Una sápida epidermis para ‘La favorita’

‘La favorita’, de Yorgos Lanthimos
Reino Unido, Irlanda, Estados Unidos, 2018
Estreno en España: 18 de enero de 2019

Si bien el altonormando Flaubert aseveraba que “el estilo es la vida y la sangre misma del pensamiento”, supeditado a la obsesiva búsqueda de le mot juste (la palabra exacta) que uniformara un inédito horizonte estético-narrativo perfumado de realismo literario, uno recupera el aforismo para erigirlo en referencia, sea cual sea el objeto final o las pretensiones de lo creado y de su creador.

Quizás abunde en demasía aquel arquetipo de lector (o espectador, si entramos ya en materia cinematográfica) al que la acusada presencia del autor suele resultarle molesta e incómoda, acaso un folículo piloso apustulado y supurante que debe extinguirse a base de yemas vitriólicas, lengua amanecida, desdén e indiferencia. Para aquel solo será de relevancia la deriva del relato, el acontecer de la trama, la ficción ilusoria o el documento estricto: el discurso de la narración.

La favorita. MAKMA

Como lector, siempre he celebrado el atuendo de la palabra inexacta (aquella que perfuma) en detrimento del vocablo aséptico o utilitario, y como espectador no puedo evitar debitilarme ante la imagen ociosa, desmesurada y exorbitante y aquella que embalsama o mesmeriza. Porque ese aparente postín, si deambula con garbo y atinado maquillaje, no solo aditamenta la crónica, el cuento o la epopeya, sino que culmina erigida en motivo último con el que amamantar la diégesis.

Así me sucede con buena parte de la filmografía de Kenneth Anger, James Bidgood, Greenaway, Jean-Pierre Jeunet, Roger Corman, Terry Gilliam, Almodóvar y un sobresaliente etcétera al que sumar, ahora, la figura de Yorgos Lanthimos, merced a su pantagruélica ‘La favorita’.

El director ateniense ya había sumado su rúbrica –gracias a ‘Canino’, ‘Alpes’, ‘Langosta’ y ‘El sacrificio de un ciervo sagrado’– a una acendrada nómina de cineastas, amén de los anteriores, capaces de edificar un singularísimo cosmos inconfundible –Lynch, Kubrick, Wenders, von Trier, Jarmusch, Cronenberg, Kaurismäki o Tarkovski, verbigracia–, tan impar y heteróclito como estructurado y meticuloso.

El celebrado y laureado filme –merecedor del León de Plata en el Festival de Venecia y trufado de copiosas nominaciones a los Oscar, entre otros encomios– hiende su cepa en las obscuras urdimbres palaciegas de la última soberana británica de los Estuardo y primera monarca de Gran Bretaña, la Reina Ana, cuya excepcionalidad biográfica y veleidades amatorias alimentaron la inquietud de un par de guionistas –Deborah Davis y Tony MacNamara– y un proyecto de encargo para Lanthimos, quien por vez primera transita huérfano de su inseparable Efthimis Filippou para encauzar el libreto.

El discurso de la narración deambula tras las inquinas de alcoba y poder entre la Duquesa de Marlborough, Sarah Churchill (Rachel Weisz), y Abigail Masham (Emma Stone), consanguíneas residentes en palacio, quienes beligeran por granjearse los ciclotímicos favoritismos de la regia y antojadiza Ana Estuardo (Oliva Colman, Copa Volpi en Venecia, Globo de Oro y Premio Aisge en el 56FICX). A la postre, una sugerente y despiadada crónica de tríos amorosos, regalías, dispensas y desequilibrios que brindan al cineasta griego la oportunidad de ecumenizar y popularizar su producto, refrendado por presupuesto, excelsas actrices y un argumento inteligible.

Sin embargo, son su epidermis y morfología, su ocioso y emancipado estilo, aquella sangre misma del pensamiento que convierte a ‘La favorita’ en una película desusadamente mirífica, excesiva, apetitosamente petulante, suntuosa y opípara, sainada de picados, grandes angulares y meteorológicos ojos de pez, escenografías bizarras, ritmos contemporáneos y verbo anacrónico; aditamentos imprescindibles para iluminar el castigo, la crueldad, el sometimiento, las tribulaciones de la ascensión y la descomposición del descenso.

Emma Stone, como Abigail Masham, durante un instante de 'La favorita', de Yorgos Lanthimos, Fotografía cortesía de la distribuidora.

Emma Stone, como Abigail Masham, durante un instante de ‘La favorita’, de Yorgos Lanthimos, Fotografía cortesía de la distribuidora.

