El Blasco Ibáñez cinematográfico

Ciclo sobre Blasco Ibáñez
IVAC La Filmoteca
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Febrero y marzo de 2017

La Filmoteca proyectó el sábado 28 de enero el primer capítulo de la miniserie televisiva ‘Blasco Ibáñez (La novela de su vida)’, que rodó Luis García Berlanga en 1997 para TVE. El segundo capítulo se pasó el domingo 29 de enero.

Con esta doble sesión, se inicia en la Filmoteca un ciclo sobre Blasco Ibáñez que forma parte de las actividades previstas por el Institut Valencià de Cultura para conmemorar el 150 aniversario del nacimiento del escritor valenciano.

Cartel de Tierra de todos. Imagen cortesía de La Filmoteca.

Cartel de Tierra de todos, de Fred Niblo. Imagen cortesía de La Filmoteca.

El ciclo, que se extenderá a lo largo del año, estará compuesto fundamentalmente por las adaptaciones cinematográficas de algunas de las novelas de Blasco Ibáñez llevadas a cabo durante el período mudo y recuperadas a finales de la década de los noventa por el Archivo Fílmico de la Filmoteca como parte de su labor de conservación del patrimonio audiovisual valenciano.

Entre las películas que se proyectarán, a partir del mes del marzo,  figuran ‘Sangre y arena’ (1916) de Vicente Blasco Ibáñez y Max André; ‘Los cuatro jinetes del Apocalipsis’ (1921) de Rex Ingram; ‘Barro y arena’ (1922)  de Gil Pratt;  ‘Sangre y arena’ (1922) de Fred Niblo; ‘Mare Nostrum’ (1926) de Rex Ingram;  ‘La tierra de todos ‘(1926) de Fred Niblo y  Mauritz Stiller; ‘El torrente’ (1926) de Mauritz Stiller y Monta Bell; y ‘La bodega’ (1929) de Benito Perojo.

Quinto jinete.

El quinto jinete, de Rosana Pastor y Enrique Viciano. Imagen cortesía de La Filmoteca.

Tras las dos sesiones dedicadas en enero a la miniserie de Berlanga sobre la vida de Blasco Ibáñez, la Filmoteca proyectará en febrero la copia en valenciano del documental ‘El quinto jinete’ (2014) dirigido por Rosana Pastor y Enrique Viciano. ‘El quinto jinete’ es un documental con fragmentos dramatizados en el que participan los actores Juli Mira y Mireia Pérez. La película destaca por un laborioso trabajo de documentación que permite conocer nuevos datos y materiales inéditos sobre el importante legado de Blasco Ibáñez y su visión de la I Guerra Mundial.

Fotograma de Sangre y Arena.

Fotograma de Sangre y Arena, de Vicente Blasco Ibáñez y Max André. Imagen cortesía de La Filmoteca.

 

Música en directo para el mejor cine mudo

Cine y Música (en vivo!)
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
MKM Special Set y proyección de Nosferatu (viernes 15, a las 20.30h)
Raisa + proyección de El acorazado Potenkim (22 de enero, 20.30h)
La Muñeca de Sal + Fausto (29 de enero, 2016, 20.30h)

Sala Russafa arranca esta semana el ciclo ‘Cine y Música (en vivo!)’ en el que se proyectarán grandes clásicos del cine mudo a los que pondrán banda sonora en directo destacados intérpretes de la escena independiente. Una propuesta que mezcla el vanguardismo de películas que han marcado tanto el rumbo de la historia del cine como el desarrollo de la estética, acompañadas de bandas que representan los caminos más iconoclastas de la nueva escena musical española.

El grupo MKM. Imagen cortesía de Sala Russafa.

El grupo MKM. Imagen cortesía de Sala Russafa.

La primera propuesta viene de la mano la banda valenciana de electrónica experimental MKM, que visitará el escenario de Sala Russafa acompañada por los invitados especiales Remi Carreres, músico de las bandas Glamour y Cosmité Cisne, y Avelino Saavedra, artista plástico, músico y performer.

