“Los seres humanos somos tiempo”

Héroes, de Tamzin Townsend
Intérpretes: Juan Gea, Luis Varela e Iñaki Miramón
Teatro Olympia
C / San Vicente Mártir, 44. Valencia
Del 9 al 18 de septiembre de 2106

“Los seres humanos somos tiempo, efectivamente”. Juan Gea no lo duda, tras meterse en la piel de un ex militar agorafóbico en la obra de teatro Héroes, que dirige Tamzin Townsend y que protagoniza junto a Luis Valera e Iñaki Miramón. Viene a su tierra Valencia para hablar en el Teatro Olympia (del 9 al 18 de septiembre) de ese tiempo que pasa, feroz, descarnado, pero anclado con rabia en el presente. “He oído críticas que dicen que nos pasamos el tiempo de la obra recordando. No, no… Efectivamente hablamos del tiempo, pero no estamos filosofando sino que se traduce físicamente en el escenario”.

En cualquier caso, por seguir a Marcel Proust: “Demos vida al inmenso edificio de nuestros recuerdos”. Que es lo que hace el teatro, ahora de la mano de Gea, Varela y Miramón: tres ex militares, en su día probablemente los héroes que dan título a la obra escrita por Gérald Sibleyras, ahora retirados en una residencia militar donde, entre otras cosas, evocan su pasado militar como trampolín de vivencias presentes un tanto delirantes. “Es una mezcla de Los Hermanos Marx, Esperando a Godot de [Samuel] Beckett y Antonio Ozores”.

Juan Gea, en Héroes. Teatro Olympia. Fotografía de Sergio Parra por cortesía de la productora.

Juan Gea, en Héroes. Teatro Olympia. Fotografía de Sergio Parra por cortesía de la productora.

“Luis Varela es historia viva del teatro”

El cineasta Andrei Tarkovski, hablando mucho y bien de ese tiempo que inexorablemente atraviesa a los tres héroes de Townsend, ya dijo que con el tiempo se había dado al hombre un regalo amargo y dulce a la vez. Esa cualidad agridulce se saborea en Héroes, incluso desde su escenografía. “Está muy cuidada, con un jardín de residencia de lujo que a su vez parece un panteón”, subraya Gea, “prendado” con el trabajo de Tamzin Townsend y con el de sus compañeros de reparto. “Luis [Varela] es historia viva del teatro, al que no puedo mirar a la cara durante la obra, prefiero mirar un botón de su camisa, porque rompo a reír. E Iñaki [Miramón] es sorpresivo”.

Irremediable preguntar a Juan Gea por su personaje Ernesto Jiménez de la exitosa serie televisivia El Ministerio del Tiempo (otra vez, el tiempo). “Pues se ha convertido en una especie de icono, porque alguien me llegó incluso a decir que Ernesto era la imagen clave de El Ministerio…”. Un personaje en las antípodas del que ahora representa en Héroes. “Ernesto es un personaje frío, hierático, siempre detrás en plan siniestro, para el que tuve que hacer un ejercicio de contención. Todo lo contrario al que interpreto aquí”, un Gustave que sufre de agorafobia y que aparece más desatado.

Escena de 'Héroes'. Teatro Olympia. Imagen cortesía de la productora.

Escena de ‘Héroes’, de Tamzin Townsend. Teatro Olympia. Imagen cortesía de la productora.

El Ministerio del Tiempo le ha dado a la televisión un prestigio  que había perdido”

Y hablando de series televisivas, Juan Gea piensa que “hay aciertos”, pero también “muchas series de consumo rápido”. En todo caso, El Ministerio del Tiempo cree que le ha dado a la televisión “un prestigio que había perdido”. Y puestos a recordar (de nuevo el recuerdo a la palestra), trae a colación Farmacia de guardia, la serie que triunfó en los 90, y que da pie a extraer como conclusión del éxito en televisión una mezcla de “azar y por supuesto calidad”. Eso sí, apunta que estamos “entre la forma antigua de ver televisión y la de ahora a través de Internet”, donde por cierto ha triunfado sobradamente El Ministerio

Escena de 'Héroes', de Tamzin Townsend. Teatro Olympia. Imagen cortesía de la productora.

Escena de ‘Héroes’, de Tamzin Townsend. Teatro Olympia. Imagen cortesía de la productora.

“Deseo que vuelva RTVV pero sin intereses políticos de por medio y mejor gestionada”

De su paso por L’Alqueria Blanca, la popular serie de la extinta Canal 9, recuerda igualmente “la ilusión de todo el equipo por sacarla adelante”, al tiempo que desea la vuelta de RTVV, “pero sin intereses políticos de por medio y con una mejor gestión”. Gestión para la que reconoce no estar él especialmente dotado, a pesar de haber trabajado durante 12 años en una caja de ahorros de Valencia. “Sí, aquello lo deje, a pesar de la seguridad de por vida que me daba ese trabajo, porque el teatro siempre me había atraído”. De manera que un buen día “aparecieron Miguel Narros y Miguel Ángel Conejero, me presenté a unas pruebas y ya no pude dejarlo”. Pidió cuatro de excedencia en el banco y hasta hoy. “Llegué a tener sueños de que me asomaba a un balcón y me caía”, por el vértigo de haber dejado aquel trabajo, pero ahora “te acostumbras a la seguridad de la inseguridad”.

Como actor tiene claro que resulta esencial dejarse penetrar por el personaje, sin que el yo lo obstaculice. “Hay que vencer las defensas y abrirse absolutamente a todo, que es lo que hemos hecho los tres en Héroes, ponernos a jugar como niños”. Y es que Juan Gea reconoce que, ya sea en la piel de Ernesto o ahora en la de Gustave, “a mí disfrazarme me encanta”.

Ver la noticia en ARTS de El Mundo Comunidad Valenciana

Juan Gea, en el medio, junto a Iñaki Miramón (izda) y Luis Varela en 'Héroes'. Teatro Olympia de Valencia.

Juan Gea, en el medio, junto a Iñaki Miramón (izda) y Luis Varela en ‘Héroes’, de Tamzin Townsend. Teatro Olympia de Valencia.

Salva Torres

Políticas culturales: ¿hay alguien ahí?

Las políticas culturales
Debats de La Nau de la Universitat de València
Con: Yuri Aguilar (UPyD), Pepe Almería (Podemos), Carmen Amoraga (PSPV-PSOE), Robert Lisart (EUPV), Miguel Ángel Mulet (PPCV) y Josep Mª Pañella (Compromís)
Moderador: Antonio Ariño, vicerrector de Cultura de la Universitat de València
Martes 28 de abril, 2015

La maquinaria electoral está servida. Y cuando esa maquinaria se pone en marcha lo tritura todo. Incluida, claro está, la reflexión en profundidad de los asuntos que preocupan a los ciudadanos. Por ejemplo, la política cultural, que era el núcleo del debate organizado por La Nau de la Universitat de València en su Aula Magna. Se reunieron todos los partidos valencianos con representación institucional que concurren a las próximas elecciones autonómicas. Con la salvedad de Ciudadanos, que declinó su asistencia.

De izquierda a derecha, Robert Lisart, Yuri Aguilar, Miguel Ángel Mulet, Antonio Ariño, Carmen Amoraga, Pepe Almería y Josep María Pañella. La Nau de la Universitat de València.

De izquierda a derecha, Robert Lisart, Yuri Aguilar, Miguel Ángel Mulet, Antonio Ariño, Carmen Amoraga, Pepe Almería y Josep María Pañella. La Nau de la Universitat de València.

Se habló de todo y de nada. ¿Los diez minutos que Antonio Ariño, vicerrector de Cultura y moderador del debate, concedió a cada uno de los intervinientes justifica la cascada de consignas, lugares comunes y escaso calado de las, llamémoslas así, propuestas? No, en diez minutos se pueden decir quizás no muchas más cosas, pero sí mejor argumentadas. De manera que puestos a nadar en el agua de los tópicos, nadie mejor que Miguel Ángel Mulet (PPCV) para abrir el debate.

Y lo abrió tendiendo la mano que mece la cuna al resto de partidos en la oposición: “Tenemos que encontrar puntos de encuentro”. Mulet se refería a los puntos que vendrían a cerrar una herida por la que se desangran las políticas culturales perpetradas por su partido en el gobierno hace ya unos cuantos años. Su intervención fue lo más parecido a lo que Pepe Iglesias ‘El zorro’ llamó “un cuchillo sin mango y sin hoja”.

Luego vino la intervención del resto de representantes políticos, por este orden: Carmen Amoraga (PSPV-PSOE), Yuri Aguilar (UPyD), Pepe Almería (Podemos), Robert Lisart (EUPV) y Josep Mª Pañella (Compromís). Todos ellos mirando de reojo al representante ‘popular’, objeto de la correspondiente crítica, pero todos ellos enarbolando la bandera de otra política cultural menos “clientelar”, menos dada al “despilfarro” y más asentada en los principios del “sentido común” y del consenso con los “profesionales del sector”.

Imagen del Palau de les Arts.

Imagen del Palau de les Arts.

Se habló de “restaurar los concursos públicos, tal y como se ha hecho en el IVAM” (Lisart), de “bajar el IVA al 4%” (Pañella) en justa correspondencia con otros países europeos, así como de recuperar la RTVV, la señal de TV3, el Circuit Teatral y hasta la Mostra. Aguilar puso igualmente el acento en el estímulo del mecenazgo, en la desaparición de las diputaciones y en el fomento del doblaje en valenciano. Salió a colación el Palau de les Arts y el Palau de la Música, dos espacios públicos que, en ocasiones, hasta se hacen la competencia programando lo mismo a la vez (Lisart).

Se habló de todo ello y más, pero sin salirse un centímetro del programa electoral. De hecho, cuando un representante de la Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana preguntó por cuestiones relacionados con su sector, salvo Amoraga, nadie las tenía contempladas en su programa. Como nadie contempló, más allá de tan genérico repaso a los despropósitos del Partido Popular, ofrecer argumentos de cierto calado en las supuestas políticas culturales del ansiado futuro cambio de gobierno.

Se habló de los músicos valencianos, de los artistas plásticos, de los escritores y libreros, de los actores y actrices, del teatro, del audiovisual… Pero salvo las propuestas de recuperar lo habido y por haber, sin que nadie se dignara a esbozar mínimamente cómo lo harían, bajo qué parámetros y con qué criterios, el mapa de las políticas culturales quedó dibujado con dos o tres pinceladas de la mejor de las voluntades. Nada que ver con el dibujo de un plan a medio y largo plazo para que la cultura, terreno mal abonado, diera poco a poco sus frutos más allá del ditirambo hacia los profesionales del sector o la reprobación acerca de lo tristemente acontecido durante los últimos años. Cultura viene de cultivar y por lo que se vio y escuchó en La Nau hubo más exposiciones trilladas, que verdaderas propuestas encaminadas a separar el grano de la paja.

Uno de los montajes falleros 2015.

