Tras los vestigios de ‘La mesa verde’ en La Mutant

‘Una introducción’, de Olga de Soto
La Mutant
Juan Verdeguer 22, València
Sábado 4 de mayo de 2019

Instalada en Bruselas y tras 14 años de ausencia, la coreógrafa, bailarina, investigadora y docente valenciana Olga de Soto, una artista pionera en el acercamiento documental a la danza, volverá a pisar los escenarios de la ciudad para presentar su espectáculo ‘Una introducción’, el próximo 4 de mayo en La Mutant. En él sigue las huellas de ‘La mesa verde’, una de las piezas más valientes y visionarias de la danza contemporánea, en la que el autor Kurt Jooss alzó la voz para denunciar el auge del nazismo, presagiando el horror que estaba por venir. En 2013, Olga de Soto recibió el Premio de la SACD – Sociedad de Autores y Compositores Dramáticos, en Bélgica, por su trabajo de investigación y de creación en torno a esta pieza fundacional de la historia de la danza, así como por el conjunto de su trayectoria.

‘La mesa verde’ está considerada como uno de los espectáculos de danza más políticamente comprometidos del siglo XX. Estrenada en julio de 1932, pocos meses antes de la llegada de Hitler al poder en Alemania, denuncia de manera directa el auge del fascismo y la guerra. Esta obra del coreógrafo alemán Kurt Jooss anticipó la oscura realidad en la que Europa se sumiría y es una referencia esencial en la historia de la danza contemporánea.

La coreógrafa Olga de Soto durante un instante de ‘Una introducción’. Fotografía de Mila Ros cortesía de La Mutant.

Tomando como punto de partida la obra de Jooss, y tras haber desarrollado un extenso trabajo de documentación, Olga de Soto decidió ir en busca de espectadores que hubieran visto y de bailarines que hubieran interpretado la obra en diferentes momentos de la historia, en diferentes países, siguiendo las huellas del autor. En ‘Una introducción’ la creadora valenciana se centra en el antes y el después de la primera actuación de ‘La mesa verde’, es decir, en las condiciones y circunstancias que llevaron a su creación y en la huella dejada por esta. De Soto está considerada como una pionera en el acercamiento documental a la danza y una precursora del trabajo con fuentes orales, como hizo en 2004 en su obra ‘historia(s)’ (Kunstenfestivaldesarts, Bruselas), creada a partir de los recuerdos de los espectadores que asistieron en 1946 al estreno de ‘El joven y la muerte’, uno de los ballets más célebres de Roland Petit y Jean Cocteau. 

Reconstruyendo la historia de la danza contemporánea: fuentes, memoria y rastro

En ‘Una introducción’, Olga de Soto se pregunta qué se recuerda de una obra escénica realizada hace mucho tiempo, cómo se transmite, qué sitio ocupan y qué papel juegan los bailarines en la historia de la danza, cómo evoluciona una obra dentro de su propia historia y en el seno de la Historia y qué impacto tiene en la memoria del público una obra tan comprometida políticamente, teniendo en cuenta que en ella se denunciaba algo que sucedió después.

Imagen de una las representaciones de ‘La mesa verde’, de Kurt Jooss.

‘Una introducción’ es la primera pieza creada por Olga de Soto a partir de su investigación intensiva en torno a la obra de Jooss, sobre la que ha registrado un material extraído de fuentes consistente en 67 horas de entrevistas a más de treinta personas vinculadas a este espectáculo. En la misma se centra, concretamente, en los testimonios de dos personas: Françoise Dupuy (espectadora) que vio la obra en 1934, y de Michèle Nadal (bailarina), que trabajó con Jooss en Alemania a comienzos de los años 1950.

La coreógrafa se interroga también sobre la historia de ‘La mesa verde’, compartiendo con los espectadores aquello que por lo general es mantenido al margen, trazando un proceso de investigación complejo, lleno de interrogantes y de acontecimientos, de pistas esbozadas y seguidas durante este trabajo de documentación.

Este espectáculo plantea a la vez la cuestión del archivo y las fuentes, compartiendo parte de los documentos recogidos e insuflando así una nueva dimensión a ese material. Hallazgos inesperados, recogidos a lo largo de un camino dramatúrgico rico que se articula en dirección de una memoria colectiva emocionante. Las creaciones de Olga de Soto oscilan entre el estudio de la memoria perceptiva, la investigación documental de la historia de la danza a través de diversas fuentes y el estudio de la memoria corporal.

‘Una introducción’ llega a València tras haber sido presentada en el Teatro Central en Sevilla, en la Sala Hiroshima en Barcelona y en Teatros del Canal en Madrid la temporada pasada. Esta performance documental fue estrenada en el Festival Tanz Im August, en Berlín, en 2010, y desde entonces ha sido traducida a nueve idiomas y representada en Alemania, Bélgica, Francia, Holanda, España, Portugal, Austria, Polonia, Brasil, Finlandia, Suecia, República Checa, Italia, México y Chile, en distintos teatros y festivales.

Detalle de un instante de la performance documental ‘Una introducción’, de Olga de Soto. Fotografía de Gregoire Romefort cortesía de La Mutant.

MAKMA

Los comentarios están cerrados.