Un Leviatán escénico llamado Josep Maria Pou

‘Moby Dick’, de Andrés Lima
Una producción de Focus
Con Josep Maria Pou, Jacob Torres y Oscar Kapoya
Teatro Principal de València
Hasta el 22 de abril de 2018

El Teatro Principal de València acoge, hasta el próximo domingo 22 de abril de 2018, la representación de ‘Moby Dick’, dirigida por el animalario Andrés Lima a partir de una adaptación, a cargo del dramaturgo Juan Cavestany, del excelso título homónimo de Herman Melville, cuyo elenco abandera Josep Maria Pou, en compañía de los actores Jacob torres y Oscar Kapoya.

Asentada en el acervo popular, gracias en gran medida a la prosaica maestría de John Huston y Ray Bardbury –y a un lincolnizado Gregroy Peck–, ‘Moby-Dick’ ha sido objeto impenitente de las más diversas aproximaciones escénicas y cinematográficas, erigidas, en su mayoría, en un relato que atiende a la convulsa acción sobre las tablas de un bergantín gobernado por los delirios de su capitán, en obsesiva búsqueda y persecución de la gran ballena blanca para consumar su particular venganza.

Sin embargo, la onerosa novela de Melville –un experimental e incomprendido desafío narrativo para los cenáculos literarios decimonónicos, cuya agostada primera edición supuso el precipitado ocaso del escritor neoyorkino–, encierra, allende los profusos tecnicismos acerca de la caza de cetáceos misticetos, la enarbolación de una extrema y enardecida forma polifónica de ser/estar en el mundo, instigada por los designios coléricos de un personaje capital en el vasto relato diegético de la alta literatura.

Josep Maria Pou, como el Capitán Ahab, durante un instante de la representación de ‘Moby Dick’, de Andrés Lima. Fotografía cortesía del Teatro Principal de València.

Josep Maria Pou, como el Capitán Ahab, durante un instante de la representación de ‘Moby Dick’, de Andrés Lima. Fotografía cortesía del Teatro Principal de València.

Ineludible debía ser, por tanto, que Juan Cavestany emprendiera su travesía “a través de lo inmenso, de la gran incertidumbre (…) en busca de su elixir” y rezumar de entre sus bíblicas páginas, henchidas de digresiones, el raquis simbólico y metafísico de la turbulenta odisea de la destrucción del Pequod y, por ende, de la deriva psicológica de ese turbio Ulises llamado Ahab, cuya existencia cobra sentido último en su perturbadora porfía con lo mitológico, con ese Leviatán que trató de devorar al profeta Jonás, un ser que habita en el mundo ignoto de las alucinaciones.

Tal y como reflexiona su director, Andrés Lima, “el carácter mítico de Ahab (…) nos brinda la cara oscura del hombre y, a la vez, su caza, su rebelión contra la naturaleza es heroica y nos hace pensar que somos capaces de todo. Para lo bueno y para lo malo”.

Y si sobre las crispadas enajenaciones del Capitán Ahab debía recaer el curso de este ‘Moby Dick’, no cabe ya imaginar a otro ser escénico que no sea Josep Maria Pou, excelsamente entregado a la compleja prosodia de su personaje, tal vez una oportuna condensación de maestrías anteriores, habiendo cumplido de un modo mirífico con la edificación de caracteres como el Rey Lear, la oronda e inabarcable figura de Orson Welles o la mayéutica envenenada de Sócrates.

Oscar Kapoya, Josep Maria Pou y Jacob Torres durante un instante de la representación de ‘Moby Dick’, de Andrés Lima. Fotografía cortesía del Teatro Principal de València.

Oscar Kapoya, Josep Maria Pou y Jacob Torres durante un instante de la representación de ‘Moby Dick’, de Andrés Lima. Fotografía cortesía del Teatro Principal de València.

Pou se eleva sobre la prótesis de la pierna siniestra y se enfunda un largo peacoat para despertar al capitán del sueño ancestral de su propio deceso y adentrarse en la vigilia inestable de la roda de proa, cortando las aguas con el canto afilado y profético de la alucinación, huyendo del naturalismo y respirando impelidos soliloquios shakesperianos camino de la muerte, como un sumo sacerdote que mesmeriza, con su abocado proselitismo, a esa ya desvalida nómina de esclavos, indígenas polinesios y despojados marineros, y conmociona al espectador, más que emociona (tal y como prefiere matizar el actor), con el personaje que más exigencias físicas y psicológicas le ha procurado, tras medio siglo de fértil trayectoria.