Detalle de una de las Fallas 2015. Makma

Salva Torres

Temporada de cizaña, de Marcos García Martí

Temporada de cizaña, de Marcos García Martí
360 Grados Libros
Presentación en Microespaci M, de Jardines de Viveros
C / San Pío V, s/n. Valencia
Miércoles 29 de abril, a las 19.00h

‘Temporada de cizaña’, de Marcos García Martí, es el segundo lanzamiento de 360 Grados Libros, editorial y comunidad especializada en libros escritos por periodistas para periodistas y no periodistas. Eugeni Alemany, periodista y cómico, firma el prólogo de esta obra de ficción que gira en torno a las tramas y corruptelas de una televisión autonómica.

La novela sitúa a dos plumillas en el camino de la investigación del supuesto asesinato de una abogada que anda tras la pista de altos cargos de una televisión autonómica por varios casos de acoso sexual y corrupción.

El autor de ‘Temporada de cizaña’ fue durante ocho años guionista en Canal 9, en una época en la que el germen del entramado que se gestaba en el ente público y que le condujo a su cierre definitivo en noviembre de 2013 comenzaba a hacerse palpable en los juzgados. En este sentido, García Martí sostiene que “RTVV es la historia de un expolio en el que parte del patrimonio del medio se esquilmó hasta el hueso y lo que queda ya no sirve ni para hacer caldo”.

De la cizaña

Precisamente, la trama se centra en dicha “temporada” televisiva en la que la “cizaña dañina” creció al mismo ritmo que el “trigo de profesionales que sacaba adelante las emisiones y los programas a diario”, matiza García Martí. Unos hechos vividos en primera persona por el autor y que le han servido al periodista como inspiración para la creación de su obra de ficción, aunque ni los personajes ni las situaciones que se viven son reales.

RTVV, el desastre que “se veía venir”

Para el prólogo del libro, el escritor ha contado con las reflexiones de un compañero y también extrabajador de RTVV, el periodista y cómico valenciano Eugeni Alemany (reportero en el ya desaparecido Caiga quien caiga de Telecinco), que en la actualidad se ha hecho viral en la red por su periplo por Silicon Valley (San Francisco, Estados Unidos) con el objetivo de lograr que incluyan el emoji de la paella en WhatsApp.

“Se veía venir y fueron muy pocos los que se atrevieron a ponerse decididamente delante del carro para detenerlo”, comenta Alemany sobre la caída del ente público, a lo que añade que “en la pesadilla de RTVV hubo implicados que colaboraron, empleados que simplemente pasaban por allí y profesionales que desde el minuto uno de emisión de Canal 9 se pusieron el chaleco rojo (los afectados)”.

Portada del libro. Fotografías Marga Ferrer.

Portada del libro. Fotografías Marga Ferrer.

La novela salió a la venta la pasada semana bajo el sello 360 Grados Libros, que se lanzó al mercado de de la edición (en pape)l el pasado mes de octubre con su primera apuesta: Peláez. Historias de un periodista de provincias, de David Barreiro, con prólogo de ‘Gonzo’ y que puede adquirirse a través de la tienda online de la página web.

Editorial, tienda, y comunidad de periodistas escritores 360 Grados Libros es una editorial para periodistas creada por Soma Comunicación que persigue aglutinar en torno a su sello una comunidad de periodistas escritores, que encuentren la referencia para compartir recomendaciones, vender los libros que hayan editado o pertenecer a una red social de comunicadores con inquietudes literarias o investigadoras. Porque lo de libros escritos por periodistas para periodistas y no periodistas significa que abre la espita a poner en común con dicha comunidad libros que no necesariamente han de ser académicos de la cosa periodística, -aunque también pueden serlo- sino novelas, ensayos, o recopilaciones de artículos cuyo denominador común es que hayan sido escritos por un periodista.

Temporada de Cizaña se presenta en la Fira del Llibre de València mañana miércoles 29 de abril, a las 19 horas en el Microespai M de Jardines de Viveros como parte del programa de la 50ª edición de la Fira del Llibre de València. El evento está organizado por la Librería La Moixeranga y en él se celebrará una tertulia en torno a RTVV, entre el pasado del medio audiovisual y el futuro de una televisión pública valenciana de calidad. En ella participarán el propio autor, el prologuista, Eugeni Alemany, los editores Óscar Delgado y Javier Montes, y la periodista Lola Bañón.

 

Marcos Rubio: Voz libre

Entrevista de Eva Caro a Marcos Rubio
Programa ‘La línea del cielo’
Burjassot Ràdio, 93.8 de la FM
Se emite los lunes a las 17.00h y los domingos a las 19.00

En ocasiones observamos la realidad desde un posicionamiento estanco. Pero, compartimos vida y convivimos con gentes mucho más transversales, ricas y apasionadas. Descubrir al otro, aquel con el que podemos compartir afinidades es siempre apasionante. Cuando esos encuentros suceden con personas especialmente inquietas culturalmente suele ser una gozada. Este es precisamente el caso. Marcos podría conversar durante horas sin descanso. Trazaría encuentros entre mundos totalmente inesperados. Sería brillante a la vez que modesto y acabaría dudando de las lógicas que él mismo ha parido. Hay muchos universos culturales, políticos y emocionales en esta conversación. Además de eso hay verdaderas ideas que son como flechas de energía creativa, verdaderas joyas.

-Bueno, la verdad es que no sé por dónde empezar porque seguro que va a ser una conversación amplia.

-De música hablaremos también.

-Sí, precisamente quería empezar por ahí. Esta mañana he estado escuchando el último Podcast de La Línea del cielo. Últimamente, os estoy siguiendo bastante. Lo primero que te quería preguntar es que ese programa tiene una componente musical muy importante. Se nota que controlas y conoces el mundillo musical. Haces el programa con una chica, ¿no?

-Sí, hace el programa conmigo, Belén del Tovar. Normalmente, los guiones del programa los hago yo, menos la introducción y los dos trozos que ella lee. Normalmente, ella suele hacer cosas que a mí me interesan menos porque no sé. Ella está interesada en series de televisión, videojuegos y ese tipo de cosas. A mí me parece muy bien.

-Sobre series creo que el último Podcast que he escuchado hablaba de United States of Tara. ¿no?

-Efectivamente, esas dos partes las hace ella siempre.

 Marcos Rubio y Belén del Tobar. Foto: Juan Pastor

Marcos Rubio y Belén del Tovar. Foto: Juan Pastor

-La música ¿la hacéis conjuntamente?

-No, la elijo yo toda.

-Luego, tienes otro fragmento de reflexión y contextualización ¿no?

-Sí, para que te hagas una idea de cuál es la idea del programa…

Pretender hacer un programa de radio ahora es complicadísimo. Básicamente, la gente joven oye música a través del teléfono móvil y en Youtube. Ese es su acceso. La gente más mayor, en torno a los cuarenta, usa la radio y ahí la oferta es enorme. Todo está segmentadísimo.

Entonces alguien que sólo es “aficionado a”. Alguien que no es periodista musical ni nada. Pero alguien que pretende hacer un programa de radio y que le pueda interesar a gente con la que quizás comparte, el tipo de canciones y demás,…¿Cómo construyes?

Bien, nosotros decidimos que hubiera un relato en cada programa. Hay una especie de historia que engloba las canciones que van saliendo. Porque, en principio, un programa que dura 50 minutos y que tiene tantos “trozos” no tiene sentido. Entre otras cosas porque las novedades no existen.

Es decir, en el mundo de la música no paran de salir novedades y si haces un programa de novedades es un programa vacío. Hoy ha salido un disco, mañana sale otro y el sábado dos más. Y además ha pasado una cosa que yo no pensaba. No me tengo que preocupar por hacer novedades porque se ha fulminado la cronología. Es decir, yo pongo a The Velvet Underground y ya hay una reedición de La Velvet. Y pongo a The Strokes y están en el Primavera Sound porque resulta que yo tengo 46 años y estoy en el sector de público que tiene dinero para ir a festivales. Entonces, si miras los carteles resulta que la gente que ocupa esos carteles tiene mi edad o más porque es la que va a atraer a los que hemos disfrutado con eso. Con lo cual no me voy a tener que preocupar de las novedades porque el mercado me lo va a empaquetar. El mercado me va poniendo reediciones que son muy baratas porque ya las tienen grabadas. ¿Quieres decirme tu a mi, en un país con la mitad de la gente en paro que interés tiene las discográficas en buscar nuevos talentos, con cosas interesantes que contar pensando en los adolescentes?

Marcos Rubio. Foto: Juan Pastor

Marcos Rubio. Foto: Juan Pastor

-Quieres decir que las grandes discográficas se están dedicando al remix a lo bestia…

-Lo hacen todo. Es decir, se graba todo. De hecho, creo que cierto revival que hay con el vinilo convertido en un producto caro, son reediciones. Todo el mundo quiere vender algo de vinilo porque es prestigioso y hay cierto mercado. Sí, hay un boom de reediciones. Lo que pasa es que luego tienes CDs a 4 ó 5 €, pero también a 20, 30 y 40 € porque The Beatles están todo el tiempo reeditándose. Pero sí que es verdad que lo hay, sobre todo, enfocado a grupos que han triunfado desde los años 80 hacia acá. Bueno, hablo del ámbito independiente porque fuera de ahí no lo controlo.

Esto es siempre todo muy ficticio. La gente es como es. Venimos de mundos muy estancos. Eran poco permeables. En el mundo independiente se manejan unos códigos y unos grupos en los que todos nos reconocíamos no se:  Sonic YouthThe SmithsThe Cure, Teenage Funclub, después hay relevos. Todos sabemos de qué estamos hablando y eso lleva a distorsiones porque por ejemplo cuando alguien analiza o lo intenta como pasa con el libro Victor Lenore, Indies, Hipster y Gafapastas -¿Lo has leído?

-Sí, sí, me pareció muy interesante aunque no lo comparto. Pero bueno, me parece bien que haya ese tipo de crítica cultural.

Bueno, por retomar, lo que quería decir es que te pones a hablar de este tipo de cosas y te olvidas que lo más vendido…

Porque a mí me gustan mucho las listas pero es esa especie de esnobismo de saber…

Yo me pongo, por ejemplo, a ver lo mejor del año. Veo que estaba Beck, Saint Vincent…y todo son grupos americanos. Y digo: “¡Ah! ¡que mal está Inglaterra este año!” Porque yo soy muy anglófilo.

Después leo prensa escrita como The Guardian y dicen: “¡Que bien nos ha ido a la industria musical inglesa!”. Entonces, te planteas cómo puede ser esto. Claro, a la industria musical inglesa le ha ido muy bien porque One Direction ha vendido un montón.

Y ves que hay otra liga en la que nosotros no entramos nunca y te pierdes… Tendemos a darnos más importancia de la que tenemos. Así, uno de los problemas que tiene ese libro es partir de la base que hay un género musical que es minoritario y considerarlo hegemónico en la escena. Y la música comercial, aunque sea un poquito, aunque sea para anuncios, sigue teniendo otros héroes, afecta a otro tipo de gente que no esta en esto. Es decir, tú pones la radio española y lo que tú dices que es hegemónico no está. Entonces, ¿dónde ves tú la hegemonía? ¿En tu casa? y ¿Entre tus amigos?

