La anorexia nerviosa, Premio Cañada Blanch

Ana loves you, de Anya Miroshnichenko
Premio Adquisición de la Fundación Cañada Blanch
PhotOn Festival de Valencia
Del 8 al 12 de mayo de 2018

Fundación Cañada Blanch con el objetivo de difundir, compartir y acercar la cultura a la sociedad, se ha sumado por primera vez a la lista de premios y becas otorgados en el Photon Festival. Evento que la fundación patrocina desde su primera edición y que sirve para poner en valor el importante papel de la fotografía en la sociedad.

La gran apuesta de este año ha sido la de otorgar el primer premio de adquisición con una aportación económica de 2000€ y que supone abrir una vía al fotoperiodismo y la fotografía documental. La ganadora de esta primera edición del premio ha sido otorgado a la obra ‘Ana loves you’ de Anya Miroshnichenko. Una fotografía documental que retrata la anorexia nerviosa, la cual se conoce con el nombre de Ana. Se trata de una enfermedad mental en la que una persona se niega deliberadamente a comer.

Fundación Cañada Blanch presta así una especial atención a la cultura y a su divulgación con eventos tan importantes como Photon Festival, una cita muy consolidada que sirve para reflexionar sobre nuevos motores de desarrollo cultural.

Ana loves you, de Anya Miroshnichenko. Imagen cortesía de Fundación Cañada Blanch.

Ana loves you, de Anya Miroshnichenko. Imagen cortesía de Fundación Cañada Blanch.

Descripción del trabajo

En el 50% de los casos la enfermedad conduce a la muerte, según datos no oficiales. Las niñas se sienten listas, cuando su peso no supera los 40 kilos. Pero el objetivo principal es la marca de 30.

La anorexia nerviosa solía ser un trastorno de los modelos profesionales. Hoy se ha convertido en parte de la vida de la gente común, no relacionada con el mundo de la moda. Una frase descuidada, un comentario ofensivo sobre el físico puede llevar a las niñas a cambiar dramáticamente su estilo de vida y entonces están listas para cualquier sacrificio para cumplir con los ideales ilusorios.

No más de 500 calorías por día, en comparación con la tasa diaria habitual de 2000. Muchas personas con anorexia son conscientes de su problema, pero el miedo a ganar gramos adicionales convierte la situación en algo similar a la adicción a las drogas.

Ana love you, de Anya Miroshnichenko. Imagen cortesía de Fundación Cañada Blanch.

Ana love you, de Anya Miroshnichenko. Imagen cortesía de Fundación Cañada Blanch.

La memoria ancestral de Castro Prieto

Etiopía, de Juan Manuel Castro Prieto
PhotOn Festival
Octubre Centre de Cultura Contemporània
C / Sant Ferran, 12. Valencia
Hasta el 18 de junio de 2017

El jurado que le concedió en 2015 el Premio Nacional de Fotografía destacó la manera que tenía Juan Manuel Castro Prieto de “explorar las huellas latentes de la memoria”. Huellas que en su obra permiten hacerse cargo de aquello que se resiste a desaparecer, incluso de diluirse en un todo homogéneo carente de singularidad. Huellas que él rastrea en busca de lo que constituye la esencia del ser humano, ajena a la identidad uniforme. Por eso la fotografía de Castro Prieto, hurgando en esa memoria, refleja lo más propio al tiempo que conecta con las raíces que nos atraviesan a todos.

“La memoria es un eje fundamental de todo mi trabajo”, dice. Y extiende esa característica al trabajo mismo del fotógrafo que, según él, consiste en “salvaguardar la vida, recogerla y registrarla en imágenes que queden para las futuras generaciones”. De ahí el “compromiso con la sociedad y consigo mismo” que a su juicio tiene el artista que trabaja con fotografías. Un total de 30, reunidas en la sala de exposiciones del Octubre Centre de Cultura Contemporània (OCCC) de Valencia, se fija en cierta Etiopía ancestral que Castro Prieto muestra en el marco del PhotOn Festival.

Juan Manuel Castro Prieto junto a algunas de sus fotografías de la exposición Etiopía. Imagen cortesía del OCCC.

Juan Manuel Castro Prieto junto a algunas de sus fotografías de la exposición Etiopía. Imagen cortesía del OCCC.

En el texto que acompaña la exposición, precisamente titulada Etiopía y cuya producción corre a cargo de DKV Seguros, señala el artista: “[Trato de] buscar lo que queda de la memoria ancestral del ser humano y ver en qué modo esa forma de vida ancestral se está contaminando con la cultura occidental”. ¿Contaminando? “Es evidente. No sólo en Etiopía, sino en la India y muchos otros países, la cultura occidental se solapa sobre la tradicional, de manera que puedes estar en medio de una tribu y ver cómo de pronto alguien saca un móvil, o hallarte en un poblado remoto con su placa solar”.

Castro Prieto se limita a mostrar esas “paradojas vividas acerca de lo que es el progreso”. La huella de lo ancestral resistiéndose a ser borrada; resistencia que el propio artista ejerce con su afinado trabajo testimonial. “Se trata de salvar lo que queda de sus costumbres y registrar los cambios que se producen a causa de los avances técnicos y el progreso”. No tanto una labor antropológica, como social, subraya el fotógrafo.

