El legado musical de Noel Estrada

#MAKMAOpinión #MAKMAEfemérides | Noel Estrada (cantante y compositor puertorriqueño)
Jueves 4 de junio de 2020

“… Pero un día volveré,
a buscar mi querer,
a soñar otra vez,
en mi viejo San Juan”
(Noel Estrada)

El 4 de junio es el aniversario del nacimiento de Noel Estrada (1918-1979), el compositor de ‘En mi viejo San Juan’. Estrada nació en Isabela, nuestro hermoso pueblo costeño, que todavía conserva la virginidad de algunas playas según las encontrara Cristobal Colón al descubrir la isla de Puerto Rico.

Allí fue que Noel nació –hace 102 años–, gracias a que la familia de su madre –doña Juanita Suárez Banucci de la Rosa, enfermera de profesión– vivía en este pueblo y todavía era costumbre, en aquel entonces, ir a parir en la casa de la familia. Ya de vuelta a la ciudad capital con el recién nacido, Noel pertenecería a una familia convencional cuyo padre, Eloy Estrada Fornet, era maestro de escuela y ministro de la Iglesia Evangélica, pianista y amante de la música. Con el tiempo, además de sus padres, el hogar contaría con un total de siete hermanos en su residencia de la calle Buret, en Santurce. Noel estudió en la Central y luego ingresó en la Universidad de Puerto Rico, donde se especializó en empresariales, y desde donde comienza su vida laboral como servidor público en el Departamento de Hacienda.

El cantante y compositor Noel Estrada en San Juan (Puerto Rico). Fotografía cortesía del autor.

En resumen, con motivo de su efeméride aquí describimos, a vuelo de pájaro, los orígenes del compositor. Sin rastros de estudios musicales formales, aparte de la existencia del piano de su padre y la autoenseñanza musical, encontramos, precisamente, la grandeza de Noel. Ya a los 25 años de edad, en 1943, se había convertido en un compositor internacional. Para entonces, aparte de destacarse por la composición de una serie de boleros que ya eran conocidos en el panorama de la música popular puertorriqueña –como ‘El amor del jibarito’ o ‘Lo nuestro terminó’–, además de sus villancicos navideños y el cultivo de otros géneros y ritmos típicos del Caribe, daba un paso adelante como el cantautor de la melodía internacional que todos conocemos: ‘En mi viejo San Juan’ (2 de agosto de 1943). De aquí en adelante, además de su vida como funcionario público, sería reconocido internacionalmente como músico innato y compositor, completando así su vida profesional.

Noel Estrada, aparte del compositor y músico que conocemos, en todos los años que le dedicó al Gobierno, desde su humilde posición de jefe de Protocolo del Departamento de Estado, del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, durante el transcurso de todas las administraciones y partidos políticos, ya fuese en La Fortaleza, o en la Alcaldía de San Juan, fue un embajador gubernamental y cultural a través de toda su carrera profesional. Algo que también le quitó tiempo y energía a su música, que pasaba a un segundo plano en muchas ocasiones, y etapas de su vida productiva, a la vez que luchaba con sus problemas de salud, el progreso, el deterioro y las complicaciones de una diabetes juvenil que padecía desde los 17 años.

Para complementar su labor gubernamental, tenemos la aportación de su música, como regalo del cielo. El legado de su obra maestra, del título musical con que nos identificamos a nivel internacional, ‘En mi viejo San Juan’, esta le sirvió de música de fondo a sus casi 40 años de servicio público. Tal vez no nos damos cuenta, y con el tiempo se nos escapa u olvidamos la relevancia de la gran aportación de nuestro compositor y maestro que nos ha dejado una gran herencia con la que, cuando viajamos fuera de la isla, contamos sin ni siquiera tomarlo en consideración. Aquel bolero que compuso a petición de su hermano menor Eloy (Eloíto), que participaba en la Segunda Guerra Mundial, nos sirve de aval, de pasaporte cultural o talismán, en tantas ocasiones…, pero lo damos por contado y garantía. Es una herencia musical que nos toca a todos por igual.

El cantante español Raphael junto a Noel Estrada. Fotografía cortesía del autor.

