Lo que nos separa y nos une

Les set diferències, de El Pont Flotant
Teatre Talia
C / Caballeros, 31. Valencia
Del 26 de marzo al 6 de mayo de 2018

El Teatre Escalante produce el primer montaje de la compañía valenciana El Pont Flotant dirigido a público infantil. La propuesta, programada del 26 de marzo al 6 de mayo en el Teatro Talia, es una reflexión sobre la diversidad y lleva por título ’Les set diferències’. El lenguaje del cuerpo, la música, el juego, el humor y la mezcla de las historias reales de los intérpretes con la ficción son algunos de los ingredientes de un espectáculo que reflexiona a propósito de lo que realmente nos separa y nos une a las personas.

“El Pont Flotant son una de las voces más personales del teatro valenciano actual. Sus espectáculos siempre tienen un componente humano y social, a menudo autobiográfico, que los acerca mucho al espectador. Todos los miembros de la compañía están inmersos en la aventura de la maternidad-paternidad y pensé que estarían haciéndose mil y una preguntas sobre la niñez y cómo enfrentarse al reto de la educación de los hijos…”, valoró el director artístico de Teatre Escalante, Josep Policarpo, acerca de su apuesta por la compañía.

Presentación de 'Les set diferències' en el Teatre Talia. Imagen cortesía de Teatre Escalante.

Presentación de ‘Les set diferències’ en el Teatre Talia. Imagen cortesía de Teatre Escalante.

‘Les set diferències’ nos muestra en escena a personas de rasgos físicos y de orígenes muy distintos. Sobre el escenario suben seis intérpretes, dos valencianos y cuatro procedentes de Guinea Ecuatorial, Bangladesh, Perú y China. Hay pieles negras, blancas, rosas; ojos alargados, redondos; labios gordos, delgados; africanos, asiáticos, europeos… Un montón de formas y colores, un abanico de lenguas, de costumbres y de maneras de entender la vida que resumen la diversidad humana con la que convivimos día en día.

“La obra se llama ‘Las siete diferencias’, pero habla precisamente de lo contrario, de la igualdad. Es muy importante que desde pequeñas y pequeños eduquemos en determinados valores, entre ellos el de la igualdad de derechos, independientemente de sexo, raza y estatura”, subrayó la diputada de Inclusión Social, Teatros y Memoria Histórica, Rosa Pérez Garijo.

“El gran reto ha estado en cómo dirigirnos al público infantil, cómo acercarnos a él conservando nuestro lenguaje, nuestra mirada personal. Pensar, sentir desde nosotros pero con un ojo en esa mirada curiosa, rápida -siempre van por delante-, atenta, inquieta y exigente de los niños para que les resulte atractivo, entretenido, sugerente. Y, al mismo tiempo, documentarnos sobre su conocimiento y sus opiniones sobre el tema. Nuestra mirada a través de la suya”, detallaron Pau Pons y Jesús Muñoz, que asumen la dramaturgia y el protagonismo de la octava obra de la compañía. Sus otros dos miembros, Joan Collado y Àlex Cantó, se encargan en esta ocasión de la producción y la escenografía.

El escenario está conformado por una mesa, cuatro sillas y un surtido de cajas que guardan todo tipo de objetos. Por su calidad practicable, las cajas han dado mucho juego a la compañía para jugar, como lo harían los niños, e inventar historias. Así mismo, las cajas tienen un gran papel simbólico, pues representan el viaje, la mudanza y el cambio. “Es todo aquello que te llevas cuando te vas a otro lugar, pero también, por defecto, todo aquello que no cabe, que no puedes llevarte. Las cajas son los recuerdos, la memoria, por eso también nos ayudan a reconstruir parte de esas historias”, agregaron Pons y Muñoz.

Pau Pons durante la presentación de 'Les set diferències', de El Pont Flotant. Imagen cortesía de Teatre Escalante.

Pau Pons durante la presentación de ‘Les set diferències’, de El Pont Flotant. Imagen cortesía de Teatre Escalante.