En esta densa tarea de elixires y condensaciones, equilibran a Josep Maria Pou las intachables intervenciones de Oscar Kapoya –hiperbólico y colonial Pip (un ‘Alabama boy’, cocinero y guardacostas), amén de arponero (¿Queequeg?), entre otros– y Jacob Torres –como Starbuck (un cuáquero pseudo-antagónico de Ahab, quien sedimenta pragmatismo entre la locura y la contienda) e Ismael, único tripulante superviviente del Pequod, narrador de las páginas de Melville y símbolo de huérfanos, parias sociales y exiliados).

Pou, Kapoya y Torres gobiernan el espacio, propicio para la alucinación, aportando elevada réplica a un sencillo pero muy eficaz trabajo escenográfico de Beatriz San Juan, que sitúa al público entre las armuras de babor y estribor, tras la quilla de proa, esbozando tan solo el esqueleto de ofensiva del Pequod, frente a la que se adivinan las marejadas oceánicas, gracias a un atinada extremidad multimedia gestada por la video creación de Miquel Àngel Raió y Francesc Sitges-sardà, el espacio sonoro de Jaume Manresa o la iluminación de Valentín Álvarez; elementos técnicos que, junto a la grabación del Coro de voces graves de Madrid y el Coro de jóvenes de la Comunidad de Madrid, concluyen rubricando una adaptación virulenta, lacerante e impecable.

Josep Maria Pou, como el Capitán Ahab, flanqueado por los actores Oscar Kapoya y Jacob Torres, durante un instante de la representación de 'Moby Dick', de Andrés Lima. Fotografía cortesía del Teatro Principal de València.

Josep Maria Pou, como el Capitán Ahab, flanqueado por los actores Oscar Kapoya y Jacob Torres, durante un instante de la representación de ‘Moby Dick’, de Andrés Lima. Fotografía cortesía del Teatro Principal de València.

Jose Ramón Alarcón

 

 

 

 

 

Circo Gran Fele, de ‘Viaje a la luna’

Viaje a la Luna, de Circo Gran Fele
Auditori de Torrent
C / Vicente Pallardó, 25. Torrent (Valencia)
Domingo 18 de mayo, a las 18.00h

La compañía valenciana Circo Gran Fele, después de su gira interplanetaria por Navarra, Castilla-La Mancha y Extremadura, regresa a su tierra para seguir con su divertido y apasionante Viaje a la Luna. El domingo 18 de mayo, al Auditori de Torrent llega el exitoso espectáculo que dejó con la boca abierta a los espectadores del Teatro Principal de Valencia.

Viaje a la Luna es su espectáculo Especial XX Aniversario, en el que la compañía ha versionado las obras de dos grandes genios de la cultura: De la Tierra a la Luna de Julio Verne y la película Viaje a la Luna del ilusionista y cineasta Georges Méliès. Se trata de un Viaje a la Luna circense, arriesgado y muy divertido, con acróbatas, equilibristas y saltimbanquis, automatismos, danzarines, excéntricos, experimentos científicos, trucos, magia, retrofuturismo, surrealismo, proyecciones y transparencias, sombras, payasos, músicos, cantantes, cañones…

Una de las escenas de 'Viaje a la luna'. Imagen cortesía de Circo Gran Fele.

Una de las escenas de ‘Viaje a la luna’. Imagen cortesía de Circo Gran Fele.

El espectáculo comienza con los preparativos del Viaje a la Luna: decidir las características del cañón, trazar la trayectoria en base a complicadas fórmulas físicas y matemáticas, construir el cañón… Tareas encomendadas a tres miembros de un selecto club, el Gun Club. Se estrujan los sesos, intercambian impresiones, discuten… Entre tanto desentendimiento, se dispara un divertido duelo entre Barbicane y Nicholl, que se resuelve sin heridos, solo algún que otro muerto de la risa. Al fin unirán sus esfuerzos para disparar el cañón. ¿Conseguirán llegar a la Luna?