¿Quién no siente nostalgia en algún momento por el primer amor? ¿Qué puertorriqueño no recuerda o se identifica con algún paseo placentero de juventud por nuestra ciudad capital? ¿Quién no se emociona o experimenta algún sentimiento especial y profundo al estar en el extranjero. «pues lo quiso el destino». y recordar alguna imagen de nuestra ciudad amurallada de más de 500 años? ¿Quién no ha dejado su «corazón frente al mar en el viejo San Juan» en alguna ocasión? En esto consiste el valor universal de esta composición. La mayoría de los intérpretes de peso de la canción hispanoamericana de su generación lo han reconocido y la han cantado con la misma emoción, o más, haciéndola muy suya con sus respectivos ritmos y estilos, que los mismos puertorriqueños. Ahí están como evidencia todas las interpretaciones disponibles para el público en general, dentro y fuera de Puerto Rico, desde Javier Solís (México), Libertad Lamarque o Ginamaría Hidalgo (Argentina), Rocío Dúrcal o Sara Montiel (“la última de los famosos en grabarla”, como me solía repetir con orgullo “la violetera”) (España), Felipe Pirela (Venezuela), o nuestros queridos cantantes internacionales Daniel Santos o José Feliciano, solo por mencionar algunos ejemplos.

Pero Puerto Rico está en deuda con Noel Estrada. Aparte de la admiración y cariño genuino que siempre recibió de los lideres políticos para quienes trabajó por tantos años, y todo el disfrute del transcurso de su vida artística, ninguna de estas dos plataformas serían lo suficiente, económicamente hablando, para dedicarse por completo a la música, que era el mayor de sus talentos, y la verdadera vocación y felicidad de Noel Estrada. Sería muy justo y productivo, en términos culturales, poder conmemorar y hacer honor al insigne compositor de fama y reconocimiento internacional tras su centenario. No estaría demás recordarlo y reconocerlo como figura pública y como el caballero de gran espiritualidad y sensibilidad que siempre fue.

Nos dejó físicamente el 1 de diciembre de 1979, pero vivirá para siempre por medio de su legado musical a nivel mundial. Le sobreviven su viuda, Norma Barada Ríos, sus hijos Joel y Edwin, y sus nietos Noel Sebastián y Gabriel. Todavía en su residencia de Hato Rey quedan su piano, su guitarra, y la mayoría de las distinciones que recibiese, entre ellas la Cruz de Caballero de la Orden de Isabel la Católica, o el Diploma de Excelencia como compositor, otorgado por don Miguel Alemán, Presidente de México, y la famosa compositora Consuelo Velázquez. Los mismos permanecen en el lugar donde los dejó hace 41 años y donde los mantiene su viuda, su fiel compañera durante sus últimos 20 años de vida, independientemente de la diferencia de edad y las difíciles situaciones de salud que juntos atravesaron. Una historia de esos amores que ya no existen. Sus instrumentos musicales se conservan en la misma posición, como si Noel regresara en cualquier momento a practicar en su piano, como solía hacer por las mañanas, las melodías que más le gustaban de sus otros colegas compositores puertorriqueños, como Rafael Hernández o Silvia Rexach.

Israel Rolón-Barada

Xavi Font: «Es imposible estancarse con este trabajo»

#MAKMACine #MAKMAEntrevistas | Xavi Font (Compositor y productor ejecutivo)
Miércoles 27 de mayo de 2020

Su larga experiencia en cortometrajes, TV movies, y spots publicitarios ha llevado al compositor catalán Xavi Font (Bellpuig, Lleida, 1972) a colaborar en diversos largometrajes y series de notable recorrido, como, por ejemplo, ‘Agallas’, ‘El Diario de Carlota’, ‘Tiempo sin Aire’, ‘Hierro’ y ‘O que Arde’, uno de los filmes más relevantes de 2019.

¿Cómo entras a colaborar con el proyecto de ‘O que arde’?

Conocí a Oliver Laxe en 2015; él impartía un taller de haikus, fue muy revelador para mí y aprendí mucho de esa experiencia con él. Unos meses más tarde me llamaron desde Miramemira para comentarme que se empezaba a desarrollar el proyecto de una película que Oliver dirigía (‘O que arde’) y no lo pensé dos veces. Al principio, estuve más en el frente financiero, pero poco a poco fuimos compartiendo el trabajo de producción con mi compañera Andrea Vázquez, con la que hemos crecido mucho juntos durante estos últimos cuatro años, ya que se trata de la primera vez que actuamos de productores.

Parte del equipo de rodaje durante los preparativos de un incendio en ‘O que arde’, de Oliver Laxe.

Imagino que la complejidad técnica ha sido importante en este largometraje ¿Cuál ha sido la parte más difícil para ti? ¿Alguna anécdota que nos puedas contar?