Hadas, bullying y agua

El bosque de Grimm, de La Maquiné (11-15 febrero)
Safari, de Baldufa Companyia de Teatre (18-22)
Agua de Luna, de Compañía Improvisada (25)
Sala Russafa
Ciclo Escena Diversa de Teatre Escalante
C / Dénia, 55. Valencia
Del 11 al 25 de febrero de 2018

Sala Russafa presenta a lo largo de este mes el ciclo Escena Diversa, organizado por Teatre Escalante, tres espectáculos de otras tantas compañías procedentes de Granada, Lleida y Valencia, respectivamente, que combinan la reflexión con el entretenimiento mediante el teatro de objetos, los visuales, la música clásica, los títeres y la danza. “Educar en valores a través del teatro es una de nuestras responsabilidades”, señala el director artístico del Escalante Josep Policarpo. “Creadores y gestores tenemos que ser conscientes de la repercusión que tiene nuestro trabajo en la formación de los niños y en la posibilidad de ir respondiendo a su curiosidad e inquietudes”.

El bosque de Grimm.

El bosque de Grimm, de La Maquiné. Imagen cortesía de Sala Russafa.

El ciclo se inició el pasado 11 de febrero con la formación granadina La Maquiné que ofrece una estilizada recreación de los cuentos tradicionales. Caperucita Roja, Pulgarcito, Blancanieves y Cenicienta se alternan y entrecruzan en ‘El bosque de Grimm’, en escena hasta el 15 de febrero. El punto de partida e hilo conductor de este espectáculo sin palabras es la suite de Maurice Ravel, Ma mère l’Oye, inspirada en los cuentos de hadas. “La música es la palabra del espectáculo”, explica Joaquín Casanova, cofundador de la compañía junto a Elisa Ramos.

Para documentar el proyecto realizaron lecturas sobre psicoanálisis y cuentos populares y revisaron la obra de artistas románticos y de fotógrafos contemporáneos interesados en el universo de los cuentos de hadas, rehuyendo el estilo edulcorado a lo Disney. La compañía fue reconocida por este montaje con el Max 2014 al mejor espectáculo infantil y el premio Teatro Andaluz/SGAE en la misma categoría en 2013. Recomendado para niños mayores de seis años.

“La Maquiné tiene una sensibilidad extraordinaria para integrar los títeres y los objetos en sus espectáculos y la puesta en escena siempre es original e innovadora. Su modernidad y voluntad de actualizarlos a través de un lenguaje personal incluye un nuevo concepto de títere y del movimiento”, destaca Policarpo.

Safari. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Safari, de Baldufa Companyia de Teatre. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Safari contra el bullying

A modo de las tradicionales fábulas la Baldufa Companyia de Teatre se sirve de  animales, concretamente especies de la sabana africana para plantear el tema del bullying y apuntar soluciones en ‘Safari’, función programada del 18 al 22 de febrero. Pinyot y Carabassot, protagonistas de un montaje anterior de esta compañía, Lío en la Granja,  cuentan el conflicto que surge tras la misteriosa desaparición del rey de la selva. Un cocodrilo abusivo y un león que no sabe rugir simbolizan así la ferocidad y la crueldad con la que a menudo se tratan los niños.

Un espectáculo para los más pequeños, con un mensaje claro y con una estética sugerente. “Por medio de la educación y el teatro se pueden potenciar actitudes y comportamientos en positivo que permitan una convivencia dulce y tranquila”, dicen los miembros de la compañía leridana. Recomendado para niños mayores de cuatro años, habrá una función para el público general el próximo domingo 18 de febrero a las 18 horas.

Gota de Agua.

