Escena Diversa para todos los públicos en Les Arts

Ciclo Escena Diversa
Teatro Escalante
Palau de les Arts
Avda. López Piñero, s/n. València
Del 3 al 22 de diciembre de 2019

La Navidad calienta motores y los escenarios de toda la ciudad se disponen a albergar obras que, en clave festiva y de celebración, convoquen a toda la familia. Dentro de esa filosofía el Teatro Escalante, dependiente de la Diputación de Valencia, presenta el ciclo Escena Diversa que incluye tres sugerentes propuestas para todas las edades, a precios populares (cinco euros), que subirán al escenario del Teatre Martín i Soler del Palau de Les Arts del 3 al 22 de diciembre. 

Como su nombre indica, la diversidad es la principal característica de este menú teatral. Tres aventuras multidisciplinares que invitan al público a embarcarse en otros tantos viajes escénicos y emocionales, tan distintos como estimulantes, a través del teatro gestual, los títeres, la danza, el clown, el teatro de máscaras o el audiovisual. Tres títulos cortos y contundentes: ‘Kailo’, de Yapadú Produccions; ‘Estrella’, de Marie de Jongh; y ‘Laika’, de Xirriquiteula Teatre.

‘Kailo’, dentro del ciclo Escena Diversa. Imagen cortesía del Escalante.

“En esta nueva edición del ciclo Escena Diversa, que pretende dar espacio a compañías de nuestro entorno y nacionales con temáticas y estéticas muy diferentes, seguimos apostando por la calidad y la excelencia de las propuestas programadas, siempre desde una óptica de respeto y sensibilidad ante los niños y niñas», dice Glòria Tello, diputada de Teatros. «Ellos son nuestros espectadores del presente y si desde los teatros públicos seguimos ofreciéndoles buenos espectáculos que despierten su curiosidad y alimenten su imaginación, no dejarán de serlo nunca en el futuro”. 

Desterrar el miedo

La primera pieza, ‘Kailo’, de los valencianos Yapadú Produccions, se propone desterrar los miedos de los más pequeños. Un viaje por los territorios de la imaginación para adentrarse en mundos fantásticos por tierra y mar. Una travesía para aceptarse y afrontar los temores que todos llevamos dentro, dirigida y coreografiada por Yoshua Cienfuegos. Un espectáculo sin texto en el que el teatro gestual, la danza y el audiovisual se conjugan en una puesta en escena envolvente que permite al público ser partícipe de esta historia a través de proyecciones que le transportan a un mundo mágico y sorprendente. Un viaje hacia la aceptación de uno mismo para descubrir que dentro de nosotros tenemos un mundo increíble de imaginación y valentía. Un espectáculo idóneo para niños de cuatro a ocho años.

‘Estrella’, dentro del ciclo Escena Diversa. Imagen cortesía del Escalante.

El teatro gestual, delicado y conmovedor de la compañía vasca Marie de Jongh, Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud 2018, desembarcará en la Martín y Soler para narrar la peripecia de una niña virtuosa del piano que debe hacer frente al laberinto emocional que le genera la disciplina férrea a la que le someten sus padres para proyectar su talento. Un reto que consigue gracias a la ayuda y compresión de un ser muy especial, Estrella. Una estrella de mar que, como todas las de su especie,  tiene la capacidad de regenerar sus brazos cuando los pierde o se los destruyen. 

Un montaje que refleja la victoria frente a la adversidad, creado y dirigido por Jokin Oregi, en la que las máscaras y la ausencia de palabras adquieren todo el protagonismo para borrar las fronteras culturales e idiomáticas. Un espectáculo  cargado de compromiso, belleza y emoción, considerado «teatro de adultos para niños y teatro infantil para adultos», reconocido el año pasado con el Premio FETEN al Mejor Espacio Escénico y con el Premio Territorio Violeta Festival al Mejor Espectáculo. Apropiado para mayores de ocho años. 

Perra en órbita

‘Laika’, en el ciclo Escena Diversa. Imagen cortesía del Escalante.