La complejidad de ‘O que arde’ ha residido en cuestiones de valentía que partían del propio concepto de película: filmar con fuegos reales, cuatro períodos de rodaje (algo muy poco frecuente en el cine), rodaje en 16 mm… Esto ha ocasionado un trabajo de ingenio para llegar con la producción hasta donde no llegaba el dinero, incluyendo una colaboración estrecha con la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia. Una curiosidad es que hemos tenido que convertirnos en bomberos y pasar las pruebas de brigadistas para poder filmar los incendios reales junto a los servicios de extinción.

Anteriormente, ya te hubieron premiado por ‘Hierro’. ¿Crees que el hecho de ganar premios ayuda a los artistas en general?

Es cierto que ‘Hierro’ ha tenido mucho reconocimeinto con el Ondas, el Feroz a la mejor serie dramática, etc. Pero, en realidad, el único premio que hemos tenido por la música fue el Mestre Mateo (Academia Galega) que nos dieron el pasado día 7 de Marzo.

Los premios son algo necesario para visibilizar la industria y promocionar los mejores contenidos del año, tienen el componente de ser el reconocimeinto de los compañeros de profesión a los trabajos destacados del año. Son buenos si se permite poner el foco en los nuevos valores y los profesionales que aportan aire fresco e innovación, pero pueden ser peligrosos si se quedan en reconocimiento endogámico o en el vasallaje laboral, por seguir la cadena trófica.

¿Aspiras a conseguir un Óscar o, mejor, un Grammy?

No me quita el sueño, creo que ejercer la libertad de trabajar en proyectos con una buena dosis de compromiso y motivación es mejor que cualquier premio. De hecho, si algún día ocurriera, no lo disfrutaría si no fuera un proyecto con estos componentes.

Xavi Font y Manuel Riveiro recibiendo el premio Mestre Mateo por ‘La sombra de la ley’ (Dani de la Torre, 2018)

¿Cómo valoras las ventajas de haber tenido experiencia en tantos formatos audiovisuales distintos?

Es una suerte, aunque algo buscada. Cuando dejé el trabajo estable que tenía en el sector financiero, busqué precisamente esto: trabajar con equipos diferentes en cada proyecto, profundizando en una temática distinta, asumiendo nuevos retos… Es imposible estancarse a nivel profesional haciendo este trabajo, pero también es sacrificado aprender a vivir con la incerteza de cuál va a ser el siguiente proyecto, si será satisfactorio, si colmará tus necesidades para vivir.

¿Crees que el público nacional es más agradecido que el internacional, o al revés?

Es difícil contestar a esto, pero creo que no generalizaría. Hay perfiles de público por encima del origen de los espectadores y eso se detecta muy bien cuando se acude a festivales como Berlín o San Sebastián. La gente habla de cine en todas partes, es una fiesta multicultural muy contagiosa y eso es lo importante. Sí es cierto que cuando una producción triunfa en los festivales internacionales es más sencillo que tenga impacto en el territorio nacional.

¿Cómo crees que se desarrollarán las artes de nuestro país ahora que estamos muy afectados y con los presupuestos oficiales tan ínfimos para el sector?

España va muy por detrás en la dotación presupuestaria al cine; es algo que el ICAA conoce bien y está intentando mejorar. Curiosamente, el desarrollo de las artes audiovisuales de los países con mayor dotación no responde de una manera proporcional a esa dotación económica. Suele crear mucho músculo industrial, pero poco a nivel creativo, por lo que (además del aumento presupuestario) habría que alentar la innovación, la valentía y el riesgo, entre otros.

Xavi Font en su estudio. Fotografía cortesía del compositor.

¿Hay alguna faceta artística que te gustaría desarrollar y no hayas hecho aún?

Afortunadamente, no tengo anhelos sin cumplir, pero sí me gustaría retomar la vida musical que tenía a los 20. Volver a tener un proyecto musical con el que hacer giras una parte del año, etc. Espero no tardar mucho en hacerlo.

¿Qué consejo le darías a un estudiante, hoy en día, para mejorar su futuro? ¿Hacia dónde evolucionamos?

Es toda una responsabilidad hablar a un estudiante que busca la forma de labrar su futuro, pero se me ocurren dos cosas: creo que lo más importante no es cumplir una ambición personal, sino hacerla sin dejar de ser uno mismo. Como decía mi abuela, lo primero es “ser persona”, la persona que queremos ser. Por otra parte, no creo mucho en los modelos educativos, los especializados tampoco, parecen más modelos de negocio que de formación. Creo más en eso tan arcaico que es la relación entre un maestro y un aprendiz. Alguien que escuche al que quiere aprender y le ayude a llegar a donde quieres.

