¿Por qué hay amores que son letales?

Cátedra Berlanga
XVIII Jornadas de Historia y Análisis Cinematográfico
Palacio de Colomina
C / Almudín, 1. Valencia
Lunes 3 y martes 4 de diciembre de 2018

Al sociólogo Edgar Morin lo que más le sorprendió de Mayo del 68, del que ahora se celebra su 50 aniversario, era la paradoja de sentir una gran insatisfacción en la opulenta sociedad del bienestar. Hijos de burgueses acomodados manifestando un profundo malestar, cuya ira desbordaba los amables cauces democráticos en los que vivían. En las acolchadas paredes de los hogares parisinos, tenía lugar una insurrección contra ese orden burgués que reunía en sí la contradicción antes señalada: el confort propiciando la irrupción de cierta violencia.

Medio siglo después, la paradoja continúa. Y, con ella, la dificultad de comprender el malestar que nos aqueja cuando, asegurada la más estricta supervivencia, sentimos insuficiente ese bienestar. Lo mismo sucede en el marco privado de las relaciones personales. Alcanzadas ciertas cotas de igualdad, descubrimos de pronto una diferencia insalvable entre hombres y mujeres, e incluso entre sujetos de idéntica condición sexual. Para abordar todo ello, la Cátedra Berlanga pone en diálogo dos películas de 1967, Peppermint Frappé, de Carlos Saura, y La boutique, de Luis García Berlanga, sintomáticas de esa crispación hoy todavía no resuelta, cuando no agravada.

Fotograma de 'La boutique', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘La boutique’, de Luis García Berlanga.

“Si la obsesión de un hombre reprimido por el franquismo es a lo que se reduce la trama de Peppermint Frappé, entonces la obra de arte queda suprimida en aras del debate ideológico y del contexto en que fue creada”, asegura Luis Martín Arias, profesor de la Universidad de Valladolid que participa en las jornadas  Amores Letales: La Boutique y Peppermint Frappé, que acoge el Palacio Colomina de Valencia durante los próximos días 3 y 4 de diciembre. Organizadas por la Universidad CEU Cardenal Herrera, el Institut Valencià de Cultura y la Fundación Aisge, en colaboración con la Asociación Cultural Trama y Fondo, reúne a una serie de expertos y profesionales del audiovisual que analizarán ambos textos para desentrañar lo que en ellos sucede.

“Si una película no es simple debate ideológico, sino que plantea el debate eterno de la naturaleza humana, más allá del contexto, será una obra de arte que nos interroga pasado el tiempo”, añade Martín Arias. De lo contrario, dice, quedará como texto para su valoración histórica. De manera que si la obsesión de Julián (José Luis López Vázquez) por Elena (Geraldine Chaplin) en la película de Saura, merece la pena estudiarse, es por ese carácter transversal que lo sitúa en la actualidad como perfil asociado a cierto deseo masculino.

Fotograma de Pepermint Frappé, de Carlos Saura.

Fotograma de Pepermint Frappé, de Carlos Saura.

Otro tanto cabe decir de La boutique, película que analizará Jesús González Requena, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, en su ponencia Máquinas crueles. “Maquinitas egoístas”, matiza, dado que a su juicio, en la película de Berlanga, “todos los personajes son malas personas”. Y dentro de ese mundo de “maquinitas malvadas”, los hombres “son igual de malos que las mujeres, pero infinitamente más torpes”, asegura. Le sorprende esa deriva de Berlanga cada vez que realiza sus películas fuera de España: como pasa en La boutique, rodada en Argentina, o Tamaño natural, en Francia. “Cuando sale de España todo resulta más desabrido; desaparece el lado humano que ves en sus otras películas”.

Begoña Siles, directora de la Cátedra Berlanga, pone el acento en algo que vincula a una y otra película: la aparición de ciertas obras de Antonio Saura, hermano del cineasta, en ambos textos. En concreto, obras de la serie Brigitte Bardot, icono sexual de los años 60 y 70, que el pintor realiza quebrando su imagen seductora para que aparezca cierto desgarro de su figura. “Por utilizar la frase del poeta Rilke, cuando dice que lo bello es el comienzo de lo terrible que todavía podemos soportar, diríase que en ambas películas aparece el fantasma femenino ligado con la muerte”.

