XXXVIII Premis Literaris Ciutat de València

XXXVIII Premis Literaris Ciutat de València
Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales | Ayuntamiento de València
Dotación: 72.000 € en total
Hasta el 22 de julio
Martes 16 de junio de 2020

El Ayuntamiento de València ha convocado la XXXVIII edición de los Premis Literaris Ciutat de València, un certamen que en los últimos años ha reunido más de 1.000 textos procedentes de distintos lugares del mundo. El plazo para participar en este concurso, que desde el año 2016 se celebra en un total de ocho categorías (narrativa, ensayo, teatro y poesía, tanto en valenciano como en castellano), terminará el próximo 22 de julio.

La concejala delegada de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, ha dado a conocer la convocatoria de estos galardones, que implican una dotación económica “y la culminación del proceso de difusión de las obras con su publicación”. En palabras de la concejala, estos premios que llevan el nombre de la ciudad son uno de sus baluartes culturales que, además, demuestran el compromiso del gobierno local con el talento y la creatividad”.

“De hecho, a lo largo de los de las últimas cuatro ediciones, se han presentado más de 1.000 textos procedentes no solo de las diversas comarcas valencianas y del resto de España, sino de países hispanoamericanos (como Argentina, Chile, Cuba, México o Uruguay), y de otras naciones, como los Estados Unidos, Francia o Israel”, ha añadido.

La convocatoria, organizada por la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales, a través del Servicio de Recursos Culturales, contempla que la recepción de originales concluirá el próximo 22 de julio de 2020 para todas las categorías.

Por lo que respecta a las categorías, las bases concretan: el «Premi Isabel de Villena», de narrativa en valenciano (dotado con 12.000 €); el «Premi Vicente Blasco Ibáñez», de narrativa en castellano (dotado igualmente con 12.000 €); el «Premi Josep Vicent Marqués», de ensayo en valenciano (dotado con 10.000 €); el «Premi Celia Amorós», de ensayo en castellano (también dotado con 10.000 €); el «Premi Eduard Escalante», de teatro en valenciano (con 8.000 € de dotación); el «Premi Max Aub», de teatro en castellano (con otros 8.000 €); el «Premi Maria Beneyto», de poesía en valenciano (con 6.000 €); y, por último, el «Premi Juan Gil-Albert», de poesía en castellano (que cuenta asimismo con 6.000 €).

“A la dotación económica se ha de añadir, en la ceremonia de entrega de los galardones, una escultura original de Miquel Navarro, uno de los grandes artistas contemporáneos valencianos”, ha añadido Glòria Tello, que ha aclarado: “Asimismo, en tanto culminación del proceso de difusión de las obras, todas ellas serán publicadas por sellos de prestigio, gracias a los acuerdos con las editoriales Bromera (narrativa, teatro y poesía) y Edicions del Bullent (ensayo), para los libros en valenciano; y con Pre-Textos (narrativa, ensayo y poesía) y Ñaque (teatro), para los volúmenes en castellano”.

“La colaboración de estas casas editoras con la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales ayuda a acrecentar la relevancia de estos premios”, ha concluido Glòria Tello, tras recordar que todas las obras que se presenten a estos galardones han de ser originales e inéditas, y en el caso de las piezas teatrales, además, no han de estar estrenadas ni dadas a conocer en lectura pública antes de la concesión del galardón.

‘La Ciudad Especular’ (2017), de Xavier Monsalvatje.

MAKMA

‘El tutor burlat’ comienza su gira con Les Arts Volant

‘El tutor burlat’ |‘Les Arts Volant’
Les Arts (Cultura de la Generalitat) en colaboración con la Diputación de València y el Ayuntamiento de València
A partir del 27 de junio
Domingo 14 junio de 2020

‘Les Arts Volant’ llevará la ópera ‘El tutor burlat’, del compositor valenciano Vicente Martín i Soler, por diferentes poblaciones de la geografía valenciana, gracias a la colaboración de Cultura de la Generalitat, el Área de Cultura de la Diputación de València y la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de València.

‘Les Arts Volant’ es un proyecto de difusión cultural impulsado desde Les Arts, en colaboración con la Diputación de València y el Ayuntamiento de València, que nació en 2017. Su propósito es hacer llegar la ópera a cualquier rincón del territorio, especialmente a aquellos lugares con escasa actividad musical o donde sería complicado llevar a cabo una representación por carecer de los medios técnicos o instalaciones necesarias.

Para ello, la compañía de ‘Les Arts Volant’ viaja en un gran camión preparado para transformarse en escenario a su llegada a la plaza de cualquier localidad y, posteriormente, ofrecer una ópera en directo interpretada por los artistas del Centre de Perfeccionament del Palau de les Arts, acompañados al piano.

Para esta cuarta gira, el título escogido es la amable, elegante, dulce y algo pícara ‘Il tutore burlato’, de Vicente Martín i Soler, que se presenta en su versión traducida al valenciano por Enedina Lloris. Jaume Policarpo es el director de escena de esta nueva producción, con vestuario de José María Adame e iluminación de Antonio Castro.

Como principal novedad desde que se inició el proyecto, ‘Les Arts Volant’ tendrá cobertura autonómica, tal y como ha anunciado Jesús Iglesias Noriega, ya que Cultura de la Generalitat ha incluido ‘Les Arts Volant’ dentro de las acciones de ‘reaCtivem’ para la recuperación de la vida cultural valenciana.

Con cinco representaciones durante los meses de junio y julio en localidades que han ostentado la capitalidad cultural valenciana, el camión-escenario visitará por primera vez municipios de las comarcas de Alicante y de Castellón como Altea y Villafranca del Cid, para cumplir con la vocación autonómica del proyecto.

“Tras un periodo de consumo digital, debemos recordar a la ciudadanía la experiencia del arte en vivo. No sólo hay que pensar en quienes pueden venir a Les Arts, sino también en los que por distancia o circunstancia no pueden hacerlo. Por ello, ‘Les Arts Volant’ es la más potente herramienta para acercar y dar a conocer la lírica sin limitaciones de cualquier tipo”, ha añadido Iglesias Noriega.

La gira autonómica se fusionará con la gira provincial que auspicia el Área de Cultura de la Diputación, y se verá complementada con las actuaciones en Les Arts, y posteriormente, tras un pequeño descanso en agosto, con las actuaciones en los barrios de València, a propuesta del Ayuntamiento.

Con todo, se prevé un intenso ciclo que contará con hasta 21 representaciones entre finales de junio y principios de octubre.

La gira 2020

La gira para este año 2020 arrancará en la pedanía La Barraca d’Aigües Vives (27 de junio), localidad a la que seguirán Sagunto (28 de junio), Villafranca del Cid (1 de julio), Potries (2 de julio), Godella (4 de julio), Alcublas (5 de julio), Casinos (8 julio), Palau de les Arts (10 y 11 de julio), La Pobla del Duc (15 de julio), Benirredrà (16 de julio), Ayora (18 de julio), Corbera (19 de julio), Gandia (21 de julio), Altea (22 de julio), Atzeneta d’Albaida (24 de julio) y Buñol (25 de julio).

Una escena de ‘El tutor burlat’. ‘Les Arts Volant 2020’.

