Cuerpos sin etiquetas en Ultramar

Cul Kombat, de la compañía Patrícia Pardo
Sala Ultramar
C / Alzira, 9. Valencia
Días 12, 13 y 14 de abril de 2019

A partir del pretexto temático de la campaña de Amnistía Internacional ‘Mi cuerpo, mis derechos’, Guadalupe Sáez y Patrícia Pardo escriben ‘Cul Kombat’, una obra circense-teatral que cuestiona la intromisión en los cuerpos, en la identidad y la imposición de las categorías y que vuelve a la sala Ultramar los días 12, 13 y 14 de abril ahora con Amparo Oltra en el escenario.

Escena de 'Cul Kombat', de la compañía Patrícia Pardo. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Escena de ‘Cul Kombat’, de la compañía Patrícia Pardo. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

La compañía valenciana dirigida por la escritora teatral y clown Patrícia Pardo incorpora en sus montajes el clown gestual y el monólogo delirante además de aéreos o equilibrios. El objetivo no es otro que parodiar el egocentrismo, la debilidad y las contradicciones humanas ante la desgracia, la desigualdad social y el hetero patriarcado.

Cuerpo y control. Cuerpo y género. Cuerpo y violencia. He ahí algunos de los binomios de los que se hace cargo una obra que reivindica la eliminación de las categorías y que, a su vez, denuncia los abusos por ser etiquetada “mujer”. Amparo Oltra y Patrícia Pardo protagonizan el espectáculo que cuenta con el singular vestuario de Raquel Renart y Mar Hernández, y el trabajo audiovisual de Andrés Jerez. Lluna Albert, Alberto Vidal, Enric Juezas y Santiago Blanco se encarga de los elementos escenográficos, mientras la iluminación corre por cuenta de David Sánchez.

Escena de 'Cul Kombat', de la compañía Patrícia Pardo. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Escena de ‘Cul Kombat’, de la compañía Patrícia Pardo. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Publicado en Sin categoría

Spencer Tunick: cuerpo y naturaleza

Spencer Tunick
Intervención fotográfica en Valencia
En el marco de las actividades del festival Intramurs
Sábado 30 de marzo de 2019

A modo de descripción informativa
‘Valencia. La piel del mediterráneo’ es el título de la última performance del célebre fotógrafo norteamericano Spencer Tunick, realizada en el marco de las actividades del festival Intramurs, el 30 de  marzo de 2019 en la ciudad del Turia.

Tunick, famoso por sus fotografías de desnudos masivos en grandes espacios naturales y ciudades de medio mundo, congregó, aproximadamente, 1.300 personas voluntarias para tomar cuatro fotografías enmarcadas bajo el tema reivindicativo de los derechos de la mujer y el empoderamiento femenino.

Las cuatro performances fotográficas, llevadas a cabo alrededor de las Torres de Serranos de la ciudad de Valencia, se compusieron con los miles de cuerpos desnudos de los hombres y las mujeres participantes.

Performance fotográfica de Spencer Tunick. Foto: Begoña Siles

Performance fotográfica de Spencer Tunick en Valencia. Foto: Begoña Siles

La primera escena, tomada en el propio Puente de Serranos, constaba de tres figuras: la primera, con el hombre tumbado y la mujer de pie; la segunda, con la mujer poniendo su pie sobre el pecho del hombre, y la tercera, con las mujeres dando las manos a los hombres para que se pudiesen levantar.

Performance fotográfica de Spencer Tunick. Foto: Begoña Siles

Performance fotográfica de Spencer Tunick en Valencia. Foto: Begoña Siles

La segunda escena, fotografiada en la Plaza de los Fueros, tenía dos posiciones: una con el hombre en posición fetal y la mujer de pie enfrente, y la otra, con el hombre de rodillas y la mujer dándole la espalda.

Performance fotográfica de Spencer Tunick en Valencia. Foto: Begoña Siles

Performance fotográfica de Spencer Tunick en Valencia. Foto: Begoña Siles

La tercera escena, realizada en la calle Roteros, contaba con la participación exclusiva de los hombres, tapados, a modo de crisálidas, con una tela blanca transparente.

Performance fotográfica de Spencer Tunick en Valencia. Foto: Begoña Siles

Performance fotográfica de Spencer Tunick en Valencia. Foto: Begoña Siles

Y la cuarta y última, se llevó a cabo bajo el árbol magnolio que hay en la esquina de Conde Trenor. En esta escena, sólo participaban las mujeres. Sus cuerpos tumbados se extendían como rizomas  alrededor del inmenso e imponente ficus.

La experiencia

Con esa acción decisiva de quitarse la ropa y participar en la instalación fotografía de Tunick, los miles de participantes expresaban una euforia catártica y unitaria propia de aquellos que sienten, de alguna manera, que han realizado un acto transgresor. Pero conviene recordar que Tunick, después de la querella contra el alcalde de New York en 1994 (la cual ganó) solo realiza sus instalaciones cuando consigue todos los permisos legales de la autoridad competente.