¿Tienes nuevos proyectos que se hubieran visto afectados por la COVID-19? ¿Puedes contarnos algo de ellos?

Estaba terminando mi segunda película como productor, el largometraje ‘Ons’, del director Alfonso Zarauza. Ha sido una aventura apasionante en la que hemos filmado durante seis semanas en la isla de Ons, en la ría de Pontevedra, en una partida de ajedrez contra la climatología y los elementos. Además, estábamos arrancando la segunda temporada de ‘Hierro’(cuyo rodaje fue suspendido a mediados de marzo), en la que también hago la música junto a Elba Fernández y se presentaba un año con algunas series más para grandes plataformas.

El compositor Xavi Font durante una de las presentaciones de ‘O que arde’. Fotografía de AIGI BOGA Photography cortesía del autor.

Neus Flores

Homenaje al multifacético Carles Santos

Santos, I ara què?, dirigido por Ximo Solano
Homenaje a Carles Santos
Teatre Principal
C / Barcas, 7. València
Miércoles 10 de octubre de 2018, a las 21.00h

El Teatre Principal acoge este miércoles 10 de octubre un homenaje a la poliédrica figura del músico, compositor, escultor, fotógrafo, poeta y dramaturgo Carles Santos, heredero del espíritu vanguardista de Miró o Joan Brossa, desaparecido el pasado 4 de diciembre. Se trata de una producción del Institut Valencià de Cultura (IVC) en una temporada que potencia de forma especial las producciones propias  y en la cual también han querido colaborar entidades como la Fundació Caixa Vinaròs, la Universitat de València, Pere Portabell-Films59, Pianos Clemente o Adif,  que se han sumado al homenaje de un creador imprescindible, figura esencial de la música y  la escena contemporánea valenciana.

El título del homenajee proviene de una pregunta que Joan Brossa le hizo al propio Carles Santos: «Tocas muy bien el piano, ¿pero ahora qué?». Una pregunta que marcó toda la trayectoria de este autor que se interpelaba e interpelaba a todos los que trabajaban con él plateándoles esa misma cuestión. Como no podía ser de otra manera en el homenaje habrá música, danza, texto, poesía, pirotecnia, música con instrumentos tradicionales, música de banda, fuego y otras prácticas alternativas.

Uno de los actos en homenaje a Carles Santos. Imagen cortesía del IVC.

Uno de los actos en homenaje a Carles Santos. Imagen cortesía del IVC.

En el espectáculo participan de forma desinteresada personas y grupos vinculados a Carles Santos como el Cor Tramuntana Tremens formado ex-professo para este evento, integrado por 18 cantantes que estrenaron la obra en 1989 y actuaron junto al homenajeado en los principales festivales de toda Europa. En la actualidad, la práctica totalidad de sus componentes continúan vinculados a la música de una u otra forma (cantantes, docentes, gestores culturales…) y se suman a este homenaje de forma desinteresada. También participan colaboradores del artista como el actor Pep Cortes, primer actor con el que Santos trabajó en una creación propia, o la bailarina Sol Picó.

El director de todo este montaje, Ximo Solano, explica que habrá «un piano, sin pianista, aparece la música, sin pianista, y en el escenario todo se completa, compositor, música, piano y pianista». «Representaremos la voz, el cuerpo, la iconografía, y Carles Santos estará en todo momento omnipresente: sentiremos su voz, su presencia», remarca Solano, quien añade: «No es un espectáculo de Carles Santos, es un espectáculo con Carles Santos, quien dará la entrada, interactuará y dará réplicas, para que cada espectador elija su propio Santos y lo haga como mejor crea conveniente».

Uno de los actos en homenaje a Carles Santos. Imagen cortesía del IVC.

Uno de los actos en homenaje a Carles Santos. Imagen cortesía del IVC.

En el homenaje participan formaciones como el Cor Tramuntana Tremens, el grupo de teatro Scura Splats, la pirotécnia Peñarroja, la Unió Musical de Llíria, los dolçainers Xavier Richart, Eduard Navarro, Toni de la Asunción, Armand Fletes, Dani Ferrando, Juanfran Ballestero, Luís Sanz, Diògenes Bort, Esperanza Suárez, Roman Marzá, Alvaro Plà, Joaquin Margaix, Mari Carmen Gimeno, Vicent Millo, Roger Gascó, Leandre Santonja, además de las Collas ‘La Brama’, ‘El Cudol’, de dolçainers i tabaleters de Massamagrell, ‘El Califat’ de Benimaclet, ‘La Llavor’ d’Almenara, el pianista Oscar Campos o el percusionista Jesús Salvador Chapi, entre otros amigos y colaboradores.