Jose Ramón Alarcón

 

Incremento de estrenos mundiales en el 56 FICX

56 Festival Internacional de Cine de Gijón/Xixón (FICX)
Del 16 al 24 de noviembre de 2018

El Festival Internacional de Cine de Gijón/Xixón presenta en su 56ª edición una programación con 180 títulos, de los que 30 son estrenos mundiales, lo que supone un aumento del 15% respecto a 2017, tres tendrán su première internacional y dos su estreno europeo. Del 16 al 24 de noviembre, el FICX más transversal y colaborativo guiará al público por los nuevos caminos audiovisuales que están abriendo autores emergentes, además de mostrar las últimas propuestas de prestigiosos nombres de la industria cinematográfica. Gijón es la ciudad elegida para la primera proyección en España de las últimas obras de cineastas internacionales de la talla de Yorgos Lanthimos, Malgorzata Szumowska, Hong Sang-soo, Marie Losier, Radu Muntean, Andrew Bujalski, Claire Simon, Paul Dano, Radu Jude, Dominga Sotomayor, Abbas Fahdel o Guillaume Nicloux, entre otros. Visitarán, además, el festival personalidades del cine español como el actor Juan Diego, la actriz Lola Dueñas, la productora Esther García (El Deseo), las directoras Isabel Coixet y Virginia García del Pino o los cineastas José Luis Cuerda y Javier Rebollo.

FICX. MAKMAMás del 90% de las películas programadas en las secciones del FICX son estrenos en España (un 5% más que en la pasada edición), lo que acredita la apuesta creciente de los creadores y las creadoras por Gijón como el perfecto espacio para la presentación en nuestro país de sus nuevas propuestas. Y un año más, el festival insiste en visibilizar el trabajo de las realizadoras, que roza de nuevo el 40% en las principales secciones internacionales, con títulos como ‘Tarde para morir joven’ de Dominga Sotomayor; ‘La profesora de parvulario’, de Sara Colangelo; ‘Mug’, de Malgorzata Szumowska; ‘Premières solitudes’, de Claire Simon; o ‘Cassandro The Exotico!’, de Marie Losier, entre otros; además de la restrospectiva dedicada a Tizza Covi (que recibirá el Premio de Honor junto a Rainer Frimmel), y del foco dedicado a Eli Cortiñas. A esto se suma el Premio Mujer de Cine que, en esta edición, recae en la ya mencionada Esther García, flamante ganadora del Premio Nacional de Cinematografía en 2018.

Como parte de su nueva política de fomentar el diálogo y la cooperación entre festivales, el FICX trabaja estrechamente con nuevas instituciones y eventos a nivel español y europeo, estableciendo colaboraciones con certámenes como los de San Sebastián, Sitges, Huelva, ZineBi, Porto/Post/Doc (Portugal), Tampere (Finlandia) o Clermont-Ferrand (Francia). Asimismo, visitarán Gijón/Xixón programadores de festivales como Cannes, Locarno, Karlovy Vary, Viennale, Buenos Aires, Rio de Janeiro, San Sebastián o Sitges, entre muchos otros.

El Festival no solo crece en colaboraciones y en actividades durante el año (a través del sello FICXPlus, que ha aumentado notablemente sus espectadores en 2018), sino también en el número de sedes (con la nueva incorporación de la Antigua Escuela de Comercio) y en la cantidad de proyecciones y encuentros. Así, el público tendrá la oportunidad de acudir a 251 sesiones y a más de 100 encuentros con los directores y directoras que presentan sus películas en el certamen (por los 87 que hubo en 2017). De esta manera, el FICX se acerca cada vez más a su objetivo de que la mayor parte de las proyecciones cuenten con presentaciones a cargo del equipo artístico y técnico de las películas.

Fotograma de ‘Tarde para morir joven’, de Dominga Sotomayor. Fotografía cortesía de FICX.

Fotograma de ‘Tarde para morir joven’, de Dominga Sotomayor. Fotografía cortesía de FICX.

La presentadora Arantxa Nieto y el actor Santiago Alverú serán los encargados de presentar la Gala de Inauguración del 56, que se celebrará el 16 de noviembre en el Teatro Jovellanos (20.00 horas). Durante la ceremonia, se entregará el Premio de Honor a los directores Tizza Covi y Rainer Frimmel, y el Premio de Cinematografía Nacho Martínez al actor Juan Diego. ‘La Favorita’, de Yorgos Lanthimos, será la película inaugural y en la clausura  se verá uno de los largometrajes ganadores en esta edición.
El 56 FICX vuelve a salir de la ciudad con extensiones en Oviedo, Avilés, Langreo, Siero, Villaviciosa, Cangas de Onís, Colunga y, como novedad, también en Mieres. El público de esas localidades asturianas tendrá la oportunidad de ver trece películas de secciones como Competición Internacional Rellumes, Pases Especiales, Enfants Terribles, Esbilla y Llendes, además de los cortos del Día d’Asturies. Asimismo, la programación del FICX traspasará las sedes del Festival para llegar a las filmotecas de Valencia y Galicia, así como a Cineteca Matadero (Madrid), entre otras instituciones y festivales.

SECCIÓN OFICIAL LARGOMETRAJES

‘La favorita’ (Yorgos Lanthimos, Reino Unido). La película inaugural del 56 FICX viene firmada por el más importante director griego de la actualidad. Con su personal estilo, Lanthimos firma una farsa histórica donde ahonda en su tradicional preocupación por los mecanismos de poder y cómo los ejercemos en relación con los que nos rodean. Aclamada en su estreno en el Festival de Venecia, donde consiguió el Gran Premio del Jurado y la Copa Volpi a la Mejor Actriz para su protagonista Olivia Colman, La favorita cuenta también con la rutilante presencia de Emma Stone y Rachel Weisz.