El Escalante cierra la programación de Escena Diversa con ‘Laika’, de la compañía catalana Xirriquiteula Teatre, que rinde homenaje a todos los animales que han contribuido muchas veces con su vida y sufrimientos al progreso de la humanidad. Para ello se centran en la conmovedora historia del primer ser vivo que orbitó la Tierra, la perra rusa Laika. A través de los títeres, el teatro gestual, el clown y con proyecciones de documentos de la época, conoceremos a la perrita que los soviéticos enviaron al espacio, en 1957, su aventura vital y los científicos que participaron en el operativo. Todo ello con la emoción intrínseca de cualquier odisea espacial. 

Escrito y dirigido conjuntamente por Iolanda Llansó, Enric Cases, Marc Costa, Christian Olivé y Daniel Carreras, el espectáculo fue galardonado en 2018 con el Premio Drac D’Or a la Mejor Escenografía y el Premio Drac D’Or del Jurado Infantil, ambos en la Fira de Titelles de Lleida, y el Premio de la Crítica d’Arts Escèniques. Se representa en  valenciano destinado a espectadores mayores de ocho años.

Bel Carrasco

Viaje reflexivo a bordo de la máquina del tiempo

Anna i la màquina del temps, de Manuel Valls, dirigida por Cristina Fernández
Teatro Martín i Soler del Palau de les Arts
Avda. Professor López Piñero, 1. Valencia
Del 6 al 24 de febrero de 2019

El Teatro Escalante, dependiente de la Diputació de Valencia, presenta la segunda producción de la temporada: ‘Anna i la màquina del temps’, un espectáculo creado por Dacsa Produccions e inspirado en la obra de H. G. Wells. De Wells se mantiene la idea de la máquina del tiempo y del viaje a una sociedad post apocalíptica, pero la protagonista en este caso es Anna, la hija de un científico, una niña curiosa que quiere aprender de todo lo que le rodea. El montaje se escenifica en el Teatro Martín i Soler del Palau de les Arts, del 6 al 24 de febrero.

De forma accidental, Anna acaba encima de una máquina que sólo viaja hacia el futuro y en ese viaje por el tiempo se encuentra con los “números”, una especie de humanos sometidos por unos seres superiores que les han quitado la capacidad de pensar. “Sobre esa realidad me gustaría que pensaran los niños”, dice Manuel Valls, autor del texto. “Vivimos en una sociedad en la cual apenas podemos opinar, votamos cada cuatro años y parece que los políticos asumen que tienen un cheque en blanco”, añade Valls.

Anna i la máquina del temps. Imagen cortesía del Teatro Escalante

Anna i la máquina del temps. Imagen cortesía del Teatro Escalante

La producción busca que niños y niñas aprendan a diferenciar entre lo que está bien y lo que está mal, haciendo frente a alguien que quiere imponerse a los demás en el colegio, cuidando el medio ambiente o ayudando a los que lo necesitan. La protagonista del espectáculo aprende a tomar decisiones ante situaciones injustas.

El dramaturgo también tiene un mensaje para los adultos, el padre de Anna es un científico obsesionado con su trabajo y Anna le hará entender que el tiempo que vivimos no es infinito y hemos de saber invertir nuestro tiempo con aquellos a los que queremos. ‘Anna i la màquina del temps’ es la conjunción perfecta entre aventura y emoción. Grandes dosis de fantasía para estimular la imaginación de nuestros niños pero sin perder la conexión con la realidad de cada día, dónde juegan un papel fundamental las emociones y los sentimientos.

“Un espectáculo con vídeo-mapping es complejo porque has de definir la naturaleza de la imagen; en ocasiones es un ambiente, otras es un personaje más que ayuda a contar la historia, otras veces puede ser un simple efecto que requiere detalle y precisión”, explica la directora de la obra, Cristina Fernández, que destaca el esfuerzo de un gran equipo liderado por Manuel Conde.

Responsables de 'Anna i la màquina del temps'. Imagen cortesía del Teatro Escalante.

Responsables de ‘Anna i la màquina del temps’. Imagen cortesía del Teatro Escalante.

Fernández admite que le gusta enfrentarse a las historias desde el movimiento: “Creo que el dinamismo en una historia de aventuras como ésta es importante y así la he abordado, desde el cuerpo de cada uno de los intérpretes: Laura Romero, Manuel Valls, Alejandra Mandli, Clara Crespo y Ramón Ródenas, un elenco de profesionales con unas maravillosas trayectorias a los que he tenido la gran suerte de dirigir”.

