DKV-MAKMA, radiografía del dibujo contemporáneo

‘Premio Nacional de Dibujo DKV-MAKMA. 5 ediciones (2015 — 2019) | La exposición’
Museo ABC
Amaniel 29-31, Madrid
Del 2 de octubre al 24 de noviembre de 2019
Inauguración: martes 1 de octubre a las 19:00

El Museo ABC acoge una exposición que reúne la obra de los ganadores de las cinco ediciones del Premio Nacional de Dibujo DKV-MAKMA. La muestra se podrá visitar desde el próximo 2 de octubre hasta el 24 de noviembre de 2019, ambos incluidos.

La exposición busca acercar a la audiencia una expresión artística desconocida para el gran público, que tradicionalmente en España ha estado alejada de las grandes colecciones y museos. Además, pretende también abrir espacios para el ocio cultural familiar valiéndose, precisamente, de la potencia y la atemporalidad del relato, el cuento, la leyenda y el dibujo contemporáneo.

Los premios DKV-MAKMA nacieron en 2015 para impulsar el trabajo de creadores españoles contemporáneos. Los trabajados ganadores hasta la fecha poco o nada tienen en común ni en técnica ni en estilo, aunque sí coinciden en tamaños sorprendentemente grandes. De los cinco, cuatro están firmados por mujeres, señal de que el dibujo contemporáneo español se trata en femenino.

El galardón de la primera edición del Premio Nacional de Dibujo DKV-MAKMA en 2015 recayó en Estefanía Martín Sáenz; el segundo, en 2016, fue para Cristina Ramírez; el tercero lo ganó Marta Beltrán; el cuarto, Manu Blázquez; y el quinto, que se ha entregado este año, es para Consuegra Romero.

Cartel de la exposición, que incluye la obra ‘Salón con lobo’, de Marta Beltrán.

El Premio Nacional de Dibujo DKV-MAKMA es una iniciativa que MAKMA, Revista de Artes Visuales y Cultura Contemporánea, presentó en 2013 a DKV para integrar en el programa de arte DKV ARTERIA, a través del cual se promueven diferentes acciones dirigidas a fomentar la creación artística, como una vía de comunicación y expresión, motor de salud y de desarrollo personal, y ,en este caso, mediante el estímulo y el afecto que puede generar la narración a través del relato y la expresión gráfica contemporánea.

El programa DKV ARTERIA incluye, también, el fondo de obras de la Colección DKV, que cuenta con cerca de 750 piezas realizadas por 270 artistas españoles y que incluye obras de distintas categorías: dibujo, pintura, escultura, fotografía, vídeoarte e instalación, el concurso ‘Fresh Art’, dirigido a estudiantes preuniversitarios, el programa de producción artística Primera Fase, en colaboración con la Comunidad de Madrid, y la cátedra de empresa DKV Arte y Salud, en colaboración con la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politécnica de Valencia (UPV), que contribuye a la formación y difusión de nuevos artistas.

Otra de las prioridades que mantienen en común tanto DKV como MAKMA es el apoyo a los artistas emergentes. DKV, con su programa de becas y premios, y también MAKMA, que, entre otros, organiza el Festival del Libro Independiente SINDOKMA; acciones todas ellas con las que hacen efectivo este compromiso, contribuyendo a la formación, la producción de obra y el acceso a los circuitos de exhibición y comercialización de los creadores más profesionales en diferentes disciplinas creativas, para las que MAKMA cumple una importante función en la divulgación y la difusión.

I edición
ESTEFANÍA MARTÍN SÁENZ (Bilbao, 1982)
Proyecto: ‘Las Ausentes’

‘Las princesas delicadas’ (proyecto ‘Las Ausentes’), de Estefanía Martín.


La mayoría de sus personajes son mujeres de todo tipo: madres, brujas e incluso protagonistas de cuento. También actrices secundarias y figurantes, sin las cuales la historia no sería la misma. Del mismo modo, ‘Las ausentes’ necesitan un relato para poder comprender a los personajes principales y al cuento en sí. Estefanía busca relatar todos los cuentos paralelos en torno al cuento principal y dar vida a los personajes ausentes. El proyecto está centrado en el cuento de los hermanos Grimm, de 1812, ‘Rumpelstiltskin’.

II edición
CRISTINA RAMÍREZ (Toledo, 1981)
Proyecto: ‘Negro humo’

Una de la obras pertenecientes al proyecto ‘Negro humo’, de Cristina Ramírez.


Negro humo es el proyecto que Cristina Ramírez planteó para la segunda edición del Premio Nacional de Dibujo DKV-MAKMA. En sus dibujos, el fuego evidencia su capacidad delimitadora del espacio y, por ende, del pensamiento y el lenguaje. Los límites que dibuja la luz hacen las veces de círculo mágico, de lugar fronterizo que actúa de confín entre dos mundos: el que habitamos y el desconocido, territorio para el mito y la leyenda.