De este modo, Tunick cumple con la ley, no la transgrede. En todo caso, la trasgresión se situaría en otro marco ajeno a la ley civil y más próximo a ese otro precepto cultural relacionado con lo ancestral: el tabú al cuerpo desnudo. Los individuos participantes, así, sienten un acercamiento a un estado de naturaleza.

Spencer Tunick, en un momento de su intervención fotográfica en Valencia. Foto: Begoña Siles

Spencer Tunick, en un momento de su intervención fotográfica en Valencia. Foto: Begoña Siles

La mirada de Tunick

Tunick convierte a los miles de individuos desnudos en una forma compacta y abstracta. Una masa de cuerpos, sin vestimenta, que se extiende como una materia por el pavimento, por el asfalto o por la tierra. Y, como señala el fotógrafo, “creando un cuerpo vivo, orgánico que revela, desafía o reconfigura los puntos de vista de la desnudez y de la privacidad”.

La mirada fotográfica de Tunick revela los cuerpos desnudos de hombres y mujeres como una masa de la naturaleza, despersonalizada, simplemente cuerpos, sin sexualidad, sin erotismo, sin pornografía. Los cuerpos desnudos se expanden como una sustancia viva por el paisaje urbano en una confrontación entre la naturaleza y la cultura.

Y será la experiencia de la desnudez, como estado orgánico y natural, sobre la cultura, lo que prime ante la lente de Tunick, como ante el sentimiento de los participantes. Una desnudez que evita el repliegue del individuo sobre sí mismo y propaga un estado de comunión propio de un grupo atávico.

Spencer Tunick, durante su intervención fotográfica en Valencia. Foto: Begoña Siles

Spencer Tunick, durante su intervención fotográfica en Valencia. Foto: Begoña Siles

Se podría decir, como señala Georges Bataille en su libro ‘El erotismo’, que la acción decisiva de las performances fotográficas de Tunick de quitarse la ropa lleva al fotógrafo y a sus modelos a soportar “que somos seres discontinuos, individuos que mueren aisladamente en una aventura ininteligible; pero nos queda la nostalgia de la continuidad perdida. (…) La desnudez se opone al estado cerrado, es decir, al estado de la existencia discontinua. Es un estado de comunicación, que revela un ir en pos de una continuidad posible del ser, más allá del repliegue sobre sí”.

Una idea que Spencer Tunick afirma en las múltiples entrevistas: “Los participantes toman conciencia, en estos retratos de grupo, de la vida, de la muerte y del arte”.

Quizá sea ese sentimiento de comunión el que consiga que se produzca un silencio casi sepulcral, en el momento en que Tunick toma la cámara para sacar la fotografía del retrato grupal.  En ese instante, el murmullo producido por las miles de personas desnudas se ensordece: nada se oye, nadie se mueve.

Fotograma de 'Anticristo', de Lars von Trier.

Fotograma de ‘Anticristo’, de Lars von Trier.

Cuerpos como naturaleza: de lo imaginario a lo siniestro

Los retratos masivos de individuos desnudos no sólo forman una figura abstracta, sino también conforman el cuerpo como una masa de la naturaleza. Los cuerpos desnudos de toda puesta en escena de Tunick son retratados sin provocación, con una mirada casi naif que embellece la desnudez. Quizá lo que Spencer Tunick está presentando, tal y como apunta Carlos Cuadro, director del Centro Niemeyer de Avilés, “son los cuerpos en el paraíso. Su cámara es testigo de su particular visión del Juicio Final, no desde una visión simbólica religiosa, sino desde un racionalismo humanístico que sabe que no hay más paraíso que los cuerpos desnudos en contacto con la naturaleza”.

Por ello, en esta última instalación de ‘Valencia. Piel del Mediterráneo’, los cuerpos desnudos que se fusionan con la naturaleza, en concreto con el espléndido magnolio de Conde Trenor, sean sólo los cuerpos de las mujeres. De tal modo, el concepto de reivindicación y empoderamiento femenino, que subyace detrás de esta performance, alcanza en esta puesta en escena toda la coherencia en la obra del fotógrafo: el cuerpo femenino imaginario enraizado a modo de rizoma con el magnífico árbol. De nuevo, en esta performance fotográfica, el cuerpo femenino es representado como expresión máxima de la naturaleza.

Y ante esa visión imaginaria de la fotografía de Spencer Tunick de cuerpos desnudos fusionados a paisajes simbólicos de ciudades o de naturaleza, cabe incluir, por contraste, la mirada siniestra del director danés Lars von Trier en su película ‘Anticristo’ (2009). Lars von Trier muestra los cuerpos desnudos de hombres y mujeres enraizados de manera siniestra a la naturaleza, a la tierra; cuerpos desnudos como metáfora de una naturaleza siniestra y mortal. Y en ese universo de la película, la mujer, el cuerpo femenino, aparece como un cuerpo aciago, un cuerpo abyecto.

Y así, una vez más, el cuerpo femenino queda inscrito como unión imaginaria con la naturaleza –Tunick– o bien como fusión siniestra –Lars von Trier–.

