Sagunt a Escena amplía programación y presupuesto

Festival Sagunt a Escena Edición 2016
XXXIII Edición
Sagunto. Diversos espacios
Del 21 de julio al 10 de septiembre

En la presentación del festival el secretari autonòmic de Cultura i Esport, Albert Girona quiso destacar que “con esta XXXIII edición el festival emprende un nuevo rumbo, no sólo por contar con una dirección artística como la de Juan Vicente Martínez Luciano, sino también porque se inicia una colaboración interinstitucional que no se daba desde hacía décadas, gracias a la participación activa en la organización del festival tanto del Ayuntamiento de Sagunto como de la Diputación de València “

La programación de Sagunt a Escena 2016 supone un considerable aumento de la oferta frente al festival del año pasado, si en 2015 hubieron 11 funciones en el Teatro Romano y cuatro en el Off Romà, este año pasamos a 21 funciones en el Teatro Romano y 11 funciones en el Off Romà.

Esta edición frente a contenidos más eclécticos de ediciones anteriores ha optado por construir una línea argumental, se trata de un festival “en femenino” con un hilo conductor que es el de la reflexión sobre los personajes femeninos no solo de la tradición clásica , como Fedra o Medea, sino también de nuestra propia historia como la ‘Reina Juana’ protagonizada por Concha Velasco y dirigida por Gerardo Vera.

Este festival ha sido el primero en sumarse en la Comunidad Valenciana a las temporadas por la igualdad impulsadas por la asociación Clásicas y modernas que velan por los criterios de igualdad en todas las manifestaciones artísticas.

Sonia y Acteón. Compañía Passió per Sagunt. Imagen cortesía de la organización.

Sónnica y Acteón. Compañía Passió per Sagunt. Imagen cortesía de la organización.

En el Teatro Romano habrá cinco espectáculos musicales, la actuación de la Jove Orquestra de la Generalitat Valenciana, que abrirá el día 22 las actuaciones en el Romano, el espectáculo ‘Innerland. La isla interior’; Maria de Mar Bonet que actuará el 25 de agosto, el grupo ‘Jerez-Texas’ que actuará el 31 de agosto y la actuación de la ‘Valencia Big Band’ con Pedro Iturralde que el 10 de septiembre cerrará el festival.

También en el Romano cuatro espectáculos de danza, la ‘Juana’ de OtraDanza, ‘La Guerra de las mujeres (Lisistrata)’ con Estrella Morente y Antonio Canales, entre otros, la ‘Medea’ de Thomas Noone Dance, Premio al Mejor Espectáculo de danza en Cataluña, y el espectáculo flamenco ‘Libertino’ de Marco Vargas y Chloé Brûle, a lo que habría que añadir el espectáculo ‘Només són dones’ un montaje que reúne teatro danza y música, dirigido por Carme Portaceli y con coreografía de Sol Picó que en Sagunto inicia su gira por toda España tras su éxito en el Teatre Nacional de Catalunya.

Los espectáculos teatrales del Romano serán ‘Madre Coraje’ de la compañía Atalaya, la producción de l’Institut Valencià de Cultura ‘L’Hostalera’. ‘La última función’ de Carlo Goldoni, dirigida por Vicente Genovés, ‘Sónnica y Acteón’ de la compañía Passió per Sagunt, ‘Las bacantes’ de Sennsa Teatro Laboratorio, ‘Reina Juana’ con Concha Velasco y ‘Fedra’ de la compañía valenciana Perros Daneses.

El Off romà y sus espectáculos para todos los públicos nos traerán diversos espectáculos de circo, música, teatro y cabaret.

Las bacantes. El grito de la libertad de Sennsa Teatro. Imagen cortesía de la organización.

Las bacantes. El grito de la libertad de Sennsa Teatro. Imagen cortesía de la organización.