III edición
MARTA BELTRÁN (Granada, 1977)
Proyecto: ‘La vendedora de fósforos’

Una de la obras pertenecientes al proyecto ‘La vendedora de fósforos’, de Marta Beltrán.


El proyecto consistió en la construcción de un relato nuevo, a través de un proceso de dibujo expandido que tiene sus inicios en una película ‘La chica de la fábrica de cerillas’, de Aki Kaurismäki, en relación con el cuento de Andersen ‘La vendedora de fósforos’. Beltrán indaga en la experiencia de lo cotidiano de estos personajes y en sus luchas vitales, ligadas a la precariedad social, para construir nuevas imágenes.

IV edición
MANU BLÁZQUEZ (València, 1978)
Proyecto: ‘D759 / in B minor’

Imagen de la instalación del proyecto ‘D759 / in B minor’, de Manu Blázquez, formulada en el Cubo del MuVIM.


‘D759 in B minor’ es una interpretación gráfica de la ‘Sinfonía inacabada’, de Franz Schubert. A partir de una serie de sucesiones numéricas, establecidas siguiendo el orden progresivo de las notas musicales presentadas en la partitura original, se generan unos dibujos donde se materializan los ecos rítmicos de la sinfonía. El proyecto es fruto de la última estancia en Viena del artista, enmarcada dentro del programa anual de residencias artísticas que ofrece KulturKontakt Austria.

V edición
CONSUEGRA ROMERO (1982, Pozoblanco – Córdoba)
Proyecto: ‘Les amours’

Imagen de una de las obras del proyecto ‘Les amours’, de Consuegra Romero.


Consuegra Romero analiza la sociedad del siglo XVIII europeo como una época de amores dobles, confusos, revolucionarios y múltiples, comparable al periodo actual en el que también priman la máscara y el disfraz a través de las redes sociales. En este proyecto estudia el concepto de amor en el clásico literario ‘Les Liaisons dangereuses’ (1782), de Pierre Choderlos de Laclos, y en la iconografía amorosa de las pinturas del Rococó de Jean-Antoine Watteau, donde se representaban actitudes de una sociedad decadente que se refugiaba en la sensualidad y en lo mundano, al
tiempo que anticipaban nuevas formas de relacionarse.

MAKMA

Hoy finaliza el plazo del Premio de Dibujo DKV-MAKMA

Convocante: DKV Seguros y MAKMA
Dotación: 5.000 euros
Modo de presentación: online
Plazo de admisión: hasta el 23 de junio de 2017

BASES PREMIO DE DIBUJO DKV SEGUROS / MAKMA
BECA DE PRODUCCIÓN Y EXHIBICIÓN DE DIBUJO INÉDITO

Descripción
DKV Seguros y MAKMA convocan la III edición del Premio de Dibujo DKV Seguros – MAKMA con el objetivo de premiar la producción de un proyecto expositivo inédito inspirado en un relato para todos los públicos, utilizando el dibujo contemporáneo como técnica básica.

Espíritu de la convocatoria
El objetivo principal del Premio de Dibujo DKV Seguros – MAKMA es fomentar la producción y difusión del trabajo de artistas noveles a través de una convocatoria anual abierta a la participación de cualquier ciudadano de nacionalidad española que cumpla los requisitos especificados en el apartado condiciones de participación. Los participantes deben presentar una propuesta de proyecto expositivo que acredite su capacidad para llevar a cabo una exposición monográfica en el espacio expositivo del Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad, MUviM, en la ciudad de Valencia (véase documento adjunto).
El jurado seleccionará un proyecto ganador que será premiado con una dotación económica de 5.000 € y la realización de una exposición según la propia propuesta presentada por el autor de dicho proyecto. Este proyecto tiene entre sus objetivos servir de experiencia cultural incluso a público en familia, generando anualmente un contenido específico que facilite una aproximación didáctica al arte a personas de cualquier edad.
Los participantes presentarán contenidos inspirados en el universo del relato para todas las edades. Esta condición no obliga a la literalidad ni debe suponer cortapisa para el desarrollo creativo del proyecto. El objetivo de la convocatoria, es fomentar el dibujo contemporáneo y dar a conocer al autor del mejor proyecto reconocido por el jurado dentro de la citada temática.
Los contenidos pueden ser realizados con cualquier tipo de técnica y presentados en cualquier tipo de soporte siempre que su creación comprenda el empleo del dibujo en cualquiera de sus variantes.

Funcionamiento de la convocatoria.
Presentación de propuestas.
(10/04/2017 – 23/06/2017)
Las propuestas expositivas deben presentarse, de acuerdo a lo estipulado en el apartado “Condiciones para la participación”, entre las 8:00 h del 10 de abril de 2017 y las 24:00 h del 23 de junio de 2017.