Begoña Siles

Publicado en Sin categoría

Un barbero de Sevilla atemporal y surrealista

El barbero de Sevilla, de Giuseppe Verdi, bajo dirección musical de Francisco Valero-Terribas y dirección escénica de Kike Llorca
Rambleta
Bulevar Sur esquina C / Pío IX, s/n. Valencia
Viernes 12 y domingo 14 de abril de 2019

Después del gran éxito de ‘La Traviata’ de Verdi, Rambleta vuelve a poner la ópera al alcance de todos con la versión más fresca, divertida y sorprendente de ‘Il barbiere di Siviglia’, un melodrama buffo dividido en dos actos con libreto de Cesare Sterbini sobre la comedia homónima de Pierre- Agustin Caron de Beaumarchais.

El barbero de Sevilla. Imagen cortesía de Rambleta.

El barbero de Sevilla. Imagen cortesía de Rambleta.

Bajo la dirección musical del maestro valenciano Francisco Valero-Terribas, calificado por los especialistas como “uno de los directores jóvenes más interesantes de su generación. Una auténtica revelación”, en esta versión semi-escenificada con adaptación para orquesta de cámara, el amor se contempla como una única vía de escape ante el poder del dinero.

Kike Llorca en la dirección de escena y la Orquesta de Cámara y Coro Eutherpe -residente en Rambleta- rematan esta versión de ‘Il barbiere di Siviglia’, junto a un plantel con algunas de las voces más interesantes del panorama actual con Silvia Vázquez (Rosina), David Ferri (Il conte d’ Almaviva), Vicente Antequera (Figaro), Pedro Quiralt (Don Bartolo), Georgy Ekimov (Don Basilio), Sebastiá Peris (Fiorello), Tanya Durán (Berta).

El barbero de Sevilla. Imagen cortesía de Rambleta.

El barbero de Sevilla. Imagen cortesía de Rambleta.

Esta producción valenciana de la Fundación Eutherpe se representará en Rambleta el viernes 12 de abril (20:30 horas) y el domingo 14 de abril (19:00 horas), eliminando los clichés asociados a la ópera y brindando la oportunidad a todos de descubrir un Barbero de Sevilla atemporal, una comedia anacrónica impregnada de surrealismo.

Con su gran comicidad, ‘Il barbiere di Siviglia’ es una de las últimas óperas clásicas que dieron inicio al primer romanticismo y al bel canto. El libreto recoge cómo el dinero es capaz de marcar la relación entre los personajes, además de ser la solución para cualquier problema que surge a lo largo de su trama. Así, la relación de Rosina y el Conde de Almaviva es la única basada en el amor desinteresado. El planteamiento escénico de Kike Llorca invita a reflexionar sobre el valor del respeto, el precio de la felicidad y, en definitiva, la manera que tiene el poderoso caballero don Dinero de controlarnos y mantenernos enjaulados.

El barbero de Sevilla. Imagen cortesía de Rambleta.

El barbero de Sevilla. Imagen cortesía de Rambleta.

Publicado en Sin categoría

El mundo de Dave Kusworth

Dave Kusworth Group + Stratos
Miércoles 10 de abril del 2019 a partir de las 21:30 h
Sala 16 Toneladas
C/ Ricardo Micó, 3 de Valencia
Entrada 12€ anticipada (www.movingtickets.com); 15€ taquilla.

el-mundo-de-dave-kusworth-1

Imagen contraportada ‘The world of Dave Kusworth’

Otra extensa gira por España del maldito dandy británico Dave Kusworth sirve para dar a conocer el legado de uno de los músicos de culto más adorados entre crecientes minorías de privilegiados.

el-mundo-de-dave-kusworth-2

Imagen extraída de la página de Dave Kusworth

Desde el año 1984 anda el de Birmingham repartiendo ese sonido tan especial que le caracteriza, entre rosas, licores y sonidos que evocan a los Faces, los Stones, Marc Bolan…

el-mundo-de-dave-kusworth-4

Cartel del concierto de Dave Kusworth en sala 16 Toneladas

Primero fue junto al inolvidable Nikki Sudden formando el mítico grupo The Jacobites. En el más reciente recopilatorio “The world of Dave Kusworth” que está presentando en esta gira española por Barcelona, Tarragona, Pamplona, Donosti, Santander, León, Valencia, Albacete, Madrid y Alicante se encuentran algunas de las piezas más importantes de aquel período, como “Pin your heart to me”, “Shame for the angels”…

el-mundo-de-dave-kusworth-3

Portada del recopilatorio “The world of Dave Kusworth”

Junto a los Bounty Hunters, los Tenderhooks, los Tuppers o su más personal Dave Kusworth Group tras la muerte de Nikki forman el grueso de un álbum al que le falta mucho material del calidad que atesora este músico pero suficiente para tener una idea de su nivel o, por supuesto, para apoyarlo viéndolo en directo.

Juanjo Mestre

Publicado en Sin categoría

Les Arts se llena de celos con La Malquerida

La Malquerida, de Manuel Penella basada en el drama rural de Jacinto Benavente
Palau de les Arts
Avenida del Professor López Piñero, 1. Valencia
Días 11, 14 y 18 de abril de 2019

El Palau de les Arts recupera ‘La Malquerida’, de Manuel Penella, en una coproducción con Teatros del Canal, que se estrena el jueves 11 de abril en el Teatre Martín i Soler, sede del Centre Plácido Domingo. El director artístico de Les Arts, Jesús Iglesias Noriega, afirmó que esta apuesta “pone en valor el patrimonio musical propio y, concretamente, una obra maestra que durante más de 80 años ha permanecido alejada de los escenarios”.

