Les Arts acoge el melancólico Il masnadieri de Verdi

Il masnadieri, de Giuseppe Verdi, dirigido por Roberto Abbado
Palau de les Arts
Avda. del Professor López Piñero, 1. Valencia
Días 6, 9, 12, 15 y 17 de febrero de 2019

El Palau de les Arts se adentra en el repertorio menos conocido de Giuseppe Verdi con ‘I masnadieri’. Esta obra se estrena en la Sala Principal el miércoles 6 de febrero, y contará con más funciones los días 9, 12, 15 y 17 de febrero.  El director artístico de Les Arts, Jesús Iglesias Noriega, así lo destacó en la presentación de la producción ante los medios de comunicación, acompañado por el director musical, Roberto Abbado y los principales solistas: Stefano Secco (Carlo), Roberta Mantegna (Amalia), Michele Pertusi (Massimiliano) y Artur Ruciński (Francesco), junto con el director de escena de la reposición, Allex Aguilera.

‘I masnadieri’, según explicó el maestro Abbado, es el primer encargo internacional de Verdi, que iniciaba a la par su fructífera relación con uno de los pensadores más importantes del Siglo de las Luces: Friedrich von Schiller. Se trata de una obra clave en el desarrollo musical y teatral del autor, escrita a caballo entre el Sturm und Drang -el ímpetu y la tempestad- y el Romanticismo primigenio, de los que toma y desarrolla un marcado sentido de la melancolía, un rítmico y vigoroso ímpetu, el idealismo del joven filósofo y el ansia de libertad del mismo Verdi del Risorgimento.

Il masnadieri, de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

Il masnadieri, de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

Estrenada en Her Majesty’s Theatre de Londres en 1847, el genio de Busseto contó con la colaboración de uno de los grandes intelectuales de su época, Andrea Maffei. Traductor de referencia al italiano de la obra del dramaturgo alemán, Maffei convirtió las cuatro horas de intenso drama ‘Die Räuber’ (‘Los bandidos’) en un libreto de dos horas y media condensado en bloques de acción.

Verdi compuso, tal y como explicó Roberto Abbado, una partitura impresionante, de gran riqueza de sentimientos, que oscila desde la ternura hasta la violencia. Además, escribió una música extremadamente exigente tanto para los roles protagonistas como para los primarios, en la que, como novedad, sitúa al coro como personaje principal.

‘I masnadieri’ exige cuatro intérpretes de primer nivel, en el que según señaló Iglesias Noriega, figuran los debuts en València de Stefano Secco y Roberta Mantegna, así como el reencuentro de dos voces apreciadas por el público de Les Arts: Michele Pertusi y Artur Ruciński.

Roberto Abbado y Jesús Iglesias Noriega, con los intérpretes de 'Il masnadieri'. Imagen cortesía de Les Arts.

Roberto Abbado y Jesús Iglesias Noriega, con los intérpretes de ‘Il masnadieri’. Imagen cortesía de Les Arts.

Los intérpretes de ‘I masnadieri’

Stefano Secco encarna a Carlo, bandido duro y violento y a su vez muy nostálgico, que refleja el prototipo del héroe romántico plegado en su interior, De difícil interpretación, según el propio tenor, en el pentagrama se reconocen momentos del Donizetti serio junto con cabalettas de compleja ejecución.

Artur Ruciński, barítono de referencia internacional, da vida al hermano de Carlo, Francesco, papel de oscura psicología, muy similar al Macbeth que Verdi musicó en el mismo año. El cantante polaco, que siempre descubre algo nuevo en el personaje, lo destaca por su singularidad frente al resto de roles verdianos para su tesitura.

El bajo Michele Pertusi, que el público valenciano recordará por ‘Don Pasquale’, debuta el papel de Massimiliano, padre de Carlo y Francesco. Se trata de un “rol vocativo”, de interpretación bastante concentrada y enérgica, cuyas demandas llevan del primer Verdi a la etapa madura del compositor.

'Il masnadieri', de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

‘Il masnadieri’, de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

Cierra el cuarteto, Roberta Mantegna (Amalia), la única mujer de la obra, un rol que Verdi escribió para una diva su época Jenny Lind, reputada soprano de coloratura; un papel que según Mantegna transita entre lo dramático y lo mágico, y que sólo a través de la muerte recibe el estatus de heroína.

Dominik Chenes, que cantará el papel de Carlo el día 15, Bum Joo Lee (Arminio) y Gabriele Sagona (Moser) completan un elenco, en el también participa el tenor ucranio Mark Serdiuk (Rolla) del Centre Plácido Domingo.

Allex Aguilera ha dirigido la reposición de la producción de Gabriele Lavia para los teatros San Carlo de Nápoles y La Fenice de Venecia, con escenografía de Alessandro Camera y vestuario de Andrea Viotti. Aguilera y Nadia García, del equipo de Les Arts, firman también la iluminación de la producción. Aguilera apuntó que se ha respetado la esencia del montaje, de corte posmoderno según Lavia, adaptándolo a los intérpretes y sus personalidades para crear un espectáculo completamente nuevo.

'Il masnadieri', de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

‘Il masnadieri’, de Giuseppe Verdi. Fotografía de Mikel Ponce y Miguel Lorenzo por cortesía de Les Arts.

Doble emisión de la Royal Opera House en València

‘La Dama de Picas’ y ‘La Traviata’
Royal Opera House
Emisión vía satélite
Cines de la provincia de València
Martes 22 y miércoles 30 de enero de 2018

Dos óperas se emitirán en directo, desde El Covent Garden de Londres, en cines de seis ciudades de la provincia de València para iniciar el año. El próximo martes, 22 de enero, a las 19:45 horas (hora de España), la Royal Opera House emitirá, vía satélite, ‘La Dama de Picas’, de Tchaikovski. El 30 del mismo mes, a la misma hora, será el turno para la aclamada ópera de Verdi, ‘La Traviata’. Además, se emitirá en más cien ciudades de toda España.