Fotograma de 'La boutique', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘La boutique’, de Luis García Berlanga.

“Todo deseo remite al fantasma del otro”, apunta Siles. Fantasma que “desemboca en la destrucción” cuando el sujeto “es incapaz de alcanzar al sujeto que hay detrás de ese imaginario”. Precisamente de Antonio Saura, cuya obra viene a coincidir en ambas narraciones, se ocupa Maite Ibáñez, doctora en Historia del Arte, que hablará de la “pintura rebelde” del artista aragonés, del que se cumplen ahora 20 años de su fallecimiento. Pintura rebelde que vuelve a rimar con ese carácter insurgente de Mayo del 68, que alcanza a nuestros días.

El crítico de cine Jorge Castillejo abordará La boutique desde la óptica de la guerra de sexos. Como se recoge en el Berlanga Film Museum, creado por Rafael Maluenda bajo la coordinación del propio Castillejo, la película narra la estrategia perversa de una madre (Ana María Campoy) que hace creer a su yerno (Rodolfo Beban) que su mujer Carmen (Sonia Bruno) padece una enfermedad terminal, con el fin de que el joven playboy deje sus amoríos y se centre en su esposa.

Fotograma de 'Peppermint Frappé', de Carlos Saura.

Fotograma de ‘Peppermint Frappé’, de Carlos Saura.

El director de cine Óscar Aibar (Platillos volantes, El Gran Vázquez o El bosque) incidirá en el humor de la dupla Berlanga Azcona y su influencia en los directores actuales, de los que él mismo se considera un buen ejemplo. “Invierte el humor de directores como Mario Monicelli, maestro de la comedia a la italiana, para adaptarlo a la psicología española”, señala quien se halla en estos momentos dirigiendo uno de los capítulos de la serie televisiva Cuéntame.

Paco Belda, por su parte, en tanto director de fotografía que ha trabajo con Carlos Saura (“me gusta más hablar de Cinematographer o Dirección Fotografía que de director”), rastreará la luz que emplea en sus películas el autor de Peppermint Frappé, La caza, Cría cuervos o Bodas de sangre. Para ello, se servirá de imágenes creadas por José Luis Alcaine, Teo Escamilla, Vittorio Storaro o el propio Luis Cuadrado, encargado de la fotografía de la película analizada en las jornadas de la Cátedra Berlanga. Dos días de ponencias, charlas, coloquios y proyecciones, en torno a esas diferencias entre lo masculino y lo femenino, entre lo clásico y lo moderno, tan difíciles de articular en la sociedad posmoderna.

Fotograma de 'Peppermint Frappé', de Carlos Saura.

Fotograma de ‘Peppermint Frappé’, de Carlos Saura.

Salva Torres

La diferencia sexual en La boutique y Peppermint Frappé

Cátedra Berlanga
XVIII Jornadas de Historia y Análisis Cinematográfico
Palacio de Colomina
C / Almudín, 1. Valencia
Lunes 3 y martes 4 de diciembre de 2018
Inscripción: besileso@uchceu.es / salvatm@telefonica.net

“Allí donde reinaba el bienestar, también había una insatisfacción profunda”. Lo apuntó el sociólogo Edgar Morin para describir el contexto de Mayo del 68, sorprendido por esa paradoja. Allí donde la prosperidad económica había eliminado las penurias por la más estricta supervivencia, tenía lugar la aparición de cierta infelicidad producida por un hastío desconocido: el que provocaba la seguridad y el ambiente confortable de los hogares burgueses. Y, con él, la irrupción de una violencia que amenazaba con destruirlo todo.

Fotograma de 'La boutique', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘La boutique’, de Luis García Berlanga.

Llevamos 50 años tomando nota de ese hastío, en el contexto apacible de la sociedad del bienestar. Un hastío que evitamos, del que pretendemos desprendernos, por distintos medios vinculados al consumo trufado de emociones fuertes que nos hagan vivir experiencias únicas. Experiencias que en el ámbito privado de las relaciones humanas conllevan, también, esa búsqueda de placer que, con el tiempo, deviene confortable, en rima con lo aburrido. “Tanto hablar del sexo, el sexo, y al final el sexo qué es, un aburrimiento”, señala Ricardo, el protagonista de La boutique.