Aunque esto te aporte cierto prestigio cultural, discutible o no, porque supongo que en todas las esferas de relación de la cultura hay unas jerarquías y unos productos culturales que tienen un peso u otro…El que haya jerarquía no nos convierte en fachas a todos. Es decir, aceptas las jerarquías porque hay una clasificación de calidad. Por supuesto, es izquierdoeurocéntrica. Todos compartimos así las cosas porque ordenamos así la realidad, después puede cambiar. Es cierto, lo comentaba en el último programa, hay discos que no tuvieron la repercusión en su momento y ahora son recuperados, otros sin embargo el tiempo les afecta al revés. Eso lo he vivido por ejemplo en conciertos en directo, la novedad. Por ejemplo, toca un grupo como Tindersticks y está llenísimo y dos años después está solo porque dejó de interesar.

Marcos Rubio en el estudio. Foto: Juan Pastor

Marcos Rubio en el estudio. Foto: Juan Pastor

La música es un campo muy importante. Bueno, yo me la tomo muy en serio. Aunque es estúpido, tengo la sensación que como cualquier obra refleja el tiempo que vivimos. En eso soy bastante ambicioso. Es como aquello que decía Marx: “Te pareces más al tiempo que tus padres”. Yo creo que la música es eso. Hay críticos de música que lo entienden así como Simon Reynolds, sin embargo, Greil Marcus, no. Greil Marcus vive la canción y te cuenta la canción y sus códigos. Por ejemplo, en España, Kico Amat contextualiza poco. Él lo describe desde el yo. Escribe muy bien y se puede permitir el lujo de integrarlo con su propia experiencia, de como entrevista el tío y lo hace muy bien. Si yo hiciese eso saldría fatal. Diego Manrique  es más de contar anécdotas para que conozcas a nuestros héroes.

-Y, ¿que opinas de Carlos Pérez de Ziriza?

-Me gusta mucho. Carlos Pérez de Ziriza es uno de los críticos de música que mejor te cuenta un concierto. Además, tiene ese punto de contextualizar.

Claro, cuando tu contextualizas algo, lo sitúas en el tiempo en el que se está produciendo,  lo entiendes mejor. Lo entiendes como algo metamusical. Puedes valorarlo también. Puedes incluso entender la importancia de un disco que en principio no te gusta. Así, por ejemplo, puedes apreciar la importancia de Prince para entender los años ochenta desde su lucha en contra de los recortes sexuales y gente que desde los bordes intenta abrir por otros lados. Carlos Pérez de Ziriza tiene un libro donde analiza las tendencias musicales en la primera década del siglo XX. Me parece muy interesante porque intenta contextualizar las cosas. Así, se les da importancia de obra cultural.

-Tu programa de radio está organizado en torno a la música y una serie de reflexiones de actualidad. ¿Es esa tu manera de contextualizar?

-Sí, la idea era mezclar nuevo y viejo porque, sobre todo, lo hacemos porque nos gusta. La idea es “sacar a pasear” canciones que nos gustan para compartirlas con la gente. Creo que es un poco la necesidad que tienes de enseñar lo bien que están ciertas canciones y desear que sean apreciadas por más gente. No pretendemos impresionar a nadie. Eso seria absurdo en tiempos de Wikipedia y de Youtube.

-¡Iríamos todos de sabiondos pedantes!…

-Claro, al contrario es: “Me gusta esto y me gustaría compartirlo contigo…”

Después tenemos una mirada muy modesta. Me da igual lo que la gente decida que es. Yo prefiero compartir. A veces acertamos con lo que se supone que tiene que gustar y otras veces no. En fin, es problema nuestro o de los que deciden cuales son los cánones y cuales no.

Yo, por ejemplo, con respecto a España tengo un serio problema. Hago un programa de música y no entiendo los criterios en torno a los que se organiza a los grupos españoles. Creo que lo que ahora estructura son los festivales. Los que se gastan el dinero saben lo que la gente quiere ver porque para eso lo ponen en letras grandes para atraerte. No acabo de entender porque esos grupos están ahí y otros que me gustan no están. No lo entiendo. Cuando son grupos que tienen melodía. Son fáciles de escuchar. ¿Por qué no están.

Sin embargo hay otros como SupersubmarinaLori Meyers, da la sensación de que siempre están los mismos…

-Igual es más los intereses de intermediarios, managers, etc…

-¡Claro! Pero como no lo sé puedo especular y pensar que hay grupos con mejores agencias de contratación pero también las tienen el resto de gente.

Bueno, creo que ha quedado un poco claro que es lo que pretendemos. Hay una canción de Los Smiths, Panic,  en la que Morrissey canta: cuelga al Dj porque la música que pone no cuenta nada de nuestras vidas, por eso nosotros…., bueno eso lo quiso hacer Belén, arrancamos con la noticia de la semana. Es decir, esto es un programa de radio para gente normal que vive en la Tierra. Siempre intentamos, en la medida de lo posible, cierta conexión con las cosas que pasan, que ocurren. Dar nuestra visión de las cosas porque, claro, es como darle “peso” a las cosas. Las cosas dejaron de tener peso. Es todo inmaterial, no existe, durante una hora intentamos que exista. Esto existe y esto explica esto o si no lo explica intentamos decir lo que este libro o este acontecimiento o esta exposición nos ha provocado. Después ponemos la canción.

Belén del Tobar. Foto: Juan Pastor

Belén del Tobar. Foto: Juan Pastor

-Bueno teniendo en cuenta ese ejercicio de contextualización que planteáis ahora mismo yo tendría dos vertientes diferentes por donde continuar o seguir esta conversación pero seguro que tú eres capaz de hacerlo. Tú has leído el libro de Victor Lenore, Indies, Hipster y Gafapastas. Un libro que ha sido muy comentado estos últimos meses en redes sociales y prensa escrita. Frente a la crítica y comentarios construidos es cierto que había algo que no me gustaba. Me explico. Aquello que no me gustaba, por un lado, era la construcción de un nuevo marchamo categorizado, de una nueva tribu urbana que convivía entre muchas otras. Ha generado mal rollo en torno a ellos cuando finalmente tan solo puede ser una cuestión de grado. Recuerdo una intervención pública de Jose Luis de Vicente en el 13 Forum d’Indigestió en Barcelona precisamente en torno a este tema.

Pero por otro lado, hay algo en lo que sí parece acertar el libro. En lo que quizás acierta es en esa nueva forma de capitalismo que se orienta hacia la mercantilización de la oferta cultural exquisita. En el aviso sobre la constitución de un nuevo segmento de comercialización y de organización de lo simbólico y cultural porque responde y está orientada a la generación en torno a los treinta años. Ese nuevo segmento es gran consumidor y tiene aspectos fetichistas. Parece que esté constituyendo un campo cultural en ocasiones muy cercano a las industrias culturales. Esto a mí me preocupa. ¿qué opinas de esto?

Creo que el tema era muy interesante pero estaba mal resuelto. Me explico. Él categoriza a los tres grupos: Indies, Hipsters y Gafapastas. Pero de los tres; lo digo porque tengamos precaución, el peor son los indies. Es decir, son las personas como yo de unos cuarenta y pico nos formamos en un mundo con  información escasa. Nos costó un poco más enterarnos de todo eso y tenemos ese deje de “yo sé más que tú”. De los tres grupos, nos sitúa entre los peores.

-¡Ah! Tú, ¿eres indie?

Sí, en palabras del autor porque cuadro más con su forma de categorizar y con el tipo de cosas que podemos defender.

Tienes razón en lo que dices. Pero, el problema del libro es que yo creo que “trafica”. Es decir, prevarica con la información porque si tú vas a hacer un ensayo y tienes las conclusiones ya.

-No hagas un ensayo…

-Claro. El problema de eso es que él utiliza cosas que son ciertas pero desecha todo lo que le viene mal. Yo creo que lo hace porque le faltan lecturas no porque tenga mala intención. Porque él hace una genealogía de frivolidades y yo puedo darte una genealogía de personas o grupos con un compromiso máximo. Por ejemplo, en los años ochenta, está Billy Bragg y hay gente con los mineros tocando. Después dentro del mundo de la mujer, porque el mundo del pop era muy machista, hay desde Sarah Records donde no hay portadas sexistas, o las Riots Grrrls en EU. Después Manic Street Preachers, que pueden ser decorativos o no pero tienen un discurso de crítica capitalista. Desde luego hay un montón de gente que se la ha jugado. Montones de gente, sin parar, han utilizado el altavoz que tienen, unos de otros. En el caso del libro, como eso no te cuadra, lo apartas y lo ocultas.  Después, hay una mezcla entre local y global. Hablo de la Cultura de la Transición pero hablo de Diplo, un Dj que expolia al Tercer Mundo…

Claro, las industrias y el capitalismo lo convierte todo en dinero pero ya lo contaba Loquillo cuando decía: “No bailes Rock and Roll en el Corte Inglés o acabarán doliéndote los pies”

El capitalismo tiene la virtud de venderlo todo pero vende tu libro también. Capitán Swing es una editorial situada a la izquierda. Una editorial que juega a todo y hace bien. El hecho de que haga publicidad y promoción, ¿pierde por ello el alma el producto? No, es hipercapitalismo donde todo se vende y todo se expone.

Foto: Juan Pastor

Foto: Juan Pastor

Hay una lectura ideológica más profunda con la que yo choco frontalmente. Me explico. Creo que dentro de la izquierda hay varias maneras, más en los tiempos que corren, de entender lo que una política de izquierdas tiene que ser. Gente que ha apostado por superar la degradación de la socialdemocracia con movimientos muy horizontales. Es aquello de Toni Negri; el público será tratado de manera horizontal y colaboraremos todos y seremos asamblearios y nos acercaremos al Tercer Mundo de buen rollo,…

Eso es una tesis que tiene la validez que tiene, probablemente mucha, pero yo creo que los modelos políticos son recuperables si se hacen bien. Por ejemplo, como entiendo que no vamos a una sociedad igualitaria sino a una en la que espero que el capitalismo muestre cierto rostro humano, se debe favorecer que las clases más desfavorecidas tengan toda las herramientas para prosperar. Pero sí creo en una meritocracia. Lo que quiero es que todas las personas tengan oportunidades para mejorar socialmente y en eso facilitar el libre acceso a la educación  y a la cultura es fundamental.

Si volvemos al tema de la música yo creo que si aprendes más, disfrutas más. Creo que sí hay Apolipticos e Integrados pero también sé que si yo estudio puedo disfrutar de un poema. Ya sé que es elitista pero creo también que hace falta un aprendizaje. La sociedad debe procurar que las clases más bajas tengan ese acercamiento a la cultura y esa formación pero no decretar que las jerarquías y los criterios no existen o entender que eso es de derechas. Y todo porque perteneces a un movimiento que en los últimos tres años ha decidido que la asamblea era lo importante. Aunque ahora han descubierto que si los caminos se estrechan no caben. Claro, en el embudo no cabe toda la asamblea sino que cabemos los que somos. Cosa que yo no critico. Lo que ocurre es que me gustaría que fuésemos más respetuosos con ideas distintas.