‘Alice T.’ (Radu Muntean, Rumanía). El director rumano regresa a la competición del FICX, donde triunfó en 2010 con ‘Martes, después de Navidad’ (Mejor Largometraje, Mejor Actor y Actriz). En su nueva película, presenta un impactante trabajo que se estrenó internacionalmente en Locarno, donde obtuvo  el Premio a la Mejor Actriz para su protagonista, Andra Guti, que acompañará al director en Gijón/Xixón. La Alice del título es una adolescente que tiende a rebelarse contra la autoridad que ejerce sobre ella su madre adoptiva.

‘Cantares de una revolución’ (Ramón Lluís Bande, España). El cine hecho en Asturias vuelve, tras 26 años de ausencia, a la Sección Oficial del FICX con el nuevo largometraje del realizador asturiano que, con la complicidad del músico Nacho Vegas, recorre algunos de los sucesos y escenarios más significativos de la insurrección de los obreros y campesinos asturianos en octubre de 1934: la toma de los cuarteles en Sama, la entrada de los Regulares en Oviedo, la destrucción de la Universidad, el asesinato de Aida De la Fuente o el discurso de Belarmino Tomás rindiendo la revolución. Estreno mundial.

Fotograma del documental ‘Cantares de una revolución’, de Ramón Lluís Bande. Fotografía cortesía de FICX.

Fotograma del documental ‘Cantares de una revolución’, de Ramón Lluís Bande. Fotografía cortesía de FICX.

‘Hotel by the River’ (Hong Sang-soo, Corea del Sur). Un anciano poeta decide reunir a sus hijos en un hotel para anunciarles la proximidad de su muerte. Allí coincidirá con una joven (Kim Minhee, Premio a la Mejor Actriz del 55 FICX por ‘En la playa sola de noche’), que trata de superar su reciente ruptura sentimental junto a una amiga. Las enigmáticas estancias y el paisaje nevado serán lugar de confesiones, (re)encuentros y despedidas que permiten al cineasta coreano volver a los placenteros lugares recurrentes de su filmografía. Estreno en España de la nueva película de uno de los grandes realizadores de la actualidad tras su première en el Festival de Locarno, donde ganó el Premio al Mejor Actor.

‘I Do Not Care if We Go Down in History as Barbarians’ (Radu Jude, Rumanía). El director rumano Radu Jude, uno de los nombres más destacados de la cinematografía de su país junto a nombres como Cristi Puiu o Radu Muntean, destapa el auge del antisemitismo y la posterior persecución que sufrieron los judíos rumanos durante el mandato del Mariscal Antonescu, coincidiendo con la II Guerra Mundial. Con su película, una ficción rebosante de mordacidad, interpela directamente al espectador de hoy. Premio a la Mejor Película en el Festival de Karlovy Vary.

‘La prière’ (Cédric Kahn, Francia). Casi nada sabemos del protagonista de esta película, Thomas (un extraordinario Anthony Bajon, Oso de Plata al Mejor Actor en Berlín), quien huye de una historia de desamparo refugiado en la heroína parecida a la de miles de otros jóvenes hasta que llega a un centro de rehabilitación católico a los pies de los Alpes. Haciendo uso de una escueta concreción, con un equilibrio y una delicadeza que desbordan el realismo, Kahn relata la recomposición de una personalidad aparentemente destruida.

‘Les confins du monde’ (Guillaume Nicloux, Francia). El francés Nicloux, uno de los narradores más sólidos del cine contemporáneo, retoma la visión minimalista de los conflictos bélicos, siguiendo la senda trazada por películas como ‘Sangre en Indochina’ (Pierre Schoendoerffer, 1965), consiguiendo crear un universo fascinante dotado de atmósfera fantasmagórica y onírica, junto a un realismo físico de gran crudeza. ‘Les confins du monde’ está protagonizada por un asombroso Gaspard Ulliel. La nueva cinta del realizador francés llega a Gijón tras su paso por la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes.

‘Madeline’s Madeline’ (Josephine Decker, Estados Unidos). Tras un gran recibimiento por parte de crítica y público en su estreno en el Festival de Sundance, la película de Decker ha sido, sin duda, una de las revelaciones del cine independiente de EE.UU. de la temporada. Un viaje al interior de la mente de su actriz principal (una excelente Helena Howard), acosada por los impulsos escondidos de una sociedad hostil. Caos, confusión y furia creativa convertidos, bajo la batuta de la realizadora americana, en pura armonía. Premiada en festivales como Montclair, Sarasota o Dallas, ‘Madeline’s Madeline’ cuenta además con tres nominaciones para los Gotham Awards, incluyendo la de Mejor Película.