La producción del homenaje incluye la arqueología documental de  la obra de Santos, la recopilación de materiales, y la grabación de un documental realizada el pasado 8 de octubre con un camión en el cual el pianista Oscar Campos interpretó piezas de Carles Santos. El camión visitó la estación del Norte, el Mercat Central, la Llotja y otros lugares de la ciudad preguntando a los viandantes qué sabían de Carles Santos y qué les parecía su música.

Carles Santos. Imagen cortesía del IVC.

Carles Santos. Imagen cortesía del IVC.

Mist se va por los cerros de la melancolía

The loop of love, de Mist
Las Naves
C / Joan Verdeguer, 16. Valencia
Viernes 22 de julio, 2016, a las 21.00h

Las Naves cierra el Festival de la Cançó del Grau el viernes 22 de julio (21 horas), con el concierto de Mist, el alter ego inglés de Rick Treffers. El compositor, letrista, cantante, guitarrista y productor presentará su último trabajo, ‘The loop of love’, cuyo título es un guiño al tema ‘The look of love’ de Burt Bacharach, del que se confiesa un admirador.

La historia del polifacético músico holandés afincado en Valencia comienza a mediados de los noventa con Girlfriend Misery y desde entonces ha publicado diez álbumes de canciones propias. En su lengua materna (el neerlandés) como Rick Treffers, en castellano bajo el pseudónimo El turista optimista y en inglés con Mist.

Mist. Imagen cortesía de Las Naves.

Mist. Imagen cortesía de Las Naves.

Su último trabajo es ‘The loop of love’, un canto al amor, a la esperanza, a los sueños y a la nostalgia, a ese perenne optimismo romántico, al deseo y a la melancolía. Precisamente, de ella dice el propio músico que «puede ser reconfortante y aliviadora si uno sabe reconciliarse y enfrentarse con las nubes negras o tormentas que lleva dentro». “La madurez -añade- te hace relativizar las cosas, pero la melancolía no se va, porque para mí la melancolía no es algo negativo o difícil”.

En el concierto en Las Naves este viernes, Mist desgranará un trabajo discográfico que contiene temas que se recrean en melodías más clásicas como las The Beatles o The Beach Boys; en la elegancia de The Divine Comedy o Nick Drake; y en la atemporalidad de Love o The Smiths. Temas que han surgido, añade Treffers, “un poco como el amor. Primero te enamoras, pero para que salga algo llevadero y sostenible, pues hay que currárselo. Escribir una canción es un 5% de pura inspiración y un 95 % de transpiración, en el sentido del trabajo».

Con él, Las Naves clausura un Festival de la Cançó del Grau que ha llenado las noches de julio de buena música y buen cine.

Mist. Imagen cortesía de Las Naves.

Mist. Imagen cortesía de Las Naves.

Titanes del jazz

Vicente Espí Trio New Sound
La Fábrica de Hielo
C / Pavía, 37. Valencia
Jueves 21 de julio, 2016, a las 19.30h

Vicente Espí Trio New Sound ofrecerá un concierto con entrada libre el jueves 21 de julio (19.30 horas) en La Fábrica de Hielo de Valencia. El grupo interpreta un repertorio de composiciones originales, con un lenguaje abierto a todas las influencias, dejando un gran margen para la improvisación, el virtuosismo y la imaginación creativa de sus componentes. Crean un mundo musical repleto de emociones y sentimientos que generan un viaje en el ritmo, el contrapunto y todo lo demás.

El trío de jazz está compuesto por Vicente Espí, batería y compositor; Jesús Santandreu, arreglista, compositor y saxofonista; y Mathew Baker, contrabajista. Los tres músicos tienen una gran trayectoria profesional. Vicente Espí estudió en el Conservatorio Superior de Música d´Íssy Les Molineaux. A los catorce años forma su primer grupo de Jazz con N´Guyen Lee, llegando a la final del Concurso Internacional de Jóvenes Intérpretes de la Défense (París, 1978). Además recibe clases del percusionista Daniel Humair y participa con músicos como David Rose y Stefan Persiani, entre otros. También ha impartido clases en Montpellier y ha colaborado con músicos de la talla de Perico Sambeat, Kirk McDonald, Fabio Miano, Joan Soler, Jordi Vilá, Mario Rossy y Santi Navalón.