Tras un paréntesis en el mes de agosto, el equipo de ‘Les Arts Volant’ retomará la gira concentrando sus últimas actuaciones en los barrios de la ciudad de València: Benicalap (25 de septiembre), Sant Marcel·lí (26 de septiembre), Parc Central (27 de septiembre), Malva-rosa (2 de octubre), Patraix (3 de octubre) y Aiora (4 de octubre).

El diputado de Cultura, Xavier Rius, ha manifestado su emoción al ver crecer y consolidarse el proyecto, pues “desde las primeras conversaciones que mantuvimos las administraciones implicadas para activar este proyecto, a finales de 2016, supimos que teníamos ante nosotros un enorme reto. Descentralizar la cultura y poder ofrecer productos de gran calidad cultural a todos los rincones de nuestra geografía, por pequeños que fueran. Es una tarea sobre la que debemos volcar todo nuestro ánimo”. También ha incidido en que “‘Les Arts Volant’ representa los mejores valores de la creatividad valenciana: una apuesta por la excelencia musical y las artes visuales como nexo de hermanamiento entre los pueblos valencianos”.

“No cabe duda de que las tres administraciones implicadas estamos consolidando un proyecto que produce una gran satisfacción y gozo allí donde llega el camión de ‘Les Arts Volant’”, ha remarcado el diputado de Cultura, Xavier Rius.

Por su parte, la concejala de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de València, Glòria Tello, también ha querido mostrar su entusiasmo con ‘Les Arts Volant’. “Durante tres años hemos llenado los barrios y rincones de València con una representación única que ha cautivado a todo tipo de públicos. Nuestro deber como responsables de la cultura es el acercamiento a la ciudadanía y la democratización de la cultura, y más si cabe con un proyecto que ha superado todas nuestras expectativas”.

La concejala del Ayuntamiento ha resaltado que “he tenido ocasión de asistir a casi todas las representaciones, y me ha resultado muy emocionante ver al público cautivado por unos actores y cantantes que se entregan por completo”. Desde el Ayuntamiento de València, ha proseguido Tello, “tratamos de fomentar nuevos hábitos de consumo cultural entre el vecindario y estamos convencidos de que un año más ‘Les Arts Volant’ provocará la satisfacción de nuestros conciudadanos, a quienes quiero invitar a no perderse esta singular representación”.

La obra

Les Arts recupera la primera ópera que escribió Vicente Martín i Soler para este proyecto divulgativo, que además de descubrir la lírica a nuevos públicos, permitirá dar a conocer la figura del compositor valenciano más internacional de todos los tiempos.

“Martín i Soler llevaba casi diez años ausente en el repertorio de Les Arts”, ha recordado Jesús Iglesias Noriega. Por ello, el director artístico ha señalado la importancia de que una iniciativa como ‘Les Arts Volant’ ponga en valor su obra. “En el siglo XVIII un valenciano rivalizó en popularidad con Mozart en la Viena imperial, pero todavía sigue siendo un desconocido para la gran mayoría de la población, también la valenciana. Gracias a la colaboración de Generalitat, Diputación y Ayuntamiento no sólo vamos a hacer la ópera más cercana a la ciudadanía, sino que también vamos a poner en valor el patrimonio cultural de este territorio”, ha añadido.

Jovial y fresca como el paisaje de la campiña romana donde ocurre su trama, esta comedia primera de Martín i Soler evoluciona desde la crítica velada a las férreas normas sociales establecidas a mediados del siglo XVIII hacia la defensa de la libertad y el amor por encima de la convención y la conveniencia, a la vez que expone con cordial clarividencia el nuevo posicionamiento social de la mujer en los años previos a la Revolución Francesa.

Para ello, Jaume Policarpo propone una puesta en escena con una estética inspirada en las tarjetas postales románticas del siglo XIX, de colores tenues, pastel. La escenografía, que también ha diseñado el director valenciano, es “un personaje más. En este caso, hablamos de paneles alegres que se van moviendo para crear espacios distintos, que dan pie al humor y al juego escénico”.

El punto de contraste lo aporta el vestuario, encomendado a José María Adame, que conjuga colores más intensos y elementos actuales, que resaltan con la iluminación de Antonio Castro.

El reparto de ‘El tutor burlat’ está formado por los artistas del Centre de Perfeccionament Aida Gimeno (Violante), Vittoriana De Amicis (Dona Menica), Oleh Lebedyev (Fabrizio) y Omar Lara (Pippo), junto con los cantantes valencianos David Ferri (Don Lelio) y Gonzalo Manglano (Anselmo). Carlos Sanchis acompañará al piano en todas las representaciones del espectáculo.

‘El tutor burlat’. ‘Les Arts Volant 2020’.

MAKMA

La UPV y Las Naves rinden tributo a Jane Goodall

II edición de los murales de ‘Mujeres de Ciencia’
Tributo a la etóloga Jane Goodall
UPV y Las Naves del Ayuntamiento de València
Miércoles 10 de junio de 2020

La Universitat Politècnica de València (UPV) y el centro de innovación del Ayuntamiento de València, Las Naves, han renovado su convenio de colaboración para llevar a cabo una segunda edición de los murales de ‘Mujeres de Ciencia’. Este proyecto tiene como objetivo visibilizar y homenajear a investigadoras de referencia, con murales de grandes dimensiones, y cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia e Innovación. 

Para esta nueva edición, el proyecto arrancará en BIOPARC València, donde la UPV y Las Naves rendirán tributo a la etóloga británica Jane Goodall, con cuyo Instituto colabora la Fundación BIOPARC desde hace años en proyectos de conservación. El resto de murales se pintarán en centros de educación –primaria, secundaria y bachillerato. De este modo, el proyecto quiere contribuir a acercar a los niños y jóvenes la figura de grandes investigadoras -valencianas, nacionales e internacionales- referentes en el mundo de la ciencia. 

Jane Goodall con el rescatado chimpancé LaVielle en el Tchimpounga Chimpanzee Rehabilitation Center in the Republic of the Congo. Imagen de Fernando Turmo por cortesía de The Jane Goodall Institute.

Entre otras, el proyecto de murales Mujeres de Ciencia homenajeará en esta segunda fase a referentes históricos como Concepción Aleixandre, Marie Curie o Lise Meitner, y actuales como Nuria Oliver. Sus murales llenarán de ciencia y color los muros de centros educativos, entre los que ya están confirmados el IES Sorolla (València), el CEIP Lluís de Santàngel (El Saler, Valencia) y el IES Ramón Muntaner (Xirivella, Valencia). El resto se pintarán en otros centros de diferentes barrios de la ciudad de València. 

Y en todos los casos, este homenaje pictórico llevará el sello también de destacadas artistas murales del panorama nacional e internacional. Sin ir más lejos, el mural de Jane Goodall con el que arrancará esta segunda fase del proyecto será pintado por la gallega Lidia Cao. 

El concejal de Innovación del Ayuntamiento de València, Carlos Galiana, explicó “que la innovación tiene que mejorar la vida de las personas, y visibilizando el papel de las científicas en la calle, en el día a día, podemos ayudar a que las niñas y jóvenes de València tengan referentes en los cuales inspirarse, y que se pueda romper esa brecha de género cuando hablamos del número escaso de mujeres que cursan carreras STEM”. Las Naves, dentro de sus objetivos de Desafío Stem y Juventud Inclusiva, aborda este proyecto como un nuevo campo de oportunidad social y laboral desde la ciencia y sectores emergentes.

Jane Goodall. Fotografía de Anouk Nitsche por cortesía del Instituto Jane Goodall España.