‘Mug’ (Malgorzata Szumowska, Polonia). Gran Premio del Jurado de la Berlinale 2018, la nueva película de la realizadora polaca profundiza en las miserias y contradicciones de la sociedad polaca desde una perspectiva que transita con habilidad entre lo trágico y lo cómico, al retratar el salto a la fama de un hombre cuyo rostro se desfigura tras un accidente laboral. La precisión narrativa, integrada con el fabuloso montaje, y las arriesgadas composiciones en las que la directora demuestra su dominio del lenguaje cinematográfico, son los puntos fuertes de una cinta con la que Szumowska vuelve a ser candidata a los Premios de la Academia de Cine Europeo.

Fotograma de ‘Mug’, de Malgorzata Szumowska, Gran Premio del Jurado de la Berlinale 2018. Fotografía cortesía de FICX.

Fotograma de ‘Mug’, de Malgorzata Szumowska, Gran Premio del Jurado de la Berlinale 2018. Fotografía cortesía de FICX.

‘One Day’ (Zsófia Szilágyi, Hungría). La directora húngara obtuvo el Premio FIPRESCI de la Semana de la Crítica del Festival de Cannes siguiendo muy de cerca a su protagonista –espectacular Zsófia Szamosi–, logrando así una sensación de intimidad que se alza como el principal valor de esta realista ópera prima. Mientras ‘One Day’ se despliega ante nuestros ojos, no podemos sino acompañar a Anna en su día a día hasta alcanzar una conclusión tan desoladora como poética.

‘Support the Girls’ (Andrew Bujalski, Estados Unidos). En ‘Computer Chess’, Andrew Bujalski seguía el desarrollo de un juego de ajedrez entre humanos y computadoras, retratando además las idiosincrasias de la comunidad protagonista de su cinta. Un estilo que repite en ‘Support the Girls’, usando esta vez como marco un bar sureño de emisiones deportivas, para mostrar en la pantalla la fragilidad de la sociedad patriarcal. Estrenada mundialmente en el Festival South by Southwest de Austin.

‘Tarde para morir joven’ (Dominga Sotomayor, Chile).  Seis años después de su debut con De jueves a domingo (ganadora del Tiger del Festival de Rotterdam), la cineasta chilena Dominga Sotomayor vuelve a observar el mundo a través de la mirada y los afectos de los más jóvenes. Sobre todo de Sofía (formidable Demian Hernández), a las puertas de la vida adulta pero aún relegada a la niñez, un poco como la comunidad que busca una vida alternativa y ecológica en un Chile recién saliendo de la dictadura. Premio a la Mejor Dirección en el Festival de Locarno 2018.

‘La profesora de parvulario’ (Sara Colangelo, Estados Unidos). Presentada en el Festival de Sundance 2018, donde obtuvo el Premio a la Mejor Dirección, la película de Colangelo reescribe, con caligrafía norteamericana y protagonismo de Maggie Gyllenhaal y Gael García Bernal, la obsesión por el éxito y la búsqueda de la realización propia a través de los demás. También la ausencia de horizontes vitales en la clase media estadounidense, que otorgan cuerpo a una historia que esconde enormes cargas de turbia profundidad bajo la aparente calma de su superficie.

‘The Load’ (Ognjen Glavonic, Serbia). Road movie ambientada en las peligrosas carreteras que unían Kosovo con Serbia durante la Guerra que enfrentó a ambos territorios, cuando los Balcanes vivían bajo la amenaza constante, de los bombardeos de la ONU. Glavonic firma un thriller tenso y de gran carga ambiental, con un protagonista en busca de la supervivencia, alejado ya del idealismo y los sentimientos, sometido a una carga que, como un castigo, marca a todos aquellos que le rodean y sobre todo a él mismo. Presentada mundialmente en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes 2018, y premiada en Haifa y Sarajevo.

‘Wildlife’ (Paul Dano, Estados Unidos). La ópera prima del actor estadounidense Paul Dano sorprendió a los espectadores de Sundance y Cannes gracias a esta historia, basada en la novela homónima de Richard Ford, donde se analiza la crisis de la familia tradicional en la Norteamérica de los sesenta. El centro del relato viene dado por el punto de vista de un adolescente que observa, desde una terrorífica proximidad, cómo los nexos relacionales que han conformado su vida hasta ese momento, se van destruyendo tras la pérdida de empleo de su padre, que se marcha a combatir los incendios que asolan el país. Protagonizada por Jake Gyllenhaal y Carey Mulligan.

‘Yara’ (Abbas Fahdel, Líbano). Con enormes pulcritud y respeto, el cineasta iraquí introduce la ficción en una localización documental a través de una joven encerrada en un hermoso valle al norte de Líbano. Un lugar armónico y paradisíaco cuyos muros son cientos de árboles que parecen separarla del futuro que anhela. Fahdel consigue lo pocas veces visto: acercarse a los personajes lo suficiente como para apreciar la vulnerabilidad que trae consigo el deseo por el otro, sin que la cámara se inmiscuya en la timidez del primer amor. Estreno en España de una de las favoritas de la crítica y el público del Festival de Locarno 2018, firmada por el director de la imprescindible ‘Homeland (Iraq Year Zero)’.