Ahora sé que estamos en el juego de imponer la hegemonía y el discurso en la educación con los tiempos que corren. Lamentablemente, ahora, hay gente que está con otra cosa y luchando de otra forma. Cuando tú te has puesto en huelga, cuando has estado tú solo haciendo la huelga y has puesto en riesgo tu puesto de trabajo. Cada uno ha puesto en riesgo lo que ha podido y ha querido. Y, ahora, venís vosotros diciendo que o no supimos abrirnos o no supimos adaptarnos a la sociedad…Pues, llevad cuidado porque tenéis la oportunidad de demostrarlo.

Yo espero que las cosas salgan bien pero hay que ser respetuosos. Creo, en fin, que comete un error la gente que piensa que inventa la mayonesa todas las veces porque descubrirá que está todo inventado. Vamos, esto se parece a como se construye el Partido Verde, mucho, vamos, primos hermanos. Y las contradicciones también, porque puede ser que alguno termine mandando tropas a un país en guerra…

Además, el capitalismo está en todos los sitios. Está en las emociones. Hemos privatizado hasta la manera de morirnos, de sufrir, de amar y de pensar. Entonces,  ¿Cómo pretendemos que no este presente en la música? Cualquier cosa que seduzca, y el capitalismo es absolutamente emocional, va a estar presente. Pero, ¡si hemos convertido San Valentín en la compra del diamante! Ya no hay emoción. ¿Cómo no va a haber en un festival publicidad?

No hay tampoco que olvidar que el arte tiene magia, tiene duende. Hay gente que lo tiene. The Smiths, rompen el grupo cuando tienen veinticuatro años y consiguen antes darle la vuelta a la historia de la música en Inglaterra. ¡Eran niños! ¿Cómo lo han conseguido?

Hay gente que tiene magia y duende. Eso no se puede olvidar. En fin, son un montón de elementos que entran en consideración y tú -hablando de Lenore- en 120 páginas te olvidas de todas estas consideraciones que son fundamentales.

Es un tema muy interesante. Ver como el capitalismo convierte cualquier cosa en dinero. Eso irrita porque está presente incluso en los sueños.

-Sí, incluso en los intercambios cuando aplicamos una lógica de interés. Cuando pensamos que para conseguir un objetivo calculamos por qué otros cuatro lugares o personas tenemos que pasar para conseguirlo…

-Sí, en ese sentido, como la música es emocional y la publicidad busca las emociones porque se adhiere más, la música está presente en todos los festivales. Los festivales están repletos de marcas.

Y, ¿qué está pasando en ese sentido aquí? Quiero decir, entre la música, las emociones, el contexto,…

-Yo creo que el agua busca su sitio. Hay muy buenos grupos pero hay muy poco público.

-¿Por una cuestión económica?

-Yo creo que está la información lo que no está son los cables de conexión.

Soy profesor de adolescentes y sé lo que ellos escuchan. Soy profesor en Burjassot, una ciudad-dormitorio. Ellos están en otra cosa completamente distinta. Están bailando salsa,merenguereggaeton y canciones a veces muy, muy machistas. A algunos les gusta el heavy y a otros este tipo de música independiente ¿Cómo conectas tú con la cantidad de grupos valencianos estupendos que hay ahora? ¿Cómo Senior o Litoral llegan a conectar con estos adolescentes? Es muy complicado porque, claro, todo está en Internet. Pero, ¿como llegan estos adolescentes a teclear en eso?

Lo que Marcos Rubio ve cuando da clase: La Línea del cielo. Foto: Juan Pastor

Lo que Marcos Rubio ve cuando da clase: La Línea del cielo. Foto: Juan Pastor

Después el aumento del IVA ha hecho que los conciertos sean muy caros. ¿Cómo podemos conseguir hacer un negocio y darnos gusto? Porque hay que reconocer que la mayoría de la gente que está en el mundo de la música está porque le gusta. Está con grupos que le gustan con los que muchas veces pierde dinero. Hablo también de los managers independientes.

Los festivales te permiten apoyo institucional, en su momento dinero, ahora espacios, publicidad y marcas. Así, ya son distintos ingresos que te permiten que se convierta en negocio. Los grupos de aquí incluso pagan por tocar. Hemos pasado de cobrar, a tocar gratis, a pagar por tocar. Nosotros, por ejemplo, tenemos un grupo y si fuéramos a una sala lo primero que te preguntarín es cuánto vas a traer porque ellos no pueden tampoco perder.

Estamos en algo más allá, un salto más. Ya no es “toco gratis” sino que pago para que me escuches. Por eso cuando alguien te propone, a mí porque estuve en MONO, hacer alguna colaboración yo siempre digo: “Sí es gratis, sí. Ahora bien si me toca pagar pues, no”

Mis tarifas para colaborar son sencillas. Si tú me mandas un trabajo yo lo cobro. A veces he trabajado en textos para una exposiciones, los cobro. Si tú quieres contar conmigo y me apetece, te lo hago gratis. Lo que creo que no voy a hacer ya es pagar. ¡Que lo hicimos! En MONO pagamos la revista.

-¿Tú estuviste desde los inicios de la revista MONO?

-Sí, fueron cinco años muy guais. Hicimos ocho números. Conocimos a mucha gente publicando. Había gente de diferentes campos que controlaba mucho. Estaba Álvaro de los Ángeles, Mira Bernabeu, Chema López,…

Entrevistamos a gente muy interesante como Antoni Muntadas. Yo me tiré dos semanas transcribiendo esa entrevista. Pienso que casi me lo cargo ¡Que pesado transcribirlo!

Conocimos a mucha gente muy interesante. También a Domingo Mestre…Toda la gente del entorno, como Xavier ArenósDaniel G. Andujar,…Nos permitió conocer a gente muy interesante y sus trabajos. Luego cada uno ha hecho con esa experiencia lo que ha querido.

-Precisamente, una persona como tú que ha hecho textos para exposiciones, publicado revistas de análisis cultural, realizado un programa de radio, se ha mantenido en la línea y la opción personal de ser un ciudadano informado, curioso, pero en ningún momento parece que lo hayas hecho por una razón instrumental ¿no?

-Cuando empecé a escuchar música en los 80 y oíamos a Jorge Albi. Grababamos cintas porque los discos eran de importación; valían unas 2.500 ptas y eran inabordables. No tenía dinero. Entonces había una escena pequeñísima. Todo el mundo quería montar grupos pero a mí nunca me ha interesado. Lo que quería era escribir sobre música. No he tenido interés en utilizar ese trabajo “para”.

Hay un momento cuando estoy en MONO en el que podía entrar a los conciertos gratis. Después, trabajo, me lo puedo permitir y me pago la entrada. Porque así voy cuando quiero. Si uno trabaja de eso, en promocionar el grupo, debería entrar gratis porque está realizando un trabajo. Yo, intento ser honesto con esto. Prefiero disfrutar e ir cuando me dé la gana. Pago la entrada y ya está.

Cuando me han ofrecido un par de textos y me ha parecido interesante lo he hecho. Por ejemplo, para SiC en el MUVIM hice dos textos uno sobre la ciudad y las ciencias sociales y otro sobre música. He escrito para un festival en Castellón, para Mira Bernabeu…

Esto, ¡Me parece fantástico! Si te pagan por hacerlo me parece alucinante. La sensación de entregar un folio y que te paguen es genial. Pero poco más. Yo creo que hay gente muy preparada y espero que esté en los sitios que tocan.

-Ya, pero a mí me interesaba resaltar el hecho que hay posiciones medias. Es cierto, que hay gente que quiere o se propone ocupar un lugar y se prepara para ello. Luego le toca o no porque es una lotería. Pero, por ejemplo, Senior en una conversación mantenida con él decía que: “I en eixa època prenc consciència que jo no sóc un professor que faça cançons sinó que sóc un escriptor de cançons que es guanya la vida fent de professor que és diferent.

En cierto sentido, él decía que lo quería todo; la vida familiar y la música. De hecho, si para ello tenía que renunciar a la “vida en la carretera” y a esas visiones de conciertos y a posibles éxitos, prefería que no. Ese tipo de visiones y de proyecciones personales que son inclusivas y periféricas pueden aportar mucho más ¿no?.

-Ya te entiendo. Yo, en ese sentido, lo tengo claro y lo he resuelto. Como doy por hecho que la vida nos va a terminar de derrotar lo que intento es entenderla. La batalla está perdida. Yo intento entender lo que ocurre.

También creo que, como soy un poco nervioso, mi felicidad va a estar en hacer cosas. No necesariamente para otra gente. Por ejemplo, me gusta mucho grabar CDs. A veces son para gente y en otras ocasiones los guardo en mi estantería. Tengo esos dos planos. Creo que es una posición muy sólida, a veces, poco comprometida. Hay veces que podría hacer más pero tengo poco tiempo, hago cosas para mí…

-O quizás tus compromisos los tienes en otras esferas. Yo me encuentro, por mi trabajo, con gente que da el cien por cien para el arte. A veces, pienso: ¡Esto es enfermizo!

-Yo eso no lo tengo resuelto. Nunca he querido ser un crítico de música. Yo me siento profesor de ciencias sociales. Eso es lo que me gusta y la música se incorpora a eso. Es una afición, es un hobby. Me gusta la gente que a la música le da la importancia que tiene. Disfruto mucho como disfruto leyendo política. Leo continuamente de música y política. De hecho, voy a tener que leer alguna novela porque ¡me voy a quedar tonto! Tengo esas dos esferas y si además se cruzan, babeo.

Y luego ¡estamos viviendo unos tiempos tan interesantes!

-Precisamente, ¿que nos sale como banda sonora de estos tiempos?

-Estoy confuso porque para un discurso…En Grecia sonó Patti Smith, The Clash y sonó Blur que es de mi entorno. Sonó creo TV and Coffee. Por tanto, no sé hay referencias inmediatas. En España, son de momento las músicas de la Transición que yo no comparto. Esto es un tema personal mío. No me interesa. Volver a oir La Estaca es como: Buuuuufff!

Igual me dejo llevar por mi gusto personal pero si hubiera alguien que pudiera concretar el espíritu de este momento probablemente apostaría por León BenaventeEs un grupo que suma belleza, poesía y que es capaz de describir los problemas de estos tiempos tristes sin ser esquemáticos y sin recurrir  al mitín.

Como decía, en ese disco de León Benavente hay una vocación poética en las letras. Al mismo tiempo, recogen la rabia y la esperanza de estos tiempos. Me gustan mucho. Me parece que son un grupo de reenganche generacional. Pueden ser como Los Planetas o Golpes Bajos tienen la virtud de sintetizar los tiempos que corren, te gusten o no. Puedes entender oyendo la letra lo que ha pasado en estos últimos años. Ocurre también con canciones de Nacho Vegas, Ornamento y Delito,  Triangulo de Amor Bizarro y otros.

Marcos Rubio. Foto: Juan Pastor

-Cambiemos de tercio, como he estado escuchando tus últimos Podcast, hay un tema de actualidad que nos sorprendió hace bien poco: Helga Smith. Esto te lo comento porque llevo tiempo pensando en otras formas de conceptualizar la vida cultural, frente a la visión jerárquica. Estamos en una ciudad que se autodefine como muy musical. Tenemos una ópera, con una forma de gestión y concepción muy jerárquica, importada y desarraigada. Hay algo que no funciona. Frente a esto me parece más interesante defender, para luchar contra el desmoronamiento total, la recuperación de un ecosistema.

