El tiempo que pasa de La Subterránea

Maldito otoño, de La Subterránea
Teatre Micalet
C / Guillem de Castro, 73. Valencia
Del 7 al 10 de junio de 2018

La compañía valenciana La Subterránea, formada por tres jóvenes mujeres creadoras, Ester Martínez, Lucía Abellán y Lucía Sáez, llega al Teatre Micalet, del 7 al 10 de junio. finalista a los Premios Max en dos categorías: Mejor espectáculo revelación, y  Mejor autoría revelación. El próximo día 18 de junio viajarán a Sevilla donde se celebra la entrega de premios este año.

Estreno en valenciano de esta pieza que es un canto a la vida, que nos habla de la finitud y el paso del tiempo con humor, con tintes políticos y de vino, ‘Maleïda Tardor’ es una pieza dirigida en conjunto por Paco Zarzoso y la propia compañía.

Maldito otoño, de La Subterránea. Foto: Jordi Pla.

Maldito otoño, de La Subterránea. Foto: Jordi Pla.

Lucía Abellán, Ester Martínez y Lucía Sáez han crecido juntas en este oficio. Formadas en arte dramático y con diversas especializaciones en artes escénicas, les unió la necesidad de contar, de explorarse en el teatro, así comenzaron y así continúan. Creen firmemente en la creación colectiva, en la escritura a pie de escena, en la recuperación de la poesía, el pensamiento y el contraste de lo onírico y el humor cotidiano que conlleva existir

La Subterránea lleva cinco espectáculos estrenados ‘Pussy Koan’, ‘Maritngala’, ‘El 10% de urbach Wiethe’, ‘Maleïda Tardor’ y  ’Ser visibles’ que se estrenó el pasado mayo dentro de la programación del Festival 10 Sentidos.

Claro ejemplo de que si se quiere se puede, de que si se sueña, se alcanza, La Subterránea va pisando firme por un camino propio  que hasta este momento no ha parado de darles alegrías.

Sinopsis de la obra: Todos los érase una vez terminan en colorín colorado, todos acaban precipitándose hacia un final, como tú y como yo.  Mientras, la piel se agrieta como la tierra en un seísmo grado seis. Perdona que me de la risa. ‘Maldito Otoño’ reflexiona sobre cómo sentimos el paso del tiempo y la finitud. Es una celebración de la vida por todo lo alto  -aquí y ahora, sin contar con el mañana- ¿bailas?

La Subterránea

Maldito otoño, de La Subterránea. Foto: Jordi Pla.

La Subterránea se alza con el Escènia

Escènia 2016
Muestra de Teatro Novel
Centro Social
C / Periodista Badía, 5. Foios (Valencia)
Del 6 al 16 de julio de 2016

La compañía valenciana La Subterránea se alzó como la gran ganadora del Festival Escènia recibiendo dos de los cuatro galardones con su última producción Martingala, en un certamen que contaba este año con cuatro producciones a competición.
El trabajo realizado por esta compañía, que componen Lucía Sáez, Ester Martínez, Lucía Abellán y Luna Soriano, se  vio recompensado con el primer premio otorgado por el jurado y con el premio de mención especial otorgado por el público. Martingala nació en una residencia de Espacio Inestable y  ha sido el resultado de dos años de investigación y creación colectiva.

Martingala, de La Subterránea. Imagen cortesía de Escènia.

Martingala, de La Subterránea. Imagen cortesía de Escènia.

Las componentes de esta compañía no sólo interpretan, sino que escriben a seis manos todos sus textos, acompañándolos de algunos versos de poetas como Alicia Es Martinez, y crean la puesta en escena con imágenes muy potentes. El resultado de una exquisita combinación de sus textos, la puesta en escena y la interpretación invita al público a reflexionar, reír, llorar y disfrutar con su teatro. Un teatro social, político, crítico y muy humano que llevó al público a llenar la casa de la cultura de Foios de aplausos cuando las componentes de La Subterránea recogieron emocionadas los premios.

Martingala, de La Subterránea. Imagen cortesía de Escènia.

Martingala, de La Subterránea. Imagen cortesía de Escènia.

Martingala habla de cómo la manipulación mediática nos afecta diariamente pero la compañía, que trabaja desde la sinceridad y valentía escénica y confesando sus preocupaciones e inquietudes, deja la reflexión de qué es y cómo se ejecuta en manos del espectador.

El primer premio otorgado por el público recayó para el espectáculo Nora de la compañía Survivors Producciones, un monólogo interpretado por la actriz valenciana Jessica Fortuny. Y la mención especial del jurado se otorgó al espectáculo Nag i Nel de la compañía Perros Daneses.

Todos los premios van acompañados de una dotación económica. Los primeros se dotan con 2.500 € y las menciones especiales con 1.000 €, una ayuda económica que apoya a estas jóvenes compañías que trabajan por crear arte en condiciones, en ocasiones, precarias. Ahora habrá que esperar un año más hasta la próxima edición de Escènia, que será la número XV en la que, según sus organizadores, “habrá más de una sorpresa para un cumpleaños tan especial”.

Martingala, de La Subterránea.

Martingala, de La Subterránea. Imagen cortesía de Escènia.

Doce razones para volver

Doce razones para no comprar en XXXXXXXXX, de Las Frescas
Sala Off
C / Turia, 47. Valencia
Día 19 a las 19.30h y 20, 21 y 22 de mayo de 2016, a las 20.30h

Esta obra de teatro nace del taller de dramaturgia y creación escénica impartido por Paco Zarzoso en la primavera de 2015, quien dirige la obra final que fue estrenada en la sala Ultramar. Un texto de creación colectiva de los 12 actores, el director y la ayudante de dirección, que volverá a ser representada en esta oportunidad en la sala OFF.