Fotograma de Nosferatu, de Murnau. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Fotograma de Nosferatu, de Murnau. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Mediante el uso de sintetizadores e instrumentos compondrán una atmósfera onírica e inquietante, perfecta para ambientar la proyección cinematográfica de Nosferatu (15 enero), película muda de 1922 dirigida por Murnau y basada en la obra de Bram Stoker, Drácula. Con una estética tenebrosa y expresionista, el film encontrará un inusitado acompañamiento en el krautrock de MKM, con aura cósmica en loops que revitalizan el espíritu investigador, libre y melódico de los 70’.

El grupo Raisa. Imagen cortesía de Sala Russafa.

El grupo Raisa. Imagen cortesía de Sala Russafa.

La programación se completará en las dos semanas sucesivas. El 22 de enero será el turno de  la banda madrileña Raisa, amante de la psicodelia y el rock experimental de tintes industriales y oscuros.

Fotograma de El acorazado Potenkim. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Fotograma de El acorazado Potenkim. Imagen cortesía de Sala Russafa.

En la que será su primera actuación en Valencia, pondrán música en vivo a  El acorazado Potemkin,  film rodado en 1925 por S.M. Einsestein en homenaje al 20 aniversario de la revolución Bolchevique. Una sesión que ya tuvo la oportunidad de realizar con éxito en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid.

La Muñeca de Sal. Imagen cortesía de Sala Russafa.

La Muñeca de Sal. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Y el cierre llegará el 29 de enero con la veterana banda valenciana La Muñeca de Sal, caracterizados por un sonido rock y shoegaze experimental. Serán los encargados de poner música en vivo a Fausto, otro inolvidable clásico de Murnau rodado en 1926 y que recoge con impactante estética expresionista una escalofriante bajada a los infiernos.

Fotograma de Fausto.

Fotograma de Fausto. Imagen cortesía de Sala Russafa.

El hombre que quiso ser Segundo…y lo logró

El hombre que quiso ser Segundo, de Ramón Alòs
Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove
Del 19 al 26 de junio, 2015

El juego de espejos presente en El hombre que quiso ser Segundo se extendió a la rueda de prensa en la que su director Ramón Alòs y el actor Enrico Vecchi jugaron un papel intercambiable. Ambos, junto al protagonista de la cinta, Ramón Langa, presentaron la película en el marco del Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove, organizado por CulturArts, en la que se destacó la importancia de la figura del pionero del cine español Segundo de Chomón, un “genio” que “fue más allá de Méliès”, según apuntó el profesor de la Universitat de València Juan Miguel Company, también presente en el acto.

“Si no hubiera sido por personas como Chomón, la historia del cine habría sido diferente”, señaló Langa, quien da vida al cineasta que, en los primeros 30 años del siglo XX, inventó el travelling y trabajó en el coloreado y trucaje de películas mudas. Precisamente, el filme de ‘ficción documental’ aborda algunas de las técnicas empleadas por el cineasta durante la época, en la que predominaba la escasez de medios técnicos.

Ramón Alòs, director de 'El hombre que quiso ser Segundo', durante la presentación de la película en el marco de Cinema Jove. Cortesía del Festival Internacional de Cine de Valencia.

Ramón Alòs, director de ‘El hombre que quiso ser Segundo’, durante la presentación de la película en el marco de Cinema Jove. Cortesía del Festival Internacional de Cine de Valencia.

Su director, el valenciano Ramón Alòs, hizo hincapié en el “espíritu lúdico, como el de Chomón” con el que cuenta la película, a la que definió como “un juego de espejos que confunde la realidad con la ficción”.

Por su parte, Enrico Vecchi aseguró que lo que le interesó del filme “fue dar a conocer a este personaje, ya que pocos conocen su rol importante en la historia del cine”. Una opinión que también comparte Alòs, quien afirmó que “en España, Chomón no está considerado porque no tuvo el afán de triunfar”.

Juan Miguel Company incidió en que “hay películas de Chomón que van más allá de Méliès”, con el que el español tuvo la oportunidad de trabajar. “Chomón dio un paso más hacia la narrativa del cine”, agregó Company. En este sentido, Jacques Arlandis, uno de los productores de la cinta junto a Tommaso Arrighi y Gaizka Urresti, explicó que el cineasta francés era “un genio que se quedó encerrado en su sistema de producción hasta que Pathè lo mató”; sin embargo, “Chomón fue más allá”, precisó.