Precisamente tomando como referencia esta película de Luis García Berlanga, en diálogo con Peppermint Frappé, de Carlos Saura, ambas de 1967, la Cátedra Berlanga aborda esa paradoja del bienestar ligado al hastío y la violencia. Películas enmarcadas en ese periodo de rebeldía juvenil, hoy de nuevo celebrado, con las que se pretende someter a debate la tensión que se percibe entre lo masculino y lo femenino, el orden apacible y la necesidad de violentarlo.

Fotograma de 'Peppermint Frappé', de Carlos Saura.

Fotograma de ‘Peppermint Frappé’, de Carlos Saura.

Las XVIII Jornadas de Historia y Análisis Cinematográfico de la Cátedra Berlanga reúne a diversos expertos y profesionales del audiovisual en el Palacio de Colomina de Valencia, durante los días 3 y 4 de diciembre, con el fin de arrojar algo de luz sobre tan espinoso asunto. Las jornadas están organizadas por la Universidad CEU Cardenal Herrera, el Institut Valencià de Cultura y la Fundación Aisge, en colaboración con la Asociación Cultural Trama y Fondo.

El catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Jesús González Requena, abrirá el encuentro con la ponencia ‘Máquinas crueles’, en torno a la película ‘La boutique’, plagada de personajes cuyas intenciones malévolas darán pie a toda una serie de maquiavélicos desencuentros. Luis Martín Arias, profesor de la Universidad de Valladolid, planteará su análisis de ‘Peppermint Frappé’ como un diálogo entre lo clásico y lo moderno, “lo viejuno y lo cool” asociado a la propia bebida como metáfora de las propias relaciones personales que se establecen en la película de Saura.

Fotograma de 'La boutique', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘La boutique’, de Luis García Berlanga.

El crítico de cine Jorge Castillejo se centrará en la guerra de sexos que en su opinión subyace en el film de Berlanga, mientras que el director de cine Óscar Aibar pondrá el acento en la influencia que la dupla Azcona-Berlanga ha ejercido en los directores españoles actuales, entre los cuales se incluye a él mismo, seguidor de ese humor “ácido, inteligente y que ha elevado el costumbrismo español a obra de arte”, según sus propias palabras.

Paco Belda, director de fotografía en ‘Jota de Saura’, dibujará el perfil de la luz que caracteriza el universo del autor de ‘La Caza’, rastreando la huella de quienes han contribuido con su trabajo a subrayar ese aspecto de sus películas, como José Luis Alcaine, Teo Escamilla, Vittorio Storaro o el propio Luis Cuadrado, encargado de esa fotografía en ‘Peppermint Frappé’. La doctora en Historia del Arte, Maite Ibáñez, destacará la obra de Antonio Saura, hermano del cineasta, que aparece en ambas películas de las jornadas, para mostrar el carácter rebelde de su pintura, en rima con el propio espíritu de Mayo del 68 que actúa como trasfondo.

Para todos aquellos interesados en participar en las jornadas de la Cátedra Berlanga, deberán inscribirse en las siguientes direcciones de correo: besileso@uchceu.es o salvatm@telefonica.net. Las plazas se adjudicarán por riguroso orden de inscripción, la cual es gratuita y con derecho a certificado de asistencia.

Fotograma de 'Peppermint Frappé', de Carlos Saura.

Fotograma de ‘Peppermint Frappé’, de Carlos Saura.

Seis actores con mucha memoria

Memoria de la Escena Española
Fundación Aisge
Sala Russafa de Valencia
Lunes 22 de octubre de 2018

La dedicatoria de Paco Sanchis en su libro Un actor de provincias lo dice casi todo: “A todos los compañeros y compañeras profesionales de provincias que, como yo, nunca fuimos premiados con un Goya por nuestro trabajo en el cine, haciendo pequeños papeles. Ni con un Ondas, por haber colaborado en radio y televisión. O, ni siquiera, con un accésit a premio alguno”. Actores como Antonio Campos La Margot, Piero Falla, Gaby Fariza, Isabel Requena, José Soler o el propio Sanchis, a los que la Fundación Aisge hace un hueco en su colección Memoria de la Escena Española, para que sus recuerdos no se pierdan y sigan vivos con el paso de los años. Ya son un centenar los incluidos en la colección, la segunda vez que toma a los actores valencianos como protagonistas.