‘La Dama de picas’, el martes, 22 de enero

Cuenta la historia de Gherman (Aleksandrs Antonenko), un soldado pobre obsesionado con el juego y la bella Liza (Eva-Maria Westbroek). Tras el intento de Gherman de desvelar la estafa de juego de la abuela de Liza, la Condesa (Felicity Palmer), ella se asusta y él vuelve su obsesión en locura. La inventiva producción de Stefan Herheim sitúa al propio Tchaikovski en el centro de la acción. La Dama de Picas presenta parte de la música más hermosa del compositor, con grandes coros, arias íntimas y duetos apasionados. El director es Antonio Pappano.

‘La Dama de Picas’, basada en un relato breve de Pushkin, llega a la Royal Opera House en una nueva producción, ambientada en 1890 año del estreno de la ópera, que ya ha obtenido reseñas con cinco estrellas en Ámsterdam. Cantada en ruso, con subtítulos en castellano, tiene una duración de tres horas y media. Se proyectará en directo desde La Royal Opera House, de Londres el martes, 22 de enero a las 19:45 horas, en los cines de Alzira (Cines El Punt de la Ribera), Oliva (Teatre Olimpia), Ontinyent ( Cineápolis El Teler), Paterna ( Kinépolis Valencia), Requena (Cine Principal de Requena) y València (Cines Lys).

‘La Traviata’, el 30 de enero

La Royal Opera House presenta un elenco que incluye a Plácido Domingo. La ópera cuenta la historia de la cortesana parisina Violetta (Ermonela Jaho) y su trágica historia de amor con Alfredo Germont (Charles Castronovo). Su idílico romance en el campo termina cuando el padre de Alfredo, Giorgio (Plácido Domingo), horrorizado por su escandalosa relación, persuade a Violetta para que abandone a Alfredo por el bien de su familia, aun sabiendo que está gravemente enferma. Alfredo, angustiado, descubre la verdad cuando Violetta está en su lecho de muerte. La ópera contiene alguna de las arias más famosas de Verdi, incluidas ‘Sempre líbera’ y ‘Addio del passato’. Antonello Manacorda debuta en Royal Opera como director.

La producción de Richard Eyre para la Royal Opera pone de relieve todo el colorido emocional, desde el vertiginoso descubrimiento del amor a la inevitable conclusión, pasando por una dolorosa confrontación. Lujosos decorados y vestidos de época resaltan la realidad de un emocionante relato basado en la vida real. La ópera se emitirá en directo, vía satélite, desde la Royal Opera House, de Londres, y llegará el miércoles, 30 de enero, a las 19:45 horas a los cines de Alzira (Cines el Punt de la Ribera), Oliva (Teatre Olimpia), Ontinyent ( Cineápolis El Teler), Paterna ( Kinépolis Valencia), Requena (Cine Principal de Requena) y València (Cines Lys). Será cantada en italiano, con subtítulos en castellano. Dura tres horas y veinte minutos.

Las proyecciones en directo en cines de la Royal Opera House ofrecen contenidos exclusivos, incluyendo imágenes, la vida entre bambalinas, entrevistas y planos detalle de los intérpretes. Estas dos óperas serán presentadas por Clemency Burton-Hill. Están distribuidas en España por la distribuidora, Versión Digital.

Diez años de emisiones en directo

La Royal Opera House está celebrando este año 10 años en directo en cines, liderando las mejores óperas y ballets. La pasada temporada fue la más vista en cines, con más de un millón de entradas vendidas a nivel mundial.

Un instante de la representación de 'La Dama de Picas', en el Dutch National Opera. Fotografía cortesía de la Royal Opera House (España).

Un instante de la representación de ‘La Dama de Picas’, en el Dutch National Opera. Fotografía cortesía de la Royal Opera House (España).

Iglesias Noriega sacará Les Arts a la calle

Presentación del nuevo director artístico del Palau de les Arts
Palau de les Arts Reina Sofía
Avda. del Professor López Piñero, 1. Valencia
Lunes 29 de octubre de 2018

Jesús Iglesias Noriega aseguró, durante su presentación como nuevo director artístico del Palau de les Arts, que el reto del coliseo valenciano era diferenciarse del resto de recintos operísticos europeos, mediante una programación singular e innovadora, al tiempo que manifestaba su intención de acercarlo a la sociedad sacándolo a la calle con conciertos al aire libre. También destacó la necesidad de ampliar el repertorio lírico y abrirlo a otros géneros musicales como el jazz, el flamenco o la canción popular.

El conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà y la presidenta del Patronato de Les Arts, Susana Lloret, acompañaron a Jesús Iglesias Noriega en la presentación de sus principales líneas de trabajo como director artístico del coliseo operístico valenciano. Cabe recordar que Iglesias Noriega fue elegido para ocupar este cargo mediante un concurso público siguiendo el Código de Buenas Prácticas en la Cultura Valenciana, con una comisión evaluadora conformada, entre otros, por Christina Scheppelmann y Joan Matabosch. La decisión de la comisión fue ratificada por el Patronato de Les Arts.

El trabajo del nuevo director artístico de Les Arts viene avalado por su trabajo de dirección en el departamento artístico de la Dutch National Opera & Ballet de los Países Bajos y su labor de coordinación artística en el teatro Real, donde ha demostrado capacidad de innovación, de atraer nuevos públicos, amplia agenda, capacidad de desarrollo de proyectos educativos y habilidad para sacar el máximo partido conjugando en un mismo espacio todo aquello que tenga relación con la voz y la música, entre otras cualidades.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.

Susana Lloret destacó “la solvencia de Jesús Iglesias Noriega para llevar a cabo este proyecto, sin duda ilusionante, ambicioso, valiente, innovador, comprometido y absolutamente necesario para Les Arts. La solvencia de Iglesias Noriega es ampliamente reconocida en el sector”. Y dijo más: ”Siempre tuvimos claro en este patronato que partíamos de un teatro de ópera singular, vanguardista y con un gran potencial que estaba en cierta medida desaprovechado artísticamente y desconectado socialmente, así de simple. Iglesias nos acaba de presentar el antídoto”.

