Sinergias y Vacíos (I)


Está a punto de iniciarse la preparación de la nueva edición de
Dialog (Art Dating),  un proyecto organizado por AVVAC (Asociación de Artistas de Valencia, Alicante y Castellón) en colaboración con el Máster Oficial en Producción Artística de la Facultad de Bellas Artes de Valencia. El último evento se llevó a cabo en Las Naves, Espacio de Creación Contemporánea, los días 3, 4 y 5 de julio 2013.

Desde sus inicios, AVVAC ha buscado establecer vías de colaboración con la Facultad, con la finalidad de concienciar a los estudiantes sobre las cuestiones de profesionalización del artista y su necesaria vinculación con el Manual de buenas prácticas. En enero de 2012, esta colaboración se concreta en la forma de unas jornadas a enmarcar en la programación de Selecta 13, un evento que el Máster en Producción Artística viene organizando desde 2010 para dar visibilidad a los trabajos de los alumnos y generar un puente con el mundo de las galerías. El grupo de trabajo está formado por el profesor Pepe Miralles, y por Tania Blanco, Víctor Melià y Mercedes Vandendorpe por parte de AVVAC.

La propuesta está basada en la idea de Showroom. Además de invitar a galeristas y críticos, se plantea traer a artistas de trayectoria internacional para que puedan aportar su propia visión y experiencia a los alumnos. En la misma línea, se resuelve abrir la convocatoria a los socios de AVVAC, para favorecer la creación de puentes entre alumnos y artistas profesionales. Se completa el programa organizando mesas de debate abiertas al público para dar voz a los profesionales invitados de cada día.

Se acuerda invitar a 18 profesionales (2 artistas, 2 críticos y 2 galeristas cada día) y que los propios alumnos elijan con qué profesionales quieren coincidir. Se reservan 30 plazas para los alumnos del máster y 15 para los socios de AVVAC, los cuales son seleccionados por orden de inscripción.

La primera jornada da comienzo a las 10:00 de la mañana, con la llegada de los participantes, que van ocupando las mesas y organizando la presentación de sus trabajos. Una hora más tarde, con la llegada de los profesionales, se procede a una breve presentación, tras la cual los 6 profesionales se dirigen cada uno hacia un participante, estableciendo de forma natural un tête à tête.

A través de la crónica que se ha empezado a redactar, se percibe que los participantes se sienten cómodos con este tipo de encuentros. Se organizan entrevistas sistemáticas con los participantes para saber cuáles son sus reacciones tras cada encuentro personal. Después, se entrevistan a los profesionales para recoger sus opiniones, críticas y valoraciones.

A lo largo de los tres días, se recogen de manera aleatoria los comentarios de 37 participantes y de 18 profesionales.

Basándonos en la crónica redactada durante la primera edición, publicamos los resultados del estudio realizado. Para su divulgación en la red, hemos favorecido la división del estudio en tres artículos en los que se entremezclan resultados del estudio con fragmentos de la crónica. Este primer artículo sobrevuela los puntos esenciales del estudio.

Valoraciones positivas

Al leer la crónica, uno de los primeros temas que aparece de manera reiterada es la idea de que la dinámica de los encuentros personales ha sido positiva.

Así lo expresan diecisiete participantes; de una forma u otra realzan lo importante que les ha parecido poder sentarse a hablar con un profesional en un tête à tête. Esto se comenta ocho veces con respecto al encuentro con un galerista, siete con respecto a un artista y cuatro con respecto a un crítico. Diez de los diecisiete comentarios recogidos destacan la sensación de horizontalidad, cercanía o comodidad.

Participante 1 comenta acerca de su encuentro con Galerista 2: “ha sido una gran oportunidad de mostrarle mi porfolio”.

Participante 3, con Galerista 1: “experiencia muy positiva, esperanzadora”.

Participante 6, en su encuentro con Artista 2: “expliqué mi trabajo de primera mano y de forma horizontal”.

Participante 21, con Crítico 4: “trato muy directo sin barreras: diálogo abierto”.