Vista de la exposición 'Etiopía', de Juan Manuel Castro Prieto. Imagen cortesía de OCCC.

Vista de la exposición ‘Etiopía’, de Juan Manuel Castro Prieto. Imagen cortesía de OCCC.

Etiopía está poblada de rostros, de escenas cotidianas de escaso relieve, de gestos, lugares y, por encima de todo, de un lirismo sobrecogedor. “Toda mi obra tiene un punto onírico; a veces mágico, incluso inquietante”. Bastaría contemplar su Hombre atómico, figura borrosa en medio de un despojado paisaje; Mike con ídolo, en la que tanto uno como otro parecen hechos de la misma materia, o Manos Karo, hombre de piel tatuada evocando la huella ancestral de la que proviene.

Ya sea en color o en blanco y negro, las fotografías de Castro Prieto se hacen eco de esa memoria que funde al cuerpo con su entorno. “El blanco y negro lo utilizo para dar esa sensación de atemporalidad, mientras que el color me transmite una atmósfera”. Y los utiliza indistintamente: “Cada momento tiene una luz y destila un ambiente”. Como lo hacen los diferentes rostros reunidos en el único políptico de la exposición, compuesto de 20 caras: “Es un mosaico de las diferentes etnias que hay en Etiopía; en un corto espacio puede haber hasta 10 ó 15, cada una con sus ritos”.

Castro Prieto distingue entre el desenfoque tan característico igualmente de su trabajo y el movimiento: “Con el primero lo que hago es centrar la atención sobre aquello que aparece por contraposición más nítido, mientras que en el caso del movimiento revelo que allí está pasando algo”. Como sucede con PhotOn, un festival dedicado al fotoperiodismo que, a juicio de Castro Prieto, “realiza una labor extraordinaria”, en medio del páramo actual debido a la desaparición de tantos medios. A pesar de tan esquilmado contexto, “nunca ha habido tantos fotógrafos de reportaje como ahora y tan buenos”. “Tenemos a los mejores en nuestro país”, concluye.

Exposición de Juan Manuel Castro Prieto.

Vista de la exposición de Juan Manuel Castro Prieto. Imagen cortesía del OCCC.

Salva Torres

Valencia premia al fotoperiodista Miguel Lorenzo

Miguel Lorenzo, I Premi Millor Fotoperiodista Ajuntament de València
PhotOn Festival

PhotOn Festival y el Ayuntamiento de Valencia otorgan por primera vez un premio que reconoce el compromiso y profesionalidad de los fotoperiodistas en activo en la Comunidad Valenciana. El galardón, dotado con 3.000€, distingue la capacidad para transmitir en imágenes los cambios que han acontecido en València a lo largo de 2016. En esta primera edición, el jurado ha estado compuesto por el fotoperiodista Carles Francesc, la periodista Rosa Solbes y la filósofa y docente Maite Larrauri.

El fotógrafo Miguel Lorenzo ha sido el galardonado con el I Premi Millor Fotoperiodista Ajuntament de València organizado por PhotOn Festival y el Ayuntamiento de València, a través de la Concejalía de Relaciones con los Medios. El galardón, entregado en el hemiciclo del Ayuntamiento y dotado con 3.000€, reconoce el compromiso y la profesionalidad del fotoperiodista y distingue su capacidad para transmitir con imágenes los importantes cambios que han acontecido en València a lo largo de 2016.

Miguel Lorenzo es un reconocido fotoperiodista de medios de comunicación nacionales e internacionales. Reportero gráfico del diario El Periódico de Catalunya y miembro de la Unió de Periodistes, su compromiso constante con la actualidad le han llevado a ser seleccionado para exponer en la 25 edición del Festival Visa Pour L´Image (Perpignan, Francia), uno de los festivales de fotoperiodismo más importantes del mundo.

El jurado ha considerado que el trabajo de Lorenzo “busca dar una visión amplia incluyendo todos los aspectos clave de los acontecimientos de  2016 en la Comunidad Valenciana” con un proyecto “diverso en temáticas y que tiene voluntad de exhaustividad”. Además, el jurado considera que el trabajo de Lorenzo “tiene también una voluntad muy explícita de señalar en las fotografías la presencia de hombres y mujeres y no solo porque lo dice sino porque la fotografía lo muestra”. Por estas razones, el jurado ha considerado que su trabajo es el que mejor reúne las condiciones para ser ganador del concurso.

Miguel Lorenzo.

De izquierda a derecha, la directora de PhotOn Festival, Tania Castro, Miguel Lorenzo y el concejal de Relaciones con los Medios, Carlos Galiana.

“Quería dedicar el premio a la gente que no se ha podido presentar a este concurso porque fue arrancada del fotoperiodismo porque salió de los medios con la crisis. Agradecer a PhotOn Festival la valentía de hacer estas cosas hoy en día y al Ayuntamiento por apoyarlas”, explicó el fotoperiodista al término del acto de entrega de premios.