Paco Sanchis durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Paco Sanchis durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

A través de una serie de talleres de escritura, repartidos por toda España, Aisge posibilita que actores que han dedicado toda su vida a la profesión, puedan dar cuenta de ella en una serie de libros. La Sala Russafa acogió esta semana la presentación de seis de estas autobiografías. La de Antonio Campos, bajo el título de Margot: el maquillaje son mis personajes. La de Piero Falla es Diario de un actor. Rabiosamente jóvenes, agresivamente dinámicos, la de Gaby Fariza. Isabel Requena, Material fungible. Al galope Garicope (o un actor que muere una y otra vez) es la dedicada a José Soler, además de la mencionada de Sanchis.

Isabel Requena durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Isabel Requena durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Con la enigmática frase, “cuando la actriz se despertó, el dinosaurio aún estaba allí”, arrancó su breve alocución Isabel Requena, durante la presentación de los seis ejemplares, que contaron con los actores Juanjo Navarro e Isabel Martí como maestros de ceremonias. Edu Borja con sus títeres, la cantante Mireia Vives, la bailarina Isabel Abril y el pianista Arcadi Valiente subrayaron igualmente con sus actuaciones el emotivo acto. “¿Por qué soy actriz?, se pregunta la propia Requena en su autobiografía. “Porque a veces los actores en el escenario, sea en un teatro o en la plaza de un pueblo, llegamos a pensar con la piel, con las plantas de los pies, con el pulso de la garganta y el batir de las sienes”.

Piero Falla en la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Piero Falla en la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

La misma pregunta se hace Paco Sanchis. “¿Qué es un actor? Esta es una pregunta a la cual se han dado miles de respuestas…Cuando alguien me lo pregunta a mí, siempre respondo lo mismo: un actor es el envoltorio de todos los sentimientos que puede experimentar el ser humano”. Por esa misma línea se decanta Piero Falla, recogida en palabras del periodista Vicent García: “El Teatro, con mayúsculas, es el arte de vivir en la propia piel la vida de los otros/as, sus otras vidas, sus risas y sus llantos”.

José Soler durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

José Soler durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Esa necesidad de vivir a flor de piel la existencia de otros ha supuesto para muchos  de ellos una forma de enfrentarse a sus propios miedos, que suelen ser, de nuevo, la de casi todos. “Pero, ¡por Dios bendito!, si yo siempre había sido un tremendo “timidajo”, incapaz de hablar dos palabras seguidas en público”, reconoce Soler. Y añade: “Empecé a darme cuenta de que no era yo, José Soler, quien estaba hablando o actuando ante el público. ¡Era un personaje!, el personaje de turno, al que me tocaba dar vida en aquel momento”.

Gaby Fariza durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Gaby Fariza durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Las autobiografías siguen un relato más o menos cronológico de los acontecimientos vividos, aunque en el caso de Requena salpicados de pensamientos fugaces y más novelados. Pensamientos como éste: “Nombrar al personaje es una ciencia, un personaje bien nombrado facilita mucho el trabajo”. O este otro: “Las iglesias del Estado son las cárceles. La Cárcel Modelo de Valencia es muy hermosa, tiene la belleza de una catedral. Una catedral del poder. Es la belleza de la paradoja”. Y culminando su propia reflexión en torno a la pregunta de por qué es actriz, señala lo siguiente: “Porque a veces, en el escenario, los actores logramos una proeza terrorífica: la compasión”.