‘Zaniki’ (Gabriel Velázquez, España). Esta película es un film mutante, una obra de carácter casi atemporal que, aunque situada en los campos de Salamanca, podría ocurrir en otros lugares, porque habla de procesos que se repiten a través de la historia y en todo el mundo. Procesos como la supervivencia de las tradiciones, la conexión con la naturaleza o los conflictos entre el mundo rural y el urbano, todo con el fondo sonoro del Grupo Mayalde sonorizando sus imágenes. Gabriel Velázquez, habitual de festivales como Berlín, Rotterdam o San Sebastián, vuelve a Gijón tras ganar una Mención Especial en 2011 por ‘Iceberg’.

SECCIÓN OFICIAL FUERA DE CONCURSO

‘Grass’ (Hong Sang-soo, Corea del Sur). Parece un lugar común regresar al soju, ese aguardiente de arroz cuando se habla del cineasta surcoreano Hong Sang-soo, secundario habitual en sus largometrajes, pero el papel en Grass de este alcohol de sabor dulzón es rotundo, casi definitivo. Tal vez porque la cinta sucede entre una cafetería y un restaurante, tal vez porque se brinda por la belleza del presente, incluso cuando la muerte acecha. Con esta película, suyo estreno mundial tuvo lugar en la Berlinale, el maestro Sang-soo hará doblete en el 56 FICX.

Fotograma de ‘Grass’, de Hong Sang-soo. Fotografía cortesía de FICX.

Fotograma de ‘Grass’, de Hong Sang-soo. Fotografía cortesía de FICX.

‘Train de vies ou les voyages d’Angèlique’ (Paul Vecchiali, Francia). Rodada al mismo tiempo y con el mismo equipo que ‘Les Sept Déserteurs ou la guerre en vrac’ (presentada en la Sección Oficial del 55 FICX), Paul Vecchiali perfila un retrato de la mujer como ser erótico sin necesidad de mostrar ni una sola escena de sexo. El veterano cineasta de culto recurre al escenario más cinematográfico posible, un tren en marcha, para articular este viaje hablado por las edades del amor de su protagonista.

SECCIÓN OFICIAL CORTOMETRAJES

Una cuidada selección formada por dieciséis trabajos audiovisuales, tanto nacionales como internacionales, componen la Sección Oficial de Cortometrajes del 56 FICX, que un año más califica para los Premios Oscar y para los Premios Goya, y que este año incluye además un nuevo galardón, el Premio Arcu Atlánticu, en colaboración con el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Gijón/Xixón y del Festival Arcu Atlánticu.

Un conjunto de obras que ocupan un amplio espectro narrativo, el que va de la vanguardia y la innovación a la forma más tradicional, recogiendo los últimos trabajos de artistas ya con amplia experiencia y de nuevas voces de la cinematografía, usando como elementos formales la acción real y la animación. En definitiva, un espectacular paseo por lo mejor que nos ha ofrecido este año en formato corto.

El cine español tendrá una importante representación en la competición, con cuatro propuestas. Entre ellas, se encuentran los últimos trabajos de creadoras de prestigio como Laida Lertxundi, que con ‘Words, Planets’ se apropia de material y textos ajenos para reordenar las ideas y transportar al espectador a un espacio y tiempo enigmáticos y a la vez cercanos; o Natalia Marín y ‘La casa de Julio Iglesias’, donde la cineasta conjuga experimentación, ensayo y humor a la hora de acercarse a los conceptos de identidad, realidad y estereotipo. También dentro de este apartado de cine nacional debemos mencionar ‘Cendra’, de Tariq Porter Astorga, un film minimalista e introspectivo que traspasa la piel del protagonista para atrapar el dolor, la soledad, la angustia y la conciencia del fin. Completa la selección la ganadora del Proyecto Corto Movistar +, ‘Khuruf’ (Cordero) donde Kepa Sojo aborda, con su característico tono irónico y sainetero, la creciente paranoia ante la posibilidad de un atentado del integrismo islámico.

Ya fuera de nuestras fronteras, destaca la presencia del ganador de la Sección Oficial del 55 FICX, Eugène Green, con la premiere española de ‘Como Fernando Pessoa salvou Portugal’, un delicado y divertido canto de amor a Lisboa, donde tienen cabida la saudade, la ironía y el (falso) retrato histórico. Green encabeza así una representación francesa donde también se encuentran títulos como ‘Le discours d’acceptation glorieux de Nicolas Chauvin’, obra de Benjamin Crotty premiada en el Festival de Locarno, que hace gala de un humor irreverente, o ‘Un été viril’, con la firma de Laurent Lunetta, un poderoso e intenso ejercicio de realismo social. La participación del país vecino se cierra con ‘Guaxuma’, en la que su directora Nara Normande nos traslada a un tiempo de amistad, sol, felicidad y armonía desplegando varias técnicas de animación en las que predomina la arena como material de trabajo.

Fotograma de ‘Como Fernando Pessoa salvou Portugal’, de Eugène Green. Fotografía cortesía de FICX.

Fotograma de ‘Como Fernando Pessoa salvou Portugal’, de Eugène Green. Fotografía cortesía de FICX.

