La cultura es necesaria, el dinero también

Russafa Escènica
Diferentes espacios de València
Del 24 de septiembre al 4 de octubre
Lunes 21 de septiembre de 2020

La directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, no se cansa de repetir que la cultura es necesaria, además de segura, en estos tiempos de incerteza por culpa del coronavirus. “No es un lujo”, subrayó, para combatir esa otra creencia extendida como si fuera un mantra dañino. “Tenemos que lanzar un mensaje tranquilizador y real”, añadió.

“Hemos de reinventar la vida”, apuntó Antonio Ariño, vicerrector de Cultura de la Universitat de València, institución que, desde un principio, ha venido apoyando el festival de otoño Russafa Escènica, que cumple su décima edición, a la que sus responsables han llegado “más agotados que nunca”, resaltó Jerónimo Cornelles, su director artístico.

Russafa Escència
Representantes institucionales y responsables de Russafa Escènica, en el claustro de La Nau. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Russafa Escènica es un claro ejemplo de esa necesidad de cultura de la que ha venido mamando todo el equipo del festival, cuando los tiempos no eran nada propicios, si es que los han existido en algún momento para todos cuantos se dedican a promoverla.

Por eso, desgastados por nadar a contracorriente, proclaman que esa necesidad cultural ha de estar acompañada del dinero correspondiente y, sobre todo, a tiempo. “Todavía no han salido las ayudas institucionales, por eso en cualquier momento nos podemos caer. Todo este escenario se puede ir al garete”, aseveró Cornelles, que con un presupuesto estimado de 220.000€ (frente a los 150.000 de la edición anterior), apenas disponían de una cantidad irrisoria para costearlo cuando solo faltan dos días para ponerlo en marcha.

“No sabemos a fecha de hoy si vamos a cobrar por un año de trabajo”, agregó Cornelles, extendiendo esa incertidumbre a los artistas, compañías y trabajadores que ya han realizado su labor y esperan el cobro. De ahí que lanzara el mensaje, que también se viene repitiendo a lo largo del tiempo, que las instituciones perdieran “esa rigidez burocrática que las caracteriza”.

Dicho lo cual, el director artístico de Russafa Escènica también quiso valorar positivamente la implicación de todas las instituciones que colaboran con el festival, desde la propia Dirección General de Cultura y Patrimonio, al Consorci de Museus de la Generalitat Valenciana, pasando lógicamente por la propia Universitat de València, Ayuntamiento, SGAE Comunitat Valenciana, Fundación Bancaja, así como responsables de las salas de teatro que acogen diversas obras de la programación, como Espacio Inestable, Sala Off o Teatro Círculo.

Imagen extraída del video promocional de Russafa Escènica por cortesía del festival.

La gran novedad de este año, impulsada para contrarrestar el daño presencial ocasionado por el covid-19, es la digitalización de los contenidos del festival. Las obras incluidas en la programación han sido grabadas con gran calidad, para que puedan ser vistas en formato online a finales de octubre a través de la plataforma stagein.tv.

La obligada reducción del aforo, para cumplir las medidas de seguridad, será de esta forma compensado con la proyección digital de todos los espectáculos, que se podrán ver en régimen de alquiler durante 24 horas por un módico precio, dependiendo de las características de cada obra. “El 75% de la recaudación será para los artistas”, precisó Cornelles.

La disminución del número de espectáculos (de los 10 viveros se pasa a cinco) también conlleva una nota positiva: “Ahora pagamos el doble de caché”, resaltó Cornelles, quien subrayó que contaban con “el presupuesto más caro de la historia del festival”, parte del cual se lo lleva la novedad del costoso proceso de digitalización.

Aunque el 50% del aforo ya estaba vendido, a dos días del arranque del certamen, lo cierto es que ahora se ha pasado de las 10.200 entradas vendidas la pasada edición, a las 3.000 actuales, por aquello de haber tenido que reducir en ocasiones cada espectáculo de 35 a 5 espectadores. “Y eso nos hiere de muerte económicamente”, remachó el director artístico de Russafa Escènica.

Un momento de la presentación del festival de otoño en el Aula Magna de La Nau. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Amoraga reconoció que la pandemia y el confinamiento posterior les había “pillado con el pie cambiado”, pero que, “dentro de la lentitud”, dijo que se estaban “afrontando los cambios”. De hecho, frente al cansancio de Cornelles y su equipo, la directora general de Cultura y Patrimonio quiso lanzar de nuevo un mensaje de optimismo: “Se van a anunciar medidas de choque, que también afectan al mundo de la cultura”, refiriéndose al debate sobre el estado de la Comunitat Valenciana que en esos momentos se celebraba en Les Corts con el presidente Ximo Puig a la cabeza.

Ariño, en su escrito explicativo sobre los ‘Deseos’ del lema que aglutina temáticamente los espectáculos del festival, animó a realizar una “taxonomía” de dichos deseos, en el contexto de una sociedad de consumo que pretende alcanzarlos sin demora.

Cornelles se limitó a decir que había circo, danza, música y una gran diversidad, “con ética y estética”, al tiempo que señalaba que había “tantos deseos como seres humanos”, pero que puestos a resumir esa diversidad se decantaba, “sobre todo”, por el “deseo de ser feliz”. Felicidad que tiene sus peligros, por utilizar la metáfora empleada por Amoraga: “La cultura tiene sus riesgos y es que te puedes morir de placer o de risa”.

Cartel anunciador de la obra ‘Los de arriba’, de Adrián Novella. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Entre los espectáculos que pueden provocar esa “muerte” por exaltación de los sentidos, está el Invernadero que Adrián Novella dirige en la Sala 7 del Teatro Rialto, bajo el título de ‘Los de arriba’. En él, unos jóvenes festejan, con las pertinentes medidas de seguridad, la vuelta a la normalidad tras la pandemia, cuestionando el futuro que les aguarda.

Y entre los interrogantes, el siguiente: “¿Importa más la salud o la economía?” Cornelles se atrevió a dar una respuesta: “Para mí, la salud, aunque un economista seguramente se inclinaría por lo segundo”. Esa dialéctica entre salud, en este caso cultural, y el dinero asociado a la necesaria y básica economía doméstica, también forma parte del trasfondo que subyace en Russafa Escènica, cuyo futuro está en el aire. ¿O no? “Se seguirá haciendo, porque todas las instituciones haremos el esfuerzo para que continúe”, concluyó Ariño.  

Imagen extraída del video promocional de Russafa Escènica, por cortesía del festival de otoño.

Salva Torres

Una mirada escénica a la programación del TEM

Teatre El Musical (TEM) | Presentación de la nueva temporada
De septiembre a diciembre de 2020
Plaça del Rosari 3, València
Martes 15 de septiembre de 2020

“Hemos podido recuperar el 80% de la programación”. Con esta afirmación comenzaba Maite Ibáñez (concejala de Acción Cultural del Ayuntamiento de València) la presentación de la nueva programación del TEM, donde hacía hincapié, además, en la filosofía que a raíz de la presente pandemia ha tenido como máxima “no cancelar, sino aplazar” (en lo que a su competencias se refiere), incidiendo en la importancia de programar proyectos “conectados con el barrio”.