“Estamos seguros de que con Jesús Iglesias Noriega, Les Arts allana el camino hacia la apertura social, su singularidad como coliseo operístico en el contexto internacional, así como la calidad y la excelencia requeridas con un proyecto sólido”, destacó el conseller Marzà. Y añadió: “El elemento diferenciador que tenemos con respecto a otros espacios operísticos es que nosotros contamos con una calidad excepcional de todas las artes que acompañan a la ópera: música con la Orquestra de la Comunitat Valenciana; canto con el Centre de Perfeccionament Plácido Domingo y el Coro de la Generalitat; el Ballet de la Generalitat, así como la posibilidad de desarrollar la innovación con las artes escénicas. Eso nos da un valor diferenciador y es un potenciador de la excelencia operística”.

Iglesias Noriega destacó que el gran reto del coliseo valenciano era “dotar de singularidad e identidad propia a Les Arts en el ámbito internacional que lo diferencie de los grandes coliseos operísticos de nuestro continente”. “Solo así, con una personalidad definida, conseguiremos que no imite, sino que fidelice aún más a su público y, sobre todo, que lo amplíe en número y diversidad, hasta conseguir que la sociedad valenciana se identifique en lo que debe ser un gran centro cultural en el sentido más amplio del término: un lugar de intercambio de ideas y encuentro entre las obras, los artistas y el público”, agregó.

En este sentido, detalló diversas acciones encaminadas a aumentar el número de actividades y la calidad de estas, así como afianzar un proyecto pedagógico y social sólido: “Trabajaremos para ampliar el campo artístico de Les Arts a través de una programación original e innovadora que tendrá su base en una serie de contextos temáticos en cada temporada. Con ello vertebraremos de una forma rica la programación general e incentivaremos la creación artística de un festival que incluya diferentes espectáculos dedicados a un compositor, a una temática concreta o a una forma”.

Asimismo, expuso su intención de ampliar las actividades que complementan la programación en las áreas de participación ciudadana, encuentros y debates, actividades infantiles, exposiciones y diferentes géneros musicales, “para desarrollar la idea de ópera ciudadana, expresada en términos de intercambio y apertura”.

Por lo que respecta a la programación, Jesús Iglesias Noriega avanzó que “queremos convertir Les Arts en un teatro musical que abarque la música lírica en todas sus manifestaciones: ópera, zarzuela, musicales, conciertos sinfónico-corales y de cámara, conciertos líricos y Lied; pero también abrir la posibilidad a otros géneros o músicas como el ‘jazz’, el flamenco, la canción popular y músicas de otras culturas”.

Una de las prioridades en el nuevo proyecto artístico será la ampliación del repertorio lírico de Les Arts, hasta ahora muy focalizado en el siglo XIX italiano y francés y el barroco casi exclusivamente italiano. También se pretende potenciar espectáculos y representaciones líricas innovadores con un espacio propio en la programación para captar nuevos públicos. Para esto se iniciarán colaboraciones con las entidades más relevantes del panorama europeo que trabajan en este sentido.

Otro de los aspectos novedosos del nuevo desarrollo artístico de Les Arts es que la ópera salga con más actividades a la calle y se acerque aún más a la sociedad. “En este caso se trata de salir a los exteriores de Les Arts y llegar también a diferentes zonas del territorio valenciano con retransmisiones de óperas y ‘ballets’ en exteriores, y la programación de conciertos al aire libre de la Orquestra, el Cor y el Centre de Perfeccionament”, explicó Iglesias Noriega.

El director artístico de Les Arts también hizo hincapié en “mantener un mayor contacto y una mayor colaboración con otros teatros de ópera estatales y europeos con el objetivo de establecer un fluido intercambio de información y una adecuada coordinación de las programaciones y desarrollo de proyectos conjuntos, no solo en lo que se refiere a las producciones de la temporada lírica, sino también en cuanto a las de pequeño formato y las actividades que integran el proyecto de desarrollo cultural”.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.

De izda a dcha, Susana Lloret, Jesús Iglesias Noriega y Vicent Marzà. Imagen cortesía de Les Arts.

‘Gloriana’, De Benjamin Britten, en el Teatro Real

‘Gloriana’, de Benjamin Britten
Una producción del Teatro Real, la English National Opera y la Vlaamse Opera (Ópera Flamenca) de Amberes
Teatro Real
Plaza de Isabel II, Madrid
Hasta el 24 de abril de 2018

El Teatro Real ofrece, hasta el 24 de abril de 2018, diversas funciones de ‘Gloriana’, de Benjamin Britten, en una nueva producción del Teatro Real, en coproducción con la English National Opera y la Vlaamse Opera (Ópera Flamenca) de Amberes.

Será la séptima ópera del gran compositor inglés que se presenta en el Teatro Real desde su reapertura ─’Peter Grimes’ (1997), ‘El sueño de una noche de verano’ (2006), ‘La violación de Lucrecia’ (2007), ‘Otra vuelta de tuerca’ (2010), ‘Muerte en Venecia’ (2014) y ‘Billy Budd’ (2016)─, además de las obras infantiles ‘El pequeño deshollinador’ (2005, 2006 y 2008) y ‘El diluvio de Noé’ (2007).

Gloriana. Makma

‘Gloriana’ llegará por primera vez a Madrid bajo la batuta del director musical del Teatro Real, Ivor Bolton ─cuya lectura de ‘Billy Budd’, el pasado año, fue unánimemente aplaudida─ y con dirección de escena de David McVicar, muy fiel a la dramaturgia de la ópera. Este prestigioso director escocés vuelve a demostrar su meticuloso y hondo trabajo actoral, que ya se ha podido ver en 2010, también con un título de ‘Britten’ ─una intimista e inquietante versión de ‘Otra vuelta de tuerca’─ y posteriormente en ‘La traviata’ y ‘Rigoletto’, ambas de 2015.

Benjamin Britten (1913-1976) compuso ‘Gloriana’ para celebrar la coronación de la reina Isabel II de Reino Unido, que ha cumplido recientemente 65 años de reinado. El solemne y pomposo estreno de la ópera en el Covent Garden de Londres el 8 de junio de 1953, con la presencia de los más altos dignatarios del Reino Unido y de la realeza europea, resultó un estrepitoso fracaso, ya que la ópera retrata con crudeza un episodio poco digno de la atribulada vida de la reina Isabel I (1533-1603), que se debate entre sentimientos y pasiones “demasiado humanos”, sin el aura heroica que esperaba el público selecto congregado para la ocasión.

