Sinergias y Vacíos (III)

Éste es el último artículo sobre el estudio realizado en torno a los aspectos positivos y negativos de Art Dating / Dialog en su primera edición. En este caso nos centramos sobre el posible impacto de las jornadas en la profesionalización de los participantes.

El tema de la profesionalización de los artistas es uno de los ejes fundamentales sobre los que se asienta AVVAC; buen ejemplo de la labor continuada que realiza la asociación en esta dirección fue la presentación de su presidenta Tania Blanco en el coloquio organizado por la Fundación Mainel el viernes pasado. Como se comentó durante el coloquio, el artista es considerado por el Estado, al menos en términos fiscales, un profesional. Por ello es fundamental que desde la asociación, la Facultad y las instituciones se le acerquen herramientas que le faciliten posicionarse como tal.

Valoraciones positivas

En el artículo I destacamos que ocho de los treinta y siete participantes comentaron que los encuentros les había permitido recabar información que pensaban repercutiría en su profesionalización. La mayoría de esta información había sido transmitida por artistas profesionales.

Pero además de adquirir consejos y valoraciones, cinco participantes mencionan lo positivo que les ha resultado poder conectar con el sector profesional. Resulta interesante observar que cuatro de los cinco comentarios recogidos están en relación con un encuentro con galeristas. Por otra parte, cuatro de los participantes contrastan la información que aportan los profesionales con respecto a la que se recibe en el mundo académico.

Participante 28 comenta que le ha parecido una buena experiencia, porque “desde el mundo académico luego es difícil dar el salto, y ésta es una forma de hacerlo”.

Participante 13 dilucida acerca de la importancia de su contacto con Galerista 3 y Galerista 4: “ellos están ahí fuera al pie del cañón. Esta vez no es algo que se me está diciendo desde dentro de la facultad”.

Participante 15 destaca de su contacto con Galerista 3 y Galerista 4: “han aportado una crítica y un posicionamiento más objetivos (que los demás profesionales)”.

Participante 23 explica: “es muy útil, me ha servido mucho”. Continúa diciendo: “para los estudiante es como un tortazo con la realidad, muy necesario. Para los artistas profesionales como yo también es fundamental para refrescarse”.

Mesa redonda, segundo día. Fotografía de Verónica Francés

Mesa redonda, segundo día. Álvaro de los Ángeles, Paula Alonso, Tomeu Simonet y Miguel Ángel Hernández. Fotografía de Verónica Francés

En una línea similar, seis participantes explican que participar en Art Dating / Dialog les ha permitido guardar el contacto con alguno de los profesionales. Resulta significativo que en cuatro casos sea con galeristas, y otros tantos con críticos. No se menciona a ningún artista invitado.

Participante 1 aporta que Galerista 2 le ha pedido el Portfolio.

Participante 2 comenta que Crítico 1 irá a ver su exposición (la cual se inauguraba unos días después).

Participante 16: tanto Crítico 3 como Crítico 4 quieren mantener el contacto, ya que ambos trabajan con planteamientos similares a los suyos.

Participante 28 menciona que Galerista 5 le ha dado su tarjeta.

Mesa redonda, primer día. Fotografía de Verónica Francés

Mesa redonda, primer día. Fotografía de Verónica Francés

Por otra parte los contactos y las sinergias establecidas han llevado a quince participantes a ser seleccionados para aparecer en unas reseñas en MAKMA. La selección la realizaron tres de los críticos invitados.

Art Dating: mi selección (I), por José Luis Pérez Pont
Art Dating: mi selección (II), por Johanna Caplliure
Art Dating: mi selección (III), por Rosa Ulpiano

Aspectos negativos

En los anteriores artículos las críticas se centraron sobre el problema de la sinergia y la falta de preparación por parte de algunos participantes. En esta entrega aportamos las críticas sobre el modelo organizativo. La mayoría de los comentarios, tanto por parte de los participantes como de los profesionales, giran en torno a la gestión del tiempo. Cinco participantes hablan de este problema:

Participante 19 lo explica así: “yo creo que no daba tiempo suficiente a hablar con todos. Mi sensación es que fue algo frenético, y aún así no pude hablar con todos los invitados del mundo del arte”.

Participante 33 comenta: “me ha parecido muy breve todo”.

Participante 13 aporta acerca de su encuentro con Crítico 3: “le han cortando su aportación a mitad, por falta de tiempo”.

Del lado de los profesionales, nueve de dieciocho son los que aluden a la falta de tiempo. Redundan en ello cuatro artistas, dos críticos y tres galeristas. Tanto un artista como un crítico lo achacan a un excesivo número de participantes.

