Juan Fuster y Sergio Ros, frente al consumo insostenible

Clausura de El paisaje en casa, de Juan Fuster
Galería PazyComedias
Valencia.

Lo de Juan Fuster, es evitar que ciertas piezas y materiales “inservibles” acaben como material de desecho. Desde chips de placas electrónicas hasta vasos y platos de usar y tirar. Para él, recuperarlos y crear es sin duda una práctica y un ejercicio. “En casa, junto al fregadero, siempre tengo bandejas de plástico y materiales de todo tipo para limpiar y crear con ellos”, dice el artista, “Mi familia ya ha pasado la fase de quejarse y se resigna”, “Me nutro de esos materiales que cotidianamente se tiran en las casas y me los llevo al estudio”.

Una vez allí, en el estudio, Fuster investiga, compone y crea con dichos materiales lo que serán sus piezas singulares. Paisajes. Detrás de ellos hay reflexión. El proceso creativo, -para él- es una liturgia que también representa un refugio frente a la apisonadora del sistema productivo en el que -como muchos- se siente atrapado.

Y sobre la limitación de recursos naturales, consumo y creatividad, reflexiona también Sergio Ros en la conferencia titulada EL NUEVO CONSUMIDOR DEL s. XXI, que sirvió de acto de clausura de la exposición de Fuster.

José Vicente Santaemilia, Sergio Ros y Juan Fuster durante la conferencia. Foto Sansón Carrasco.

José Vicente Santaemilia, Sergio Ros y Juan Fuster durante la conferencia en la galería PazyComedias. Foto, Sansón Carrasco.

Ros, preside la Fundación Pascual Ros Aguilar, y es director de marketing de MTNG Experience entre otras ocupaciones.

Ambos, invitados por la galería PazyComedias y presentados por José Vicente Santaemilia se manifestaron sobre las inquietudes que les ocupan y vinculan.

“El arte es el último refugio de lo auténtico” afirmó Ros respecto a la sala que les acoge, “Tengo esa sensación aquí y ahora, y también cuando paso por Mustang Gallery, que está en un lugar por el que todo el que entra en la sede de la empresa ha de atravesar sí o sí. “No hay escapatoria, para entrar en la empresa hay que pasar por la galería” -y añade-, “Es la mejor manera de avalar lo que para mí representa el arte”.

Dice esto, refiriéndose al espacio que gestiona la citada Fundación y que él mismo preside, espacio que está ubicado en un punto estratégico de la empresa por el que todo visitante pasará.

Ros se sincera con la audiencia, “La sociedad de consumo según el modelo actual no es sostenible”, “Como responsable de marketing, estoy diciendo cosas que no debería”, “Es evidente que la tierra tiene unos recursos finitos”

Cuando se plantea por dónde empezar a cambiar el modelo productivo, cita los países nórdicos y la educación, pero es pesimista y crítico respecto al comportamiento humano. “El consumidor se decanta por lo más cómodo”, y “Además mira el precio”, -y continúa diciendo verdades-  “Ya nadie se acuerda de las decenas de fallecidos de la fábrica textil en Pakistán”. “Por lo tanto, es cuestión de educación y mentalización desde la base “, de lo contrario, “únicamente puede cambiar el sistema algún desastre natural, una catástrofe mundial que no dé otra salida”, -sentenció Ros, consciente -de todo ello- por la experiencia que le ha brindado su trayectoria profesional y humana.

Paisaje en Casa, de Juan Fuster. Foto Sansón Carrasco.

Paisaje en Casa, de Juan Fuster. Foto, Sansón Carrasco.

La conferencia la cierra Juan Fuster, que además de artista, es el responsable de programación de Mustang Art Gallery, con ubicación en el mencionado espacio de Elche. “El concepto artista parece que reduce nuestro deseo de mostrar otras formas de crear”, y añade, “Por ello prefiero hablar de creadores en lugar de artistas”, “Es un concepto más amplio, nos interesa la poesía, el diseño y otras manifestaciones artísticas que demanden y necesiten atención.

En cuanto a su obra como artista, Fuster reconoce tener cierta nostalgia de los años ochenta. Década en la que sin duda, el consumismo en España no era tan evidente. Por aquel entonces las cosas se reparaban y tenían una segunda oportunidad.

Ahora, con Fuster, -en una especie de asociación entre ingenio, criterio y esencia crítica- esos objetos cuyo destino habitual es la basura, se redimirán y tendrán otra vida. ¿No deberíamos pensar en ello?