La séptima edición del festival se lleva a cabo gracias al patrocinio de la Fundación Cañada Blanch y el Centro Cultural La Nau. En 2017, PhotOn cuenta para el patrocinio de los premios de la Beca PhotOn con l’Ajuntament de València, Olleros Abogados, La imprenta GC, Quinua Real y One Shot Hotels y como colaboradores y mediapartners con Metrovalencia y Cerveza Turia.

La intimidad de Vera y Victoria

Vera y Victoria, fotolibro de Mar Sáez
Presentación en La Central del Museo Reina Sofía (Madrid)
Jueves 27 de octubre de 2016, a las 19.15h
Exposición en la Galería Kursala (Cádiz)
Hasta el 12 de diciembre de 2016
Próxima presentaciones: París Photo (11 de noviembre), Galerie Clémentine de la Fernonnière de París (12), Murcia (24) y en otras ciudades españolas

“El día que Vera besó por primera vez a Victoria le confesó que era transexual. Fue en un parque. No cambió nada. Durante los cuatro años que pasaron juntas se amaron como nunca antes amaron a nadie. En esa etapa de sus vidas Vera y Victoria dejaron de ser dos personas para convertirse en una. Juntas construyeron un hogar común colmado de sueños y proyectos de futuro. Siempre ajenas a los prejuicios de otras personas se entregaron a su amor”.

El libro ‘Vera y Victoria’ es un diario visual comprendido entre 2012 y 2016 en el que Mar Sáez retrata el universo íntimo de Vera y Victoria. Un universo en el que surgen renovados matices de la riqueza de una relación como la suya. Ni mejor, ni peor que las demás.

Vera y Victoria son dos jóvenes que se conocieron hace más de dos años y se enamoraron. Comparten un proyecto de vida común e ignoran los prejuicios de otras personas. Sencillamente son dos mujeres que se aman. Se complementan, se atraen y se comprenden. Caminan juntas en la misma dirección y, paralelamente, conservan su propio espacio.

Secuencia fotográfica de 'Vera y Victoria', de Mar Sáez. Imagen cortesía de la autora.

Secuencia fotográfica de ‘Vera y Victoria’, de Mar Sáez. Imagen cortesía de la autora.

Vera es vegetariana, está terminando Filología Clásica y le fascinan los animales. Se siente mujer desde la infancia, pero hasta los 18 años no se lo confesó a su familia. Desde entonces, dejó de llamarse Bernardo y ese niño desapareció de su vida. Es activista y se siente orgullosa de su cuerpo. No tiene intención de someterse a ninguna cirugía. Defiende que la identidad sexual está en la cabeza de cada persona y que la reasignación genital es una decisión personal e individual.

Victoria alterna trabajos temporales como camarera. Es un torrente de vitalidad y adora que su pareja le sorprenda y le robe besos cuando menos lo espera.

Vera y Victoria son dos jóvenes de 26 y 22 años que tienen sueños, anhelos, miedos e ilusiones. El proyecto comenzó en 2012 como un diario visual y, tras cada encuentro con ellas, una nueva página se escribe. Se trata de un retrato íntimo de esta joven pareja y de la riqueza de su relación.

El fotolibro ha sido editado por André Frère Éditions y en él han colaborado la Universidad de Cádiz, el Instituto de Industrias Culturales de la Región de Murcia y los ayuntamientos de Murcia, San Pedro del Pinatar y Pilar de la Horadada. El texto de la publicación corre a cargo de Lara Moreno y cuenta con dos ediciones en español-inglés y francés-inglés.

'Vera y Victoria', de Mar Sáez. Imagen cortesía de la autora.

‘Vera y Victoria’, de Mar Sáez. Imagen cortesía de la autora.

Mar Sáez (Murcia, 1983) es licenciada en Psicología y Comunicación Audiovisual, y como fotógrafa profesional lleva a cabo proyectos personales con los que intenta explorar la complejidad de la identidad y la biopolítica intentando hacer un retrato, desde dentro, de las realidades que le preocupan.

Su trabajo ha sido reconocido dos veces con el Premio LUX de Fotografía Profesional (2014 y 2015), en la categoría de Documental, con proyectos sobre transexualidad y en 2015 obtuvo el Premio Dúo Fotógrafo Emergente, la Beca del XV Seminario de Fotografía y Periodismo de Albarracín, fue finalista en el Photon Festival y seleccionada en el V Encontro de Artistas Novos. A su vez ha colaborado con la revista Ojo de Pez y con distintos medios nacionales.

Ilustres del fotoperiodismo en PhotOn Festival

PhotOn Festival
Centre Cultural La Nau, Colegio Mayor Rector Peset, Palau de Cerveró, Museu Valencià d’Etnologia, Sala Lametro y Centre Octubre de Cultura Contemporània
Del 3 al 7 de mayo de 2016

Entre los días 3 y 7 de mayo, los grandes nombres del fotoperiodismo nacional e internacional tienen una cita en el Centre Cultural La Nau, sede por sexto año consecutivo del festival internacional PhotOn Festival, que en esta edición tendrá lugar también en otros dos centros de la Universitat de València: el Colegio Mayor Rector Peset y el Palau de Cerveró. El Museu Valencià d’Etnologia forma parte del circuito que integra junto con la Sala Lametro o el Centre Octubre de Cultura Contemporània, desde este año Espacio Amigo PhotOn.