Comunicación al ganador.
Un jurado formado por expertos elegido por las entidades organizadoras, seleccionará la propuesta premiada. El fallo será notificado individualmente a los ganadores así como a los medios de comunicación antes del día 30 de junio de 2017.

Producción de la exposición.
(01/07/2017 – 01/12/2017)
Desde el conocimiento del fallo del jurado, el premiado dispone de cinco meses para producir el proyecto expositivo propuesto. Durante todo este proceso, el premiado será asesorado y guiado por los profesionales de las entidades organizadoras. Para la producción de su obra, el premiado dispondrá de la dotación económica de los 5.000 € del premio con los que cubrirá sus honorarios y los gastos de producción. Asimismo, dispondrá de un equipo para el montaje de las obras y la instalación de los diferentes elementos de la exposición. El día 30 de noviembre de 2017 el galardonado debe tener la obra lista para la realización de la exposición. El premiado será el responsable del proceso de producción, y deberá aportar un proyecto completo de exposición, contando para el montaje, con la dirección, coordinación y organización de una persona acreditada por parte de los organizadores.

Exposición.
(14 de diciembre de 2017 a 14 de enero de 2018)
La organización hará pública la fecha concreta de inauguración de la exposición el día 29 de junio, junto con el fallo del jurado.

Condiciones para la participación
La organización solo tomará en consideración aquellas propuestas que cumplan estrictamente con todas y cada una de las condiciones siguientes:
– La convocatoria está abierta exclusivamente a la participación de artistas nacidos a partir del 1 de enero de 1977 y de nacionalidad española. En caso de colectivos, todos los miembros del mismo deberán cumplir los requisitos.
– El proyecto debe:
Ser original, inédito, específico y adaptado al espacio. No se admitirán en esta convocatoria aquellos trabajos que hayan sido editados, expuesto, publicados o premiados anteriormente, por tratarse de una producción específica.
Circunscribirse a la temática establecida en estas bases.
Emplear técnicas artísticas vinculadas al dibujo.
– El autor del proyecto ganador:
Cederá una selección de las obras presentadas en la exposición a la Colección DKV, sin que ello suponga una contraprestación económica adicional a la dotación del premio. La selección se realizará por parte del Comité asesor de la Colección DKV, de acuerdo a las características de la obra y valorando las sugerencias del propio autor. DKV Seguros tendrá prioridad en la adquisición de las obras incluidas en la exposición. Para concretar esta donación, el artista entregará las obras seleccionadas en el almacén de la Colección DKV y firmará con DKV Seguros los documentos pertinentes.
Cederá a MAKMA y DKV Seguros los derechos de comunicación pública de las obras del proyecto con fines promocionales, para la incorporación a la web, fines didácticos y de investigación.

Muchedumbre I, de Cristina Ramírez, galardonada en la pasada edición

Muchedumbre I, de Cristina Ramírez, galardonada en la pasada edición

Criterios de valoración
Los proyectos serán valorados por un jurado formado por personas relevantes del mundo del arte y la comunicación en función de los siguientes criterios:
– Calidad artística de los proyectos presentados.
– La viabilidad técnica de la propuesta en cuanto a su ejecución en función de los plazos y el presupuesto.
– La originalidad en la aproximación del proyecto a la temática propuesta: “un relato para todas las edades”
– Se valorará el grado de innovación del proyecto en cuanto a la adaptación a posibles actividades relacionadas. Especialmente si son didácticas.
– La capacidad para combinar las técnicas tradicionales de dibujo con técnicas contemporáneas.

Jurado
La valoración y selección de la obra premiada corresponde a un Jurado compuesto por expertos en la materia y elegido por DKV Seguros y MAKMA. La composición del jurado de esta edición es la que sigue:
– Alicia Ventura, comisaria de exposiciones y asesora del Proyecto ARTERIA DKV.
– Vicente Chambó, Editor, fundador y director de El Caballero de la Blanca Luna y cofundador de MAKMA.
– Inmaculada Corcho, Directora del Museo ABC de dibujo e ilustración.
– Óscar Alonso Molina, comisario y crítico de arte.
– Juan Bautista Peiró, Asesor de la Colección DKV.
– Antonio Alcaraz, Director del Departamento de Dibujo de la FFBBAA San Carlos. (UPV)
– Rafael Company, Director del MUvIM
Las decisiones del jurado son inapelables.
Teniendo en cuenta la calidad de las obras presentadas, el jurado podrá declarar el premio desierto.

Exoneración de responsabilidad
DKV Seguros y MAKMA quedan exentos de toda responsabilidad que pudiera derivarse de los posibles errores existentes en los datos facilitados por los premiados, inexactitudes de los mismos o imposibilidad de identificación. Igualmente quedarán exentos de responsabilidad en caso de error en la entrega de cualquier premio siempre que éste se deba a causas fuera de su control o a la falta de diligencia del ganador.
Asimismo, los organizadores quedan exonerados de cualquier responsabilidad legal derivada del contenido de la obra presentada, haciéndose responsable el autor de la observación del marco legal relativo a los contenidos artísticos.