-Yo creo que hay gente en Valencia, incluso desde la esfera privada que le pone voluntad. Hay varias salas que funcionan y hay grupos como no hemos tenido nunca, con una escena valenciana amplia. Hay gente como Tortel, Senior que hablabas antes, Polonio ahora. Yo controlo menos eso pero también sé que hay cosas muy interesantes y hay espacios para tocar.

Lo que pasa es que tienen problemas para salir. Valencia es un planeta él solo. Todo pasa en Valencia pero no tiene proyección hacia afuera. Hacia el norte, los grupos valencianos tienen la suerte de tener a Catalunya Ràdio que genera cierto impulso. Aquí están huérfanos.

Fíjate, en Cataluña han sido listos. En los 80 se equivocaron segmentando con el concepto de Rock Català. Ahora no pasa,  tienes a grupos que cantan en catalán como podrían cantar en otro idioma. Hay grupos como Mishima que me encantan o Renaldo y Clara o a Senior. Yo soy castellano parlante pero escucho por ejemplo a Senior y creo que tiene una música increíble, tiene canciones muy chulas. Está bien per se no por medio de. Aunque está muy bien defender tu identidad. Pero, realmente, ¿quién está defendiendo el ecosistema? ¿quién lo exporta a las otras provincias? Porque, claro, ¡alguien un día descubrirá que hay tres provincias!

Claro, creo que sí puede haber un ecosistema pero ¿defender un ecosistema con un IVA al 21%? No hay un medio de comunicación que promocione eso, o varios. Tampoco hay medios escritos. Internet está pero ¡hay tanto!

-Y la prensa escrita, la de papel, las grandes cabeceras ¿qué opinas?

Es que,  en muchas ocasiones,   pagan muy poco y algunas publicaciones ni pagan. No pagan a los críticos de música o al menos reflejan muy poco interés. Si yo me tuviera que informar por El País habría concluido que la Comunidad Valenciana no existe. A lo mejor, es verdad. Ya no existe y no nos hemos enterado. Si El País ha decidido que solo merecemos una página pues hemos adelgazado tanto que ya no existimos.

Es decir, no hay medios de producción. Solo hay gente valiente que monta conciertos. Creo que ha faltado el apoyo institucional , sobre todo, de los medios públicos. Piensa que el mundo de la música es uno de los mundos más fulminados por la globalización. Además, es uno de los mundos en los que hay menos materialización. No es un “mundo líquido” ya. Es, directamente, ¡gaseoso!. Son “unos” y “ceros”; bits de información. Y, además, tú compites contra el mundo. ¿Cómo consigues llamar la atención? Yo entiendo que es muy complicado.

-Recuerdo que hablamos el otro día de una persona nodal en el campo de la música aquí, Julio Bustamante. Me gustaría que comentaras algo porque he podido contrastar con otras personas ligadas al mundo de la música que hablan en los mismos términos que tú.

-Yo he llegado a Julio Bustamante de una manera naif. Al no ser de Valencia y no tener yo un interés especial en su momento en la escena valenciana de los 70. Descubro a Julio Bustamante por canciones que me gustan, sin conocer al personaje. Tiene algo luminoso. Poco a poco me he hecho con tres o cuatro discos de la última época antes de descubrir Cambrers

-¡Acaba de sacar uno!

-Sí, En el nombre del gato y ¡me encanta!

Me gusta porque hace un pop inteligente, un poquito canalla, luminoso y con canciones muy chulas. Tiene magia. Creo que es una persona importantísima en el mundo de la música de la Comunidad Valenciana. No lo conozco personalmente pero le he visto dos o tres veces en concierto. Estaba rodeado de los que fueron Tortel. Es un señor que se lleva muy bien con la gente joven y eso habla muy bien de él. Las canciones son muy contemporáneas. ¡A mí me llega! Creo que es un lujo que tengamos a un personaje así…

-Muy desconocido ¿no?

-Sí, porque vive en los bordes. Lo vi hace unas semans tocar en el Pub La Edad de Oro. Es un disfrute y el tipo es muy serio con su trabajo. Es como un artesano.

Probablemente si tuviésemos todo el entramado que hace importantes las cosas como hemos comentado: televisión de calidad, periódicos, etc. Pero ¿tu has visto como trata la prensa regional a la cultura?

-Es horrible, por ejemplo El Levante hace mucho que perdió el norte.

-¡No existe ni sección de cultura en Internet!

-Ya, últimamente están con la sección Cultura y Espectáculos.

-¿Sabes lo que pasa? Que los que todavía seguimos comprando el periódico esperamos algo más. Uno espera que no solo te refleje a ti como lector sino que, además, te estructure una realidad tan difícil pero, ¡no existe la cultura!

-Bueno, al final con alguien tendría que hablar yo de este tema…La prensa está describiendo una realidad que ya no es compartida. Están día tras día construyendo un teatrillo de marionetas pero, además, ¡flojo! Es papel mojado directamente. Ni siquiera los universos simbólicos son creíbles. No me reflejan a mí, ni a otra gente. No sé a quien reflejan. No sé que realidad quieren constituir o, más grave todavía, ¿cuál es la realidad que están sosteniendo? o ¿creen que sostienen?

-Sí, yo estoy de acuerdo con eso. Yo no sé como funciona el tema. Lo que sí sé es que no se está primando la calidad. La calidad hay que pagarla. Hay veces que las crónicas no son lo que deberían ser. No sé si es que al que va no le pagan o que lo hacen pero les da lo mismo enviarlo a los toros, a un concierto que a una presentación política.

Y, acercándonos al mundo del arte, cuando los columnistas opinan de educación, música o arte es vergonzoso…Por ejemplo, en el reciente affaire Miquel Navarro, yo leía crónicas que no se ajustan pero cuando, además, no ha ocurrido eso…Es decir, tú puedes contar lo que ha pasado y dar después tu opinión. En fin, aunque sea un periódico con una línea editorial contraria a tus ideas. Pero cuando cuentas algo que no ha pasado y además mezclas información con opinión…(Risas)

-Pero, es que están ¡desconectados!

-Claro, pero en el mundo de la escena musical por ejemplo, los músicos hacen lo que pueden. Hacen los videos, las páginas Web, los carteles e incluso intentan ir gratis a tocar donde sea con tal que alguien les escuche. Pero ¿cómo generar una escena?. Una escena se ha creado siempre en torno a medios de comunicación potentes.

-Precisamente, esto me lleva a hablar de Canal 9. Yo que soy de escuchar mucha radio porque me permite estar haciendo muchas otras cosas, sinceramente, no escuchaba Canal 9. Lo lamento, no era un producto ni tan siquiera bueno.

-Claro, lo que se hecha en falta es “lo que se podría hacer con esa herramienta”. No se hecha en falta el uso de esa misma herramienta. Este uso fue, en fin, ni sabemos el nivel de audiencia que tendrían. No lo sé.

-En cualquier caso, estarían infladas las cifras como el público en el IVAM.

-Claro, ese es otra, si en el IVAM empiezan a agitar trayendo simplemente a gente interesante que hace cosas interesantes y permitir que la gente se encuentre y pueda compartir ideas. Mira que es poco pero con solo hacer eso al menos tú y yo nos podremos encontrar, aprenderemos, discutiremos y disfrutaremos. Será un espacio vivo.

Marcos Rubio. Foto: Juan Pastor

Marcos Rubio. Foto: Juan Pastor

Eva Caro

“Estar nominado a los Goya es ya un premio”

Desayunos Makma en Lotelito
Con Sergi Pitarch Garrido, nominado a los Goya por ‘El último abrazo’ como Mejor Cortometraje Documental
Entrevistado por el equipo de dirección de Makma: Vicente Chambó, José Luis Pérez Pont y Salva Torres
29 edición de los Premios Goya
Centro de Congresos Príncipe Felipe
Avda. Aragón, 400. Madrid
Sábado 7 de febrero, 2015

“Acabamos el cortometraje la noche antes de que se cerrara el plazo para presentarlo a los Goya”. In extremis. Y es que Sergi Pitarch tiene esa filosofía que le proviene del mundo de la televisión: “Prefiero una cosa regular a tiempo que una excelente fuera de tiempo o en la máquina, sin salir de edición”. ¿Una cosa regular? ‘El último abrazo’ no sólo fue presentado por los pelos, sino que ha sido nominado en el apartado de Mejor Cortometraje Documental. Y razones hay, de sobra, para ello.

Sergi Pitarch, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Sergi Pitarch, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

La forma en que se gestó ya tiene su historia. La adjudicación azarosa de un bolso “feo a rabiar” en una subasta por 1€. Unos papeles en su interior sin aparente valor. Y, entre ellos, dos cartas fechadas el 2 de junio de 1946 en las que alguien anunciaba que se iba a suicidar. Cartas que terminaban con esa frase que da título al corto: ‘El último abrazo’. Sergi Pitarch las pudo tirar. Pero no lo hizo. En lugar de eso, aprovechó que estaba sin trabajo tras el dantesco cierre de Canal 9, para lanzarse a una aventura de corte detectivesco propia del mejor cine negro.

Sergi Pitarch mostrando la tarjeta de su documental 'El último abrazo', en los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Sergi Pitarch mostrando la tarjeta de su documental ‘El último abrazo’, en los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“He sido muy cuco siguiendo el esquema de película de ficción”

¿Quién era ese tal Mariano desesperado de la vida? Sergi Pitarch lo va desvelando en su cortometraje con gran sentido del pulso narrativo. “Quise hacer de la debilidad mía una fuerza. No tenía dinero, ni experiencia para hacer un super documental, así es que puestos a ser amateur, pensé, vamos a ser amateur del todo”. De manera que la investigación entre periodística y policial fue un asunto primerizo, del que Sergi Pitarch ha salido crecido. “No creo que ganemos, pero el premio ya es estar nominado a los Goya”.

Sergi Pitarch, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito, junto a Vicente Chambó. Fotografía: Fernando Ruiz.

Sergi Pitarch, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito, junto a Vicente Chambó. Fotografía: Fernando Ruiz.

El documental se sigue como si estuviéramos delante de una película de ficción. “He sido muy cuco. He aplicado el esquema de una película de ficción, para que pudiera verse como un cuento”. Un cuento de verdad, como son los verdaderos cuentos. Y la verdad que encierra ‘El último abrazo’ no sólo está depositada en esas cartas suicidas, sino en la trayectoria del protagonista, finalmente descubierto como Mariano Rawicz, “tipógrafo polaco, judío y rojo”. Como subraya Sergi: “Un pájaro entrañable”.

Sergi Pitarch, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Sergi Pitarch, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“La nominación es la mejor carta de presentación”

Ese ‘pájaro’ nacido en la Lvov, entonces perteneciente al berlanguiano Imperio Autrohúngaro, voló a España desde Leipzig en 1929 y fue, junto a su compatriota Mauricio Amster, uno de los renovadores del diseño gráfico editorial durante la República y la Guerra Civil. “Le pillaron en Barcelona, tras perder el último tren, justo cuando estaba a punto de salir de España”. Condenado a cadena perpetua, se pasó siete años en la cárcel de San Miguel de los Reyes de Valencia. Excarcelado en 1946, sin familia ni novia ni amigos, redacta esas dos cartas suicidas de cuyo hilo ha tirado Sergi Pitarch para realizar su nominado documental. “El premio ya es éste, porque va a ser la mejor carta de presentación”.