“Basada en el drama rural del Nobel Jacinto Benavente, Penella hace gala, en la que fue su última obra, de un extraordinario dominio del lenguaje musical y teatral que no deja indiferente al espectador, como demuestra la excelente recepción del drama lírico en Madrid y Oviedo”, explicó Iglesias.

‘La Malquerida’ es un montaje con dirección escénica del valenciano Emilio López, escenografía de Nathalie Deana, vestuario de Gabriela Salaverri e iluminación de Sergio Gracia. Santiago Serrate asume la dirección musical de los cuerpos estables de Les Arts, el Cor de la Generalitat Valenciana y la Orquestra de la Comunitat Valenciana, acompañados en esta ocasión del grupo musical Mariachi Sol del Mediterráneo.

La ‘mezzosoprano’ valenciana Sandra Ferrández encarna a Raimunda, eje de las pasiones y traiciones que se establecen en la hacienda de El Soto entre su hija, Acacia (María Caballero), su segundo esposo, Esteban (César Méndez), y el primer pretendiente de Acacia (Vicent Romero); todos ellos, artistas del Centre Plácido Domingo. Completan el reparto, la ‘mezzosoprano’ del Centre Andrea Orjuela, los intérpretes del Cor de la Generalitat José Enrique Requena, Lourdes Martínez, José Javier Viudes, David Asín, Boro Giner, Carmen Avivar, Inmaculada Burriel, Jesús Rita, Juan Felipe Durá y Ana Bort y los actores Nacho Fresneda y Victoria Salvador.

Según explicó Emilio López, el montaje es un homenaje a tres grandes creadores: Manuel Penella, Jacinto Benavente y el actor y director de cine mexicano Emilio ‘el Indio’ Rodríguez. “Por ello, he querido conjugar la esencia de la obra de Penella y Benavente con un homenaje a la película que se hizo 10 años después de la muerte del compositor valenciano en tierras aztecas, ambientando la situación en una hacienda mexicana de los años 40-50”, agregó el director de escena valenciano.

Santiago Serrate, por su parte, puso de relevancia “la calidad musical del drama lírico para el que Penella compuso doce números musicales, armónicamente muy avanzados”. En concreto, el maestro apuntó que “en uno de ellos se puede escuchar el acorde de Tristán”, además de motivos musicales recurrentes que son una constante en sus obras. Además de las representaciones los días 11, 14 y 18 de abril, el centro de artes destinará la función del día 16 al público del programa didáctico ‘Les Arts Educació’.

Elenco artístico y creativo de La Malquerida. Imagen cortesía del Palau de les Arts.

Elenco artístico y creativo de La Malquerida. Imagen cortesía del Palau de les Arts.

Publicado en Sin categoría

Tomás Gorria, un tipo con ingeniosa grafía

Lloc de paraules, de Tomás Gorria
Col·legi Major Rector Peset
C/ Forn de Sant Nicolau, 4. Valencia
Hasta el 19 de mayo de 2019

De sus inicios como “agitador cultural” en Malahierba le queda ese punto socarrón que diríase corre por sus venas desde la más temprana infancia. “Creo que desde que tengo aquello que se decía uso de razón, recuerdo la fascinación que han ejercido en mí las palabras”. Una fascinación que sigue incólume y que se manifiesta en ese brillo que adquieren sus pupilas mientras va narrando sus peripecias, como si fuera Tintín en América, el Tíbet o el Congo, rodeado de una selección de sus trabajos de las tres últimas décadas. Fascinación que agita por dentro la coctelera de su bulliciosa mente.

Vista de la exposición 'Lloc de paraules', de Tomás Gorria. Foto: Makma

Vista de la exposición ‘Lloc de paraules’, de Tomás Gorria. Foto: Makma

Hablamos de Tomás Gorria, diseñador gráfico que dice haber practicado “el intrusismo en el mundo del periodismo cultural”, trabajando para diversos medios de comunicación, al tiempo que se adentraba en la creación literaria, el vídeo o la fotografía. No presume de haber sentado cátedra en ninguno de ellos, pero viendo el medio centenar largo de piezas que muestra en la Sala de la Muralla del Col·legi Major Rector Peset, destaca poderosamente la atención su ingenio para retorcer las palabras y extraer de ellas un jugo que, fiel a su propio espíritu creativo, da mucho juego.

De ahí, por otro lado, el título de la exposición: Lloc de paraules. “Lloc en tanto lugar y en tanto sonido que remite al joc del juego”, explica Gorria, mientras ultimaba aspectos de la muestra inaugurada este pasado viernes con una tipeuà incluida. “Es una fideuà, pero hecha con sopa de letras”, dice, para rematarlo con una breve descripción de la misma: “Tiene la textura del arroz, pero el sabor del fideo”. No sólo eso, sino que semejante elaboración da pie al consumo de cierto conocimiento: “Te puedes comer el Ulises de Joyce o El manifiesto comunista de Marx”. Del sabor al saber por obra y gracia de su nutritiva y enriquecedora tipeuà.