Antonio Campos, La Margot,  durante su intervención en Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Antonio Campos, La Margot, durante su intervención en Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

En las seis autobiografías de la colección que dirige Amparo Climent, bajo la coordinación de Juan Jesús Valverde, siendo Paco Alegre el responsable de los talleres, se destila esa compasión, también mucha crítica hacia una época, la franquista, que ha dejado en todos ellos un poso agridulce. En cualquiera de los casos, como destacó Climent en su encendido elogio de cada uno de los actores, “en todos los libros no hay ningún resentimiento”, porque lo no se llegó a manifestar, “se decía a través del teatro independiente”. Teatro que todos ellos profesaron con auténtica pasión, a pesar de los pesares. Así lo proclama La Margot, en palabras de Walt Whitman: “La sociedad de hoy somos nosotros, los “poetas vivos”. No permitas que la vida te pase a ti, sin que tú la vivas”.

Foto de familia del acto de presentación de los libros de la colección Memoria de la Escena Española. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Foto de familia del acto de presentación en Sala Russafa de los libros de la colección Memoria de la Escena Española. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Salva Torres

La fiesta del V Aniversario Makma, en imágenes

MAKMA V Aniversario
Fiesta de celebración en el MuVIM
Presentación de la revista en papel
Con las actuaciones de Lucía Peiró, Petit Mal y Dj Paco Plaza
Viernes 29 de junio de 2018

Desde MAKMA queremos dar las gracias a todos los que vinisteis a festejar con nosotros un día tan especial y que sirvió para recordarnos el cariño y la fe depositada en un proyecto cultural que, con vuestra presencia, demostró estar más que justificado. Ya lo hicimos durante el acto de celebración, pero reiteramos igualmente las gracias a cuantos habéis contribuido con vuestros textos e imágenes a dotar de enjundia a la revista en papel que por primera vez editamos y, quién sabe, pueda ser el embrión de futuros números. Gracias, pues, a Antonio Ariño, Aberto Adsuara, Marc Borràs, Juanjo Mestre, Pedro del Corral, Ximo Rochera, Marisa Giménez, Pepe Romero, Javier Valenzuela, Felicia Puerta, Juan Carlos Garés, Meritxell Barberá, Jesús García Cívico, Andrés Herraiz, Juan Uslé, Vicky Civera, Xisco Mensua, Nacho López, Garson, Estefanía Martín, Cristina Ramírez, Marta Beltrán, José Luis Cueto, Rosa Torres, Carlos Domingo, Pepe Morea, Paco Caparrós, Toni Cordero, Graham Bell, Familia Berlanga, Fernando Ruiz, Jose Cuéllar, Biel Aliño y Pedro Hernández.

Y al MuVIM que nos acogió, dándonos todo tipo de facilidades para que nos sintiéramos cómodos. Lo consiguieron sobradamente. También a todos cuantos durante estos cinco años han colaborado con nosotros y, muy especialmente, a quienes empezaron la andadura a nuestro lado como socios: José Luis Pérez Pont, ahora al frente de la dirección del Consorci de Museus de la Generalitat Valenciana, e Ismael Chappaz y Juanma Menero, responsables de la galería Espai Tactel. Igualmente a Miguel Gregori y Jose Antonio Campoy por su excelente trabajo en la edición web y gráfica. Y a Jorge Seguí, por ayudarnos a resolver todos los trámites administrativos que han ido surgiendo durante todo este tiempo.

Y, por supuesto, a las instituciones públicas y privadas que han hecho posible la revista en papel, en una coyuntura siempre difícil para la edición física. De manera que gracias al IVAM, al ECA de Riba-roja, a la Fundación Aisge, a Fundación Bancaja, Fundación Cañada Blanch, a la Mutant, de nuevo al MuVIM, al Palau de la Música, a la galería Shiras, a la Universitat Politècnica de Valencia y a la Universitat de València. También a la imprenta Imag por haber trabajado a contrarreloj para que la revista haya llegado a tiempo y, mención aparte, de nuevo a Ismael Chappaz y Juanma Menero (Espai Tactel) por el fabuloso diseño y la paciencia que han tenido a la hora de sortear los imponderables que han ido surgiendo.

Gracias a todos.

A continuación dejamos una galería de imágenes de la fiesta para que la sigáis disfrutando, mientras vamos trabajando para que el proyecto continúe con esta vitalidad, que nos la dais todos vosotros, al menos otros cinco años.