“Sólo quiero un poco de tiempo”

Olivia y Eugenio, de Herbert Morote, dirigida por José Carlos Plaza
Intérpretes: Concha Velasco, Hugo Aritmendiz, Rodrigo Raimondi
Teatro Olympia
C / San Vicente Mártir, 44. Valencia
Hasta el 31 de enero de 2016

“Yo quiero ser Concha, Conchita!”. Nada más. Porque, como ella misma dice, “yo no tengo nada que ver con los personajes que interpreto”. Aunque en esta ocasión haga una excepción: “La obra tiene un final esperanzador, por eso la acepté”. Porque, a pesar de los pesares, “apuesta por la vida”. Como Concha Velasco que, en Olivia y Eugenio, dirigida por José Carlos Plaza y presentada en el Teatro Olympia, parece encarnar la demanda de su protagonista: “Sólo quiero un poco de tiempo”. Tiempo que no tienen muchos de los actores ya fallecidos con los que ha trabajado. Y, de nuevo, las excepciones: “José Sacristán y yo, que somos de edad parecida, y Arturo Fernández, un poco más mayor, somos la imagen viva de la cultura de la posguerra”.

Con Olivia y Eugenio, texto escrito por Herbert Morote, la actriz vallisoletana prolonga esa cultura hasta la más rabiosa actualidad. “Se abordan temas importantes, pero para mí el principal sería el de quién es normal en este mundo”. Y se interroga por esa normalidad preguntando a su vez: “¿Lo son los corruptos, los terroristas, los traficantes?” Y todo ello para subrayar la presencia en la obra de Hugo Aritmendiz, actor con Síndrome de Down que acompaña a Concha Velasco durante todo el tiempo de la representación, algo que la actriz considera un hecho inusual.

Concha Velasco y Hugo Aritmendiz en 'Olivia y Eugenio'. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Concha Velasco y Hugo Aritmendiz en ‘Olivia y Eugenio’. Imagen cortesía de Teatro Olympia.

Olivia y Eugenio trata de una mujer poderosa a la que le diagnostican un cáncer terminal. En semejante tesitura, piensa en el suicidio, no sin antes repasar su situación en el marco de esa actualidad plagada de corrupción, inseguridad y violencia. Sólo Eugenio, el hijo con Síndrome de Down, parece al margen de tan cruda realidad. “Ellos son adorables”, señaló Concha Velasco en relación a cuantos padecen esa enfermedad. “No tienen el germen de la maldad”, subrayó mientras cogía de la mano a Hugo Aritmendiz, nervioso ante los medios. Apenas pudo esbozar que trabajaba en una pastelería y que le gustaría seguir como actor.

La influencia de Eugenio en la vida de Olivia, marcada por ese cáncer, será determinante. A alguien se le escapó el final de la obra y Concha Velasco le restó importancia: “Sí, me convence para que no me suicide, pero tampoco pasa nada por saber el final, porque lo importante es todo lo que va sucediendo”. Esa “mujer socialmente poderosa se siente rechazada por tener un hijo con Síndrome de Down”. De ahí que la actriz pusiera de nuevo el acento en la supuesta normalidad del mundo, que desprecia a seres como Eugenio y acepta otra serie de comportamientos asociales.

Escena de 'Olivia y Eugenio'. Fotografía de Javier Naval. Teatro Olympia de Valencia.

Escena de ‘Olivia y Eugenio’. Fotografía de Javier Naval. Teatro Olympia de Valencia.

Con cerca de un centenar de películas a sus espaldas, obras de teatro y series de televisión, Concha Velasco reconoció su “versatilidad” profesional como fruto de su biografía familiar. “Quizás se deba a que soy hija de una maestra y un militar que me educaron en la disciplina”. De ahí que tenga “tiempo para todo”. Eso y que lo suyo “es vocacional”. Contó que siendo niña ya le dijo a su madre aquello tan célebre de “mamá, quiero ser artista”.

También tuvo tiempo para ironizar sobre la presencia del hijo de la diputada de Podemos, Carolina Bescansa, en el Congreso. “Eso de llevar niños al trabajo… Estos camerinos han sido guarderías donde se han criado los niños”. Y puso como ejemplo sus dos hijos, a los que crío mientras iba de gira con espectáculos como Filomena Marturano. Eso sí, tanta versatilidad y tiempo para todo tiene igualmente sus excepciones: “Ahora todo el mundo quiere dirigir. Yo sólo quiero ser actriz”. Tener la suerte de “poder vivir otras vidas”, para después volver a ser sin más “Concha, Conchita”.

Ver la noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Concha Velasco en 'Olivia y Eugenio'. Teatro Olympia de Valencia.

Concha Velasco en ‘Olivia y Eugenio’. Teatro Olympia de Valencia.

Salva Torres