Imagen de Tomás Gorria en la exposición 'Lloc de paraules'. Foto: Makma

Imagen de Tomás Gorria en la exposición ‘Lloc de paraules’. Foto: Makma

Así las gasta Tomás Gorria, con esa mezcla de ingenio y humor entre ácido y peterpanesco, fruto de lo que él insiste en denominar “fascinación por el diseño gráfico, por los juegos de palabras y aquello que se ha denominado ludolingüística (aforismos, anagramas, palíndromos)”. Lo dice en el vinilo a modo de maqueta con su foto encabezándolo que abre la muestra y que ha titulado, de nuevo jugando con las palabras, El texto sentido, en alusión a la famosa película de M. Night Shyamalan, El sexto sentido. Y al igual que en este largometraje del director indio, el niño protagonista decía que en ocasiones veía muertos, Gorria lo que no deja de ver son palabras danzando que él coreografía para dibujar un baile portentoso.

En la exposición, que estará en el Col·legi Major Rector Peset hasta el 19 de mayo, se podrán ver carteles relacionados con actividades culturales diversas, aludiendo a cuestiones políticas y sociales, o simplemente manifestando su ingenio sea cual esa el trasfondo del mensaje. También hay un collage de revistas por él maquetadas y un buen número de objetos que viene a completar el mapa creativo de su chispeante trabajo. Por ejemplo, un reloj cuyas manecillas van en sentido contrario, pero que al reflejarse en un gran espejo devuelva la hora normal, dispuesto para que la gente se haga selfies entre cuerdos y alocados.

Imagen de Tomás Gorria en la exposición 'Lloc de paraules'. Foto: Makma

Imagen de Tomás Gorria en la exposición ‘Lloc de paraules’. Foto: Makma

El diseño de la exposición, así como la producción de la misma es cosa enteramente suya: “Así recogida tiene cierto corpus y coherencia”, señala quien se refiere a la única pieza expresamente elaborada para esta muestra, la dedicada a la palabra Toros. “Compré en Internet los tipos móviles de madera de la imprenta Ortega, con la que se hacían los carteles taurinos de Valencia y que son de principios del siglo XX, y con ellos hice la composición”. Se trata de una edición limitada de diez ejemplares que juega con la palabra todos, dando lugar a otros y rotos, “pero que también puede convertirse en torso, porque es una palabra que tiene combinaciones varias”. “Son pruebas de imprenta, hechas de manera artesanal, pero que lógicamente pueden hacerse mejor”, añade.

“Me gustan mucho los palíndromos [palabras o frases que se leen igual hacia delante que hacia atrás]”. Bastarán dos ejemplos: “Nada somos, Adán” o “Sara, lo vi, serías aire si volaras”. También hay marcas con las que Gorria juega para dotarlas de una carga más explosiva, como Women Strike, en lugar de los cigarrillos Lucky Strike, o Disseny Landia, en lugar de Disneylandia. Y así sucesivamente, porque Lloc de paraules es como una montaña rusa en la que el espectador siente el vértigo al que le induce cada una de las obras. “En el diseño gráfico es importante usar imágenes que estén en la memoria colectiva de la gente”, subraya Gorria.

Obras de Tomás Gorria en la exposición 'Lloc de paraules'. Foto: Makma

Obras de Tomás Gorria en la exposición ‘Lloc de paraules’. Foto: Makma

El texto sentido finaliza con esta puntualización: “Esta muestra pretende ser un modesto resumen de todas estas actividades e intrusismos diversos, a la vez que una retrospectiva de mi trabajo como diseñador gráfico y editorial, de oficio de maquetador curioso”. Curiosidad que traslada igualmente a las camisetas “de contenido tipográfico para frikis” expuestas en otro apartado, cuya marca ‘Sam Arreta’ sigue en esta onda expansiva, y al video que cierra la exposición titulado La sombra de las letras, en el que recoge fotos antiguas del siglo XIX de rótulos de Valencia ya desaparecidos. Todo ello bien agitado en la coctelera de una exposición que retrata a Tomás Gorria como lo que es: un tipo con ingeniosa grafía.

Tomás Gorria, junto a algunas de sus obras. Foto: Makma

Tomás Gorria, junto a algunas de sus obras. Foto: Makma

Salva Torres

Publicado en Sin categoría

Mohamed L’Ghacham crea el mural más grande de TEST

‘La Mare’, de Mohamed L’Ghacham
Mostra d’Art i Creativitat de Vila-real (TEST)
C / Jaume Roig. Vila-real
Abril de 2019

‘La Mare’ se ha impuesto entre las 500 imágenes extraídas de álbumes familiares que han llegado a manos del pintor y muralista Mohamed L’Ghacham (Tánger, 1993). Medio millar de recuerdos y escenas íntimas que han servido al artista como fuente de inspiración para crear el mural más grande que incorpora el TEST, la ‘Mostra d’Art i Creativitat de Vila-real’, y de mayor formato al que ha dado vida en toda sutrayectoria el propio L’Ghacham. Es la séptima obra urbana de esta galería abierta que democratiza el arte, y la primera -tras sus predecesoras, firmadas por Pantone, Borondo, Escif, Sam3, Louis Lambert (3TTMan) y Hyuro- que gira sobre una temática “directamente relacionada con la ciudad y sobre todo con sus habitantes”, que han cedido de manera altruista sus recuerdos gráficos, explica Pascual Arnal, director del TEST.