Agua de Luna, de Compañía Improvisada. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Gotas de agua

Cierra el ciclo ‘Agua de Luna’, danza con mensaje ecologista de Compañía Improvisada que, a través de las aventuras de dos gotas de agua salada, descubre a los pequeños los valores de la colaboración, el respeto a la igualdad, la diversidad y la amistad.  Un audio que evoca la Luna y el agua, según textos de cinco grandes escritores inicia un recorrido por diez escenas que, en clave de danza narran el viaje de una gota de agua arrastrada hasta las profundidades marinas después de una tempestad.

Allí empieza su periplo en busca del camino de vuelta a casa a través de los diferentes paisajes del agua. El fondo del océano, las grutas y aguas subterráneas, los manantiales, los ríos, las lagunas, las tormentas, la lluvia tranquila, los charcos infinitos, los canales y el mar. En su aventura tropieza con seres mágicos que le enseñan a convivir de forma más ecológica y sostenible con el planeta Tierra. Recomendado para niños mayores de cuatro años, se ofrece una función para el público general el domingo 25 de febrero, a las 18 horas.

El bosque de Grimm, de La Maquiné. Imagen cortesía de Sala Russafa.

El bosque de Grimm, de La Maquiné. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Bel Carrasco

9000 firmes contra l’abandó del Escalante

Associació d’Actors i Actrius Professionals Valencians (AAPV)
Contra el tancament del Escalante
Martes 12 de diciembre de 2017

L’Associació d’Actors i Actrius Professionals Valencians ha sol·licitat a la Conselleria la declaració de Bé d’Interés Cultural del Teatre Escalante, per tal d’evitar que es deixe caure aquest espai, el qual és història teatral de la ciutat des de 1919, quan es deia el Teatro del Patronato.

D’altra banda, l’AAPV ha arreplegat més de 9.000 signatures per exigir a la Diputació de València que no abandone el teatre, a pesar de la tossuderia del Diputat de Patrimoni, José Ruiz, qui es nega a assumir la rehabilitació, a pesar del superàvit de la institució provincial.

El Centre Teatral Escalante, depenent de la Diputació de València, s’ubica des del 1979 a un edifici històric del centre de la capital valenciana. Un espai que la Diputació ha llogat durant este temps al propietari de les instal·lacions. Durant més de 30 anys la sala de Teatre Escalante ha aconseguit convertir-se en un referent del teatre infantil i juvenil per a escoles, públic i professionals, pel seu projecte però també per la seua cèntrica ubicació i les seues característiques arquitectòniques, que han afavorit l’afluència de públic, el treball dels i les professionals a les produccions i les sinèrgies amb altres centres culturals de la Ciutat de València. Per la seua ubicació i característiques físiques, l’actual edifici del Teatre Escalante ha demostrat ser el millor lloc per al Teatre Escalante.

El Teatre Escalante va nàixer en un moment de destrucció i abandonament de teatres d’una València que havia sigut una de les capitals de l’Estat amb més sales i va anar conformant en l’imaginari col·lectiu dels ciutadans – no sols del Cap i Casal, sinó de les comarques de València i del País sencer – un dels llocs culturals de referència junt a l’IVAM, el Palau de la Música, l’edifici Rialto…

Després d’anys de govern del Partit Popular, que es van caracteritzar per la manca d’inversió en la seua rehabilitació i, sobretot, en l’abandonament de qualsevol política que fera viables els espais teatrals que quedaven vius a la ciutat de València, seria paradoxal que el nou govern del canvi fóra qui li posara punt i final a “L’Escalante”.

Els ciutadans i ciutadanes no ens podem permetre el luxe de perdre, no ja el projecte teatral, que ens consta que no desapareixeria ja que la institució diu estar absolutament compromesa amb ell, sinó el referent que suposa l’edifici del Centre Teatral Escalante. Perquè molts espectadors i espectadores han vist el seu primer espectacle ací; han gaudit del fet escènic per primera vegada entre les seues “llotgetes”; tenen el record inesborrable de vore per primera vegada a un actor o actriu al qual han seguit posteriorment; molts dels intèrprets valencians han començat la seua carrera entre els seus murs…

No podem ara donar per perdut un escenari que ha representat i representa tant per al públic valencià. Un projecte com el del Teatre Escalante no pot ser substituït per un altre tipus d’actuacions, siguen estes a la pròpia ciutat de València o als pobles de les comarques valencianes. Qualsevol professional sap que això seria un error i que dissoldria el projecte fent-lo morir al poc de temps, perquè el públic s’ha fidelitzat durant anys gràcies a un espai concret, el del Carrer Landerer. El treball aconseguit durant més de trenta perilla amb l’abandó d’este edifici.