La programación detallada de todos los espacios (http://www.photonfestival.com/) la han presentado este martes, día 3 de mayo, en La Nau, el vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, Antonio Ariño; representando a Olleros Abogados, Ignacio Aparicio; el presidente de la Fundación Cañada Blanch, Juan López Trigo; el cofundador del PhotOn Festival, Xaume Olleros; y la cofundadora y directora del festival, Tania Castro.

Un instante de la rueda de prensa de PhotOn Festival. Fotografía cortesía del festival.

Un instante de la rueda de prensa de PhotOn Festival en el claustro de La Nau. Fotografía cortesía del festival.

Durante la semana de actividades del festival, La Nau concentrará el grueso de la programación, que comprende exposiciones, talleres, conferencias, un ciclo de cine y proyecciones nocturnas, todo con el objetivo de reflexionar sobre fotoperiodismo como forma de comunicación y herramienta vital para el cambio social.

En ‘Refugiados’, que se mostrará en el Claustro de La Nau entre el 3 de mayo y el 5 de junio, los fotoreporteros macedonios Georgi Licovski y Marko Risovic retratan la situación de los refugiados que migran por la ruta de los Balcanes, una dolorosa realidad que ambos conocen de cerca. Las imágenes muestran la enorme dureza del recorrido, con niños consolando a sus padres, trenes en los que viajan hacinadas cientos de personas o la impasibilidad de las redes mafiosas de tráfico de seres humanos. La exposición incluye, además, un vídeo cedido por la organización Human Rights Watch, primera colaboración de esta organización con el festival. La exposición se complementará con una conferencia a cargo de Licovski el sábado 7 de mayo en el Aula Magna.

Otra de las sedes de la Universitat, el Palau de Cerveró, acogerá entre el 3 de mayo y el 17 de julio la muestra del ‘Premio Internacional Luis Valtueña de fotografía humanitaria’, convocado por Médicos del Mundo. La cooperación internacional, la exclusión social, la vulneración de los derechos humanos, los conflictos armados, los desastres naturales, las poblaciones refugiadas, inmigrantes o los colectivos excluidos son siempre los protagonistas de las imágenes premiadas. En su XIX edición reconoce el trabajo de Olmo Calvo, con una serie de imágenes sobre el éxodo de personas sirias, iraquíes y afganas a Europa en la que las fronteras de Serbia, Macedonia, Grecia y el campo de Roszke de Hungría sirven de escenario.

Instantánea perteneciente a la exposición 'El costo humano', de Pablo Ernesto Piovano. Fotografía cortesía del festival.

Instantánea perteneciente a la exposición ‘El costo humano’, de Pablo Ernesto Piovano. Fotografía cortesía del festival.

‘El costo humano’, del argentino Pablo Ernesto Piovano, expuesto en el Colegio Mayor Rector Peset entre el 3 de mayo y el 24 de junio, arroja luz sobre la catástrofe de los agroquímicos utilizados en los cultivos de soja argentinos, que multiplican el promedio nacional de las tasas de cáncer y otras enfermedades graves en trabajadores agrarios y pobladores, que sufren malformaciones o afecciones respiratorias y en la piel. El argentino Pablo Ernesto Piovano se adentra en los territorios agrícolas víctimas de un sistema de uso masivo de estas sustancias altamente tóxicas que están dejando gravísimas secuelas en la población. Malformaciones, enfermedades degenerativas, trastornos hormonales… Las fotos de Pablo Ernesto Piovano enfrentan ahora al espectador a otro horror cercano, con un respeto absoluto a la vez que una sinceridad conmovedora.

Dentro de las actividades del PhotOn, el Aula Magna de La Nau acogerá un ciclo de conferencias los días 5, 6 y 7 de mayo, de 17:30 a 21 horas por el que pasarán figuras de primera línea del periodismo. Entre ellas, destacan el galardonado con el tercer puesto en la pasada edición del World Press Photo, Gianfranco Tripodo, que abrirá el ciclo el día 5 (17:30 horas), o Gervasio Sánchez, que intervendrá a las 19:30 horas.

El afamado fotoperiodista, reconocido con numerosos premios como el Ortega y Gasset (2008) o el Premio Nacional de Fotografía (2011), regresa a La Nau tras el éxito de su exposición ‘Mujeres. Afganistán’, visitada por más de 11.000 personas en la Sala Acadèmia.

Instantánea de Georgi Licovski, perteneciente a la exposición 'Refugiados'. Fotografía cortesía del festival.

Instantánea de Georgi Licovski, perteneciente a la exposición ‘Refugiados’. Fotografía cortesía del festival.

La segunda jornada de debates, el día 6 de mayo, contará con las intervenciones del también galardonado con el World Press Photo, fotoperiodista de referencia de la Associated Press desde 2009, Daniel Ochoa, y la recientemente galardonada con el premio Julia Margaret Cameron dirigido a mujeres fotógrafas, Judith Prat.

Por último, Ernesto Piovano y Georgi Licovski, cuyos trabajos se expondrán durante el festival, ofrecerán sus testimonios el día 7.

Las proyecciones audiovisuales de estos fotoperiodistas protagonizarán la última jornada de proyecciones del festival, programadas del 3 al 7 de mayo en el Claustro de La Nau a las 22 horas. Estas proyecciones se complementan con un ciclo de cine que se celebrará durante esta semana.