Participante 25 destaca de Crítico 6: “me ha aportado confianza en mi trabajo; me he sentido muy cómoda hablando con ella”. 

 Norberto Dotor y Juan Carlos Rosa. Fotografía de Verónica Francés

Norberto Dotor y Juan Carlos Rosa. Fotografía de Verónica Francés

De forma más específica, quince participantes expresan haber recibido críticas y aportaciones concretas con respecto a su trabajo. Es interesante señalar que se ha recogido el mismo número de comentarios por parte de artistas, galeristas y críticos: once para cada grupo. Varios de estos comentarios (nueve) animan al artista a centrarse sobre una determinada vertiente de su trabajo. En cambio, cuatro comentarios son recomendaciones para ampliar el campo de investigación.

Participante 10: Galerista 1 le ha comentado: “hay que especializarse en un medio y desarrollar una idea clara. Tener un trabajo muy definido”. Le ha recomendado centrarse en sus proyectos fotográficos.

Participante 13 comenta de Crítico 3: “me ha dado ideas nuevas acerca de las cosas que ha visto en mis cuadros”. De Crítico 4 dice: “me ha explicado claramente: esto te funciona, esto no, y esto regular. Muy clara.”

Finalmente, Galerista 3 y Galerista 4 le han recomendado centrarse en la parte de su trabajo orientado al arte público.

Otra de las ventajas que ha aportado los encuentros personales ha sido recabar información que repercuta en la profesionalización de los artistas.

Ocho participantes mencionan este punto, enfatizado mayoritariamente por los artistas profesionales. La información que éstos aportaron tuvo que ver en ocasiones con la explicación de los escollos que ellos mismos encontraron; tres de los ocho comentarios en los que se mencionan a los artistas van en esta dirección. Los galeristas son mencionados en este punto cuatro veces, y los críticos en dos ocasiones.

Participante 8 explica que Artista 2 le ha recomendado qué actitud mantener con respecto a concursos y convocatorias.

Participante 23: Artista 6 le ha hecho sugerencias para obtener dinero que le permita exponer la obra. También le ha explicado cómo distribuir una obra. Por otra parte, Galerista 5 le ha hablado de la relación entre el artista y la galería.

Participante 28 comenta de Galerista 5 que ésta le ha explicado “como entrarle a una galería”.

Participante 31, con Artista 5: “me ha hablado de cómo mover el vídeo en galería y cómo vender el video cuando es en serie”.

Nuria Enguita y Verónica Francés. Fotografía de Lola Calzada

Nuria Enguita y Verónica Francés. Fotografía de Lola Calzada

Por otra parte, del lado de los profesionales invitados, se recogen quince comentarios valorando de forma positiva su experiencia en Dialog. Cinco de estos comentarios ponen el énfasis en el tête-à-tête y sus posibilidades de diálogo. Dos de los comentarios son de galeristas, dos son de artistas y uno es de un crítico.

Galerista 2 afirma que le ha parecido “genial el formato de tú a tú”.

Artista 3 menciona que “hay cosas que salen más en la intimidad del tú a tú”. Le parece interesante “la posibilidad de lo personal”.

Crítico 3: “Experiencia fantástica y muy necesaria”. Le ha interesado poder hablar de uno en uno con los artistas.

A Galerista 3 le ha interesado esta posibilidad de diálogo ya que “no podemos defender a los artistas en los que no creemos”. Añade: “no hay propuestas como ésta, en las ferias se está para otra cosa”.

Artista 4 comenta que le parece interesante el que “gente que está terminando la facultad pueda conocer las perspectivas de los que ya llevan tiempo caminando”.

Crítico 7 expresa así su experiencia: “Muy bien, muy positiva”. Dilucida que “la parte de la proyección de los artistas es la complicada; este tipo de actos facilita esto”. 

