Constitución de la Taula de les Arts Visuals de la CV (TAV)

Taula de les Arts Visuals de la Comunidad Valenciana (TAV)
Comunicado conjunto de AVVAC, AVCA, IAC, ANIAV, LaVAC y MAV
Lunes 18 de mayo de 2020

Las asociaciones firmantes de este comunicado queremos hacer pública la constitución de la Taula de les Arts Visuals de la Comunidad Valenciana (TAV), una plataforma independiente que nace desde el trabajo conjunto que estamos realizando como respuesta de urgencia ante el estado de excepción acontecido por la COVID-19. Por este motivo, hemos decidido dar un paso más en nuestro compromiso con los colectivos que representamos y abordar juntos los aspectos y problemáticas que afectan a estas profesiones y, al mismo tiempo, acelerar un proceso que ya veníamos reclamando a las diversas instituciones públicas y privadas que forman parte del contexto profesional de las artes visuales en nuestro territorio.

Los objetivos de la TAV son fortalecer el tejido cultural dentro del ámbito de nuestras respectivas asociaciones, dar voz a los derechos culturales de la ciudadanía y formar parte de las soluciones que refuercen el sector para hacer posible un reconocimiento de todas las profesiones vinculadas a las artes visuales, transmitiendo las propuestas a las y los representantes de las instituciones de la Comunitat Valenciana.

La TAV es una mesa abierta, inclusiva y participativa, con una vocación transversal y multidisciplinaria, integrada por un amplio grupo de profesionales, que van desde los y las artistas, pasando por el comisariado, las galerías, la crítica y la investigación. Tiene como objetivo encontrar, consensuar, redactar, proponer y defender medidas específicas que pongan en valor el sector del arte contemporáneo de nuestro territorio, con el fin de conseguir su profesionalización y su acceso a puestos de trabajo dignos.

La TAV tiene el firme propósito de posibilitar un diálogo constante con las instituciones públicas y privadas y con las personas que forman parte del tejido del arte contemporáneo de nuestra comunidad, además de velar por el cumplimiento de la transparencia institucional y del código de buenas prácticas recogido en el ‘Estatuto del Artista’, haciendo hincapié en la igualdad de género. Otro propósito es funcionar como un ‘Observatorio de las Buenas Prácticas’, con el fin de realizar un seguimiento sistemático de su situación y de la efectividad de las medidas adoptadas por parte de los organismos públicos y privados.

‘Arbor temporis momentum – cortex’ (2017), de Louiseann King.

AVVAC – Artistes Visuals d’Alacant, València y Castelló
AVCA – Associació Valenciana de Crítics d’Art
IAC – Instituto de Arte Contemporáneo (Sede territorial Comunidad Valenciana/Murcia)
ANIAV – Asociación Nacional de Investigadores en Artes Visuales
LaVAC – Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana
MAV – Mujeres en las Artes Visuales (ACV Alicante, Castellón y València)

Medidas para fortalecer el tejido artístico y cultural

Comunicado conjunto de AVVAC, AVCA, IAC, ANIAV y MAV
Jueves 16 de abril de 2020

Las asociaciones abajo firmantes, que desde el inicio de esta situación de crisis provocada por la COVID-19 estamos realizando reuniones y trabajando juntas, hemos redactado el presente comunicado como marco de trabajo entre Consellería y el sector de las artes visuales, para mantener un diálogo abierto y fluido con el objetivo de seguir poniendo en común ideas y proyectos y, así, ayudar a plantear medidas excepcionales desde el Gobierno de la Generalitat. Posteriormente, y a petición de la Consellería de Cultura, se redactó un documento específico que recogía propuestas tanto a nivel autonómico como estatal, medidas que consideramos necesarias para ir respondiendo a la inmediatez de los hechos actuales y de futuro.

En los últimos días hemos mantenido conversaciones con responsables de la Administración para perfilar, con la urgencia que requiere la situación, algunas de las medidas propuestas. Las asociaciones abajo firmantes expresamos nuestra voluntad de continuar desarrollando el resto de puntos tanto a medio como largo plazo. Todo esto con el objetivo de preservar lo conseguido hasta el momento (después de la crisis anterior y la denunciada política cultural antecedente), pero también con el fin de preservar y fortalecer tanto el tejido artístico como el derecho de la ciudadanía a la cultura.

Es tiempo que tanto el Estado español, como los diferentes Gobiernos Autonómicos, Diputaciones y Ayuntamientos, así como instituciones privadas, ayudan a mostrar el valor imprescindible de la cultura en la sociedad.

