Ríen los Dioses en la Galería Paula Alonso

Ríen los Dioses de Paula Rubio Infante
Galería Paula Alonso
C/ Lope de Vega, 29. Madrid
Inauguración: el 23 de enero a las 20h
Hasta el 26 de marzo 2014

Todo lo que estamos viviendo es un sueño, un sueño sobre una pesadilla. Nada más. Y cuando ese sueño se acabe, seremos ceniza” – M.D.Villegas.

La Galería Paula Alonso presenta «Ríen los dioses» exposición individual de Paula Rubio Infante, Premio ARCO 2010 de la Comunidad de Madrid.

El origen del proyecto radica en una serie de dibujos que realizó Manuel Delgado Villegas, “el Arropiero” (1943‐1998), entre los años 70 y 80 durante su confinamiento en el madrileño Centro Asistencial Psiquiátrico Penitenciario de Carabanchel.

Manuel Delgado Villegas fue conocido como “el mayor asesino en serie de la historia española”. Detenido en 1971, se declaró autor de más de 40 homicidios. Estuvo preso 26 años, hasta su muerte de una EPOC. Es el reo que más tiempo ha estado en prisión preventiva, seis años y medio, y el primero al que se le conoce portador de entonces llamado “síndrome del superhombre”, el cromosoma “xyy”.

Manuel Delgado Villegas custodiado por la policía.Pto. de Santamaría, Cádiz, hacia 1971

Manuel Delgado Villegas custodiado
por la policía.Pto. de Santamaría, Cádiz, hacia 1971

Declarado preso “inimputable”, su expediente se perdió y nunca fue juzgado. De todos esos crímenes, la policía solo encontró indicios de que participara en ocho, basándose fundamentalmente en sus propias declaraciones. Por motivos personales y de proximidad sus dibujos pasaron a formar parte constitutiva del imaginario visual de la infancia de la artista y su historia biográfica, en íntimo relato familiar.  El padre de la artista trabajó como funcionario de prisiones en el Psiquiátrico Penitenciario de Carabanchel desde el año 1973 hasta el cierre definitivo del centro en 1985. Percatándose del interés que Manuel Delgado Villegas tenía por la creación visual, el funcionario, también sensible a la práctica artística, le facilitó clandestinamente material de bellas artes. Fruto de esa relación y del intercambio de intereses, Manuel Delgado Villegas le regaló un cuaderno con 17 dibujos y una escultura de yeso. Estas obras de arte han estado desde entonces y hasta el momento en el salón de la casa familiar. El caso de M.D. Villegas, “el Arropiero” es un hito en la historia criminológica española. Se le han dedicado documentales, programas, entrevistas y extensos estudios. Sin embargo, la existencia y el contenido del cuaderno de dibujos del que parte este proyecto, es inédito.

Sobre el telón de fondo que constituye la biografía de Manuel Delgado Villegas, el proyecto Ríen los Dioses es ante todo un intento de acercamiento al “art brut”, “arte marginal” o “arte psicótico”. Estas prácticas artísticas, por las características mentales de sus creadores, están dotadas de una gran carga emocional y los resultados brotan ajenos al orden y preceptos que rigen el “arte integrado”. El proyecto propone, además, una reflexión sobre el contexto donde estos dibujos se realizaron: el Centro Asistencial Psiquiátrico Penitenciario de Carabanchel.

Ríen los Dioses consta hasta el momento de 4 instalaciones de gran formato basadas en diferentes elementos representados por Manuel Delgado Villegas en sendos dibujos originales. El proyecto se completa con una amplia serie de dibujos y maquetas a escala 1:10. Se suma como material de documentación adicional: el cuaderno de dibujos original de Manuel Delgado Villegas y dos extensas entrevistas al funcionario de prisiones D. Jesús Rubio Sarabia y al psiquiatra D. Enrique González Duro ‐realizadas en 2013‐ donde desarrollan una aproximación al tema que nos ocupa desde sus respectivas experiencias profesionales. Para el catálogo se contará con la colaboración del escritor Isaac Rosa, ganador en el 2005 del Premio Rómulo Gallegos por su novela El vano ayer .

Dibujo original de M.D. Villegas, titulado “Ríen los dioses” y realizado en el Psiquiátrico de Carabanchel entre los años 70/80.

Dibujo original de M.D. Villegas, titulado “Ríen los dioses” realizado en el Psiquiátrico de Carabanchel entre los años 70/80. Cortesía de la galería

El objetivo del proyecto es expandir las imágenes bidimensionales realizadas por M. Delgado Villegas hacia las tres dimensiones, en un deseo de reflexionar sobre el contraste entre lo que el resto normalizado denominaríamos “la realidad” y la personal y subjetiva concepción que él tenía de su psique y su entorno, capturada en sus dibujos. Una de estas imágenes da título al proyecto. En ella ilustra una extraña embarcación azul en el centro de un mar de grandes dimensiones. Es muy probable que Manuel tomara el título de este dibujo (“Ríen los dioses”) de la colección de relatos de Jack London “Cuando los dioses ríen”. Su afición al boxeo quizás también nació de la lectura de esta novela, donde se narran las aventuras de un púgil fracasado que, junto con el resto de marineros, intenta sobrevivir en un barco a la deriva. La desesperación hace que se conviertan en auténticos animales salvajes.