La concejala –que estuvo acompañada por Inma García, codirectora del Festival 10 Sentidos, por la coreógrafa y bailarina Ana Luján (premio Max en 2016 como mejor bailarina principal) y Anna Martí, de la compañía valenciana Crit Teatre–, a modo de preámbulo, hizo una mención de reconocimiento a Roldolf y Josep Lluís Sirera por su reciente galardón por ‘Dinamarca’ a mejor autoría teatral en la presente edición de los Premios Max de las Artes Escénicas, celebrado el pasado lunes 7 de septiembre en el Teatro Cervantes de Málaga, así como a su labor “apoyando nuevas compañías, sumando y fortaleciendo el tejido del teatro valenciano”.

Durante los próximos meses, el TEM acogerá piezas de Russafa Escénica, Mostra Viva del Mediterrani, Festival 10 Sentidos, Danza Valencia, Circuito Bucles, Música y flamenco y, además, la segunda edición de esFERa.

De este modo, el pasado sábado tuvo lugar el encuentro escénico ‘Íntims en Pausa’, de la coreógrafa y bailarina Ana Luján, (dentro del marco del festival Cabanyal Íntim), que hacía hincapié en su devoción por la coreógrafa y directora alemana, pionera de la danza contemporánea y precursora de la danza teatro, Pina Bausch. “Este barrio está en constante lucha por la mejora y la unión social desde la cultura”, asevera Luján.

‘Fase, Four Movements to the Music of Steve Reich’, de Anne Teresa Der Keersmaeker. Fotografía cortesía del Festival 10 Sentidos.

El Festival 10 Sentidos, que aborda su décima edición bajo el lema ‘Soñadores’, recalará en el TEM con la primera obra de Anne Teresa Der Keersmaeker, ‘Fase, Four Movements to the Music of Steve Reich’ (25 y 26 de septiembre). “El espectáculo es danza en relación a la música, danza que genera otra dimensión y que lleva representando ella misma desde 1982”, indica Inma García, codirectora del festival junto a Meritxell Barberá. “Un trabajo impecable, riguroso y de primer nivel” que “había legado en la gente joven y ellos hacen que la pieza siga viva”.

Russafa Escénica, con ‘Cruising’, de Alejandría Cinque, y ‘How to be a sexy heroine’, de María Tamarit, abre la propuesta cultural de octubre, dos piezas que conjugan la búsqueda de la identidad y la distintos enfoques sobre la sexualidad.

La programación continúa con Mostra Viva del Mediterrani, un lugar de encuentro con las culturas mediterráneas, el festival de arte, ciencia y tecnología Volumens y Escucha!Valencia, que da cabida a las artes efímeras, al sonido experimental y al performanceart.

Dirigida por Gena Baamonde, la compañía A Panadaría presenta ‘Elisa y Marcela’ el 23 de octubre, uno de sus montajes más recientes, donde las gallegas presentan una reconstrucción irreverente de un suceso real: “la historia del primer matrimonio de lesbianas documentado en España”.

‘Elisa y Marcela, dirigida por Gena Baamonde. Fotografía cortesía de la compañía A Panadaría.

Días mas tarde, el cantautor español Albert Pla y sus “canciones teatralizadas”, así como los músicos catalanes Els Amics de les Arts (“pop con pinceladas de música electrónica”) se subirán a las tablas del TEM el 31 y el 24 de octubre, respectivamente.

Noviembre comienza con el espectáculo de La Calórica, ‘Fairfly’, de Joan Yago y dirigida por Israel Solá, que evidencia la inquietud de cuatro amigos por llevar a cabo esa idea que no llegaron a materializar y que tuvieron años atrás, tras su despido laboral.

Circuito Bucles continúa merodeando propuestas inusuales para el TEM el 7 de noviembre. La coreógrafa Verónica Cendaya, después de vivir en primera persona la situación en los campos de refugiados situados en Grecia, decide mostrar sobre las tablas ‘C.O.S.’, donde nos intentará transmitir a través del cuerpo y el movimiento un lenguaje escénico como catalizador de la brutal realidad de estos lugares. Acto seguido, en ‘The Lamb’, Antonio de la Rosa y Mattia Russo, junto a Giuseppe Dagostino, integrantes del colectivo KOR’SIA, ponen el foco en una experiencia cegadora donde se entremezclan cielo, infierno y purgatorio, y los roles de víctima y verdugo son permutables “en este mundo, para despertar, necesitas cerrar los ojos por segunda vez”, aseveran.

Maite Ibáñez también se congratulaba en anunciar que el TEM albergará, el 14 de noviembre, dentro del Festival Danza València, el espectáculo homenaje íntimo al universo de Carmen Amaya, ‘Un cuerpo infinito”, de la bailarina y coreógrafa internacional Olga Pericet, reciente premio Max 2020 de las Artes Escénicas a mejor interprete femenina de danza para artistas flamencos.

‘La ciudad de escarcha’, de Crit Teatre. Fotografía cortesía de la compañía.

A finales de noviembre (27, 28 y 29), Bambalina Teatre presenta ‘Edipo’, que bajo la adaptación y la dirección de Jaume Policarpo, lleva a Jorge Valle, Águeda Llorca y Pau Gregori a deambular entre la interpretación actoral y el teatro de marioneta.

El TEM concluye el año con dos piezas dramáticas. Por un lado, ‘Aquest país no descobert que no deixa tornar de les seves fronteres els seus viatgers’, el 12 y 13 de diciembre, del dramaturgo Álex Rigola, quien manifiesta que “me propusieron hacer un espectáculo sobre la muerte y nos ha salido un espectáculo sobre el individualismo, el neoliberalismo, la familia, el existencialismo, la amistad…y la vida”.

Y los días 18 y 19, los valencianos Crit Teatre se suben al escenario con ‘La ciudad de escarcha’, una adaptación de la novela ‘Entrevisillos’, de la galardonada escritora salmantina Carmen Martín Gaite; un conmovedor espectáculo henchido de conflictos emocionales, en tanto que para la dramaturga y directora Anna Martí “el teatro es conflicto. Ves los conflictos del pasado y muchos espectadores se sienten vinculados a la escena”. Martí –que también actúa junto a Daniel Tormo, Maribel Bayona, Josep Valero y Rebeca Izquierdo– indica que la obra “es una versión teatral muy contemporánea”, que “potencia el humor de la novela”.

Para finalizar la programación, el TEM cerrará la temporada los días 29 y 30 de diciembre con el Festival Internacional de Circo de Valencia ‘Contorsions’.