Por su parte, el rector de la Universitat Politècnica de València, Francisco Mora destacó que este proyecto conjuga cultura científica, género, arte y nuevas tecnologías, para contribuir a visibilizar a la mujer investigadora, de una forma innovadora y permanente. “Los muros de nuestros barrios se han convertido en museos al aire libre en los que todos podemos descubrir –o redescubrir- a algunas de las científicas más destacadas de la historia y también referentes actuales de la investigación nacional e internacional. Con esta segunda fase queremos seguir poniendo en valor el papel de la mujer en grandes avances disruptivos en el campo de la ciencia y la tecnología y acercarlos, más si cabe, al público más joven. Por ello, estos nuevos murales llenarán de ciencia y color a partir del próximo curso las paredes de diferentes centros educativos tanto de la ciudad como de la provincia de Valencia”, agregó el rector de la UPV. 

La primera fase del proyecto se ejecutó en 2019, con un total de ocho murales. Las homenajeadas fueron Margarita Salas, Hipatia, Jane Jacobs, Katherine Johnson, Valentina Tereshkova, Josefina Castellví, Anna Lluch y Hedy Lamarr. Y las artistas elegidas para rendir homenaje a cada una de ellas fueron, respectivamente: Lula Goce, Milu Correch, Hyuro, Gleo, Alba Trench, CacheteJack, Dafne Tree & Ana Langeheldt y Carla Fuentes.

Jane Goodall en Gombe National Park, Tanzania. Fotografía de Morten Bjarnhof por cortesía de GANT.

«Una de las víctimas de esta pandemia es el periodismo”

‘WebinarsLaNau’ | ‘¿La fotografía miente?’
Con los fotoperiodistas Miguel Lorenzo y Eva Máñez
Moderador: Antonio Ariño
Miércoles 20 de mayo de 2020

¿La fotografía miente? Con esta inquietante cuestión ha puesto en marcha La Nau de la Universitat de València, a través de su Fundación General y en colaboración con el Ayuntamiento de València, la iniciativa online ‘WebinarsLaNau’, con la que se pretende someter a debate diferentes aspectos del azotado sector cultural. Para empezar, nada mejor que la reflexión en torno a las imágenes que con sumo cuidado tratan de ofrecernos los profesionales del fotoperiodismo, cuyo trabajo se halla expuesto al peligro de las fake news, o noticias falsas, y a la avalancha de imágenes que ahora producen los propios ciudadanos con sus móviles. Miguel Lorenzo y Eva Máñez han sido los encargados de intentar arrojar algo de luz, precisamente uno de los elementos con los que trabajan los fotoperiodistas a la hora de construir imágenes, a esa cuestión de partida.

Y bien, ¿la fotografía miente? Antonio Ariño, vicerrector de Cultura, introdujo y moderó el debate, haciendo alusión a la pertinencia de esa interrogación. “Bueno, ha surgido a propósito de la publicación de algunas fotografías durante los días en que comenzaban las jornadas denominadas de alivio y en las cuales no se estaban respetando las distancias interpersonales. Este es el pretexto para hablar de la profesión del fotoperiodista”.

‘La indiferencia de Occidente’, de Javier Bauluz.

Javier Bauluz, por poner uno de los tantos ejemplos, ya provocó agitado debate en el año 2000 a causa de su fotografía ‘La indiferencia de Occidente’, publicada en La Vanguardia. En dicha imagen, el objeto de la polémica ya giró en torno al problema de la distancia espacial y el encuadre. En ella, se veía en primer término a una joven pareja debajo de una sombrilla en una playa de Cádiz, mientras al fondo se podía contemplar el cadáver de un inmigrante africano que había intentado llegar ilegalmente a nuestro país. La imagen revelaba esa indiferencia de Occidente, a la que aludía el título, ejemplificada en esos dos jóvenes impasibles ante el drama que tenían al lado.

Luego se demostró, por otras fotografías del propio Bauluz, que los bañistas no estaban solos, sino que en un plano más general se veía a personal sanitario y policías atendiendo el cadáver. El nuevo encuadre dejaba claro que ni había tan poca distancia entre los jóvenes y el muerto, ni existía tal indiferencia puesto que las autoridades ya estaban haciéndose cargo del fallecido. Frente a las teorías posmodernas que entienden, como apuntó entre otros el filósofo Michel Foucault, que toda imagen se fabrica, existen quienes como el ensayista francés Georges Didi-Huberman abogan por mantener una actitud crítica, en lugar de la típica sospecha generalizada, en torno a las imágenes.

Foto de Eva Máñez mostrada durante el encuentro en ‘WebinarsLaNau’.

Ariño, mostrando algunas fotos más recientes, en las que aparentemente la gente no respetaba en la calle la distancia interpersonal tras suavizarse el confinamiento, planteó esta cuestión de la fotografía, el teleobjetivo y en qué medida los fotógrafos pudieran estar generando una impresión equivocada. “Estamos los fotógrafos, pero es que luego están los editores y los grupos editoriales que son los que utilizan nuestras imágenes y las eligen, y si no les gustan las nuestras utilizan las de agencias u otras. Dando por hecho que los fotoperiodistas somos honestos, vamos a decirlo así, hay otros editores que no lo son del todo”, resaltó Lorenzo.

“Si hasta esa fecha había un montón de virólogos y expertos en gestión de crisis, a partir del día 26 de abril las redes sociales se llenaron de expertos en óptica fotográfica. Una cosa impresionante”, apuntó Máñez. “Este tipo de objetivos”, prosiguió Lorenzo, “aplastan digamos la realidad, la juntan, y hace que la primera persona parezca que está casi al lado de la última. Pero tenemos experiencia de eso. Cuando en verano fotografiamos las playas, utilizamos este tipo de objetivos y nadie pone en duda que estén más o menos llenas”.

Miguel Lorenzo durante el encuentro online de ‘WebinarsLaNau’.

“Una cosa que se vio en las fotos de ese día es que la gente estaba saliendo a la calle en familia, y eso no era un desconfinamiento en familia, sino una persona adulta con un máximo de hasta tres niños. Yo publiqué un montón de fotos en las que se veía que estaban saliendo mamá, papá y dos o tres hijos, los que tuviesen, y la norma no estaba diciendo eso. Y luego la culpa es de los fotógrafos, porque dicen que están utilizando un teleobjetivo. Eso no es así”, destacó Máñez. “Yo creo que todo eso iba más por el tema de erosionar al gobierno, más que por un problema de teleobjetivos”, apostilló Lorenzo.

Con respecto a la utilización de ese tipo de imágenes, muchas de ellas tomadas por el llamado periodismo ciudadano, Miguel Lorenzo argumentó que no era “ni más ni menos que el resultado de la precariedad que están sufriendo los medios de comunicación”. Y añadió: “Al no querer pagar como dios manda a los fotoperiodistas, y teniendo que ilustrar de alguna manera las noticias, pues se consiguen fotos o bien por los propios redactores o bien por cualquier otro canal”.

Eva Máñez durante el encuentro online de ‘WebinarsLaNau’.