V Aniversario Makma

Sobre muñecas y monstruos

Amores imposibles: de ‘La novia de Frankenstein’ a ‘Tamaño natural’
Palacio de Colomina
C / Almudín, 1. Valencia
Lunes 4 y martes 5 de diciembre de 2017

Tamaño natural refleja una realidad psíquica”. Luis Martín Arias, profesor de la Cátedra de Cine de Valladolid, se refiere a la “fantasía subyacente” al hecho de que una persona busque en otra aquello que mejor se acopla a su deseo imaginario. Podría pensarse que ahora, en plena era de Internet y de las tecnologías propiciadoras de mundos virtuales, es más fácil que nunca. Y, sin embargo, esa fantasía viene de muy lejos. Rastrearla, al menos desde el Romanticismo a la actualidad, es lo que pretende la Cátedra Berlanga de la Universidad CEU Cardenal Herrera, que en sus jornadas de cine tratará este año tan espinoso asunto.

Amores imposibles: De La novia de Frankenstein a Tamaño natural es el título de las jornadas que, en colaboración con la Fundación Aisge, el Institut Valencià de Cultura, la Asociación Cultural Trama y Fondo y la revista Makma, la Cátedra Berlanga organiza para poner sobre la mesa temas de actualidad tomando como referencia el universo fílmico de Luis García Berlanga. En esta ocasión, centrando su atención en esas relaciones de pareja imposibles por causas que los diferentes ponentes tratarán de averiguar.

Fotograma de 'Tamaño natural', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘Tamaño natural’, de Luis García Berlanga.

“Todos en Tamaño natural participan del juego con la muñeca, hasta la mujer del protagonista que se coloca literalmente en la posición de esa muñeca” (Luis Martín Arias)

De esta manera, el Palacio de Colomina de Valencia reunirá los próximos días 4 y 5 de diciembre a diversos expertos cinematográficos para, a través del análisis de las películas Tamaño natural (1973), de Luis García Berlanga, y La novia de Frankenstein (1935), de James Whale, arrojar algo de luz a las siempre conflictivas relaciones de pareja. El propio Martín Arias lo hará enfocándolo desde el lugar que viene a documentar esa realidad psíquica. Por eso ha titulado su ponencia Tamaño natural: una película documental, porque para él “todo documental tiene mucho de ficción y toda ficción es a su vez documental”.

A su juicio, esa realidad psíquica “intersubjetiva” queda documentada a través de cuantos participan en ella (desde el director, al guionista o los actores),  y de todos los personajes que la hacen posible: “Porque todos colaboran. De hecho, hasta la mujer del protagonista se coloca literalmente en la posición de la muñeca”, subraya Martín Arias. Tamaño natural narra la historia de Michel, un hombre maduro que se compra una muñeca (teniendo ya una atractiva mujer y una joven amante), con la que mantendrá una relación similar a la que pudiera llevar con una mujer real.

Fotograma de 'La novia de Frankenstein', de James Whale.

Fotograma de ‘La novia de Frankenstein’, de James Whale.

Frankenstein es una pesadilla contemporánea asociada al cuerpo y a la sexualidad, al cuerpo como algo monstruoso e inmanejable” (Jesús González Requena)

Jesús González Requena, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, se referirá a la pesadilla contemporánea que anida en La novia de Frankenstein. Pesadilla asociada “al cuerpo y a la sexualidad, que está tanto en la película de James Whale como en la novela de Mary Shelley”. Y pesadilla del cuerpo “como algo monstruoso e inmanejable”, por cuanto “ninguna mediación simbólica hace posible el encuentro con lo real del sexo”. Señala paralelismos entre Frankenstein y La metamorfosis de Kafka, allí donde el cuerpo (ya sea propio o ajeno) se vive como extraño y (auto)destructivo.

Fotograma de 'Tamaño natural', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘Tamaño natural’, de Luis García Berlanga.

“Es algo que siempre me ha interesado: el por qué los hombres canalizan su deseo a través de muñecas, de mujeres inexistentes” (Áurea Ortiz)

La profesora de la Universitat de València, Áurea Ortiz, rastreará ese deseo masculino focalizado en las muñecas. “Es algo que siempre me ha interesado: el por qué los hombres canalizan su deseo a través de muñecas, de mujeres inexistentes”. Para ello, confrontará Tamaño natural con otras películas de  temática similar como No es bueno que el hombre esté solo (1973), de Pedro Olea, Her (2014), de Spike Jonze, o Lars y una chica de verdad (2007), de Craig Gillespie.