La parte formativa siempre ha tenido un peso importante en este festival. Por ello las distintas sedes ofrecen ‘workshops’, como el que este año impartirá el ganador de la pasada edición de la beca PhotOn, Javier Corso, destinado a ayudar a los fotógrafos en la gestión de sus proyectos.

El acceso a las exposiciones, conferencias y proyecciones es libre y gratuito hasta completar el aforo.

Instantánea de Marko Risovic, perteneciente a la exposición 'Refugiados'. Fotografía cortesía del festival.

Instantánea de Marko Risovic, perteneciente a la exposición ‘Refugiados’. Fotografía cortesía del festival.

 

Concurso de fotografía Mercabarna Enfoca

Mercabarna Enfoca
Concurso de fotografía para fotoperiodistas e instagramers
8.000 € en premios
Del 26 de abril al 1 de julio

Mercabarna abre sus puertas durante tres meses a la fotografía con la convocatoria de los premios Mercabarna Enfoca para fotoperiodistas e instagramers. Desde el 26 de abril al 1 de julio, cientos de fotógrafos tendrán la oportunidad de visitar Mercabarna para documentar el día a día de un mercado conocido en el sector pero todavía desconocido por la ciudadanía.

Con 23.000 trabajadores, una extensión equivalente a 90 campos de fútbol y cerca de 700 empresas, Mercabarna es una verdadera ciudad. “Estamos muy contentos porque son unos de los premios con mayor monto económico de España pero sobre todo porque Barcelona podrá conocer la ciudad que le alimenta”, ha destacado el director general este martes durante la presentación del proyecto en el marco de la feria Alimentaria.

Flyer de Mercabarna Enfoca.  Fotografía cortesía de los organizadores.

Flyer de Mercabarna Enfoca. Fotografía cortesía de los organizadores.

Mercabarna Enfoca consta de dos concursos: profesional, dirigido a los profesionales del fotoperiodismo y documentalismo, con un premio de 6.000 euros, uno de los mayores de España para profesionales, y dos premios para usuarios de la red social Instagram de 1.000 euros cada uno, los de mayor dotación económica de España en esta categoría.

Para seleccionar a los ganadores del concurso profesional, en el que se busca una mirada “profunda, razonada, reflexionada y positiva de los valores del mercado”, Mercabarna Enfoca cuenta con dos profesionales de alto nivel: Chema Conesa, fotógrafo y exeditor gráfico de El País y El Mundo y David Airob, fotógrafo staff de La Vanguardia, exeditor gráfico de mismo diario y premio World Press Photo Multimedia 2014.

Chema Conesa, ha remarcado la importancia de que Mercabarna abra sus puertas a los ciudadanos. “La transparencia es importante y reconocer la importancia de la fotografía también”, ha precisado. Conesa ha agradecido a Mercabarna el reconocimiento que con esta acción hace al oficio del fotoperiodismo.

Un instante de la rueda de presna de Mercabarna Enfoca, con Chema Conesa, Josep Tejedo, Tania Castro y David Airob. Fotografía cortesía de los organizadores.

Un instante de la rueda de presna de Mercabarna Enfoca, con Chema Conesa, Josep Tejedo, Tania Castro y David Airob. Fotografía cortesía de los organizadores.

David Airob, ha asegurado que fotografiar Mercabarna “es un reto” por ser un Mercado con una gran extensión con gran diversidad de actividades. Airob, cuya trayectoria profesional en Cataluña le ha llevado varias veces a fotografiar Mercabarna, ha hablado de las luces del mercado y ha recomendado fotografiarlo a primera hora de la mañana porque su cercanía con el mar hace que este sea un momento gráficamente muy interesante. Airob ha precisado que “espera tener muchas dificultades para elegir el trabajo ganador por el alto nivel de los participantes”.

Los concursos, que se podrán ir siguiendo a través de las redes sociales, culminarán en una exposición fotográfica, que se celebrará en otoño, y donde se expondrán al público los mejores trabajos.

Para participar en será necesario preinscribirse a través de la web www.mercabarnaenfoca.com. La organización del concurso ha venido de la mano de Photon Festival, Festival Internacional de Fotoperiodismo, con seis años de trayectoria.

Una instántanea del mercado de pescado de Mercabarna. Fotografía cortesía de los organizadores.

Una instántanea del mercado de pescado de Mercabarna. Fotografía cortesía de los organizadores.

 

Indignación y luto en el Museu d’Etnologia

Fronteres d’Europa
Hasta el 8 de mayo de 2016
Arribes o te’n vas? Emigració Valenciana a Europa (1950-1970)
Hasta el 30 de junio de 2016
Museu Valenciá d’Etnologia
C / Corona, 36. Valencia

“A España han llegado 18 refugiados; parece un insulto a la conciencia”. Con estas palabras del fotoperiodista Gervasio Sánchez quiso subrayar Francesc Tamarit, director del Museu Valencià d’Etonologia, la temática que atraviesa las dos exposiciones recién inauguradas en la Beneficencia. Hablan del fenómeno migratorio, tan de actualidad, motivando a “reflexionar sobre el pasado de manera que ilumine un futuro más solidario”, sostuvo Tamarit. En ese marco de reivindicación crítica se enmarcan las muestras ‘Arribes o te’n vas? Emigració valenciana a Europa (1950-1970)’ y ‘Fronteres d’Europa’.