Aceptación de las bases
La simple participación en este proyecto supone la aceptación de estas bases en su totalidad. DKV Seguros y MAKMA se reservan el derecho de interpretar o modificar las condiciones del presente concurso en cualquier momento, e incluso de anularlo o dejarlo sin efecto, siempre que concurra causa justificada para ello. En todo caso, se comprometen a comunicar por esta misma vía las bases modificadas, o en su caso, la anulación del concurso en su conjunto, de forma que todos los participantes tengan acceso a dicha información.

Protección de datos
Se informa al solicitante que los datos personales recogidos serán incorporados a las bases de datos de MAKMA, responsable del fichero, con domicilio en Calle En Borràs, 16, Bajo. Derecha. Valencia, y serán tratados con la finalidad de atender y gestionar la solicitud de participación formulada. Los datos recabados han de cumplimentarse obligatoriamente, pues de otro modo no podría ser atendida la solicitud.En cualquier momento, el participante podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición dirigiéndose al correo convocatorias@makma.net y concretando su solicitud.
El participante garantiza la autenticidad de todos aquellos datos que comunique, y se compromete a mantener actualizados los mismos durante el período de duración de la convocatoria, siendo responsable de todos los daños y perjuicios ocasionados por la aportación de datos incompletos, inexactos o falsos.

Presentación de propuestas
– Nombre, fotocopia DNI por ambas caras y datos de contacto (dirección completa, e-mail, teléfono).
– Currículum del artista (máximo 300 palabras)
– Dossier con la propuesta de proyecto expositivo debidamente desarrollado incluyendoal menos:
– Título del proyecto
– Memoria escrita: descripción del proyecto.
– Justificación de su aproximación a la temática propuesta.
– Documentación visual de las obras propuestas en PDF.
– Propuesta de adaptación del proyecto al espacio expositivo.
– El envío de todo ello se realizará obligatoriamente por correo electrónico a la dirección convocatorias@makma.net.

En el asunto debe indicarse el nombre de la convocatoria y del participante.
Toda la información deberá presentarse obligatoriamente en un único PDF. Las imágenes de las obras pueden enviarse además en JPEG para una correcta valoración.

A continuación se ofrecen algunos consejos para la presentación de propuestas:
a) Los participantes no están obligados a presentar el total de la obras a exponer. Es suficiente con aportar un número suficiente de piezas que permitan al jurado valorar la calidad del contenido y el significado del mismo. Es fundamental que las imágenes sean de gran calidad para poderse evaluar. La convocatoria prevé el plazo de producción de 5 meses indicado anteriormente para desarrollar el cuerpo expositivo.
b) El formato de la memoria es libre, pero debe atender a los criterios establecidos más arriba.
c) Siendo las técnicas de dibujo las protagonistas del proceso creativo, se valorará el uso libre del conjunto de la sala y el empleo de todo tipo de técnicas para la reproducción-exhibición de las obras.

BASES_PREMIO_DIBUJO_DKV-MAKMA_2017-8

Información y consultas
Para cualquier información adicional o consultas sobre la convocatoria se puede contactar con: convocatorias@makma.net o en el teléfono 963916678 – 670421982 Los resultados de esta convocatoria de carácter abierto serán anunciados en www.makma.net y mediante comunicado a los medios de comunicación y redes sociales. La participación de esta convocatoria implica la aceptación de las presentes bases.

DESCARGAR BASES PREMIO DE DIBUJO DKV-MAKMA 2017
DESCARGAR HOJA DE INSCRIPCIÓN

Cristina Ramírez prende fuego al Tossal

Negro humo, de Cristina Ramírez
II Premio de Dibujo DKV MAKMA
Galería del Tossal
Plaza del Tossal s/n. Valencia
Hasta el 8 de enero de 2017

“En torno al fuego hay luz y más allá está lo desconocido, los temores y los miedos”. Así resume Cristina Ramírez la obra que expone en la Galería del Tossal bajo el título de ‘Negro Humo’, proyecto ganador de la segunda edición del Premio de Dibujo DKV-Makma. Y de fuego está encendido su trabajo, hasta el punto de asolar los diversos paisajes abriendo agujeros en su naturaleza. “Me interesan mucho los agujeros negros”, y cita a Charles Burns, proyectando esas oquedades en dirección a cierto vacío existencial. Es la suya una meditación sobre el apocalipsis entendido como destrucción y advenimiento. “Devastación que puede ser fecunda”, subraya.

Cristina Ramírez ante una de las obra de 'Negro humo'. Fotografía: Consuelo Chambó.