Imagen de portada, Santaemilia, Ros y Fuster en la conferencia. Foto, Sansón Carrasco.

Vicente Chambó

Antonio Montalvo y lo ajeno

Mustang Art Gallery
C / Severo Ochoa, 36. Parque Industrial Elche (Alicante)
Inauguración 15 de enero, hasta el 26 de marzo

Porque me dejaron, y enajenaron este lugar, y ofrecieron en él
incienso a dioses ajenos, los cuales no habían conocido ellos,
ni sus padres, ni los reyes de Judá; y llenaron este lugar de
sangre de inocentes.
–Jeremías, 19:4-

 

Pintar animales como si fueran bodegones; desnudos como si fueran animales; bodegones como si fueran cuerpos… parece un simple truco, una suerte de maniera por la cual las cosas son lo que parecen pero, al mismo tiempo, algo más que se asoma a través de ellas con discreción. Aunque, veréis, no es tan sencillo, porque esa discreción aquí no implica, necesariamente, mesura o moderación, ni siquiera ausencia de tensiones, ligereza; no, lo perturbador que se vislumbra en las escenas de Antonio Montalvo se impone en la conciencia del espectador casi os diría que con brutalidad, cuanto menos con cierta crudeza. Allí dentro, tras de las apariencias más anodinas –unos paños, unas nueces, flores, telas y drapeados, ganado de granja- se amasa lo insondable, aquello que se va a manifestar en algún momento para dejarnos sin habla frente a la imagen, de la que, por lo demás, hasta entonces apenas habrá mucho que decir…

????????????????

También la presencia del mal se ha hecho presente característicamente así en el lenguaje cinematográfico, herencia de la literatura gótica y de terror del XIX donde el modelo es abundantísimo, y con ese mundo comparte Montalvo el gusto por las atmósferas cargadas, los efectos de luz atemperada y enrarecida, cierta delicuescencia de lo presentado en escena. En efecto, en la obra más reciente del pintor hay todo un subtexto que apunta a la liturgia y la dramaturgia, a los aspectos rituales más variados, desde los religiosos y eclesiásticos hasta los fetichistas, salpicando aquí y allá el modo en que seres y enseres encaran el cuadro, las composiciones en paralelo al plano de representación.

????????????????

El desorden que se anuncia en su forma –y objetivos- de tratar con los géneros clásicos, se prolonga pues hasta el sentido moral de estos pequeños pero terribles montajes cuya explicación nunca se completa, dejando en suspenso el sentido de lo que vemos. Montalvo en su pintura toma siempre una de estas dos opciones: volcarse sobre detalles y primeros planos que dejan fuera de encuadre aquello que justifique su acercamiento a ese punto concreto del conjunto, o recrear ensamblajes con alguna mayor complejidad estructural y aire surrealizante, desde donde se apunta, sin configurarse nunca, la alegoría. Así, frente a la atención pormenorizada que reciben por su parte un mendrugo de pan, unas cáscaras, un puñado de astas, o un desecho de carnicería, enigmáticos en su simple y directo estar en el mundo, puro símbolo contenido, tenemos el despliegue de alusiones desprendidas en el otro tipo de imágenes, donde los animales, quién sabe si vivos o disecados, se mezclan con trapos y mobiliario en los más desconcertantes contextos, mientras el cuerpo humano, cuando aparece, desnudo, a veces atado, tampoco nos explica si sufre o goza, como tampoco las flores que allí vemos nos permiten deducir si están frescas o secas, si son naturales o artificiales…

????????????????

Ese sentido clausurado, obsesivo y luctuoso de la existencia que se manifiesta en la obra reciente de Montalvo la verdad es que no sé de dónde se destila; es propio ciertamente de no pocos pintores dotados que aman con ardor sofocante el arte antiguo, cuya pasión adquiere la textura de la reliquia: mágica pero mortecina, capaz de obrar milagros desde la renuncia a la reencarnación completa, a la vida plena… La pintura de Borremans, o la de nuestro Jorge Diezma, por no irnos tan lejos, son prueba de tan desconcertante mezcla entre el lujo y el luto, cuya mezcla es, huelga decirlo, una de las claves de los efectos barrocos en estética. Con ellos comparte Montalvo una capacidad única para avisar de lo terrible que anida en lo que de momento sólo empieza a enrarecerse, a desvelarse en cuanto enigma de lo visible, hablando como desde un lugar otro. La otra genealogía que me gustaría proponeros para la más inefable cualidad de la pintura de Montalvo, ésa que, ya os digo, apunta a que todo en ella parezca abocado a la muerte –y no necesariamente natural ni la más dulce-, tiene que ver con esa distancia que desde el romanticismo al simbolismo tomaron otro tipo de artistas al constatar lo intratable del mundo, esto es: justo lo que le vuelve realmente interesante y lo lleva a devenir escenario, abriendo nuestra capacidad de resiliencia. Pues bien, el título que ha elegido el artista para esta pequeña pero exquisita exposición suya con que ahora os dejo ofrece justo la clave, el punto de contacto que pone en comunicación ambas opciones, en apariencia tan distanciadas: lo ajeno. Pasen y vean.