También tendrán su hueco en Gijón/Xixón obras tan importantes como ‘Imperial Valley’, del realizador austriaco Lukas Marxt, en la que se expone una clara reflexión sobre el contraste norte-sur bordeando la abstracción y el land-art; la première mundial del cortometraje de Radu Jude, ganador del Oso de Plata en Berlín y también presente en la Sección Oficial de largometrajes, ‘The Marshal’s Two Executions’, donde nos habla sobre la capacidad del cine como vehículo transmisor de la historia y de la verdad, así como de su poder para crear mitos. Desde Suiza llega ‘All Inclusive’, un ácido documental donde Corina Schwingruber Ilić aporta su mirada crítica al consumismo inherente a la vida en los cruceros vacacionales y, desde Lituania, Laurynas Bareisa dibujará un fantasmagórico retrato de la Europa del Este más gris y taciturna en ‘Kaukazas’. Sin movernos del Báltico, el cineasta letón Vladimir Leschiov transita por el fino filo que separa la realidad de la alucinación, el ensueño de la locura, siguiendo la peripecia de un electricista que trabaja en un sanatorio psiquiátrico en ‘The Electrician’s Day’.

Las tres últimas propuestas de la competición llevan la firma de Jacqueline Lentzou, cineasta griega que en ‘Hector Malot: The Last Day of the Year’ narra la errática huida de Sofia, una joven que busca cariño para combatir su soledad; la de la transalpina Sara Fgaier, que en ‘Gli Anni’ reconstruye una fantasmagoría de instantes y ecos del pasado familiar, y la de Emily Ann Hoffman, que en Nevada se instala en la intimidad de una pareja, cuyo fin de semana de relax y placer se ve entorpecido por la posibilidad de que ella se haya quedado embarazada.

JURADOS

El Jurado internacional estará compuesto este año por la prestigiosa cineasta y actriz francesa Caroline Deruas, quien ha trabajado con directores como Yann Gonzalez, Romain Goupil, Valeria Bruni-Tedeschi o Philippe Garrel. Con este último, y junto al legendario guionista (y colaborador de Luis Buñuel) Jean-Claude Carrière, coescribió la aclamada ‘Amante por un día’, que el propio Garrel presentó en el Teatro Jovellanos el año pasado.

El jurado se completa con otras cuatro presencias, entre las que se encuentra la zimbabuense Susana Santos, actual delegada de los territorios de América Latina y Portugal para el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary (República Checa). También pertenece al comité de selección del Festival de Cine de Río (Brasil), y es asesora de programación del Bildrausch FilmFest Basel (Suiza); el productor Felipe Lage, del sello gallego Zeitun Films, doblemente premiado en Cannes, y del que el público de Gijón ha podido ver, entre otras, Todos vós sodes capitáns, de Oliver Laxe (S.O. FICX’10), y que actualmente produce el nuevo proyecto de Lois Patiño, Tiempo vertical; Javier Porta Fouz, actual director artístico del Festival de Buenos Aires, es además curador de contenidos de la plataforma VOD Qubit.tv, columnista y crítico de cine en el diario La Nación e Hipercrítico, y colaborador en medios como Clarín, Rolling Stone y Le Monde diplomatique, entre otros; y la actriz Núria Prims, ganadora de un Premio Gaudí y un Premio Sant Jordi, nominada a los Premios Feroz, y conocida por su participación en películas como Historias del Kronen (Montxo Armendáriz), Un cuerpo en el bosque (Joaquim Jordà), Los años bárbaros (Fernando Colomo), Incierta gloria (Agustí Villaronga) o La vida lliure (Marc Recha), además de en series de TV como Hospital Central. Prims acaba de rodar con la directora Carla Simón (Verano 1993), a quien el FICX le dedicó un foco en 2017.

El Jurado Internacional de Cortometrajes estará formado por Jukka-Pekka Laakso, director del Festival de Cine de Tampere (Finlandia) y miembro de la European Film Academy; Carla Andrade, artista dedicada a la fotografía y al medio audiovisual, quien ha realizado residencias artísticas en Islandia, Suecia, Nepal, Chile o Congo; y Vanesa Fernández Guerra, directora de ZINEBI-Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao.

Alfonso S. Suárez, Carlota Moseguí y Luis Miranda serán los Jurados del Cine Español. Suárez es guionista y realizador de documentales para cine y televisión, así como de spots y videoclips. Ha formado parte de la Junta Directiva del Sindicato de Guionistas (ALMA) y en la actualidad es miembro del Consejo de Cultura de la Comunidad de Madrid. Carlota Moseguí es crítica cinematográfica y miembro del comité de selección del Festival Márgenes, y también ejerce de programadora de cine contemporáneo en el centro de arte La Casa Encendida (Madrid). Por su parte, Luis Miranda dirige desde 2015 el Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria.

Por cuarto año consecutivo, se hará entrega del Premio CIMA a la Mejor Película realizada por una mujer de entre todas las secciones competitivas. El jurado que otorgará este galardón está formado por la profesora y actriz Marina Carballal, Carmen Menéndez, periodista asturiana que debutó como directora en 2017 con el cortometraje ‘No Jungle’, y Pilar Aguilar, investigadora y escritora.