Cristina Ramírez ante una de las obra de ‘Negro humo’. Fotografía: Consuelo Chambó.

“Me apropio de los recursos del dibujo y de la tradición oral para evocar historias utilizando la repetición y la variación”, explica rodeada del intenso e inquietante ‘Negro Humo’ de su exposición. Fijando su mirada en el primitivismo de las pinturas rupestres, Ramírez va construyendo un universo futuro con huellas del pasado. Todo ello alrededor del fuego que, desde tiempo inmemorial, sirve para arrojar luz en medio de la oscuridad, al tiempo que las sombras convocan ciertos fantasmas inconscientes.

“Me atrae la tradición romántica de lo sublime”, agregando la artista que ya no es de la naturaleza de donde proviene la amenaza destructiva, “sino de fuerzas que vienen de otro mundo”. Hacia ese otro mundo apunta su obra, allí donde ésta se abre por efecto del intenso fuego que dice ser “elemento central” de su proyecto. El fuego y sus sombras, la luz y la oscuridad manteniendo un tenso diálogo: “Me interesa la capacidad del ser humano de fabular con lo que no ve”. Interrogada por esa capacidad visionaria lindante con la locura, Ramírez señala tajante: “Fabular sin llegar a la enfermedad, con cierto control, apelando al mito”.

Pábilo, de Cristina Ramírez en la exposición 'Negro humo'.

Pábilo, de Cristina Ramírez en la exposición ‘Negro humo’.

Esa mezcla de arte rupestre (expresión gráfica) y mito (expresión oral) es lo que confiere potencia a su ‘Negro Humo’, que fue lo que cautivó en definitiva al jurado formado por el crítico de arte Óscar Alonso Molina, Inmaculada Corcho (Museo ABC), Alicia Ventura (DKV), Vicente Chambó (Makma) Juan Peiró y Antonio Alcaraz (Universidad Politécnica de Valencia). Si los hombres proyectan mediante símbolos aquello que han perdido y añoran, el trabajo de Cristina Ramírez, apelando al fuego primigenio, hurga en los orígenes para interrogarse sobre la devastación que atraviesa su obra.

En este sentido, Ramírez revela aquello que se encuentra en las bases mismas de la convocatoria del Premio de Dibujo DKV-Makma: la importancia de los cuentos, de la tradición oral, a la hora de conformar nuestra subjetividad. Relatos que, como señaló Antón Pardo, en representación de la compañía de seguros, suponen “un desafío para los artistas porque los metemos en un berenjenal”. De manera que lejos de entender tales cuentos como signo de “infantilización o aplanamiento del discurso”, Pardo subrayó su carácter interrogativo y procesual. El individuo, a través de ellos, camina desconcertado en busca del sentido.

Imagen de la exposición 'Negro humo', de Cristina Ramírez. Fotografía: Consuelo Chambó.

Imagen de la exposición ‘Negro humo’, de Cristina Ramírez. Fotografía: Consuelo Chambó.

“Fuego para dar calor y luz que facilita la construcción de historias a su alrededor”, explicó Chambó. Esa vinculación entre el calor que abriga y, por exceso, aniquila, es la que lleva a Cristina Ramírez del pasado al futuro; de la añoranza por esas historias alrededor de la hoguera, al mundo que se avecina próximo a su destrucción. De ahí el apocalipsis como recurso fabulador de la vida condenada al agujero negro, tras el cual quepa la esperanza de su regeneración. Historias, evoca Chambó, “que piden paso cuando el fuego se apaga y tras ello se alimentan leyendas de tinieblas y dudas”.

Tomás Ruiz, gran coleccionista de dibujos, agradece que existen premios como el otorgado a Cristina Ramírez, “porque a los coleccionistas nos dais a conocer artistas nuevos, cuando estamos cansados de ver siempre lo mismo”. Repetición y variación viniendo otra vez a cuento como parte ineludible del proyecto ‘Negro Humo’, que hasta el 15 de enero se exhibe en el Tossal. Repetición del mismo fuego cautivador, objeto de luces y sombras, y variación del mundo ahora amenazado por inquietantes fuerzas. El “espíritu crítico e inconformista” (según los organizadores) de Cristina Ramírez asumiendo el reto del apocalipsis mediante el dibujo.

Cristina Ramírez ante una de las obra de la exposición 'Negro humo'. Fotografía: Consuelo Chambó.

Cristina Ramírez ante una de las obra de la exposición ‘Negro humo’. Fotografía: Consuelo Chambó.

Salva Torres

Nuestros mejores deseos

Tras un año intenso que finaliza, MAKMA llega a su cuarta Navidad como algo más que un medio de comunicación consolidado en materia de cultura contemporánea.

Como voz crítica, MAKMA ha publicado lo más destacado del sector de las artes visuales a la vez que ha indagado en la creación más emergente y desconocida hasta el momento, pero también ha pasado a la acción para coproducir SINDOKMA, el festival del libro que da cabida a editores independientes y creadores de libros de artista con talento.