(LO ENAJENADO QUE SE CUENTA EN ESCENA)

????????????????

Óscar Alonso Molina

Antonio Montalvo es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Granada. Ha expuesto individualmente en Espacio Mínimo (Madrid), Alarcón Criado (Sevilla), o AFA (Santiago de Chile) y participado en colectivas como Generaciones. Su nombre está presente en Premios y Becas de Arte como las de Caja Madrid o Premios Injuve. Ha expuesto en ferias como ARCOMadrid, Zona MACO, PArC Perú, ARTBO (Bogotá) o en Los Ángeles Contemporary. Su obra está presente en Fundación Coca-Cola, Colección Entrecanales, Colección Caja Madrid o Colección Gobierno de Cantabria, entre otras.

???????????????????????????????

Antonio Montalvo durante el montaje de la exposición en Mustang Art Gallery.

Las aristas de Nelo Vinuesa en MAG

Nelo Vinuesa. Wild Pulse
Mustang Art Gallery
C/ Severo Ochoa, 36
Parque Empresarial, Elche
Hasta el 17 de julio de 2014

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

La complejidad de las aristas

La imagen es el resultado de una construcción espacio-temporal. El espacio suele estar definido por el formato: el rectángulo, el cuadrado, el tondo y, en otras ocasiones, éste somete la representación a la mimesis en paredes o cúpulas, apareciendo el mundo y diluyéndose la arquitectura. El tiempo queda detenido, aprisionado incluso, en los límites del espacio, pero también en la cronología de su época. La cultura visual, el arte en sus diversas variantes lingüísticas, constata el devenir concreto de estos registros, que actúan como marcas en la pared de la historia. El cuadro se construye asumiendo el peso completo de la representación. Esa imagen generada desde el vacío es el puntal de una mirada personal transformada en acontecimiento: se ofrece como narración de unas ideas y como deseo constatable de que esas ideas encuentren un público.

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

La imagen-fija delimita su complejidad con el paso del tiempo –constatable en el envejecimiento de las cosas y las caras– en el movimiento de las apariencias de sí, como las sombras en la caverna. De ahí que los límites devengan aristas: intermediarias entre un plano y otro, ajenas a las luces y las sombras que éstos reciben y reflejan, pero íntimamente ligadas a ellos, pues permiten la sutura y el pliegue, ejercen su función de bisagra. Las aristas son a la forma lo que las líneas al plano; economía de medios y funcionalidad máxima. El proyecto Wild Pulse de Nelo Vinuesa (Catarroja, Valencia, 1980) gana en complejidad al incluir el tiempo. Dicho así puede parecer una obviedad, puesto que se introduce el movimiento, y éste se genera por la sucesión continuada de escenas. Es un “movimiento aparente” que se ha asumido como ejemplo veraz de la realidad y que ha llegado a día de hoy reincidiendo sobre los mismos planteamientos técnicos, sólo que más sofisticados. Pero en este caso, espacio (escultura) y tiempo (videos) vienen a completar la pintura, imponiéndole ritmo y velocidad por un lado, y convirtiéndola en escultura tridimensional, en el otro.

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

El aparataje del artista evoluciona y muta de la superficie plana al movimiento generado por la animación y al espacio necesario para disponer lo escultórico, pero todo sirve al mismo fin. Las piezas que conforman Wild Pulse confeccionan un archipiélago de elementos que por separado mantienen sus individualidades, pero que al estar en cercanía unas de otras, ofrecen una versión más compleja y rica de sus propios planteamientos aislados, unidos por aquello que les separa. Desde sus comienzos, la obra (pictórica) de Nelo Vinuesa ha introducido con naturalidad materiales híbridos ajenos al estado natural de la pintura (por ejemplo plásticos y vinilos), pero cuyas propiedades enlazaban con el acrílico y con la necesidad de plantear el cuadro como tablero de juego y experimentación donde confluyeran todas las posibilidades al unísono. En esencia, predomina la creación de un universo complejo donde caben todas las inquietudes generadas por el artista, conviviendo juntas en la misma superficie. Al mismo tiempo, este universo resulta familiar por sus múltiples vías de reconocimiento con la pintura clásica y su preocupación máxima por la construcción del paisaje; con la síntesis formal de los juegos de ordenador primigenios y su estética de 8 bits; con la posibilidad constante de una salida de la pintura ante la encrucijada de su ensimismamiento.