Ver a la mítica “reina virgen” renacentista, ya en edad avanzada y en el apogeo de su  reinado ─n el que florecieron William Shakespeare, Francis Bacon o Christopher Marlowe─namorada del joven (y casado) conde de Essex y actuando con ira y despecho, o despojada de su peluca en la intimidad de sus aposentos, supuso tal desconcierto para los asistentes, que la crítica castigó a Britten sin compasión, confundiendo el valor intrínseco de la partitura con la inadecuación de su tema a las circunstancias festivas del acontecimiento.

Imagen de un instante de la representación de 'Gloriana', de Benjamin Britten. Fotografía de Javier del Real, cortesía del Teatro Real.

Imagen de un instante de la representación de ‘Gloriana’, de Benjamin Britten. Fotografía de Javier del Real, cortesía del Teatro Real.

Después de un largo letargo, y ya alejada del contexto social de entonces, ‘Gloriana’ fue poco a poco imponiéndose en la programación de los teatros, por la calidad musical y dramatúrgica de la ópera, que alterna momentos de magnificencia operística casi verdianos con escenas de intimismo, una orquestación refinada llena de evocaciones de la música renacentista ─obre todo de Purcell─ y personajes herederos del teatro shakesperiano.

Son precisamente dos británicos conocedores de la rica tradición teatral inglesa y de la obra de Britten los encargados de dirigir la producción que se estrenará en el Teatro Real.

David McVicar sitúa a la Reina en el centro de un mundo palaciego corrompido e hipócrita, que ella controla con mano de hierro, en la misma medida en que es atentamente vigilada por súbditos y cortesanos, en una Europa inmersa en luchas religiosas y territoriales.

Isabel I se mueve en una escenografía depurada y conceptual de Robert Jones, que enfatiza el trabajo actoral de los intérpretes. El rico vestuario isabelino concebido por Brigitte Reiffenstuel, inspirado en pinturas de la National Gallery de Londres, asume un carácter casi escenográfico. La ópera reflejará así, en la escena, la ósmosis que traspasa también la música de Britten, escrita en el siglo XX pero impregnada de olores y colores renacentistas.

Ivor Bolton estará al frente de un doble elenco encabezado por las sopranos Anna Caterina Antonacci y Alexandra Deshorties, que estarán secundadas por un reparto muy coral ─Leonardo Capalbo y David Butt Philip (Robert Devereux, conde de Essex), Paula Murrihy y Hanna Hipp (Frances, condesa de Essex), Duncan Rock y Gabriel Bermúdez (Charles Blount, Lord Mountjoy), Sophie Bevan y Maria Miró (Penelope, Lady Rich, hermana del conde de Essex), Leigh Melrose y Charles Rice (Sir Robert Cecil, secretario del Consejo), David Soar y David Steffens (Sir Walter Raleigh, capitán de guardia)─ acompañadas por el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real y los Pequeños Cantores de la JORCAM.

Imagen de un instante de la representación de 'Gloriana', de Benjamin Britten. Fotografía de Javier del Real, cortesía del Teatro Real.

Imagen de un instante de la representación de ‘Gloriana’, de Benjamin Britten. Fotografía de Javier del Real, cortesía del Teatro Real.

 

Una ‘Carmen’ inédita desde Londres

Carmen, de Georges Bizet, dirigida por Barrie Kosky
En 18 cines de la Comunidad Valenciana y 150 de toda España
Desde la Royal Opera House de Londres
Martes 6 de marzo de 2018, a las 19.45h

La ópera Carmen, después de que el Palau de Les Arts acogiera hace apenas diez días la singular versión de la compañía Antonio Gades, vuelve a Valencia de la mano de la distribuidora Versión Digital. Del escenario a la gran pantalla de cine, ahora en su formato original e inédito. “Nunca antes se había representado tal y como la concibió Bizet para su estreno en la Opéra Cómique de París en 1875”, avanza Francisco Bueno, profesor de Historia de la Ópera de la Universitat de València.

Lo hará en 18 salas de cine de la Comunitat Valenciana este martes 6 de marzo, a las 19.45 horas, en directo desde la Royal Opera House de Londres, al mismo tiempo que se proyecta en más de 150 salas de toda España. La originalidad de esta Carmen responde a su partitura. “La que se representó en París tenía partes habladas que Bizet cambió tras el fracaso cosechado en su estreno, incorporando recitativos”, explica Bueno. Seis meses después volvió a representarse, esta vez en Viena, con gran éxito. La pena es que para entonces Georges Bizet ya había muerto.

Carmen, de Georges Bizet. Foto de Monika Rittershaus por cortesía de Versión Digital.

Carmen, de Georges Bizet. Foto de Monika Rittershaus por cortesía de Versión Digital.

Hay quienes dicen que su fallecimiento pudo deberse, en parte, al fracaso parisino. Lo cierto es que el compositor francés murió con tan solo 36 años en junio de 1875, a caballo entre el mes de marzo del estreno de Carmen y octubre, que es cuando se repuso en Viena. De manera que jamás pudo escuchar sobre un escenario la versión que no ha dejado de ser aclamada en todas las partes del mundo, siendo a día de hoy la ópera francesa más famosa del repertorio operístico. La distribuidora valenciana Versión Digital la acerca a los cines, como parte del acuerdo suscrito con la Royal Opera House para proyectar en la gran pantalla su temporada de ópera.

La novedosa y ahora rompedora versión dirigida por el australiano Barrie Kosky consiste precisamente en la recuperación de la partitura original. “Hay tres temas que Bizet incorporó para suplir el fracaso que supuso en su estreno las partes habladas: La Habanera, en fa mayor con coro, La Romanza del acto tercero, y La canción del toreador”, apunta Bueno. La Carmen que presenta la Royal Opera House, y que podrán ver en directo los espectadores de cine, es la que aún no había incorporado estos tres temas para darle el dinamismo que Bizet creía conveniente, tras el fiasco parisino que tanto le afectó.