Dacsa Produccions ha reunido a un experimentado equipo de profesionales en las artes escénicas: Luis Crespo ha construido el espacio para que todos los lenguajes tengan cabida; Luis Perdiguero ilumina la escena; la música la componen Luna y Panorama de Insectos; María Almudéver es la diseñadora de vestuario y la ayudante de dirección; los gráficos Jordi Alonso, Melissa Franch y Premier Frame han creado y animado las imágenes; y Amador Artiga hace posible que la técnica no falle cada día.

Josep Policarpo, director del Teatro Escalante, valora el acento femenino que tiene esta producción del Escalante. Tanto él como Javier Crespo, responsable de Dacsa Produccions, han trabajado sin complejos para definir un equipo creativo mayoritariamente femenino.

Por su parte, Rosa Pérez Garijo, diputada de Teatros, insiste en que el Escalante está haciendo una apuesta decidida por la producción de espectáculos con un sello netamente valenciano: “Nuestras inversiones han de consolidar el tejido profesional valenciano y hacerlo crecer artísticamente para que se consiga la mayor proyección posible. En ese camino continuamos trabajando”.

Anna i la màquina del temps. Imagen cortesía del Teatro Escalante.

Anna i la màquina del temps. Imagen cortesía del Teatro Escalante.

Contra el cierre del Teatro Escalante

Comunicado de AVETID y AAPV
Associació d’Empreses d’Arts Escèniques del País Valencià
Actors Actrius Professionals Valencians
Miércoles 20 de septiembre de 2017

Tras las últimas noticias aparecidas en los medios de comunicación sobre la decisión de la Diputación de Valencia de no renovar el contrato de alquiler del Teatro Escalante, AVETID  (Associació d’Empreses d’Arts Escèniques del País Valencià) i AAPV (Actors Actrius Professionals Valencians) queremos manifestar todo nuestro apoyo al proyecto  Escalante.

Asimismo queremos denunciar públicamente la parálisis y falta de sensibilidad cultural del diputado responsable de Patrimonio, José Ruiz, al prescindir del inmueble sin tener una alternativa de nueva sede cubierta. Es necesario y urgente disponer de un espacio estable en el que poder desarrollar este proyecto público, que no solamente juega un papel esencial para la escena como espacio de exhibición, sino que además amplía su oferta con festivales, ciclos, publicaciones, una escuela de formación, etc.

El valor social y cultural del Escalante es innegable. Un espacio que es referente histórico del teatro para niños y jóvenes, no solamente en Valencia y en nuestra comunidad, también en el resto del Estado. Un proyecto que cuenta con más de 30 años de existencia y que es una señal de identidad indiscutible para la dinamización de compañías de artes escénicas, así como para escuelas, familias y público. Un símbolo innegable de la memoria histórica escénica para la infancia y la juventud de nuestra ciudad.

Esperamos que los responsables de patrimonio de la Diputación de Valencia, reconsideren la delicada situación y busquen una solución lo antes posible por el bien del Teatro Escalante y por el bien del teatro para niños y jóvenes, del sector escénico valenciano y del público en general. Escalante es un centro teatral público con una clara vocación pedagógica, con más de dos millones de espectadores, 42 producciones propias y más de 5000 representaciones.

Teatro Escalante. Foto: Raquel Abulaila.

Teatro Escalante. Foto: Raquel Abulaila.

El milagro de Incubarte

Incubarte 7
Festival Internacional de Arte de Valencia
Diversos espacios de la ciudad de Valencia
Del 18 al 21 de junio de 2015

“Alcanzar la séptima edición en Valencia es todo un logro, una odisea”. Y Francisco Molina, director del MuVIM, terminó catalogando tamaña proeza de “milagro”. Hablaba de Incubarte, el Festival Internacional de Arte, que se celebra del 18 al 21 de junio en diversos espacios de Valencia. Hasta un total de 15, entre ellos el propio MuVIM, donde se presentó, el Jardín Botánico, Instituto Francés, Teatro Escalante, Sala Tossal, La Llotgeta, Galería 9 o Ibercaja. Todos ellos acogiendo alrededor de 200 obras, de las 2.700 propuestas enviadas, de 150 artistas de todo el mundo.