La compañía demostrará una vez más que es capaz de mandar a artistas de dos continentes y pico, y de más de cinco países, ¡hasta la Luna! Durante sus veinte años de historia, y muchos más de prehistoria, Circo Gran Fele ha ido construyendo un concepto diferente de circo, un espectáculo total, con acróbatas, con música en directo… con el humor de los insustituibles payasos Pla y Pla. Algunos de los galardones que han recibido a lo largo de sus años de andadura son el Premio Nacional de Circo 2008, el último Premio Max de las Artes Escénicas Especial de Circo o el Premio Programa Caleidoscopio de la U.E. como Proyecto Cultural de Gran Interés.

Una escena de 'Viaje a la luna'. Imagen cortesía de Circo Gran Fele.

Una escena de ‘Viaje a la luna’. Imagen cortesía de Circo Gran Fele.

Tito Rivas suena en Valencia

Aventuras & Nuevas Aventuras: Tito Rivas / México
Sala Negra. Teatro Principal
Baracas, 15. Valencia
Miércoles 16 de abril de 2014, a las 20 h.

Francisco (Tito) Rivas (México, 1977) es músico, artista sonoro e investigador del fenómeno acústico

Es Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad del Claustro de Sor Juana y en Filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México. Estudios de música en la Escuela Autónoma de Música en Ciudad de México. Su trabajo se ha enfocado en la experimentación con medios sonoros y visuales como creador, investigador y gestor cultural. Director musical del Ensamble Psycoacústico y tecladista del grupo de rock electrónico Pez Diablo. Ganador del premio de la Bienal Internacional de Radio en la categoría de Radioarte en 1998 y en 2012.
Cofundador del Centro de Creación Radiofónica de la Ciudad de México en 2001.
Es parte del equipo que fundó la Fonoteca Nacional de México, desde 2006.

Ha sido profesor de las asignaturas Filosofía de la comunicación, Laboratorio de Edición de Audio, Laboratorio de producción radiofónica y Laboratorio de Experimentación Sonora de la Universidad del Claustro de Sor Juana y de la asignatura de Audio y Edición Digital en Centro de Diseño, Cine y Televisión.

Se ha presentado y ha expuesto piezas de arte sonoro en espacios y festivales como Festival Internacional de Arte Sonoro, Museo Universitario del Chopo, Museo Ex-Teresa Arte Actual, Foro Mundial del Agua, Fragmentos Sonoros, Museo Universitario de Ciencias y Artes, Fonoteca Nacional, Universidad Iberoamericana, Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC), Laboratorio Arte Alameda.

Como curador y productor de exposiciones ha montado cerca de 20 exposiciones con artistas sonoros mexicanos y extranjeros en la Fonoteca Nacional de México desde 2008 a la fecha, donde funge como subdirector de programación artística y experimentación sonora.

Ha realizado encargos de música original, diseño sonoro o sonido directo para Discovery Channel, Argos, Televisa, Canal 22, TV Azteca, Sony Entertainment Television, Lemon Films, HBO, Fox Sports, Sky entre otros.

Ha publicado Territorio sonoro: apuntes para una fenomenología del sonido en la escucha, World Forum for Acoustic Ecologie (2009), Qué es el objeto sonoro? Fenomenología del sonido en Pierre Schaeffer, en 100 years Pierre Schaeffer, Mediart, Contemporary Art Museum of Rijeka (2010) y Lo que se oye y lo que suena: ideas para una arqueología de la escucha, Revista RegistroMX (2011), Sonido y tiempo: el sonido como fenómeno temporal, Discantus Festival (en preparación). Escribe mensualmente la columna “Resonancias: Noticias desde el país de los sonidos” para la Revista Santo y Seña.

Ha participado en la organización del Foro Mundial de Ecología Acústica México 2009, el Foro Iberoamericano de Paisaje Sonoro 2011, el Festival Internacional de Artes Electrónicas y Video Transitio MX (ediciones 2009, 2011 y 2013) así como en la Semana del Sonido (2010, 2011, 2012).

Ha grabado y editado los discos Paisaje Sonoro de San Luis Potosí, Paisaje Sonoro de Veracruz, Paisaje Sonoro de Oaxaca y Paisaje Sonoro de Guerrero como parte del proyecto Paisaje Sonoro de México, el cual actualmente coordina.