TEM
Anna Marí (Crit Teatre), Ana Luján (Cabanyal Íntim), Maite Ibáñez (concejala de Acción Cultural del Ayuntamiento de València) e Inma García (Festival 10 Sentidos) durante la presentación de la programación del TEM. Foto: Merche Medina.

Merche Medina

Cultura arriesgada pero segura contra el covid

La Mutant
Programación de otoño
Joan Verdeguer 22, València
Jueves 3 de septiembre de 2020

El nombre no puede ser más oportuno: La Mutant. Porque es así, mutando a base de espectáculos eclécticos, diversos y arriesgados, como el espacio municipal de Las Naves pretende hacer frente al coronavirus, del que se sabe que apenas tiene seis cepas de variabilidad, como única buena noticia a la hora de poder contrarrestarlo con una vacuna futura.

La Mutant, ofreciendo muchas más variaciones en su programación, ha presentado su nueva temporada con un 75% de las obras aplazadas en su día por culpa de la pandemia. Si el virus muta poco, La Mutant lo hace sobradamente para mostrarse como un espacio seguro donde consumir cultura en tiempos de incerteza.

cultural, La Mutant,
De izda a dcha, Maite Ibáñez, Marta Banyuls, Albert García Saurí y Roberto Hoyo. Foto de MAO por cortesía de La Mutant.

“Nos comprometimos con el sector a no cancelar, sino aplazar”, subrayó Maite Ibáñez, concejala de Acció Cultural del Ayuntamiento de València, como muestra del apoyo público a los artistas y compañías que vienen sufriendo la suspensión de sus espectáculos por culpa del invisible pero pertinaz coronavirus. “Es nuestro deber como servicio público”, resaltó Marta Banyuls, coordinadora artística de La Mutant, que abre este fin de semana (4, 5 y 6 de septiembre) con ‘Lázaro’, de Roberto Hoyo, la programación.

‘Pèls de colom’, de Albert García Saurí, en La Mutant.

“En los casos en los que la compañía no podía reprogramar el espectáculo y teníamos contrato en vigor, desde el Ayuntamiento les hemos dado una indemnización del 3% del caché”, apuntó Ibáñez, consciente de la precariedad, en algunos casos endémica, del sector teatral. Albert García Saurí, con su obra ‘Pelos de paloma / Pèls de colom’, incide en este aspecto relacionado más concretamente con la danza: “No viene de ahora y tiene que ver con el sistema de ayudas, porque tienes que adelantar el dinero y encima nos miran con lupa, como si viviéramos como reyes”.

Eva Bertomeu, asistente de coreografía en la obra de García Saurí, fue más allá: “La cultura no genera economía suficiente. Que los espectáculos se llenaran sería lo ideal, pero no es así, de manera que siempre necesitas ese auspicio público. Aquí, en España, no es viable y es lo que complica que haya una profesión estable”.

‘Pelos de paloma’ se hace eco de esa precariedad, poniéndola en escena mediante el movimiento corporal y lo multidisciplinar: “Estoy cansado del separatismo entre disciplinas”, proclamó su autor, que también incidió en la cuestión de la supuesta dificultad para entender la danza contemporánea, otro elemento recurrente a la hora de acercarla al gran público.

De izda a dcha, Maite Ibáñez, Marta Banyuls, Albert García Saurí y Roberto Hoyo. Foto de MAO por cortesía de La Mutant.

“En otros países se fomenta más el consumo cultural. Se ve como algo positivo, porque abre la mente del espectador, que de esta forma se vuelve más crítico”, explicó Banyuls, razón por la cual, dijo, quizás a ciertos gobiernos no les interese promoverla. “La precariedad se relaciona con la capacidad del ciudadano para acceder a ella”, añadió. “Ahora se programa más danza que antes”, terció Ibáñez, asumiendo la tarea que tienen los responsables públicos de fomentarla. “Ningún gobierno ha apoyado de forma decisiva la cultura”, insistió Banyuls. “Me consta que se está en ello”, resaltó Ibáñez. “Sin duda”, concluyó la responsable de La Mutant.

Roberto Hoyo, en ‘Lázaro’, dentro de la programación de La Mutant.

Roberto Hoyo, hablando de precariedad económica, habló de ‘Lázaro’ como un espectáculo basado en ‘El lazarillo de Tormes’, donde la clásica picaresca está al servicio de la más estricta supervivencia material. “Incluimos el hip-hop en el teatro, algo que no se hace demasiado”, señaló quien no se olvida de la herencia clásica, pero actualizándola.

“¿Qué amos tendría el lazarillo en el siglo XXI?”, se preguntó Hoyo, contestándolo él mismo: “Mantenemos la figura del ciego, en este caso sin serlo, para aludir al que está así de ciego, pero por la bebida. También hay un traficante, un educador de un centro de menores y, por supuesto, el dinero”, poderoso caballero, según Quevedo, otro autor del género pícaro.

La Mutant, que fue el primer teatro en Valencia que abrió sus puertas, una vez levantado el estado de alarma, es ahora quien adelanta a su vez la programación a septiembre y la extiende a diciembre, ambos meses tradicionalmente inhábiles. “Es un gran esfuerzo de todo el equipo este arranque de temporada hasta diciembre”, destacó Banyuls.

Cuatro meses, pues, para acoger los espectáculos aplazados, en un espacio público que ha adoptado todas las medidas de seguridad pertinentes. Todo ello a favor de esa “cultura como motor de cambio social”, a la que se refirió la coordinadora artística de La Mutant.  Eso sí, con las lógicas precauciones: “A ver lo que nos deja hacer la evolución del día a día”, apostilló.

Maite Ibáñez y Marta Banyuls, en el centro de la imagen, durante la presentación de la temporada de otoño. Foto de Laura Ojeda por cortesía de La Mutant.

Lo que no se cansaron de resaltar tanto Maite Ibáñez como Marta Banyuls es la seguridad que ofrecen los espacios públicos. “Los lugares culturales son lugares seguros”, destacó Ibáñez. “El covid es un elemento muy dañino para el proyecto de La Mutant”, apuntó Banyuls, heredera de un espacio que estuvo cerrado durante largo tiempo por problemas estructurales y que ahora ha visto cómo se paralizaba de nuevo pro culpa de la pandemia.

“La curva de público que se estaba alcanzando ha sufrido un parón. Confiamos, con la vuelta a la normalidad, poder establecer niveles deseables”, resaltó, no sin antes insistir en la seguridad de los espacios culturales, con el fin de rebajar los “recelos” del público.

Música, performances, teatro y mucha danza componen la programación antivirus de este otoño, destacando, por ejemplo, los espectáculos ‘La vaca que riu’, de Patricia Pardo, en torno a “la capacidad torturadora del ser humano”, ‘Un mundo aparte dentro del mundo’, de Domingo Ferrandis, en este caso poniendo el acento en la dualidad universal del ser humano, tan pronto frágil como bestia, o ‘Renacimiento’, de la compañía La Tristura, abordando el tema de la crisis actual.