En materia de Dibujo, se ha consolidado el premio DKV-MAKMA con el fin de dar visibilidad a talentos creativos, a la vez que pretende servir de primera experiencia de museo en familia.

Por cuarto año, el equipo MAKMA, renueva  la ilusión de poder ver una ley de mecenazgo ambiciosa, un proyecto con altura de miras que fomente el talento creativo y las industrias culturales como fuente de riqueza y empleo. Dignificar, dar cabida a cualquier profesión relacionada con la cultura, es y seguirá siendo un objetivo para construir un futuro mejor.

Ojalá, los árboles que nos acompañan en la Navidad puedan volver a su hábitat después de estas fiestas. Ocupémonos de ello.

Con nuestros mejores deseos.

Equipo MAKMA

Cristina Ramírez, de la galería del Tossal al Botánico

Cristina Ramírez Bueno
Ganadora de la II edición del Premio de Dibujo DKV-MAKMA

Cristina Ramírez Bueno (Toledo, 1981) es licenciada en Historia del Arte (2005) por la Universidad Complutense de Madrid y Bellas Artes (2010) por la Universidad de Granada, ciudad esta última en la que reside actualmente. Conoció el premio DKV-MAKMA en la convocatoria del año anterior (2015), pero en dicha ocasión no pudo presentarse.

No es difícil de entender, puesto que la propia convocatoria puede que no encaje en determinados momentos de la trayectoria de un artista, e incluso en otros casos, las bases del premio actúen como filtro disuasorio para quien busca la suerte rápida en las artes. En sentido contrario, las mismas bases han resultado ser atractivas para otros artistas que muestran recursos de adaptabilidad y no escatiman tiempo, dedicación, talento, recursos técnicos, y atrevimiento suficiente para salir del encorsetado estigma de dibujar únicamente en condiciones de plena libertad temática.

Cristina Ramírez en el Barrio del Carmen (Valencia)

Cristina Ramírez en el Barrio del Carmen (Valencia).

Lo definiría Goya de manera muy personal: “La fantasía, aislada de la razón, sólo produce monstruos imposibles. Unida a ella, en cambio, es la madre del arte y fuente de sus deseos”.

Deseos que ya en los inicios de la expresión artística se funden con la acción de dibujar relatos y la de relatar con dibujos. Son las primeras pinturas rupestres, y en este sentido, además de Altamira, destacan otros ejemplos, como las barcas y figuras humanas sobre piedras de Bohuslän (Suecia) que representan algún mito, combate o danza de la Edad del Bronce.

El trabajo de Cristina Ramírez pone de manifiesto la idea de la atemporalidad, la reflexión de que ya hubo un “antes de”. Argumentos no le faltan, pues ya el pintor paleolítico exploró cada superficie y cada pigmento para que sus expresiones gráficas perduraran.  Para ello, utilizó varias técnicas, el rociado, el grabado, el estarcido, y por supuesto, el carboncillo. Inspeccionó cuevas y construyó andamios, y como testigo omnipresente, el fuego. Fuego para dar calor y lumbre, pero también para generar un clima que facilita la construcción de historias a su alrededor. Historias de tradición oral a las que el fuego  aporta el calor para que la creatividad popular fluya y sea plasmada gráficamente, pero también historias que piden paso cuando el fuego se apaga y tras ello se alimentan leyendas de tinieblas y dudas.

Apuntes para el proyecto "Negro Humo", de Cristina Ramírez que podrá verse a partir del 16 de diciembre en al Galería del Tossal (Valencia)

Apuntes para el proyecto «Negro Humo», de Cristina Ramírez, que podrá verse a partir del 16 de diciembre en la Galería del Tossal (Valencia).

Es el punto de partida de ‘Negro Humo’, un proyecto que bucea en la génesis de la expresión gráfica, en lo que inspira la oscuridad y el miedo propiamente dichos como ingredientes notables para generar apólogos, gestas y todo tipo de fantasías populares. Un proyecto que ha supuesto a Cristina Ramírez llevarse el reconocimiento del jurado.

Además de visitar la Galería del Tossal (sala que acogerá su proyecto expositivo) y pasear por el Centro histórico, Cristina Ramírez aprovecha la visita a Valencia para disfrutar de uno de los espacios simbólicos de la ciudad: el Jardín Botánico.

????????????????

Cristina Ramírez en el Jardín Botánico (Valencia).

“El premio DKV-MAKMA es un certamen diferente”, confiesa Cristina. “La convocatoria tiene un grado plus de exigencia, está claro, pero para mí es muy abierto, da mucha libertad para trabajar y brinda la posibilidad de profundizar en la relación eterna entre lo gráfico y lo escrito, se le puede dar la vuelta. Personalmente, la propia exigencia temática me alentó a presentar proyecto. Es un premio hecho para un perfil amplio, aunque reconozco que mi trabajo artístico actual está relacionado con el vínculo entre el dibujo y la tradición literaria”.