Máñez abundó en esta dirección: “O cuando lo que aparece en un tuit les parece a los editores más interesante que lo que tú has estado viendo, sucediendo cosas como ofrecer imágenes de Barcelona que se estaban dando como si fueran de Valéncia, y ese tipo de cosas. Todo eso es muy peligroso y ahí andamos en el universo de las fake news, de las mentiras, de las noticias interesadas de un manera y de otra. Es muy importante que entendamos que los periodistas y fotoperiodistas intentamos ser honestos con la historia que estamos contando. Una de las víctimas de esta pandemia está siendo la profesión periodística”. “Quizás las víctimas no seamos nosotros, sino los que están mal informados que terminan siendo los ciudadanos”, agregó Lorenzo.

Ariño les formuló después la siguiente cuestión: “¿La función del fotoperiodista es captar la verdad o provocar?” “Yo creo que su función es contar historias con honestidad y cada cual con una mirada distinta, de ahí la pluralidad informativa que necesita un Estado democrático”, subrayó Máñez. Para Lorenzo, “el fotoperiodismo lo que tiene que hacer es informar. Cuando yo voy a tomar una imagen, tomo una decisión, porque lo que veo lo puedo encuadrar de muchas maneras, lo que me obliga a tomar una decisión. Es imposible ser objetivo”.

Una serie de respiradores en imagen tomada de móvil como ejemplo del llamado periodismo ciudadano, mostrada durante ‘WebinarsLaNau’.

Miguel Lorenzo y Eva Máñez también hablaron de las dificultades con las que se han ido encontrando a la hora de desarrollar su trabajo como fotoperiodistas en medio de la pandemia. “Ha habido problemas con el acceso a ciertas instituciones como los hospitales, los cementerios o los aeropuertos. Se ha utilizado mucho la sesión de fotos por medio de la agencia EFE al resto de medios y, en ese sentido, no hemos tenido acceso a esos lugares que he mencionado y no hemos podido documentar esos momentos de mayor tensión”, remarcó Lorenzo.

“La prensa”, dijo Máñez, “se considera uno de los servicios esenciales, igual que los sanitarios o los policías, porque es un pilar básico para que exista un sistema democrático como el que tenemos. Y creo que ha habido un exceso de celo por parte de las autoridades sanitarias y municipales, cosa que no ha tenido la Policía ni otros sectores. No puedes tratar a la sociedad infantilizándola, como si fuéramos niños, porque si hay una consigna de que ciertas cosas no se pueden mostrar, deberían haber enviado esa nota a los periódicos, para que los periodistas supiéramos que hay unas limitaciones al derecho a la información. Pero no pueden estar muriendo casi 30.000 personas y que eso no se nos permita contarlo, porque se le hace un flaco favor a la libertad de expresión”.

Antonio Ariño, como moderador en un instante del ‘WebinarsLaNau’.

“Por otra parte”, continuó Máñez, “si lo que llenan los medios de comunicación son fotografías y videos hechos con móviles, pensando que lo está haciendo altruistamente el periodismo ciudadano,  hay que señalar que eso no es cierto porque esas imágenes las están tomando las personas que hay en los gabinetes de comunicación y de prensa, con lo cual están sustituyendo el periodismo y la información por la propaganda y eso es peligroso”.

Preguntados por la capacidad de maniobra que tienen los fotoperiodistas con respecto a los medios en los que trabajan para publicar sus imágenes, Máñez fue rotunda: “Capacidad de maniobra ninguna. Tú haces tus fotos, las mandas al periódico y luego hay un editor y un periodista que decide. Donde hay patrón no manda marinera”. Lorenzo matizó: “Bueno, yo creo que podemos tener un poco de influencia a la hora de convencer  al grupo editorial acerca de lo que hacemos. Por un lado, por nuestra profesionalidad sí que podemos convencer de que nuestro trabajo es más necesario que el trabajo que pueden usar de peor calidad. Y, por otro, a lo mejor no en portada, pero una foto se cuela de vez en cuando, que a lo mejor es incómoda para el grupo editorial”.

Ariño: “¿Cómo aprender a desenmascarar las fake news?”
Lorenzo: “Yo tengo una que me funciona y es el sentido común”.
Mañez: “Cuando tú leas una noticia que te golpea, contrástala, porque esa es la suerte de que haya una pluralidad de medios”.

Foto de Miguel Lorenzo mostrada en ‘WebinarsLaNau’.

Salva Torres

Soñando con 10 Sentidos durante 2020

‘Soñadores’ | IX Festival 10 Sentidos
De mayo a diciembre de 2020

El Festival 10 Sentidos se reinventa de nuevo para adaptarse a la circunstancias actuales provocadas por la crisis sanitaria en todo el mundo. La paralización de actividades ha provocado que la IX edición de la cita con las artes vivas de València, que debería celebrarse en distintas sedes de la ciudad del 7 al 24 de mayo de 2020, modifique su estructura y plantee una convocatoria con actividades hasta diciembre.

10 Sentidos considera que es más importante que nunca reivindicar una edición que se había ideado en torno a los ‘Soñadores’, esa generación nacida a finales del siglo XX y comienzos del XXI. El festival pretendía acercarse a sus inquietudes, problemas y retos y establecer un diálogo entre artistas de distintas edades para reflexionar sobre el paso del tiempo. Los últimos acontecimientos animan a mantener el espíritu de esta edición y que sirva para apoyar a esa juventud que, sin duda, será una de las grandes perjudicadas con la actual crisis mundial. Será momento de preguntarnos qué futuro les espera a esos soñadores, a dónde deben ir dirigidos sus esfuerzos y en qué medida podemos unirnos y aprender del pasado para no repetir errores.

La IX edición de 10 Sentidos se celebrará de mayo a diciembre de 2020, planteando acciones virtuales y físicas a lo largo de estos meses. La programación albergará propuestas artísticas en torno a la danza, el teatro, el cine y las artes plásticas, así como charlas, talleres e iniciativas de innovación urbana. El festival cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de València, la Generalitat Valenciana, el Ministerio de Cultura, Bancaja y Obra Social “la Caixa”, que apoyan el proyecto para reorientar el programa y que pueda llegar a todos los ciudadanos.

‘Fase, four movements to the music of Steve Rich’, de Anne Teresa de Keersmaeker.

La cita con las artes vivas se inaugurará el 7 de mayo con el lanzamiento virtual del proyecto ‘Deseos de futuro’, en colaboración con Las Naves Centro de Innovación Social y Urbana del Ayuntamiento de València, con el que se pretende abrir una ventana a la acción conjunta de la mano de los soñadores. El festival habilitará una página web en la que se irán alojando los deseos de cambio, en forma de imágenes, textos y vídeos, que envíen jóvenes de todo el mundo con un fin común. Esos deseos serán altavoz de ideas, ilusiones, pensamientos, intenciones y generarán reflexiones y debates. Todos ellos se transformarán más adelante en una instalación multimedia que se podrá ver en Las Naves y darán pie a un foro con expertos.

Esta propuesta forma parte de un acuerdo de colaboración con Las Naves Centro de Innovación Social y Urbana del Ayuntamiento de València, espacio en el que se desarrollarán otros actos y con el que el festival conecta por el interés de ambos por la innovación, la acción urbana y la cultura.

Dos de las grandes citas que ya habían sido anunciadas para la IX edición, la visita por primera vez a València de la legendaria coreógrafa Anne Teresa de Keersmaeker y de la compañía Peeping Tom, se mantienen en cartel aunque varían las fechas de sus representaciones. La creadora, una de las figuras más relevantes de la historia de la danza, presentará una revisión de la que fue una de sus piezas originales, ‘Fase, four movements to the music of Steve Rich’, interpretada ahora por nuevas bailarinas. La propia coreógrafa transmite su legado para que pueda ser reinterpretado y reutilizado, como una valiosa herramienta para el futuro. El Teatre El Musical acogerá en septiembre este montaje.