Pops Marítims, Le Dancing Pepa, Truenorayo Fest y la cantautora mallorquina Maika Makovski se harán cargo del apartado musical. Festival 10 Sentidos, ‘Get No’, de La Quebrá, ‘Mercedes máis eu’, de Janet Novás y Mercedes Peón, y ‘Várvara’, de Bárbara Sánchez, ‘Je danse ma langue’, de Saadia Souyah, y ‘Artificios y leopardos’, de Mercedes Pedroche, además del mencionado ‘Pèls de colom’, integran el programa de danza.

La Mutant también acogerá una nueva edición de VLC Pitch Forum o ‘Carne cruda’, el programa de radio emitido en directo gracias a la colaboración con el Festival La Cabina. Así es como La Mutant, diversificándose mucho más que el coronavirus, le planta cara a la pandemia en este incierto otoño. Como diría El Gran Gatsby: “¡No te angusties! La vida vuelve a empezar con el otoño”.

‘Lázaro’, de Roberto Hoyo, en La Mutant.

Salva Torres

Premio popular para artistas jóvenes en Abierto València

Abierto València
Fiesta de apertura de las galerías valencianas
Del 24 de septiembre al 2 de octubre
Martes 1 de septiembre de 2020

Una vez más la creación contemporánea más joven es la apuesta de los patrocinadores y este año el colofón en Abierto València será el premio popular a Artistas Jóvenes (Premio Popular Cervezas Alhambra), gracias a la participación de Cervezas Alhambra en la octava edición del evento este mes de septiembre.

El premio invita al público a visitar las exposiciones de las galerías que forman parte de LAVAC (Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunitat Valenciana) y a ser jueces y parte de Abierto Valencia 2020, eligiendo por medio de votación popular y telemática desde casa, evitando así contactos y favoreciendo la participación del público en el proyecto más destacado, dentro de sus propuestas de artistas jóvenes menores de 45 años.

Abierto València
Público en una de las galerías de Abierto València en la edición del pasado año 2019. Foto: Nacho López por cortesía de LaVAC.

El Premio Popular Cervezas Alhambra es un apoyo especial al arte, que premia tanto a los artistas como a las galerías, y busca difundir y potenciar las creaciones, para acercarlas a un público más extenso y contribuir a la revalorización de las obras. La labor divulgativa de la marca es una llamada al público para que se involucre con una forma de entender la vida, reflejo de la filosofía de Cervezas Alhambra. 

Abierto València comenzará el jueves 24 de septiembre y se extenderá hasta el viernes 2 de octubre. El viernes y el sábado las galerías valencianas abren sus puertas en horario especial continuado de 17.00 a 23.00 horas, para dar a conocer la apertura de su programación y los nuevos proyectos al gran público. Además, se comunicarán los premios ya habituales de la Consellería de Cultura a la ‘Mejor Exposición’ y el premio del Ayuntamiento de València al ‘Artista Destacado’. También se comunicarán los premiados con adquisición de obra, que este año otorgarán la Fundación Hortensia Herrero, la colección DKV, la empresa Gandía Blasco, la Fundación Castellano Comenge y la revista MAKMA. 

Público en una de las actividades de Abierto València 2019. Foto: Nacho López, por cortesía de LaVAC.

El jueves 24 de septiembre el jurado visitará todas las galerías para fallar los premios al día siguiente. Miembros del jurado confirmados por el momento son: la coleccionista Natalia Yera, el director de la feria de videoarte Loop de Barcelona, Aurélien Le Genissel, José Luis Pérez Pont, director del Centre del Carme de Cultura Contemporània, y Sandra Moros, conservadora del IVAM. 

El viernes 25 de septiembre por la mañana se realizará la rueda de prensa en el IVAM y se dará a conocer el nombre de todos los premiados, menos el Premio Popular Cervezas Alhambra que se comunicará el 2 de octubre.

Público en una de las galerías del Abierto València 2019. Foto: Nacho López, por cortesía de LaVAC.

Como en ediciones anteriores destacarán las rutas Gallery Walk del viernes y el sábado, organizadas por ARCO y las charlas en el IVAM la mañana del sábado 26 de septiembre, que este año corren a cargo de la Fundación ‘El Secreto de la Filantropía’. Los participantes serán: Elisa Hernando, fundadora de Arte Global y Red Collectors; Javier Molins, comisario y director del Centro de Arte Hortensia Herrero, y Luis Trigo, presidente de la Fundación ‘El Secreto de la Filantropía’.

Las galerías que participan este año en Abierto València por LAVAC son: Espai Nivi Collblanc, Luis Adelantado, Aural, Benlliure, Isabel Bilbao, Alba Cabrera, Galería Cuatro, Espai Tactel, La Mercería, The Blink Project, Tuesday to Friday, Galería Punto, Rosa Santos, Set Espai d’Art, Shiras Galería, Galería Thema, y Vangar. La castellonense Espai Nivi Collblanc y la alicantina Aural participan en espacios cedidos, mientras que Isabel Bilbao participará desde Jávea.

Organiza LAVAC, con la participación de la Consellería de Cultura, Generalitat Valenciana, CCCC Centre del Carme de Cultura Contemporània, IVAM, Ayuntamiento de València, Cervezas Alhambra, Fundación Hortensia Herrero, DKV, Fundación Juan José Castellano Comenge, Gandía Blasco, El Secreto de la Filantropía, MAKMA y ARCO. Colabora: EMT València, METRO València, Red Collectors y One Shot Hotels.

Público en una de las galerías del Abierto València 2019. Foto: Nacho López, por cortesía de LaVAC.

MAKMA

‘El Reencuentro’ al desnudo tras el confinamiento

‘El Reencuentro’, de Vinz
Muro del MuVIM
C / Quevedo, 10. Valencia
Miércoles 19 de agosto de 2020

El MuVIM, firme en su apuesta por el arte urbano, abre sus puertas a un nuevo proyecto en su Muro, situado en el vestíbulo del museo. Con su obra ‘El Reencuentro’, el artista urbano Vinz Feel Free ocupa ahora el espacio que el centro de la Diputació de València dedica al arte urbano contemporáneo.

Para la diputada del MuVIM, Glòria Tello, “es significativa la importancia del arte urbano en València, con artistas como Vinz destacando en el ámbito internacional, y que también intervienen en el MuVIM para adentrarnos en su visión de los tiempos que vivimos”.

Detalle de la obra ‘El Reencuentro’, de Vinz. Imagen cortesía del MuVIM.

La obra está inspirada en todos aquellos momentos, sensaciones y experiencias vividas durante el reciente periodo de confinamiento. En este sentido, Vinz ha querido centrarse en el contacto físico y por eso muestra abrazos, saludos y caricias entre dieciocho individuos desnudos con cabezas de aves que simbolizan el amor y el deseo de libertad. Además, incorpora un personaje central que aparece invitando al espectador a formar parte del momento liberador.