Volem i necessitem que el Teatre Escalante òbriga de nou les portes on va ser parit, a la seua seu del barri del Carme. Els espectadors i espectadores necessitem tornar a creuar eixes portes i tornar a plorar i a riure en les seues butaques. I el teatre també ens necessita, necessita del seu públic. Per això, demanen a la Diputació de València que prioritze recuperar este espai fent el que calga.

Sabem que no serà barat. Sabem que serà llarg. Però més cara seria la pèrdua a nivell emocional i cultural d’un teatre tan emblemàtic. Preguem als responsables de Diputació reflexió, alçada de mires i esforç. Que s’arribe a un acord entre les parts i que el Teatre Escalante puga obrir de nou les seues portes el més aviat possible. Generacions de valencians i valencianes presents i futures ho agrairan.

Teatre Escalante. Foto de Raquel Abuila cortesía de la Diputación de València.

Teatre Escalante. Foto de Raquel Abulaila.

Tolerado para bebés

Menut Teatre
Organizado por Teatre Escalante
MuVIM
C / Quevedo, 10. Valencia
Domingos 7, 14 y 21 de mayo de 2017, a las 17.00 y 18.00h

Sonidos, colores, formas y movimiento. Desde la más tierna infancia los sentidos se despiertan ávidos de sensaciones que estimulen el cerebro y lo ayuden a desarrollarse. Desde la más tierna infancia los niños abren los ojos y los oídos al exterior. Lo que ocurre a su alrededor, en las pantallas…y también en escena. Los espectadores más enanos han sido invitados al ciclo Menut Teatre organizado por el Escalante como broche final de su temporada. Las funciones tendrán lugar en el MuVIM, los tres próximos domingos de mayo, a las 17 y 18 horas. El aforo es limitado, así que conviene conseguir las entradas, a cinco euros.

“Este ciclo pretende fomentar el contacto con el teatro desde edades muy tempranas a través de espectáculos muy  sensoriales en los que los bebés disfruten y se dejen llevar por todo el imaginario y las emociones que los actores les propongan”, dice Josep Policarpo, director del Escalante.

Afuera es un lugar.

Afuera es un lugar, de la compañía Arena en los bolsillos. Imagen cortesía del Escalante.

El próximo domingo 7 de mayo se inician las representaciones con ‘Afuera es un lugar’, el segundo espectáculo de la compañía granadina Arena en los bolsillos. En su decidida apuesta por el teatro para bebés, este montaje de títeres cuenta con la experimentada dirección de la Premio Nacional de Teatro, Rosa Díaz. Su propuesta, para infantes a partir de un año, rinde homenaje a la libertad y a la curiosidad, ese material mágico con el que se alimenta y nutre el conocimiento.

Planeta Ka. Imagen cortesía del Escalante.

Planeta Ka. Imagen cortesía del Escalante.

Los pequeños exploradores podrán también disfrutar de ‘Planeta Ka’, un espectáculo e instalación sensorial coproducido por el Festival El més petit de tots i Imaginart, que  propone a niños y niñas de uno a tres años adentrarse en un universo desconocido y misterioso. Un territorio montañoso de colores y texturas diversas, suelos irregulares, pendientes para escalar o por donde dejarse caer, efectos sonoros y visuales que se activarán con la presencia de los intrépidos aventureros.