PROPUESTAS DE MEDIDAS

Estas son las medidas propuestas por las asociaciones profesionales (abajo firmantes) del sector del arte contemporáneo de la Comunitat Valenciana para intentar paliar los efectos de la COVID-19 en el tejido de las artes visuales de nuestra Comunitat, y teniendo como principio general añadido el asegurar que las y los artistas y otros colectivos del sector sean incluidos en la medidas generales que se puedan aprobar.

Siendo conocedores del plan ‘reaCtivem’, puesto en marcha por la Conselleria d’Educació, Cultura i Esport, y considerando la urgencia de un plan específico también para las artes visuales, ponemos de manifiesto la necesidad de contar, para el diseño de las medidas a aprobar, con las asociaciones profesionales del sector afectado, como medio que garantice que esas medidas no olvidarán a nadie y que representarán las demandas de todo el sector.

Igualmente, hoy más que nunca, reivindicamos el respeto, la transparencia institucional y la aplicación de las ‘Buenas Prácticas’ en el sector.

Demandas a la Generalitat Valenciana

La petición que hacemos a la Generalitat Valenciana y a las Administraciones competentes es la de crear un espacio de coordinación, mientras dure la crisis, para estudiar y canalizar conjuntamente las medidas en el ámbito de la cultura que implican a todos los agentes del sector de las artes visuales abajo firmantes.

También proponemos que se convoque y active la ‘Mesa de la cultura’.

A. Las diversas asociaciones del sector se ofrecen para colaborar en la reorganización del calendario de proyectos, convocatorias, exposiciones, jornadas…, evitando el solapamiento y la contraprogramación de actividades en el mismo territorio de actuación.

B. Impulsar la imbricación del conocimiento del arte contemporáneo en el currículo académico a través de un proyecto, para todo el territorio, coordinado por la Conselleria y los y las agentes del sector, desarrollando un programa de participación y apoyo en las líneas de educación plástica y artística de los centros educativos.

C. Adelanto de los honorarios: avanzar a comisarios, artistas y otras/os profesionales pertenecientes al sector los honorarios previstos para las exposiciones programadas afectadas por efecto de la crisis durante el periodo que alcanza la declaración de estado de alarma y mientras siga vigente el estado de precariedad.

D. Elaboración de un programa de acercamiento al mundo del arte en Bibliotecas de la Comunitat Valenciana, generando un programa de largo recorrido donde las diversas asociaciones y las administraciones trabajarán conjuntamente para la elaboración de un programa de actividades remuneradas para los artistas que ayude a paliar su situación y al mismo tiempo acerque la sociedad a sus prácticas.

Crear un red de distribución de catálogos y publicaciones de artes visuales de museos y galerías para que lleguen a todas las bibliotecas de municipios y de centros escolares en colaboración con los ayuntamientos.

E. Aumento de los presupuestos para los fondos destinados a la adquisición de obra de artistas de la Comunitat dentro de las colecciones del IVAM, Centre del Carme y resto de museos y centros de la Comunitat, especialmente para la adquisición de obra directamente a artistas y galerías. Así como estimular a ayuntamientos, sector privado y fundaciones, etc., a seguir la propuesta.

F. Activar una línea con el Instituto Valenciano de Finanzas para abrir una línea de microcréditos de hasta 20.000 €, a interés cero, para poder atender demandas y necesidades de proyectos, galerías, programaciones de artes visuales y facilitar los trámites necesarios, y con un plazo de devolución de seis años.

G. Que la televisión pública À Punt destine un espacio de la regleta televisiva a programas vinculados a los y a las profesionales que integran el sector de las artes visuales y que así, y trabajando con las asociaciones del sector, ir estableciendo líneas de colaboración en el tiempo pueda ayudar al acercamiento de más población.

H. Ayudas para publicaciones específicas vinculadas a los colectivos de las artes visuales.

I. Apertura de una línea de ayudas económicas a las asociaciones profesionales, que garantice su correcto funcionamiento y la colaboración necesaria para paliar los efectos de la crisis. Esta ayuda deberá mantenerse una vez pasado esta.

J. Ampliar el diálogo fluido y comprometido por parte de la Consellería de Cultura con el sector del arte contemporáneo para tratar de profundizar algunos de los temas eternamente pendientes, sobre todo el apoyo a las diferentes iniciativas, apoyo frente a la Unión Europea para reducir el IVA que sufrimos en comparación con los demás sectores de la cultura, incentivos y fomento del coleccionismo.