La obra está llamada a convertirse “en todo un símbolo de todo aquello por lo que luchamos, para conseguir que llegara el día del reencuentro. Si en un futuro se producen más confinamientos, recordemos por qué vale la pena luchar. Hay que recordar siempre que, si un día lo logramos, lo volveremos a conseguir”, aclara Vinz.

Tras trabajar en las calles, Vinz decidió dar el salto a instituciones culturales tales como el Instituto Francés, el Centro de arte Contemporáneo de Perpignan, el Ayuntamiento de Valencia y el Centre del Carmen. Ahora, en palabras del propio artista, “es un honor poder trabajar en el MuVIM. Se trata de la institucionalización de la contracultura urbana de esta segunda década del milenio”.

Vicent Soler, más conocido como Vinz Feel Free, es un artista urbano valenciano licenciado en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia. En el año 2011 emprendió ‘Feel Free’, un proyecto que ha llegado a las calles y galerías de Europa y EE.UU., que expresa naturalidad y libertad personal con fotomontajes de cuerpos desnudos, mezclados con cabezas de animales. Vinz ha colaborado con artistas como Mario Testino, Hyuro y, próximamente, Spencer Tunick.

‘El Reencuentro’, de Vinz. Imagen cortesía del MuVIM.

El Museo de la Ciudad se llena de afectos geométricos

‘Aproximación a la geometría valenciana’
Museo de la Ciudad
Plaza del Arzobispo, 3. València
Del 18 de julio al 22 de noviembre de 2020
Martes 21 de julio de 2020

Larga es la tradición que se hace cargo de una frase de Platón, grabada en la entrada de su Academia y que venía a decir lo siguiente: “No entre aquí nadie que no sepa de geometría”. El Museo de la Ciudad, enmendándole la plana al gran filósofo griego, no solo rompe con ese mandato, sino que anima al público en general, sepa o no de geometría, a que entre en sus salas para admirar el conjunto de obras expuestas hasta el 22 de noviembre. Lo hace, en este caso, siguiendo la estela de otro pensador que puso también la geometría en el frontispicio de su obra, relacionándola extrañamente con la ética: de ahí su libro ‘Ética demostrada según el orden geométrico’.

Vista de la muestra ‘Una aproximación a la geometría valenciana’. Imagen cortesía del Museo de la Ciudad.

Ligando a Platón con Spinoza, diríase que el Museo de la Ciudad violenta al primero, acogiendo una selección de obras de artistas valencianos dedicados a explorar las posibilidades de esas formas geométricas, adentrándose en los confines misteriosos del segundo, quien propuso tratar los afectos humanos como si estuvieran hechos de líneas, curvas, superficies y colores diversos. De manera que la naturaleza, sin estar escrita con el lenguaje matemático al que aludió Galileo, sí es verdad que se muestra pletórica a través de las distintas figuras geométricas trabajadas por artistas como Manolo Gil, Vicente Castellano, Eusebio Sempere, Monika Büch, José María Yturralde, Anzo, Encarna Sepúlveda, Patricia Bonet o Javier Calvo.

Artistas todos ellos reunidos en la muestra ‘Una aproximación a la geometría valenciana’, que la Fundación Chirivella Soriano presenta en el Museo de la Ciudad, en colaboración con la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de Valencia, y que completan Salvador Victoria, Joaquín Michavila, Jordi Teixidor, Martín Noguerol, Salvador Montesa, Ferrán Gisbert, Oliver Johnson y Robert Ferrer. Un total de 17 artistas enganchados a esas formas para dar vida al sinfín de afectos vehiculados mediante esa geometría. Geometría, por tanto, ligada a los principios racionales de la matemática, asignatura eliminada por el actual Ministerio de Educación como materia obligatoria para los estudiantes de Bachilerato que se decanten por Ciencias y Tecnologia o por Humanidades y Ciencias Sociales, al tiempo que vinculada a las pasiones humanas que Spinoza trató con igual devoción geométrica.

Vista de la muestra ‘Una aproximación a la geometría valenciana’. Imagen cortesía del Museo de la Ciudad.

Esa mezcla de objetividad y subjetividad, de razón y altura emotiva, se conjuga en la obra de los 17 artistas valencianos reunidos en el Museo de la Ciudad como si de un todo se tratara. Un todo dividido en tantas partes como avenidas tomaron cada uno de ellos, por mucho que la etiqueta de arte geométrico los enfilara por un similar sendero de caminos que se bifurcan. “España se enganchó tarde, a mediados de los 50, a las corrientes vanguardistas del siglo XX”, explica Manuel Chirivella, presidente de la Fundación Chirivella Soriano, que añade: “En ese proceso de asimilación, el fragmento geométrico español no se puede entender sin los artistas valencianos; su importancia es enorme”.

Como enorme es la variedad de formas utilizadas por esos artistas a la hora de expresar sus afectos por la vía geométrica. Emociones como el amor, la ira, el temor, la alegría o la tristeza son sometidas, sin que tal palabra signifique sumisión de los afectos al concepto que los vehicula, a patrones de visión e interpretación modelados a través de figuras que exigen tanto rigor a la hora de plasmarlos sobre una superficie bidimensional, como talento para que el espectador sucumba a la plasticidad de un orden que de pronto se abre a múltiples dimensiones sensoriales.

Obras, en primer término, de Encarna Sepúlveda en la muestra ‘Una aproximación a la geometría valenciana’. Imagen cortesía del Museo de la Ciudad.

“La geometría está en el origen de la vida, que es lo más inventivo e interminable que conocemos”, señala el pintor Pablo Palazuelo, en una cita tomada por Javier B. Martín, de Ars Citerior, a la hora de explicar la obra de estos artistas valencianos. Artistas que Manuel Chirivella concita en torno a ese discurrir por el sendero geométrico que les llevará a todos ellos, seguramente, al intento de “desvelar plásticamente la gran pregunta que siempre subyace: ¿Y si fuera cierto que todo se reduce a un problema geométrico?”. De nuevo Spinoza y, de nuevo, la necesidad de aprehender los afectos humanos mediante formas que, aparentemente, excluyen la pasión que tiende a escapar de los confines cerrados del cuerpo geométrico.

Ya sea mediante el Grupo Parpalló, que, como dice Manuel Chirivella, “todavía hoy representa el más relevante fenómeno de coordinación de artistas del ámbito valenciano con un innegable y compartido espíritu renovador de la vida cultural”, o a través de otros “asimilados” al grupo, al igual que los reunidos bajo el epígrafe de Antes del Arte (Sempere, Michavila, Yturralde, Teixidor o Calvo), para desembocar en los 80 y de ahí hasta la actualidad, lo cierto es que todos ellos ahondaron en la investigación de la geometría para extraer la esencia siempre esquiva del ser y su naturaleza, siguiendo las leyes de la proporción matemática y su correlato cosmológico.