Por su parte la compañía belga llega a València con su obra ‘Kind’, con la que refleja el mundo de la fantasía de los más pequeños, pero también las presiones, ansiedades y dudas que viven los niños y las niñas en su tránsito hacia la adolescencia. El montaje podrá disfrutarse en diciembre en el Teatro Principal. Las entradas que ya se hubieran vendido para ambos espectáculos en sus anteriores fechas serán devueltas.

‘Kind’, de Peeping Tom. Foto: Oleg Degtiarov.

10 Sentidos organizará de nuevo el Certamen Coreográfico para el que ya han sido seleccionadas compañías de países como Francia, Alemania, Japón o Italia, entre otros países. La Mutant será la sede de esta cita, que se ha consolidado hasta convertirse en una de las más relevantes de Europa por dar la oportunidad de visibilidad a formaciones jóvenes de todo el mundo.

La IX edición extenderá su programación en septiembre, octubre, noviembre y diciembre hasta otros emplazamientos como el monasterio de San Miguel de los Reyes, la Rambleta, el Centre del Carme, Espai Inestable, Fundación Mainel o La Nau.

El diseño de la imagen gráfica de este año se ha encargado a Pilar Estrada, de 25 años, nacida en Aguilar de la Frontera. Estudiante de diseño gráfico entre 2012 y 2016 en la Escola d’Art i Superior de Disseny de València (ESAD), se graduó más tarde en el Máster en Diseño e Ilustración de la UPV para complementar con una parte más plástica los estudios técnicos de diseño. El festival cumple su sueño y le da la oportunidad de mostrar su trabajo en un escaparate único en la ciudad. Con ella 10 Sentidos busca soñadores y lo hace de la mano de dos jóvenes, Carlota y Pablo, que representan a esos reyes del futuro en los que fijaremos todas nuestras miradas.

El Festival 10 Sentidos mantiene su filosofía de visibilizar a través de propuestas artísticas diferentes realidades de nuestra sociedad y en el contexto actual se reivindica su alcance y vigencia. Estamos necesitados de sueños y de ‘Soñadores’. Y todos ellos serán los protagonistas de la próxima cita con las artes vivas de València.

Cartel de la IX edición del Festival 10 Sentidos, de cuya imagen gráfica se ha encargado la diseñadora PIlar Estrada. Fotografía cortesía del festival.

MAKMA

Convent Carmen, clausurado en el mes del coronavirus

Comunicado de los responsables de Convent Carmen
Plaza Portal Nou, 6. Valencia
Marzo de 2020

Convent Carmen se halla clausurado desde el pasado 4 de marzo por decisión del Ayuntamiento de València. No están siendo días sencillos para las personas que formamos parte de este proyecto. En nuestra rueda de prensa del mismo miércoles ya advertimos que nos hallamos ante un ejercicio desproporcionado de violencia administrativa. Una lectura más pausada y pormenorizada de la resolución de cierre firmada por Manuel Latorre, Secretario Municipal del Ayuntamiento de València, y por Lucía Beamud, Concejala Delegada de Espacio Público, empeora este diagnóstico y permite descubrir que las verdaderas causas del cese son grotescas y, en esencia, inexistentes.

En primer lugar, cabe destacar que la resolución es nula de pleno derecho. El Ayuntamiento de València ha violado el procedimiento legalmente establecido al omitir el trámite de audiencia en las causas que han motivado la decisión de cierre. Ello supone una vulneración flagrante del artículo 82 de la Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y produce una indefensión jurídica tal que Convent Carmen ha optado por acudir directamente a los tribunales de justicia para solicitar el correspondiente amparo a través de la tutela judicial efectiva. De forma indirecta, esta omisión esencial en el procedimiento permite intuir la voluntad arbitraria de decretar un cierre por encima de las posibilidades que concede el Derecho. Así lo manifestamos el pasado miércoles en rueda de prensa y así lo ratificamos hoy por escrito.

Interior de Convent Carmen.

Por otro lado, y con anterioridad a la notificación de la resolución, desde el Ayuntamiento fue filtrada abundante y confusa información a los medios de comunicación acerca de diversas cuestiones que situaban a Convent Carmen fuera de la Ley: daños al patrimonio, tildarnos de restaurante, hacer mención a obras ilegales o acusarnos de incumplimiento de la normativa acústica son solo algunos ejemplos. Tras el ruido, las nueces: ninguna de estas cuestiones, que siempre hemos negado, ha dado soporte (lógicamente) a la resolución de cese. Tan solo ha sido la guarnición para predisponer un estado de opinión favorable a las hipótesis del Ayuntamiento que permitiera estigmatizar, a su vez, las prácticas de Convent Carmen. Estas líneas quieren servir también para reivindicar el compromiso de nuestra organización con el cumplimiento de la normativa. Destruir siempre resultó más sencillo que crear.

La resolución firmada por Lucía Beamud establece solo 3 cuestiones para motivar el cese de la actividad. En primer lugar, se acusa a Convent Carmen de falsedad en la DERE al haberla presentado “sin obras de habilitación”, pese a que el Ayuntamiento requirió la DERE de obras posteriormente y ello no solo permitió el inicio de la actividad, sino que hasta la fecha no ha supuesto la menor objeción por parte del Servicio de Actividades. En segundo lugar, también se nos acusa de no haber marcado en el modelo documental de la DERE la casilla relacionada con la ambientación musical, algo que fue igualmente subsanado antes del inicio de la actividad mediante la presentación de los correspondientes certificados acústicos, validados asimismo por el Organismo de Control Autorizado. Por último, la resolución se refiere también a la discrepancia entre el carácter efímero o indefinido de la actividad, una cuestión no solo resuelta desde el punto de vista documental, sino que la misma doctrina de los actos propios de la Administración avala. A ningún evento efímero se le permite permanecer abierto 17 meses de forma ilegal.

Público asistente a una de las actividades de Convent Carmen.

En síntesis, tras meses de instrucción y acusaciones públicas contra Convent Carmen, la ingente lista de agravios que el Ayuntamiento de València puede esgrimir queda reducida a 3 simples cuestiones formales, de escasa o nula envergadura legal. Tres elementos que no ponen en duda ni el cumplimiento efectivo de la normativa ni el impacto de la actividad en su entorno, pero que dejan en la calle a más de 50 personas, la mayoría de ellas menores de 30 años, y desposeen a la ciudadanía de un proyecto pionero destacado incluso por el jurado que designó a València Capital Mundial del Diseño en 2022. En este sentido, la actuación del Servicio de Actividades vulnera frontalmente el principio de proporcionalidad, recogido en el artículo 4 de la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico de la Función Pública, que establece claramente que las Administraciones Públicas deberán elegir “la medida menos restrictiva” a la hora de exigir “el cumplimiento de requisitos para el desarrollo de una actividad”. A todas luces no ha sido el criterio seguido por el Ayuntamiento con Convent Carmen, sino todo lo contrario.

