evento. Todo ello bajo el lema ‘Lo prohibido’, al que se acogen las diferentes propuestas textuales de los Viveros, para espectáculos de 25 minutos, de los Bosques, para obras de 60 minutos, y del Invernadero, que es la producción propia del festival, en esta ocasión dirigida por Gabi Ochoa.

'El Voler', de Pau Martínez, se podrá ver en Loft Valencia dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘El Voler’, de Pau Martínez, se podrá ver en Loft Valencia dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Russafa Escènica es un festival único en su género. No hay otro como él dentro y fuera de la Comunidad Valenciana. Así lo explicó Ximo Rojo: “No sólo se trabaja lo escénico, sino que se anima con las propuestas de los artistas plásticos”. El teatro y el arte dándose la mano. Por eso sorprende que, al igual que ocurre con el festival de mediometrajes La Cabina (también único a nivel estatal), las instituciones no valoren el diamante en bruto que posee la ciudad de Valencia.

'La vuelta a la tortilla', de Sergio Caballero, se representará en Arquitécnica. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

‘La vuelta a la tortilla’, de Sergio Caballero, se representará en Arquitécnica. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

“Todo depende de la sensibilidad individual, que al político de turno le interese, pero no de que exista una política cultural consensuada entre todos”. Precisado lo cual, Jerónimo Cornelles volvió a lo suyo. Por ejemplo: que este año se han presentado 100 propuestas, que algunas compañías podrán actuar después en el Teatro Rialto gracias al acuerdo alcanzado con CulturArts, que por primera vez habrá dos casales falleros entre los espacios escénicos y que también por primera vez intervienen voluntarios en diversos aspectos de la organización.

'La soledad del corredor del fondo', de Gabriel y David Fariza se representará en Taller la 13/14. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

‘La soledad del corredor del fondo’, de Gabriel y David Fariza se representará en Taller la 13/14. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Ana Sanahuja subrayó un aspecto sin duda importante: “Movemos mucha economía en el barrio, porque el año pasado cerca de 10.000 espectadores se acercaron a los diferentes espectáculos, lo que significa que luego consumen en locales de Russafa”. Y señaló algo que tenía mucho que ver con ‘Lo prohibido’ de la actual edición: “”Habrá música en la calle, porque tenemos el consentimiento legal para hacerlo, lo cual se convierte en un acto simbólico puesto que los músicos callejeros tienen prohibido tocar en la calle de muchas ciudades”.

También habrá, además de esa ‘música prohibida’, lo que se denomina ‘Balconitis’, mezcla de música-cabaret y arquitectura urbana, visitas guiadas por el barrio, mesas redondas y jornadas formativas. Intentando reinventarse cada año, tal y como señaló Jerónimo Cornelles, esa “ola imparable” en que se ha convertido Russafa Escènica es “una bofetada de realidad de que otras formas de hacer son posibles”.

'Motel Damm', de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los 'Bosques' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Motel Damm’, de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los ‘Bosques’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Salva Torres