Obras de Martín Noguerol en ‘Una aproximación a la geometría valenciana’. Imagen cortesía del Museo de la Ciudad.

Esa tensión entre lo abstracto y lo figurativo que se desprende de los afectos evocados en las diversas figuras, Alfonso de la Torre, estudioso de la obra de Castellano traído a colación por Javier B. Martín, lo explica aludiendo a este “pintor minucioso sobre el que se podría aplicar también el calificativo de lírico”. Un lirismo que sobrevuela el conjunto expositivo, ya sea mediante formas en las que impera el trazo rectilíneo, ausente de curvas, o donde proliferan los círculos y cuadrados, y donde el color adquiere las tonalidades acordes con la manifestación de ese lirismo a veces apagado, triste, melancólico, y en otras producto de una pasión más abrupta y exacerbada.

‘Una aproximación a la geometría valenciana’ ha sido fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de Valencia y la Fundación Chirivella Soriano. Colaboración que la concejala de Cultura, Glòria Tello, confía en que sea “el principio para futuras colaboraciones” dada la afinidad con una institución privada que viene prestando indudable apoyo a la cultura valenciana, según palabras de la propia concejala. De momento, ahí está en el Museo de la Ciudad el fruto de este primer acuerdo. Una geometría en la que se dan la mano “orden y caos, fijeza y transformación en un incesante fluir que jamás concluye”, apunta el presidente de la Fundación, quién sabe si a modo premonitorio.

Obras de Martín Noguerol, Patricia Bonet y Ferran Gisbert en ‘Una aproximación a la geometría valenciana’. Imagen cortesía del Museo de la Ciudad.

Salva Torres

El jardín del IVAM amanece con pintadas

Pati Obert del IVAM
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Lunes 20 de julio de 2020

Lo dijo el alcalde de Valencia, Joan Ribó, tras la firma del convenio entre el Ayuntamiento y la Conselleria de Cultura hace ahora tres años para convertir el solar del IVAM en un jardín de esculturas: “Hay cosas provisionales que duran muchos años”. Y tanto. El Pati Obert del instituto valenciano lleva desde entonces solventando diversos problemas administrativos para que definitivamente pueda ser inaugurado. En todo este tiempo ha pasado por diferentes fases, desde albergar restos de basura y ser utilizado por personas sin techo para dormir, hasta acoger un contador de feminicidios que se quedó prontamente sin actualizar, hasta la llegada de las esculturas y las cámaras de videovigilancia, cuyo control ha sido objeto de nuevas dilaciones acerca de su titularidad, llegando a la actualidad. Actualidad marcada por una serie de pintadas en algunas de sus esculturas, realizadas esta pasada madrugada del lunes.

Una de las pintadas aparecidas en el Jardín de Esculturas del IVAM. Foto: MAKMA

Sobre las esculturas de Victoria Civera, Vicente Orti y Miquel Navarro aparecen mensajes como “fuck police” (jodida policía) o “menos obras de arte? y más parke!!!”, pintadas que se hicieron a altas horas de la noche y, previsiblemente, de manera muy rápida para evitar la presencia policial. Se trata de una acción vandálica contra el patrimonio público que viene a ser el colofón de tan desafortunado jardín, presupuestado en torno al medio millón de euros y que las administraciones públicas no han podido sacar adelante como debiera, víctima de la lentitud burocrática que, por lo que se ve, ningún partido político consigue resolver.

El denominado Pati Obert venía a ser la culminación de un plan “durante tanto tiempo empantanado”, aseveró el conseller de Cultura, Vicent Marzà, cuya inauguración ha sufrido el baile de fechas propio del dilatado proceso administrativo, que ha obligado a las reiteradas cautelas en torno a dicha fecha, a día de hoy todavía sin ratificar. Otro problema añadido, que ha provocado una nueva demora, tiene que ver con quién se haría cargo de la videovigilancia, una pugna entre la Conselleria y la Delegación de Gobierno.

Entretanto, ahí están las pintadas como último acto, en este caso vandálico, del largo proceso administrativo para que el solar se convierta, ya de manera oficial, en el ansiado jardín de las esculturas que algunos han puesto en entredicho pintarrajeándolas.

Pintadas aparecidas en el Jardín de Esculturas del IVAM. Foto: MAKMA

XXXVIII Premis Literaris Ciutat de València

XXXVIII Premis Literaris Ciutat de València
Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales | Ayuntamiento de València
Dotación: 72.000 € en total
Hasta el 22 de julio
Martes 16 de junio de 2020

El Ayuntamiento de València ha convocado la XXXVIII edición de los Premis Literaris Ciutat de València, un certamen que en los últimos años ha reunido más de 1.000 textos procedentes de distintos lugares del mundo. El plazo para participar en este concurso, que desde el año 2016 se celebra en un total de ocho categorías (narrativa, ensayo, teatro y poesía, tanto en valenciano como en castellano), terminará el próximo 22 de julio.

La concejala delegada de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, ha dado a conocer la convocatoria de estos galardones, que implican una dotación económica “y la culminación del proceso de difusión de las obras con su publicación”. En palabras de la concejala, estos premios que llevan el nombre de la ciudad son uno de sus baluartes culturales que, además, demuestran el compromiso del gobierno local con el talento y la creatividad”.

“De hecho, a lo largo de los de las últimas cuatro ediciones, se han presentado más de 1.000 textos procedentes no solo de las diversas comarcas valencianas y del resto de España, sino de países hispanoamericanos (como Argentina, Chile, Cuba, México o Uruguay), y de otras naciones, como los Estados Unidos, Francia o Israel”, ha añadido.

La convocatoria, organizada por la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales, a través del Servicio de Recursos Culturales, contempla que la recepción de originales concluirá el próximo 22 de julio de 2020 para todas las categorías.

Por lo que respecta a las categorías, las bases concretan: el «Premi Isabel de Villena», de narrativa en valenciano (dotado con 12.000 €); el «Premi Vicente Blasco Ibáñez», de narrativa en castellano (dotado igualmente con 12.000 €); el «Premi Josep Vicent Marqués», de ensayo en valenciano (dotado con 10.000 €); el «Premi Celia Amorós», de ensayo en castellano (también dotado con 10.000 €); el «Premi Eduard Escalante», de teatro en valenciano (con 8.000 € de dotación); el «Premi Max Aub», de teatro en castellano (con otros 8.000 €); el «Premi Maria Beneyto», de poesía en valenciano (con 6.000 €); y, por último, el «Premi Juan Gil-Albert», de poesía en castellano (que cuenta asimismo con 6.000 €).