Demandas al Gobierno del Estado español

1. Reducir el IVA cultural para producciones, exposiciones, ventas, al tipo mínimo, asimilándolo al del ámbito educativo, como mínimo, hasta diciembre de 2020.

2. Solicitar al Gobierno de la nación la inclusión de los y las profesionales de las artes que carezcan de rentas o no alcancen el SMI, en una renta básica que será de, al menos, el 75% del salario mínimo interprofesional.

3. Convocatoria de una subvención extraordinaria de una cantidad económica suficiente dirigida a paliar los efectos de la crisis poniendo especial atención en aquellas estructuras más débiles vinculadas a la cultura de base en todas sus variantes y sectores (teatros de proximidad, espacios de creación, cooperativas culturales, artistas visuales y otras entidades del sector).

4. Agilizar las vías ordinarias de apoyo al tejido cultural, tales como subvenciones, programaciones y comunicaciones públicas. Aplicación específica en el ámbito cultural de las disposiciones generales referentes a mantenimiento de contratos y ocupación derivada, extensión y modificación de plazos cuando sea necesario. Consideración de los efectos de la situación de alarma en futuras convocatorias de subvenciones.

5.Solicitamos una especial atención al colectivo de las mujeres del sector del arte contemporáneo tanto artistas como críticas, galeristas, comisarias, etc.– que, una vez más, están teniendo que congelar sus carreras por tener que asumir (como es habitual) los cuidados en esta crisis sanitaria que asola nuestro país.

Obra de Antonio Alcaraz en ‘Espacios industriales. Patrimonio de futuro’. Imagen cortesía del autor.

AVVAC – Artistes Visuals d’Alacant, València y Castelló
AVCA – Associació Valenciana de Crítics d’Art
IAC – Instituto de Arte Contemporáneo (Sede territorial Comunidad Valenciana/Murcia)
ANIAV – Asociación Nacional de Investigadores en Artes Visuales)
LaVAC – Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana
MAV – Mujeres en las Artes Visuales (ACV Alicante, Castellón y València)

La pandemia económica que asola las artes visuales

Comunicado de la Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo
27 de marzo de 2020

Ante la grave y alarmante situación sobrevenida por la pandemia del COVID-19, la Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo anuncia la gravísima repercusión que prevé que tendrá a medio y largo plazo para el sector profesional de las arte visuales.

Tras el inicio de las medidas de seguridad contra el COVID-19, el pasado 11 de marzo, este sector vive una situación de parálisis por la cancelación de la mayor parte de su actividad profesional: se han cancelado las exposiciones en galerías, museos y centros de arte, y en los espacios culturales de embajadas y centros Cervantes, tanto a nivel nacional como internacional, así como cursos, talleres y otras actividades culturales.

También se ha visto gravemente afectada la venta directa de obras de arte, los encargos, los trabajos de restauración y conservación, la producción editorial, las sesiones de fotografía, los viajes artísticos y culturales especializados, etc. Además, muchos profesionales han visto interrumpidos o cancelados sus proyectos de creación, comisariado o investigación, fuera de su lugar de residencia, en su mayoría dependientes de encargos y subvenciones públicas, y también de fondos privados, perdiendo todos sus ingresos, partiendo de una situación ya de por sí de una gran precariedad.

Las asociaciones integrantes de esta plataforma en defensa del arte contemporáneo han puesto en común los datos recabados entre sus asociados y que arrojan cifras alarmantes:

En términos generales, el impacto económico que se le supone a la actividad del sector de las artes visuales durante la crisis del COVID-19 se sitúa en dos grandes grupos. Para el 67,7% las pérdidas en términos económicos se sitúan entre los 20.000,00 y 50.000,00 €, pero existe un grupo del 21,6% para quienes estas superan los 50.000,00 €, siendo mayoritariamente este grupo, en un 52,2%, el de las galerías de arte, seguido por un 34,8% de gestores culturales. La impresión general de las personas encuestadas sobre la actual coyuntura es mayoritariamente crítica, llegando al 94,6% quienes consideran que esta situación de crisis puede tener consecuencias graves más allá del medio plazo en su actividad profesional y en nuestro sector.

Las galerías de arte refieren pérdidas medias estimadas en un 51,36% y hablan de la situación como de un “tsunami para el mercado del arte contemporáneo español”. Muchas contemplan la posibilidad de llegar a reducir personal y verse obligadas a realizar despidos si no se consensúan medidas que ayuden a paliar la situación en las próximas semanas.