‘La Mare’ luce ya sobre un ‘lienzo’ de 25 metros de alto por 12 de ancho extendido sobre la pared de una finca de viviendas de siete alturas de la calle Jaume Roig, en la zona norte de Vila-real. Muestra a una madre con sus dos hijas en una azotea, vestidas para una ocasión especial. Excepcionalidad dentro de la cotidianidad a finales de la década de los 60. “Al artista le llamó mucho la atención la mezcla de aspectos estéticos tan atractivos como que dos de las tres personas que aparecen en la fotografía fueran vestidas igual y que esas indumentarias resultaran cromáticamente muy atractivas; también el aire de cierta melancolía que impregnaba toda la imagen”, añade Arnal.

El tamaño de la obra, su cromatismo y la curiosidad por ponerle rostro a la escena familiar en construcción -esa que emerge de fotografías que no fueron concebidas para hacerse públicas y que L’Ghacham reformula, radiografía y ensalza sobre paredes a tamaño macro- ha generado un goteo de público durante la semana de trabajo del artista. Decenas de vecinos de Vila-real se han acercado a diario hasta la calle Jaume Roig para ver la evolución del macromural.

La ‘Mostra d’Art i Creativitat de Vila-real’, convertida en plataforma para visibilizar y relanzar el talento artístico emergente, alcanza su ecuador. Abrió sus puertas el pasado 9 de marzo con la exposición colectiva de Jesús Monterde (fotografía), Ana Císcar (pintura-collage-instalación) y Luce (arte multidisciplinar), que podrá visitarse en El Convent Espai d’Art de Vila-real hasta el 25 de mayo. Con la intervención de Mohamed L’Ghacham, el TEST 2019 completa toda la oferta artística para esta edición.

La Mare, de Mohamed L'Ghacham. Imagen cortesía de TEST.

La Mare, de Mohamed L’Ghacham. Imagen cortesía de TEST.

Publicado en Sin categoría

Tramo final de la 49 Feria del Libro de Alicante

49 edición de la Feria del Libro de Alicante
Hall Séneca
Antigua Estación de Autobuses
Plaza Séneca, Alicante
Hasta el 7 de abril de 2019

La Feria del Libro de Alicante encara la recta final de su 49 edición con una repleta agenda de autores que acuden a firmar sus obras a Plaza Séneca, el nuevo emplazamiento de la cita literaria de la ciudad que este año tiene por lema “Mujeres de palabra”.

En este último fin de semana está previsto que acudan a la feria a firmar sus obras plumas del renombre de Pilar Blanco, Pablo Auladell, José Luis Ferris o Luis Larrodera, entre otros, además de una completa gama de actividades para el público infantil entre talleres, firmas y cuentacuentos.

La Feria del Libro de Alicante, organizada por el Ayuntamiento de Alicante, en colaboración con la Diputación de Alicante y con el patrocinio de diferentes empresas e instituciones, cierra sus puertas este domingo 7 de abril de 2019.

Feria del Libro de Alicante. MAKMA

PROGRAMACIÓN SÁBADO 6 DE ABRIL

‘El sistema Hanasaki’ es el título de la primera obra que se firma en la mañana del último sábado de la Feria del Libro 2019, del autor Marcos Cartagena. Le siguen la firma de obras de los autores Manuel Benítez, Fernando Ruiz, Guillermo Rubio, así como toda la obra de la poetisa Pilar Blanco.

Debido a problemas de salud, el escritor Javier Moro ha debido cancelar su asistencia a la feria, por lo que no firmará sus obras ni impartirá la conferencia que estaba prevista. El ganador del Premio Planeta ha acudido ya en varias ocasiones a las citas literarias alicantinas, y se espera poder contar con él en la siguiente edición.

Para la tarde, los lectores alicantinos podrán solicitar las firmas de Ramón Bascuñana, Daniel H. Chambers, Alejandro hermosilla, Alberto Toldrá, Francisco P. Sala y Jose María Cremades, o Marina Pérez Zambrana. Además, está prevista la firma del alicantino Pablo Auladell, autor de ‘El sueño de Malinche’.

PROGRAMACIÓN DOMINGO 7 DE ABRIL

El domingo 7 de abril comienza con la firma por parte de José Luis Ferris de toda su obra a las 11:30, seguida de las de las obras de Gerardo Muñoz y de Llanoa Caro y Julián Martínez Isla. A las 12:00, Luis Larrodera presentará su obra ‘Un tuitero enamorado’.

La última tarde la Feria del Libro prevé las firmas de ‘Paella Lovers’, de David Montero, ‘El arte de morir’, de Jorge Chillon, ‘Pura casualidad’, de Alfonso García, ‘El sueño de la tortuga’, de Alberto Celdán, así como ‘Factbook’, de Diego Sánchez, ‘Prímula Prim’, de Catalina González y toda la obra de Carlos Sillero. Por su parte, a las 18:00, Amaya San Martín dirigirá un taller de ‘Ilustración como medio de expresión’.