Fronteres d'Europa. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía del Museu Valencià d'Etnologia.

Fronteres d’Europa. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía del Museu Valencià d’Etnologia.

Xavier Rius, diputado de Cultura, lanzó un “grito de indignación por esa insensibilidad hacia otros pueblos y seres humanos” que buscan una mejor vida fuera de sus países de origen y encuentran el rechazo. “Es deleznable lo que está pasando”, insistió. Las exposiciones pretenden, dijo, que fuera “un libro visual para reflexionar”. Un libro repleto de imágenes que, en el caso de ‘Arribes o te’n vas?’, se compone de 11 relatos, 11 historias de vida, de otros tantos valencianos que emigraron hacia Francia y Alemania, y que, en lo concerniente a ‘Fronteres d’Europa’, refleja la angustia de cuantos sufren por su condición de refugiados.

Como recordó Anna Surinyach, fotoperiodista de la revista 5W, que produce junto a PhotOn Festival y el Museu d’Etnologia esta última exposición, “no son cifras, son personas las que sufren”. Por todo ese sufrimiento, Tania Castro, directora de PhotOn y comisaria de ‘Fronteres d’Europa’, se sumó al grito de indignación del diputado para decir: “Estamos de luto, porque ahora cerramos y blindamos las fronteras; estamos de luto por los miles de niños desaparecidos; estamos de luto, porque no podemos creer que se olvide que un día fuimos nosotros”. Para remover esa memoria olvidadiza existe precisamente la fotografía.

Vista de la exposición Arribes o te'n vas? Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía del Museu Valencià d'Etnologia.

Vista de la exposición Arribes o te’n vas? Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía del Museu Valencià d’Etnologia.

“La fotografía es memoria y lamentamos que la gente no la tenga”. Por eso Tania Castro señaló que quizás fuera bueno “enviar todas esas fotos a los eurodiputados”. Anna Surinyach abundó en esa idea de memoria: “Intentamos que estos fenómenos no se olviden”. Y fue más lejos: “Dentro de 50 años, cuando veamos estas imágenes, se nos caerá la cara de vergüenza”. Una cara, la de Europa, que a juicio de Agus Morales, también periodista de 5W, “está cambiando, incluso su anatomía”.

Esa Europa receptora de almas en peregrinación y esa misma Europa que vuelve a cerrar las fronteras, en su día abiertas por el Tratado Schengen, es el telón de fondo de ambas exposiciones. Sobre ese telón, decenas de rostros, de personas, de vidas, reflejan los claroscuros del fenómeno migratorio. Fenómeno, como subrayó Rius, no siempre relacionado con los conflictos bélicos, sino con la necesidad de encontrar espacios más favorables para sus vidas. “Esta es una exposición de coyunturas, porque en ellas están las personas”, razonó Raquel Ferrero, que junto a José Vicente Aguilar comisaría ‘Arribes o te’n vas?’ Personas recogidas en fotografías, acompañadas de objetos íntimos, a modo de recorrido vital.

Fronteres d'Europa. Imagen cortesía del Museu Valencià d'Etnologia.

Fronteres d’Europa. Imagen cortesía del Museu Valencià d’Etnologia.

En la muestra ‘Fronteres d’Europa’, cuyo patrocinador principal es la Fundación Cañada Blanch, participan cinco fotógrafos y cinco periodistas, entre los que se encuentran los propios Agus Morales y Anna Surinyach. Aunque “gráficamente no se complementan”, explicó Castro en relación con el diferente status de las imágenes de una y otra muestra, “sí lo hacen en el concepto: la necesidad de emigrar”. Necesidad que la exposición de PhotOn Festival muestra dividida en cinco apartados o coordenadas geográficas. Los mapas sitúan al espectador en el espacio donde tiene lugar el drama, para después reflejarlo con imágenes que van del mar a la tierra, y del estupor a la esperanza, el miedo y la solidaridad. Un centenar de fotografías con las que el Museu Valencià d’Etnologia grita de indignación, al tiempo que se ofrece como contenedor de pensamiento.

Fronteres d'Europa. Museu Valencià d'Etnologia.

Fronteres d’Europa. Museu Valencià d’Etnologia.

Salva Torres

PhotOn Festival, en defensa propia

PhotOn Festival
La Nau, IVAM, Mercado Central, Railowsky, l’Espai d’Art Fotogràfic. Valencia
Del 5 al 9 de mayo de 2015

Hacía una mañana soleada, pero el Claustro de La Nau estaba lleno de paraguas. Paraguas en imágenes de la exposición ‘Umbrella Revolution’. Porque si en Hong Kong, al que aluden las fotografías de reporteros gráficos free lance y de agencias internacionales, la democracia está amenazada, en nuestro país lo que está amenazado es el periodismo y, por tanto, la democracia misma, como bien apuntó Antonio Ariño, vicerrector de Cultura de la Universitat de València.