El 87’9% de los artistas han sufrido pérdidas de más de 500 € en este último mes (en la mayoría de los casos, su único ingreso), llegando a superar en casos puntuales los 50.000€. Estos datos muestran cómo en muy poco tiempo las pérdidas han sido muy cuantiosas, lo que prevé un notable agravamiento durante las próximas semanas y, sobre todo, dificultades para la recuperación de las personas afectadas a medio y largo plazo.

Esta situación todavía se empeora más en el caso de las mujeres, que en contextos de crisis resultan más perjudicadas por las situaciones de desigualdad, las peores condiciones laborales y el extra que suponen los cuidados familiares.

La Mesa Sectorial ha dirigido una carta al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, en la que recalca que “lo creativo y lo artístico están unidos a lo económico. Somos un sector que dinamiza la economía, somos generadores de empleo y motor turístico. Mantener la actividad en el arte es una exigencia primordial y estratégica para España”, y reclama la adopción de medidas inmediatas para impedir el colapso de un sector especialmente vulnerable y su inclusión entre los sectores directamente afectados, al estar integrado mayoritariamente por personas que trabajan de manera autónoma y/o empresarios: suspensión de las cuotas de autónomos y adaptación de la fiscalidad a la urgencia de la situación; bonificaciones en las cuotas de seguridad social de trabajadores asalariados; acceso a ayudas a fondo perdido y a créditos blandos; regular el 1,5% cultural para encargos de arte contemporáneo; subvención a los pagos de alquileres de los estudios de artistas; garantizar las liquidaciones de los pagos pendientes por parte de las instituciones; ayudas a las publicaciones de arte y revistas digitales; desarrollar políticas de compensación de gastos ocasionados por las anulaciones de los encargos, con un pago total o parcial de cualquier actividad comprometida y/ o anunciada públicamente, incluso aunque el trámite administrativo de contratación no hubiese finalizado; ayudas para arrancar de nuevo las exposiciones y proyectos congelados de las galerías; entre otras.

En ella, además, se solicita no reducir aún más los exiguos presupuestos de los museos y centros de arte contemporáneo mermados brutalmente por la crisis económica y que se les compense ante la pérdida de ingresos por el cierre decretado por las autoridades y por la crisis económica vinculada, y se destaca que los museos no solo custodian el patrimonio y lo dan a conocer, sino que también son estructuras fundamentales para la educación, la difusión y la investigación.

Y, finalmente, piden que se dedique un fondo específico para apoyar al sector, siguiendo el ejemplo de otros países europeos, como Alemania y Francia.

La cultura y, como parte de ella, las artes visuales –en concreto, la creación contemporánea– son un bien fundamental y necesario, estrechamente ligado a la educación, la democracia, la igualdad y al estado de bienestar, además de generar imaginarios colectivos que parten de la memoria y el patrimonio, con reflexión del presente y visión de futuro. Por ello, no dejamos de pedir, y ahora con más insistencia, que desde las instituciones se reconozca el valor que tiene y se actué en consecuencia.

La Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo es una plataforma que integra a las principales asociaciones profesionales de ámbito estatal del sector del arte contemporáneo: Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España (ADACE), Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo, Federación Estatal de Asociaciones de Gestores Culturales (FEAGC), Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), Mujeres en las Artes Visuales (MAV) y Unión de Artistas Contemporáneos de España (UNIÓN_AC).

Imagen de la obra ‘España, camino de ser un gran desierto’, de Eloy Alonso. Fotografía cortesía de Las Naves perteneciente a su exposición ‘Fotos pel Canvi’, realizada en 2018.

MAKMA

¿Qué queremos? Igualdad y pluralidad

Hace justo una semana aparecía publicado en la revista MAKMA un artículo de Alberto Adsuara bajo el título “¿Qué quieren?: miradas de mujeres”. El título ya dice mucho de lo que posteriormente será el contenido del mismo, pues a través de esa pregunta, más su posterior respuesta, es presentada en palabras, una opinión sobre una cierta acción que visibiliza el trabajo de las mujeres artistas en nuestro país.

Según el autor, las mujeres no dejamos de quejarnos. Y quejarnos, junto con llorar, es algo que para el patriarcado ha sido muy femenino. Nos quejamos por quejarnos, sin razón y además con vacío de inteligencia. Pues yo le digo, como feminista y progresista, que esto es mucho más que una simple queja, como usted lo plantea, esto es un cabreo. Un cabreo a través del cual exigimos igualdad situando además la idea de diferencia en el centro de nuestra actividad, de ahí que nuestras miradas sean plurales, como también lo son nuestros cuerpos. De esta manera es como dejamos de ser “la mujer”, cuya falta de diferencias, nos equipara a una serie, y cuya singularidad y falta de individualidad, usted nombra en el artículo.