Dibujo original de M.D. Villegas realizado en el Psiquiátrico de Carabanchel entre los años 70/80 y esquema/ boceto de la artista. Técnica mixta sobre papel. 29x21 cm

Dibujo original de M.D. Villegas realizado en el Psiquiátrico de Carabanchel entre los años 70/80 y esquema/ boceto de la artista. Técnica mixta sobre papel. 29×21 cm

Meteorismos de Ángel Masip en la New Gallery

Ángel Masip. Meteorismo
La New Gallery
C/ Carranza, 6. Madrid
Inauguración: 18 de diciembre, a las 20h
Hasta el 15 de febrero 2014

Los espacios que habitamos, los entornos que nos rodean, los acontecimientos televisados, el concepto de paisaje, la propia naturaleza… Todo ello entraña un remanente mental que pone en tela de juicio el desenlace natural de las cosas. La duda sobre la certeza de lo fortuito amenaza continuamente nuestra existencia. Diariamente asistimos a un bucle cotidiano que se cierne sobre nosotros con su eterna y trágica pesada carga.

A pesar de la convergencia de las acciones, de los procedimientos para reconducir actitudes, parece que no asistimos a ningún cambio sustancial, que todo sigue su propio curso repitiéndose una y otra vez bajo los designios de su propia melancolía, a través de ese túnel que nos brinda la historia, tal y como apunta Milan Kundera “El crepúsculo de la desaparición lo baña todo con la magia de la nostalgia; todo, incluso la guillotina”.

Al igual que en nuestro entorno, la idea de naturaleza, es decir, la arbitrariedad impuesta por leyes que escapan al dominio humano, es algo que trasciende incluso al propio dominio del concepto. Frecuentemente pasamos por alto ciertas intervenciones, determinadas circunstancias que desvían nuestra percepción y que determinan las acciones que percibimos hacia un terreno enmascarado por la confusión, que las eleva a categorías con las que no se corresponden exactamente. Bajo este mismo paradigma, carece de sentido cualquier voluntad de pretender modificar el desenlace histórico. El propio acontecer natural de las cosas se impone frente a un estéril afán de reorientación.

Ángel Masip. Meteorismo I. 2013. Imagen cortesía de la New Gallery

Ángel Masip. Meteorismo I. 2013. Imagen cortesía de la New Gallery

La disuasión de la propia voluntad es todo un reto para el individuo contemporáneo, voluntad que condiciona cualquier acción, incluso la de evocar un momento o una acción irrepetible, todo un reto desatender el anhelo que abochorna cada instante al que sobrevive la humanidad.

Meteorismo juega con la propia semántica del término y la confusión que este pueda generar, tal y como generalmente sucede con la experiencia artística y su análisis conceptual. Hoy más que nunca, y más allá de lo que a priori nos pueda parecer, la reivindicación de la experiencia espiritual se impone frente a la objetividad del análisis, en aras del conocimiento del yo para poder afrontar los nuevos conflictos y retos que la sociedad contemporánea plantea.

Vista de la exposición

Vista de la exposición Meteorismo. Imagen cortesía de la New Gallery

Héroes grotescos con una visión decadente de la vida

Héroes, superhéroes y ganas de vomitar
Yani Alonso

Twin Gallery
Calle San Hermenegildo 28, Madrid
Inauguración 5 de abril de 19,00 a 21,30 h
Del 5 de abril al 3 de mayo de 2013

 

Esta primera serie de superhéroes es la evolución de un concepto que el artista almeriense lleva desarrollando los últimos 8 años: Game Over. La idea de que “el juego ha acabado” es una reflexión sobre la vida, de cómo desde pequeños nos vemos influenciados de una forma subliminal o intencionada, y de cómo cuando crecemos vemos que formamos parte de ese juego. Un ejemplo que propone son las marcas, que irrumpen en nuestra vida con su presencia en nuestros momentos de felicidad, presentes en nuestros más preciados recuerdos.

“¿Cómo no vas a amar la Coca-Cola si está presente en cada fotografía de cumpleaños? ¿Y la Nocilla o el Nesquik? ¿Cómo no vamos a amar las marcas si se meten en nuestros recuerdos más bonitos?”, reflexiona el artista. Así, Game Over parte de esa idea, del antagonismo amor/odio: “creces, maduras y con el tiempo te enteras de que muchas de las cosas que amabas son una basura: tu familia, antes una fortaleza inexpugnable, se convierte en un castillo de naipes, y Coca-Cola, Nestlé, etc., son multinacionales que arrasan el planeta. Pero lo peor de todo es que dentro de ti hay una parte que las sigue queriendo.

La estética bizarra, grotesca, la búsqueda del absurdo, el surrealismo… mis obras giran en torno a lo mismo, por un lado retrato a personajes horribles, porque somos una especie horrible, pero por otro lado esos personajes decadentes anacrónicos son bellos y los quiero. La cuestión es que el juego ha acabado, y que yo no quiero jugar, por eso repito las frases –NO JUEGO, I DON´T PLAY, CIUDAD PARAÍSO, GAME OVER– porque la idea es siempre la misma: tenemos un regalo que es nuestra propia vida pero nos dedicamos constantemente a estropearnos el plan”, concluye Yani Alonso.

Yani Alonso, Pobre de Mi Fa Sol. Imagen cedida por  Twin Gallery.