Vive y trabaja en la Ciudad de México.

Tito Rivas (fotografía blue). Imagen cortesía de Llorenç Barber.

Tito Rivas. Imagen cortesía de Llorenç Barber.

De basuras y esperanzas

Festival Nits d’Aielo i Art 2014: de basuras y esperanzas
Teatro Principal. C/ Barcas. Nº 15. Valencia
Sala negra
Inauguración: 6 de marzo a las 16:30 h.
Hasta el 19 de marzo de 2014

La 17ª edición del Festival Nits d’Aielo i Art, se presenta renovada respecto a las anteriores ediciones. Aunque existe la presencia de conciertos, no se centrará en ellos, sino en los “talleres”, que se verán complementados por las intervenciones; es decir, en esta ocasión, el festival “no va de espectáculos”, sino que se presenta con la intención de proporcionar un aprendizaje a través de cursos y talleres.

Talleres en los que tendrá lugar el encuentro, la convivencia y la creación de situaciones. Se caracterizarán por la reutilización de la materia: el reciclaje electrónico, la reutilización de artefactos sonoros, etc. Un festival en el que se dará vida útil a la basura, para la propagación del sonido por el espacio libre.

El festival Nits “coge aire entre la basura y la esperanza”. En la basura hay insospechadas riquezas por descubrir, y existe una esperanza de reinvención. Para Llorenç Barber y Montserrat Palacios “en estos momentos en que con poco se puede hacer mucho, compartiendo con otros lo mucho que se sabe y en donde se toma conciencia de que la “realidad”, como el sonido, también está hecha de interferencias de ondas, de batidos y pulsaciones, de refracciones y difracciones. Las ideas realizadas, son acción, son mundo.”

El Festival está organizado por Nits d’Aielo i Art y el Cant del Cantó. Cuenta con la dirección de Llorenç Barber y Montserrat Palacios. Así como con el comité asesor: Ferrer-Molina, Nacho Domingo, Santiado Barber, Bartolomeu Ferrando, Fuencisla Francés, Miquel Ángel Marín, Miguel Álvarez Fernández y Miguel Molina. Además de los comentarios musicológicos de José Vicente Gil-Noe.

La escena valenciana, contra viento y marea

Temporada teatral 2013 / 2014
AVETID, Associació Valenciana d’Empreses de Teatre i Circ
C / San Vicente Mártir, 41. Valencia

La escena valenciana comienza la temporada 2013/2014 cargada de nuevos proyectos e ilusiones. Con más voluntad que medios, las empresas teatrales siguen perseverando para que el teatro valenciano continúe vivo. A pesar de las adversas circunstancias, como la terrible bajada de contratación o el exagerado incremento del IVA cultural no están dispuestas a rendirse. Prueba de ello es la gran actividad escénica que las compañías de calle han mantenido durante este verano. Produccions Scura ha paseado los diversos espectáculos de Scura Splats, La Banda del Drac y La Furtiva por todo el territorio nacional, finalizando el periodo estival con su presencia en varias ferias y festivales: La Feria de Tàrrega con un pequeño stand, el Festival de Cadences de Arcachon (FR) representando el espectáculo «Las chaussures en l’air» y con «Sabates» que, junto con el espectáculo «Sortilegi» de Màgic 6, han estado programados en el MIM de Sueca. El Teatre de l’Home Dibuixat, también ha  participado en dos importantes festivales franceses: Festival Changé d’Air (Changé) y Festival Le Chainon-Manquant (Laval).

Este otoño viene repleto de celebraciones, ya que son varias las compañías de AVETID que cumplirán años durante esta nueva temporada. La Pavana, L’Om-Imprebís y Zircó Producciones, cumplirán 30 años, mientras que el Circo Gran Fele y Albena Teatre conmemorarán su vigésimo aniversario.