Las mujeres han creado desde el inicio de los tiempos. Otra cuestión es que sus obras hayan sido reconocidas y su huella haya sido respetada por las generaciones siguientes. Y a la vista está que esto no ha sido así porque la historia de cualquier disciplina ha sido escrita desde el punto de vista masculino. La cuestión no es tener un pene o una vagina para poder ejercer o no de artista, porque el feminismo es plural, como lo son nuestros cuerpos, sino que es una cuestión mucho más peliaguda donde intervienen otros intereses. La mirada masculina ha sido la que ha dominado y preservado su estatus dentro de la Historia del Arte, plasmando en los lienzos cuerpos de mujeres desnudas para su propio deleite y disfrute erótico, algo que podemos comprobar a través de un paseo por las salas de un museo como el Prado. Nosotras no hemos entrado a los museos como artistas por derecho propio sino como mujeres desnudas objetualizadas, algo que muy bien denunciaron a partir de los años setenta del siglo XX las Guerrilla Girls y que continúan denunciándolo.

A lo largo del artículo usted coloca a las mujeres en una posición subordinada e incluso nuestras demandas de igualdad las pone en entredicho al cuestionarse que no sabe muy bien lo que perseguimos, si presencia o poder. Yo le digo que ambas cosas. Presencia para que nuestros trabajos sean visibles, y poder, o mejor dicho y utilizando un lenguaje feminista, que el arte sea una herramienta a través de la cual podernos empoderar visibilizándose nuestros trabajos y las diferencias con el patriarcado en los diferentes ámbitos artísticos. Pero no se crea que por tener una vagina nuestro trabajo está vacío de contenido intelectual y que por este motivo para el día 8 de marzo las salas se tengan que abrir para que expongamos únicamente a lo largo de ese mes. No, para nada, pues nuestro trabajo es mucho más que arte hecho por mujeres con toda la carga de negatividad que el patriarcado ha otorgado a la palabra femenino, porque nuestro trabajo es político, combativo y resistente.

Cada mes de marzo se nos recuerda que la igualdad, aunque pensemos que no es una utopía, no es real. Sí, ese mismo día, junto con el 25 de noviembre, en el que aparecen diferentes estadísticas sobre brechas salariales y de cifras de violencia de género y de feminicidio que nos estampan contra la cruda realidad y que nos recuerdan que todavía nos queda mucho camino por recorrer. ¿Nos estamos quejando también?

Como usted sabrá el artículo 26 de la Ley de Igualdad del año 2007 plantea acciones positivas, que no discriminaciones positivas que fomenten la participación de las mujeres en una sociedad que no es igualitaria. Una de esas acciones positivas ha sido el Festival Miradas de Mujeres que usted nombra en su artículo, así como el resto de festivales sobre mujeres artistas y diferentes exposiciones y conferencias que favorecen nuestro empoderamiento. Pero vayamos por partes. Esas acciones positivas, que usted considera que nosotras las imponemos (por cojones) y que nos las paga el papá estado, fomentan la igualdad partiendo de la base de que existe una desigualdad, y a través de la misma acción positiva se pretende que no se prive a la población de un país de poder disfrutar del trabajo realizado por mujeres artistas. Estas acciones positivas abren nuevos caminos, nuevas perspectivas y también nuevas miradas. Nosotras no llevamos ningún tipo de etiqueta en la que se nos identifique como mujeres discriminadas. Para nada, sino que consideramos que nuestro trabajo también es una herramienta para visibilizar la desigualdad de una sociedad patriarcal que impide que nuestras miradas se renueven. Y de eso se trata, de renovación, de regeneración y de que lenguajes anquilosados en el pasado, den paso a fuerzas performativas que produzcan nuevos efectos en la sociedad para dejar de ser lo otro del sistema.

Dentro del mismo artículo usted nombra que tras la finalización del franquismo las mujeres galeristas fueron las que ostentaron el poder en el arte, las mismas que subvirtieron aquello que Dalí consideraba de nosotras y que manifestó en presencia de Juana Mordó: “las mujeres no pueden hacer nada en materia de arte porque les faltan los testículos”. Pero que haya mujeres galeristas importantes en este país, no significa que la igualdad reine en el mundo del arte. Por ejemplo le recuerdo que los grandes museos de nuestro país siguen siendo dirigidos por hombres como es el caso del IVAM, dirigido por José Miguel García Cortés, el Reina Sofía, dirigido por Manuel Borja-Villel, el Museo del Prado dirigido por Miguel Zugaza o la dirección artística del Museo Thyssen que le corresponde a Guillermo Solana. Y sí, las mujeres formamos parte de sus equipos directivos de conservación y de restauración, pero los grandes puestos de trabajo les corresponden a ellos, por lo que tal vez le suene qué es el techo de cristal, tan sutil, apenas perceptible, pero muy duro de romper.