De izquierda a derecha, Alberto Maestre, Javier Marisco y Francisco Molina, en la presentación de Incubarte en el MuVIM. Imagen cortesía de la organización.

De izquierda a derecha, Alberto Maestre, Javier Marisco y Francisco Molina, en la presentación de Incubarte en el MuVIM. Imagen cortesía de la organización.

¿Se trata de un milagro por producirse en Valencia, tierra yerma de noticias culturales alentadoras? “Yo no sé si los milagros son territoriales, pero en el ámbito mediterráneo la creatividad es abundante, pero de continuidad escasa”. Y añadió: “Cuando algo se mantiene y crece, aunando la iniciativa privada y la pública, si no es milagro es, sin duda, algo excepcional”. Javier Marisco, director de Incubarte, zanjó la cuestión: “Sí, es un milagro”.

Obra de Olga Guseva. Cortesía de Incubarte.

Obra de Olga Guseva. Cortesía de Incubarte.

Un milagro consistente en ofrecer “un plan de oportunidad a los artistas”, que de esta forma pueden exhibir sus obras sin necesidad de currículum, mezclándose “artistas ya consagrados con otros noveles”, subrayó Marisco. Parte de la “culpa” de ese salto cuantitativo (de las 800 de 2013 y las 1.880 de 2014 a las 2.700 actuales) y cualitativo se debe al “trabajo del 2.0 y del Call For Artist” y a la presencia este año de Fermax, un patrocinador singular.

Obra de Fernanda Ramos. Cortesía de Incubarte.

Obra de Fernanda Ramos. Cortesía de Incubarte.

Alberto Maestre, director corporativo de la empresa de porteros electrónicos, explicó su apuesta por el Street Art, en relación directa con su producto. “Nosotros fabricamos placas de la calle (telefonillos) y en este sentido hacemos arte urbano”. De hecho, acaban de pintar su nueva fábrica, en lugar de con el blanco tradicional con un sorprendente mural. “Predicamos con el ejemplo”, aseguró, tanto por su apuesta mural como por el mecenazgo que, a su juicio, sirve “para potenciar el arte”.

Y el arte que durante tres días inundará Valencia con “muchas obras en pocos espacios” (Marisco), con carácter público, gratuito y festivo, abarca diversas disciplinas: pintura, escultura, instalación, fotografía, videoarte, performance, danza, pintura mural, arte urbano o mapping. Proyectos y creaciones interdisciplinares seleccionados de acuerdo al espíritu o criterio que anima Incubarte: visión original, innovadora y creativa en todas sus manifestaciones artísticas.

Obra de Eduardo Cure. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Eduardo Cure. Imagen cortesía de Incubarte.

Aunque el festival dura cuatro días, las obras seleccionadas permanecerán expuestas durante un mes. Entre los actos destacados, mencionar la inauguración en el Instituto Francés (jueves 18) de la Selección de la Biennale Internationale de Casablanca, que llega por primera vez a Valencia, acompañada para la ocasión de una performance poética de Pascal Uccelli. Una improvisación electroacústica de Antonio Jesús Sánchez, el mapping del colectivo Vitaminarte, Cassius Tonen Dj Set y ‘Fotocall Manta’, performance de Isabel Messeguer, serán quienes conformen el evento inaugural en la Plaza Correo Viejo.

Otra propuesta destacada es la proyección de videoarte en el MuVIM (viernes 19), selección de Bang Festival Internacional de Video Arte de Barcelona, del Under the Subway Video Art Night y de la mencionada Biennale Internationale de Casablanca. Así hasta el total de 200 obras en representación de más de 50 países. Milagro o no, Incubarte ha puesto el listón muy alto de cara a las próximas ediciones de un festival a rebufo de esas otras iniciativas artísticas populares que buscan la “simbiosis con la ciudad”, concluyó Marisco.

Obra de Ewa Doroszenko. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Ewa Doroszenko. Imagen cortesía de Incubarte.