Entre los espectáculos para adultos que se presentan por primera vez esta temporada podemos destacar: “Decamerón Negro” y “Otro mundo es posible” de L’Om- Imprebís, que se han estrenado en el Teatro Cervantes de Alcalá de Henares el 28 y 29 de septiembre respectivamente; Olympia Metropolitana apuesta fuerte en el Teatro Talía con «Un Déu salvatge», primera versión en valenciano de la exitosa obra de Yasmina Reza; La Ferroviaria estrenará en la Muestra de Autores Contemporáneos de Alicante, «La dona sense atributs», a partir de la novela homónima  de Carles Cortés; Albena Teatre presentará su nueva producción «Ficció», con autoría y dirección de Carles Alberola a finales de noviembre en el Teatro Flumen, y continuará con sus actos de celebración del 20 aniversario con la reposición de «Spot», que se representará en el mismo teatro durante estas navidades; Circo Gran Fele, también dentro de los actos de celebración de su aniversario, entre los que se encuentran numerosas actividades paralelas como exposiciones interactivas, talleres o feria,  ha creado el espectáculo «Viaje a la Luna», una producción que se estrenó en el Festival Sagunt a Escena y estará estas Navidades en el Teatro Principal de Valencia.

Otro mundo es posible, de L'Om Imprebis.

Otro mundo es posible, de L’Om Imprebis.

Asimismo, La Pavana participa en la coproducción de «Terapias / Terapiak» de Christopher Durang con la compañía vasca Vaivén, espectáculo estrenado por la propia compañía en 2004 y que se presentará en diciembre en La Rambleta.

Durante esta temporada los espectáculos de las  compañías valencianas recorrerán importantes festivales como «Kafka i la nina viatgera», de Albena Teatre, en el Festival Temporada Alta de Girona y la Fira d’Arrel Tradicional de Manresa; el «Sueño de la Razón» de La Ferroviaria se paseará en noviembre por el Festival D. Quijote de Paris; «La Bella y La Bestia» de la Carreta Teatro se estrenará en el Festival Medieval de Elche del 29 al 31 de octubre, para posteriormente girar por las ciudades de  Valladolid, Palencia y Granada.

Muchos otros espectáculos recorrerán diversos lugares de nuestra comunidad y de la geografía nacional como «Midsummer» de Albena en el Teatro del Mar de Mallorca; «Una Jornada Particular» de la Pavana que visitará Catalunya, Madrid y Galicia, o «Una hora i mitja de retad», propuesta de la misma compañía que se presentará en febrero en el Talia.  L’Om-Imprebís continuará su gira en la Coruña, Murcia y Pamplona con «Transición»; Saga Producciones llevará al Teatro Principal de Valencia (del 30 de octubre al 3 de noviembre) un clásico de la zarzuela de los maestros Lleó, Perrín y Palacios, «La Corte del Faraón». Además de continuar con la gira nacional de «Educando a Rita» que próximamente (20 de octubre) visitará el Teatro Arniches de Alicante.

De izquierda a derecha, Jaime Linares, Pilar Almeria, Empar Canet y Pep Ricart, en Un déu salvatge.

De izquierda a derecha, Jaime Linares, Pilar Almeria, Empar Canet y Pep Ricart, en Un déu salvatge.

Las compañías también han trabajado en numerosas propuestas para los más pequeños y público familiar como: CeBe Muntatges Teatrals, que apuesta por la colaboración España – Colombia,  presentando «El faro de los corazones extraviados» basado en un cuento homónimo de Celia Santos en coproducción con la compañía El Submarino invisible del Capitán Nemo de Bogotá. Entre otras coproducciones, esta vez con El Centre Teatral Escalante, tenemos «L’Home Invisible» de La Pavana, que se estrenará en enero de 2014 y continuará representándose hasta marzo. Igualmente en coproducción con el Escalante, la compañía L’Horta Teatre pone en escena «Cyrano de Bergerac»,  en cartel de octubre a diciembre y «Martina i el bosc de paper», en esta ocasión una producción exclusivamente propia que estrenarán el 10 de noviembre en la sala l’Horta. Son varias las compañías que estrenan sus nuevas producciones en salas propias como: El Teatro de la Caixeta, que presentará «Aladino» el 9 de octubre en el Teatret, y Zircó Producciones, que como plato fuerte dentro de las actividades de conmemoración de su aniversario, pone en escena el próximo diciembre una nueva versión de una de sus primeras producciones (1984) «Bandidubi«, ahora  «Bandidubi 3D» . Otras propuestas para público familiar dentro del género musical es la de Màgic 6 que presenta el «Gato con Botas. El Musical«, y Jácara Teatro que estrena «Gominoles» con la que pretende endulzar la vida de los jóvenes espectadores y concienciarlos de la importancia de la moderación en el consumo y la buena higiene bucal.