Sergi Pitarch, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Sergi Pitarch, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“Estoy preparando el ensayo novelado del guión de la película”

“Lo grabamos a la vez que investigábamos, en riguroso orden cronológico”. Sin tiempo para pulir detalles, fruto del intenso ritmo de trabajo que el montaje subraya para que tenga ese aire fresco, irregular, pero pleno de suspense narrativo, ‘El último abrazo’ es la historia en vivo y en directo de todo un personaje. “Ahora estoy preparando un ensayo novelado con todo aquello que no pude incorporar al documental”. Que no es poco.

“Tengo su acta de detención de la policía, las cartas que escribía desde la cárcel”. “Fue espía soviético, tenía pasaportes con varios nombres”. “Le echaron del partido comunista por no ser de Stalin”. “Su mujer, también polaca, se suicida cuando le meten en la cárcel”. “Y, para colmo, cuando llega a Chile le toca más tarde vivir el golpe de Pinochet. Como él mismo decía, el fascismo me ha perseguido”. En definitiva, “os sugiero que leáis sus memorias [Confesionario de papel. Memorias de un inconformista] porque son maravillosas”.

De izquierda a derecha, Salva Torres, José Luis Pérez Pont, Sergi Pitarch y Vicente Chambó, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

De izquierda a derecha, Salva Torres, José Luis Pérez Pont, Sergi Pitarch y Vicente Chambó, durante los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

“Canal 9 ha muerto para siempre”

Sergi Pitarch confía en que, gracias a la nominación a los Goya, el documental “sea más conocido y, ojalá, pueda venderlo a alguna televisión”. Imposible ya a Canal 9, que a su juicio “ha muerto para siempre”. Y matiza: “Canal 9, tal y como existía, ya no volverá”. Piensa que el cierre se debió a “todos los desfalcos y desmanes que, costara lo que costara, había que tapar”. “Unos técnicos judiciales fueron a requisar ciertos ordenadores y, cuando llegaron, allí no había nada. ¡Qué causalidad, no! Se cierra y se destruye todo”.

Tras ese triste episodio, que Sergi resume con la frase “da miedo pensar que no hay nadie al volante” (o lo conduce un prestidigitador de ‘nada por aquí nada por allá’), ‘El último abrazo’ es la constatación de que hay vida, y mucha, más allá de la nefasta gestión política. “Bueno, hace cuatro o cinco años hicimos el corto ‘Un año y un día’, basado en una historia de mis abuelos durante la Guerra Civil, pedimos ayudas públicas que nos concedieron y todavía no hemos visto el dinero. La productora de mi hermano tuvo que cerrar, se fue a Ecuador y está en juicios para ver si recupera ese dinero”.

Y, pese a todo, ahí está Sergi Pitarch, junto a otros cineastas, actores y productores, representando en la Gala de los Goya al audiovisual valenciano. “¿Conocéis a alguien de la Academia?”, pregunta con ironía tratando de buscar las influencias del jurado. Ni falta que le hace. ‘El último abrazo’ ya se lo lleva él, con premio o sin él, a la vista de tan apasionado viaje siguiéndole los pasos a Mariano Rawicz.

Sergi Pitarch, al término de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Sergi Pitarch, al término de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Salva Torres

La noche más oscura de RTVV

La nit més fosca
Exposición fotográfica sobre el cierre de RTVV
Octubre Centre de Cultura Contemporània
C/ Sant Ferran, 12. Valencia
Presentación: 28 de noviembre de 2014, 18,30h.

Durante toda la noche del 28 al 29 de Noviembre de 2013 trabajadores de RTVV intentaron impedir que se ejecutara el cierre. Muchos de ellos entraron a la que había sido su casa durante años a través de una ventana esquivando el control policial. Las fuerzas de seguridad tomaron el edificio y en medio de un ambiente de intensa emoción e impotencia se vivió uno de los episodios más lamentables de la historia de la democracia en la Comunidad Valenciana.

En todo ese tiempo, los cámaras de RTVV que estaban en la casa grabaron las últimas horas de vida interior de la cadena y con ellos, diez fotoperiodistas levantaron acta con sus cámaras de todo lo que ocurrió en el interior.

Un año después, la organización noruega Global Network for Rights and Development con la colaboración del Centre Octubre, ha convocado a esos diez profesionales para que exhiban una selección personal de las mejores imágenes de aquellos momentos.

La exposición “La nit més fosca” se abrirá con una mesa redonda en la que tres de los fotoperiodistas, el Flaco, Germán Caballero y Txema Rodriguez contarán sus impresiones sobre aquella experiencia. La moderación correrá a cargo de Pepe Almería, uno de los impulsores de la ILP (Iniciativa Legislativa Popular) para el retorno de la Radiotelevisión Valenciana.

Posteriormente, la muestra quedará abierta con las obras de:
Biel Aliño, Manu Bruque, Germán Caballero, Prats i Camps, Tania Castro, el Flaco, Miguel Lorenzo, Benito Pajares, Txema Rodriguez y  Robert Solsona.

Foto: Germán Caballero

Foto: Germán Caballero

Foto: El Flaco

Foto: El Flaco

Foto: Miguel Lorenzo

Foto: Miguel Lorenzo

Foto: Manu Bruque

Foto: Manu Bruque

Foto: Biel Aliño

Foto: Biel Aliño

Foto: Benito Pajares

Foto: Benito Pajares

Foto: Tania Castro

Foto: Tania Castro

Foto: Robert Solsona

Foto: Robert Solsona

Foto: Miguel Lorenzo

Foto: Miguel Lorenzo

Foto: Prats i Camps

Foto: Prats i Camps

 

Foto: Txema Rodríguez

Foto: Txema Rodríguez

Petiteses, canciones por y para niños

Petiteses, de Rodamons Teatre
Presentación del DVD en el Auditori de Alboraia
C / Milagrosa, 17. Alboraia (Valencia)
Domingo 21 de diciembre, a las 11.00h

‘Petiteses’ es el primer DVD infantil en valenciano del mercado.  Un proyecto lúdico y didáctico  que contiene 10 vídeos musicales y un cuento. Desde un rap, hasta una nana, pasando por canciones populares, sin dejar de lado elementos tradicionales y la utilización de instrumentos antiguos o reciclados.

Un DVD hecho por y para niños. Cada pieza ha sido rodada gracias a la colaboración de menores de todas las edades, en diferentes municipios de la Comunidad Valenciana.  Tras 18 años haciendo disfrutar a los más pequeños sobre los escenarios, Rodamons Teatre  ha dado por fin el salto audiovisual de la mano de la productora valenciana Vorariu Comunicación, formada por trabajadores de la ya desaparecida RTVV, algunos de los cuales, como Lola Domingo, participaron en el famoso programa infantil ‘Babalá’.

Laura, Vicent y Teresa son Rodamons Teatre, autores del DVD infantil 'Petiteses'.

Laura, Vicent y Teresa son Rodamons Teatre, autores del DVD infantil ‘Petiteses’.

Una combinación de  profesionales artísticos que ha dado como resultado ‘Petiteses’, un DVD fresco, original, bonito y también necesario, ya que en la actualidad la oferta audiovisual en lengua valenciana es prácticamente inexistente. Las canciones y sus coreografías son una invitación a la participación y al movimiento, pero también a la reflexión sobre el entorno. Una mirada dulce en las canciones de cuna y un homenaje a los trabalenguas y las adivinanzas.

El domingo 21 de diciembre, a las 11 horas, la consagrada actriz Rosana Pastor presentará ‘Petiteses’, el DVD, en el Auditori de Alboraia (C/ Milagrosa, 17) con entrada gratuita para todo el mundo. Un espectáculo con muchas sorpresas e invitados que nadie se puede perder.

Rodamons Teatre, o lo que viene a ser lo mismo, Laura, Teresa y Vicent, lleva casi 20 años  recuperando cuentos y canciones del imaginario popular valenciano, mediante la investigación y la creación de instrumentos musicales apropiados para divulgar ese ancestral legado. Mediante actuaciones en plazas, colegios y teatros, Rodamons ha transmitido a miles de niños esa pasión por las canciones tradicionales mezclando la diversión, el juego y la rica vertiente musical.

Portada del proyecto de Rodamons Teatre Petiteses.

Portada del DVD Petiteses, de Rodamons Teatre. 

 

Escuela profesional para el audiovisual valenciano

Escuela de Creación y Comunicación Audiovisual (ECCAV)
Impulsada por César Martí

El sector audiovisual valenciano está herido de muerte por la reducción de las ayudas de la Generalitat y, sobre todo, el chapucero cierre de Ràdio Televisió Valenciana, que dejó a 1.800 trabajadores en la calle y a toda una industria sin su principal cliente. Pero a pesar de todo, algo se mueve.

César Martí, productor ejecutivo de varios de los éxitos de audiencia más notables en la historia de Canal 9 (series como Maniàtics, Autoindefinits o Socarrats*) o de alguno de sus programas más originales (S´Estila, un magazine sobre arquitectura e interiorismo), lanza una escuela para relanzar, o al menos contribuir a ello, el audiovisual valenciano.

César Martí, junto a Toni Benavent.

César Martí levanta un premio por la serie Socarrats en presencia de Toni Benavent, de Albena Teatre.

Se llama Escuela de Creación y Comunicación Audiovisual  (ECCAV) y ofrece cursos y jornadas de formación de “carácter práctico”, “totalmente enfocados a ser utilizados en la vida real”, dice Martí. El primero, “Branded Content: el futuro de la creación de contenidos”, tendrá lugar en octubre y noviembre  y contará con las lecciones de profesionales de la productora de El Hormiguero, del gigante de la publicidad Arena Media o de Shopciable, el centro comercial solidario on line.

“Es verdad que el audiovisual valenciano ha estado mejor, pero también lo es que hay cosas que hacer al margen de la televisión convencional. Queremos contribuir a relanzar la industria local ofreciendo una formación orientada a las necesidades de las empresas de la mano de profesionales de primer nivel”, dice Martí.

El productor regresa a Valencia tras ser alto ejecutivo en Madrid de Notro y Vértice 360. Martí encabezó en estas empresas el proyecto ganador para la privatización de parte de la programación de Canal 9, iniciativa frustrada por el abrupto cierre de la cadena.

¿Tendremos de nuevo televisión pública valenciana? “Sin duda, aunque seguramente seguirá un modelo diferente al anterior, más ágil y pegado a las necesidades y posibilidades del momento. Modestamente, en ECCAV aspiramos a mejorar la preparación de algunos de los profesionales de esa futura Televisió Valenciana”, dice Martí.

Voro Maroto

*El autor de la información trabajo con César Martí en la productora Conta Conta, autora de las series mencionadas.

Proyecto 3 de Julio. Bases

La Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio de Valencia convoca un concurso artístico, con el objetivo de homenajear a las víctimas del accidente y recordar que un hecho así no debe volver a suceder.