Salva Torres

Un Cyrano de espadas contra smartphones

Cyrano de Bergerac, adaptación de Roberto García de la obra de Edmond Rostand
Escalante centre teatral
C/ Landerer, 5. Valencia
Hasta el 18 de Diciembre

La enorme nariz de Cyrano de Bergerac se ha asomado al cine y a los escenarios en varias versiones, pero en ninguna le habíamos oído hablar valenciano ni se reunían tiempos tan lejanos como el S.XVII y el XXI. Son dos de las características de la original producción propia de Escalante, 100% valenciana, que arranca la temporada del teatro y que permanecerá en cartel hasta el 18 de diciembre.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de María García.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de Escalante.

Roberto García adapta y dirige esta pieza de la veterana compañía L’Horta Teatre que interpretan Toni Agustí, Jordi Ballester, Xavi Cubas, Marta Chiner, Héctor Fuster, María Maroto, Juanjo Navarro y Alfred Picó. A partir del 22 de octubre comenzaron las representaciones escolares y desde el domingo 27 las funciones abiertas al público familiar. En el nuevo acercamiento a esta historia escrita por Edmond Rostand a finales del S.XIX, la acción arranca cuando Marc, el joven protagonista de la obra, se niega a hacer un trabajo de clase sobre “Cyrano de Bergerac” porque prefiere sumergirse en el mundo digital. Pero, de repente, tras una fuerte tormenta electromagnética, se abre un túnel del tiempo en su ordenador que le transporta directamente a una callejuela de París en pleno S.XVII, donde varios mosqueteros se baten en duelo.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de María García.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de Escalante.

Espadas contra smartphones… ¿cómo escapará Marc de esta situación? ¿Podrá adaptarse a un entorno tan analógico? Es aquí donde la ayuda de Cyrano de Bergerac será imprescindible, convirtiéndose en un singular compañero de aventuras y amoríos en una pieza llena de humor que, al tiempo que respeta la esencia del clásico, establece divertidos paralelismos entre el periodo romántico y la actualidad. Marc pasará de las frases cortas del Whatsapp y los emoticonos a valorar las palabras de amor más tiernas, dedicadas a la bella Rosaura quien – para desgracia del propio Cyrano, perdidamente enamorado de ella – se ha fijado en él. El joven descubrirá la emoción de la aventura verdadera, la que se experimenta en la propia carne y no a través de los videojuegos.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de María García.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de Escalante.

La flauta mágica soplada a los niños

Escalante 

La flauta mágica

Valencia

26 de febrero y 3 de marzo

“La Flauta Mágica” es una obra universal pero, al tratarse de una ópera, se suelen tener prejuicios sobre la edad mínima para disfrutarla. Nada más lejos de la realidad: esta historia llena de simbolismo, luces y sombras cuenta con elementos muy atractivos para los niños. La compañía valenciana Teatre de La Caixeta la toma como base de su espectáculo La magia de la flauta mágica, que se lleva por primera vez a las tablas en Escalante con funciones abiertas al público familiar los domingos 24 de febrero y 3 de marzo. 

Esta nueva propuesta tiene como protagonistas a dos de los personajes más populares y queridos de esta ópera de Mozart, el pajarero Papageno y a su amada Papagena. Ambos recurrirán a los títeres, la música y el baile para introducir a los espectadores en la historia de La flauta mágica, presentándoles a los príncipes Tamino y Pamina, a Sarastro y, por descontado, a la famosa Reina de la Noche.

El montaje, escrito y dirigido por Vicent Vila, es fiel al libreto que Mozart encargó a Schikaneder y reproduce dos de las piezas musicales más famosas de la composición original. Sin embargo, adapta este valioso material a las necesidades, ritmo y destrezas como espectadores de los niños, aprovechando los elementos mágicos y la fantasía de esta historia para estimular su imaginación.

El estreno absoluto de La magia de la flauta mágica es una oportunidad única para acercar al público infantil a un género musical que no tiene edad ni fecha de caducidad. Una original, estimulante y divertida primera experiencia con la ópera de la que disfrutarán los más pequeños… y algún otro adulto porque nunca es demasiado tarde.