Carmen, de Georges Bizet. Foto de Monika Rittershaus por cortesía de Versión Digital.

Carmen, de Georges Bizet. Foto de Monika Rittershaus por cortesía de Versión Digital.

Las convenciones de la ópera cómica, la opereta, la revista y el vodevil que inspiraron a Bizet son recuperadas por Barrie Kosky para ofrecer la conflictiva relación entre Don José y la pasional Carmen tal y como fue presentada originariamente. El director musical Jakub Hrusa es quien dirige a la orquesta y coro del teatro Royal Opera House, de una ópera que encabeza la mezzo-soprano rusa Anna Goryachova, en el papel principal, junto al tenor italiano Francesco Meli, como Don José.

“El musicólogo alemán Fritz Oeser fue quien descubrió en 1964 la partitura original, restableciendo la idea con la que Bizet estrenó la ópera”, señala Francisco Bueno, quien subraya la paradoja que supone el éxito de una obra de la que no pudo gozar el propio compositor. La mezcla de escenas trágicas y pasajes ligeros, la algarabía de los coros y la intimidad de aquellas otras protagonizadas en solitario por los amantes, así como la simbiosis de música clásica y canción popular, han hecho de Carmen un espectáculo de notable éxito cada vez que se representa, tal y como sucedió con la versión de la compañía de Antonio Gades.

Ahora, justo el mes en el que se cumplen los 143 años de su estreno en París, Versión Digital la proyecta en los cines valencianos y del resto de la geografía nacional en directo desde Londres. Otra ocasión, esta vez en verdad única, de seguir las andanzas de Carmen, una mujer mal entendida en su momento y ahora de plena actualidad.

Carmen, de Georges Bizet. Foto de Monika Rittershaus por cortesía de Versión Digital.

Carmen, de Georges Bizet. Foto de Monika Rittershaus por cortesía de Versión Digital.

Salva Torres

La ópera antes del Palau de les Arts

Crònica de l’òpera representada a València (1936-1959): la Guerra Civil i la Postguerra, de Ernest González
Institut Alfons el Magànim

¿Existía la ópera en Valencia antes del Palau de les Arts? Algunos melómanos mal informados creen que no, pero se equivocan. A pesar de la miseria cultural del franquismo el bel canto vivió grandes momentos alentados por un público variopinto que acudía no sólo a los auditorios, sino también a representaciones al aire libre en la plaza de toros o en los Jardines de Viveros.

Un extenso estudio de Ernesto González publicado en valenciano por el Institut Alfons el Magnànim demuestra que durante la primera mitad del siglo XX la relación de los valencianos con la música lírica fue intensa, apasionada y también muy cambiante. “No es exacto que la evolución de la ópera desde el inicio de la guerra civil decayera hasta casi desaparecer como se ha dicho”, afirma González.

La soprano valenciana Ana María Olaria.

La soprano valenciana Ana María Olaria.

Su libro, ‘Crònica de l’òpera representada a València (1936-1959): la Guerra Civil i la Postguerra’ es el fruto de más de seis años de trabajo y de una rigurosa documentación. Sus páginas hacen un repaso a estas décadas, a lo largo de las cuales se produjeron picos de excelencia y puntos muertos en lo que la ópera se refiere siendo ésta un fiel reflejo de los acontecimientos políticos como, por ejemplo, el auge y caída del régimen de Mussolini. ¿Cuáles fueron sus mejores y peores etapas?

“Desde 1939 hasta la caída del régimen de Mussolini vinieron a Valencia excelentes cantantes de ese país”, explica González. “Si se suman las representaciones de la compañías del Liceo barcelonés, en una sola de aquellas temporada se escuchaba en Valencia tanta ópera como en el periodo republicano anterior a la guerra civil. Los momentos más brillantes fueron la temporada 1946-47 y las comprendidas entre 1952 y 1955. A finales de los cincuenta se vivieron los años más oscuros, incluso peores que en la guerra civil. En todo caso, la evolución de la ópera, tanto en calidad como cantidad no es lineal sino accidentada, con subidas y bajadas. Incluso en las temporadas más negras se podía disfrutar alguna actuación interesante”.

El tenor Carlo Bergonzi de Radamès.

El tenor Carlo Bergonzi de Radamès.

En la etapa que cubre el libro las representaciones de ópera no se concentraba en un sólo auditorio, sino que se difundían por toda la ciudad. “Desde el modesto teatro del Patronato (ahora Sala Escalante)  hasta el Principal o el Apolo. Lírico, Ruzafa y Alkázar también ofrecían sesiones de ópera y en primavera y verano se celebraban al aire libre en Viveros y la plaza de toros.

Aunque el público de la ópera se asocia a la aristocracia y burguesía, esta visión “sólo es una parte de la realidad”, matiza González. “La ópera ha gustado a toda clase de público en todas las épocas. En la Valencia de la posguerra la burguesía la usó para alardear de su poderío, pero también incluía diferentes tipos de público”.

Del estudio exhaustivo realizado por González se desprende el amor de los valencianos por la ópera italiana, especialmente, por Puccini. También la reiteración obsesiva de títulos. “Marina de Arrieta se representó 126 veces y Madame Butterfly nada menos que 42 en 20 años. “Los amantes del bel canto valencianos  han sido siempre italianófilos y me atrevería a decir que lo siguen siendo, sobre todo admiradores de Puccini”

González considera que “la inauguración del Palau de les Arts, en 2005,  supuso un impulso a la ópera equivalente a la creación del Teatro Principal, en 1832, pero con un acceso más democrático. Gracias a la continuidad de la programación se ha consolidado un público estable y entendido. Su mayor virtud es combinar títulos del repertorio habitual con otros de estilos y procedencias más desconocidas, algo que en la época que trata mi libro no solía hacer, pues los empresarios no se arriesgaban”, concluye Ernest González.

Ernest González. Imagen cortesía del autor.