El 3 de julio de 2006 un fatídico accidente produjo la muerte de  43 personas y dejó heridas de diferente consideración a 47 más. Desde entonces la Asociación ha mantenido viva una lucha ciudadana para que la memoria de sus familiares sirva para que nunca más vuelva a suceder algo así. Durante estos 8 años manifiestan haber planteado numerosas preguntas que nadie les ha contestado: “Hemos vivido la comisión de investigación más corta de la historia de Les Corts Valencianes con numerosos técnicos vetados y los que no lo fueron, estaban aleccionados. Hemos sufrido indefensión en la fase de instrucción de un juicio que no llegó a celebrarse y también hemos soportado la censura de  la televisión pública valenciana entre otros maltratos.  En resumen, por reclamar responsabilidades hemos soportado el desprecio de un gobierno que sólo ha querido silenciar nuestra voz y la memoria de los que perdimos aquel 3 de julio.”

La Asociación de Victimas del Metro 3 de Julio manifiesta que a través de esta convocatoria proponen “una intervención artística contra el olvido,  para toda la sociedad valenciana, un proyecto vivo, que perdure en el tiempo y en la memoria colectiva. Que sea un punto de reflexión y de referencia, que marque un hito de cambio en la ciudadanía, que nos recuerde el compromiso de construir una sociedad mejor.”

El proyecto cuenta con el apoyo de Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC), la Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA) y la Plataforma Valenciana x la Cultura (PVxC).

47-43 Victimas Metro Valencia

BASES
La calle, como espacio público dinámico y de relaciones, permite un análisis que supera la enumeración de los elementos físicos que la conforman. Como espacio de transición, lugar de todos, la percepción de espacio público de la que parte esta convocatoria aúna los elementos sociales y comunicativos a los estéticos y funcionales a la hora de plantear una intervención artística en recuerdo de las víctimas del accidente de metro del 3 de julio de 2006 en Valencia.

Esta aproximación a la idea de arte en el espacio público, desde un planteamiento de convivencia e integración de estímulos, marca como destinatarios del mismo al conjunto de ciudadanos, no necesariamente especialistas, habitantes de ese entorno. En un momento como el actual, en el que el espacio público es la escena en la que se pone de manifiesto el malestar de la sociedad por la crisis en el modelo de gobernanza,  es importante incidir en la recuperación de su carácter dinámico y la significación no agotada de sus caracteres y posibilidades, invitando a su reformulación y ampliando su campo de acción a través del territorio digital.

OBJETO DE LA CONVOCATORIA.
El objeto de esta convocatoria es la selección y realización de un proyecto de arte público de carácter permanente, para ser instalado en Valencia.

PARTICIPANTES.
Esta convocatoria va dirigida a artistas y creadores que, individualmente o en equipo, desarrollen sus proyectos e intervenciones en el ámbito del espacio público, residentes en el estado español, sin límite de edad ni nacionalidad.

INSCRIPCIÓN.
Cada participante o equipo podrá presentar una sola solicitud.

Documentación a aportar:
-Ficha de inscripción correctamente rellenada.
-Fotocopia de un documento de identificación del participante o de los miembros del equipo.
-Curriculum artístico del participante o equipo.
-Dossier  de proyectos realizados o ideas para el espacio público.
-Cualquier otra documentación que se estime oportuna.
Toda esta documentación se remitirá  integrada en un único pdf por participante o equipo.

Plazo, forma y lugar de presentación.
Las solicitudes, acompañadas de la documentación requerida, se remitirán  de forma electrónica integradas en un único pdf por participante o equipo, del 3 de julio al 17 de noviembre de 2014, al siguiente correo electrónico: proyecto3dejulio@gmail.com

PROCESO DE SELECCIÓN.
Fases de selección.
Se establecen dos fases de selección:

1ª. A partir de las solicitudes recibidas para participar en PROYECTO 3 de Julio, aportando la documentación indicada y sin que se establezca la exigencia de presentar inicialmente un proyecto específico para esta convocatoria; el comité de selección designará, de entre los solicitantes, a los cinco artistas o equipos que serán invitados por la Asociación de Víctimas  del Metro 3 de Julio durante unos días para recabar información, convivir y contrastar experiencias de modo previo a la elaboración de proyectos. Este encuentro será clave para estimular los fundamentos del proyecto que cada participante desarrolle.

2ª. La segunda selección se hará en base a los cinco proyectos específicos presentados por los participantes seleccionados, que debidamente desarrollados mediante descripción explicativa por escrito, planos, maquetas virtuales y cualquier otro soporte que facilite su comprensión, se mostrará al público a través de las redes sociales y el blog de la propia Asociación.

En la segunda fase de selección, durante el periodo de exposición digital de los proyectos de los cinco artistas seleccionados, se ofrecerá a la ciudadanía la posibilidad de ejercer su voto a favor de la propuesta que desearía que resultase seleccionada para ser instalada, de modo permanente, en el espacio público de Valencia. El proyecto que resulte más votado por la voluntad popular, contará con un voto a sumar a los emitidos por los componentes del comité de selección, contribuyendo en el resultado final del proceso de selección.

Reunido nuevamente el jurado, resultará un único seleccionado que recibirá el encargo de ejecutar su proyecto conforme a la propuesta presentada.

EJES DE VALORACIÓN.
Al establecerse dos momentos o fases de selección, es necesario aclarar que para la primera fase de selección, realizada a partir de todas las solicitudes válidas recibidas y dando como resultado a cinco artistas o equipos seleccionados, se tendrá en cuenta su perfil creativo y la documentación aportada como referencia para valorar su idoneidad a los objetivos expresados en las bases de esta convocatoria. Para presentarse a la convocatoria no se requiere a los participantes la elaboración inicial de una propuesta de intervención.

En la segunda fase de selección, para la valoración de los proyectos elaborados por los cinco participantes seleccionados, serán factores determinantes para la elección del proyecto finalista:

-La calidad artística del proyecto y su presentación.
-La adaptación de la intervención propuesta al espacio indicado para su ubicación.
-Su capacidad de relación e integración tanto con el entorno como con las circunstancias que lo impulsan desde la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio.
-La capacidad del proyecto para mantenerse activo al incorporar el desarrollo de estímulos de carácter digital que permitan la participación ciudadana on line, rompiendo con la lógica estática del monumento tradicional.
-La adecuación del proyecto a los objetivos marcados en la convocatoria.
-El cumplimiento con los requisitos establecidos en la normativa municipal del Ayuntamiento de Valencia.

Como requisito, se establece que los proyectos habrán de ser originales y no haber sido premiados, seleccionados o publicados en ninguna otra convocatoria de premios o ayudas.

Del mismo modo, los proyectos deberán tener en cuenta el carácter permanente de la instalación, a la hora de realizar sus planteamientos.

COMITÉ DE SELECCIÓN
-Un representante de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio, con voto de calidad.
Manuel Borja-Villel. Director del Museo Reina Sofía de Madrid.
José Luis Pérez Pont. Presidente de la Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA). Comisario del Proyecto 3 de Julio.
Agustín Pérez Rubio. Director artístico del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA).
Vicente Todolí. Director de Hangar Bicocca de Milán.
Actuando como asesor técnico, el arquitecto del Ayuntamiento de Valencia, con voz y sin voto.
Actuando como secretario/a, el secretario de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio, con voz y sin voto.

Publicación de la resolución.
El comité de selección realizará la valoración de las solicitudes presentadas y resolverá la selección de cinco artistas, que accederán a la segunda fase de la convocatoria. La resolución de la selección de participantes se hará pública a partir del 3 de noviembre de 2014 y se comunicará por escrito a todos los participantes y a los seleccionados.

DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS ARTISTAS SELECCIONADOS.
Los artistas seleccionados serán invitados por la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio a visitar Valencia con el objetivo de facilitar el contacto con el entorno que habrá de estimular y acoger sus propuestas. Esta invitación incluye el desplazamiento, estancia y manutención durante los días que en su momento serán acordados. Para el supuesto de equipos de artistas, cuando se hallaren seleccionados, los gastos de esta invitación se encontrarán cubiertos para dos de sus miembros.

Los artistas, transcurrido un plazo de tres meses desde la fecha de resolución del comité de selección, presentarán los proyectos correspondientes, destinados a su valoración y a su divulgación pública, mediante un dossier que incluirá:

-Descripción explicativa por escrito del proyecto de arte público presentado, con la motivación, los contenidos, la adecuación al espacio indicado, materiales a utilizar, características técnicas de la instalación, aspectos técnicos de montaje y ubicación.
-Materiales visuales, gráficos o sonoros significativos para la comprensión de la instalación.
-Maqueta virtual de la instalación.

El incumplimiento de los plazos o compromisos adquiridos por los seleccionados se entenderá como una renuncia a su participación en esta convocatoria.

El artista cuyo proyecto resulte finalista, se hará cargo de los gastos derivados de su producción, transporte e instalación, en base a la dotación económica asignada, en los plazos que en su caso sean acordados por la organización.

El incumplimiento de alguna de estas obligaciones implica la retirada de la dotación económica.

DOTACIÓN ECONÓMICA.
Se establece una dotación económica de al menos 9.000 euros para la ejecución del proyecto y la remuneración del artista finalista, que obtendrá por este concepto un 15% del presupuesto total conforme al Manual de Buenas Prácticas en las Artes Visuales.

ACEPTACIÓN DE LAS BASES.
La participación en esta convocatoria supone la plena aceptación de las bases. Las resoluciones del comité de selección serán inapelables y la organización se reserva el derecho de interpretación de las bases, así como la solución de cualquier incidencia que pudiera surgir.

El comité de selección, en el caso de que las solicitudes no reuniesen la calidad necesaria, podrá reducir el número de artistas seleccionados o declarar desierta la convocatoria.

La organización se reserva los derechos de publicación y reproducción de los materiales gráficos que se deriven de los proyectos y de la instalación finalista. Igualmente se reserva el derecho de publicar aquellos datos de la solicitud aportados por los seleccionados, con la finalidad de difundir la actividad y promocionar a los artistas.

INFORMACIÓN Y SOLICITUDES:
Correo electrónico: proyecto3dejulio@gmail.com
http://asociacionvictimasmetro.blogspot.com.es/

Plaza Virgen Metro

Soñando con los Goya: “Saben que existes”

Desayunos Makma en Lotelito
Entrevista realizada por el equipo de dirección de Makma (Vicente Chambó, José Luis Pérez Pont y Salva Torres) a Álex Montoya y Adriana Navarro, nominados a los Premios Goya por los cortometrajes ‘Lucas’ y ‘Vía Tango’
Gala de los Goya
Centro de Congresos Príncipe Felipe
Avda. Aragón, 400. Madrid
Domingo, a las 22.00 horas

Álex Montoya y Adriana Navarro están, contrariando al mismísimo Goya, rebosantes de ilusión, que no de monstruos, con los sueños de la razón que les producen sus respectivos trabajos. Lucas y Vía Tango figuran como películas nominadas en los apartados de Mejor Cortometraje de Ficción y Mejor Corto de Animación, respectivamente. Van a los Premios Goya nerviosos, pero exultantes. Saben que el triunfo es una puerta más que se les abre, sin duda mayor de las que ya han abierto con su talentosa trayectoria. Reunidos en torno al primero de los Desayunos Makma en Lotelito, Álex Montoya y Adriana Navarro desgranan sus obras nominadas y los claroscuros de la cultura a escasos cuatro días de su ansiado espaldarazo. Les sobran razones, que a continuación exponen, para soñar.