El Festival Internacional de Cine de Gijón/Xixón está organizado por el Ayuntamiento de Gijón, a través de Divertia Gijón S.A. Cuenta con el apoyo de la Unión Europea, a través del subprograma Media de Europa Creativa. Patrocinan el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y el Gobierno del Principado de Asturias. Patrocinador del Gran Premio del Público, TCM. Vehículo oficial: Nissan Cyasa y transporte oficial: Iberia y Renfe. Coproduce varias actividades Laboral Cinemateca. Colaboran Liberbank, Coca Cola, Acción Cultura Española (AC/E), Radiotelevisión del Principado de Asturias, Telecable, Sundance TV, Fundación AISGE, Fundación SGAE, Sindicato ALMA, Deluxe, Yelmo Cines, Cervezas Mahou, Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular de Gijón/Xixón, Oficina de Políticas de Igualdad de Gijón/Xixón, Fundación Municipal de Servicios Sociales de Gijón/Xixón y la Empresa Municipal de Transportes Urbanos de Gijón/Xixón.

Fotograma de 'La favorita', de Yorgos Lanthimos, película inaugural del 56 FICX. Fotografía cortesía del festival.

Fotograma de ‘La favorita’, de Yorgos Lanthimos, película inaugural del 56 FICX. Fotografía cortesía del festival.

Efthimis Filippou, Palmera de Honor de la Mostra

Mostra de València-Cinema del Mediterrani
Efthimis Filippou, Palmera de Honor
Del 18 al 28 de octubre de 2018

Efthimis Filippou (Grecia, 1977) guionista, periodista y autor de cinco obras para teatro, recibirá la Palmera de Honor de Mostra de València-Cinema del Mediterrani. En el marco del festival, el guionista realizará una masterclass sobre escritura cinematográfica en Filmoteca València el sábado 20 de octubre.

Poseedor de un estilo muy personal, Efthimis Filippou mezcla con maestría lo cotidiano con lo absurdo, el humor negro y seco con la violencia más cruda, la distopía con el surrealismo y lo fantástico con lo banal. «Un autor con una especial habilidad para rasgar la superficie de lo cotidiano, explorar el comportamiento humano en situaciones límite y cuestionar las estructuras sociales» señala Eduardo Guillot, director de programación de Mostra de València.

Fotograma de 'Canino', de Yorgos Lanthimos. Mostra de València

Fotograma de ‘Canino’, de Yorgos Lanthimos. Mostra de València

En este ciclo retrospectiva veremos sus colaboraciones con el director Yorgos Lanthimos: «Canino», «Alps», «Langosta», que le valió una nominación al Oscar, y «El sacrificio de un ciervo sagrado», películas que se han convertido, en menos de una década, en clásicos de culto. Así como otras colaboraciones con el cineasta Babis Makridis en «L» o con la directora Athina Rachel Tsangari en «Chevalier». Y es que pocos guionistas han conseguido desarrollar en tan poco tiempo un trabajo tan personal, con unas marcas tan identificables.

Ciclos Homenaje

El festival dedicará en esta edición ciclos a dos valencianos recientemente fallecidos. «Mostra de València no podía dejar de rendir un homenaje a uno de los más grandes productores de la historia del cine español como es Pérez Giner y a uno de nuestros artistas más universales, Carles Santos», afirma Gloria Tello, concejala de cultura del Ayuntamiento de València.

El productor valenciano Josep Anton Pérez Giner, fallecido el pasado mes de abril  en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) a los 83 años, participó en la producción de más de un centenar de películas. Giner se inició como auxiliar a mediados de los años cincuenta, y con el paso de los años se convirtió en una figura clave en el terreno de la producción cinematográfica en España.

Pérez Giner fue socio de Ricardo Muñoz Suay en Profilmes, impulsor del género de terror español de los setenta, protagonista de cruciales cambios en el cine de la Transición y padrino de numerosos cineastas emergentes, a los que dio su primera oportunidad. En palabras del guionista Piti Español, «sin Pérez Giner no se puede explicar la historia del cine español de los últimos cincuenta años».

Fotograma de 'El bueno, el feo y el malo', de Sergio Leone. Mostra de València.

Fotograma de ‘El bueno, el feo y el malo’, de Sergio Leone. Mostra de València.

En su extensa filmografía, de más de un centenar de títulos, destacan trabajos junto a Glauber Rocha, Paul Leduc, Sergio Leone, Vicente Aranda, Eloy de la Iglesia, Joaquím Jordà, Bigas Luna, Ridley Scott, Manuel Gutiérrez Aragón, Ventura Pons o Joseph Losey, entre otros.

En la 33 Mostra de València se podrá ver «El bueno, el feo y el malo» de Sergio Leone; «Juguetes rotos» de Manuel Summers; «La muchacha de las bragas de oro» de Vicente Aranda; «El pico» de Eloy de la Iglesia; «Mones com la Becky» de Joaquim Jordà y Nuria Villazán; «Radiacions» de Judith Colell y «L’Orquestra de les estrelles» de Eduard Cortés.