Ernest González. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

Ópera con marionetas en Les Arts

Philemon und Baucis, de Franz Joseph Haydn
Teatre Martín i Soler
Palau de Les Arts
Avenida Professor López Piñero, 1. Valencia
Jueves 12 y domingo 15 de enero de 2017

El Palau de les Arts Reina Sofía comienza el año 2017 con la ópera para marionetas de Franz Joseph Haydn ‘Philemon und Baucis’, que se estrenó en el Teatre Martín i Soler el domingo 8 de enero. “Una amena propuesta con la que acercarse a la ópera y descubrir también nuevas formas de representación artística al público de Les Arts”, explicó el intendente de Les Arts, Davide Livermore.

“Cantantes, actores, músicos y marionetistas se reúnen en un complejo ejercicio de teatro musical, que hacen posible dos especialistas: Fabio Biondi como director musical y la veterana compañía de marionetas Carlo Colla e Figli junto con los grandes jóvenes artistas del Centre Plácido Domingo”, apuntó el Intendente.

Tras los conciertos ‘Gloria e Imeneo’ e ‘Israel in Egypt’, el maestro Biondi realiza su tercera incursión en la Temporada 2016-2017 con un título que le valió una distinción especial, junto con la compañía Carlo Colla, en la edición de 2008 de los prestigiosos Premios Franco Abbiati de la crítica italiana.

Philemone e Bauci. Imagen cortesía de Les Arts.

Philemon und Baucis. Imagen cortesía de Les Arts.

“Haydn apreciaba mucho este género, de hecho, compuso seis o siete óperas para marionetas de las cuales sólo ‘Philemon und Baucis’ ha sobrevivido”, remarcó Biondi, que también subrayó el espectáculo como un “ejercicio al servicio de la música y de la belleza; el público no ve ni a marionetistas, ni a cantantes, ni a la orquesta, ni tampoco al director ,sólo a las marionetas”. El director titular de la OCV apuntó también que esta ópera es un espectáculo perfecto para todas las edades, visualmente extraordinario e idóneo para abrir la lírica a una joven generación.

Más de 200 años de experiencia avalan a la compañía Carlo Colla e Figli, que comenzó siendo un grupo de artistas itinerantes por el norte de Italia, hasta que en 1906 se estableció en el Teatro Gerolamo de Milán. La llegada de la televisión y de los dibujos animados contribuyó a la crisis de este espectáculo a mediados de los años 50. La compañía abandona su teatro estable y comienza una intensa actividad por diversas ciudades de Italia, para empezar en los años 80 a recorrer el mundo.

Consolidada ya como una de las empresas más prestigiosas en el teatro de marionetas, en 1994, nace en Milán el Atelier Carlo Colla e Figli, que se convierte en la sede definitiva de la compañía. Eugenio Monti Colla, actual director artístico de la compañía, que pertenece a la quinta generación de esta estirpe de marionetistas, explicó la complejidad del trabajo en este tipo de representaciones, que ha equiparado a la técnica de un músico para tocar un instrumento: “Las marionetas no copian el movimiento del ser humano, son un elemento metafísico, un símbolo que a través de los hilos se convierten en un personaje y entonces el marionetista deja de existir”.

Además del estreno, ‘Philemon und Baucis’, se podrá ver también los días 12 y 15 de enero junto con una representación didáctica el día 11 de este mismo mes. Las localidades para esta obra, de una hora de duración, tienen un precio único de 35 euros.

Philemone und Baucis. Imagen cortesía de Les Arts.

Philemone und Baucis. Imagen cortesía de Les Arts.

Ópera para marionetas

‘Philemon und Baucis’ de Franz Joseph Haydn descubre al espectador de Les Arts el poco conocido repertorio lírico para teatro de marionetas, un género nacido en la Italia del Renacimiento tardío que se hizo tremendamente popular en el Imperio austrohúngaro, a donde llegó vía Venecia en el siglo XVII.

La ópera para marionetas gozaba de larga popularidad ya en 1773, año en el que se estrena esta ópera Singspiel de argumento moralizante y mitológico. El texto de Philip Georg Bader y Gottlieb Konrad Pfeffel se sirve de una de ’Las Metamorfosis’ del poeta romano Ovidio, en la que se narra la conversión en árboles inmortales de un matrimonio de ancianos incondicionalmente fieles a Júpiter, dios de dioses.

Los libretistas y Haydn, artista de la corte del príncipe Esterházy, componen este ’Philemon und Baucis’ a mayor gloria de la emperatriz María Teresa de Austria. En la ópera, ofrecerán una versión transformada del mito ovidiano con un mensaje profundamente moralizante: la loa al orden social del Antiguo Régimen, sistema que se enfrentaba a su brusco final con la Revolución Francesa en 1789.

Música de cámara

Davide Livermore anunció que este mes de enero comienza el ciclo de música de cámara que Fabio Biondi y los profesores de la Orquestra de la Comunitat Valenciana ofrecen en el Espai Los Toros, “un nuevo rincón de Les Arts que se abre al público general”, señaló el Intendente.

Para la primera sesión, el 14 de enero, bajo el epígrafe ‘En torno a Mozart’, el programa incluye obras de Haydn, Martín i Soler, Salieri, Beethoven y Mozart. Las localidades tienen un precio único de 15 euros.

Filemone e Bauci.

Philemone und Baucis. Imagen cortesía de Les Arts.

 

El autor del Himno de Riego recordado en el MuVIM

Les ciutats del músic
En torno a José Melchor Gomis
Hall del MuVIM
C / Quevedo, 2. Valencia
Hasta el 23 de octubre de 2016

El MuVIM acoge hasta el 23 de octubre la exposición ‘Les ciutats del músic’, que recoge la historia y la producción musical de José Melchor Gomis, uno de los músicos valencianos más universales. Jorge Rodríguez, presidente de la Diputación de Valencia, tradujo así la importancia de la muestra: “Tenemos la obligación de ser transmisores de nuestra historia y nuestra cultura a las nuevas generaciones”. De manera que el 225 aniversario de Gomis es “una oportunidad única para recuperar su memoria, ponerla en valor y dar a conocer sus obras a toda la población, desde los niños hasta los mayores”, sostuvo Rodríguez.