Dadas las circunstancias, la vía legal será el escenario donde trataremos de hallar el viraje en los acontecimientos al que el propio Alcalde de València se refirió el pasado miércoles. De hecho, a día de hoy la interlocución por parte de las instituciones sigue siendo inexistente. La inversión realizada, la escala y recorrido del proyecto o los daños ya ocasionados anticipan una demanda patrimonial millonaria. Y, más allá de los efectos inmediatos para todas las personas que formamos parte de Convent Carmen, la consecuencia más lamentable será que, de resultar ciertas nuestras razones, el coste de este desenlace lo terminará pagando la ciudadanía. La misma ciudadanía que, por cierto, reclama que el proyecto sea reabierto cuanto antes.

Sala de Convent Carmen.

Diseño de alianzas y retos públicos para el siglo XXI

‘Diseño y Política Pública. Un trayecto de doble sentido’
Unidad de Investigación Econcult de la Universitat de València (UV) y València Capital Mundial del Diseño 2022
Centre Cultural La Nau de la Universitat de València
10 y 11 de marzo de 2020

Bajo el título ‘Diseño y Política Pública. Un trayecto de doble sentido’, València Capital Mundial del Diseño 2022 y la Unidad de Investigación Econcult de la UV organizan en La Nau de la Universitat de València, los días 10 y 11 de marzo, dos jornadas sobre diseño y políticas públicas en las que participan más de 50 voces expertas de toda Europa. Unas conferencias que se enmarcan en el proyecto europeo H2020 DESIGNSCAPES.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha sido el encargado de inaugurar el primer foro sobre las relaciones entre el diseño y las las políticas públicas, y ha propuesto hoy la creación de una gran ‘Alianza de ciudades por el diseño’ como “activadora de la innovación urbana cuya misión última sea afrontar los grandes retos de las ciudades del siglo XXI”, argumentando la importante contribución del diseño en dos dimensiones urbanas: eficiencia y emoción. Igualmente, ha destacado la necesidad de compartir experiencias de manera eficaz entre ciudades para acelerar el proceso de resolución de los retos urbanos a los que las instituciones públicas se enfrentan en este siglo.

Ponentes de la primera jornada de ‘Diseño y Política Pública. Un trayecto de doble sentido’. Fotografía cortesía de València Capital Mundial del Diseño 2022.

En su opinión, “el diseño es una herramienta imprescindible para articular nuevos procesos de cocreación, interacción social, participación y gobernanza para posibilitar ciudades más eficientes, resilientes, cooperativas, atractivas y sostenibles”. Esa es la razón, ha dicho, por la que el Ayuntamiento de València ha apoyado siempre la candidatura Capital Mundial del Diseño 2022. Ahora, considera Ribó, “ha llegado el momento de ir más allá para convertir lo circunstancial y a corto plazo en estructural y estratégico”.

Convencido de que el diseño abre una nueva frontera en la gestión de las ciudades, el alcalde ha enumerado los peldaños por los que se ha de transitar para alcanzar la excelencia en este sentido: activar la conciencia de todos los agentes implicados sobre la importancia del diseño; generar un entorno favorable para la aparición y sostenibilidad de instituciones de formación; explorar cuál es la mejor organización dentro de la estructura política para incorporar con claridad la perspectiva del diseño en las políticas de las ciudades e implementar efectivamente políticas a nivel urbano a través de incentivos. “Tenemos que empujar al diseño desde los presupuestos”, ha asegurado.

Por todo ello, Ribó ha propuesto la creación de esa Alianza de Ciudades por el Diseño “como activador de la innovación urbana cuya misión última sea afrontar los grandes retos de las ciudades del siglo XXI”. “Y queremos lanzar esa convocatoria a las orillas del Mediterráneo aprovechando la capitalidad mundial del diseño para 2022 para crear un fértil ecosistema global”, sostiene.

El miércoles 11 será el turno de la secretaria autonómica de Comunicación de la Generalitat Valenciana, Blanca Marín, que abrirá, a partir de las 10:00, una segunda jornada en la Sala Polivalente del Museo Príncipe Felipe de la Ciudad y las Artes y las Ciencias.

Valencia Capital Mundial del Diseño 2022

Articulado alrededor del lema «El diseño mediterráneo de Valencia. Diseño para el cambio, diseño para los sentidos», reivindica una manera de mirar con implicaciones geográficas, pero también estéticas, éticas, filosóficas y políticas. De enero a diciembre, cada mes estará protagonizado por un tema global a partir de cuatro tipos de eventos: exposición, congresos, talleres y charlas.

València Capital Mundial del Diseño 2022 es un proyecto de la Associació València Capital del Disseny que cuenta con el impulso del Ajuntament de València, de Presidència de la Generalitat Valenciana, Visit València, Feria Valencia y La Marina de València. Además de tener como entidades promotoras a la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV) y al Colegio de Diseñadores de Interior de la Comunitat Valenciana (CDICV).

Un instante del discurso inagural de Joan Ribó en las jornadas ‘Diseño y Política Pública. Un trayecto de doble sentido’. Fotografía cortesía de València Capital Mundial del Diseño 2022.

MAKMA

El cómic toma el campus universitario

¿Pintas o dibujas?
Exposición impulsada por Acción Cultural Española (AC/E), Acció Cultural del Ayuntamiento de Valencia, la Universitat Politècnica de València (UPV) y el Salón del Cómic de València
Semicírculo exterior de la Facultad de Bellas Artes de Valencia
Hasta el 5 de marzo de 2020

¿Pintas o dibujas? He ahí el título de la exposición que reúne a 11 autores del cómic para dar respuesta a esa cuestión. Mauro Entrialgo, uno de los artistas de la muestra, lo plantea en sus viñetas. “El pintor cuando mira reinterpreta la realidad en manchas y colores. Ve el conjunto. Ve luz”. Mientras que el dibujante “mira las mismas formas, pero calcula un inexistente margen concreto entre ellas y adjudica un trazo a esa frontera imaginaria. Ve líneas”. 

Y así, a base de luz, mucha luz por el sol ayer reinante, y líneas, muchas líneas en el interior de cada uno de los paneles expuestos en el semicírculo exterior de la Facultad de Bellas Artes, fue presentada la exposición impulsada por Acción Cultural Española (AC/E), Acció Cultural del Ayuntamiento de Valencia, la Universitat Politècnica de València (UPV) y el Salón del Cómic. La muestra, que permanecerá hasta el 5 de marzo, se ha hecho coincidente con el Salón que ha acogido Feria Valencia del 28 de febrero al 1 de marzo.

Vista de la exposición ‘¿Pintas o dibujas?’. Imagen cortesía de la UPV.

Volviendo a Entrialgo, y sus distinciones entre quien pinta y quien dibuja, señala: “La mirada del pintor fluye. La del dibujante, cuando avanza, lo hace a lapsos”. Como la exposición no se plantea como una tesis entre ambas disciplinas, sino a modo de reconocimiento de ambas, los artistas seleccionados se dedican a mostrar sus respectivos talentos, al servicio de una causa común: establecer lazos entre la alta cultura de los grandes artistas plásticos y la baja cultura de los autores del cómic. ¿El resultado? “En la Facultad de Bellas Artes no se debate si el cómic es un arte menor. Antes se hablaba de él con atrevimiento, pero esa cultura popular ha crecido y ya es imposible de discutir su prestigio”, aseguró José Luis Cueto, vicerrector de Cultura de la UPV.