“A la dotación económica se ha de añadir, en la ceremonia de entrega de los galardones, una escultura original de Miquel Navarro, uno de los grandes artistas contemporáneos valencianos”, ha añadido Glòria Tello, que ha aclarado: “Asimismo, en tanto culminación del proceso de difusión de las obras, todas ellas serán publicadas por sellos de prestigio, gracias a los acuerdos con las editoriales Bromera (narrativa, teatro y poesía) y Edicions del Bullent (ensayo), para los libros en valenciano; y con Pre-Textos (narrativa, ensayo y poesía) y Ñaque (teatro), para los volúmenes en castellano”.

“La colaboración de estas casas editoras con la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales ayuda a acrecentar la relevancia de estos premios”, ha concluido Glòria Tello, tras recordar que todas las obras que se presenten a estos galardones han de ser originales e inéditas, y en el caso de las piezas teatrales, además, no han de estar estrenadas ni dadas a conocer en lectura pública antes de la concesión del galardón.

‘La Ciudad Especular’ (2017), de Xavier Monsalvatje.

MAKMA

‘El tutor burlat’ comienza su gira con Les Arts Volant

‘El tutor burlat’ |‘Les Arts Volant’
Les Arts (Cultura de la Generalitat) en colaboración con la Diputación de València y el Ayuntamiento de València
A partir del 27 de junio
Domingo 14 junio de 2020

‘Les Arts Volant’ llevará la ópera ‘El tutor burlat’, del compositor valenciano Vicente Martín i Soler, por diferentes poblaciones de la geografía valenciana, gracias a la colaboración de Cultura de la Generalitat, el Área de Cultura de la Diputación de València y la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de València.

‘Les Arts Volant’ es un proyecto de difusión cultural impulsado desde Les Arts, en colaboración con la Diputación de València y el Ayuntamiento de València, que nació en 2017. Su propósito es hacer llegar la ópera a cualquier rincón del territorio, especialmente a aquellos lugares con escasa actividad musical o donde sería complicado llevar a cabo una representación por carecer de los medios técnicos o instalaciones necesarias.

Para ello, la compañía de ‘Les Arts Volant’ viaja en un gran camión preparado para transformarse en escenario a su llegada a la plaza de cualquier localidad y, posteriormente, ofrecer una ópera en directo interpretada por los artistas del Centre de Perfeccionament del Palau de les Arts, acompañados al piano.

Para esta cuarta gira, el título escogido es la amable, elegante, dulce y algo pícara ‘Il tutore burlato’, de Vicente Martín i Soler, que se presenta en su versión traducida al valenciano por Enedina Lloris. Jaume Policarpo es el director de escena de esta nueva producción, con vestuario de José María Adame e iluminación de Antonio Castro.

Como principal novedad desde que se inició el proyecto, ‘Les Arts Volant’ tendrá cobertura autonómica, tal y como ha anunciado Jesús Iglesias Noriega, ya que Cultura de la Generalitat ha incluido ‘Les Arts Volant’ dentro de las acciones de ‘reaCtivem’ para la recuperación de la vida cultural valenciana.

Con cinco representaciones durante los meses de junio y julio en localidades que han ostentado la capitalidad cultural valenciana, el camión-escenario visitará por primera vez municipios de las comarcas de Alicante y de Castellón como Altea y Villafranca del Cid, para cumplir con la vocación autonómica del proyecto.

“Tras un periodo de consumo digital, debemos recordar a la ciudadanía la experiencia del arte en vivo. No sólo hay que pensar en quienes pueden venir a Les Arts, sino también en los que por distancia o circunstancia no pueden hacerlo. Por ello, ‘Les Arts Volant’ es la más potente herramienta para acercar y dar a conocer la lírica sin limitaciones de cualquier tipo”, ha añadido Iglesias Noriega.

La gira autonómica se fusionará con la gira provincial que auspicia el Área de Cultura de la Diputación, y se verá complementada con las actuaciones en Les Arts, y posteriormente, tras un pequeño descanso en agosto, con las actuaciones en los barrios de València, a propuesta del Ayuntamiento.

Con todo, se prevé un intenso ciclo que contará con hasta 21 representaciones entre finales de junio y principios de octubre.

La gira 2020

La gira para este año 2020 arrancará en la pedanía La Barraca d’Aigües Vives (27 de junio), localidad a la que seguirán Sagunto (28 de junio), Villafranca del Cid (1 de julio), Potries (2 de julio), Godella (4 de julio), Alcublas (5 de julio), Casinos (8 julio), Palau de les Arts (10 y 11 de julio), La Pobla del Duc (15 de julio), Benirredrà (16 de julio), Ayora (18 de julio), Corbera (19 de julio), Gandia (21 de julio), Altea (22 de julio), Atzeneta d’Albaida (24 de julio) y Buñol (25 de julio).

Una escena de ‘El tutor burlat’. ‘Les Arts Volant 2020’.

Tras un paréntesis en el mes de agosto, el equipo de ‘Les Arts Volant’ retomará la gira concentrando sus últimas actuaciones en los barrios de la ciudad de València: Benicalap (25 de septiembre), Sant Marcel·lí (26 de septiembre), Parc Central (27 de septiembre), Malva-rosa (2 de octubre), Patraix (3 de octubre) y Aiora (4 de octubre).

El diputado de Cultura, Xavier Rius, ha manifestado su emoción al ver crecer y consolidarse el proyecto, pues “desde las primeras conversaciones que mantuvimos las administraciones implicadas para activar este proyecto, a finales de 2016, supimos que teníamos ante nosotros un enorme reto. Descentralizar la cultura y poder ofrecer productos de gran calidad cultural a todos los rincones de nuestra geografía, por pequeños que fueran. Es una tarea sobre la que debemos volcar todo nuestro ánimo”. También ha incidido en que “‘Les Arts Volant’ representa los mejores valores de la creatividad valenciana: una apuesta por la excelencia musical y las artes visuales como nexo de hermanamiento entre los pueblos valencianos”.

“No cabe duda de que las tres administraciones implicadas estamos consolidando un proyecto que produce una gran satisfacción y gozo allí donde llega el camión de ‘Les Arts Volant’”, ha remarcado el diputado de Cultura, Xavier Rius.

Por su parte, la concejala de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de València, Glòria Tello, también ha querido mostrar su entusiasmo con ‘Les Arts Volant’. “Durante tres años hemos llenado los barrios y rincones de València con una representación única que ha cautivado a todo tipo de públicos. Nuestro deber como responsables de la cultura es el acercamiento a la ciudadanía y la democratización de la cultura, y más si cabe con un proyecto que ha superado todas nuestras expectativas”.

La concejala del Ayuntamiento ha resaltado que “he tenido ocasión de asistir a casi todas las representaciones, y me ha resultado muy emocionante ver al público cautivado por unos actores y cantantes que se entregan por completo”. Desde el Ayuntamiento de València, ha proseguido Tello, “tratamos de fomentar nuevos hábitos de consumo cultural entre el vecindario y estamos convencidos de que un año más ‘Les Arts Volant’ provocará la satisfacción de nuestros conciudadanos, a quienes quiero invitar a no perderse esta singular representación”.