El director del MuVIM, Rafael Company, y el comisario de la muestra, Ignasi Gironés, coincidieron con el presidente de la Diputación a la hora de reivindicar la figura de Gomis como la de uno de los artistas valencianos más ilustres, pese a que su grado de conocimiento no alcanza al de algunos de sus coetáneos.

Vista de la exposición 'Les ciutats del músic'. Imagen cortesía del MuVIM.

Vista de la exposición ‘Les ciutats del músic’. Imagen cortesía del MuVIM.

“Lo más importante de esta exposición es empezar a descubrir a un músico valenciano desconocido por el gran público, capaz de componer óperas que compitieron con las de Rossini en París a principios del siglo XIX”, explicó Gironés, que también destacó los himnos patrióticos y militares de Gomis, entre ellos el Himno de Riego que se convirtió en emblema nacional durante la Segunda República.

Esta producción de himnos patrióticos se encuadra en los años que José Melchor Gomis pasó en Madrid tras sus primeros pasos musicales en Valencia. La inclinación política del autor acabaría llevándole a un exilio en París y Londres que dio un nuevo giro a su carrera, convirtiendo al músico de Ontinyent en un autor polifacético que siempre será recordado como el creador del primer himno oficial de España.

La muestra del MuVIM recorre la vida y la obra de Gomis a través de su itinerancia por las ciudades en las que vivió y trabajó, y consta de una serie de paneles expositivos en los que se describe y escenifica el paso del músico por esas cinco ciudades, de Ontinyent a París, con la posibilidad de escuchar cuatro de las piezas compuestas por Gomis, entre ellas el Himno de Riego. ‘Les ciutats del músic’ recorre la vida y la producción musical de un valenciano ilustre al que le fue concedida la Legión de Honor francesa al final de su carrera.

Vista de la exposición 'Les ciutats del músic'. Imagen cortesía del MuVIM.

Vista de la exposición ‘Les ciutats del músic’. Imagen cortesía del MuVIM.

El sueño de verano de Benjamin Britten

A Midsummer Night’s Dream, de Benjamin Britten
Palau de Les Arts
Avenida del Professor López Piñero, 1. Valencia
Días 10, 12, 14, 16 y 18 de junio de 2016

“Llegas aquí y lo primero que dices es ¡oh, my God!”, exclamó el director escénico Peter Curran refiriéndose a la majestuosidad de Les Arts. Y con respecto a El sueño de una noche de verano (A Midsummer Night’s Dream), ópera de Benjamin Britten que se presenta en el coliseo valenciano con el mayor elenco en sus diez años de historia, Curran dijo: “Política, religión y sexo. ¡Eso es lo que encontrareis!” Una veintena de intérpretes pondrá en escena “una de las obras maestras del siglo XX”, a juicio del director musical Roberto Abbado.

Britten, partiendo del texto de William Shakespeare, plantea un “juego entre inocencia y experiencia, moralidad e inmoralidad, sueño y realidad”. Juego que Peter Curran escenifica siguiendo los dictados del propio autor inglés: “Nos muestra algo que es invisible”. Para ello, el director escénico se basa en la filosofía griega y latina, pero sin querer tratar el tema “como si fuera un museo”, sino “como metáfora de un viejo templo que pudiera estar en Atenas o Sicilia y en contacto con la naturaleza”.

A Midsummer Night's Dream, de Benjamin Britten. Imagen cortesía de Les Arts.

A Midsummer Night’s Dream, de Benjamin Britten. Imagen cortesía de Les Arts.

¿Cuál es nuestra relación con la naturaleza hoy en día?, se preguntó Curran. “Tenemos a Hippolyta (Iulia Safonova) que no está pendiente de las cosas, como sucede hoy con los teléfonos móviles que deberíamos dejar a un lado para prestar atención a nuestro alrededor”. Y eso hace Curran en A Midsummer Night’s Dream: vincular realidad y ficción, “mezclar el mundo real y el irreal”, para que después sea el espectador quien interprete lo que “todos soñamos”.

Oberon, rey de los elfos, y Tytania, su esposa y reina de las hadas, protagonizan esta ópera estrenada en 1960 con gran éxito de público. Christopher Lowrey, que encarna al rey, aseguró que su intervención en tan grandioso espectáculo “ha hecho que crezca mi amor por la ópera”. Una ópera, según Abbado, “muy complicada, porque requiere de un reparto de cantantes de altísimo nivel”. Y la presencia de un contratenor, tipo vocal no muy extendido y sobre el que Davide Livermore, intendente de Les Arts, se explayó: “Händel, por ejemplo, nunca ha escrito para contratenor, sino para castrato, que es distinto”, al tiempo que aludió a la conexión con “el pop rock inglés de los 60”.

A Midsummer Night's Dream, de Benjamin Britten. Imagen cortesía de Les Arts.

A Midsummer Night’s Dream, de Benjamin Britten. Imagen cortesía de Les Arts.

La ópera de Britten acoge diferentes registros musicales, destacando para Abbado la intervención del coro de niños “para sacar ese color particular de lo que no es humano”. Además están las tres parejas, los artesanos y un cuarto elemento que para el director musical es fundamental, “la floresta, que es también un personaje”, y cuya tonalidad se la da “el color orquestal caracterizado por el misterio”. Roberto Abbado es la primera vez que dirige una obra del siglo XX al frente de la Orquesta de la Comunidad Valenciana, tal y como destacó Livermore.

“¿Te gusta la política, la religión, en aquello que cree la gente, el sexo…pues la ópera de Britten trata de esos tres aspectos; de lo que es el mundo real y lo que no lo es, y del sexo como fuerza que nos lleva”, sintetizó Curran. También subrayó la “importancia de todos los papeles”, aunque por encima de todo “destaca el conjunto”. Como se apunta en la sinopsis de la ópera, “las verdades profundas, los sentimientos más auténticos terminan por hacerse presentes por encima de lo absurdo de las situaciones”.

Davide Livermore, ya en relación con el “¿conflicto?” que mantiene con la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valencia, que han rechazado su colaboración con Les Arts mientras no se les pague, dijo que el presidente de las bandas tenía en su mesa “el borrador para el acuerdo marco, que estamos negociando”. De ahí que no pudiera todavía adelantar las cifras que se manejaban. “Confío en llegar a un acuerdo satisfactorio”, concluyó.