Jesús Santandreu es experto en diferentes medios como música de cámara, big band, orquesta sinfónica y orquesta de vientos y ha compuesto piezas sinfónicas estrenadas o interpretadas en Brasil, EEUU, Portugal, Alemania, Colombia, China, Taiwán y España. Además, ha sido docente en varias universidades europeas, norteamericanas, asiáticas y latinoamericanas.

Matthew Baker, nacido en Maine (Estados Unidos), empezó a trabajar a los trece años como contrabajista en la Orquesta Sinfónica de Sioux City. Antes de llegar a España, Matthew Baker tocó con grandes orquestas como la London Symphony Orchestra, Philharmonia Orchestra, y BBC Philharmonic. Actualmente tiene plaza como profesor de la orquesta de Palau de les Artes, fundado por Lorin Maazel y Zubin Mehta. Matthew ha trabajado con grandes conocidos del jazz como Dave Samuels, Bob Mintzer, Terri Lyne Carrington, Ryan Kisor, Jorge Pardo y Víctor Mendoza, entre otros.

Vicente Espí Trio.

Jesús Santandreu (izda), Vicente Espí y Mathew Baker, Vicente Espí Trio New Sound. Imagen cortesía de La Fábrica de Hielo.

 

Lonnie Smith, gurú del Hammond, en Valencia

Dr. Lonnie Smith Trio
V Festival Internacional de Jazz Contemporáneo
Jimmy Glass
C / Baja, 28. Valencia
Martes 10 de noviembre de 2015, a las 20.45h. 25€

El Jimmy Glass presenta en su V Festival de Jazz Contemporáneo a un auténtico maestro y gurú del órgano Hammond B-3 durante más de cinco décadas, el gran teclista del jazz groove, R&B y soul jazz Dr. Lonnie Smith, que actúa el martes 10 de noviembre en trío, con Jonathan Kreisberg (guitarra) y Joe Dyson (batería).

Dr. Lonnie Smith (Buffalo, Nueva York, 1942) es un compositor, intérprete y artista de grabación sin precedentes. En sus cerca de treinta discos editados a su nombre, han participado gran parte de los músicos que han hecho historia en las últimas cinco décadas como George Benson, Lee Morgan, Lou Donaldson, Blue Mitchell, King Curtis, Joey De Francesco, Idris Muhammad o Joe Lovano.

Dr. Lonnie Smith. Imagen cortesía de Jimmy Glass Jazz Bar.

Dr. Lonnie Smith. Imagen cortesía de Jimmy Glass Jazz Bar.

En 1967 se convirtió en artista Blue Note, sello con el que grabó algunos de sus más célebres discos: Alligator Bogaloo, con Lou Donaldson, Think, Turning Point o Move your Hand. Durante los años setenta realizó multitud de giras por EUA. Ha actuado en festivales con Grover Washington Jr., Ron Carter, Dizzy Gillespie, Lou Donaldson, Dionne Warwick o Etta James, entre muchísimos más.

Lonnie Smith es un músico en activo, que sigue tocando con los nuevos valores del jazz y creando proyectos, por lo que actualmente ha vuelto al sello Blue Note donde acaba de grabar un álbum que saldrá a la venta en 2016.

Dr. Lonnie Smith. Imagen cortesía de Jimmy Glass Jazz Bar.

Dr. Lonnie Smith. Imagen cortesía de Jimmy Glass Jazz Bar.

Nacido en Nueva York, el guitarrista y compositor Jonathan Kreisberg se ha convertido en la última década en una gran figura del jazz gracias a su calidad y personalidad como músico. Es una de las estrellas más solicitadas del jazz en todos los escenarios neoyorquinos e internacionales, y los guitarristas noveles lo consideran un ídolo y un gran maestro por su poderosa técnica, fluidez, sentido del ritmo y gusto musical.

El batería Joe Dyson, perteneciente a la nueva generación de artistas revelación del jazz, es participante habitual del trío de Lonnie Smith, y colabora con otros grandes como Donald Harrison, Brandford Marsalis, Ellis Marsalis o George Porter, entre otros.

Dr. Lonnie Smith. Fotografía: Susan Stocker. Jimmy Glass Jazz Bar.

Dr. Lonnie Smith. Fotografía: Susan Stocker. Jimmy Glass Jazz Bar.

l’Auditori de Torrent recibe al genial Richard Bona

Jazz Panorama 2015
George Lacson Project, Richard Bona y Ruthie Foster
Auditori de Torrent. Valencia
Jardines de l’Hort de Trénor
Del 17 al 19 de julio de 2015

L’Auditori de Torrent ofrece un año más una oportunidad única a los amantes del jazz para disfrutar del buen hacer de grandes figuras de este género en el magnífico entorno de los jardines de l’Hort de Trénor de Torrent. Del 17 al 19 de julio, los jardines abrirán sus puertas para acoger los tres conciertos que conformar el cartel de este año, elaborado en colaboración con Serious Fan Music.

