Escena de Pussy Koan. Sala Ultramar.

Los comentarios están cerrados.