Una asociación como MAV (Mujeres en las Artes Visuales) a la cual le remito, y organizadora del Festival Miradas de Mujeres, cada año publica diferentes informes sobre el panorama artístico actual en el que las mujeres todavía jugamos con bastante desventaja, a pesar de ser muchas más las alumnas matriculadas en las facultades de Historia del Arte y de Bellas Artes. Sin ir más lejos, solamente un 23% de mujeres artistas han expuesto este año en ARCO[1]. Por lo tanto, desde el Festival Miradas de Mujeres y desde el feminismo estamos llevando a cabo prácticas que nos permitan alcanzar una cultura democrática de la que nutrirnos todos y todas. Nosotras ya tenemos claro que tanto nuestros cuerpos, como nuestras miradas son plurales, son diversas, pero en concreto usted no, porque como feministas y plurales no nos califica, sino, más bien y esto es mío, como hembristas, como lo opuesto a machismo porque usted ve quejas femeninas donde yo veo masculinidad herida y molesta. Así que para aclarar términos y posturas, le remito a la definición de feminismo, a su diversidad y a su pluralidad y a sus ganas de expansión.

Teresa Legarre, Irene Ballester y Lucía Peiró, junto  a Álvaro de los Ángeles (de espalda), Salva Torres y José Luis Pérez Pont. Foto: Consuelo Chambó.

Teresa Legarre, Irene Ballester y Lucía Peiró, junto a Álvaro de los Ángeles (de espaldas), Salva Torres y José Luis Pérez Pont. Foto: Consuelo Chambó.

Irene Ballester Buigues


[1] Informe MAV nº 14: presencia de mujeres artistas en ArcoMadrid 2015
http://www.mav.org.es/index.php/observatorio/informes-y-propuestas

 

San Pío V: el museo sin rumbo

Debido a la cada vez más criticada situación en la que se encuentra la gestión del Museo de Bellas Artes de Valencia, recuperamos este comunicado, impulsado por las asociaciones de artistas visuales y críticos de arte de la Comunitat Valenciana, que se hizo público el día 5 de julio de 2011, solo dos horas después de que el Secretario Autonómico de Cultura de la Generalitat Valenciana, Rafael Ripoll, anunciara durante una rueda de prensa que se iba a nombrar a Paz Olmos como directora del Museo de Bellas Artes de Valencia.

La noticia del nombramiento causó estupor dentro y fuera de Valencia, consiguiendo que el comunicado obtuviera, antes de acabar el día, el apoyo de las principales asociaciones profesionales  de artistas, críticos de arte, comisarios de exposiciones y otros profesionales del sector del arte en el Estado español.

Este documento sirve para recordar a los políticos que la mantienen en el cargo que ha llegado el momento de abrir un concurso público, para designar a un profesional con el perfil académico adecuado que permita abordar la aplicación de parámetros científicos a ese museo, uno más, que carece de rumbo.

José Luis Pérez Pont

Imagen obtenida en la web de la "Asociación Amigos del Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V". Según el pié de foto que indican, se trata de "Paz Olmos, Directora del Museo junto a su simpática madre". Foto: Imagen Valencia.

Imagen obtenida en la web de la «Asociación Amigos del Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V». Según el pie de foto que indican, se trata de «Paz Olmos, Directora del Museo junto a su simpática madre». Foto: Imagen Valencia.

COMUNICADO:

Tras conocer la noticia de la designación de Dª Paz Olmos como nueva directora del Museo de Bellas Artes de Valencia, las asociaciones abajo firmantes —en representación de los más de dos mil novecientos profesionales que las integran en la Comunidad Valenciana y en España— queremos manifestar nuestro absoluto desacuerdo por esta decisión.

La Generalitat Valenciana, al designar de este modo a quien asumirá la dirección del Museo de Bellas Artes de Valencia, incurre en lo que consideramos una nueva intromisión política en la vida cultural de la Comunitat Valenciana, que impide el nombramiento de un profesional idóneo para ocupar la dirección de la que está considerada como segunda pinacoteca del estado español. La persona designada por el órgano político, Dª Paz Olmos, no reúne la experiencia, la formación académica ni los conocimientos que habrían de legitimarla al frente de esa alta institución museística.