Formación de la Berklee Alumni Project.

Colectivo internacional George Lacson Project. Imagen cortesía de l’Auditori de Torrent.

El concierto inaugural del festival correrá a cargo de George Lacson Project, un colectivo internacional de músicos de la filial en Valencia de la Berklee School of Music, cuyo sonido fusiona jazz tradicional, funk, R&B con las innovadoras influencias de la música contemporánea. Liderado por el bajista George Lacson, originario de St. Louis, Missouri (USA), este grupo ha conseguido tener, en el poco tiempo que lleva en España, un número importante de seguidores, cautivados por sus poderosos shows en directo.

El guitarrista camerunés Richard Bona. Imagen cortesía de l'Auditori de Torrent.

El bajista camerunés Richard Bona. Imagen cortesía de l’Auditori de Torrent.

Para la noche del sábado, el festival cuenta con la participación de Richard Bona, bajista, cantante y compositor fuera de serie. Nacido en un una aldea de Camerún, ha vencido obstáculos como la pobreza, las presiones familiares, la lejanía y la mala suerte para convertirse en un músico de proporciones enormes tanto en su tierra natal como en las grandes ciudades y teatros de todo el mundo. Comenzó su carrera como solista con Scenes from My Life en 1999. Richard Bona llega con su banda Mandekan cubano integrada por cinco veteranos de la escena musical  latinoamericana en Nueva York para mostrar un repertorio polirítmico.

Ruthie Foster. Fotografía de Mary Keating Bruton cortesía de l'Auditori de Torrent.

Ruthie Foster. Fotografía de Mary Keating Bruton cortesía de l’Auditori de Torrent.

Y el festival lo cierra la noche del domingo Ruthie Foster, una de las voces más representativas del blues y del soul del panorama actual. Cantante y compositora, que comenzó llenando con su voz las iglesias de Texas, puede conmover al público hasta las lágrimas o el éxtasis en una misma canción. Reflejo de la calidad de sus trabajos son las nominaciones al Grammy -en la categoría de mejor álbum de blues- por The Truth According to Ruthie Foster, publicado en el 2009, por Let it Burn, publicado en el 2012 y por Promises of a Brand New Day, el disco que presenta ahora.

Todos los conciertos se celebrarán a las 22 h. La taquilla, las puertas del recinto y el servicio de cafetería se abrirán desde dos horas antes. Las entradas de los conciertos se pueden adquirir de manera anticipada en las taquillas de l’Auditori de Torrent y en www.auditoritorrent.com

 

Trotignon, estrella del piano, en Jimmy Glass

Baptiste Trotignon Trío
Jimmy Glass Jazz Bar
C / Baja, 28. Valencia
Miércoles 10 de diciembre, 2014, a las 20.45. 17€

El genial pianista y compositor francés de proyección internacional Baptiste Trotignon actúa por primera vez en el Jimmy Glass Jazz Bar para interpretar ‘Hit’, su último trabajo en trío, grabado con Thomas Bramerie y el maestro del groove estadounidense Jeff Ballard y que presenta en Valencia con una base rítmica de lujo: el contrabajista Javier Colina y el baterista Marc Miralta.

Baptiste Trotignon. Fotografía de Helene Pambrun, por cortesía de Jimmy Glass.

Baptiste Trotignon. Fotografía de Helene Pambrun, por cortesía de Jimmy Glass.

Considerado un auténtico creador de tendencias, tanto por su creatividad como por su técnica, Trotignon ha propiciado fascinantes encuentros eclécticos que lo han situado en la élite del piano moderno del jazz. En una línea decididamente abierta e imaginativa, colabora con otros grandes improvisadores como Tom Harrell o Brad Mehldau, y pianistas clásicos como Nicholas Angelich y Alexandre Tharaud.

‘Hit’ ocupa el undécimo lugar en su exitosa discografía, que comenzó en Francia y parte de la cual se ha llevado a cabo en Estados Unidos con músicos como Eric Harland, el ya mencionado Harrell o Mark Turner.