Fotografía de Lam Yik Fei. The Umbrella Revolution, en La Nau de la Universitat de València. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Lam Yik Fei. The Umbrella Revolution, en La Nau de la Universitat de València. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Y de la misma forma que los hongkoneses se defienden de los gases pimienta policiales con frágiles paraguas, PhotOn Festival lo hace con los no menos frágiles fotoperiodistas, cuyas imágenes sirven para denunciar lo que sucede allí donde ciertos gobiernos pretenden imponer el silencio. De manera que el Claustro de La Nau acoge ‘La revolución de los paraguas’ como síntoma de la que está cayendo en Hong Kong y, por extensión, en el mundo de la prensa.

Tania Castro, directora de PhotOn Festival, recordó que el pasado 3 de mayo fue el Día Mundial de la Libertad de Expresión, justo en el momento en que la precariedad laboral se ceba principalmente con los periodistas de la Comunidad Valenciana, cuya tasa de despidos asciende al 67%. Más que paraguas hacen falta para aguantar semejante chaparrón. Las exposiciones, conferencias y proyecciones que conforman la quinta edición de PhotOn vienen a ser los diques culturales contra esa avalancha de despropósitos.

Mandela en prisión, fotografía de Jürgen Schadeberg, en Railowsky. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Mandela en prisión, fotografía de Jürgen Schadeberg, en Railowsky. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

La más espectacular, por levantarse sobre unos andamios metálicos de cuatro metros de altura, es ‘Umbrella Revolution’, en La Nau hasta el 7 de junio. La muestra reúne imágenes de las revueltas estudiantiles contra el anuncio del gobierno chino de paralizar las elecciones democráticas previstas para 2017. Xaume Olleros, autor de una de esas imágenes, que fue portada en la revista Time, será uno de los conferenciantes. También impartirán charla, José Palazón, premio Ortega y Gasset 2015, Jürgen Schadeberg, que expone en Railowsky, y Daniel Berehulak, reciente ganador del Pulitzer, en el IVAM. Tania Castro anunció la presencia igualmente de Javier Bauluz, primer español en recibir ese Pulitzer. ‘Historia y memoria. Familia Vidal’ estará en el Mercado Central, hasta el 30 de mayo, e Irving Villegas en Espai d’Art Fotogràfic, hasta el 11 de junio.

Fotografía de Álvaro Laiz y David Rengel. Planes de Futuro, en La Nau. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Álvaro Laiz y David Rengel. Planes de Futuro, en La Nau. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

La Sala Oberta de La Nau acoge igualmente la exposición ‘Planes de futuro’, de Álvaro Laiz y David Rengel, que permanecerá hasta el 6 de septiembre. Un testimonio en vivo y en directo de los supervivientes del genocidio practicado por el ejército regular de Uganda, en un conflicto que dura ya más de 25 años. Por eso Castro subrayó que PhotOn no era sólo un festival, sino “un montón de fotoperiodistas” que a veces “con una sola imagen capta toda la fuerza de una experiencia”, según explicó Alfredo Argilés, de la Fundación Cañada Blanch, que junto a Olleros Abogados patrocinan el festival.

Tania Castro aludió a las historias que cuentan los fotoperiodistas con sus imágenes: “No son fotos sueltas”, advirtió. Historias que en esta quinta edición se hacen más internacionales que nunca, dado el salto que experimenta el certamen: “Nos han invitado a Rumanía”. PhotOn, destacó su directora, “es único en su género de fotoperiodismo” y, por consolidación, “nos acercamos bastante a PhotoEspaña”. A pesar de ello, “muchos de los fotoperiodistas españoles se han tenido que ir fuera en busca de trabajo”. “Se valora mal en España”, concluyó Castro. Cosas de la cultura en un país todavía por cultivar.

Fotografía de Xaume Olleros. The Umbrella Revolution, en La Nau de la Universitat de València. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Xaume Olleros. The Umbrella Revolution, en La Nau de la Universitat de València. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Salva Torres

 

El ébola de Berehulak en el IVAM

Ébola, de Daniel Berehulak
Sala La Muralla del IVAM
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Hasta el 24 de mayo

Photon Festival presenta en la Sala de la Muralla del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), la exposición ‘Ébola’ de Daniel Berehulak, fotoperiodista australiano premiado por su trabajo en Liberia, segundo país del mundo más afectado por esta enfermedad, cuando se cumple el primer aniversario de la declaración oficial de la epidemia en África occidental.

Fotografía de Daniel Berehulak en la exposición Ébola en el IVAM. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Daniel Berehulak en la exposición Ébola en el IVAM. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

La muestra, que permanecerá abierta hasta el 24 de mayo, expone 50 imágenes tomadas durante los cien días que Daniel Berehulak trabajó cubriendo la crisis por la epidemia del ébola en Liberia, Sierra Leona y Guinea para The New York Times. Este trabajo se exhibe por primera vez en España tras haber pasado por Nueva York.

Las fotografías incluyen retratos en blanco y negro de los trabajadores sanitarios que arriesgaron sus vidas para salvar las de los demás e imágenes en color que explican, de forma exhaustiva, las dificultades cotidianas en medio de una epidemia que se ha cobrado la vida de más de 10.000 personas y sigue activa. Así, con instantáneas del entorno urbano y rural, Berehulak describe de forma gráfica una dura panorámica de la epidemia.