Resulta imposible etiquetar en una sola disciplina la obra de Carles Santos (Vinaròs, 1940-2017), artista polifacético como pocos. Pianista de formación, no solo compuso e interpretó piezas musicales y obras de teatro, sino que también dirigió y protagonizó diversas películas experimentales desde finales de los sesenta, en las que investigaba sobre el papel de la música y el sonido en la percepción de un film por parte del espectador.

El compositor valenciano Carles Santos. Mostra de València.

El compositor valenciano Carles Santos. Mostra de València.

Durante los años setenta, Santos compuso la música para muchos de los primeros cortometrajes de Pere Portabella, de nuevo experimentando con el concepto de banda sonora y lo que representa, elaborando un discurso que en la gran mayoría de casos no era solo un mero apoyo para las imágenes que se veían en pantalla. Carles Santos formalizó el humor como método de comunicación fílmico y sonoro.

Mostra de València reúne en este ciclo algunos de los cortometrajes en que participó el artista a lo largo de su carrera, sumándose de este modo a los diversos homenajes a su figura que las instituciones valencianas han programado a lo largo de 2018. El ciclo ha sido elaborado con la colaboración del Institut Valencià de Cultura, Films 59 y Fundació Caixa Vinaròs.

Estos ciclos homenaje se suman al repaso a la última hornada cinematográfica hecha en el mediterráneo en su Sección Oficial, la sección informativa y los ciclos sobre el cine negro francés y el nuevo cine palestino, que conforman la 33 edición de Mostra de València-Cinema del Mediterrani.

Efthimis Filippou. Fotografía de Yorgos Lanthimos por cortesía de la Mostra de València.

Efthimis Filippou. Fotografía de Yorgos Lanthimos por cortesía de la Mostra de València.

 

¿Una historia de amor?

Langosta (The Lobster), de Yorgos Lanthimos
Reparto: Colin Farrell, Rachel Weisz, Jessica Barden, Olivia Colman, Léa Seydoux, JohnC. Reilly
Recién estrena en cines

Luis Cernuda, en el inicio de su poema Donde habite el amor, narra la creación del amor como “ya sabéis, los hombres un día sintieron frío. Y quisieron compartirlo. Entonces inventaron el amor”.

Para el poeta, el sentimiento amoroso nace para aliviar la soledad inherente al ser humano y sobrellevar las vicisitudes de la vida.  Paralelamente a la invención del amor, el ser humano crea el matrimonio como institución mínima de unión con el otro para compartir lo contingente de la existencia humana. En principio, el matrimonio y el amor serían dos inventos que se complementan bien. Pero sólo en principio, la experiencia vital y los relatos parecen abocar esta relación a la desintegración.

Fotograma de Langosta, de Yorgos Lanthimos.

Fotograma de Langosta, de Yorgos Lanthimos.

Langosta, el tercer largometraje de Yorgos Lanthimos, nos muestra una sociedad distópica regida de manera déspota y cruel por esa correlación entre el matrimonio y el amor.

En la sociedad de Langosta, la relación matrimonial, sea hetero u homosexual,  se impone como modelo ideal de armonía para la experiencia humana y la convivencia social. Las leyes de esta sociedad obligan a que todo ciudadano deba estar casado. Por ello, los solteros son arrestados y trasladados a un hotel donde tienen 45 días para encontrar pareja.

La mirada de Lanthimos enfoca el matrimonio como una relación monótona, mecánica y alienante. Sin vuelo de pasión, deseo y erotismo. Sin fuego, ni llama. Una obligación social cuya transgresión de la norma lleva al ciudadano fracasado a la transformación en el animal de su elección -de ahí el nombre de la película-  y, al rebelde, a vivir oculto en el bosque hasta ser cazado.

Fotograma de Langosta, de Yorgos Lanthimos.

Fotograma de Langosta, de Yorgos Lanthimos.

La carretera

El universo de Langosta está organizado mediante dos espacios conectados y desconectados por una carretera: la ciudad, el espacio ordenado y civilizado, para los casados; el bosque, el espacio desordenado e incivilizado, para los solteros rebeldes y los animales. Dos espacios formalmente diversos, pero habitados por la misma atmósfera de frialdad que exhala la falta de compromiso verdadero entre los humanos. Una frialdad que congela la llama del amor que pudiera calentar la desabrida existencia humana.

Fotograma de Langosta, de Yorgos Lanthimos.

Fotograma de Langosta, de Yorgos Lanthimos.

Langosta no es una historia de amor, como anuncia el cartel de la película. Es una historia de alienación siniestra y perversa, donde los ciudadanos inadaptados no se unen para rebelarse contra la norma social, sino que esperan a ser cazados y despertarse una mañana, después de un sueño intranquilo, transformados en su animal preferido. Ironía pastiche posmoderna de Lanthimos, que ni siquiera convierte a sus personajes en  monstruosos insectos, como Kafka despierta dramáticamente a Gregorio Samsa.

Fotograma de Langosta, de Yorgos Lanthimos.

Fotograma de Langosta, de Yorgos Lanthimos.

Begoña Siles