Otros espectáculos para niños y niñas que recorrerán los teatros son: «Cuento de Navidad» de la Ferroviaria,  que iniciará la temporada en Valladolid y Miranda de Duero; «La bella dorment» y «La pell de gallina» de L’Horta por la Comunidad Valenciana, Cataluña y Navarra; «Uhhhh!!», «Hamelin», «Escobas», «Por Qué NO?», «Presence», «El Florit Pensil» de Màgic 6. Fòrum Teatre i Educació  inicia su decimonovena campaña de teatro educativo para el aprendizaje de la lengua inglesa con numerosas producciones como:  «Destination: London», «The secret diary of the ripper», «Mary Magic in flower», «Mari Magic at the north pole», «Mary Magic and the sound of the leaves», «Animals»  y «Livingstone, I suppose». Mientras que la incansable  «Piedra a piedra«, una propuesta de El Teatre de l’Home Dibuixat, estrenará su versión del espectáculo en alemán actuando en el Instituto Cervantes de Munich. Además se paseará  por numerosos lugares y festivales como: el Festival Découvertes, images et Marionnettes de Tournai en Bélgica,  Big Break festival (Rusia), el Festival International de Théâtre pour Enfants Néapolis de Túnez , País Vasco francés o  Suiza.

A todas estas propuestas escénicas que nos ofrecen las compañías de AVETID, se pueden sumar las creaciones del Centre Dramàtic de Vila-real «Hamlet» y «Tartufo», que gestiona desde sus inicios, hace dos años, el Teatro de la Resistencia. Así como la nutrida oferta escénica que  presentan las numerosas salas privadas que forman parte de nuestro colectivo como son el Teatro Olympia, el Flumen, Talia, la sala Zircó y las dedicadas al teatro para niños y niñas como L’Horta, la Estrella, El Teatret, La Carreta y ahora los nuevos espacios del Teatre de Lluerna, que ha abierto sus puertas recientemente en el barrio de Benimaclet, o el Teatro la Estrella que ha abierto una nueva Sala en Alcalá de la Selva (Teruel), una antigua masía rehabilitada en plena naturaleza. Mientras que en las otras dos salas de Valencia (La Petxina y el Cabanyal) celebrarán el 9º Festival amigos titiriteros durante el último trimestre del año.

AVETID, con todas estas propuestas, se dirige a todos los públicos para que llenen las salas, para que con su presencia mantengan vivo el teatro y circo valencianos. Sin público no hay teatro, sin público no hay magia, sin público nuestro trabajo resulta incompleto. Nos encanta recibir el aplauso cálido y entusiasta del patio de butacas, nos encanta poder llegar al interior de los espectadores, nos encanta poner una sonrisa en sus caras. Y por eso queremos cuidar, mimar y querer esa parte tan importante del hecho teatral. EL PÚBLICO.

De izquierda a derecha, Jaime Linares, Pilar Almeria, Pep Ricart y Empar Canet, en Un déu salvatge.

De izquierda a derecha, Jaime Linares, Pilar Almeria, Pep Ricart y Empar Canet, en Un déu salvatge.

 

«Pronto se verán cines en Arabia Saudí»

Entrevista a Haifaa Al-Mansour, directora de La bicicleta verde
Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove

Su sonrisa delata una inmensa satisfacción. Después de sortear infinidad de obstáculos, su película ‘La bicicleta verde’ (Wadjda) ya está en las pantallas de cine de medio mundo. No así en las de su país, Arabia Saudí, donde el cine está prohibido y más aún que lo haga una mujer. Haifaa Al-Mansour ha roto todas las barreras para sacar adelante su película, que se vio obligada a realizar desde una furgoneta, porque como mujer no tiene derecho en Arabia Saudí a compartir el espacio público con los hombres. Pero no hay prohibición que valga cuando la pasión se enciende. Pasión creativa que iluminó en todo momento sus ojos durante la presentación de La bicicleta verde en el marco de Cinema Jove. Un verde esperanza, asomando triunfal en cada una de sus respuestas.