La elección, cuyo objetivo subraya únicamente su sentido político, viene a sumarse a la lista de otras designaciones, en manos de personas con nula experiencia ni formación en comisariado y/o investigación en teoría e historia del arte. A pesar de que algunas voces califican a la nueva directora como una buena gestora, queremos aclarar que la dirección de un museo se debe llevar a cabo por profesionales que puedan marcar las pautas de una programación coherente y de calidad, así como labores de conservación, incremento e investigación de sus colecciones. La gerencia y la administración son labores complementarias a la dirección, pero el perfil profesional requerido es muy diferente.

Interpretamos esta decisión del ejecutivo valenciano como un gesto de desprecio hacia la formación, el conocimiento y la valía de los numerosos profesionales capacitados que podrían optar a ocupar un cargo de tanta relevancia intelectual. Mediante la designación política de Dª Paz Olmos se ha negado a los intelectuales preparados el acceso público a un concurso, conforme al Código de Buenas Prácticas, mediante el que poder realizar el nombramiento que mejor convenga a los intereses culturales de la sociedad.

Al principio de la democracia española, los más prestigiosos profesionales eran llamados a desempeñar cargos políticos para contribuir a la evolución de la sociedad y la mejor gestión de lo público. Ahora algunos políticos quieren ocupar los lugares de excelencia intelectual que, como consecuencia, le son negados a los profesionales.

Valencia, 5 de julio de 2011

Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC)
http://www.avvac.net

Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA)
http://avca-critica.org

Associació Catalana de Crítics d’Art (ACCA)
http://www.acca.cat

Asociación de Castilla y León de Críticos de Arte (ACYLCA)
http://acylca.galeon.com/

Asociación Madrileña de Críticos de Arte (AMCA)
http://criticosartemadrid.es/

Consejo de Críticos y Comisarios de Artes Visuales
http://www.consejodecriticosav.org/

Instituto de Arte Contemporáneo (IAC)
http://www.iac.org.es/

Mujeres en las Artes Visuales (MAV)
http://www.mav.org.es/

Unión de Asociaciones de Artistas Visuales (UAAV)
http://www.uaav.org

Museo de Bellas Artes de Valencia.

Museo de Bellas Artes de Valencia.

En una entrevista para MAKMA, Ester Alba centra su atención en el Museo de Bellas Artes de Valencia, como decana de la Facultat de Geografia i Història de la Universitat de València. Con ella analizamos la situación en la que se encuentra la pinacoteca, con una directora -Paz Olmos- sin formación en la materia, sin perfil investigador ni experiencia en el mundo de los museos. LEER MÁS…

En defensa del IVAM

El sector profesional de las artes visuales de la Comunitat Valenciana continúa demandando la destitución de la directora del IVAM y la convocatoria de un concurso público con un jurado profesional e independiente que garantice un nombramiento adecuado para la dirección, transcurridos dos años desde la publicación de la carta abierta dirigida al President de la Generalitat Valenciana.

—————————————————————————————
En defensa del IVAM.
Carta abierta del sector de las artes visuales
al President de la Generalitat Valenciana.
—————————————————————————————

Madrid, 27 de julio de 2011

Muy Honorable Señor Alberto Fabra:

Como usted ya sabrá, el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), es una institución que, en otro tiempo y con escasos medios económicos, fue el ejemplo a seguir por otros museos nacionales e internacionales. El IVAM se constituyó como algo más que un museo, como un Instituto; que de acuerdo a sus objetivos fundacionales debe impulsar y dinamizar todo el sector del arte contemporáneo. En consecuencia, dispone de un presupuesto que representa el grueso del gasto que se le dedica en la Comunitat Valenciana  al desarrollo del sector. Sin embargo, desde el año 2000, el IVAM entró en una degradación que, a lo largo de una década, ha sido cada vez más notable. En la actualidad, el Instituto ya no tiene aquella relevancia en el contexto artístico y su programación incumple gran parte de las funciones de sus estatutos fundacionales. En opinión de una mayoría de profesionales, desde el año 2000 las muestras que se presentan en el IVAM están directamente relacionadas con los caprichos y compromisos de sus directores, sin seguir las directrices de difundir y dar a conocer las propuestas que configuraron el arte del siglo XX y las que están sentando las bases del XXI.