¿Pintas o dibujas? se presenta con un formato “callejero”, de manera que pueda “llegar a un público distinto, que no iría al museo, pero que si se lo encuentra puede generar un flujo positivo”, señaló Ainhoa Sánchez, como representante de AC/E. Maite Ibáñez, concejala de Acció Cultural, destacó el “valor del lenguaje del cómic”, que permite a los niños descubrir “el amor por la cultura”. Jorge Díez, comisario de la muestra, insistió en derribar esa barrera que se pretende colocar entre alta y baja cultura: “No hay arte mayor o menor”. Como tampoco hay “estamentos sagrados”, sino una cultura “que trasciende lo popular”, resaltó Cueto.

Vista de la exposición’¿Pintas o dibujas?’, en el exterior de la Facultad de Bellas Artes. Fotografía: Makma

Desterrados los complejos, la exposición termina ligando pintura y dibujo para que los 11 ilustradores seleccionados puedan dialogar con otros grandes del arte como Picasso, Duchamp, Velázquez, El Bosco, Frida Kahlo o el cineasta Buñuel. A través de las clásicas viñetas, fragmentos de álbumes e historietas, Antonio Altarriba Pablo Auladell, Ana Galvañ, María Hesse, Keko (José Antonio Godoy), Max, Laura Pérez Vernetti, Fermín Solís, Santiago García y Javier Olivares, y el propio Entrialgo, van dando rienda suelta a su imaginación para interpretar libremente a clásicos y contemporáneos.

Todos ellos mostrando el alto nivel de la ilustración española, ahora brillando con especial luz en territorio valenciano por la serie de premios cosechados este último año. “Pocas líneas de cultura son tan identificadas como el cómic para los valencianos. A Paco Roca todo el mundo le conoce y hay otros diez más que podría citar. Aquí sí somos una potencia cultural” en materia de cómic, dijo Armando Nsue, director del Salón del Cómic de València. “Nos lo tenemos que creer nosotros, para que se lo crean los demás”, añadió.

Vista de la exposición ‘¿Pintas o dibujas?’. Imagen cortesía de la UPV:

“El cómic es como un enfermo imaginario”, apuntó Auladell, refiriéndose precisamente a su capacidad para vivir por encima de cantos de sirena o cerradas etiquetas. “Desde los años 80, la Comunidad Valenciana ha sido un foco para la renovación del cómic. Y se ha dado una confluencia de agentes públicos y privados para que ahora esté así”, manifestó el comisario, interrogado acerca de si Valencia era al cómic, lo que Nueya York es al cine. “Son todos artistas con mayúsculas”, destacó Sánchez, al margen de la identidad nacional de los artistas y del éxito del que gozan ahora los ilustradores valencianos. 

Santiago García y Javier Olivares, haciéndose cargo de Las Meninas de Velázquez, zanjan la cuestión a través de sus personajes: “¿Te burlas de mí? ¡Has hecho mi retrato sin mi permiso!”, a lo que responde otro: “Señor, eso es un espejo. En el espejo no pinta ningún hombre. En el espejo pinta la naturaleza sin que nuestra mano haga algo”. ¿Pintas o dibujas? Pues eso: un mismo espejo en el que se reflejan 11 autores del cómic en una exposición itinerante que arrancó y Cáceres y ahora prosigue en otras ciudades.

Vista de la exposición ‘¿Pintas o dibujas?’. Imagen cortesía de la UPV.

Salva Torres

AVVAC presenta sus propuestas a Glòria Tello

Encuentro de AVVAC con Glòria Tello Company, concejala de Cultura del Ayuntamiento de València

Tras algunos desencuentros ya pasados y en un ambiente de entendimiento, el pasado martes, 19 de febrero de 2019, tuvo lugar una reunión en la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de València, entre su titular, Glòria Tello Company, y Rafael Tormo y Emilio Gallego, coordinador y coordinador adjunto, respectivamente, de Artistas Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC).

En esta reunión se analizó la condición de precariedad por la que atraviesa el colectivo, que se vio agravada para las/los artistas visuales en la ciudad, desde que en 2017 se perdiera la función, como centro de producción, de Las Naves. Glòria Tello manifestó su comprensión del asunto, así como su intención de retomar iniciativas desde el Ayuntamiento, basándose en la colaboración con los agentes sociales y entidades profesionales del sector de las artes visuales, como eje de sus actuaciones y pilar básico para el conocimiento de su realidad. De ese modo, AVVAC pasaría, junto a las asociaciones profesionales, a tener participación en un papel activo, en el futuro diseño de las políticas destinadas al sector desde esa concejalía.

Igualmente, los representantes de esta asociación hicieron entrega de una carta, que forma parte de una campaña dirigida a todos los grupos y responsables políticos de la Comunidad Valenciana, donde se explicita el cometido de la asociación, su posición desde una óptica profesional y se detalla, en líneas generales, la situación actual del colectivo.

En la misma misiva se hace hincapié, además de la labor reivindicativa de AVVAC en la necesidad de colaboración con instituciones, entidades y grupos políticos, entendiendo como uno sus cometidos, en hacer una la labor constructiva de asesoramiento pedagógico sobre las necesidades del sector.

Al margen del ámbito propio del Ayuntamiento, desde AVVAC se vio como una oportunidad perdida la inactividad de la Mesa sectorial, dependiente de la Consejería de Cultura de la Generalitat, no obstante se pasó revista a una serie de avances que se han producido en las políticas culturales, como la inclusión de los artistas en algunos ámbitos de decisión, jurados de concursos, etc., y aunque, aún de manera insuficiente, el inicio de una cierta apertura hacia nuevos modos de hacer más democráticos y ajustados a las necesidades actuales, no exentos de conflictos, como recientemente apreciamos con el tema de la elección de director del MuVIM.

Gloria Tello, Rafael Tormo y Emilio Gallego durante la reunión celebrada en la sede de la concejalía de Cultural del Ayuntamiento de València. Fotografía cortesía de AVVAC.

Gloria Tello, Rafael Tormo y Emilio Gallego durante la reunión celebrada en la sede de la concejalía de Cultural del Ayuntamiento de València. Fotografía cortesía de AVVAC.

Durante la reunión se constató como una de las tareas importantes, pendientes de abordar, la necesidad de que todas las entidades públicas o privadas que soliciten ayudas o subvenciones a la Administración Pública tengan como uno de los requisitos indispensables el cumplimiento del Manual de Buenas Prácticas del sector, del cual se le hizo entrega de un ejemplar impreso a la concejala (https://unionac.es/wp-content/uploads/2018/12/manual_buenas_practicas-baja.pdf)

Ante este planteamiento, Glòria Tello argumentó que desde su concejalía ya se incluye esta cuestión como requisito en cualquier licitación. También señaló la edil el poco margen que ha tenido en esta primera legislatura, dada la enorme problemática que había heredado de los responsables anteriores, así como la dificultad para abordar la multitud de tareas de esa concejalía, con poco personal y presupuesto, para abarcar grandes áreas, museos, salas, patrimonio y otros muchos aspectos, en muchas ocasiones, poco visibles. De nuevo nos encontramos cómo la cultura es relegada a un segundo plano, en el contexto de las políticas en general y de muchos ayuntamientos en particular.

Por último, la representación de Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló comentó con la titular de Cultura del Ayuntamiento la importancia capital que desde el colectivo concedemos a la aprobación del Estatuto del Artista, como medio de avanzar en la urgente mejora que requieren las condiciones de las/los artistas; que tras un primer impulso en ese sentido, con la aprobación por unanimidad de todos los grupos políticos presentes en el Congreso de los Diputados, de 75 recomendaciones de medidas y reformas (http://www.congreso.es/backoffice_doc/prensa/notas_prensa/61825_1536230939806.pdf), ahora corre le riesgo de paralizarse, debido a la convocatoria de los próximos comicios.