Fotograma del video promocional de 'El hombre que quiso ser Segundo', de Ramón Alòs.

Fotograma del video promocional de ‘El hombre que quiso ser Segundo’, de Ramón Alòs.

Asimismo, el director del Festival, Rafael Maluenda, también resaltó “el juego endemoniado y divertido” que presenta la cinta, que se distribuirá próximamente en diversas salas de la Comunidad Valenciana y Aragón y que ha contado con la colaboración documental de la Filmoteca de Catalunya, el Museo Nacional de Cine de Turín y la Filmoteca valenciana.

El hombre que quiso ser Segundo tuvo su estreno en España en el marco de Cinema Jove, que proyectó la cinta el miércoles 24 en el Salón de Actos del IVAM. El Festival contextualizó la presentación de este filme con el ciclo de cortometrajes ‘Chomón y Méliès: juego de espejos’.

Fotograma del teaser de la película 'El hombre que quiso ser Segundo', de Ramón Alòs.

Fotograma del teaser de la película ‘El hombre que quiso ser Segundo’, de Ramón Alòs.

Estreno en Valencia de Globe Story

Globe Story, de Jorge Padín
Produce: El Perro Azul (La Rioja)
Sala Russafa
C / Dènia, 55. Valencia
Sábado 25 (20.30h) y domingo 26 de abril (19.00h).

Esta semana, Sala Russafa acoge el estreno en la Comunitat Valenciana de ‘Globe Story’, un sorprendente homenaje al cine mudo que tiñe de color sepia el escenario y al que acompaña la música creada por la pianista Elena Aranoa para contar con ternura y mucho humor una historia de amor sencilla, alejada de artificios, que navega entre las emociones de lo cotidiano.

Esta propuesta de la compañía riojana El Perro Azul comienza en el instante en que surge el flechazo al conocerse Greta y Max. A partir de entonces, el espectador asiste en primera persona a los momentos más importantes de su vida en común: se casan, se van en crucero de luna de miel, tienen un hermoso bebé, bailan, ríen, lloran… Y todo ello sin una sola palabra, pero con una rítmica y pegadiza melodía de piano que se convertirá en la banda sonora de sus vidas.

Imagen de Globe Story, de Jorge Padín, producción de El Perro Azul. Sala Russafa.

Imagen de Globe Story, de Jorge Padín, producción de El Perro Azul. Cortesía Sala Russafa.

Echando mano de una cuidada estética ambientada en los principios del siglo XX y de un impactante lenguaje gestual, sello de la compañía riojana, la puesta en escena es capaz de emocionar y hacer reír a carcajadas a espectadores de todas las edades.

Jorge Padín escribe y dirige esta pieza llena de creatividad, en la que con dos escaleras, un baúl y un montón de globos, los actores Gema Viguera y Fernando Moreno transportan al espectador a playas, océanos, montañas y jardines para vivir la emoción, la diversión y la aventura que supone enamorarse (y mantenerse enamorado).

Escena de Globe Story, de El Perro Azul. Sala Russafa

Imagen de Globe Story, de El Perro Azul, dirigida por Jorge Padín. Cortesía Sala Russafa.

El moderno Sherlock Holmes en La Cabina

El moderno Sherlock Holmes, en La Cabina Classics
Explanada de la Biblioteca Municipal
C / Hospital, 18. Valencia
Viernes 4 de abril, a las 20.30h

El Festival La Cabina, la Biblioteca Pública de Valencia y Rivendel Restobar organizan conjuntamente la sesión La Cabina Classics, consistente en la proyección de un mediometraje mudo acompañado de música en directo. El acto contará con la colaboración de CulturArts.

La sesión tendrá lugar el viernes 4 de abril en la explanada de la Biblioteca Municipal y, en esta ocasión, la cinta elegida es El moderno Sherlock Holmes (Sherlock Jr., Buster Keaton), ambiciosa producción de 1924 que mantiene frescos sus gags y cuyos trucajes visuales y sketches siguen sorprendiendo y haciendo reír a un amplio público.

En anteriores ocasiones, La Cabina Classics ha proyectado los mediometrajes El chico y El Peregrino (Ch. Chaplin), Las tres edades (B. Keaton) y Dr. Jack (H. Lloyd), siempre con música en directo.