El proyecto ‘Negro Humo’ no se queda únicamente en el origen, en lo primitivo del fuego y la sustancia gris que le da título. Conforme entra en materia, va desgranando información de ciertas obras de arte míticas que relacionaron lo literario con lo plástico, obras que desvelan el poder de inspiración de artistas de todos los tiempos como es el caso de ‘La Cocina de las Brujas’ (1610) de Frans Francken el joven, y que fue interpretada también por Goya (1797-1798).

“Es imposible reflejar todas las referencias de la historia del arte que me iba encontrando en relación con el proyecto, había que escoger”, confiesa Cristina.

Cristina Ramírez muestra sus instrumentos de trabajo en el Jardín Botánico (Valencia)

Cristina Ramírez muestra sus instrumentos de trabajo en el Jardín Botánico (Valencia).

En lo que respecta al s. XX, “me interesan las alusiones que Ana Mendieta hace al fuego y a las madres primitivas receptoras y transmisoras del saber. Y, en cuanto a la oscuridad, es inevitable citar a Leopold Perutz”, comenta.

Sobre Perutz, Cristina Ramírez basa su argumento con una cita apetecible para guardar en la memoria, referencia extraída de El maestro del Juicio Final (Ediciones destino, Barcelona: 2004).

“El verdadero miedo, el auténtico miedo, es el miedo que siente el hombre primitivo cuando se aleja del resplandor de la hoguera para adentrarse en la oscuridad”.

La cita es como un dardo que da en la diana de ‘Negro Humo’, que claramente gira en torno a esa reflexión, apunta Cristina Ramírez; es una abstracción ante la situación de miedo a lo desconocido y a la provocación que este sentimiento puede ejercer para inspirar y generar historias, mitos o fábulas.

Esa sensación de miedo no existe en ella a la hora de plantear su futuro profesional, pues en la carrera artística, la estabilidad es comparable al día a día de las cavernas prehistóricas, aquellos tiempos en los que proveerse de alimentos era el objetivo primario y en los que la abundancia se festejaría con las primeras pinturas como gesto de alegría.

La misma alegría y soltura que pone de manifiesto en sus trazos de grafito, sea para expresarse en clave crítica, sea para plasmar paisaje u objeto.

????????????????

Cristina Ramírez ante una encina en el Jardín Botánico (Valencia).

En el corazón del Jardín Botánico, la calidad de la atmósfera se advierte al respirar. La artista observa la robusta estructura de una encina fabulosa. Da la sensación que la interioriza y almacena en su memoria para plasmarla en cualquier momento. «Es uno de mis árboles favoritos», apunta.

– ¿Qué representa recibir un galardón como el Premio de Dibujo DKV-MAKMA?

– Cristina inspira, expira, y responde: “Representa una motivación extra, coger oxígeno en un paisaje profesional con muchos obstáculos que superar, es como una provisión de aire puro, aire como el que se respira en este lugar”.

Vicente Chambó

Cristina Ramírez premio de dibujo DKV-MAKMA 2016

Cristina Ramírez Bueno (Toledo, 1981) gana la segunda edición del premio de dibujo organizado por DKV seguros y MAKMA, revista de artes visuales y cultura contemporánea.

El certamen está dotado con 3.000 € y la posibilidad de realizar una exposición en la Galería del Tossal de Valencia, entre los meses de diciembre de 2016 y enero de 2017.

Las bases de la II edición del premio de dibujo DKV-MAKMA premian el mejor proyecto de dibujo contemporáneo en relación a fábulas, cuentos y tradición oral. El proyecto es muy ambicioso y está planteado para aproximar el arte contemporáneo al público en general y ser la primera experiencia expositiva incluso para visitar en familia.

El trabajo presentado por Cristina Ramírez, bajo el título “Negro humo”, establece un vínculo estructural y simbólico con la tradición oral de los cuentos, partiendo de sus mecanismos esenciales, repetición y variación, sobre los que se asientan una serie de dibujos que evocan la presencia y la acción del fuego. El fuego, la hoguera, por un lado como contexto en el que un testigo transmite dicho folclore a la comunidad, por otro como figura generadora en sí misma del relato.

Pabilo, de Cristina Ramírez. 86 x 120 cm. Técnica mixta sobre papel.

Pabilo, de Cristina Ramírez. 86 x 120 cm. Técnica mixta sobre papel.

“Negro Humo” recoge el sentimiento de miedo que da lugar a la aparición del relato, dicho sentimiento es uno de los axiomas que fundamentan las obras del proyecto y es consustancial al cuento tradicional como parte de la enseñanza del saber popular: el miedo al otro (“El hombre del saco”), al doble (“El fantasma, el gemelo, el enmascarado”), o el miedo a lo desconocido.