La clausura de la feria se realizará tras el visionado del documental ‘Las sinsombrero’ y un coloquio posterior con Tania Balló.

El Hall Séneca, de la Antigua Estación de Autobuses, acoge la 49 edición de la Feria del Libro de Alicante. Fotografía cortesía de los organizadores.

El Hall Séneca, de la Antigua Estación de Autobuses, acoge la 49 edición de la Feria del Libro de Alicante. Fotografía cortesía de los organizadores.

PROGRAMACIÓN INFANTIL SÁBADO 6 DE ABRIL

Para el sábado se han programado distintas actividades para incentivar a que los pequeños se enganchen a la lectura, como por ejemplo el taller para padres, a las 11:15, sobre ‘Cómo motivar a tus hijos a leer’, mientras los niños pueden asistir al cuentacuentos ‘Mis pequeñas alegrías’, a las 11:30. A continuación, a las 12:00, se llevará a cabo la presentacion del libro de Guillermo Caballero ‘Carlota es feliz’ ,y poco después, los bebecuentos, con Cristina Guti.

Ya en la tarde del sábado, a partir de las 17:30, están previstas la firma de los libros infantiles ‘Llegó el Ratoncito Pérez’, del autor Pedro Martínez, ‘Supercity 2.0′, de Bruno Francés, ‘Nicolás, ¿y tu casa?’, de Mar Benegas, y de toda la obra de Juan Antonio Urbano.

Además, habrá un cuentacuentos del famoso libro ‘El monstruo de colores’, y un taller de ilustración infantil a cargo de Boris Ramírez.

PROGRAMACIÓN INFANTIL DOMINGO 7 DE ABRIL

La programación infantil del domingo comienza a las 11:30, con el cuentacuentos Cabello Rizado, y el bebecuentos Chus Seva, y la firma de ‘Cuentos para Manolillo’, de Pako Gómez Mínguez, y termina con el cuentacuentos ‘Otra vez’, a las 18:00.

En esta edición, la feria se encuentra en el Hall Séneca, el recinto de la antigua Estación de Autobuses situado en la Plaza Séneca, hasta el domingo 7 de de abril, en horario de 10:30 a 14:00 y de 17:00 a 21:00, y las casetas ofrecen un 10 por ciento de descuento en la compra de libros.

Publicado en Sin categoría

Seis valencianos, finalistas a los Premios Max 2019

Finalistas a los Premios Max
Teatro Calderón
C / De las Angustias, 1. Valladolid
Lunes 20 de mayo de 2019

Seis profesionales valencianos en cinco categorías diferentes figuran entre los finalistas a los Premios Max 2019. En la categoría de mejor espectáculo de calle figura ‘Volat’ el espectáculo de Pepa Cases con la compañía A tempo dansa, y en la de mejor espectáculo revelación es finalista, ‘Instruccions per a no tenir por per si ve la Pastora’ de la compañía La Ravalera Teatre.

En la categoría de autoría revelación figuran las autoras valencianas Mafalda Bellido con ‘Chucho’ y Nuria Vizcarro con ‘Instruccions per a no tenir por per si ve la Pastora’. El Teatre Arniches de Alicante acogió la obra de Mafalda Bellido el pasado mes de marzo. Mientras, en la de mejor composición musical figuran Pep Llopis y Jorge Gavaldà, autores de la música del espectáculo de danza ‘Divines paraules’, una producción del Institut Valencià de Cultura que fue estrenada en el teatro Principal de Valencia la pasada edición del festival Dansa Valencia.

Y, por último, en la categoría de mejor iluminación está Juanjo Llorens por las luces del espectáculo ‘El curioso incidente de un perro a medianoche’. Para el Institut Valencià de Cultura estas nominaciones demuestran la calidad de la producción escénica valenciana y su repercusión fuera del territorio valenciano y suponen un empujón para el trabajo y la inversión pública que se desarrolla desde la Generalitat.

Divines paraules. Imagen cortesía del Institut Valencià de Cultura.

Divines paraules. Imagen cortesía del Institut Valencià de Cultura.

Publicado en Sin categoría

Shirin Salehi: memoria y dolor sobre papel

‘Dentro de un agua extraña, mi sombra’, de Shirin Salehi
Comisaria: Ana Martínez de Aguilar
Galería Ana Serratosa
Pascual y Genís 19, ático, València
Hasta el 28 de junio de 2019

“Asesinado por el cielo,
entre las formas que van hacia la sierpe
y las formas que buscan el cristal,
dejaré caer mis cabellos.

Con el árbol de muñones que no canta
y el niño con el blanco rostro de huevo.”

(Extracto de ‘Vuelta de paseo’, Federico García Lorca)
(‘Poemas de la soledad en Columbia University’, ‘Poeta en Nueva York’, 1929-30)

Resuenan como un hondo pleonasmo los versos lorquianos del paseo urbanita por la gran megápolis. Eclosiona la angustia frente al hiperbólico vacío de hormigón, craquelado de laceraciones y memoria solemne y solitaria, de naturalezas mutiladas y estrofas de raquis circular; no caben razones para el éxodo, pues todo habita aún en este penal de materia sempiterna.