La obra

Les Arts recupera la primera ópera que escribió Vicente Martín i Soler para este proyecto divulgativo, que además de descubrir la lírica a nuevos públicos, permitirá dar a conocer la figura del compositor valenciano más internacional de todos los tiempos.

“Martín i Soler llevaba casi diez años ausente en el repertorio de Les Arts”, ha recordado Jesús Iglesias Noriega. Por ello, el director artístico ha señalado la importancia de que una iniciativa como ‘Les Arts Volant’ ponga en valor su obra. “En el siglo XVIII un valenciano rivalizó en popularidad con Mozart en la Viena imperial, pero todavía sigue siendo un desconocido para la gran mayoría de la población, también la valenciana. Gracias a la colaboración de Generalitat, Diputación y Ayuntamiento no sólo vamos a hacer la ópera más cercana a la ciudadanía, sino que también vamos a poner en valor el patrimonio cultural de este territorio”, ha añadido.

Jovial y fresca como el paisaje de la campiña romana donde ocurre su trama, esta comedia primera de Martín i Soler evoluciona desde la crítica velada a las férreas normas sociales establecidas a mediados del siglo XVIII hacia la defensa de la libertad y el amor por encima de la convención y la conveniencia, a la vez que expone con cordial clarividencia el nuevo posicionamiento social de la mujer en los años previos a la Revolución Francesa.

Para ello, Jaume Policarpo propone una puesta en escena con una estética inspirada en las tarjetas postales románticas del siglo XIX, de colores tenues, pastel. La escenografía, que también ha diseñado el director valenciano, es “un personaje más. En este caso, hablamos de paneles alegres que se van moviendo para crear espacios distintos, que dan pie al humor y al juego escénico”.

El punto de contraste lo aporta el vestuario, encomendado a José María Adame, que conjuga colores más intensos y elementos actuales, que resaltan con la iluminación de Antonio Castro.

El reparto de ‘El tutor burlat’ está formado por los artistas del Centre de Perfeccionament Aida Gimeno (Violante), Vittoriana De Amicis (Dona Menica), Oleh Lebedyev (Fabrizio) y Omar Lara (Pippo), junto con los cantantes valencianos David Ferri (Don Lelio) y Gonzalo Manglano (Anselmo). Carlos Sanchis acompañará al piano en todas las representaciones del espectáculo.

‘El tutor burlat’. ‘Les Arts Volant 2020’.

MAKMA

La UPV y Las Naves rinden tributo a Jane Goodall

II edición de los murales de ‘Mujeres de Ciencia’
Tributo a la etóloga Jane Goodall
UPV y Las Naves del Ayuntamiento de València
Miércoles 10 de junio de 2020

La Universitat Politècnica de València (UPV) y el centro de innovación del Ayuntamiento de València, Las Naves, han renovado su convenio de colaboración para llevar a cabo una segunda edición de los murales de ‘Mujeres de Ciencia’. Este proyecto tiene como objetivo visibilizar y homenajear a investigadoras de referencia, con murales de grandes dimensiones, y cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia e Innovación. 

Para esta nueva edición, el proyecto arrancará en BIOPARC València, donde la UPV y Las Naves rendirán tributo a la etóloga británica Jane Goodall, con cuyo Instituto colabora la Fundación BIOPARC desde hace años en proyectos de conservación. El resto de murales se pintarán en centros de educación –primaria, secundaria y bachillerato. De este modo, el proyecto quiere contribuir a acercar a los niños y jóvenes la figura de grandes investigadoras -valencianas, nacionales e internacionales- referentes en el mundo de la ciencia. 

Jane Goodall con el rescatado chimpancé LaVielle en el Tchimpounga Chimpanzee Rehabilitation Center in the Republic of the Congo. Imagen de Fernando Turmo por cortesía de The Jane Goodall Institute.

Entre otras, el proyecto de murales Mujeres de Ciencia homenajeará en esta segunda fase a referentes históricos como Concepción Aleixandre, Marie Curie o Lise Meitner, y actuales como Nuria Oliver. Sus murales llenarán de ciencia y color los muros de centros educativos, entre los que ya están confirmados el IES Sorolla (València), el CEIP Lluís de Santàngel (El Saler, Valencia) y el IES Ramón Muntaner (Xirivella, Valencia). El resto se pintarán en otros centros de diferentes barrios de la ciudad de València. 

Y en todos los casos, este homenaje pictórico llevará el sello también de destacadas artistas murales del panorama nacional e internacional. Sin ir más lejos, el mural de Jane Goodall con el que arrancará esta segunda fase del proyecto será pintado por la gallega Lidia Cao. 

El concejal de Innovación del Ayuntamiento de València, Carlos Galiana, explicó “que la innovación tiene que mejorar la vida de las personas, y visibilizando el papel de las científicas en la calle, en el día a día, podemos ayudar a que las niñas y jóvenes de València tengan referentes en los cuales inspirarse, y que se pueda romper esa brecha de género cuando hablamos del número escaso de mujeres que cursan carreras STEM”. Las Naves, dentro de sus objetivos de Desafío Stem y Juventud Inclusiva, aborda este proyecto como un nuevo campo de oportunidad social y laboral desde la ciencia y sectores emergentes.

Jane Goodall. Fotografía de Anouk Nitsche por cortesía del Instituto Jane Goodall España.

Por su parte, el rector de la Universitat Politècnica de València, Francisco Mora destacó que este proyecto conjuga cultura científica, género, arte y nuevas tecnologías, para contribuir a visibilizar a la mujer investigadora, de una forma innovadora y permanente. “Los muros de nuestros barrios se han convertido en museos al aire libre en los que todos podemos descubrir –o redescubrir- a algunas de las científicas más destacadas de la historia y también referentes actuales de la investigación nacional e internacional. Con esta segunda fase queremos seguir poniendo en valor el papel de la mujer en grandes avances disruptivos en el campo de la ciencia y la tecnología y acercarlos, más si cabe, al público más joven. Por ello, estos nuevos murales llenarán de ciencia y color a partir del próximo curso las paredes de diferentes centros educativos tanto de la ciudad como de la provincia de Valencia”, agregó el rector de la UPV. 

La primera fase del proyecto se ejecutó en 2019, con un total de ocho murales. Las homenajeadas fueron Margarita Salas, Hipatia, Jane Jacobs, Katherine Johnson, Valentina Tereshkova, Josefina Castellví, Anna Lluch y Hedy Lamarr. Y las artistas elegidas para rendir homenaje a cada una de ellas fueron, respectivamente: Lula Goce, Milu Correch, Hyuro, Gleo, Alba Trench, CacheteJack, Dafne Tree & Ana Langeheldt y Carla Fuentes.

Jane Goodall en Gombe National Park, Tanzania. Fotografía de Morten Bjarnhof por cortesía de GANT.