En cuanto a la resolución técnica de sus trabajos, Cristina Ramírez, con “Negro humo”, remite directamente al pigmento conseguido mediante la combustión de diversos materiales, como la madera de abedul, por ejemplo, evocando técnicas y fórmulas ancestrales con las que el ser humano inicia la expresión gráfica y el relato visual como otra forma de comunicarse con sus semejantes.

María Chaves, una de las dos menciones de honor. Baba Yaga, del proyecto Where bluebirds fly.

María Chaves, una de las dos menciones de honor. Baba Yaga, del proyecto «Where bluebirds fly»

El jurado, formado por Inmaculada Corcho, directora del Museo ABC; Glòria Tello, Regidora de Cultura del Ayuntamiento de Valencia; Óscar Alonso Molina, crítico de arte y comisario; Antonio Alcaraz, director del Departamento de Dibujo de la Facultad de BBAA San Carlos; Alicia Ventura, comisaria y asesora de la Colección DKV; Juan B. Peiró, crítico de arte y asesor de la colección DKV, y Vicente Chambó, editor, crítico de arte y co-fundador de Makma, ha decidido conceder además dos menciones de honor (no estaban previstas en las bases de la convocatoria) a María Chaves, por “Where Bluebirds fly”, y a Miguel Ángel Fúnez, por “Genetic Fables”, debido a la excelente calidad de los proyectos finalistas.

Mención de honor de Miguel Ángel Funez, por Genetic Fables.

La otra mención de honor es para Miguel Ángel Funez, por Genetic Fables.

Fotografía de portada: Pedro Alarcón Ramírez

Javier Map y Cristina Ramírez en la Galería JM

Javier Map y Cristina Ramírez, FIN
Galería JM
C/Duquesa de Parcent, 12, Málaga
Hasta el 7 de febrero de 2016

Frente a la distopía que nos advierte sobre los peligros potenciales de las ideologías, prácticas y conductas sobre las cuales se erigen nuestra sociedad actual, no hay posibilidad de redención.  Somos conocedores del mundo geopolítico que tenemos, y ante el abismo que se nos abre, nos encontramos con “un-mundo-en-sí” –una naturaleza a la que somos indiferentes- y presentimos “un-mundo-sin-nosotros”  un lugar que avanza a la deriva, de donde seremos sustraído–-.

La consecuencia sólo puede ser el horror y en definitiva la constatación de que vivimos en un mundo que no sólo es un mundo, ni tampoco la tierra

Pese que la exposición sea conjunta, no encontraremos un “nosotros”. Por una parte, tenemos a Cristina Ramírez que nos muestra paisajes narrativo, y por la otra tenemos a Javier Map con lugares para desaparecer; en ambos casos encontramos la figura humana en clave de huída.

Javier, ofrecerá una visión poliédrica y versátil de lenguaje y técnica, tejiendo una interesante urdimbre de video, escultura y dibujo. La ausencia de figurantes, rota solamente en el doble video de Javier –“señuelos”–, nos pone en contexto. A veces se advierte una fuerza invisible capaz de arrollar ágaves, crasuláceas y árboles, y con poder suficiente para perturbar toda esa naturaleza idílica en una gigantesca trampa.

Señuelos IV. Javier Map, 2015.

Señuelos IV. Javier Map, 2015.

Y frente a esto, podemos advertir cierto equilibrio cósmico, planteado por la artista Cristina Ramírez, la artista ha intervenido el espacio físico de la sala mediante una intervención mural en sintonía con su habitual línea de trabajo en dibujo. Es un paisaje al que ya no pertenecemos, que nos genera la duda respecto a algo que acaba de suceder o está a punto de suceder. A diferencia de ella, Javier Map construye la idea de una naturaleza a la que queremos huir, para refugiarnos y desprendernos de la cultura. Cabe destacar que en ambos hay una persistencia del miedo al fin de los días.

Los de fuera. Cristina Ramírez, 2013.

Los de fuera. Cristina Ramírez, 2013.

Algunas obras –muy singularmente las esculturas y el video de Javier Map– generan en nosotros una tensión. Estos objetos artísticos nos advierten de un peligro simbólico en este preciso instante. Justo ahora, “siendo” en tiempo presente.

Javier Map, es un un artista multidisciplinar actualmente afincado en Huelva. Estudia Bellas Artes en Granada y Florencia, y tras licenciarse, realiza un Postgrado en Bellas Artes en la prestigiosa Saint Martins College de Londres. Su obra ha sido seleccionada y premiada en numerosos concursos y festivales internacionales.

Cristina Ramírez, es una artista Licenciada en Historia del Arte y Bellas Artes; actualmente se encuentra afincada en Granada, donde trabaja desde hace más de diez años. Posee obra premiada y becada en diferentes ocasiones.