Haifaa Al-Mansour. Foto: Benito Pajares

Haifaa Al-Mansour, directora de La bicicleta verde (Wadjda). Fotografía de Benito Pajares.

– Háblenos de las dificultades que tuvo que superar para poder filmar su película.

– No fue un problema de permisos, porque los teníamos todos, sino de rodar en una sociedad tan conservadora. En algunos barrios de Riad nos querían echar y tuvimos que buscar localizaciones más idóneas. También fue muy complicado anunciar el casting para encontrar a la niña protagonista.

– ¿Y cómo se las arregló durante el rodaje?

– Yo tenía que permanecer en una furgoneta y desde allí, a gritos, daba instrucciones, porque en mi país la mujer no puede estar en el espacio público con los hombres. Arabía Saudí es un país segregado, aunque la sociedad está empezando a cambiar. Hay más interés por el cine y el arte, y un ambiente más tolerante.

Haifaa Al-Mansour. Fotografía: Benito Pajares

Haifaa Al-Mansour, directora de La bicicleta verde (Wadjda). Fotografía de Benito Pajares.

Haifaa-Al Mansour no deja de esbozar una amplia sonrisa que transforma el gris panorama exterior de su país, en destellos de luz que ella observa filtrándose por las grietas que se vislumbran desde dentro. De hecho, el arranque de su película, La bicicleta verde, ya revela ese contraste: bajo las tradicionales túnicas largas, asoman unas zapatillas de deporte que lleva la protagonista Wadjda (Waad Mohammed).

– Arabia Saudí es un país rico, con acceso a Internet, centros comerciales, iPads y relojes de moda, mezclados con la ropa tradicional. A pesar de que la mentalidad sigue siendo tribal, yo veo grandes posibilidades; veo signos de apertura.

– La bicicleta verde que da título a su película, ¿tiene que ver con el verde esperanza?

– El verde es un color importante en Arabia Saudí, está en la bandera y tiene connotaciones religiosas, pero en todo caso corresponde al espectador interpretarlo. Yo tuve una bicicleta verde, como la de la película, pero sólo podía montarla dentro de casa. Mis padres, que me han ayudado en todo momento, no dejan de ser muy tradicionales. Mi país es muy conservador, pero creo que se está empezando a abrir.

Haifaa Al-Mansour. Foto: Benito Pajares

Haifaa Al-Mansour, directora de La bicicleta verde (Wadjda). Fotografía de Benito Pajares.

– Es usted la primera mujer directora en Arabia Saudí, ¿se siente sola?

– Arabia Saudí tiene muchas capas y hay muchas otras directoras que quieren mostrar esta complejidad. Yo he tenido momentos de tirar la toalla, porque la película me ha llevado cinco años, pero al final es muy gratificante poder presentar la película y haber sacado adelante esta historia.

– Tengo entendido que en la producción de la película ha participado, paradójicamente, un príncipe saudí.

– La financiación de la película llegó a través de la productora árabe Rotam Studios, después de que productoras alemanas rechazaran el proyecto por tratarse de una historia costumbrista, a la que le faltaba más carga dramática. La productora que pertenece a este príncipe saudí es muy progresista y está a favor de la mujer, lo cual ha sido para mí un motivo de orgullo.

La bicicleta verde es el rayo de esperanza que ilumina en todo momento los ojos de Haifaa Al-Mansour, cuya película ya ha obtenido el Premio del Público en el Festival de Los Ángeles y el aplauso de los cientos de personas que acudieron a su presentación en el Teatro Principal de Valencia durante la gala inaugural de Cinema Jove. Un ejemplo más de que la fe, más que religiosa, de intensa vocación artística, puede mover la montaña de dificultades que ha supuesto la realización de La bicicleta verde. Por eso Al-Mansour insiste en los signos de cambio: “Pronto se verán cines en Arabia Saudí”.

Haifaa Al-Mansour, directora de La bicicleta verde (Wadjda). Foto: Benito Pajares

Haifaa Al-Mansour, directora de La bicicleta verde (Wadjda). Fotografía de Benito Pajares.

Salva Torres