Ante esta tesitura, la asociación, como integrante de la Unión de Artistas Contemporáneos de España (UNIÓN_AC), informó a la concejala que AVVAC está trabajando en que se recoja en el borrador del Estatuto toda la compleja problemática del sector de las artes visuales, para que pueda ser abordada desde el Gobierno. A este fin reciente ha tenido lugar una entrevista de la presidenta de la UNIÓN_AC, Consuelo Vallina, con el ministro de Cultura, José Guirao, al cual se han dirigido nuevamente con posterioridad, tras el adelanto electoral, para solicitarle que, antes de finalizar con sus competencias en el Ministerio, trate de fijar algunos de los avances ya consensuados, por medio de la aprobación urgente de las leyes necesarias.

Por último, según manifiesta su coordinador general, Rafael Tormo, “desde AVVAC valoramos positivamente este primer contacto, considerando que podría ser un buen principio para normalizar la participación de las entidades profesionales en la elaboración de las políticas que nos afectan y, con ello, en la mejora de las condiciones de las y los artistas visuales y del tratamiento del arte en general en la ciudad”.

Gloria Tello, Rafael Tormo y Emilio Gallego durante la reunión celebrada en la sede de la concejalía de Cultural del Ayuntamiento de València. Fotografía cortesía de AVVAC.

Gloria Tello, Rafael Tormo y Emilio Gallego durante la reunión celebrada en la sede de la concejalía de Cultural del Ayuntamiento de València. Fotografía cortesía de AVVAC.

AVVAC

Cultural València, ventana de la cultura

Cultural València
Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales
Ayuntamiento de València

La Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de València ha presentado Cultural València, un proyecto que lleva en marcha más de dos años y que ha contado con la colaboración de varios agentes y profesionales de la comunicación y de la cultura.  De este modo, se han mostrado dos actuaciones contenidas en el marco de actuación municipal en materia de cultura y que responde a una visión que entiende la cultura como un elemento diferenciador de la ciudad.

“Queremos que Valencia sea reconocida en el contexto internacional por su rico patrimonio material e inmaterial y que se posicione como capital cultural en el  Mediterráneo con una identidad propia y distintiva y un sector cultural dinámico e independiente. Queremos que sea una ciudad próxima y amable donde se dan las condiciones óptimas para atraer ciudadanos para vivir, crear y difundir su creatividad. En definitiva, queremos que la cultura se convierta en un elemento de la propia identidad urbana y que la ciudadanía se apropie de ella, incorporándola a su vida cotidiana», han manifestado sus responsables.

Para conseguir esta visión se definió el marco de actuación mencionado con el propósito de orientar la política cultural. Este marco de actuación se inició con la contratación de la Universidad de Valencia de la primera fase del Plan de Cultura de la ciudad, una herramienta que hizo una radiografía de la situación de partida y que proporcionó unos principios y objetivos que guiaron los siete programas que contiene el marco de actuación y que se diseñaron en coherencia con los recursos disponibles –no solo económicos, sino también humanos– y con las prioridades contenidas en su programa electoral. Estos siete programas han ido marcando la política municipal durante esta legislatura.

Un instante de la presentación de Cultural València en el ayuntamiento de la ciudad. Fotografía cortesía de los organizadores.

Un instante de la presentación de Cultural València en el ayuntamiento de la ciudad. Fotografía cortesía de los organizadores.

Valencia, amb tu i per a tu. Contiene las iniciativas llevadas a cabo en relación con la democratización y descentralización de la cultura.

Valencia en la Memòria. Contiene las iniciativas llevadas a cabo para recuperar la memoria de nuestra democracia y proteger la dignidad de la ciudadanía.

Valencia, Patrimoni de la Ciutadania. Contiene las iniciativas llevadas a cabo para conservar, recuperar y promover el patrimonio de la ciudad.

Valencia, Ciutat de la Música. Contiene las iniciativas orientadas a poner en valor el importante activo intangible que supone la creación e interpretación musical de la ciudad.

Valencia, Ciutat Mediterrànea. Contiene las iniciativas orientadas a poner en valor el carácter de ciudad mediterránea.

Valencia apoya al Sector. Contiene las iniciativas llevadas a cabo para dar apoyo al sector cultural y a sus profesionales.

Valencia, Capital Cultural. Contiene las iniciativas orientadas a posicionar la ciudad como capital cultural reconocida y destacada internacionalmente y en especial al entorno mediterráneo.

Para alcanzar el posicionamiento de Valencia como capital cultural, dentro del programa ”València, Capital Cultural” se contemplan las dos actuaciones que han sido presentadas:

1. La creación de una marca cultural de la ciudad, capaz de identificar toda la actividad y los recursos culturales de València.

Una marca identitaria. Una marca con mensaje, con contenido por sí misma, ya que nace de un elemento presente en muchas de las manifestaciones culturales. El cairó del escudo de la ciudad es la base inspiradora que ha dado pie al nacimiento a la marca. El cairó es una forma heráldica propia de la Antigua Corona de Aragón, reservada únicamente para ciudades.

Una marca dinámica. Un instrumento por comunicar un proyecto de ciudad que gira alrededor de la cultura; una cultura que es rica y diversa y, por esta razón, la marca se representa con diferentes formas y como un mosaico, concepto presente en todos los pueblos y culturas.

Una marca contemporánea. Una marca que propicia numerosas posibilidades y combinaciones; las piezas con las que construir libre y colectivamente “el camino que queremos recorrir juntos».

2. Poner al alcance de la ciudadanía una ventana única de la cultura. Una plataforma web donde encontrar toda esa actividad y todos esos recursos, con el objectivo de que sea la referencia para la difusión de la cultura en la ciudad.

Una web participativa. Pretende ser el medio donde confluyen las diferentes administraciones, las manifestaciones culturales de la ciudad y la sociedad. Es una web que permite la participación de agentes culturales y ciudadanos dando la oportunidad de hacer propuestas de contenidos.

Una web que sirve también como altavoz de comunicación de la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales para trasladar a la ciudadanía, a los agentes culturales y al resto de administraciones, todas las iniciativas llevadas a cabo en el marco de su programa de gobierno.

Una web, https://cultural.valencia.es, que contiene ocho grandes apartados: Actividades, Museos, Monumentos, Publicaciones, Rutas, +Cultura (espacios culturales, esculturas, arqueología, archivos, bibliotecas históricas y hemeroteca, bibliotecas, patrimonio inmaterial), Noticias y Sobre Cultural València.

De esta manera, con estas dos actuaciones, se pretende contribuir a alcanzar la visión de poner la cultura en el centro de la ciudad, dando herramientas para que la ciudadanía identifique y se identifique con la cultura y dando herramientas para que la ciudadanía encuentre y conozca la cultura de la ciudad.

El desarrollo de estas actuaciones ha sido un esfuerzo compartido que ha implicado la coordinación del área de cultura y de diferentes grupos de trabajo, de dentro y fuera de la concejalía, “que han hecho posible que este ilusionante proyecto se presente hoy y pueda continuar”, han aseverado sus responsables.

Imagen de la portada de la web Cultural València.

Imagen de la portada de la web Cultural València.