Fotografía de Daniel Berehulak en la exposición Ébola en el IVAM. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Daniel Berehulak en la exposición Ébola en el IVAM. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Para los organizadores de la muestra, realiza un trabajo “minucioso”, dando “importancia a las personas”. El trabajo de Berehulak ha sido recientemente merecedor de importantes premios como el POYi 2015 (Photographer of the year, EE.UU); el premio Photo of the year 2014 con su trabajo ‘Ebola outbreak in Liberia’ en el Istanbul Photo Award (Turquía); el George Polk Award for Health Reporting 2014 (EE.UU) y el máximo galardón en el FIPCOM 2015, Fujairah International Photojournalism International Competition (Emiratos Árabes).

Fotografía de Daniel Berehulak en la exposición Ébola en el IVAM. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Daniel Berehulak en la exposición Ébola en el IVAM. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Según explica el propio Berehulak, durante su estancia allí pudo conocer “de primera mano” los cuidados que se dispensa a las personas afectadas y él mismo pasó por el proceso de protegerse y descontaminarse después de cada sesión de trabajo. Con esta exposición, el Festival inaugura su quinto aniversario y mantiene su apuesta por mostrar “el trabajo de fotoperiodistas que trabajan en profundidad temas de la actualidad internacional”. La presentación de ‘Ébola’ da inicio a la edición 2015 que continuará en la semana de actividades Photon en el mes de mayo.

PhotOn Festival está organizado por un equipo de cerca de una decena de profesionales del fotoperiodismo y la comunicación que de manera no remunerada luchan “por el fomento del fotoperiodismo como forma de comunicación y como indispensable herramienta para el cambio social”.

Fotografía de Daniel Berehulak. PhotOn Festival.

Fotografía de Daniel Berehulak en la exposición Ébola en Sala La Muralla del IVAM. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

PhotOn Festival aumenta su beca

PhotOn Festival
Beca para talentos noveles del fotoperiodismo internacional

Photon Festival celebra su quinto aniversario con el lanzamiento de una de las mayores becas de España para talentos noveles del fotoperiodismo internacional. En esta edición el festival crece y aumenta su beca en una apuesta por el fotoperiodismo como forma de comunicación y como indispensable herramienta para el cambio social.

Desde sus inicios, PhotOn Festival ha realizado una gran apuesta por los autores de cualquier edad que, aun sin una trayectoria profesional consolidada, presentan sólidos e interesantes trabajos en el campo del documentalismo y el fotoperiodismo. Siempre pegado a la actualidad, PhotOn premia los trabajos iniciados en los dos últimos años aunque la investigación de los mismos continúe todavía abierta.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

La beca PhotOn 2015 se compone de dos premios. #Premioollerosphotonfestival: El ganador recibirá un premio económico de 2.000 euros entregado por Olleros Abogados en forma de cheque nominativo. Además, la organización del festival realizará la producción expositiva del trabajo del ganador y la mostrará dentro del circuito oficial de la sexta edición del festival en 2016. Esta producción expositiva está valorada en cerca de 2.000 euros.

#Premiofujiphotonfestival: El ganador del premio obtendrá una cámara profesional Fujifilm X-T1 con un objetivo Fujinon XF18-135mm valorada en 1.600€.

El plazo de presentación de trabajos termina el 31 de marzo de 2015 y la deliberación de los premios se realizará, como cada año, durante la semana del festival. Además del equipo organizador PhotOn, el jurado de los premios estará compuesto por los profesionales del fotoperiodismo internacional cuyos trabajos se presentan durante la semana del festival.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotoperiodistas como Manu Bravo, premio Pulitzer 2013 por su cobertura de la guerra en Siria; Samuel Aranda, World Press Photo 2011 por su trabajo de las revueltas en Yemen; Gorka Lejarcegi, premio Ortega y Gasset 2001 o Pedro Armestre, premio Ortega y Gasset 2014, han sido miembros del jurado en las ediciones anteriores.

En 2015 está confirmada la participación como jurado de Daniel Berehulak, fotoperiodista que realizó una potente cobertura de la epidemia del Ébola y Xaume Olleros, fotógrafo valenciano portada de Time el pasado mes de octubre con su trabajo de las protestas en la Umbrella Revolution.

Las bases del concurso están publicadas en la web del festival (www.photonfestival.com) y en sus redes sociales en Twitter y Facebook.

PhotOn Festival está organizado por un equipo de cerca de una decena de profesionales del fotoperiodismo y la comunicación que de manera no remunerada luchan por el fomento del fotoperiodismo. El festival organiza charlas, proyecciones, visionados de portfolios y un circuito expositivo por los principales espacios culturales del centro de Valencia como el IVAM, el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València, el Mercado Central o la sala La Metro de Metrovalencia.

La quinta edición del festival se lleva a cabo gracias al patrocinio de la Fundación Cañada Blanch, el Centro Cultural La Nau, Olleros Abogados, y Metrovalencia. Arquitectura Racional y Fujifilm España colaboran en esta quinta edición en la que la cerveza oficial es Cervezas Turia.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.