Fotograma de Zipi y Zape y la Isla del Capitán, de Oskar Santos.

‘Viva el Ciñe’ con Zipi y Zape

Viva El Ciñe
Estreno de ‘Zipi y Zape y la Isla del Capitán’, de Oskar Santos
Cines ABC El Saler
Centro Comercial El Saler
Avda. Profesor López Piñero, 16. Valencia
Viernes 29 de julio de 2016

Desde hace unos meses en Valencia se está realizando un evento muy particular, que la ciudad necesitaba y que el público agradece. ‘Viva El Ciñe’ recupera para Valencia los estrenos de cine nacional con sus protagonistas. Así, directores y actores se dan cita en el Cine ABC El Saler para charlar con los medios y también para que el público los pueda ver en persona y vivir más de cerca la magia del séptimo arte.

El pasado 29 de julio se estrenó en todo el Estado Zipi y Zape y la Isla del Capitán, y en Valencia se realizó una pequeña presentación con su director Oskar Santos, que ya había dirigido en  2013 la primera parte titulada Zipi y Zape y el Club de la Canica, y Toni Gómez, que en el film interpretaba a Zape. Antes de la charla con la prensa pudimos ver el metraje, el cual nos sorprendió por el estilo narrativo, y por la espectacular puesta en escena que habían sacado del film con los escasos cinco millones de euros que les había costado la producción.

Toni Gómez (izda) y Oskar Santos, en la presentación de 'Zipi y Zape y la Isla del Capitán', en Valencia. Fotografía: Lorena Riestra.

Toni Gómez (izda) y Oskar Santos, en la presentación de ‘Zipi y Zape y la Isla del Capitán’, en Valencia. Fotografía: Lorena Riestra.

Elena Anaya haciendo de Pam está a un nivel excepcional, ejecuta su papel bipolar de villana consagrada con mucha presencia, sabiendo que debe infundir miedo y respeto a partes iguales, siempre con un toque algo infantil. Aunque no es menos cierto que la adaptación del universo de Escobar, que es eso solo, una libre adaptación, no se pierde en los chistes fáciles y nos muestra a unos Zipi y Zape con un sentido del humor divertido y fresco, con un lenguaje cercano al actual, sin parecer fingido. Prueba de ello eran las carcajadas de los niños que estaban a mis espaldas, que no paraban de reír cada vez que el gorila aparecía en pantalla.

A la salida y ante un nutrido número de curiosos y sobre todo de niños, nos pusimos a comentar los pormenores de la película con los dos protagonistas de la jornada que se habían pasado por Valencia. Oskar, orgulloso de este trabajo, más de lo que nos hizo entender de su ópera prima El Mal Ajeno, de la que nosotros hablábamos maravillas y él asentía no muy conforme. Y Toni, que estaba como en una nube, y no es para menos con un papel protagonista en una gran aventura, donde hasta el cartel se aleja de lo que solemos ver por estas tierras.

La primera parte fue un éxito, no solo nacional, entonces era previsible que se quisiera una segunda entrega. “A raíz del éxito de la primera, los productores son los que quieren una segunda parte –comenta Oskar- y vuelven a llamarme a mí y a Jorge Lara, y bueno, nosotros ponemos una serie de condiciones, que si querían hacer una segunda de Zipi y Zape había que cambiar a los niños y subirles la edad”.

Fotograma de 'Zipi y Zape y la Isla del Capitán', de Oskar Santos. Cines ABC El Saler de Valencia.

Fotograma de ‘Zipi y Zape y la Isla del Capitán’, de Oskar Santos. Cines ABC El Saler de Valencia.

Mientras se visiona el film uno ve que hay muchos guiños al cine de aventuras de los años 80, le preguntamos por estos, que suponemos más que intencionados para atrapar también a los padres. “Era como, voy a llevarme a Zipi y Zape a Indiana Jones, Regreso al Futuro o Los Goonies; la primera era sobre todo Los Goonies, en esta es sobre todo Regreso al Futuro y especialmente Peter Pan y Julio Verne, y la verdad es que con todo eso ha sido una gozada, ha sido un sueño hecho realidad”, explica el director.

La película se rodó en Hungría. ¿Cómo fue? “Teníamos la experiencia de la primera, éramos prácticamente el mismo equipo, con el mismo presupuesto y el mismo plan de rodaje, pero teníamos la experiencia adquirida, con lo cual ya sabíamos qué podíamos hacer y qué no podíamos hacer. En la primera no pudimos rodar nuestra gran secuencia de acción, equiparable a la que sería aquí el momento del calamar, la gran secuencia. No pudimos porque se nos iba de presupuesto y hubo que sacrificarla y reconvertirlo en algo más sencillo, y aquí puse mucho empeño para que todo el dinero estuviera concentrado en ese bloque final para que no faltara”.

“La base para mí de una película -continúa Santos- es siempre el guión, el guión tenía que estar cerradísimo y ser muy sólido, unos muy buenos actores, tanto los chavales como los adultos y Elena Anaya y el equipo técnico, que son todos unos crack, y con el esfuerzo de toda esa gente y su talento la película sale adelante”.

Sin más nos vamos del cine viendo un enorme reguero de personas que estaban deseosas de entrar a la sala a disfrutar del film, porque con este tipo de propuestas, la de la película y la de ‘Viva El Ciñe’, es más sencillo que la gente se anime a ver cine hecho en nuestro país.

Fotograma de Zipi y Zape y la Isla del Capitán, de Oskar Santos.

Fotograma de Zipi y Zape y la Isla del Capitán, de Oskar Santos.

Javier Caro

Los comentarios están cerrados.