“La idea de juego es lo que pretendo abordar. De cómo el juego se asocia al espacio infantil y a la idea de ficción, de imitación de la vida real”, apunta Rafael Maluenda, director y creador del Berlanga Film Museum. Un juego en el que la relación con esas muñecas ofrece la oportunidad de plantearse el misterio de tan extraña conducta. “[Francisco] Umbral, en el prólogo del guión de la película, señala que asistimos a una imitación que no es símbolo, sino metáfora de la mujer”.

Fotograma de 'La novia de Frankenstein', de James Whale.

Fotograma de ‘La novia de Frankenstein’, de James Whale.

“Me interesa la idea de juego, de cómo éste se asocia al espacio infantil y a la idea de ficción, de imitación de la vida real de los sujetos” (Rafael Maluenda)

Maluenda pondrá diversos ejemplos de esa lúdica al tiempo que confusa relación, evocando películas como Vértigo (1958) o Psicosis (1960), de Alfred Hitchcock, y Ensayo de un crimen (1955), de Luis Buñuel, todas ellas aludiendo a la problemática del deseo masculino con respecto a una mujer siempre esquiva y, en última instancia, desencadenante de hondos problemas para ese hombre cuya masculinidad queda en entredicho.

El actor valenciano Joaquín Climent, que ha participado con Berlanga en París Tombuctú o Todos a la cárcel, hablará de su relación con el cineasta, que le consideraba su actor talismán, al tiempo que planteará la importancia del plano secuencia tan del gusto de Berlanga y para el cual hacía falta una serie de aptitudes por parte del actor. “Virtuosismo del plano secuencia que exigía a su vez virtuosismo por parte del actor”, señala Maluenda. Climent ha intervenido en series de televisión como El comisario, Física o Química y Amar en tiempos revueltos, además de actuar en otras películas de directores tan emblemáticos como Pedro Almodóvar (Mujeres al borde de un ataque de nervios) o Álex de la Iglesia (El bar).

Fotograma de 'Tamaño natural', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘Tamaño natural’, de Luis García Berlanga.

“Habría que plantearse la diferencia entre lo masculino y lo femenino más allá de la ideología sexista, porque es la única manera de comprender su dialéctica en el juego de la seducción” (Begoña Siles)

José Luis García Berlanga, director y productor audiovisual, repasará el papel de la mujer en el cine de su padre. Una mujer a la que el propio cineasta dotaba de gran vitalidad en sus películas, hasta el punto de aplastar en muchas ocasiones al hombre. Como afirmó la directora Josefina Molina (Función de noche), cuya presencia estaba prevista en las jornadas pero problemas de agenda lo han impedido, Berlanga era “misógino y feminista”. “A las mujeres las tenía un poco de miedo, porque las consideraba unas supervivientes, indestructibles y superiores”, refirió Molina en su discurso de ingreso en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, precisamente dedicado a las mujeres de Berlanga.

Begoña Siles, directora de la Cátedra Berlanga, destaca el hecho de que incluso una mujer, como es el caso de la propia Mary Shelley, autora de Frankenstein o el moderno Prometeo, novela de la que se celebra justamente ahora su 200 aniversario, indague en el deseo masculino desde esa vertiente imaginaria próxima al delirio. “Habría que plantearse la diferencia entre lo masculino y lo femenino más allá de la ideología sexista, porque es la única manera de comprender su dialéctica en el juego de la seducción”.

Las jornadas, que cumplen su XVII edición como encuentros de historia y análisis cinematográfico organizados por la Asociación Cultural Trama y Fondo, celebran su cuarto año consecutivo impulsadas por la Cátedra Berlanga, tras haberse adentrado en las turbulencias de la pasión, en la impotencia del sujeto atrapado en la red social, así como en las utopías y distopías, en tanto dos caras de un mismo fenómeno. “Lo que pretendemos con las jornadas, siempre con Berlanga como trasfondo, es potenciar a través de su cine al director valenciano más internacional, poniéndolo en relación con el cine español y estableciendo igualmente conexiones con el resto de cinematografías”, subraya Siles.