El ciclo Menut Teatre se cerrará el trecer domingo de mayo con ‘Screen Man’, de Teatre de L’Home Dibuixat. Un montaje para bebés a partir de dos años que recibió el Premio Nacional de Teatro para la Infancia y la Juventud otorgado por el Ministerio de Cultura, en 2011. Una propuesta en la que la manipulación de imágenes, títeres y objetos, sitúa a los pequeños espectadores en un universo mágico que se desarrolla ante sus ojos. Los deseos y los sueños se dan cita en esta historia que propone un camino para su consecución, la perseverancia y la pasión.

Afuera es un lugar, de la compañía Arena en los bolsillos. Imagen cortesía del Teatre Escalante.

Afuera es un lugar, de la compañía Arena en los bolsillos. Imagen cortesía del Teatre Escalante.

Bel Carrasco

“Planteamos sobre el escenario la igualdad de géneros”

Les aventures de T. Sawyer, de La Teta Calva
Teatre El Musical
Plaza del Rosario, 7. Valencia
Miércoles 16 de noviembre de 2016, a las 20.00h

El Escalante inicia la temporada trasladado temporalmente a El Musical, debido a los problemas técnicos de la sala de Landerer, con un gran clásico americano, ‘Las aventuras de T. Sawyer’ de la compañía valenciana La Teta Calva. Una adaptación de los textos de Mark Twain, dirigida por Xavo Giménez, que pone el acento en la reivindicación del juego, la curiosidad y la aventura como la esencia de la infancia más allá de las reglas y normas establecidas, y en una vuelta de tuerca cambia el género del protagonista, que se convierte en Tomasa.

Les aventures de T. Sawyer, de La Teta Calva. Imagen cortesía de la compañía.

Les aventures de T. Sawyer, de La Teta Calva. Imagen cortesía de la compañía.

En un alarde de dinamismo y versatilidad los actores y actrices  se desdoblan para dar vida a los distintos personajes de la historia. Son: Neus Alborch, Robert De La Fuente, Victoria Salvador, Juli Cantó, Leo De Bari, Carlos Amador, Merce Tienda y Xavo Giménez. Uno de los muchos atractivos de esta producción es la banda sonora interpretada en directo por ellos, así como los efectos especiales de sonido también a cargo de los intérpretes.

“Sawyer habla de la libertad, de la rebeldía ante el autoritarismo, de la ineficacia del modelo educativo basado en la prohibición y el castigo, y de la importancia de disfrutar de la vida como una aventura continua”, dice Giménez. Un mensaje que hoy, 140  años después de la publicación de la novela mantiene plena vigencia.

Les aventures de T. Sawyer, de La Teta Calva. Imagen cortesía de la compañía.

Les aventures de T. Sawyer, de La Teta Calva. Imagen cortesía de la compañía.

Tomasa Sawyer es una niña traviesa y valiente, cuyo deseo de descubrir el mundo le hace infringir constantemente las reglas. Pertenece a una estirpe de personajes pícaros y desafiantes reservados a los hombres. La Teta Calva invierte la situación.  “En nuestro Sawyer queremos dar un giro a los perfiles establecidos y que Tomasa rompa con las ideas convencionales acerca de cómo deben comportarse las niñas”, dice Giménez. “No pretende ser una obra feminista, sino plantear sobre el escenario la igualdad de géneros”. También otros personajes sorprenderán al público por este cambio de género, como el malvado Joe el Indio, que se transforma en la perversa Lady Joana.

Les aventures de T. Sawyer, de La Teta Calva. Imagen cortesía de la compañía.

Les aventures de T. Sawyer, de La Teta Calva. Imagen cortesía de la compañía.

El clasismo y el racismo, ingredientes del libro de Twain, también se reflejan en el montaje. “El personaje de Huckleberry Finn es el arquetipo de chico marginado por su condición, huérfano y perdido en el mundo. Su relación con Sawyer es un homenaje a la amistad sin miramientos, por encima de cualquier raza o condición”.