Detalle de la obra 'Poemas de soledad en Columbia University', de Shirin Salehi. Fotografía cortesía de Galería Ana Serratosa.

Detalle de la obra ‘Poemas de soledad en Columbia University’, de Shirin Salehi. Fotografía cortesía de Galería Ana Serratosa.

Salehi transita por las avenidas cuadrangulares de aquella vasta hacienda del desconsuelo, portando consigo el eco prosódico y metafórico de las propias amputaciones, que aquí sí cantan y resuenan como una liturgia de voluntades biográficas repetitivas, a modo de mantra gestado desde la oralidad cuyo paisaje sonoro debe ser transcrito con el reiterado pulso de las ‘Cadencias del vacío’.

Así lo procura la artista teheraní, residente en España, Shirin Salehi en su serie ‘Vuelta de paseo’, bajo cuyo título –homónimo del poema del malogrado vate de Fuente Vaqueros– evolucionan diversos dibujos caligráficos, grabados y aguafuertes, planchas de cobre y pergaminos, firmes materias y quebradizos ejemplares de libro de artista que rezuman y recogen “el ritmo, el gesto y la cadencia, (…) la gestualidad de la emoción generada durante la acción, (…) el fluir instintivo de la emoción creciente que se apodera sutilmente de su cuerpo”, tal y como subraya la comisaria e historiadora del arte Ana Martínez de Aguilar en el texto curatorial de la exposición.

Imagen de una las piezas de la serie 'Todo permaneció en silencio', de Shirin Salehi. Fotografía cortesía de Galería Ana Serratosa.

Imagen de una las piezas de la serie ‘Todo permaneció en silencio’, de Shirin Salehi. Fotografía cortesía de Galería Ana Serratosa.

‘Dentro de un agua extraña, mi sombra’, que la Galería Ana Serratosa acoge hasta el 28 de junio de 2019, desemboca en la obra última de la autora iraní tomando pulso, a la par, de las constantes creativas sobre papel –“como un lugar donde algo sucede, no como soporte” (Martínez de Aguilar)– que han singularizado su devenir artístico durante la última década: memoria y dolor como alumbradores líricos y elementos motrices.

“«¡No conviene recordar! ¡No hay que revolver el pasado!
¡A quien recuerde lo pasado que le arranquen un ojo!»
Pero el proverbio termina diciendo:
«¡Y al que lo olvide que le arranquen los dos!»”

(‘El archipiélago Gulag’, Alexander Solzhenitsyn)

Constantes atravesadas por las evocaciones literarias, por el turbio feudo de las aflicciones que habitan en ‘Todo permaneció en silencio’ –sordas alusiones al siniestro testimonio oral recogido por Aleksandr Solzhenitsyn, mediante decúbitas incisiones y cosidos sobre papel– o en ‘Bailando con el carcelero’ –II Premio Anakaria al Libro de Artista (2015)– acerca de cuyo proyecto, inspirado en la desgarradora novela carcelaria (y crítica de los totalitarismos) ‘Invitado a una decapitación’, de Vladimir Nabokov, pueden contemplarse algunos testimonios en aguafuerte y aguatinta, en los que “la incisicón incicial dará paso al grabado, que le permite dibujar sobre planchas de metal, otorgando mayor libertad a la imaginación. Misteriosas imágenes lumínicas emergen de universos oscuros como filamentos verticales que recuerdan husos o espigas”, asevera Ana Martínez de Aguilar.

Detalle de una las piezas de la serie 'Los originales de los jardines', de Shirin Salehi, perteneciente a su proyecto ‘Bailando con el carcelero’. Fotografía cortesía de Galería Ana Serratosa.

Detalle de una las piezas de la serie ‘Los originales de los jardines’, de Shirin Salehi, perteneciente a su proyecto ‘Bailando con el carcelero’. Fotografía cortesía de Galería Ana Serratosa.

Desazones que habitan, igualmente, en la materia, en el objeto supeditado a la metamorfosis de los compuestos químicos actuando sobre el metal, como acontece en su proyecto de residencia florentino ‘Aguardar’, cuyas once matrices de cobre y zinc y sus ulteriores estampaciones sobre papel japonés Sekishu (‘Desaparecer de sí’) funcionan como una heurística, como un ingenio de revelación y descubrimiento, a modo de “indagación sobre el dolor, la muerte, la consunción de la materia, con lenguaje renovado”, concluye Martínez de Aguilar.

‘Dentro de un agua extraña, mi sombra’ se postula, de este modo, como una excelsa ocasión para aproximarse al recóndito y sutil acervo léxico de la obra de Salehi, sustentado por un horizonte estético equilibrado, intrínsecamente convulso y morfológicamente armónico.

La artista iraní Shirin Salehi posa junto a una de las matrices de cobre de la serie 'Aguardar'. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

La artista iraní Shirin Salehi posa junto a una de las matrices de cobre de la serie ‘Aguardar’. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

Jose Ramón Alarcón

Publicado en Sin categoría