Ver también la noticia en ARTS de EL Mundo Comunidad Valenciana

Fotograma de 'Tamaño natural', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘Tamaño natural’, de Luis García Berlanga.

Salva Torres

La Cátedra Berlanga indaga en los amores imposibles

Amores imposibles: de ‘La novia de Frankenstein’ a ‘Tamaño natural’
Cátedra Berlanga
Palacio de Colomina
C / Almudín, 1. Valencia
Lunes 4 y martes 5 de diciembre de 2017
Correo de inscripción: besileso@uchceu.es

La Cátedra Berlanga de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia organiza por cuarto año consecutivo, en colaboración con la Fundación Aisge, el Institut Valencià de Cultura, la Asociación Cultural Trama y Fondo y la revista MAKMA, unas jornadas de cine en el Palacio de Colomina que, en esta ocasión, llevan por título Amores imposibles: de ‘La novia de Frankenstein’ a ‘Tamaño natural’. Las plazas serán cubiertas por orden de inscripción en el correo: besileso@uchceu.es.

Fotograma de 'La novia de Frankenstein', de James Whale.

Fotograma de ‘La novia de Frankenstein’, de James Whale.

Las jornadas se celebran los días 4 y 5 de diciembre y en ellas participan diversos expertos cinematográficos que, mediante el análisis de las películas aludidas en el título de las mismas, tratarán de arrojar luz al hecho, cada vez más notorio, de las dificultades para sostener relaciones de pareja. Entre los ponentes figuran José Luis García Berlanga, director y productor audiovisual, hijo del propio Berlanga, que se encargará de analizar el papel de las mujeres en su cine, y el actor Joaquín Climent, uno de los intérpretes talismán del director de ‘París Tombuctú’.

Fotograma de 'Tamaño natural', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘Tamaño natural’, de Luis García Berlanga.

La directora Josefina Molina, autora entre otras de ‘Función de noche’ y que por problemas de agenda no estará finalmente en las jornadas, calificó a Berlanga, del que habló en su discurso de ingreso en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, como un “misógino y feminista”. José Luis García Berlanga tratará, entre otros asuntos, de aclarar esta supuesta contradicción.

Fotograma de 'La novia de Frankenstein', de James Whale.

Fotograma de ‘La novia de Frankenstein’, de James Whale.

Joaquín Climent es conocido por su participación televisiva en series como ‘El comisario’, ‘Física o química’ y ‘Amar en tiempos revueltos’, además de intervenir en películas de directores tan emblemáticos como Pedro Almodóvar, con quien trabajó en ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’, o Álex de la Iglesia, en ‘El bar’. El actor charlará sobre sus relaciones con Berlanga y la dificultad que suponía adaptarse al famoso plano secuencia del director valenciano.

Fotograma de 'Tamaño natural', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘Tamaño natural’, de Luis García Berlanga.

También participarán en las jornadas la profesora de la Universitat de València, Áurea Ortiz, que se interrogará por esa atracción de los hombres hacia las muñecas; el creador del Berlanga Film Museum, Rafael Maluenda, que disertará sobre el juego como imitación de la vida real; el catedrático de la Complutense de Madrid, Jesús González Requena, que abordará la pesadilla contemporánea subyacente a la sexualidad vivida como algo inmanejable, y el profesor de la Cátedra de Cine de Valladolid, Luis Martín Arias, que se centrará en la forma en que todos los personajes de ‘Tamaño natural’ participan de ese juego con la muñeca que, en su momento, ya le costó a Berlanga más de un millón de pesetas de la época.

Begoña Siles, profesora de la Universidad CEU Cardenal Herrera y directora de la Cátedra Berlanga, señala que el objetivo de las jornadas y de las actividades que genera a lo largo del año la Cátedra “es reinterpretar el cine de Berlanga, el director valenciano más internacional, poniéndolo en relación con el cine español y estableciendo igualmente conexiones con el resto de cinematografías”.

Enlace del programa: Díptico Jornadas

Fotograma de 'Tamaño natural', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘Tamaño natural’, de Luis García Berlanga.