Los primeros espectadores que disfrutarán la obra son los casi 4.000 escolares que asistirán a las funciones matutinas hasta mediados de diciembre. Se ofrecen, además dos abiertas el martes 6 y jueves 8 de diciembre a las 18 horas.

Tom Sawyer.

Les aventures de T. Sawyer, de La Teta Calva. Imagen cortesía de la compañía. 

Bel Carrasco

Los ‘huesos’ del teatro…Escalante

30 anys de l’Escalante
MuVIM
C / Quevedo, 2. Valencia
Hasta marzo de 2015

Igual que el cuerpo humano, el hecho teatral se compone de carne y huesos. La carne es la interpretación de los actores que se renueva en cada función para hacer realidad los pensamientos y emociones creados por el dramaturgo. Los huesos son el armazón, el artefacto, el andamio y carpintería que soportan esa magia y la hace posible. Escenógrafos, diseñadores de vestuario, cartelistas, músicos, maquilladores y otros técnicos que arropan con su trabajo a los actores. Esa faceta, el teatro entre bambalinas y en versión infantil,  se muestra en la exposición ’30 anys de l’Escalante’, comisariada por Paula Salinas, que se puede visitar en el MuVIM hasta el mes de marzo. «El objetivo de la muestra es acercar el teatro al público desde otro punto de vista, dando a una visión más completa de la puesta en escena de un espectáculo teatral», dice  Vicent Vila,  director del teatro de la Diputación.

Imagen de la exposición 30 anys de l'Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de València.

Imagen de la exposición 30 anys de l’Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de València.

Teatro desde dentro

Vestuarios, escenografías, carteles originales, diseños de figurines, fotografías, etcétera. La exposición realiza un recorrido por las últimas décadas de la escena valenciana, mostrando el trabajo del teatro desde un punto de vista global. Se estructura en tres apartados: la producción y exhibición de espectáculos para niños, la formación de profesionales de las artes escénicas y la didáctica para acercar el teatro a los pequeños.    Entre más de un centenar de imágenes y objetos que componen la  exposición, se exhibe el traje que llevaba El Gran Kahan en Els viatjes de Marco Polo, la escenografía que ambientó Amada Candela o Pinotxo, marionetas que aparecieron en Tirant Lo Blanc, fotos de La Guerra dels Mons, o el cartel original de una pieza de la cultura valenciana El llibre de la selva del artista Sento.

Una sección de la muestra está dedicada al trabajo que desde hace 10 años realiza L’Espai d’Exposicions, dedicado a acercar las artes escénicas a los niños mediante talleres, actividades y exposiciones. Una de las piezas más destacadas es la de Miquel Calatayud que representa el Globe Theatre, donde Shakespeare representaba sus obras, o maquetas de escenografías creadas por artistas como Miró, Popova y Tatlin.

Imagen de la exposición 30 anys de l'Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de València.

Imagen de la exposición 30 anys de l’Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de València.

Producción y exhibición de espectáculos, formación para profesionales y didáctica para espectadores. La combinación de estas tres líneas de trabajo, así como su especialización en el público infantil, hacen del Escalante una experiencia única en el panorama nacional. «Cuando empezamos nadie había probado a poner en marcha un teatro público solo para niños», recuerda Vila. «Con el apoyo de la Diputación, tres décadas después seguimos siendo los únicos que trabajamos todas estas áreas, centrándonos siempre en el público infantil».

Además del reconocimiento de la crítica, una muestra del éxito del Escalante son los más de dos millones y medio de espectadores que han pasado por su patio de butacas,  una media del 90% de ocupación en todas sus funciones, convirtiéndose en uno de los excepcionales casos de teatro público rentable. Los fines de semana el 60% del público son mayores de 18 años.

La muestra del MuVIM, además de brindar homenaje a este proyecto teatral, ofrece la oportunidad de hacer un viaje en el tiempo a todos los que alguna vez, cuando eran niños, se dejaron atrapar por la magia del teatro en una de las butacas del Escalante.

Imagen de la exposición 30 anys de l'Escalante en el MuVIM. Foto: Raquel Abulaila.