Baptiste Trotignon (1974) comenzó a tocar el piano a los seis años. Al poco de su traslado a París en 1995, despuntó en los más prestigiosos clubes de jazz y festivales internacionales. Trabajó como acompañante de Eric Le Lann, Christian Escoudé, Ricardo Del Fra, Claudia Solal, François y Louis Moutin, Archie Shepp, David Murray, Aldo Romano, Frank Morgan, entre otros.

En 1998 formó su trío con Clovis Nicolas (contrabajo) y Tony Rabeson (batería) y firmó con el sello independiente Naïve. Sus dos primeros álbumes Fluide y Sightseeing cautivaron al público y a la crítica.

Trotignon compagina su dedicación al jazz con la composición de música clásica, faceta que le ha hecho merecedor en 2014 del premio al mejor Compositor del Año en la gala Victoires de la Musique Classique.

Además de los músicos ya mencionados, Trotignon ha colaborado con Ambrose Akinmusire, Stephane Belmondo, André Ceccarelli, Natalie Dessay, Stefano Di Battista, David El-Malek, Christian Escoudé, Lawrence Foster, Minino Garay, Tigran Hamasyan , Billy Hart, Bob Hurst, Manu Katché, Elisabeth Kontomanou, Bireli Lagrène, Didier Lockwood, Albert Mangelsdorff, Rick Margitza, MalikMezzadri, Milton Nascimento, Claude Nougaro, Michel Portal, Enrico Rava, Perico Sambeat, Jacques Schwarz-Bart, Vincent Segal, Alexandre Tharaud, Jeff Tain Watts, Kenny Wheeler o Bojan Z.

El pianista Baptiste Trotignon. Fotografía de Helene Pambrun, por cortesía de Jimmy Glass.

El pianista Baptiste Trotignon. Fotografía de Helene Pambrun, por cortesía de Jimmy Glass.

Aura Garrido, Premio Un Futuro de Cine

Aura Garrido, Premio Un Futuro de Cine
Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove
Del 20 al 27 de junio

El Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove, organizado por CuturArts, otorga el Premio Un Futuro de Cine a la actriz Aura Garrido en su vigésimo novena edición, que se celebrará del 20 al 27 de junio. “Desde hace veintidós años, este premio destaca aquellos actores y actrices que dan sus primeros pasos en el mundo del cine con sobradas muestras de una aptitud brillante para la interpretación, y pretendemos así animarles a seguir desarrollando su carrera profesional por esta línea”, aclara Rafael Maluenda, director de Cinema Jove.

El galardón Un Futuro de Cine es, más que un mero reconocimiento, un estímulo para reforzar la carrera emergente de un actor o de una actriz. Este característico premio del festival valenciano vaticina un prometedor recorrido cinematográfico para un intérprete determinado. Al respecto de Aura Garrido, galardonada en esta edición, Maluenda explica: “Aunque la habíamos visto en otros papeles, la experiencia de verla en Stockholm fue determinante. Descubrimos la capacidad de Aura para mostrar el abismo interior del personaje y el manejo de los distintos registros que como actriz, debe dar en la película; y es magnífico.”

Fotograma de la película 'Stockholm', de Rodrigo Sorogoyen. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Fotograma de la película ‘Stockholm’, de Rodrigo Sorogoyen. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Aura es madrileña y tiene 25 años. Su papel en Stockholm, de Rodrigo Sorogoyen, le ha valido la Bíznaga de Plata a la Mejor Actriz Protagonista en el Festival de Cine Español de Málaga de 2013, y también la nominación a los premios de la Academia de Cine (Goyas) y a los Forqué de 2014, en la categoría de mejor interpretación femenina. A pesar de los pocos años que cumple, Aura Garrido ha trabajado en varios largometrajes y cortometrajes cinematográficos (Inocentes, El Cuerpo, Vulcania…), así como en teatro (Invierno en el Barrio Rojo) y en televisión (La pecera de Eva, Ángel o demonio, Hermanos…).

Hablando con el director que más reconocimiento le ha reportado, Rodrigo Sorogoyen nos comentaba al respecto de Aura: “Además de ser tremendamente inteligente e inquieta, dos características fundamentales para ser una gran actriz, Aura es una persona muy comprometida con el trabajo que hace. Ésta, además, es una cualidad que le caracteriza también en su vida personal”.

De padre compositor y director de orquesta y de madre pintora, la joven creció en un entorno muy artístico. Desde pequeña tuvo interés por ser actriz y recibió formación en danza y piano. Posteriormente estudió interpretación en la Resad y con Lorena García de las Bayonas. Actualmente estudia también Antropología por la UNED.

Aura Garrido. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Aura Garrido. Imagen cortesía de Cinema Jove.