A Midsummer Nigth's Dream. Imagen cortesía de Les Arts.

A Midsummer Nigth’s Dream. Imagen cortesía de Les Arts.

 

Salva Torres

Kafka, Mondrian y el yugo de la soledad

Café Kafka, de Francisco Coll
Palau de Les Arts
Avda del Professor López Piñero, 1. Valencia
Días 22, 25, 28 y 31 de mayo de 2016

El Palau de les Arts Reina Sofía acoge el domingo 22 de mayo el estreno en España de la ópera ‘Café Kafka’, de Francisco Coll (Valencia, 1985) en el Teatre Martín i Soler. Las representaciones de esta obra, como señaló el Intendente Davide Livermore en su presentación, están dedicadas a la memoria de Inmaculada Tomás, principal impulsora de este proyecto.

“Se trata, asimismo, de una cita señalada en la X Temporada de Les Arts”, destacó Livermore. “No todos los días un teatro de ópera tiene la oportunidad de estrenar en este país una nueva obra, de un compositor de su ciudad, y además, con una nueva producción de tanta fuerza”.

‘Café Kafka’, con música de Francisco Coll y libreto de Meredith Oakes, es una ópera de cámara en un acto, escrita para cinco solistas y diez instrumentistas. La obra nace como encargo de la Royal Opera House Covent Garden de Londres, el Festival de Aldeburgh y la Opera North de Leeds.

Presentación de 'Café Kafka'. Imagen cortesía de Palau de les Arts.

Presentación de ‘Café Kafka’. Imagen cortesía de Palau de les Arts.

El estadounidense afincado en Italia Christopher Franklin asume la dirección musical de esta pieza, que recibió el elogio de la crítica inglesa en su estreno. ‘Café Kafka’ supone también el debut operístico de Franklin en Les Arts, donde anteriormente ha dirigido a la Orquesta de la Comunidad Valenciana en un concierto del tenor peruano Juan Diego Flórez.

Franklin es una de las batutas emergentes en el panorama musical europeo, que ha trabajado en destacados centros líricos italianos, entre los que figuran el Maggio Musicale Fiorentino, la Ópera de Roma, el Teatro Regio de Turín, así como en los festivales de Pésaro o de Jesi.

Rotativos y medios especializados dieron la bienvenida a la obra de Francisco Coll con entusiasmo: “Se puede convertir en un clásico”, subrayó ‘The Independent’, “Coll podría ser el compositor que España ha estado esperando desde hace mucho tiempo”, sentenció la ‘BBC Music Magazine’ o ‘Café Kafka’ quedará para la posteridad”, según ‘The Stage’.

Les Arts presenta ‘Café Kafka’ en una nueva producción, con dirección escénica del británico afincado en Valencia Alexander Herold, que ha sido realizada íntegramente por el equipo técnico del teatro. El montaje cuenta con escenografía de Manuel Zuriaga, vestuario de José María Adame, iluminación de Antonio Castro, videocreación de Miguel Bosch, basada en imágenes de Quique Reche, y movimientos escénicos de Ricardo Sile.

Presentación de 'Café Kafka'. Imagen cortesía de Palau de les Arts.

Presentación de ‘Café Kafka’. Imagen cortesía de Palau de les Arts.

Según Alexander Herold, “la ópera de Coll es un desafío para cualquier director de escena”. “Esta partitura no es sólo una ópera, es también un ballet, una película, una caleidoscópica investigación sobre el yugo que aflige a nuestra sociedad: la soledad”.

“La música tan densa -en palabras de Herold-, tan llena de vida, humor, bromas, ironías y ritmos de danza, exige un decorado que refleje este mundo disonante y surrealista. La estructura y el color de la música me sugerían los colores puros y separados del mundo de la pintura de Piet Mondrian, artista que divide espacios de color con trazos negros”.

Un reparto de jóvenes cantantes protagoniza ‘Café Kafka’. El elenco incluye a actuales artistas del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo, como Miriam Zubieta, Tatiana Irizarry, Elisa Barbero y Pablo Aranday, además de un antiguo alumno de este proyecto, Pablo García López, y del británico William Purefoy, que participó en el estreno en 2014 de esta obra.

Escena de 'Café Kafka', de Francisco Coll. Palau de les Arts.

Escena de ‘Café Kafka’, de Francisco Coll. Palau de les Arts.

‘Café Kafka’ está basada en textos del autor checo, pero es una obra independiente que toma al escritor nacido en Praga como punto de partida, para llevar al espectador a una realidad social actual. Para Francisco Coll, “Kafka fue un visionario. La ficción que narró se ha convertido en una realidad en la actualidad. Por lo tanto, esta obra se podría entender como un espejo de nuestra sociedad, en el cual nos podemos sentir identificados”. El compositor, que ha recordado la fantástica recepción de la obra en Londres, vaticina que el público valenciano que se acerque a las representaciones “disfrutará de la experiencia”.

Por su parte, Livermore apuntó que el estreno este domingo de ‘Café Kafka’ marca, asimismo, el inicio de la última etapa de la temporada de Les Arts, con otras dos obras también mucho más cercanas a la contemporaneidad que el repertorio habitual: ‘Juana de Arco en la Hoguera’, de Honegger, y ‘Sueño de una noche de verano’, de Britten.

El Intendente-director artístico reconoció que la labor de un teatro público es “acercar la ópera a toda la ciudadanía, pero también nutrir a los espectadores de nuevas sugerencias e ideas con las que abrir la mente y formar una población crítica. ¡Qué mejor reflexión y crítica de nuestra sociedad, sus vicios y miserias, que la que hace el arte de nuestro tiempo!”, enfatizó.

Además del estreno el domingo 22, el Teatre Martín i Soler de Les Arts acogerá más representaciones de ‘Café Kafka’ los días 25 y 28, con una función didáctica el 31 de mayo. Las entradas para este espectáculo tienen un precio único de 25 euros.

Café Kafka de Francisco Coll. Palau de Les Arts.

‘Café Kafka’, de Francisco Coll. Palau de Les Arts.