Artista 4: “El tiempo ha sido demasiado corto, lo que lleva a contactar sin poder profundizar”.

Crítico 6 explica que ha resultado difícil “medirme el tiempo; quizás deberían haber habido menos artistas”.

Galerista 5: “No puedes profundizar con gente durante tan poco tiempo; es difícil dar un feedback”.

En el último grupo de críticas se recogen reflexiones de cuatro profesionales acerca de las infraestructuras del local dónde se llevaron a cabo las jornadas (Aula 2 de Las Naves). Tres críticos critican el espacio, tanto por la falta de metros como por las dificultades a la hora de presentar los trabajos, mientras que un artista lamenta la falta de conexión a Internet.

Mesa redonda, primer día. Fotografía de Verónica Francés

Mesa redonda, primer día. Nacho Paris, Alba Braza, Fermín Jiménez y Ernesto Casero, Fotografía de Verónica Francés

Propuestas

Las propuestas en este último artículo giran en torno al formato de los encuentros.

Se recogen propuestas de siete profesionales. Por un lado, un galerista y un crítico plantean la posibilidad de que tras los encuentros personales, diversos profesionales protagonicen un debate teórico sobre los trabajos presentados.

Galerista 5 aporta que tras el “tú a tú” podría ser interesante que debatieran todos los profesionales con los artistas.

Crítico 6 sugiere lo siguiente: “¿Qué tal si por la mañana se hiciese un tête à tête, y por la tarde el artista les recuerda brevemente qué hace, y entre todos los profesionales dialogan ante él?”.

En la primera edición de Art Dating / Dialog, las tardes fueron dedicadas a mesas de debate en torno a la situación del sector de las artes visuales en tiempos de crisis. Los profesionales invitados de cada día (dos artistas, dos críticos y dos galeristas) protagonizaron un debate en el que reflexionaban sobre cómo la situación socio-política afectaba a su profesión. Se habló del rol de las instituciones y de la gestión de los recursos, y se plantearon posibles estrategias. Estos debates fueron retranscritos y seguramente sean fruto de un futuro estudio.

Público mesa redonda, primer día. Fotografía de Verónica Francés

Público de mesa redonda con intervención de Pepe Miralles, primer día. Fotografía de Verónica Francés

Conclusiones

Este estudio muestra que Art Dating / Dialog, establece una estructura donde los jóvenes artistas reciben aportaciones y participan en dinámicas que fomentan su profesionalización.

Se observa además que el formato de los encuentros personales resulta idóneo para establecer una comunicación eficaz entre los participantes y los profesionales invitados, generando un alto porcentaje de satisfacción tanto entre los jóvenes artistas como entre los galeristas, críticos y artistas profesionales invitados.

Otro de los elementos que aparece como favorable es el hecho de invitar a profesionales que pertenecen a tres de los ramos protagonistas del arte contemporáneo; cada uno aporta una perspectiva distinta y la suma de todas genera una visión poliédrica muy necesaria para el artista en periodo de formación.

Por otra parte, es fundamental depurar el presente modelo de Art Dating / Dialog,  para mejorar los aspectos menos favorables de esta primera edición.

Es indispensable desarrollar nuevos procesos de selección de los participantes, en los que además se tenga en cuenta la sinergia entre participantes y profesionales. A ese respecto, es importante reflexionar acerca de las propuestas que se recogen en el presente estudio y que fueron formuladas por ambos grupos.

También es necesario gestionar adecuadamente el tema de la información. Se debe desarrollar una estrategia de difusión tanto para la convocatoria como para la presencia de público en los debates. Resulta imperioso lograr una mayor concienciación e implicación de los participantes a la hora de preparar su presentación. Por último, se debe remitir la información de los participantes a los profesionales invitados para que puedan a su vez preparar y afinar sus aportaciones.

En cuanto a los debates teóricos, puede ser interesante combinar las mesas redondas de la tarde con otros modelos que propicien la reflexión y la crítica a la situación del arte contemporáneo entre los diferentes protagonistas del sector.

En la página de AVVAC hemos publicado el estudio entero, incluyendo la lista de participantes y profesionales invitados en la primera edición.

Estamos de pleno en la organización de la próxima edición, e iremos informando de forma periódica a través de las redes sobre la organización y los procesos de selección.

Mercedes Vandendorpe

Pincha aquí y lee la primera parte de este estudio. Sinergias y vacíos (I).
Pincha aquí y lee la segunda parte de este estudio. Sinergias y vacíos (II).

Los comentarios están cerrados.