Un grupo de creadores, todos ellos un conjunto de razones que se hacen llamar ‘Las frescas’, no porque estén en la sección de congelados, sino porque salen a la calle con una silla para ser filósofos nocturnos, funámbulos del corazón. Ellos nos cuentan por qué vuelven, por qué quieren verse, por qué quieren contar lo que pasa cuando el viento de Poniente torna a Levante.

Conformada por diferentes escenas corales, unidas y cosidas con un hilo verde, un hilo de esperanza y un canto a la vida. ¿Qué son todas esas ‘x’?, pregunta la gente. ¿Son las diferentes cabezas de un monstruo que ha ocupado una buena parte de nuestras esquinas? ¿Un monstruo que nos dice lo que tenemos que comer, que beber, que pensar y que soñar? Deben venir para saberlo, porque cada una de esas razones hará que salgan de la sala con un motivo de peso dentro del bolsillo, para sentir, vivir, luchar, abrazar… Gritar. De eso se trata, de la catarsis.

Cuando salíamos a la fresca y la filosofía era de todos. Cuando éramos felices. ¿Cuándo se nos escapó todo esto? ¿Volvemos otra vez? ¿Por qué no?
El cliente siempre tiene la razón, no puedes negarte. Va a ser solo un momentito…

Imagen cortesía Las Frescas.

Imagen cortesía Las Frescas.

Ficha artística:

Intérpretes: Wanda Bellanza, Irene Belloch, Clara Crespo, Marta Chust Jaén, Águeda Llorca, Pati Martínez, Paula Elena Ramos, Gloria Román, Rafa Segura, Pilar Suay y Carmen Valera.

Texto: Wanda Bellanza, Irene Belloch, Clara Crespo, Marta Chust Jaén, Águeda Llorca, Pati Martínez, Paula Elena Ramos, Gloria Román, Rafa Segura, Pilar Suay, Carmen Valera, Gonçalo Valves. Con Paco Zarzoso y Lucía Sáez.

Dirección: Paco Zarzoso.
Ayte. de dirección: Lucía Sáez.
Guión, espacio escénico y arte de creación colectiva.

Coreografía: Clara Crespo.
Cartelería: Melibeas.

Más información:

Sala OFF y Facebook

‘¿Por qué duele cuando no hay dolor?’

¿Por qué duele cuando no hay dolor?, de Harold Zúñigan
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Del 22 de mayo al 1 de junio

Las carteleras rebosan de estrenos y propuestas para distintos públicos cada semana. Pero rara vez contienen alguna que incluya a personas con discapacidad auditiva. Los cines y los teatros no suelen contar con este tipo de público pero, para paliar este olvido, la joven compañía valenciano-colombiana Theatretk ha creado una pieza en la que dos intérpretes en lengua de signos se incluyen en la puesta en escena, interactuando con los personajes e involucrándose en la historia para contar las aventuras y desventuras de Adam, protagonista de ‘¿Por qué duele cuando no hay dolor?’

Harold Zúñigan es el autor y director de esta pieza que del 22 de mayo al 1 de junio estrena Sala Russafa. “Es el tercer espectáculo de nuestra compañía y cada vez tenemos más claro que queremos trabajar creando un teatro que incluya a todo tipo de públicos, donde la discapacidad no sea una barrera”, explica Zúñigan.

Para que cualquier espectador pueda disfrutar de la representación, el espectáculo propone una adaptación al lenguaje de signos “profesional y ligada a las artes escénicas, que no entorpece el desarrollo dramático, ni saca al resto del público de lo que está sucediendo en escena”, explica el autor y director de la pieza. Además, bajo demanda, se puede disponer de un sistema de audio-descripción para que discapacitados visuales también puedan seguir el espectáculo, lo que convierte a esta pieza en una propuesta única en la cartelera valenciana.

Theatretk no sólo innova elaborando una propuesta inclusiva, sino que crea un nuevo género: la “trauma-comedia romántica”. El protagonista de ‘¿Por qué duele cuando no hay dolor?’ es Adam, un dramaturgo que no tiene más remedio que reconocer que vive traumatizado por algunas relaciones, no necesariamente sentimentales, que ha tenido en su vida.

Para intentar remediarlo y limpiar su Karma, emprende un viaje al pasado cargado de buenas intenciones. Pero solo conseguirá enredarse en antiguos errores, reabriendo viejas heridas en situaciones en las que el humor y el dolor se combinan a partes iguales.

Sala Russafa estrena esta comedia, salpicada de pequeños traumas, que interpretan Ana Ulloa, Laura Martí, Lucía Sáez, Marina Font, Miryam Garcés y Nacho López Murria. El reparto se completa con los ilustradores Emanuela Tringliani y Óscar Sánchez, quienes realizan en directo y sobre el escenario los dibujos que simbolizan ese dolor antiguo, cabezota, que hasta resulta cómico cuando se empeña en reaparecer y seguir doliendo.

Una puesta en escena insólita, que estimula el paladar y los sentidos, para un espectáculo con un punto agridulce, digno de las propuestas más exóticas.

Escena de '¿Por qué duele cuando no hay dolor?', de la compañía Theatretk. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘¿Por qué duele cuando no hay dolor?’, de la compañía Theatretk. Imagen cortesía de Sala Russafa.