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

La serie de seis vídeos es un retrato poliédrico de la ciudad de Londres, la gran metrópoli ajena a muchas influencias y ella misma generadora de todas las imaginables. La ciudad es una protagonista que interpreta varios papeles principales: la mezcla racial y su carácter cosmopolita (Portraits); la dificultad de mantenerse a flote física y anímicamente en una ciudad tan demandante (Fall); los conflictos y revueltas sociales (Isle of Haunts); la omnipresencia del paisaje, de los jardines y bosques dentro de la ciudad o en sus límites (Lotus, Winternight) y la mirada perdida pero activa ante todo lo que ocurre, en ese espléndido Panorama.

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

Por otro lado, la instalación Treassure Island consigue trasladar al ámbito tridimensional ese propio universo realizado por capas opacas y traslúcidas en los vídeos y las pinturas, predominando una voluntad de juego y de tablero donde desarrollarlo. Realizar la maqueta de un mundo es aprehenderlo y constatar la complejidad de su diseño: conocer el funcionamiento de todo lo que nos rodea para convertir la inconmensurabilidad en simple y llana funcionalidad.

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

Imágenes: Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Fotos: Juanma Sánchez. Cortesía de Mustang Art Gallery.

Álvaro de los Ángeles

El arte contemporáneo irrumpe en las aulas

Mustang Art Gallery desarrolla el proyecto didáctico “MAG Satélite” para acercar la creación artística a los alumnos de bachillerato.

En esta experiencia de acercamiento al arte van a participar los alumnos del instituto Doctor Balmis de Alicante y Enric Valor de Castalla.

 

Acercar el arte a los alumnos de bachillerato de una forma desenfadada. Ese es el principal objetivo de “MAG Satélite”, un proyecto cultural y educativo que irrumpe directamente en las aulas con la firme intención de acercar la creación artística contemporánea, principalmente a los alumnos de bachillerato de la provincia de Alicante, a través de los propios artistas y críticos.

La experiencia piloto de esta iniciativa se puso en marcha, con muy buenos resultados, el curso pasado con los alumnos del instituto Enric Valor de Castalla. Precisamente este centro vuelve a repetir este año junto con el Doctor Balmis de Alicante.

En una primera etapa introductoria de las jornadas “MAG Satélite” los chicos y chicas de ambos institutos pasarán por Mustang Art Gallery para adentrarse en el funcionamiento de la misma.

El pasado martes 9 de abril, pasaron por el espacio MAG los alumnos del IES Doctor Balmis de Alicante. Pudieron conocer las instalaciones y la exposición actual, “Diagrama de Venn”. También se ha proyectado la película “Exit trouhg the gift shop”.

El viernes 12 de abril harán lo propio los estudiantes del IES Enric Valor de Castalla. En esta ocasión se les introducirá al mundo del arte contemporáneo y a las jornadas “MAG Satélite” con el documental sobre el artista catalán Jaume Plensa.

Tras esta primera parte “MAG Satélite” continuará en las aulas de ambos centros educativos. Artistas de la provincia como Luisa Pastor, Ángel Masip, Olga Diego o Aurelio Ayela visitarán los institutos intercambiando impresiones con los alumnos. También se han sumado a esta iniciativa José Luis Pérez Pont, presidente de la Asociación de Críticos de la Comunidad Valenciana, y Natalia Molinos, crítica y comisaria de arte que reside en Alicante.

Esta acción educativa, ideada conjuntamente por Mustang Art Gallery y Explicarte, está pensada para que los alumnos de bachillerato de la provincia vivan la experiencia de hacerle un hueco al arte contemporáneo, y a su inspiración creativa, dentro de sus horarios y programas escolares.

Alumnos del instituto Doctor Balmis de Alicante en “MAG Satélite”. Imagen cortesía de Mustang Gallery.

Alumnos del instituto Doctor Balmis de Alicante en “MAG Satélite”. Imagen cortesía de Mustang Gallery.