Fotograma de 'El moderno Sherlock Holmes', de Buster Keaton. La Cabina Classics

Fotograma de ‘El moderno Sherlock Holmes’, de Buster Keaton. La Cabina Classics

En El moderno Sherlock Holmes, Keaton nos conduce a una doble historia: la del proyeccionista de un pequeño cine de pueblo que sueña con ser un gran detective, y la del detective de ficción Sherlock Jr., que aparece en una película que se proyecta en su cine. El mediometraje es una de las cintas más aclamadas del cine mudo, llena de gags visuales y con un extraordinario Buster Keaton.

Los músicos que acompañarán la proyección de Keaton serán la violoncellista Berta Benito, el trompetista Félix Martos y la pianista Mar Pleguezuelo. Berta Benito es titulada en violoncello por el Conservatorio Superior de Música de Valencia “Joaquín Rodrigo” y ha sido miembro de diferentes orquestas y grupos de cámara de la Comunidad Valenciana, Cataluña y Andalucía. Participa desde 2009 con el Arsenio Martins Ensemble en el Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove.

Mar Pleguezuelo es titulada superior de piano por el Conservatorio Superior de Música de Castellón bajo la tutela de Leonel Morales. Ha formado parte de diferentes agrupaciones de cámara y actualmente es profesora en diversos conservatorios de la Comunidad Valenciana. Por su parte, Félix Martos ha realizado sus estudios superiores de música en Castellón y Valencia, en la especialidad de trompeta con los maestros Vicente Campos y Alfonso Faus. Ha sido miembro de numerosas agrupaciones valencianas de Jazz como Bourbon Street o Re-Unión y también ha realizado conciertos con distintas orquestas de la Comunidad Valenciana, así como con agrupaciones camerísticas de diverso repertorio.

Fotograma de 'El moderno Sherlock Holmes', de Buster Keaton. Imagen cortesía del Festival La Cabina.

Fotograma de ‘El moderno Sherlock Holmes’, de Buster Keaton. Imagen cortesía del Festival La Cabina.

 

La Filmoteca d’Estiu, a todo gas

Filmoteca d’Estiu 2013

Jardines del Palau de la Música de Valencia

Durante el mes de agosto

Es un buen síntoma. Gas Natural Fenosa lleva apostando los cuatro últimos años por la Filmoteca d’Estiu, actividad que patrocina. Y es un buen síntoma, porque demuestra que la cultura, en este caso el cine, resulta atractiva para el público, que cada agosto ocupa los Jardines del Palau de Valencia donde se proyectan las películas, y, por tanto, para la empresa privada, que ve en dicha actividad el retorno que busca en su inversión. Así lo manifestó Roberto Cámara, director general de Gas Natural, durante la presentación en la Sala Berlanga de la Filmoteca d’Estiu de este año. Es un buen ejemplo a seguir, pese a los ERES en los organismos públicos encargados de dinamizar esa cultura. Y un ejemplo que debería llevar a una reconsideración de lo que significa la industria creativa en tiempos de crisis económica.

Fotograma de Argo, de Ben Affleck. Filmoteca d'Estiu

Fotograma de Argo, de Ben Affleck. Filmoteca d’Estiu

Gas Natural Fenosa lo tiene claro: patrocinar la Filmoteca d’Estiu resulta rentable. Casi 20.000 personas acudieron a las diversas proyecciones del pasado año, cuya entrada de 3,5 € por sesión resulta, por lo que se ve, perfectamente asumible. La propia directora del IVAC-La Filmoteca, Nuria Cidoncha, y el jefe de programación, José Antonio Hurtado, destacaron el éxito de público de una actividad cinematográfica al aire libre que otras filmotecas califican de sorprendente. Y pese a la evidencia de los datos todavía andamos renqueantes a la hora de apostar por la cultura como gran motor para salir de la crisis. Que cunda el ejemplo de la Filmoteca d’Estiu.