Imagen de la exposición 30 anys de l’Escalante en el MuVIM. Foto: Raquel Abulaila.

Memoria de tres décadas

El balance de estas tres décadas en cifras habla por sí mismo: 41 espectáculos,  8.200 representaciones, 2.500.000 espectadores y  40 premios. Cifras orientadas a un solo un objetiv: potenciar el amor por el teatro y la opinión crítica entre los pequeños.

En 1985 nace un proyecto pionero en España, un centro teatral público dedicado exclusivamente a la producción y exhibición de teatro para niños en un emplazamiento también único. Un palacete tardo renacentista en pleno casco antiguo de Valencia. Con la llegada de Vicent Vila a la dirección, en 1989, el Escalante define su sello, con producciones de gran envergadura, que aportan una alta calidad artística y apuestan por los profesionales de la escena valenciana. Además, se abre la programación a compañías nacionales, internacionales, incluyendo  espectáculos de todo tipo de géneros dirigidos al público infantil. Para profundizar en la formación y completar el modelo de centro teatral, en 1995, se crea una escuela de teatro que trabaja cinco áreas: la profesional, las especializaciones, la Escoleta, el teatro para adultos y el Aula de Teatre. En 2005, nace L’Espai d’Exposicions, dedicado a la creación de actividades como visitas guiadas, talleres para niños y comisariado de exposiciones temporales, siempre relacionadas con las artes escénicas, que giran por España.

Otra área dentro del Escalante que funciona desde sus inicios es la de publicaciones. Con la colaboración de editoriales como Bromera, Universitat de Valencia o Kalandraka, se imprimen los textos teatrales y músicas creadas para sus espectáculos. Con un equipo de 18 profesionales, el Escalante es un modelo de teatro público sostenible: con un 90% de ocupación en sus representaciones. Una labor reconocida con la Medalla de Plata de las Bellas Artes concedida por el Ministerio y otros 39 galardones otorgados por las asociaciones de críticos y profesionales de las artes escénicas.

Exposición 30 anys a l'Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de Valencia.

Exposición 30 anys a l’Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de Valencia.

Bel Carrasco

Homenaje a Estellés en Sala Russafa

Un entre tants, de Vicent Andrés Estellés, por la compañía Perros Daneses Dirección: Javier Sahuquillo
Sala Russafa
C / Denia, 25. Valencia
Del 1 al 3 de mayo, a las 20.30h.

La compañía valenciana Perros Daneses otorga una nueva vida a los versos del escritor y periodista valenciano Vicent Andrés Estellés. Un entre tants es su particular homenaje a una de las figuras más reivindicativas de la lengua y cultura valenciana. Sala Russafa estrena el cuarto espectáculo de esta joven compañía local, surgida de los cursos de interpretación del Teatre Escalante. Una propuesta que muestra su maduración creativa y para la que han contado con la colaboración del Ayuntamiento de Burjassot, ciudad donde nació Estellés.

En Un entre tants (1-3 de mayo), Gonzalo Azcona y Javier Sahuquillo proponen una dramaturgia que combina el teatro con la poesía, utilizando la expresión corporal para dar vida a las palabras del poeta valenciano. Pasajes biográficos, versos e historia se unen en una puesta en escena imaginativa, con un fuerte componente visual.

Los cuerpos y movimientos de los actores Pau Gregori, Santiago Martínez, Laura Sanchis, José Juan Sevilla y Paloma Villardepablo ofrecen nuevos matices y potencian la expresividad de los poemas en una original pieza en la que los versos de Estellés se hacen corpóreos, encontrando sobre las tablas una nueva voz, distinta a la que ofrece la lectura silenciosa de sus libros.

Escena de 'Un entre tants', de Vicent Andrés Estellés, por la compañía valenciana Perros Daneses. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘Un entre tants’, de Vicent Andrés Estellés, por la compañía valenciana Perros Daneses. Imagen cortesía de Sala Russafa.