Adriana Navarro y Álex Montoya en los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo

Adriana Navarro y Álex Montoya en los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo

¿Cómo recibisteis la noticia de vuestra nominación a los Goya?

Adriana Navarro: Estaba en la universidad [UPV de Valencia], donde estoy de becaria en el Máster de Animación y realizando el doctorado, y lo vi en streaming. Y como las nominaciones de los cortos se van diciendo por orden alfabético, el mío salió el último por aquello de la v de Vía Tango, v de victoria (risas). Y me puse histérica.

Álex Montoya: Yo estaba en casa con Pablo Llorens. El año pasado fui candidato [con Maquillaje], lo vi en casa solo y la verdad es que fue bastante duro. Por eso este año le dije a Pablo que se viniera; se trajo uno de los Goya que ha ganado y lo tuve ahí delante, tocándole la cabeza. Y, aún así, se sufre.

Álex Montoya en un momento de la entrevista de   los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Álex Montoya en un momento de la entrevista de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo.

¿Habéis recibido ayudas por parte de alguna institución pública o privada?

Adriana Navarro: Los dos estamos seleccionados en el catálogo de distribución del IVAC-La Filmoteca de 2013, lo cual supone un impulso porque estamos en el recorrido por más de 300 festivales. Yo empecé a moverlo sola y el Máster de Animación de la UPV me ayudó luego económicamente. Ahora el corto está en manos de la productora extremeña Zagal Animación, porque necesito alguien que me ayude a gestionarlo.

Álex Montoya: Yo lo puse en Vimeo, donde ha tenido 50.000 visitas, para que cogiera ese prestigio online que yo quería. Hoy en día que el cortometraje esté online no le perjudica a nivel de festivales. Además, la única manera de ganar dinero con un corto es a través de festivales y con las ventas a televisión. Se vendió a Canal Plus y también a Canal 9, pero no sé cómo ha quedado eso, porque se cerró a la semana de presentar la factura.

Adriana Navarro durante la entrevista de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Adriana Navarro durante la entrevista de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Adriana Navarro: Estoy de acuerdo con Álex. Yo a los pocos días de terminar el corto ya lo subí online. Ahora está en Filmin, y el que quiera verlo tendrá que pagar.

Álex Montoya: Es muy difícil realmente que la gente pague por un corto. Hacer dinero online con el cortometraje es complicado. Además, la gente tiene la percepción de que tiene que estar en abierto gratis.

A tenor de las últimas nominaciones y ganadores valencianos en lo Goya, ¿se puede hablar de una escuela valenciana tanto en animación como en el mundo del cortometraje?

Adriana Navarro: Yo vine a estudiar animación desde Salamanca a la Escuela de Bellas Artes de Valencia en 2004, y la verdad es que hay una gran cantera en 3D, Stop Motion y 2D.

Álex Montoya: Hay un pequeño tejido y mucha tradición de cómic e ilustración en Valencia desde los años 80. Lo que pasa es que luego mucha gente tiene que irse fuera.

Adriana Navarro y Álex Montoya en un momento de la entrevista de los Desayunos Makma en Lotelito. Foto: Miguel Lorenzo.

Adriana Navarro y Álex Montoya en un momento de la entrevista de los Desayunos Makma en Lotelito. Foto: Miguel Lorenzo.

Entonces, ¿se está desperdiciando todo ese talento?

Álex Montoya: En ficción, se estaba haciendo una cantera, que se está desperdigando y cada cual ganándose la vida como puede. En ficción, al menos, no hay más remedio, y en animación parece que hay un poco más de caldo de cultivo con determinadas empresas. En ficción desde luego está fatal. El problema es el dinero. Una vez que desaparece Canal 9, que es la que compraba ficción y ahora ya no existe, y el IVAC, que sigue dando ayudas pero cada vez más mermadas, pues realmente la apuesta es muy fastidiada, porque es mucho trabajo (hacer un guión de largometraje te puede llevar un año o más) y al final lo haces en el vacío y sin expectativas de remuneración, lo cual complica mucho las cosas.

Contarnos un poco cómo habéis llevado a cabo vuestros trabajos nominados a los Goya.

Adriana Navarro: Mi proceso creativo tiene que ver mucho con el azar. En Fallas, un guiri ebrio se puso a bailar (la verdad que muy bien) en un vagón del metro con una señora de unos 60 años. La gente se divirtió mucho y yo eso lo vi como de guión cinematográfico total, porque es algo que no ocurre todos los días. Y, por otra parte, como yo ya tenía rondando una música de tango porque eso me permitía una duración de tres minutos para la animación, junto a la anécdota de metro, fue todo ello el germen del corto. Luego fui dándole forma, con un señor que se convertía en revisor, haciendo un trabajo monótono, y que el hecho de enamorarse de una pasajera le saca de su rutina. Finalmente, el tren se convierte en una pista de baile. El sueño que él está viviendo le devuelve luego a la realidad, aunque la pasajera deja un mensaje de esperanza que yo encontré, también por azar, en el sobre de un azucarillo. Lo cual es como si en Vía Tango me hubieran ido dando pequeñas pistas; como si el guión me lo hubiera ido encontrando.

Azar y mucho sacrificio, ¿no?

Adriana Navarro: Estuve dos años para hacer 2.400 dibujos, que luego coloreé en digital, lo cual me llevó tres meses, sólo colorear el corto, y eso que introduje únicamente la paleta de primarios. Y sin sombras, porque eso requería una nueva capa por encima y dos meses más de trabajo.

Adriana Navarro durante la entrevista de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo

Adriana Navarro durante la entrevista de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo

Sorprende la sencillez y la economía de medios que supone volver al 2D.

Adriana Navarro: Antes el 2D era el canon, lo que había en la animación clásica. Y ahora es el 3D. Lo que yo quería era volver al origen, rescatar la animación con la que yo disfrutaba de pequeña.

Y en tu caso, Álex, ¿cómo ha sido ese proceso de trabajo?

Álex Montoya: Estábamos con el guión del largometraje, para el cual no terminábamos de encontrar financiación. De manera que preferimos centrarnos en el corto para ver si nos servía después como tarjeta de presentación para el largo.

¿Y cómo te dio por un tema como el de la pederastia?

Álex Montoya: Bueno, me pareció interesante un mecanismo como el de la pederastia, que un señor [Álvaro, encarnado por Luis Callejo] contrate a un chaval [Lucas-Javier Butler] para hacerle unas fotos totalmente inocentes y poder fingir en las redes sociales. Yo creo que el corto está muy bien, porque te revela el plan de este hombre muy pronto y el chaval lo acepta, de manera que no es una víctima inocente, sino que entra en ese rollo y te dispara las expectativas de lo que puede pasar. En el corto, el chaval tiene una mirada de Bambi, pero en el fondo hace la vista gorda acerca de esas fotos que le hacen para ser usadas en la red. Es una cosa que hacen los adolescentes, que no tienen todavía desarrollado el tema moral y son muy egoístas, más allá de si eso está bien o mal.

Álex Montoya durante la entrevista de los Desayunos Makma en Lotelito. Foto: Miguel Lorenzo.

Álex Montoya durante la entrevista de los Desayunos Makma en Lotelito. Foto: Miguel Lorenzo.

Es entonces una película sobre la pederastia…

Álex Navarro: No me interesa la visión maniquea de la pederastia, ni retratar al pederasta como si fuera un monstruo. Me interesa más la pederastia desde el punto de vista de la Lolita de Nabokov y no como habitualmente se hace tan en blanco y negro. Yo quería presentar un caso limítrofe de pederastia, de alguien que bordea la normalidad.

¿Os afectan las políticas culturales, no sólo el tema del IVA, sino ese discurso recurrente de insulto al mundo de la cultura?

Álex Montoya: Hombre, te hace pensar de que tal vez exista cierta manía hacia la cultura, sobre todo cuando oyes hablar a Montoro acerca del fraude que se produce en el mundo de los actores. Es muy perverso, porque ha salido una estadística reciente diciendo que el 70% de los actores no puede vivir de su trabajo, sino de otros empleos que nada tienen que ver con su profesión. La gran mayoría sobrevive como puede y lo que Montoro dice entiendo que se refiere a los que trabajan fuera, tipo Bardem. En cualquiera caso, declaraciones como éstas no ayudan al sector y crean una opinión pública adversa a la cultura.

Adriana Navarro: En mi caso, la universidad se ha dado cuenta de que los estudiantes necesitamos recursos para dar a conocer al mundo nuestra obra. Yo he tenido su apoyo y eso es bueno porque ahora los estudiantes perciben que se puede llegar, y eso les da esperanza. De hecho, el éxito de Vía Tango lo ven como propio. Es un premio para todos aquellos estudiantes a los que les gusta el dibujo y la animación.

Un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Álex Montoya: En el IVAC yo he percibido que tienen voluntad de ayudar, porque aunque se han bajado las ayudas y es verdad que tardan en pagar, el histórico de las ayudas no ha bajado tanto como a nivel nacional. Lo que ha sido un golpe gordo a nivel industrial ha sido el cierre de Canal 9. En Valencia ha cerrado el 80% de las empresas del sector, y eso resulta desolador.

Para el fútbol se hizo una ley de interés general, ¿cuándo se ha hecho algo así en el terreno de la cultura?

Adriana Navarro: Yo la verdad es que sin el apoyo de la universidad o del IVAC no hubiera podido estar en tantos festivales.

Álex Montoya: Las películas francesas venden la imagen de París y atraen turismo. Aquí eso no se entiende. Tiene que venir George Clooney para hacer más en Valencia que todas las campañas de publicidad juntas. No entienden que la cultura crea imagen y que detrás hay una industria muy potente. Más marca de España que Almodóvar no hay y, sin embargo, le dieron fuera un premio por toda su carrera y aquí apenas se hicieron eco de la noticia.

Un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo

Un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo

¿Cómo veis vuestras posibilidades en los Goya?

Álex Montoya: Este año está muy igualado. En la pasada edición había dos favoritos muy claros: Aquel no era yo, de Esteban Crespo, y Voice Over, de Martin Rosete. Este año todos los cortos tenemos idénticas posibilidades.

Adriana Navarro: Yo estoy nominada con gente a la que admiro y, en ese sentido, yo ya me siento premiadísima. Para mí son compañeros a los que he tenido como referentes desde hace años. Los abrazaría a todos (risas). En el caso de que ganara, el triunfo sería para todos los estudiantes que, como yo, empiezan.

Álex Montoya: Estar nominado revaloriza tu nombre y hace que te presten atención productores que normalmente no lo hacen. Saben que existes y, a partir de ahí, sirve de mucho para conseguir reuniones. Ganar el Goya es la mejor tarjeta de visita para que te hagan caso.

Adriana Navarro y Álex Montoya, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo

Adriana Navarro y Álex Montoya, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Miguel Lorenzo