En 1995, con el primer gobierno autonómico del Partido Popular en la Comunitat Valenciana, Juan Manuel Bonet fue nombrado director del IVAM mediante un acuerdo entre el PP y el PSOE. Evidentemente, se trataba de un profesional del arte que, con posterioridad, fue director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Es muy posible que muchos de los miembros del sector artístico no estuviera de acuerdo con sus planteamientos, pero el currículum de Juan Manuel Bonet no dejaba lugar a dudas de que se trataba de una persona estrechamente vinculada al arte moderno. Cinco años después, Cosme de Barañano ocupó la dirección del IVAM, siendo una de sus primeras decisiones cerrar el Centre del Carme, lo que supuso para los profesionales, estudiosos y público en general, la privación de una de las muy escasas plataformas del arte contemporáneo en esta comunidad. Cuatro años más tarde, Consuelo Ciscar sustituyó a Cosme de Barañano, sin mediar consenso alguno. Es una consideración mayoritaria que si este representó un mundo del arte absolutamente alejado del sector y centrado en un ejercicio elitista, Consuelo Ciscar ha ido mucho más lejos y ha puesto el IVAM a su servicio, no al de los ciudadanos.

Las últimas noticias derivadas del nombramiento de Consuelo Ciscar como Comisaria General de la III Bienal del Fin del Mundo, que se celebrará en la ciudad argentina de Ushuaia, han sacado a la luz, nuevamente, prácticas poco transparentes en la dirección y gestión del centro, aún sin aclarar.

Desde las asociaciones que firmamos este comunicado queremos también poner de relieve que los parámetros de profesionalidad en la gestión, en los modelos de relación con los agentes implicados (proveedores, artistas, comisarios, prensa, etc..) y en los sistemas de evaluación y control de los objetivos y del gasto, no cumplen los mínimos criterios deontológicos deseables. Existe, además, una ausencia total de profesionalización en los procedimientos empleados por Consuelo Ciscar, habiéndose atribuido el comisariado de numerosas exposiciones (más de tres mil según ella misma ha declarado) realizadas por otros/as comisarios/as; firmando cientos de textos no institucionales, sino de “autor”, no escritos por ella; imponiendo un programa de exposiciones en el que predominan muestras dedicadas a artistas allegados a su persona; promocionando la carrera artística de su hijo aprovechando los contactos y los presupuestos públicos y, en definitiva, teniendo una capacidad de decisión sobre materia cultural y artística desde hace varios lustros en la Comunitat Valenciana que resulta desproporcionada, en base a los malos resultados que de su gestión se han puesto de manifiesto con el paso del tiempo.

Por todo ello, exigimos transparencia. Transparencia en las cuentas del museo y en las adquisiciones de obra para su colección, en la contratación de servicios externos, así como en las cuestiones relacionadas con las donaciones. Del mismo modo, pedimos, en un momento como el actual, que Consuelo Ciscar dimita o sea destituida de su cargo si no explica de manera pormenorizada aquellos asuntos en los que la independencia entre el dinero público y sus intereses privados se ha visto tantas veces comprometida e incumplida. Consideramos que su sustitución al frente de la dirección del IVAM es ya imprescindible, mediante un procedimiento de acuerdo al Manual de Buenas Prácticas (que otras autonomías gobernadas por el PP ya han asumido y aplicado a sus políticas culturales), que garantice la selección no politizada de un profesional con el perfil adecuado.

Sr. President, el prestigio o desprestigio de una institución, se incorpora y afecta a la acción de quien gobierna. La trayectoria histórica del IVAM y su constitución como elemento central del programa público de cultura exigen la consistencia de un proyecto, que por su calidad cuente con un elevado grado de consenso, máxime cuando en el horizonte se apunta una costosa ampliación que lo renueva dotacionalmente y como espacio simbólico.

Le solicitamos, como máximo responsable cultural, que tome cartas en este asunto donde, una vez más, la labor de los profesionales del sector de la cultura y el arte moderno y contemporáneo se ha visto ninguneada y maltratada, a la vez que los intereses culturales, económicos y turísticos valencianos han resultado gravemente dañados.

Tiene usted ahora en su mano la oportunidad de devolver el rigor y el respeto a esta institución, contribuyendo con ello a iniciar un nuevo ciclo capaz de reactivar el importante papel que el IVAM está llamado a desarrollar. Atentamente.


Suscribe:
Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC)
Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA)
Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana (La VAC)
Consejo de Críticos y Comisarios de Artes Visuales
Mujeres en las Artes Visuales (MAV)
Unión de Asociaciones de Artistas Visuales (UAAV)

Adhesiones:
Comisión de Cultura del Movimiento 15-M de València