 Miguel Ángel Hernández y Aaron Duval. Fotografía de Verónica Francés

Miguel Ángel Hernández y Aaron Duval. Fotografía de Verónica Francés

Aspectos negativos

En el campo de las críticas, se recogen comentarios de nueve participantes que transmiten sensación de insatisfacción con respecto a uno o varios de sus encuentros personales. Siete participantes refieren al hecho de recibir pocos o ningún comentario. La mayoría están en relación con un encuentro con un galerista (seis comentarios) o con un crítico (cinco). Un comentario refiere a un artista.

Participante 9 dice de Galerista 1: “no le ha interesado”.

Participante 20, hablando de Galerista 3, Galerista 4 y Artista 3: “me han escuchado, pero sin muchas aportaciones”.

Participante 25 comenta de Crítico 7 “no hubo casi feeling. No era quizás la persona adecuada para ver mi trabajo, a pesar de que había buena comunicación”.

Participante 27, de Crítico 6: “no sabía qué decirme”.

Por su parte, cinco profesionales critican la falta de sinergia entre participantes y profesionales. Cuatro de los comentarios son de artistas y refieren de forma específica a la falta de afinidad con respecto a algunos participantes. El quinto comentario es de una galerista. Uno de los artistas menciona la utilidad de poder elegir los encuentros. Otro destaca que al final de la mañana los profesionales estaban cansados, reduciendo la posibilidad de un feedback enriquecedor.

Artista 3 afirma: “he echado de menos poder hablar con más artistas que trabajen en la naturaleza”.

Artista 6 piensa que debería haber una mejor distribución de los artistas con los profesionales, pues él tenía la sensación de estar “tan lejos de algunas prácticas” que no podía aportar mucho.

Siete profesionales critican la falta de selección con respecto a los participantes. Dos de estos comentarios aluden de forma específica al problema de la selección de los socios.

Galerista 2 subraya que le ha parecido “terrible la selección”. Continúa explicando: “si son artistas que están formándose, se puede entender, y nosotros como profesionales invitados tenemos algo que aportar. Pero a artistas que ya están metidos en una trayectoria y dinámica, no hay nada que aportarles; éste no es el lugar para ellos”.

Por otra parte, ocho profesionales explican que les hubiese sido útil recibir un dossier de los participantes antes del inicio de las jornadas.

Artista 1 comenta que le hubiese gustado haber recibido con antelación la lista de participantes con un statement de cada uno “para pensar mejor las recomendaciones que podía aportarles”. 

 Marcelo Fuentes y Merche Herrán. Fotografía de Lola Calzada

Marcelo Fuentes y Merche Herrán. Fotografía de Lola Calzada

Propuestas

Tras dar sus valoraciones sobre las jornadas, los profesionales invitados aportaron de forma espontánea sus reflexiones acerca de cómo mejorar la próxima edición de Dialog. En este primer artículo se recogen las propuestas en torno a las dinámicas de los encuentros personales.

Se recogen cinco aportaciones de profesionales buscando resolver el problema de la sinergia entre participante y profesional. Un galerista sugiere que los profesionales pasen diez minutos con cada participante y luego decidan con quienes desean profundizar. Los demás comentarios (cuatro) ponen de manifiesto que los profesionales no deben necesariamente tener un encuentro con cada participante; dos artistas subrayan la idoneidad de encontrarse sólo con aquellos que consideren más afines, mientras que un tercer artista plantea que esa elección la hagan los participantes mediante una lista expuesta en la sala. Un crítico advierte que esta última propuesta puede generar nuevos problemas, ya que los profesionales menos conocidos podrían tener a muy pocos participantes inscritos en su lista.

Por último, un crítico comenta que sería conveniente que todos estos comentarios en realidad deberían de hacerse ante los participantes.

La difusión de este estudio en MAKMA parte de un deseo doble: por un lado busca recoger la sugerencia de Crítico 5 y compartir con todos los participantes  comentarios y propuestas hechas por los profesionales. Por otro lado, pretende reavivar el debate que se inició durante las jornadas sobre la necesidad de reflexionar conjuntamente acerca de fórmulas y dinámicas que refuercen el contacto entre los diversos protagonistas del sector de las artes visuales.

Mercedes Vandendorpe

Los comentarios están cerrados.