Fotograma de Blancanieves, con Maribel Verdú. Filmoteca d'Estiu

Fotograma de Blancanieves, de Pablo Berger, con Maribel Verdú. Filmoteca d’Estiu

La fórmula es bien sencilla: la suma de la iniciativa pública y la privada, y una buena programación de películas. El acuerdo entre CulturArts La Filmoteca y Gas Natural Fenosa es fiel reflejo de lo primero. La proyección de Blancanieves (Pablo Berger), La invención de Hugo (Martin Scorsese), Amor (Michael Haneke), Tabú (Miguel Gomes), Searching for Sugar Man (Malik Bendjelloul) o Argo (Ben Affleck), es elocuente escaparate de lo segundo. Ecos del cine mudo, cine de hoy, clásicos restaurados, como El bazar de las sorpresas (Ernst Lubitsch) y Pierrot el loco (Jean-Luc Godard), y un homenaje a Méliès son los apartados que José Antonio Hurtado fue desvelando como muestra del atractivo cine programado para los noches estivales en los Jardines del Palau.

Fotograma de Amor, de Michael Haneke. Filmoteca d'Estiu

Fotograma de Amor, de Michael Haneke. Filmoteca d’Estiu

A ello hay que sumar las Nits de cinema en el claustro de La Nau de la Universitat de València, con sendos ciclos dedicados a las Viñetas filmadas, o lo que es lo mismo, el cómic en la gran pantalla, y similares ecos del cine mudo, preludio de los que resonarán después en la Filmoteca d’Estiu. A Barbarella (Roger Vadim) y Heavy metal (Gerald Potterton), ya proyectadas, le seguirán American Splendor (Robert Pulcini y Shari Springer Berman) y Watchmen (Zack Snyder), en el primer apartado, y Drácula: Pages from a Virgin’s Diary (Guy Maddin), Bienvenidos a Belleville (Sylvain Chomet) y Juha (Aki Kaurismaki), entre los ecos del cine mudo, en estos últimos casos con la proyección previa de cortometrajes como El vendedor de humo (Jaime Maestro) o Rumbo a peor (Alex Brendemühl).

En la Filmoteca d’Estiu, además de los títulos ya citados, se proyectarán El ilusionista (Sylvain Chomet), Juan de los muertos (Alejandro Brugués) y la sorprendente The Artist (Michel Hazanavicius). Un cartel de películas de alta calidad, en el que se van entrelazando propuestas de corte clásico (Argo, La invención de Hugo), con otras más deconstructoras o manieristas (Blancanieves, Amor), pero todas ellas de gran atractivo para el público. Y, entre todas ellas, una que José Antonio Hurtado espera que funcione muy bien: Searching for Sugar Man.

Fotograma de Argo, de Ben Affleck. Filmoteca d'Estiu

Fotograma de Argo, de Ben Affleck. Filmoteca d’Estiu

 Salva Torres

La conquista del espacio

Galería Del Palau

Dilena Díaz

Valencia

C/Palau, 10

Inauguración: miércoles 27 de febrero, a las 20.00 horas

Hasta el 27 de marzo

No es por la originalidad de su técnica. Ni por su particular combinación de materiales orgánicos e inorgánicos. Tampoco es porque en su obra se fusionen de forma singular los cuatro elementos naturales. Ni siquiera porque nos invite a profundizar en las sensaciones derivadas de nuestros sentidos. Dilena Díaz “habita” sus obras, eso es lo que las hace únicas, las identifica.

Desde siempre influida por el Land Art y sus ramificaciones, la evolución de esta artista es resultado de su necesaria interacción con el entorno, en el que imprime su huella. La naturaleza es humana. Los paisajes muestran su rastro primigenio. El arte es el hábitat. Su obra fusiona géneros y funde técnicas, escultura, música, teatro, arquitectura, poesía, pintura, cine mudo y sonoro. Cualquier manifestación genuinamente artística sirve a esta polifacética creadora para intervenir el espacio, dramatizándolo y abriéndolo a la inmensidad. El tiempo se detiene, se habita el instante.

En esta exposición se muestra un recorrido existencial por la obra de esta reconocida y premiada artista, que además presenta en exclusiva tres intervenciones escultórico-arquitectónicas realizadas para este singular espacio en el centro de la capital valenciana. Una vea más Dilena nos habla de sus principios y líneas, interviene el entorno y nos corresponde a nosotros, visitantes, habitarlo.